12 septiembre 2018

La ciencia tan corrupta como la politica

PERO CON MENOS RUIDO MEDIATICO:



"EMINENCIA" CORRUPTO HASTA LAS CEJAS:
El prestigioso oncólogo José Baselga.
El prestigioso oncólogo José Baselga. Juliana Thomas Memorial Sloan Kettering Cancer Center


El español Baselga, eminencia del cáncer y médico de Lequio, no declaró varios millones de dolares


El término conflicto de interés puede no ser conocido para la gran mayoría de la población, pero lo es -o, al menos, ha de serlo- para cualquiera que se dedique a la investigación. Es el caso del español José Baselga, una de las mayores eminencias en el tratamiento del cáncer de mama del mundo y actual director médico del uno de los centros oncológicos más prestigiosos, el Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC). 

El conflicto de interés se incluye en cualquier estudio publicado en una revista científica seria, para que el lector sepa si los autores han recibido dinero que, de alguna forma, pueda comprometer los resultados de la investigación. 

Según desvela este sábado el diario The New York Times y la web de investigación periodística ProPublica, el oncólogo español -del que se ha hablado últimamente al haberle mencionado Alejandro Lequio como una de las razones para mandar a su hijo Álex a tratarse de su cáncer el MSKCC- habría fracasado estrepitosamente en su declaración de conflicto de intereses, al haber omitido declarar cobros de millones de dólares por parte de laboratorios farmacéuticos, que le habrían pagado -todo legal- por labores de asesoría y por adquirir compañías participadas por el médico.

Uno de los ejemplos que cita el artículo es el laboratorio Roche, que habría abonado por estas labores a Baselga alrededor de tres millones de dólares que el investigador no habría mencionado en sus declaraciones de conflictos de interés en distintos artículos. En ningún momento se cuestiona que esos pagos sean legales o lícitos, sino que se pone el foco en que no los hizo públicos cuando tenía que haberlo hecho.......

https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20180908/espanol-baselga-eminencia-lequio-declarar-millones-dolares/336466896_0.html

-----------------------

Cabe señalar que la ciencia del siglo XXI es un tipo de ciencia diferente de la ciencia moderna de los siglos XVII al XX: 
“se ha producido una transformación global, radical irreversible y estructural, en la forma en que la ciencia se organiza y se implementa” (Ziman, 1994).
 
 Alrededor de 1950, Derek Price descubrió que la ciencia moderna había crecido de manera exponencial, y predijo que el carácter de la ciencia iba a cambiar durante la última parte del siglo XX hasta el punto en que dicho crecimiento se hiciera imposible. 
 
Un aspecto de este cambio es que el ethos científico ya no se corresponde con las tradicionales normas de imparcialidad mertonianas[3] y con la divulgación pública; se ha subordinado a los valores corporativos
 
Las normas mertonianas hacían que la ciencia fuese fiable; las nuevas normas descritas por Ziman no lo hacen. Como afirma Ziman, a los científicos se les recompensaba tradicionalmente ​​por la práctica del comunitarismo, el universalismo, la imparcialidad, la originalidad y el escepticismo. 
 
En el mundo corporativo, los científicos son recompensados ​​en el puesto de trabajo por los resultados que son de propiedad exclusiva, limitados, bajo imposición de una autoridad, por encargo y realizados por expertos.

06 agosto 2018

FUTBOL e INGENIERIA SOCIAL ....AQUI no hay recortes

Algunos califican al fútbol de "plaga emocional" o de "peste delirante" en donde la selección nacional, se convierte en portadora de un patrioterismo ramplón. (aunque sus estrellas intenten, si pueden, no pagar a hacienda y colocar su dinero en algun paraiso fiscal extranjero).
Las lacras del futbol han sido agravadas "espectacularmente" con la globalización.


Como y porque empezó este enorme esfuerzo economico en la construccion multimillonaria de cientos de estadios en todo el planeta ?

Que fin tiene esta inmensa cantidad de recursos dedicados a algo tan superfluo e infantil como ver deportes que no practicas. (lo mismo podriamos decir de las peliculas de Hollywood y otros metodos en que lo menos importante es la diversion,) ..

El video de arriba puede aclararnos este aspecto asi como los parrafos e informacion que sigue:

Tenemos que despertar y olvidarnos de distracciones gladiatorias.



------------------------------------------


EL FUTBOL UNA PESTE EMOCIONAL
 


¿Qué mecanismo hace que condenemos la corrupción de un político pero aplaudamos la estafa de un futbolista?

Desde su primera publicación este ensayo se convirtió en el centro de los debates más encendidos en Francia y pronto traspasó sus fronteras convirtiendo a sus dos autores en asiduos conferenciantes, articulistas o invitados en una discusión ineludible.

Como la fuerza y la influencia del fútbol en la sociedad actual ha servido como catalizador de los peores comportamientos, siendo su capacidad de atracción suficiente para ocultar acciones oscuras, delictivas, corruptas, de forma que el fútbol ha sustituido en muchos casos la idea de política, arte, arquitectura, ética y otras corrientes de pensamiento, y con ello ha ido embruteciendo y restando poder a la razón por la que toda sociedad aspirar.

En una época en que la construcción de un estadio, cuyos costes, en un despilfarro absoluto, sobrepasan los cientos de millones de euros, es celebrado con algarabía, en una época en que la corrupción es motivo de frustración y enfado, se pide condonar las deudas de esas estrellas, erigidas en héroes que son los futbolistas por no pagar sus impuestos y se celebra la puesta en libertad de dirigentes que han robado e incluso se les eligen para cargos públicos, en una época en la que se combaten las dictaduras, el racismo, la insolidaridad;, el fútbol se ha convertido en refugio de muchas de estas actitudes, suavizando su efecto negativo y concediéndoles un aura de falsa respetabilidad.

En definitiva, en una época donde el fútbol ha contagiado como una peste las ideas y la razón contaminando con su efecto muchas lacras que deberíamos estar combatiendo, este libro es un alegato para combatirlas y darnos cuenta que necesitamos retirar los velos que nos impiden ver sus efectos en el pensamiento contemporáneo.



------------------------------------------------------------------




EN QUE SE PARECEN MEXICO y ESPAÑA ....Y OTROS PAISES ?:


Desde la utilización que le dio el nazismo en los años treinta, como herramienta de propaganda política para obtener aunque sea una momentánea unión nacional detrás de los gobiernos, no la hemos abandonado.

DECIDME, ? QUE COMENTAN LAS MASAS ? 
Lo de siempre ...GOLLLLLLLLLLL....

No es necesario recordar la promoción del deporte de Estado por Mussolini, Hitler o Stalin, o lo que fue para la dictadura el Mundial de Fútbol que Argentina ganó en Buenos Aires, mientras fuera de los estadios desaparecían decenas de miles de los mejores jóvenes y otros luchadores, entre ellos cientos de deportistas y atletas profesionales.

Ese fútbol donde unos cuantos sobrepagados juegan ante millones de personas que jamás podrán practicar un deporte porque no tienen salarios ni alimentación suficientes, ni tiempo libre al terminar sus trabajos extenuantes y mal pagados, y por eso simplemente miran la caja idiota.
Como en la época de los emperadores romanos, se da pan y circo para que la gente no piense o, mejor dicho, que piense en cosas sin importancia, creyendo participar y ser sujeto en un espectáculo promovido por los dueños del poder para controlar incluso los sentimientos y dar una falsa sensación de alegría a las víctimas del capital, desviando su atención de las crisis, las matanzas, los asesinatos semanales con drones, la desocupación, las hambrunas, la explotación y la opresión.http://www.7canibales.com/wp-content/uploads/2013/01/chicote-445x254.jpg

En la presente copa mundial, los patrocinadores (bebidas, ropa deportiva, automóviles, etc.) han pagado cientos millones de euros. Y los derechos de difusión por televisión y telefonía móvil, adquiridos por casi 200 países, se han vendido por cantidades estratosfericas.

La FIFA dispone de un presupesto SUPERIOR al de un país como Francia, y espolea el proceso de liberalización económica del fútbol.

Adidas, Nike, Puma y Umbro inundan el planeta con sus mercancías-fetiche: botas, camisetas, balones, fabricados en las zonas más empobrecidas del mundo, por obreros sobreexplotados.

Una camiseta deportiva, que cuesta en España unos 75 euros, equivale a tres meses de sueldo de un niño-trabajador de la India.


Algunos equipos se cotizan ahora en Bolsa como cualquier valor.

De modo que lo que está en juego en ciertos partidos, sin que lo sepan los aficionados ni los futbolistas, es el alza o la bajada del precio de la acción del equipo-empresa.

Por ambición de lucro, muchos millonarios invierten en clubes de fútbol. Como por ejemplo en la Liga inglesa. El más conocido es el ruso Roman Abramovich -el ciudadano de menos de 40 años más rico del mundo (14 mil millones de euros)-, propietario del Chelsea. O el multimillonario estadounidense Malcolm Glazer comprador, por más de mil millones de euros, del Manchester United.

El objetivo de estos inversores es el de aumentar al máximo la rentabilidad. Imitando el modelo del capitalismo deportivo norteamericano.

Resultado de esta globalización del fútbol inglés (que quieren imitar las demás Ligas europeas): los equipos británicos o Españoles acaparan a los grandes jugadores mundiales.
Revés de la medalla: algunos de los conjuntos más célebres, como el Arsenal, no alinean a NINGUN jugador inglés.

El mercado, el dinero y la ausencia de escrúpulos están imponiendo en el fútbol la ley del más rico. Aunque -por un mes- el mundial haga ilusión, el autentico patriotismo, el de las marcas privadas se está imponiendo.

A veces se califica de "opio del pueblo" a la religión para subrayar su función alienante y su vocación de distraer a la gente de la explotación a la que es sometida.Los mismos que se envuelven en la bandera y gritan por el triunfo de "su" equipo , seran casi los mismos que mediante el miedo seran llevados a una guerra cualquiera por un caudillo cualquiera.

Mientras "el mercado" nos devuelve cien años atras, nosotros seguimos pegados a la pantalla de embrutecimiento masivo.
 --------------------------------------
MARADONA PAGO CARO DENUNCIAR LA PODREDUMBRE DE LA FIFA

Maradona se ganó la animosidad de la FIFA por hacer algo impensable, digamos: denunciar a los cuatro vientos que esa banda de rufianes que había organizado al fútbol alrededor de cuatro letras, se comportaba como una mafia sonriente con todo el poder del mundo, sin oposición o control posible.
Muchos se preguntan, de no haber sido Maradona el enemigo declarado de la FIFA si su carrera habría sido truncada de forma tan escandalosa por aquel positivo a la endorfina, en 1994.
 http://4.bp.blogspot.com/_TGisiI_dI2E/TN-gicTpz9I/AAAAAAAADWw/8Nz4_GzNIMM/s1600/1.Maradona%2BHegarty%2B1979.jpg
No era el primero, no sería el último en dar alterado en un test de doping. Con Maradona, el bocón, el bastardo, no hubo atenuante posible. La FIFA sonreía.

Hoy, rebelarse contra la FIFA es prácticamente imposible si quieres patear balones de manera profesional. El organismo tiene impunidad para, por ejemplo, no pagar impuestos y derogar leyes vigentes en los países donde celebra sus torneos si estas afectan sus intereses económicos-------------------------

"La barbarie deportiva. Crítica de una plaga mundial" de Marc Perelman - LIBRO
http://4.bp.blogspot.com/-clugFJ1f2Os/VBBuZs27UHI/AAAAAAAAEdg/Qi6iUDim9Z4/s1600/La%2Bbarbarie%2Bdeportiva.%2BCritica%2Bde%2Buna%2Bplaga%2Bmundial%2B%E2%9C%86%2BMarc%2BPerelman%2B%C2%A9%2BMultiSignos.jpg

El deporte como expresión moral e ideológica del capitalismo


En pocos decenios, el deporte se ha convertido en una potencia mundial ineludible, la nueva y verdadera religión del siglo XXI.

Su liturgia singular moviliza al mismo tiempo y en todo el mundo a inmensas masas agolpadas en los estadios o congregadas ante las pantallas de todo tipo y tamaño que los aficionados visualizan de manera compulsiva. Estas masas gregarias, obedientes, muchas veces violentas, movidas por pulsiones chovinistas, a veces xenófobas o racistas, están sedientas de competiciones deportivas y reaccionan eufóricas a las victorias o a los nuevos récords, mientras permanecen indiferentes a las luchas sociales y políticas, sobre todo la gente joven.

La propia organización de un deporte de alcance planetario, fundamentado en un orden piramidal opaco, se ha erigido y consolidado como un modo de producción y reproducción socioeconómico que lo invade todo.

El deporte, convertido ya en espectáculo total, se afirma como el medio de comunicación exclusivo, capaz de estructurar en toda su profundidad el día a día de millones de personas, desde la fisonomía de las ciudades, hasta los ritmos de trabajo y la estructuración del tiempo libre.

El nuevo récord, la mejora del rendimiento, el sometimiento del cuerpo por encima de los límites humanos, se convierte en la base del espectáculo, en su única motivación, en el fin que lo justifica todo, por lo que el dopaje y las intervenciones-agresiones en el cuerpo del atleta se han convertido en la normalidad de un deporte que juega al escondite con los controles antidoping, mientras los deportistas se lanzan a una carrera alcocada contra su propia vida.
Apisonadora aniquiladora de la Modernidad decadente, el deporte-espectáculo lamina todo a su paso y deviene el proyecto de una sociedad sin proyecto.
 http://www.obiwi.fr/uploads/photos/userfiles/187/187-1196935850-foot---465fx349f.JPG
 "El fútbol como peste emocional, hemos querido insistir en sus efectos psicológicos a nivel de las masas. Las pasiones deportivas no son, en efecto, anodinas emociones colectivas (...) sino cabalmente la expresión de una patología social pandémica"

 « Le football-spectacle n'est (...) pas simplement un ''jeu collectif'', mais une politique d'encadrement pulsionnel des foules, un moyen de contrôle social qui permet la résorption de l'individu dans la masse anonyme, c'est-à-dire le conformisme des automates ».

Jean-Marie Brohm y Marc Perelman, "Le football, une peste émotionelle". 
Paris, Verdier, 2006; página 29.

 

 
 COMPETITIVIDAD - DARWINISMO SOCIAL 
como metodo de control de las masas. 

Reinoid Niebuhr afirmaba que "la racionalidad es una técnica, una habilidad al alcance de muy pocos, mientras que la mayoría de la gente se guía por las emociones". Es aquí donde las estrategias propagandísticas atacan:

directas a movilizar al rebaño a través de las emociones sin permitirles una tregua para que no pongan en marcha el "peligroso" raciocinio.

El fútbol tiene hoy idéntica función. Por eso la globalización quisiera condenarnos, en cierto modo, a fútbol perpetuo. Para domesticarnos. Para que nunca despertemos de la nueva enajenación. ¿Hasta cuándo nos dejaremos?

Inspirado en un articulo de LE MONDE DIPLOMATIQUE - futbol perpetuo : Ignacio Ramonet

---

Los jugadores son comprados y vendidos entre clubes y países; su étnia, nacionalidad, cultura o lealtades nominales se vuelven irrelevantes cuando usan una camiseta bien pagada, como es pago el árbitro y todas las atroces multinacionales que esconden sus negocios y grotescos productos tras éste tráfico de mercancías y personas [5]
Sobre todas estas cosas se alzan acaso aún más oscuras las masacres policiales, la promoción de los gobiernos (incluyendo dictaduras fascistas o fascistoides - ejemplo: la infame argentina en 1978 [6]
y casi irónicamente hecha eco por el oficialismo en la actualidad, que argumenta que las victorias futbolísticas demuestran la "Superioridad" (!) física e ideológica de la nación[7]),
 la legitimación del imperialismo, la hipocresía de la "diversidad cultural y derechos humanos en sana competencia" (el mismo discurso que se usó para los juegos olímpicos de la Alemania Nazi en 1936 [8])
 y la exponencial presencia de un chauvinismo xenófobo y vulgar. El magnetismo del fenómeno futbolístico es tal que el circo romano (los estadios son copias del coliseo, las cadenas superponen a los jugadores con gladiadores [9]) parece poder reemplazar, por sí sólo, al proverbial pan que debió haberlo acompañado.

Cualquier partido de barrio es más legítimo que éste espectáculo en el que veintidos juegan en la luz y millones mueren en las sombras



----- -----------------

10/9/14


La barbarie deportiva. Crítica de una plaga mundial

Luis Roca Jusmet   |   
 El deporte, las olimpiadas, el fútbol, son temas tabú. Nadie se atreve con ellos, ni siquiera la izquierda. Forman parte de un consenso intocable, que solo admite críticas parciales y puntuales. No se entra en una crítica radical de lo que significa su influencia. Nadie hasta ahora había planteado la importancia que tiene este fenómeno dentro del capitalismo global y de la sociedad del espectáculo que la envuelve. Nadie ha denunciado los indecentes negocios que se mueven a su alrededor. La transformación del cuerpo en una máquina de la que solamente importan los resultados. El dopaje como esencia del deporte competitivo. El COI como poder supranacional como poder oligárquico que domina sobre los gobiernos y las gentes.

Los megaproyectos olímpicos como transformación de la ciudad centrada en el estadio como elemento central Todo esto es lo que nos señala el valiente libro de Marc Perelman, que desde hace décadas ha desarrollado en Francia un trabajo crítico sobre el tema del deporte competitivo, la hegemonía del fútbol y el imperialismo de las Olimpíadas. Totalitarismo de una sociedad sin Ideal. El único proyecto para una sociedad nihilista, la religión del siglo XXI como auténtico fenómeno de masas. Todo como instrumento, por supuesto, de homogneización y unificación de las grandes ciudades del proyecto capitalista global.

El libro, siguiendo este hilo conductor de crítica global, va analizando diferentes aspectos. El primer capítulo trata sobre como se muestra la verdadera naturaleza autoritaria de los Juegos Olímpicos en Berlín (1936), Moscú ( 1980)y el Mundial de Fútbol de Argentina (1978). O todavía más radicalmente, las Olimpiadas de Berlín de 1936 como plataforma de justificación y promoción del proyecto del nazismo hitleriano. Después entra en el caso concreto de China, donde hace una análisis exhaustivo sobre como el proyecto olímpico destruyó el Pekín arquitectónico tradicional al servicio de una arquitectura monumentalista como muestra del "milagro económico chino". Continúa con un análisis de la carta Olímpica como un documento regido por una concepción antidemocrática y jerárquica que coloca al Comité Olímpico Internacional como institución de poder global al servicio del deporte competitivo, es decir de una promoción del deporte como una máquina contra el cuerpo y la salud al servicio de récords. Promocionando, en la práctica, el nacionalismo más cutre, sectario y violento. Se trata de jugar para ganar y la preparación de los atletas es una inversión de la que solo interesan los resultados, aunque sea a costa de la vida y de la salud de los deportistas., transformados en autómatas deshumanizados. El deporte-competición, del que se ocupa el siguiente capítulo, es así un elemento de identificación nacional, que crea comunidades emocionales violentas y sectarias, dominada por las pulsiones más primarias y agresivas. Todo ello nos conduce a la misma pregunta sobre el deporte, el saber si es tan viejo, como a veces se nos hace creer. Pero el deporte moderno, como señaló Marx, aparece con el capitalismo. Ambos lo hacen en el mismo marco, el de Gran Bretaña. Siguen el modelo de la empresa y son un elemento de distinción de la burguesía contra las decadentes instituciones de la nobleza militar. Hay también una relación con la industrialización, al imaginar al atleta como un máquina, del que hay que optimizar las piezas y los mecanismos. Lo que sorprende, continúa Perelman, es el olvido de la crítica al deporte y a sus instituciones, incluso en el mayo del 68 o en pensadores de la sociedad disciplinaria como Michel Foucault. Y lo absurdo de la cuestión es que los intelectuales de izquierdas más elitistas critican a los no elitistas precisamente porque se atreven con el deporte y el fútbol.
El campeón del deporte competitivo no cae ocasionalmente, coyunturalmente en el dopaje. El dopaje forma parte de la esencia del deporte competitivo, es su consecuencia lógica. La droga y la adicción son su verdad mortífera, que les conduce a veces a la muerte o a terribles enfermedades como la E.L.A. Bien que aprendieron los países occidentales de los sistema de entrenamiento, cercano a la torturas, d elos campos de entrenamiento de atletas de la R.D.A.
Otro tema desarrollado es la relación entre el deporte y la cultura de la imagen que nos invade. La metáfora es el estadio-pantalla. Es el imaginario de la pantalla. Hay una mediatización del deporte y una deportivización de los media. Hay toda una normativa estética que se introduce bajo esta dinámica dominante. Vamos así hacia una civilización del valor-trabajo deportivo, nos dice Perelman. Su hipótesis final es que "la actualidad del espacio y el tiempo de la sociedad están atravesados por el deporte y quizás se hayan vuelto dependientes de éste, debido a varios fenómenos articulados entre sí : su irresistible ascensión, bajo la hegemonía del fútbol, que envuelve el planeta por sí solo y se instala en cada hogar, cuando no el interior de cada individuo, a través de la mediatización televisiva de las competiciones deportivas: la asimilación en su empresa de todos los lados malos, derivas y excesos ( dinero, violencia, dopaje..), que en la actualidad constituyen los cimientos en tanto devenir-deporte del mundo.” El deporte, en definitiva, “como confluencia de los aspectos más detestables de la sociedad.”
La crítica de Marc Perelman es, como podemos ver, muy radical, y el tono muy agresiva. ¿ Se ha pasado ? Pues no lo sé pero lo que sí sé es que hacia falta un libro como éste. Si se ha pasado, ya equilibraremos. Pero más vale pasarse que callarse, que es lo que se ha hecho y se sigue haciendo desde los sectores críticos. Bienvenido, por tanto, este libro como introductor de la crítica al deporte. Crítica desde el conocimiento, el trabajo serio y una concepción emancipadora.
Lo que sí me parece es que para profundizar y ampliar esta crítica deberíamos recurrir a otra “caja de instrumentos” teórica que la que utiliza Perelman. La Escuela de Frankfurt dijo cosas interesantes y que mantienen su actualidad. Pero la concepción de Marcuse de una cultura no represiva me parece que debe ampliarse en otro registro. Registro al que pueden ayudarnos por ejemplo, Castoriaids o Zizek. O la misma concepción de la biopolítica de Foucault. El horizonte, en todo caso, está abierto por este excelente ensayo de Perelman. Un libro que no hay que perderse, sin duda, para entender el mundo en que vivimos desde una perspectiva emancipatoria.
La barbarie deportiva. Critica de una plaga mundial. Marc Perelman (traducción de Federico Corriente) Barcelona: Editorial virus, 2014


---

 El Fútbol y el cine no son deportes y ocio.

No pasa nada por relajarse con ellos, pero tienes que saber qué está detrás. Están prefabricados por masones para el control mental de las masas. El Fútbol nació en la Taverna Franmasona de Inglaterra. Los imperialista son especialistas en dividir, para eso crearon el dinero, el fútbol, los Juegos Olímpicos, y  tantas chorradas que ocupan la débil y vulnerable mente de los borregos. Con el mundial provocan division, crean geosentimiento, nacionalismo, discusión, distracción vana, boludeces..

 El fútbol ha sutistuido a la caza y la guerra. Los siervos de la gleba se pintan como indios primitivos y sacan lo peor de sus almas para expresar su pasión dualistas por "sus" equipos. El caso es dividir, distraer, dormir y hablar de todo, menos de lo más importante, de su miserable vida esclava


Este futbol es el máximo narcótico actual y es frenéticamente consumido en todo el mundo.

El formidable historiador británico Eric Hobsbawm ha señalado cómo el fútbol muestra el conflicto esencial de la globalización:
En que se ha convertido cada Copa del Mundo? En un megaespecial de televisión de un mes de duración con estrellas que son el equivalente futbolístico de megaestrellas de Hollywood.

El fútbol es la mayor industria del entretenimiento global –y también un imán para el lavado de dinero-.
¿Cuánto vale el futbolista del mundo del año, Lionel Messi de Argentina? ¿150 millones de dólares, 200 millones, 300 millones?


Vosotros jugáis, nosotros cobramos
El destacado escritor uruguayo Eduardo Galeano, dijo una vez:
La FIFA es el FMI del fútbol”.

De manera muy parecida al Fondo Monetario Internacional, la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol es obscenamente rica, extremadamente poderosa y está dirigida como un club hiperexclusivo.
La FIFA se fundó en 1904. Sólo 310 personas trabajan en la sede en Zúrich. Y sólo unos 1.000 trabajan en los asombrosos 208 países miembros (“sólo” 192 naciones son miembros de la ONU, que emplea a más de 40.000).

Los 24 miembros del consejo de la FIFA –a los que paga unos 50.000 dólares al mes– pasan su precioso tiempo viajando por el mundo y haciendo tratos con Estados-naciones y corporaciones. De un modo muy similar al FMI, la rotación de personal es mínima. (a pesar de que el FMI nos pide una "flexibilidad" absoluta en nuestro mileurista trabajo.

La mayoría de los empleados de la FIFA han ocupado sus puestos durante más de 15 años.
La FIFA es responsable de la comercialización de cada producto vinculado al fútbol profesional, el patrocinio y los derechos de la televisión. Está en el epicentro de un mercado de 250.000 millones de dólares.

BRASIL: 
Obligada a aceptar las leyes que ordene la FIFA: 

Cuando un país recibe un mega evento como este, junto viene un paquete de cosas que hay que aceptar sí o sí. 
Entre ellas las leyes de excepción que están dentro de la llamada “Ley general de la Copa” aprobada hace 2 semanas por la ultima instancia en el Tribunal Superior de Brasil. Sin esta Ley, no hay Copa.

 Una ley que permite la creación de zonas de exclusión de 2 km alrededor de los Estadios en espacios públicos (un cerco militar) y la excepción de impuestos (alrededor de 10 billones de reales) para garantizar que FIFA y las corporaciones patrocinadoras gocen sus lucros.

Además, desde 2013 el Estado está intimidando a activistas y organizadores de movimientos históricos. “La policía va directamente a las casas de personas que están organizando protestas, a casa de sus madres, de parientes para detenerlos preventivamente y así para evitar que hagan algo durante la Copa”.

La Ley General de la Copa crea nuevos tribunales que están alrededor de las canchas y si cometes un crimen que va en contra de esta Ley puedes ser juzgado en este “tribunal de excepción” con penas altas y sin el derecho a una defensa amplia -buscar testimonios y derecho a defensa.

La inversión de un billón y medio de reales en seguridad es uno de los gastos de la Copa que más impresiona y es la FIFA quien está creando las reglas del juego con la “Lei Geral da Copa”. de 2012

 Durante un mes Brasil será un territorio donde sus leyes propias dejan de existir y todo el mundo debe obedecer las reglas de la FIFA. “Estamos donando, ni siquiera alquilando nuestro territorio para la FIFA durante un mes”.

El discurso oficial, comenta, es que van a detener sólo a vándalos pero en la práctica van a casa de gente que está involucrada con movimientos sociales desde hace mucho tiempo. “Parece que hemos vuelto a la época de la dictadura.”


El capital financiero saquea Río de Janeiro

Raúl Zibechi   La Jornada

En menos de una década Río de Janeiro está padeciendo tres grandes eventos que modifican su fisonomía: los Juegos Panamericanos en 2007, la Copa del Mundo en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016. 
Esa sucesión de megaeventos deportivos en tan poco tiempo es aprovechada por el capital financiero para remodelar una de las ciudades más bellas del mundo, donde obtiene enormes ganancias y provoca daños irreparables en la ciudad y especialmente en  los más pobres.

Este mes el Comité Popular de la Copa y las Olimpiadas de Río lanzó el cuarto dossier titulado Megaeventos y violaciones de los derechos humanos en Río de Janeiro (se puede bajar de comitepopulario.wordpress.com)
A lo largo de 170 páginas analiza las principales consecuencias que están teniendo sobre la ciudad y su población, a la vez que pone al descubierto quiénes se benefician con las millonarias obras que imponen, entre otras, la FIFA y el Comité Olímpico Internacional.

Los megaeventos deportivos marcan el retorno de la forma más violenta de menosprecio de los derechos a la vivienda en la ciudad, puede leerse al comienzo del dossier. 
Se trata de una limpieza social que consiste en relocalizar a los pobres para abrir oportunidades de negocios a las grandes empresas, en zonas nobles como Barra da Tijuca, Jacarepaguá y el centro histórico, mientras los traslada a zonas lejanas donde deben remprender sus vidas desde la nada. Hasta ahora son casi 5 mil familias desplazadas de 29 comunidades, estando otras 5 mil amenazadas de desalojo......


BRASIL : LO MISMO QUE OCURRIO EN SUDAFRICA... 

En 2009, la FIFA ganó 1.000 millones de dólares. Sólo con la Copa del Mundo en Sudáfrica, la FIFA recibió 3.800 millones de dólares.
Como ícono del capitalismo salvaje, la FIFA nunca pierde dinero. Está totalmente asegurada. AQUI NO HAY RECORTES.

El muy elogiado tren de alta velocidad de Pretoria a Johannesburgo estába retrasado cuando empezo el mndial.

Sólo se habia abierto un tramo entre el aeropuerto de Johannesburgo y el lujoso vecindario Sandton, la milla cuadrada más acaudalada (sobre todo blanca) en África, donde residirián los cerca de 200 delegados de la FIFA, y su presidente el superburócrata Sepp Blatter, dormirá en las falsas Torres Michelangelo protegido por cinco guardaespaldas, con acceso a un baño en suite al estilo Disney, así como a un mini bar personalizado con el mejor chardonnay sudafricano y con cubos de hielo hechos con agua de Evian.

Cualquier país que desee organizar una Copa del Mundo debe someterse virtualmente a la autoridad de la FIFA, lo que incluye cambios en la legislación nacional.

Hace cuatro años, el Parlamento de Sudáfrica atribuyó a la Copa del Mundo el estatus de “evento protegido” regido por una legislación específica.

El país organizador debe ceder a la FIFA los derechos para todo, desde la publicidad y el mercadeo hasta el control del perímetro que rodea los estadios (La FIFA es de hecho un Estado soberano en todos los estadios en Sudáfrica).

De un modo muy similar al FMI, la FIFA no es un organismo humanitario.
Para las corporaciones asociadas, la tarea de la FIFA es abrir mercados, África en el caso actual.

A continuación se describe un ejemplo de cómo trabaja realmente la FIFA:
Un estadio en Athlone, un suburbio pobre de Ciudad del Cabo de mayoría “de color”, habría podido asegurar numerosos puestos de trabajo en el área y ser el catalizador de un proceso de pavimentación de calles, construcción de nuevas casas y la mejora del transporte público.

En su lugar, la FIFA prefirió el estadio Green Point construido entre el mar y la tarjeta postal favorita de Ciudad del Cabo, Table Mountain, a cinco minutos de un centro comercial de lujo y cerca de un campo de golf –y financiado con fondos públicos-.
Un inspector de la FIFA dijo al periódico sudafricano Mail and Guardian que miles de millones de espectadores no desearían ver “chabolas y pobreza” en la televisión.

Como si la Copa del Mundo no se estuviera celebrando en un país con casi 40% de desempleo, en el cual la mitad de la población vive con menos de un dólar al día.
En fin, Sigamos atentamente la pelota, soñaremos con ella mientras dormimos.
Los mercados siguen trabajando para que tu trabajes mucho mas.

-------------------------------------

mas : LOS DEPORTES ESPECTACULO TE EMBRUTECEN:
http://joanfliz.blogspot.com/2010/02/los-deportes-espectaculo-te-embrutecen.html

-------------------------

Usualmente lo que llamamos "realidad" no es otra cosa que una alucinación colectiva inducida por los medios de comunicación.
W.G.G.
EL FUTBOL
del libro Nadie vió Matrix de Walter Graziano - (pag. 118/119):

La funcionalidad del futbol y de los demás deportes profesionales para la élite globalista es clarísima. Con los deportes, cuanto mas masivo sean, mas se logra un cuádruple objetivo: por un lado lavar una buena cantidad de fondos provenientes de actividades ilegales que resultan del narcotráfico, la venta de armas, y otros negocios; 
por otro, desviar cualquier atisbo de nacionalismo, regionalismo o localismo que las masas y las clases medias pueden llegar a albergar íntimamente, hacia una infantil pasión por algo que sólo es una vistosa camiseta colorida; 

Argentino - catalan Messi:

el tercer objetivo es llenar espacio en medios de comunicación, lo que ayuda a que los mismos desinformen y deformen la importancia relativa de los diferentes aspectos de la realidad, importante objetivo de la élite globalista. 
El cuarto, y novedoso beneficio obtenido por la élite globalista, es que mediante la actividad deportiva se puede influir para que la gente vote en las elecciones por candidatos que de otra manera nunca podrían llegar al poder!
 
Del libro NADIE VIO MATRIX de Walter Graziano - (páginas 449 al 455) (resumen):

Veamos la interdependencia de los tres auténticos poderes del imperio anglo-norteamericano:  

el poder económico-claramente predominante- surte de fondos tanto al poder político (financia el costo de las campañas electorales, el modo de vida de los políticos, y muchas veces también sus negocios, legales o no), y también financia a los medios de comunicación (avisos, propaganda, solicitadas, premios, dinero “arriba” y “abajo” de la mesa, y hasta coloca a algunos de los periodistas).  

El poder político brinda cobertura a los designios del económico mediante decretos, leyes, sentencias judiciales y todo tipo de decisiones visibles (como guerras) e invisibles (como la generación del “terrorismo” y también la propia “lucha” contra él). A su vez da a los medios de comunicación información, desinformación, cargos y puestos dentro de la estructura de gobierno, y hasta sostiene agentes de inteligencia transvestidos muchas veces en periodistas. 
Finalmente, los medios de comunicación brindan cobertura al poder económico, haciendo conocer la información que las megacorporaciones desean que se conozca, y escondiendo en lo posible la que éstas consideran inconveniente y digna de ser ocultada, y le dan cobertura y legitimidad al sistema político apoyando al gobierno de turno, o a la oposición, a republicanos o demócratas e incluso a independientes en algunas ocasiones, pero siempre cuidando de que la gente siga creyendo que en los Estados Unidos, en el Reino Unido y -en mayor o menor medida en el mundo entero- se está viviendo realmente en “democracia” y en un régimen “capitalista de libre mercado”.Ésta es la matrix imperial anglo-norteamericana bajo la cual todos los ciudadanos del mundo, en mayor o menor medida estamos sujetos merced a la globalización. Su gestación lleva nada menos que cuatro siglos.
¿Y dónde quedan en la matrix los diversos servicios de inteligencia? No son otra cosa que el brazo ejecutor del poder económico. Realizan las políticas y las acciones que el poder político no puede llevar a cabo por cuestiones obvias. Por lo tanto, no están al servicio de los países que los han conformado, ni mucho menos de los ciudadanos que -en gran parte- los financian con el pago de impuestos, sino de intereses transnacionales. Es por eso que es muy pertinente hablar de una “red” de servicios secretos que a veces “hacen ver” que se pelean y discuten entre sí, cuando en realidad, en las principales cuestiones trabajan para la misma gente.
Quizá sorprenda esto, pero es necesario decir que los servicios de inteligencia y las agencias de noticias tienen un origen común. Ya desde el siglo VIII antes de Cristo, el rey Sargón I de Asiria había establecido un servicio de inteligencia especializado en recabar información de los pueblos vecinos y, a la vez, diseminar en ellos noticias falsas acerca de sus intenciones. 
Como puede observarse, algo muy similar a lo que hoy realizan en forma conjunta la CIA y el M16 con la colaboración casi incondicional de las mas importantes agencias internacionales y medios de comunicación de mas prestigio, en los que están infiltrados al mas alto nivel, y hasta entre muchos de sus propios periodistas y articulistas. 
Pero la colaboración entre servicios secretos y la prensa en la era contemporánea se perfeccionó en la mal llamada Revolución Francesa, cuando los periódicos de la época, en manos de las sociedades secretas al servicio de los intereses ingleses, manipularon a las masas populares diseminando información falsa para producir los trágicos eventos que comenzaron con la toma de la Bastilla. De allí en adelante el mecanismo se ha sublimado, por emplear un término impropio para lo dramático de la situación actual. ¿Y dónde se ubican las sociedades secretas en esta matrix triangular? Nada menos que en los tres vértices.
Pero volviendo al tema central que nos ocupa, lo cierto es que el resultado final de esta matrix triangular es cada vez mas perverso a medida que el imperio intenta, por necesidad propia, dada su escasez cada vez mayor de recursos naturales, expandirse y hacerse con los recursos de terceras naciones mucho mas débiles que el epicentro del triángulo.  
Sus alcances son mucho mayores de lo que el lector puede a primera vista suponer, dado que las propias relaciones interpersonales están por lo general mediadas o basadas en la “información” difundida por los medios de comunicación. Incluso la información que parece mas inocua como la deportiva o policial tiene efectos que a primera vista pueden ser desconocidos por una vasta mayoría pero son planificados para adormecer el razonamiento y el conocimiento de las masas populares y de las clases medias. 
Mediante el deporte y su desmedida difusión se intenta, desde el poder económico, canalizar los sentimientos nacionalistas, regionalistas y localistas que muchísimas poblaciones del mundo en mayor o menor medida poseen. De tal manera, muchas veces “la patria” y "el himno” pasan a ser símbolos que estamos dispuestos a escuchar en partidos de fútbol, campeonatos mundiales de básquetbol o copas de tenis. Ocurre que el poder económico, que financia a manos llenas la actividad deportiva, no desea ningún tipo de problemas con la globalización, para ello es necesario acabar lo antes posible con nacionalismos, regionalismos y localismos varios, y desviar la atención hacia el partido de fútbol de cada domingo.
De la misma manera, la desmedida proliferación de noticias policiales cumple una doble función para la élite globalista: por un lado, se llena espacio en diarios, televisión, radio, etc., lo que sirve para desviar la atención de otras informaciones políticas o económicas que la pondrían en apuros. 
Por el otro, se logra generar una auténtica campaña de desconfianza en el desconocido -en otras palabras, en el semejante-, tanto entre las masas populares como entre las clases medias, aterrorizadas a nivel mundial por las noticias. 
Con ello la élite globalista logra aplicar legislaciones que cada vez cercenan más los derechos individuales y va transformando aun a algunos de los países con fama de más “democráticos” en verdaderos estados policíacos. La élite globalista ha logrado, en buena medida robotizarnos y hacer que desconfiemos unos de otros para que confiemos ciegamente en ella, la verdadera autora de nuestros males, debido a que su riqueza y su poder transforma a sus integrantes en ciudadanos de un prestigio irreprochable e intachable, merced a nuestra ceguera. La élite se convierte en casi una garantía de confianza. Si eso no es estar durmiendo con el enemigo, es difícil saber qué puede serlo.
Paradójicamente, en un mundo en el que cada vez hay más y más información de todo tipo y al instante, lo que se logra es que haya un apreciable grado de confusión dado que no es fácil seleccionar lo que realmente merece ser tenido en cuenta y aquello que es sólo pasatiempo, desinformación o engaño. 
La élite ha logrado que a través de los principales medios de comunicación internacionales y de las propias agencias de noticias -colmadas de agentes de inteligencia disfrazados de periodistas y cronistas- se destruyan conexiones, se supriman relaciones causales y se aíslen hechos que en realidad están muy entrelazados unos con otros. Se trataría entonces nada menos que de la difusión de los simulacros y simulaciones, entronizados como la realidad, para consumo masivo, cuando la misma se mantiene incognoscible para una vastísima proporciónm de la población, aunque paradójicamente, las masas y las clases medias creen saber lo que ocurre en el mundo.
Es por eso -y no por el hecho de que aquí seamos una especie de “oráculo”- que la información que el lector ha leído en esta obra puede resultarle tan impactante, asombrosa y controvertida, cuando en realidad no debiera resultarle así. 
Lamentablemente, en el mundo moderno, estamos todos sometidos a la verdadera “droga” que resultan los medios de comunicación. La peor de todas es la televisión, en la cual el nivel general -no sólo de la información- es cada día peor, masificante y decadente, sino que por el mero hecho de estar encendida ya de por sí ejerce un nefasto efecto hipnotizante, aun cuando simplemente suene su “palabrerío de fondo”.
-----------------------------

 “La historia del fútbol es un triste viaje del placer al deber. A medida que el deporte se ha hecho industria, ha ido desterrando la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí”.

Eduardo Galeano


--------------------------

El fútbol se ha convertido en una política de Estado. Cada país dispone apoyo financiero, estimulo social, promoción y atención a sus delegaciones y/o equipos que lo representan. Las delegaciones nacionales son recibidas con honores de ciudadanos de Estado.

 Mediante la parafernalia mediática creada alrededor de los triunfos de la selección nacional, se genera en la clase obrera una suerte de ilusión colectiva de participación en su Estadonación, a modo de sucedáneo. En cada cadena de televisión se crean tertulias deportivas y programas de “personas expertas” que engrandecen a los héroes del país, dando forma a un espíritu nacional que integra a trabajadores, patrones, e instituciones políticas. Gracias a la facilidad que ofrece a la hora de generar identidades colectivas, el fútbol supone un atractivo de masas sin igual que reproduce las estructuras de poder social y las diferentes tensiones inherentes a ellas.

En ocasiones muy particulares los Jefes de Gobierno y Estado intervienen directamente para apoyar o rechazar decisiones como ocurrió con la sanción al jugador uruguayo, Luis Suárez, y la categórica respuesta del Presidente Pepe Mújica.
Es oportuno señalar el caso de Nigeria cuyo gobierno destituyó a las autoridades deportivas nacionales y a la directiva de la Asociación de Fútbol que dirigió la selección nacional que fue eliminada en el primer tramo del mundial. Inmediatamente la FIFA sancionó las nuevas autoridades y prohibió su participación en cualquier competencia internacional, erigiéndose por encima de un Estado Nacional.

Más allá de la pasión y su carácter mítico, el fútbol expresa unas relaciones sociales muy particulares en la cancha, donde destaca la figura del árbitro como prototipo del orden y la autoridad. A estos señores (que en un tiempo solo se vestían de negro) corresponde un papel determinante y hasta siniestro. En el campo de juego representa la autoridad absoluta y no la funcional. Sus decisiones se convierten siempre en hechos. No es posible protestar la decisión de un árbitro, su autoridad es tan extrema que degrada al jugador a simple recibidor de órdenes. Quien comete una infracción recibe una tarjeta amarilla. Si persiste o manifiesta desagrado le corresponde una tarjeta roja y la expulsión del juego.

Este poder de los árbitros resulta un tanto grotesco por el simple hecho de que el jugador tiene que atacar, duramente, a su contrario y comprender que para los árbitros su deber no es impedir que los jugadores se lesionen, más bien consiste en tomar las medidas necesarias para sancionarlos. Más grotesco aún resulta el papel de la FIFA que se erige como autoridad inapelable para decidir sanciones contra jugadores, equipos y/o selección de cualquier país. La FIFA actúa como instancia superior donde se tejen negocios, se roba el encanto del fútbol y se acumula capital como en cualquier empresa transnacional. Para la FIFA cada equipo o selección es sólo una empresa donde el jugador representa un medio de producción que se contrata, intercambia, negocia y se entrega como fabrica “llave en mano”, dejando a un lado su condición humana y social.

El fútbol profesional en la actualidad acusa rasgos de “gran show mundial”. En este sentido es superior al puro espectáculo, a la diversión popular que se despliega en plan exacto, varias veces ensayado. Si nada se pusiera en juego el fútbol como juego perdería su sentido. Los elementos del espectáculo, del negocio y del trabajo que también forman parte del deporte futbolístico corresponden a una realidad económica propia del sistema capitalista, pero los elementos lúdicos, de lucha, de competencia, etc. son parte del mito. El espectáculo como negocio es una expresión de la división del trabajo en nuestra época.


El futbol - poco apropiado para el cuerpo humano:

Así intenta la FIFA que no se use su Mundial sin permiso en Internet

Webs como rojadirecta.com han recibido comunicados de la FIFA exigiéndoles que bloqueen streamings de partidos
La FIFA ha solicitado a Google que retire del buscador centenares de enlaces a páginas con streamings del Mundial
Usuarios de Twitter han visto cómo su avatar se convertía en huevo por utilizar fotos de la Copa del Mundo o el propio logo del Mundial.......etc...etc..


 SIMBÓLISMO MASONICO Y "SATÁNICO" DE FÚTBOL
(informacion de contraperiodismomatrix.com)

-Fue creada por masones en la Taberna de los Freemasones de Inglaterra.
-Originariamente eran 12 más 1, como el Gobierno Secreto illuminati.
-11 jugadores, el 11 es un numero usado en rituales como el 11-S,11-M
-La final del último mundial fue el 11 j, fecha ritual , 101 es número masón ritual. Habrá un eclipse. El anterio ritual olímpico fue el 2012
- La cancha es un rectángulo del culto negro a Saturno.
- En la presentación y clausura hay simbolos o vevés -simbolos-  de vudú como el corazón.
-waka, waka, cantado por Shakira era un mantra negativo de vudú.
-Las porterías son rectángulos del culto a Saturno
-Los dos equipos son la dualidad del bien y el mal, blanco y negro másónico.
-El árbitro va vestido de negro, del culto a Saturno.
-El balón tiene el ojo illuminati del antiguo Egipto
-La cruz de malta del Vaticano y masonería aparecen en los símbolos de presentación del último mundial
-Las vuvuzules o trompetas, son las trompetas del apocalipsis,aparecen en cartas del tarot y masonería.
-En el logo del último mundial aparece el ojo de horus illuminati
-La inauguración se homenajea al estafador psicópata Nelson Mandela, de la orden masona de San Juan. Su ex mujer fue cazada como asesina.
- En la inauguración del último mundial Cantó la illuminati Shakira. Ella y su falsa paraja Pikenbauer son para el control mental de las masas.

 El nacimiento del fútbol moderno está estrechamente ligado al surgimiento del estado parlamentario burgués y a los primeros pasos del sistema económico capitalista a finales del siglo XVII y principios del XVIII en Inglaterra. En este sentido, la configuración de las reglas de este deporte y el consenso acerca de su cumplimiento es resultado de la filosofía propia del sistema político entonces creado, en el que diversas agrupaciones políticas competían por el poder parlamentario adscribiéndose a unas reglas concretas bajo la supervisión de un juez.

Los artífices de esta transposición de valores fueron los estudiantes de los elitistas 'public schools' británicos, que dieron al actual 'deporte rey' la forma que hoy tiene al concretar unas reglas comunes para poder competir a nivel nacional entre los equipos ligados a sus centros educativos.
UN PENTAGRAMA SATÁNICO
EN LA CAMISETA ES LA SEÑAL DEL CAMPEÓN DEL MUNDO
De paso, véase que como todos los escudos nacionales, como el de España está lleno de simbología masona: las dos columnas, el logo anunnaki de la corona y cruz,flor de lys, el leon de culto al Sol, el castillo, las barras amarillas y rojas: y el pentagrama satánico de los campeones del mundo por encima de todo.


EL BALONPIÉ FUE CREADO POR "illuminatis" MASONES
INGLESES E ITALIANOS EN EL XVII

 PARTIDO DE FÚTBOL DEL CALCIO FLORENTINO EN EL SIGLO XVII

EL FÚTBOL SE CREO EN LA “TABERNA FRANCMASONA”
El fútbol se inició en la edad media y se promocionó sobre todo en el XVII y XIX y XX. Los jesuitas advirtieron que los indios del Paraguay jugaban al fútbol, por lo que el origen puede ser en la ATlántida como el Juego de Pelota y un rudimentario baloncesto. Los illuminatis ingleses, itialianos y alemanes son los que controlan el cotarro del Gobierno oculto.

En el XIX se unificaron las reglas en la capital illuminati. El primer partido de selecciones fue entre Inglaterra y Escocia. Las reglas y primeras asociaciones de fútbol fueron creadas en la Taberna Francmasona, es decir, los illuminati estaban detrás para crear un gran comecocos para tener controlado, distraído y drogado al pobre borregomátrix.

Masones de varios países,sobre todo Bélgica, Holanda, España o Suecia o Suiza crearon la FIFA, organización mundial de fútbol en 1904 en ciudad masona clave, Paris, justo antes de la Segunda Guerra Mundial:
el negocio y la manipulación de masas estaba establecido y controlado.

Por eso en España algunos equipos tenían nombres ingleses como Racing  o Sporting o el Betis tiene la pirámide illuminati alrevés y los 13 escalones o el Valencia el Murciélago y el Madrid los colores morado y dorado de Egipto, del culto al Sol.

03 agosto 2018

Una poderosa Manipulacion detras del popular "PENSAMIENTO POSITIVO"

Las palabras no son neutras: sirven para hacer algo en el que las escucha. Para empezar, construyen "sentido común".
 
El  pensamiento positivo como sutil tecnica de manipulacion de masas


Eso lo sabe muy bien el capitalismo; así, la primera y más necesaria tarea del neoliberalismo es construir el consentimiento de los ciudadanos para poder mantener las injusticias y desigualdades sin mayores protestas. 

Dicho y hecho: mediante el tan de moda "pensamiento positivo" se está produciendo la incorporación de las ideas y del lenguaje de los ricos y los privilegiados en las mentes de las clases subalternas. Y esa es la más poderosa táctica para reforzar y mantener el neoliberalismo y la desigualdad creciente. 

Piensa en positivo... y sométete. 
No protestes, es "tu" culpa



ANIMO BORREGOS , PENSAMIENTO POSITIVO ANTE LOS RECORTES. 
SON "OPORTUNIDADES" PARA SUPERAROS

La manipulacion mediante la New Age es:

"Ya que no podemos hacer una revolucion en el mundo hacerla en el interior de vuestras mentes" y .....

y... dejar que los banqueros no encarguemos ....


Si no TRIUNFAS es por TU CULPA - 
No te preocupes por la injusticia

Neoliberalismo
 Los partidarios del neoliberalismo argumentan que es un enfoque económico que asegura el bienestar del individuo a través de la privatización y de los mercados libres. Pero la rea­lidad es bien diferente.
La etapa actual del capitalismo comenzó con el golpe de estado de Pinochet, ayudado por los economistas de la escuela de Chicago en 1973, y ahora hay pocas economías y gobiernos que no se rijan por el neoliberalis­mo. 
Milton Friedman junto al presidente George W.Bush . Friedman es el máximo exponente del pensamiento de la Escuela de Chicago , que tiene como principales premisas eliminar toda intervención del estado en la economía y dejar que sean los propios mercados los que se regulen a sí mismos. Esta política fue impulsada en particular durante el gobierno de Ronald Reagan en Estados Unidos y de Margaret Thatcher en el Reino Unido durante la década de los ochenta y sería adoptada    también por el Fondo Monetario Internacional que impondría a las naciones destinatarias de los prestamos duras condiciones de recortes sociales al tiempo que tendrían que favorecer la entrada de las grandes multinacionales con políticas de aranceles bajos y tipos de interés altos. El FMI se había convertido en avalista del capital privado favoreciendo políticas que iban en perjuicio de la población de las naciones más pobres y que además hipotecaban su futuro desarrollo   (imagen procedente de http://www.theclinic.cl )

Como ya se ha hecho dolorosamente obvio en la vida coti­diana de la mayoría de los ciudadanos del planeta, bajo el neoliberalismo, el bienestar del individuo no cuenta porque es un proceso que tiene como objetivo que la riqueza y el poder se concentren en sólo unos pocos.

Mientras te damos una paliza economica --...tu piensa positivo  (no te rebeles) ...aguanta 

Las medidas de pioneros neoliberales como Margaret Thatcher o Ronald Reagan como, entre otras, retirar la presen­cia del Estado de los servicios públicos y venderlos al sector privado para que sean rentables para sus nuevos dueños, son ahora la realidad en casi todos los países. Y el hecho de des­mantelar el estado de bienestar en los países donde ya había comenzado a existir, o de impedir su creación en los que toda­vía no se había constituido, es posible gracias a la gran ayuda del lenguaje del pensamiento neoliberal.

Que el discurso del Fondo Monetario Internacional (FMI) sea que todos los ciudadanos tienen que hacer un esfuerzo para mantener el neoliberalismo, tiene sentido para el FMI, organismo que no ha sido elegido democráticamente. 
Lo que es escalofriante es que ciudadanos que viven por debajo del umbral de la pobreza repitan el mismo discurso de que "todos tenemos que poner de nuestra parte" ante el rescate de los bancos y los recortes de los servicios públicos, los sueldos ylas pensiones. Esto demuestra que la primera y más necesaria tarea del neolibera­lismo es construir el consentimiento de los ciu­dadanos para poder mantener las injusticias y desigualdades. A través de los políticos, sus éli­tes y expertos, y de la prensa, se utiliza el len­guaje para poder generar y mantener un "senti­do común", como decía Gramsci, en el que la desregulación y la privatización, que llevan a que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres, parezcan lo "bueno" y lo "normal.

En el Estado Español, en los últimos años, mientras el gobierno ha recortado las pensio­nes, las ayudas a la dependencia y los sueldos de los funcionarios para mantener el euro a flo­te y ser visto con buenos ojos por el FMI, mien­tras el dinero público ha rescatado los negocios privados, mientras compañías como Telefónica han obtenido grandes beneficios pero han de­jado en el paro a un alto porcentaje de su plan­tilla, las cámaras de comercio han llevado a cabo una campa­ña para que todos los ciudadanos colaboren con su propio empobrecimiento. Refiriéndose a la crisis económica creada por los propios especuladores y bancos, personajes vistos como "progres" como Juan José Millás y Andreu Buenafuente o modelos para la juventud como Pau Gasol

han aparecido en los medios de comunicación repitiendo el lema de la campa­ña:
 "Entre todos lo arreglamos"¡¡¡¡. 

Esta perversa campaña se des­arrolló en el 2010 sin alarma social y con poca protesta.

Bajo el neoliberalismo, mientras las desigualdades aumen­tan, son los propios desfavorecidos los que apoyan las injus­ticias. La incorporación de las ideas y del lenguaje de los ricos y los privilegiados en las mentes de las clases subalternas es la más poderosa táctica para reforzar y mantener el neolibe­ralismo.



El lenguaje positivo como "sentido común"

Raramente el lenguaje es un instrumento puramente de co­municación. Las palabras no son neutras: sirven para hacer algo en el que las escucha. El lenguaje es la mejor arma del capi­talismo neoliberal para allanar el camino e imponer políticas que favorecen la reorganización de los bienes y servicios y, así, se enriquece una minoría mientras se desatiende a la mayoría, a la que sin embargo se convence de que lo que se está llevan­do a cabo es bueno y necesario. Para ver y comprender los abu­sos y las injusticias perpetuadas por el poder, Gramsci nos recuerda que es importante entender el origen y los objetivos estratégicos del control social. Y los escritos de Michel Foucault, nos animan a analizar el discurso de los grupos de poder, ver cómo funciona y saber identificar sus trampas.
El Estado, con el lenguaje, -crea su propio "sentido común" para poder hacer aceptable lo inaceptable, lenguaje que se infiltra en toda la sociedad a través de sus canales de poder y construye así una hegemonía.
Y para que exista una hegemo­nía, no_ sólo los grupos dominantes tienen que imponerse, sino que los ciudadanos tienen que llegar a estar convencidos de que las ideas de estos grupos les van a beneficiar. Cuando la población está convencida de que la privatización de los servicios sanitarios es lo más "eficaz" y "positivo" o de que to­do ciudadano tiene que ayudar al gobierno a salir de la crisis económica, el neoliberalismo ya tiene poco trabajo que hacer. Sus políticas no serán cuestionadas.









Este proceso de convencimiento comienza con el encuadre del debate.
El Estado presenta los términos y los límites en los que los temas se pueden pensar y discutir de forma sutil, a tra­vés de sus expertos y elites, de la prensa y de los políticos. Y de esta manera, el Estado no tiene que ejercer la represión sino la clasificación. Los grupos dominantes se apoderan del discur­so, lo definen y le dan legitimidad, haciendo referencia a lo que es "aceptable" y lo que es "sentido común".

El desarrollo y el uso del positivismo es una aplicación muy útil del lenguaje para el control de las mentes de los ciudada­nos en tiempos neoliberales. Con el uso del llamado "pensa­miento positivo" se está pasando del control externo al control interno de la población en todos los aspectos de la vida: labo­ral y económico, sanitario, educativo, etc. Vemos cómo la infil­tración de los valores neoliberales en los individuos que inte­riorizan estas normas sociales y pensamientos, les impiden ver la realidad del neoliberalismo. También les hace sentirse culpables de su situación individual: 
paro, problemas para pagar la hipoteca, enfermedad, etc. 
El ciudadano, en un traba­jo precario o en el paro, bombardeado con mensajes de la importancia de "pensar en positivo", desarrolla dudas sobre sus posibles desacuerdos con las políticas actuales y su males­tar con su propia situación. Crear dudas en la población es de gran importancia para que el Estado y sus elites lleven a cabo sus proyectos económicos'. 

Por todos los canales posibles (sistema sanitario, empresas, medios de comunicación, deportes, etc), se ha conseguido imponer una forma de ser y de pensar particular como única, y si alguien no consigue mantener el pensamiento "positivo", se le tacha de ser uno de esos nuevos "pecadores" que tiene pensamientos "negativos".






La pandemia del "pensamiento positivo", que se utiliza para intentar convencer de que perder el trabajo es una "gran opor­tunidad para abrirse nuevos hórizontes" o de que el tener cán­cér es "un regalo para ver la vida con más optimismo" es, co­mo decía Bourdieu, una "violencia simbólica" en la que un grupo impone significados, ideas y símbolos sobre el resto. 

-------------------


"FELICIDAD" OBLIGATORIA

Un ensayo demoledor que nos enfrenta a una gran pregunta: ¿estamos obligados a ser felices? Es más, ¿quién dicta qué es la felicidad? Tener o ser, esa es la cuestión.

De un tiempo a esta parte, parece como si estuviéramos obligados a ser felices. Tanto los Estados como el mercado y la tecnología nos animan a dejar atrás el malestar (y, de paso, la inconformidad) y a disfrutar (¡sin protestas, por favor!) del presente. Pero, ¿eso es la felicidad? La industria de la felicidad –un oportuno antídoto contra esas frágiles obras de superación personal que atestan las mesas de novedades− explora el modo en que nuestras emociones se volvieron, para bien para mal, la religión de esta era.

En La industria de la felicidad, William Davies recorre los pasillos de las empresas, laboratorios y oficinas gubernamentales para descubrir cómo se construye la noción dominante de felicidad, cómo se mide, cómo se vende. En el camino dibuja un implacable retrato del capitalismo contemporáneo y delinea otra idea de felicidad, acaso menos rentable, pero más esperanzadora.

William Davies es sociólogo, analista de economía y política y profesor en Goldsmiths, University of London. Colabora con las publicaciones New Left Review, Prospect y Financial Times. Además de La industria de la felicidad, es el autor de The Limits of Neoliberalism: Authority, Sovereignty and The Logic of Competition.

La felicidad es un concepto cuasifilosófico que ha tenido múltiples definiciones a lo largo de la historia; de hecho, en los últimos tiempos se ha convertido en una referencia constante en terrenos tan diversos como el laboral, el económico o el personal. Este ensayo de William Davies pretende mostrar los intereses que la industria puede tener en explotar el concepto «felicidad» más allá de la mera realización del individuo.

El autor comienza con un repaso a algunas de las distintas metodologías que han intentado aprehender el significado de la felicidad, o incluso cuantificarla bajo diferentes criterios. Obviamente, pronto el concepto se empieza a poner en relación con el dinero, en especial a partir de mediados del siglo XIX. Y es de vital importancia, como pronto se señala, entender que el dinero «tiene que ejecutar dos funciones contradictorias de forma simultánea: servir como repositorio de valor y como medio de intercambio»; de aquí se derivan ulteriores concepciones, como es la dicotomía que se establece entre el precio de algo y el valor que se le otorga, conceptos muy importantes para, a su vez, plantear el significado de la felicidad. Si una mercancía es el vehículo —comprado con dinero— que puede proporcionar placer o evitar sufrimiento, la felicidad pronto entra en una relación dependiente con la economía.

Así pues, el mercado se ha transformado en un espacio en el que los consumidores debemos (o ansiamos, espoleados por la publicidad y el marketing) satisfacer nuestros deseos para alcanzar la felicidad; algo que, no obstante, nunca se consigue por entero, ya que el sustento de la industria neoliberal se basa en la recurrente insatisfacción del usuario para, de este modo, evitar que alcance un estado de paz o saciedad.

Los avances tecnológicos han permitido una medición más fiable de nuestras respuestas a ciertos estímulos, de forma que el mercado tenga una información más concreta de lo que puede vendernos; no obstante, para ello es necesario un discurso que presente la consecución de la felicidad como un objetivo alcanzable. Aquí es donde el neoliberalismo ha introducido un factor de competencia o individualismo, en lugar de ofrecer soluciones comunitarias y sociales. Al presentar la felicidad como un elemento que se alcanza solo mediante esfuerzos o logros personales, por una parte se se elimina la responsabilidad moral hacia los débiles (un grupo en el que se engloban desde los desfavorecidos hasta los que han sufrido algún trastorno que les ha impedido «realizarse»), y por otra se fomenta la aparición de toda una industria dedicada a vender felicidad como un elemento mensurable, cercano y asequible.

Lo que Davies señala en las últimas páginas de su ensayo es que los esfuerzos por alcanzar o propiciar la felicidad como algo meramente personal no son fructíferos dentro de una sociedad. 
El rendimiento económico que se extrae de ello es evidente, pero las consecuencias a nivel social, incluso individual, son desastrosas. 

........... -El capitalismo siempre ha necesitado expandirse hacia nuevas áreas para prosperar. También enfrenta el problema de conseguir legitimarse y mantener la demanda para una expansión sin fin de nuevos productos. Desde el comienzo del siglo XX la psicología ha sido uno de los principales instrumentos para hacer esto posible. La psicología ofrece teorías y evidencias para saber cómo persuadir a la gente para que realice determinados actos, en tanto que consumidores y trabajadores.
La relación entre estar sano y ser productivo se ha venido enredando con el paso del tiempo, y así ahora tenemos una sola idea de cómo es una persona “positiva” y exitosa y la manera en la que vive. Me parece que la enorme cantidad de esfuerzo que se ha puesto en este proyecto por parte de los diferentes negocios implicados en ello hace bastante difícil que uno se pueda resistir a aceptar esta idea. También resulta un modo de capturar las energías que de otra manera podrían dedicarse a la actividad política, por lo tanto los gobiernos han sido muy proclives a ayudar a los negocios a controlarnos en este sentido, y así consiguen suprimir otras alternativas políticas.
--- El concepto de “Bienestar” es un concepto holístico. Significa salud, felicidad, calma y estar con uno mismo aceptando las circunstancias personales. Por supuesto que eso incluye también un cierto estado económico mental, que implica que uno está trabajando duro y es optimista, lo que encaja bastante bien con un punto de vista neoliberal de alcance mundial. Al tratarse de un concepto holístico es capaz de juntar cuestiones de salud con otras económicas.
---
...hacen del consumismo y de un capitalismo neo liberalizado, a todos los niveles, un arma para mantener como “obnubilados” a los ciudadanos y ciudadanas… Mientras compran o están concentrados en ello, mientras se realizan adquisiciones de cosas que, a menudo no necesitamos y casi ni utilizaremos. Pues, mientras tanto, los trabajadores, por poneros un ejemplo, del supermercado y de la grande superficie está trabajando con unos contratos basura, con condiciones denigrantes… -El consumo muy a menudo utiliza ideas políticas y símbolos para dirigir el deseo de la gente. Por ejemplo el ideal político de la libertad es un buen modo para que la gente compre más. Pero al mismo tiempo, tal como dices, una distracción de lo que realmente sucede en el terreno de la política.

------------------------------



Con el uso del llamado "pensamiento positivo" se está pasando del control externo al control interno de la población. 

Pensamiento positivo made in Spain
El "pensamiento positivo" se ha desarrollado sobre todo en los Estados Unidos, donde ha reemplazado los viejos esque­mas calvinistas de "bueno/malo", de la importancia del es­fuerzo individual y de la necesidad de estar siempre vigilando los pensamientos de uno mismo por si se vuelven "negati­vos'. 
El pensamiento "positivo" ha infiltrado todos los aspec­tos de la vida de los norteamericanos (incluidos los canadienses y los mexi­canos), a quienes acompañan desde su primer café de la mañana los men­sajes y las órdenes de ver las injusti­cias como oportunidades desde la taza del desayuno con el mensaje "Tu día es lo que tú decides", pasando por la camiseta con la que se viste en la que lee la frase "La reali­dad es el espejo de tus pensamientos", hasta el coche que con­duce a su trabajo (mal pagado) con una pegatina que dice "La crisis es oportunidad" en una oficina decorada con un cartel que reza: "Leer pensamientos positivos cambia la realidad".
El pensamiento positivo predicado por el neoliberalismo anima a negar la realidad y asegura que si se piensa, por ejemplo, en tener más dinero, el pensamiento en sí ya lo atraerá.
Esta idea llegó a su máxima aceptación con la publicación, en los EEUU, del libro El Secreto, que ha tenido un éxito sin pre­cedentes predicando "la ley de la atracción". Si quieres algo, dice la autora, sólo tienes que "atraerlo" con tus "pensamien­tos positivos". (En España, los profesores de ESADE Alex Rovira y Fernando Trías de Bes publicaron una breve pero exito­sa imitación de ese libro, La Buena Suerte).

Esta idea ha cala­do profundamente en la sociedad norteamericana. Cuando estas ideas han sido criticadas, los partidarios de la atracción positiva, a través de la prensa, libros y una película, han asegu­rado que sus ideas están basadas en la física cuántica', retóri­ca que también están repitiendo los "emprendedores" espa­ñoles.

Esta manipulación de la física cuántica está dando al pensamiento positivo del neoliberalismo un toque "científico" para hacerlo más aceptable. 
Sólo hay que ver la repentina ava­lancha de libros divulgativos sobre la física cuántica, entre otros la novela del profesor de ESADE, Alex Rovira, La Última Respuesta, para confirmar que el pensamiento positivo neoli­beral se está instalando el Estado Español.

Podría pensarse que en el Estado Español, con su cultura. mediterránea, su tendencia a la informalidad y con un catoli­cismo que pierde seguidores y que mantiene la "trampa" de la confesión como válvula de escape, el positivismo no iba a tener éxito. Pero vemos que el positivismo está creciendo con alarmante rapidez sin ser cuestionado. Desde las elites políti­cas y económicas hasta las médico-científicas, que ven el "ne­gativismo" del paciente como la etiología de su enfermedad, desde los medios de comunicación hasta los deportistas que hacen publicidad para los bancos, la vida cotidiana de los es­pañoles está saturada del pensamiento positivo.

Aunque el catolicismo y su cultura de la culpa han dejado una profunda huella en el Estado Español, el positivismo, sobre todo con su enfoque binario y su absolutismo, es la tirita, el bálsamo para el trauma transgeneracional que se arrastra sin elaborar desde hace 75 años, trauma de la Guerra Civil Espa ñola, de la posguerra y de la dictadura.


La gran herida colectiva del Estado español, que tanto necesita ser curada en una tarea compartida entre los nietos de los que vivieron esa violenta etapa, no sólo lleva años siendo evitada, sino que se cronifica y se perpetúa ahora con el binarismo simplon  "positivo/negativo" del pensamiento positivo, reproduciendo así esquemas como "rojos/nacionales" y "vencedores/vencidos" ...y manteniendo el miedo a cuestionar.

El absolutismo "bueno/malo" encuentra su eco perfecto en la ideología positivista y ayuda a mantener la representación mental del trauma de los antepasados'. La vulnerabilidad y la humillación (que se manifiestan por la vergüenza y por procesos de autonomía personal alterados) que permanecen en la identidad de la sociedad de posguerra y posdictadura, encuentran en el positivismo una respuesta al mandato transgeneracional de encontrar una seguridad superficial y rápida, y así calmar los incomprensi­bles temores heredados de los abuelos sin ser verbalizados ni elaborados'.

El positivismo en el Estado Español per­petúa el trauma transgeneracional congelado en el retorno de lo reprimi­do como síntoma colectivo y ahora, no sólo es una arma muy útil para fomentar y mantener el neoliberalismo y sus políticas antisociales, también nos con­dena a un "acting out" inútil y a una repetición compulsiva de las divisiones.

La infiltración de los valores neoliberales en los individuos que interiorizan estas normas sociales y pensamientos, les impide ver la realidad del neoliberalismo

Como no hay ciudadano en el Estado Español que esté exento de las marcas provenientes de la GCE y de la posguerra por la transmisión psíquica de una generación a la otra (cons­ciente o inconsciente), el bálsamo superficial del pensamien­to positivo goza y seguirá gozando de una gran aceptación con pocas críticas en todos los ámbitos de la vida de la ciudadanía con el peligro que esto supone en tiempos neoliberales.

Emprendedores positivos

La aplicación del pensamiento positivo y su lenguaje está teniendo un éxito especial en el mundo empresarial español. Quedan pocas universidades en España que no tengan una "Cátedra Emprendedora", organizada en colaboración con las cámaras de comercio, para "promover el espíritu emprende­dor" y "fomentar la creación de empresas desde la Universi­dad".
Este nuevo espíritu "emprendedor" argumenta (sin pruebas científicas) que "cerca del 78% de nuestros pensa­mientos son negativos y el 22% son positivos', y que si el jefe se plantea despedirte, hay que "darle la vuelta a los pensa­mientos negativos y descubrir lo positivo".

A través de dos aplicaciones más modernas de la coercitiva Terapia Cognitivo-Conductual (TCC, con sus recompensas para pensamientos positivos y sus castigos para los pensa­mientos negativos, el Coaching y la Programación Neurolingüística (PNL) están siendo utilizados en el mundo empresa­rial para, como dice el libro PNL para líderes, publicado por la Universidad de Extremadura, generar estrategias de éxito.

El Coaching Empresarial se ofrece en casi todas las universida­des españolas para entrenar a los "emprendedores" en "los elementos personales que influyen directamente en los resul­tados económicos de la empresa". Esta mejoría en la economía de la empresa, según explican el PNL para ejecutivos y el Coaching Empresarial se consigue si los empleados "controlan sus estados mentales negativos y los cambian por positivos". Todo esto, aseguran los cursos de ESADE de Coaching Empresarial, incluye la "identifica­ción de estrategias de recompensa que motiven a los empleados a mejo­rar su compromiso y lograr resulta­dos" y "el estímulo de las relaciones de los empleados creando una actitud de propietarios".
Se quiere fomentar una "actitud", pero no una realidad en la que los empleados compartan la propiedad de la empresa.

Es significativo el éxito sin críticas del libro La Buena Crisis del profesor de ESADE Alex Rovira (para quien la crisis efecti­vamente ha sido buena, porque cobra 10.000 euros por confe­renciar°), que ha sido traducido a 35 idiomas, ha vendido medio millón de ejemplares, y sus cursos, conferencias e ideas están presentes en las empresas y en la vida política del país. La tesis de Rovira es que la crisis económica actual es, en rea­lidad, una crisis de "conciencia individual". Como ejemplo de la actitud que se debe tener ante la crisis, Rovira hace referen­cia a "los países con carencias" en los que los ciudadanos "comen raciones paupérrimas" pero "viven con el ingenio y la sonrisa". En todos sus libros, conferencias y clases a ejecutivos y políticos, 
Rovira repite el mensaje de que no sólo tenemos que dar las gracias a la crisis ("A ti, Crisis, por todo lo que das, por iodo lo que eres... por la Belleza y la vida que nacen en ti. Por todo, Gracias. A todo, Sí"), sino que, como se decía en tiempos menos políticamente correctos sobre la violación, nos invita a relajarnos mientras vivimos las consecuencias de la crisis:
"Si quieres relajarte, disfruta de la crisis". Rovira repi­te una y otra vez que hay que ser positivo ante la crisis econó­mica y nos asegura que "nuestra voluntad positiva nos regala­rá herramientas espirituales y psicológicas para asumir o enfrentarnos a un nuevo escenario desconocido por todos". 
Pero Rovira no es muy amable o "positivo" con el lector y le tacha de "negativo", como un viejo cura reprimiendo a un pecador, por sentir rabia hacia sus jefes o su banco ("El amor no es una patraña. Aseguras que no puedes querer a tu jefe ni a esos bancos que te han destrozado los sueños de bienestar material. ¡Qué narices!") al mismo tiempo que le critica tener "hambre por las posesiones" incluida "tu fantástica televisión de plasma" y aconseja vivamente:
"Deja de perder los estribos ante las finanzas y persevera tu oro interior".


Con un poco más de elegancia que Rovira, Pere Monrás pre­dica sobre la importancia del lenguaje en el mundo empresa­rial. Monrás insiste en que "tra­bajar las palabras se hace cada día más relevante" y propone cambiar el significado y el uso de la palabra "generosidad" no para ayudar a los más desafor­tunados, sino porque puede ser "la gran herramienta de recupe­ración de la confianza, impres­cindible para construir nuevos modelos de relaciones econó­micas".

Sería tal vez esa inter­pretación del concepto de la "generosidad" la que tuvo Mon­rés durante su importante ca­rrera como director del Institut Catalá de la Salut y luego como director del Hospital Parc Taulí (en el cual fue denunciado por mobbing), cargos que han de­saparecido de su currículum. Ahora sólo figura como "presidente fundador de Helix3c, pro­motor de la Red de emprendedores Growing Up y vicepresi­dente de la fundación privada Cercle per al Coneixement".

El Cercle per al Coneixement aglutina a empresarios, la ma­yoría de los cuales se establecieron gracias al tiempo pasado en la administración pública, y ahora dicen ser teóricos y pensadores del "optimismo para tener una industria compe­titiva". En sus textos de presentación critican "un estudio reciente sobre los libros de texto de educación básica, que dice que la palabra `empresa' casi no se nombra, y cuando aparece, el 95% La tesis de Rovira de las veces lo hace con valoraciones económica acto despectivas o negativas". Explican una crisis de "con que casos como estos "corresponden a unos valores instalados en la sociedad", valores de los jóve­nes que desde el Cercle denuncian:
?Cómo hemos podido llegar a esta situación?... 
Cómo es posible que los jóvenes que se matriculan en la universidad escojan sobre todo carre­ras de letras?". Critican también la atracción de la sociedad hacia lo público cuando, subrayan con cierta indignación, "lo público está pagado a partir de los impuestos que pagamos las personas y las organizaciones públicas y privadas, pero se necesita también una sociedad privada, industrial, porque es la que tiene más oportunidades de generar y repartir riqueza o bienestar". 
Y por si no lo sabíamos ya, nos recuerdan que "en la sociedad del bienestar no está todo resuelto".

El pensamiento positivo presenta la crisis como una oportunidad para los "emprendedores", 
....por lo que no debemos preocuparnos por ella. 


sientate tranquilamente y deja que los mercados hagan lo que tienen que hacer ......




Enfermos negativos

En el ámbito de la salud, el positivismo está siendo de gran utilidad para las administraciones sanitarias en tiempos neoliberales para deshacerse de la responsabilidad de aten der a las personas enfermas. Se intenta convencer a los ciu­dadanos de que su salud es sólo su responsabilidad individual, y que cualquier enfermedad es el producto de "actitudes negativas" y no de, entre otros, factores como las desigualdades socio-económicas, los tóxicos en el medio ambiente, los desarreglos orgánicos o la microbiología. En resumen: se culpa al enfermo.

Las desigualdades sociales y los trabajos precarios son algu­nos de los factores desencadenantes de los problemas de salud mental 12, pero, en vez de ofrecer servicios socio-sanita­rios en los que la persona con ansiedad o depresión pueda ser escuchada y escucharse, pueda elaborar sus sentimientos y recibir apoyo, o un espacio en el que pueda conectar su reali­dad con la de otros que se sienten como él, se le culpabiliza y se le convierte en su propio castigador.

Es necesario hablar, hablar sin permiso, hablar sin justificarse, hablar sin miedo, de lo que se vive a nivel individual y colectivo, de nuestra verdad ahora.

Se intenta convencer a los ciudadanos de que su salud es sólo su responsabilidad individual, y que cualquier enfermedad es el producto de "actitudes negativas"

En Cataluña, las personas con depresión o ansiedad que acuden a su médico de Atención Primaria son medicadas y, a menudo, derivadas a grupos "psico-educativos" (guiados por profesionales de enfermería sin formación en psicología ni en dinámica de grupos). Los objetivos de estos grupos son que el paciente tome su medicación y que "sustituya sus pensamien­tos distorsionados por otros más adaptativos"13. Se explica a los pacien­tes que sus pensamientos "negativos" están "distorsionados".

Cuando el par­ticipante, a quien no se le anima a hablar ni a compartir con los otros parti­cipantes, sino a escuchar la presenta­ción Powerpoint, verbaliza dificulta­des con su realidad como el paro, la situación económica, aislamiento social, etc., se le enseña a interrumpirse a sí mismo diciéndose —stop' o `para',o a través de una estimulación negativa (como por ejemplo: pellizcar­se) ". Después de esa autoflagelación, se "entrena" al paciente a argumentar contra sus propios pensamientos "negativos":

"?Es realista y objetivo lo que pienso?" y "?Me sirve de algo pensar así?". El resultado es que la perso­na duda de su verdad y de sus sentimien­tos sobre su situación y se siente juzgada por pensar lo que piensa. También se siente culpable de causarse su depresión. Sobre todo, después de asistir a las 12 sesiones, la persona deprimida o con an - siedad estará aún más lejos de cuestionar la realidad socioeconómica en la que vive.

En el Estado Español, la formación universitaria de los psicólogos es funda­mentalmente cognitivo-conductual. En esta rama de la psicología, que se ejerce a través de la Terapia Cognitivo-conduc­tual (TCC), el enfoque está en "los erro­res" de la manera de pensar del paciente y en cambiar sus pensamientos "negati­vos" por otros "positivos" (aunque algu­nos autores españoles ahora enmascaran esas expresiones con otras como: "prime­ros pensamientos" —que son negativos y que hay que cambiar— y "nuevos pensa­mientos" —los buenos y razonables). Da igual cómo se les llame o cómo se les dis­frace: la idea es no fiarse del pensamiento crítico de uno mismo, autocensurarse y castigarse.

La TCC se está utilizando en la sanidad pública, por ejemplo, para no dar tratamientos relevantes a los enfermos de los Síndromes de Sensibilidad Central (SSC) como el

Síndrome de la Fatiga Crónica, las Sensibilidades Químicas Mútiples y la fibromialgiá4. Aunque las bajas laborales y las pensiones de estos 3 millones de españoles enfermos dependen de su participación en grupos de TCC en los cuales se les ridiculiza y culpabiliza, las asociaciones
de enfermos han comenzado a denunciar este abuso como, por ejemplo, a través del documental La goma y el marrón15. La "goma" se refiere a la goma elástica que se pide a los participantes que lleven en la muñeca 24 horas al día para hacerse daño tirando de ella cuando tengan un pensamiento "negativo".

El enfermo de SSC, sin duda, tiene muchos pensamientos "negativos" sobre el tener una enfermedad que es inmunológica o neurológica con síntomas severos, para la cual las listas de espera son de 3 años en la sanidad pública y donde se pretende que la TCC es un "tratamiento". También, sin duda, tiene pensamientos negativos sobre no ser creído por la sociedad y ser visto no como una persona enferma sino como un "vago" o un "cuentista", por estar demasiado enfermo para trabajar .y no tener ingresos, y sobre tener una calidad de vida peor que si tuviera esclerosis múltiple16. Además de su desamparo y su sufrimiento físico, estos enfermos tienen que hacerse daño y criticarse por no ver la incomprensión y la discrimi­nación por parte de las administraciones públicas como "positivas".

Archivo:WhiteandKeynes.jpg
En la fotografía a la derecha John Maynard Keynes, quién defendió la propuesta inglesa de crear un organismo internacional independiente, que se regiría por los principios democráticos y que buscaría lograr la estabilidad económica con una moneda nueva e independiente, el bancor, y con una política donde el superávit de las naciones más ricas sirviera para ayudar en la financiación de las más pobres, con lo que se elevaría el nivel de estas y podrían comprar los productos que fabricasen las más ricas beneficiándose mutuamente. Pero esta propuesta fue rechazada por Estados Unidos que apoyó   la de Harry Dexter White , a la izquierda en la imagen, con la creación del Fondo Monetario Internacional tal y como lo conocemos , pero donde sería Estados Unidos la que controlaría sus decisiones al contar con la mayoría de los votos gracias a su aportación económica al fondo común 

Lo difícil es ver las injusticias, las manipulaciones y la violencia que hay debajo del lenguaje "positivo"

Escuchar, pensar, cuestionar y hablar

Cuando el Estado reprime a la población con violencia física o con palabras ofensivas, es más fácil que los ciudadanos entiendan que están siendo agredidos. Pero lo difícil es ver las injusticias, las manipulaciones y la violencia que hay debajo del lenguaje "positivo". Si, como dice David Harvey, la primera arma del neoliberalismo es el lenguaje, urge que la ciudadanía desa­rrolle sus habilidades de escuchar y cuestionar la retórica del poder en todas sus formas.

Al ver juntas palabras como "crisis" y "positivo", "eficiencia", "sostenibili­dad económica", "esfuerzo'; "oportunidad", es importante releer con cuidado y preguntarse una y otra vez: ¿Quién quiere que nos creamos esto? ¿Para qué? ¿A quién le sirve que yo me crea esto? ¿A quién le viene bien que yo vea el hecho el perder mi trabajo como una oportunidad? Que los ciu­dadanos piensen es peligroso para los poderes porque lleva a desenmascarar los intereses que están escondidos detrás del positivismo. Y después de pensar, es necesario hablar, hablar sin permiso, hablar sin justificarse, hablar sin miedo, de lo que se vive a nivel individual y colectivo, de nuestra verdad ahora. Y también hablar y sentir las historias de nuestros abuelos, pala­bras y emociones que, de maneras poco conscientes, nos pue­den sanar y alejarnos de la seducción del positivismo.

Tenemos la tarea urgente de aprender a escuchar y a identifi­car la posible infiltración del neoliberalismo y su lenguaje posi­tivista en los nuevos movimientos e iniciativas (bienes comu­nes, nuevas tecnologías, medicina alternativa, cooperativas, indignados, etc.) para mantener los nuevos espacios libres del control neoliberal y para acabar con este consentimiento.

El Viejo Topo 286 / noviembre 2011                                           por Clara Valverde Gefaell 


MEJOR QUE EL PENSAMIENTO  POSITIVO - NEGATIVO - REGULAR ....ES EL NO PENSAMIENTO, EL SILENCIO INTERIOR, ÉL ES EL VERDADERO MAESTRO


El virus liberal ejerce sus efectos devastadores

Produjo un “ajuste ideológico” que se ajusta perfectamente a la prosecución de la expansión capitalista, que a su vez lleva cada vez más hacia la barbarie. 
Convenció a grandes mayorías –incluyendo a las jóvenes generaciones - que es necesario contentarse con “vivir el presente”, tomar lo que se les ofrece en el instante, olvidar el pasado, no preocuparse por el futuro, bajo el pretexto de que la imaginación utópica puede producir monstruos
Llegó a convencer que el sistema actual era compatible con el “florecimiento del individuo” (lo que no es realmente cierto). Formulaciones académicas pretenciosas que se pretenden “nuevas” –el “post”, post-modernismo, post-colonialismo, los estudios “culturales”, las elucubraciones a lo Negri - otorgan patentes de legitimidad a la capitulación del espíritu crítico y de la imaginación creativa.

El desarrollo que la práctica de esta sumisión interiorizada es ciertamente el origen entre otras cosas, del “renacimiento religioso”. Entiendo por ese lado el resurgimiento de interpretaciones religiosas y pararreligiosas conservadoras y reaccionarias, de “comunitaristas”, ritualistas. 
El “monoteísmo” aquí convive con el “moneyteismo” sin problemas, como lo he escrito. 

Hay que excluir obviamente de este juicio las interpretaciones religiosas que movilizan el sentido que dan a la espiritualidad para legitimar su posición adoptada al lado de todas las fuerzas sociales en lucha para la emancipación. Pero las primeras son dominantes, las segundas minoritarias, a menudo marginalizadas. 
Otras formulaciones ideológicas no menos reaccionarias compensan de la misma manera el vacío creado por el virus liberal: los “nacionalismos” y los comunitarismos étnicos o paraétnicos constituyen buenos ejemplos.

------------------


Tocqueville avizoro esta nueva forma de tirania en "la democracia en America" . Y sus palabras poseen hoy una vigencia escalofriante:

"Despues de haber tomado entre sus poderosas manos a cada individuo y de haberlo formado a su antojo, el soberano extiende sus brazos sobre la sociedad entera y cubre su superficie con un enjambre de leyes complicadas, minuciosas y uniformes, a traves de las cuales los espiritus mas preciosos y las almas mas vigorosas no pueden abrirse paso: 
no destruye las voluntades, pero las ablanda, las somete y dirige; obliga raras veces a obrar, pero se opone incesantemente a que se obre; 
no destruye, pero impide crear; no tiraniza, pero oprime; mortifica, embrutece, extingue, debilita y reduce, en fin a cada nacion a un rebaño de animales timidos e industriosos, cuyo pastor es el Estado"
----------------------------


LAS BASES DE LA SALUD -  2 ENFOQUES COMPLEMENTARIOS: 


En cuanto a los llamados “estilos de vida” puede decirse que hoy en día alrededor de tres cuartas partes de la humanidad no dispone de la opción de elegir libremente comportamientos relacionados con la salud como llevar una alimentación adecuada, vivir en un ambiente saludable, o tener un trabajo gratificante no nocivo para la salud. 

Así pues, la salud no la elige quien quiere sino quien puede [Benach y Muntaner, 2005;Benach y Muntaner, Sin Permiso 2011]. Sin embargo, los gobiernos de la gran mayoría de países continúan “inundando” a sus poblaciones con recomendaciones relativas a los “estilos de vida”. Algunos de los ejemplos que podemos seleccionar entre las recomendaciones que se hacen en la mayoría de países son las siguientes:

No fumes, y si no puedes, fuma menos; sigue una dieta equilibrada, come mucha fruta y verduras; mantente físicamente activo; si bebes alcohol, hazlo con moderación; .....”.

Hace una década, David Gordon, un epidemiólogo social crítico, redactó una lista de recomendaciones alternativas a las anteriores. Algunos ejemplos de su lista alternativa son los siguientes:

No seas pobre, pero si lo eres, deja de serlo, y si no puedes, intenta no ser pobre demasiado tiempo; no vivas en una zona deprimida y pobre, pero si vives en ella, vete a vivir a otro lugar; no trabajes en un trabajo estresante, mal pagado, y con un trabajo de tipo manual; no vivas en una vivienda que sea de mala calidad, ni seas una persona “sin techo”...”.


Con esa lista, Gordon quiso reivindicar el contenido “culpabilizador de la víctima” que tienen las recomendaciones centradas en los “estilos de vida” así como la necesidad de enfatizar la importancia de los determinantes sociales de la salud, ya que éstos influyen decisivamente en la producción de estilos de vida saludables que a su vez producirán buena salud [Gordon, 1999].


Notas
  1. Pizza G, "Antonio Gramsci y la antropología médica contempo­ránea. Hegemonía, 'capacidad de actuar' (agency) y transforma­ciones de la persona", Revista deAntropología Social,-añol vol 014, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 2005. Pp 15-32.
  2. Michaels D, Doubt is their product: how industry's assault on sci­ence threatens your health, Oxford University Press, NewYork, 2008.
  3. Ehrenreich B, Ehrenreich B, Smile or die: How Positive Thinking Fooled America and the World, Granta, Londres, 2009.
  4. Losier M, Law of Attraction: The Science of Attracting More of What You Want and Less of What You Don't, Losier, Victoria B.C., Canada, 2003.
  5. Volkan V, "Traumatizad societies and psychological care: Expanding the concept of preventive medicine", Mind and Human Interaction, 2000, 11 pp. 177-194.
  6. Lebovici S, "On intergeneracional transmisión: From fililation to affiliation", Infant Mental Health Journal, Vol 14(4), Win 1993, pp. 260-272.
  7. Kellerman P.F., Sociodrama and Collective Trauma, Londres: Jessica Kingsley Publishers, 2007.
  8. Korman V, Trencadís, Gaudianas psicoanalíticas, Barcelona, NC ediciones, 2010.


    9. http://psicologia.laguia2000.com/psicologia-cuerpo-mente/ el-poder-del-pensamiento-y-la-pnlprogramacion-neurolinguis­tica lÓ. Comunicación personal, David Abadal, Director Equipo Alex Rovira, 19 de agosto de 2011.
     

    --


    Manipulados desde la 1ª guerra mundial: 

    Los orígenes políticos de las Relaciones Públicas en la propaganda del siglo XX


    Yasky, Daniel Nestor


    Entre las potencias más activos que podemos mencionar
    se encuentran la Crece House británica en donde se
    desempeñaron periodistas del Times y novelistas como
    G.H Wells y R. Kipling, convirtiendo a Londres en el
    centro emisor de las noticias y referencias técnicas al
    mundo sobre la información que generaba la guerra.

    El gobierno de Estados Unidos creó el Committee on Public
    Information, o Comité Creel
    en referencia al periodista
    que lo presidía.
    Edgard Bernays, el creador de las relaciones públicas modernas, daría sus primeros pasos como integrante de este comité de propaganda política para persuadir a los norteamericanos de la necesidad de intervenir en el conflicto europeo. La cantidad de rumores y de informaciones manipuladas era directamente
    proporcional a los mecanismos de censura de esa época.

    “El peso de la propaganda sería tan importante en el
    desenlace de la primera guerra mundial, que llegó a adquirir
    la reputación de todopoderosa.
    Los publicistas y politólogos fundadores de la escuela norteamericana de sociología de los medios extrapolarían en sus discursos encomiásticos esta experiencia de tiempos de guerra a
    un tiempo de paz.
    Se forja la idea de que la democracia ya no podía prescindir de esas técnicas modernas de “Gestión invisible de la gran sociedad" ..........
    http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_articulo=6485&id_libro=270..


     ------------------

    Pensar en positivo para superar el dolor produce el efecto contrario" 

    El psicólogo Giorgio Nardone acaba de publicar el libro 'Psicotrampas' en el que analiza las principales causas del sufrimiento humano y presenta soluciones














    Giorgio Nardone es el creador de la terapia breve estratégica,
     modelo centrado en la búsqueda de soluciones como base para entender cómo funciona el problema. 
    El nuevo libro de Nardone, Psicotrampas , es el resultado de más de 30 años de estudios de soluciones terapéuticas ya que, según el autor, “la única manera de conocer bien el problema es a través de su solución”. Nardone categoriza en este libro las trampas mentales que el ser humano construye a través de sus mecanismos psicológicos y que, repetidas durante mucho tiempo, pueden acabar derivando en una psicopatología grave.

    Según el psicólogo, el ser humano se ha complicado la vida al aplicar unos mecanismos determinados sin preocuparse de los resultados o, dicho de otra forma, utilizando siempre la misma estrategia a la hora de afrontar problemas distintos. En el peor de los casos, estos mecanismos han acabado derivando en lo que él llama psicotrampas, ya que “la naturaleza no nos ayuda, pero la cultura tampoco nos ha salvado”. 
    Nardone cree que la espontaneidad es sólo una ilusión, rechaza las teorías que aseguran que modelamos nuestras pautas de comportamiento durante nuestra infancia y se muestra crítico a la hora de hablar del pensamiento positivo y la Ley de la Atracción. Phillips, conocido autor de planteamientos freudianos concluye uno de sus libros afirmando: “Lo único que aprendemos de nuestros errores es que seguiremos repitiéndolos”. Este anatema para los seres humanos es el que Nardone quiere afrontar aplicando nuevas perspectivas y planes de acción en primera persona que permitan anular el efecto de estas “psicotrampas” de las que, según él, todos somos susceptibles a convertir en patología, especialmente aquellas personas menos flexibles. 

    -Dice que todos somos novelistas de nuestra vida. ¿Nos gusta más el drama que la comedia?
    -¡Nos encanta la tragedia! Como occidentales somos todos hijos de la tragedia, que es un género que supera a los dos que has nombrado (Sonríe). La tragedia siempre tiene un final terrible, y nuestra existencia también tiene un final trágico: la muerte.

    -Llama la atención que, pudiendo elegir nuestra manera de vivir la vida, nos decantemos por complicárnosla…
    -La naturaleza no nos ayuda nada, ya que somos seres hechos para complicarnos la vida. Nuestra naturaleza nos impone el funcionamiento neurofisiológico de repetir aquellos parámetros que nos han funcionado anteriormente. Lo que sucede es que algo que haya podido funcionar en nuestro pasado no tiene porque funcionar en el presente, y más cuando la tipología del problema también es distinta. Nuestra mente hace que elaboremos la misma estrategia con cualquier tipo de problema, y eso es erróneo ya que sólo nos lleva al fracaso.

    -¿Esta es la base de cualquier psicotrampa?
    -La base de cualquier piscotrampa reside, efectivamente, en repetir constantemente un parámetro que nos ha funcionado anteriormente. Nuestra naturaleza nos impone este mecanismo mental, pero la cultura tampoco nos salva ya que no nos ofrece una serie de herramientas que nos dejen elegir tranquilamente el modelo que necesitamos. Como occidentales, hemos sido todos educados en la racionalidad y la lógica; el problema es que tendemos a aplicar estos conceptos en momentos donde no se pueden aplicar. Muchas estrategias no nos funcionan porque están elaboradas sobre una lógica preconstituida en base de una teoría que no tiene en cuenta la realidad de los hechos.

    -¿Por ejemplo?
    Dos psicotrampas de pensamiento muy extendidas son la psicotrampa de la verdad definitiva y del razonamiento perfecto, y ambas son hijas de nuestro razonamiento racional. Creemos que este razonamiento nos salvará de cualquier problema, pero como se ha visto, por mucho que avanza la medicina moderna, algo que se plantea como conocimiento definitivo, aún no nos ha ayudado a combatir las infecciones más graves o el cáncer. Incluso te diré que el razonamiento lógicamente perfecto puede ser la base de las acciones más criminales.

    -¿Definimos nuestros patrones conductuales en nuestra infancia?
    -¡Esto es un mito! En el momento en el que tenemos capacidad de racionamiento, aproximadamente desde los 14 años, somos nosotros mismos los que construimos nuestra realidad. La realidad no es lo que nos han impuesto en nuestra infancia, sino lo que nosotros hacemos con los demás. Cada persona es responsable y artífice de su destino. La visión de que nosotros estamos moldeados o condenados por algo que nos sucedió durante nuestra infancia es un argumento obsoleto desde un punto de vista del psicoanálisis. Construimos la mayoría de problemas nosotros mismos a través de nuestras tentativas equivocadas a la hora de resolverlos. Si la estrategia no funciona e insistes, complicas más el problema en lugar de resolverlo.

    -¿Cuál debe ser, entonces, la base de nuestro aprendizaje?
    -Lo primero que tenemos que hacer es observar cuáles han sido nuestras tentativas de solución y, si no funcionan, cambiarlas y dejar de insistir, que es lo que solemos hacer espontáneamente. Es importante dejar de insistir en aplicar soluciones disfuncionales y saber cambiar la estrategia.

    -Entiendo que las psicotrampas que nos solemos poner no son, en un inicio, una psicopatología que hay que tratar con ayuda de un especialista…
    -Para nada. Son tentativas a la realidad que, hasta cierto punto, pueden llegar a funcionar. La trampa es cuando nos excedemos, como un medicamento que en sobredosis puede convertirse en algo nocivo. Ninguna de las psicotrampas es patológica en sí, lo es en el momento en el que exageramos su aplicación.

    -¿Nuestra espontaneidad a la hora de buscar soluciones puede actuar como saboteadora?
    -La espontaneidad no existe. La espontaneidad es el último aprendizaje que se ha convertido en una adquisición. Si repito algo un cierto número de veces luego acaba saliendo algo natural. La espontaneidad es otro de los falsos mitos modernos.

    -Llevamos dos. ¿Cuáles son las psicotrampas más generalizadas?
    -Hay dos grupos de psicotrampas: de acción y de pensamiento. Si hablamos de pensamiento, la más extendida es la psicotrampa del engaño de las expectativas. Esperar que los demás hagan exactamente lo mismo que yo haría en la misma situación. Hay que entender que cada persona es diferente y no hará lo mismo que yo.

    -Vaya, que esperamos demasiado de los demás…
    -Sí, especialmente de las personas que nos son más cercanas. Cada individuo tiene una percepción concreta de las cosas y nunca la podrá percibir como la otra persona; como no siente lo mismo, su comportamiento y su reacción será diferente. Si yo espero que hagas exactamente lo que yo haría, caeré en una psicontrampa porque me llevaré una desilusión.

    -¿Qué estrategia tenemos que elaborar para afrontar esta situación?
    -Empezar a aceptar que cada persona percibe la realidad desde diferentes puntos de vista y dejar de esperar de los otros que hagan lo que haríamos nosotros. Es importante aprender a ver la realidad con los ojos de los demás y tener previsto que ellos harán algo diferente. Con esto prevenimos desilusiones o sentirse herido por una expectativa falsa.

    -Vamos a las de acción. ¿Cuál es la más recurrente?
    -Insistir, insistir e insistir. Cuando un ser humano está convencido de que algo es justo o funciona insiste en ello hasta la saciedad. Por ejemplo, si estoy convencido de que mi pareja no me da suficientes atenciones y se lo digo constantemente, el resultado que voy a obtener es justamente el contrario. Otro ejemplo que tiene que ver con nosotros mismos: si hacemos algo y fracasamos,  muchas veces seguimos insistiendo y repitiendo lo mismo pensando que algún día en algún momento esto saldrá bien. Nos transformamos en el burro que quiere mover el árbol con la cabeza.

    -¿Qué tenemos que hacer aquí para evitar rompernos la cabeza?
    -Pensar que si una estrategia no ha funcionado en un tiempo, la única opción que nos queda es cambiarla; sustituir la rigidez por la flexibilidad. Al mismo tiempo, se suele decir que un hombre es fuerte cuando no se rinde y sigue insistiendo. Hay cierta presión social a seguir insistiendo y no desfallecer, pero eso es absurdo cuando la estrategia es equivocada de base o no sirve para ese problema concreto.

    -Otro discurso que se ha consagrado es el del pensamiento positivo para atraer cosas buenas a tu vida. ¿Ahora también me dirá que eso es un falso mito?
    -¡Por supuesto! Es un mito moderno que viene de esta filosofía americana del “piensa positivo y todo irá bien”. Esto es algo que ya se había propagado antes en la década de los sesenta con la beat generation o la new age, y ahora con las filosofías tibetanas y el “piensa y produce”. También está la absurda ley de las atracciones de la que se sigue hablando.

    -Bien, se ha cargado cuatro de un solo párrafo. ¿Cuál es su punto de vista?
    -Si le digo a una persona que está deprimida que piense en positivo lo único que obtendré es que se deprima aún más y tendrá un efecto contrario, como sucede con todos los problemas compulsivos. Pensar en positivo para superar el dolor produce el efecto contrario. ¿Cuándo funciona este tipo de pensamiento? ¡Cuando las cosas ya van bien! Entonces sí que puedes lograr que las cosas vayan aún mejor; pensar en positivo cuando hay cosas trágicas hace que eso vaya todavía a peor.

    -¿Qué hay que decirle, entonces, a una persona que está triste o pasando por un momento doloroso?
    -Depende del motivo de su tristeza. Si es porque algo va mal en su vida, se deben analizar sus tentativas de solución y mirar de cambiarlas. Ver qué psicotrampas aplica y encontrar una solución. Hay muchas personas que están tristes porque se esfuerzan en ser felices. A esta gente hay que enseñarle, al menos una vez al día, a darle un espacio a esta tristeza y hacerle concentrar en las cosas que le hacen sufrir para que tomen conciencia. 
    El efecto puede ser doble: o pones toda tu tristeza en este espacio y luego quedas libre, o cuanto más intentas estar triste voluntariamente tu cabeza irá en dirección contraria. Con este efecto paradoxal bloqueas tu tristeza y reaccionas. Esta es “la técnica de la peor fantasía”, que es exactamente la opuesta al pensamiento positivo.

    -¿El autoengaño tampoco funciona?
    -Esta es una técnica de autoengaño voluntario, me pongo en la condición de estar más triste para salir de este estado. Este es un autoengaño terapéutico, mientras que pensar en positivo es un autoengaño que sólo funciona cuando no tienes un problema tan devastador. Si el problema es más grande, como los derivados de las psicopatologías, el pensamiento positivo no sólo no ayuda sino que te hunde más.

    -¿El amor es la forma de autoengaño más sublime que existe?
    -(Ríe). El amor es básicamente lo que nosotros ponemos a la otra persona, y no lo que verdaderamente hay en ellas. Cuando estamos enamorados, no vemos más que virtudes en la otra persona, mientras que sus defectos nos parecen virtudes ya que emitimos una luz positiva. La prueba es que, cuando ese amor se apaga, la frase más utilizada suele ser “no es la misma persona que antes”. Y es verdad, porque vuelve a ser lo que era sin lo que yo le he añadido.

    -Pues sí que me lo pone usted mal…
    -¡De ninguna manera! Este es un autoengaño útil que nos sirve para vivir mejor. Está bien que las personas se enamoren, ellos no necesitan ayuda sólo por ello. Es un autoengaño funcional que nunca se debe extinguir.

    -Me deja más tranquilo. ¿Han aparecido psicotrampas modernas en esta sociedad tan globalizada?
    -Sí. La más extensible es la socialización de nuestras vidas, hasta las cosas más íntimas. Dos ejemplos muy claros son determinados programas como los reality shows o la tendencia de muchos adolescentes de contar toda su vida a través de las redes sociales. 
    Esto tiene un efecto devastador porque las personas no construyen una propia identidad que sea diferente a la de los demás y, sobre todo, no aprenden a gestionar la responsabilidad de tener algún secreto. Hay cosas íntimas que un individuo tiene que guardar para sí mismo o hablarlas sólo con algunas personas escogidas.