29 mayo 2014

El Narcotrafico y la máquina de guerra de Washington - Londres

Entrevista a Peter Dale Scott doctor en Ciencias Políticas, profesor emérito de Literatura Inglesa de la Universidad de California (Berkeley), 
poeta y ex diplomático canadiense.


 Maxime Chaix:  
En su último libro, La Machine de guerre américaine, usted estudia profundamente lo que usted llama la «conexión narcótica global». 
¿Puede aclararnos esa noción?

Peter Dale Scott:
Permítame, ante todo, definir lo que yo entiendo por «conexión narcótica». Las drogas no entran en Estados Unidos por arte de magia. Importantes cargamentos de droga son enviados a veces a ese país con el consentimiento y/o la complicidad directa de la CIA. Le voy a poner un ejemplo que yo mismo cito en La Machine de guerre américaine.

En ese libro yo menciono al general Ramón Guillén Dávila, director de una unidad antidroga creada por la CIA en Venezuela, quien fue inculpado en Miami por haber introducido clandestinamente una tonelada de cocaína en Estados Unidos. Según el New York Times, «la CIA, a pesar de las objeciones de la Drug Enforcement Administration [DEA], aprobó el envío de al menos una tonelada de cocaína pura al aeropuerto internacional de Miami [,] para obtener información sobre los cárteles colombianos de la droga».

En total, según el Wall Street Journal, el general Guillén posiblemente envió ilegalmente más de 22 toneladas de droga a Estados Unidos. Sin embargo, las autoridades estadounidenses nunca solicitaron a Venezuela la extradición de Guillén. Incluso, en 2007, cuando [Guillén] fue arrestado en su país por haber planificado un intento de asesinato contra [el presidente] Hugo Chávez, el acta de acusación contra ese individuo todavía estaba sellada en Miami. Lo cual no es sorprendente, sabiendo que se trataba de un aliado de la CIA.
JPEG - 18.7 KB
Pero la conexión narcótica de la CIA no se limita a Estados Unidos y Venezuela sino que, desde los tiempos de la postguerra, ha ido extendiéndose progresivamente a través del mundo. En efecto, Estados Unidos ha tratado de ejercer su influencia en ciertas partes del mundo pero, siendo una democracia, no podía enviar el US Army a esas regiones. Así que desarrolló ejércitos de apoyo (proxy armies) financiados por los traficantes de droga locales. Ese modus operandi se convirtió poco a poco en una regla general. Ese es uno de los principales temas de mi libro La Machine de guerre américaine.

En ese libro yo estudio específicamente la operación Paper, que comenzó en 1950 con la utilización por parte de la CIA del ejército del KMT en Birmania, [fuerza] que organizaba el tráfico de droga en la región. Cuando resultó que aquel ejército era totalmente ineficaz, la CIA desarrolló su propia fuerza en Tailandia (bajo el nombre de PARU).

El oficial de inteligencia a cargo de esa fuerza reconoció que el PARU financiaba sus operaciones con importantes cantidades de droga.
Al restablecer el tráfico de droga en el sudeste asiático, el KMT –como ejército de apoyo– fue el preludio de lo que se convertiría en una costumbre de la CIA: colaborar en secreto con grupos financiados a través de la droga para hacer la guerra, como sucedió en Indochina y en el Mar de China meridional durante los años 1950, 60 y 70, en Afganistán y en Centroamérica en los años 1980, en Colombia en los años 1990, y nuevamente en Afganistán en 2001.

Los responsables son nuevamente los mismos sectores de la CIA, o sea los equipos encargados de organizar las operaciones clandestinas. Se puede observar como desde la época de la postguerra sus agentes, financiados con las ganancias que reportan esas operaciones con narcóticos, se mueven de continente en continente repitiendo el mismo esquema. Por eso es que podemos hablar de «conexión narcótica global».

Maxime Chaix: En La Machine de guerre américaine, usted señala además que la producción de droga se desarrolla bruscamente en los lugares donde Estados Unidos interviene con su ejército y/o sus servicios de inteligencia y que esa producción disminuye cuando terminan esas intervenciones. En Afganistán, en momentos en que la OTAN está retirando paulatinamente sus tropas, ¿piensa usted que la producción disminuirá cuando termine la retirada?
 image
Peter Dale Scott: En el caso de Afganistán es interesante ver que durante los años 1970, a medida que el tráfico de droga disminuía en el sudeste asiático, la zona fronteriza pakistano-afgana se convertía poco a poco en punto central del tráfico internacional de opio. Finalmente, en 1980, la CIA se implicó de manera indirecta, pero masiva, contra la URSS en la guerra de Afganistán. Por cierto, Zbigniew Brzezinski se jactó ante Carter de haber organizado el Vietnam de los soviéticos. Pero también desató una epidemia de heroína en Estados Unidos. Antes de 1979 sólo entraban a ese país muy pequeñas cantidades de opio proveniente del Creciente de Oro. Pero en un solo año, el 60% de la heroína que entraba en Estados Unidos provenía de esa región, según las estadísticas oficiales.

Como yo mismo recuerdo en La Machine de guerre américaine, los costos sociales de aquella guerra alimentada por la droga aún siguen afectándonos. Por ejemplo, sólo en Pakistán existen hoy, al parecer, 5 millones de heroinómanos. Sin embargo, en 2001, Estados Unidos reactivó, con ayuda de los traficantes, sus intentos de imponer un proceso de edificación nacional a un cuasi-Estado que cuenta no menos de una docena de grupos étnicos importantes que hablan diferentes lenguas.

En esa época, estaba perfectamente claro que la intención de Estados Unidos era utilizar a los traficantes de droga para posicionarse en el terreno en Afganistán. En 2001, la CIA creó su propia coalición para luchar contra los talibanes reclutando –e incluso importando– traficantes de droga que ya había tenido como aliados en los años 1980.

Como en Laos –en 1959– y en Afganistán –en 1980–, la intervención estadounidense fue una bendición para los cárteles internacionales de la droga. Con la agravación del caos en las zonas rurales afganas y el aumento del tráfico aéreo, la producción se multiplicó por más de 2 pasando de 3 276 toneladas en el año 2000 (y sobre todo de las 185 toneladas producidas en 2001, año en que los talibanes prohibieron la producción de opio) a 8 200 toneladas en 2007.
 JPEG - 18.3 KB
Hoy en día es imposible determinar cómo evolucionará la producción de droga en Afganistán. Pero si Estados Unidos y la OTAN se limitan a retirarse dejando el caos tras de sí, todo el mundo sufrirá las consecuencias –con excepción de los traficantes de droga, que se aprovecharían entonces del desorden para [desarrollar] sus actividades ilícitas.

Sería por lo tanto indispensable establecer una colaboración entre Afganistán y todos los países vecinos, incluyendo China y Rusia (que puede ser considerada una nación vecina debido a sus fronteras con los Estados del Asia Central).

El Consejo Internacional sobre la Seguridad y el Desarrollo (ICOS) ha sugerido comprar y transformar el opio afgano para utilizarlo con fines médicos en los países del Tercer Mundo, que lo necesitan con gran urgencia. Pero Washington se opone a esa medida, difícil de poner en práctica sin un sistema de preservación del orden eficaz y sólido.

En todo caso, tenemos que dirigirnos hacia una solución multilateral en la que se incluya Irán, país muy afectado por el tráfico de droga proveniente de Afganistán. Se trata además del país más activo en la lucha contra la exportación de estupefacientes afganos y el que más pérdidas humanas está sufriendo por causa de ese tráfico. Por consiguiente, habría que reconocer a Irán como un aliado fundamental en la lucha contra esa plaga. Pero, por numerosas razones, ese país es considerado como un enemigo en el mundo occidental.

-----------------


“CURIOSO”:
 LA PRODUCCIÓN DE COCAÍNA EN BOLIVIA SE DESPLOMA TRAS LA EXPULSIÓN DE LA DEA NORTEAMERICANA

Después de que la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) fuera expulsada de Bolivia, el país ha sido capaz de reducir drásticamente la cantidad de cocaína producida dentro de sus fronteras.

Según los datos publicados por las Naciones Unidas, la producción de cocaína en el país se redujo en un 11% durante el pasado año, que marca el cuarto año consecutivo de disminución constante.

Fue hace sólo siete años cuando la DEA dejó Bolivia y tan sólo tres años después de eso, ya se ven los progresos y beneficios.

La estrategia empleada por el gobierno boliviano puede ser una sorpresa para muchos prohibicionistas porque no implica ninguna táctica relacionada con la aplicación de “mano dura” ni con un estado policial.

El gobierno de Evo Morales se ha centrado en encontrar cultivos alternativos para los agricultores que les permitan ganar más dinero que el cultivo de coca.
“Bolivia ha adoptado una política basada en el diálogo, donde se permite el cultivo de coca en las zonas tradicionales, junto con el desarrollo alternativo en otros”, afirma Antonino de Leo, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Bolivia.


Fuente: http://theantimedia.org/cocaine-production-plummets-after-dea-kicked-out-of-bolivia/ http://en.institutomanquehue.org/countries/bolivia/with-no-dea-in-sight,-bolivia-keeps-reducing-coca-crops.html

--------------------

Maxime Chaix: En su último libro, La Machine de guerre américaine, usted demuestra que una parte importante de los ingresos narcóticos [de la droga] alimenta el sistema bancario internacional, incluyendo los bancos de Estados Unidos, creando así una verdadera «narconomía». En ese contexto, ¿qué cree usted del caso HSBC?

Peter Dale Scott: Primeramente, el escándalo de lavado de dinero del HSBC nos lleva a pensar que la manipulación de ingresos narcóticos por parte de ese banco pudo contribuir al financiamiento del terrorismo –como ya había revelado una subcomisión del Senado en julio de 2012. Además, un nuevo informe senatorial ha estimado que «cada año, entre 300 000 millones y un millón de millones de dólares de origen criminal son lavados por los bancos a través del mundo y la mitad de esos fondos transitan por los bandos estadounidenses».

En ese contexto, las autoridades gubernamentales nos explican que no se desmantelará HSBC porque es demasiado importante en la arquitectura financiera occidental. Hay que recordar que Antonio María Costa, el director de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Crimen (ONUDC), recordó que en 2008 «los miles de millones de narcodólares impidieron el hundimiento del sistema en el peor momento de la crisis [financiera] global».

En realidad, todos los grandes bancos de importancia sistémica –no sólo el HSBC– han reconocido haber creado filiales (los privates banks) concebidas especialmente para el lavado de dinero sucio. Algunos han pagado fuertes multas, habitualmente mucho menos importantes que las ganancias generadas por el lavado de dinero. Y mientras dure esa impunidad, el sistema seguirá funcionando de esa manera.

Es un verdadero escándalo. Piense usted en un individuo cualquiera arrestado con unos cuantos gramos de cocaína en el bolsillo. Lo más probable es que vaya a la cárcel. Pero el banco HSBC puede haber lavado unos 7 000 millones de dólares de ingresos narcóticos a través de su filial mexicana sin que nadie vaya a la cárcel.

En realidad, la droga es uno de los principales factores que sostienen el dólar, lo cual explica el uso de la expresión «narconomía».

 Los 3 productos que más se intercambian en el comercio internacional son, en primer lugar, el petróleo seguido por las armas y después la droga. 

Esos 3 elementos están interconectados y alimentan los bancos de la misma manera. Es por eso que el sistema bancario global absorbe la mayoría del dinero de la droga. Así que en La Machine de guerre américaine yo estudio de qué manera una parte de esos ingresos narcóticos financia ciertas operaciones clandestinas estadounidenses. Y analizo además las consecuencias que se derivan.

Maxime Chaix: Hace 10 años, la administración Bush emprendía la guerra contra Irak, sin el aval del Consejo de Seguridad de la ONU. ¿Qué balance hace usted de ese conflicto, sobre todo en relación con sus costos humanos y financieros?

Peter Dale Scott: En mi opinión, ha habido dos grandes desastres en la política exterior reciente de Estados Unidos: la guerra de Vietnam, que no era necesaria, y la guerra de Irak, que lo era menos todavía.

En cuanto a los costos humanos y financieros, ese conflicto fue un desastre, tanto para Irak como para Estados Unidos. Pero el ex vicepresidente Dick Cheney acaba de declarar en un documental que él haría lo mismo [que antes] «al minuto».

Sin embargo, el Financial Times estimó recientemente que los contratistas habían firmado con el gobierno de Estados Unidos contratos por más de 138 000 millones de dólares en el marco de la reconstrucción de Irak.

Sólo la empresa KBR, filial de Halliburton –firma que dirigía el propio Dick Cheney antes de convertirse en vicepresidente [de Estados Unidos]– firmó desde 2003 una serie de contratos federales por al menos 39 500 millones de dólares. Recordemos también que a finales del año 2000 –un año antes del 11 de septiembre– Dick Cheney y Donald Rumsfeld firmaron juntos un importante estudio elaborado por el PNAC (el grupo de presión neoconservador conocido como Proyecto para el Nuevo Siglo Americano).

Aquel estudio, titulado «Reconstruir las Defensas de América» (Rebuilding America’s Defenses), reclamaba sobre todo un fuerte aumento del presupuesto de Defensa, el derrocamiento de Sadam Husein en Irak y mantener tropas estadounidenses en la región del Golfo Pérsico, incluso después de la caída del dictador iraquí. A pesar de los costos humanos y financieros de esa guerra, ciertas empresas privadas sacaron cuantiosas ganancias de ese conflicto, como yo mismo analizo en mi libro La Machine de guerre américaine. Para terminar, cuando se ven las gravísimas tensiones que hoy existen en el Medio Oriente entre los chiitas, respaldados por Irán, y los sunnitas, que cuentan con el apoyo de Arabia Saudita y Qatar, tenemos que recordar que la guerra contra Irak tuvo un impacto muy desestabilizador en toda esa región…



Su primer libro traducido al francés, The Road to 9/11, fue publicado en septiembre de 2010 por Demi-Lune bajo el título La Route vers le Nouveau Désordre Mondial [El Camino hacia el Nuevo Desorden Mundial] y le valió los elogios del general de la fuerza aérea francesa Bernard Norlain en el número 738 de la Revue Défense Nationale (marzo de 2011). 
Su más reciente libro, La Machine de guerre américaine [la Máquina de Guerra de Estados Unidos], fue publicado en francés por Éditions Demi-Lune en octubre de 2012 y también fue recomendado por el general Norlain en el número 757 de la Revue Défense Nationale (febrero de 2013).

Peter Dale Scott publica artículos en la web de Red Voltaire.

----
 

El New York Times finalmente admite que Gary Webb estaba en lo cierto respecto a la operación de la Contra y el tráfico de cocaína

11 de Octubre de 2014 — 

Robert Parry destacó en Consortium News que el domingo 5 el diario New York Times publicó una reseña de la película Kill the Messenger (Mata al mensajero), en la que finalmente el diario admitió que el reportero Gary Webb del diario San José Mercury News, a quien el New York Times ayudo a vilipendiar y que lo llevo al suicidio, tenía razón.

"Cerca de tres décadas desde que salieron las historias por primera vez en 1985 acerca del tráfico de cocaína de los Contras nicaragüenses, finalmente el New York Times admitió que las denuncias eran ciertas, aunque este reconocimiento tardío apareció enterrado en la reseña de una película en el periódico del domingo.

"La reseña se trata de la nueva película, Kill the Messenger [que se estrenó el 10 de octubre], la cual revive las acusaciones a la Contra sobre la cocaína en el contexto de la trágica historia del periodista Gary Webb, quien a su vez había retomando las acusaciones en 1996, sólo para que el New York Times y otros periódicos importantes lanzaran una vendetta en su contra que destruyó su carrera y en última instancia lo llevó al suicidio...

"Así que fue un buen detalle, que el Times planteara francamente que el escándalo que durante mucho tiempo se negó, realmente si ocurrió, aunque la declaración haya aparecido escondida en la reseña de una película que apareció en la página AR-14 de la edición de Nueva York. Y el comentarista del Times aún no puede afrontar el hecho de que su periódico formó parte de una pandilla que agredió a un periodista honesto quien en realidad tenía la historia correcta".

Como periodista de la agencia Associated Press en la década de 1980, Parry fue uno de los primeros en exponer la operación de tráfico de cocaína de la Contra nicaragüense, y en la década de 1990 fue uno de los pocos que, junto con la revista Executive Intelligence Review (EIR), defendió a Webb en contra de los sicarios, específicamente, del Times, del Washigton Post, y del Los Angeles Times.





----

La CIA confirma que no usará falsas campañas de vacunación en sus operaciones CIA???
 http://4.bp.blogspot.com/-g7I9SglaiIU/UjJtUTLKREI/AAAAAAABLe4/fqWZMAnafJw/s1600/5158588-word-cloud-concept-illustration-of-cia-central-intelligence-agency.jpg
 La técnica se utilizó durante la búsqueda de Osama bin Laden (pero si ya estaba muerto¡¡¡¡. 

Un falso programa contra la polio se implementó para obtener el ADN de Osama. 

Las campañas son una tapadera para operaciones de espionaje. 

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos. estableció una norma de trabajo en agosto de 2013:

 La nueva norma de la CIA la estableció el actuar director, John Brennan Así lo confirmó a Efe el portavoz de la CIA,
 
Dean Boyd, quien precisó que la agencia ha hecho pública esta nueva norma para no dar argumentos a los terroristas que 'justifican' sus ataques a los cooperantes en que las campañas de vacunación en países como Pakistán son realmente una tapadera para operaciones occidentales de espionaje(pues era verdad).

La nueva norma de la CIA la estableció el actuar director, John Brennan, después de recibir las quejas de destacados responsables de la sanidad pública estadounidense.

 Los decanos de doce facultades de salud pública escribieron una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en enero de 2013 para protestar por la operación en la que la CIA usó al médico paquistaní Shakil Afridi para conseguir muestras de ADN que pudieran confirmar la ? presencia de Bin Laden ? en la zona a través de una falsa campaña de vacunación contra la polio en Abbottabad.

Esa controvertida operación fracasó y Afridi fue condenado por traición a 23 años de cárcel.

Consecuencias "Encubrir operaciones de inteligencia con servicio público humanitario ha provocado consecuencias colaterales que han afectado a toda la comunidad de la salud pública", escribieron los decanos en una misiva al presidente, según una información que publicó en exclusiva The Washington Post en la madrugada de este martes. La nueva norma de la CIA rige en todo el mundo Según confirmó a Efe una portavoz de la Casa Blanca, el Gobierno respondió a los decanos el pasado viernes y prometió que la CIA no repetirá ese tipo de prácticas. "La agencia no hará uso de los programas de vacunación para sus operaciones, lo que incluye a todos los trabajadores de estas campañas. Tampoco buscará obtener o utilizar -para sus operaciones- las muestras de ADN o de otro material genético recabadas con estos programas", promete el Gobierno en su carta. La misiva es firmada por la asistente en Seguridad Nacional de la Administración de Obama, Lisa Monaco, según confirmó a Efe la portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Caitlin Hayden. "La nueva norma de la CIA rige en todo el mundo, y tanto para ciudadanos estadounidenses como para los que no lo son. Como dice la carta, la Administración apoya completamente esta norma, que demuestra nuestro apoyo a la salud global y nuestro compromiso continuo con la erradicación de la polio", explicó Hayden.

Ver más en: http://www.20minutos.com/noticia/13426/0/cia-no-usara/falsas-campanas-vacunacion/operaciones/#xtor=AD-1&xts=513357

---------- - - - - - - - - - - - - - - - ----------------------
2014:
¿Se acuerdan de cuando Venezuela y Bolivia expulsaron la DEA de sus países, acusándola de espionaje? 
Pues tenían razón…
La CIA confirma que no usará falsas campañas de vacunación en sus operaciones CIA Logotipo de la CIA, la central de inteligencia de los EE UU. (ARCHIVO) La técnica se utilizó durante la búsqueda de Osama bin Laden. Un falso programa contra la polio se implementó para obtener el ADN de Osama. Las campañas son una tapadera para operaciones de espionaje. Compartir EFE. 20.05.2014 - 19:33h PST La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos. estableció una norma de trabajo en agosto de 2013 por la que se comprometió a no volver a usar en sus operaciones falsas campañas de vacunación, como ocurrió hace tres años durante la búsqueda del ahora fallecido líder de Al Qaeda, Osama bin Laden. La nueva norma de la CIA la estableció el actuar director, John Brennan Así lo confirmó a Efe el portavoz de la CIA, Dean Boyd, quien precisó que la agencia ha hecho pública esta nueva norma para no dar argumentos a los terroristas que 'justifican' sus ataques a los cooperantes en que las campañas de vacunación en países como Pakistán son realmente una tapadera para operaciones occidentales de espionaje. "Es importante recordar que los grupos militantes tienen una larga historia de ataques a los cooperantes que desempeñan tareas humanitarias en Pakistán y que esos ataques comenzaron años antes de la redada al complejo donde vivía Bin Laden y años antes de las informaciones periodísticas sobre campañas de vacunación patrocinadas por la CIA", defendió el portavoz de la agencia. La nueva norma de la CIA la estableció el actuar director, John Brennan, después de recibir las quejas de destacados responsables de la sanidad pública estadounidense. Los decanos de doce facultades de salud pública escribieron una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en enero de 2013 para protestar por la operación en la que la CIA usó al médico paquistaní Shakil Afridi para conseguir muestras de ADN que pudieran confirmar la presencia de Bin Laden en la zona a través de una falsa campaña de vacunación contra la polio en Abbottabad. Esa controvertida operación fracasó y Afridi fue condenado por traición a 23 años de cárcel. Consecuencias "Encubrir operaciones de inteligencia con servicio público humanitario ha provocado consecuencias colaterales que han afectado a toda la comunidad de la salud pública", escribieron los decanos en una misiva al presidente, según una información que publicó en exclusiva The Washington Post en la madrugada de este martes. La nueva norma de la CIA rige en todo el mundo Según confirmó a Efe una portavoz de la Casa Blanca, el Gobierno respondió a los decanos el pasado viernes y prometió que la CIA no repetirá ese tipo de prácticas. "La agencia no hará uso de los programas de vacunación para sus operaciones, lo que incluye a todos los trabajadores de estas campañas. Tampoco buscará obtener o utilizar -para sus operaciones- las muestras de ADN o de otro material genético recabadas con estos programas", promete el Gobierno en su carta. La misiva es firmada por la asistente en Seguridad Nacional de la Administración de Obama, Lisa Monaco, según confirmó a Efe la portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Caitlin Hayden. "La nueva norma de la CIA rige en todo el mundo, y tanto para ciudadanos estadounidenses como para los que no lo son. Como dice la carta, la Administración apoya completamente esta norma, que demuestra nuestro apoyo a la salud global y nuestro compromiso continuo con la erradicación de la polio", explicó Hayden.

Ver más en: http://www.20minutos.com/noticia/13426/0/cia-no-usara/falsas-campanas-vacunacion/operaciones/#xtor=AD-1&xts=513357