09 enero 2018

LA MAFIA de la RESERVA FEDERAL

LA RESERVA FEDERAL, EL MAYOR PARASITO 
 DE LA HUMANIDAD


«Cuando los gobernantes no explotan a sus pueblos, 
éstos prosperan de manera natural; cuando los gobernantes no explotan a la gente, ésta se vuelve civilizada por propia naturaleza.»                                             
                           Del antiguo libro chino "Wen-tzu"

-------------------------


“El estudio del dinero, por sobre todos los otros campos en la teoría económica, es uno en donde la complejidad se utiliza para disfrazar la verdad o para evadir la verdad, no para revelarla.

El proceso por medio del cual los bancos crean dinero es tan simple que repele la mente. Con algo tan importante, un misterio más profundo sería lo decente.” 
 
 John Kenneth Galbraith (1908-2006) 


------------------------ 





LA FILOSOFIA DE ESTOS PSICOPATAS


------------------------------------ 






---------------

Barbarie financiera e ideología perdurable 
desde (por ejemplo) el año 2008

Bolsas de valores y bolsas de mentiras


Instituto de Cultura y Comunicación UNLa
2017

Dicen que operan guiados por cierta “sensibilidad” de mercado y dicen que son el alma de lo que ellos llaman “economía” (es decir del secuestro de la riqueza que, en realidad, pertenece a la clase trabajadora) Dicen -ellos- (inversionistas y publicistas) que debemos creerles sus dichos y sus hechos como si fuesen voces confiables… como si fuesen “buenos muchachos”. 

Son los autores de los fraudes más escandalosos y de los “salvatajes” gubernamentales más vergonzosos, las “Bolsas de Valores” y las “Agencias de Publicidad” (con sus aliados en las “Agencias de Información”; los monopolios mediáticos y las industrias bélicas) despliegan su plumaje de poder dueños de todos los colores de la corrupción, la impunidad y la impudicia. Bajo el manto protector del gobierno de los empresarios. 

Se robaron sumas de dinero estratosféricas, desfalcaron a los gobiernos serviles, siempre listos a garantizar el rol del Estado oligarca como policía de la propiedad privada más sucia (¿recuerdas Obama?) Gobiernos que compraron, bancos, deudas y todo tipo de canalladas e inmoralidades para proteger a quienes manejan el mercado y a sus jefes. Les pagaron “seguros”, “retiros”, y todo tipo de “paracaídas” pactados como garantía de tranquilidad a la hora de fugar capitales y disfrazar el saqueo. 

Mientras tanto, el circo mediático oligarca fabricó los blindajes más inimaginables para dejar a salvo a los delincuentes millonarios conocidos y “desconocidos”. 

Su desfachatez, disfrazada de “hipotecas” basura, produjo un colapso de avaricia que ha dejado huellas hasta hoy maquilladas por la mano mediática del poder financiero y de la industria militar. Hicieron todo tipo bajezas para comprar el desastre a cualquier precio no importa si fue Bank of America, Barclays, o quien fuese. La orden fue salvar a los ricos a cualquier costo, literalmente. 

Eso lo han pagado los pueblos y con creces. Y todo esto ocurrió mientras hacían (¡También!) negocio de la propia “crisis” los expertos de Wall Street, sus secuaces mediáticos y la Reserva Federal yanqui que puso sin ruborizarse 12,6 billones de dólares para “estabilizar” al mercado. Eso es el 80% del PIB en 2007. Las consecuencias siguen presentes. 

Hoy bajo las consecuencias de la brutal operación contra el precio del petróleo, provocarán seguramente que los salarios de los trabajadores caigan aún más, si no se frena el crimen de la fuga de capitales, la disminución de crédito, el freno a la inversión, y el aumento inducido de la inflación que incapacita a los trabajadores para vivir con una dignidad necesaria.

En el circo de las jaurías burocrático-financieras, desreguladas como la “globalización”, sólo hay espectáculos de crueldad infinita contra los pueblos. Han quedado expuestas las transacciones y el ocultismo contable, los engaños de las “calificadoras de riesgo”, el despotismo de las burguesías cebadas por la impunidad de las cuatro empresas contables más grandes del mundo. Arthur Andersen y Enron, por ejemplo.
No olvidar los desfalcos de la banca israelí-anglosajona (Jaliffe dixit) con inversiones en Wall Street y la City amafiadas con Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch. 

Y la respuesta de los gobiernos serviles a tan descomunal asalto contra los trabajadores, de todo el mundo, es la desregulación gubernamental, la garantía de no auditar y el seguro de fuga de dinero con las facilidades bancarias y policiales que se “requieran”. Todo tipo de garantías para perpetuar fraudes y depredación neoliberal, para cumplir con el “trabajo de Dios” como gustaban decir algunos referentes del crimen organizado bancariamente.

Y en cada episodio de tal drama está la mano mediática del reino israelí-anglosajón que opera su “invisible” guerra simbólica global para producir las joyas mediáticas estratégicas en cada uno de los países afectados.

No basta con producir políticas y leyes para regular -o abolir- las armas de guerra ideológica o de dominación cultural y comunicacional. Los pueblos deben luchar por un Nuevo Oren Económico Mundial y un Nuevo Orden Mundial de la Cultura, la Comunicación y la Información que extirpen el cáncer de los dispositivos publicitarios colonizadores con que los 7 dueños del grupo israelí-anglosajón controlan las “imagen” mundial del capitalismo y su política de saqueo en todos los países.
Es un tema prioritario en la agenda emancipadora porque es un verdadero desafío planetario del siglo XXI poder neutralizar y desactivar la Guerra Mediática desatada y maquillada en todas partes por el parasitismo ideológico de la industria bélica, la industria “mass media” y la banca israelí-anglosajona.

Para quienes todavía piensan que en los “Mass Media” no hay corrupción, sepan que la gran corrupción que el imperio expande a todo el mundo concentra intereses financieros de la banca israelí y su arsenal semántico que choca con las definiciones universales de justicia y humanismo porque anhelan aniquilar la libertad de expresión de los trabajadores, del derecho a informar y a ser informado suficiente y pluralmente.

Entre las Bolsas de Valores y las Bolsas de Mentiras fluye una complicidad signada por intereses muy concretos paridos por negocios traumáticas de los multimedia, para blindar, esterilizar e inmunizar las atrocidades perpetradas por el capitalismo y los muy neoconservadores comerciantes y banqueros coautores de las fechorías del 2008. Son, en suma, el mayor estafador del mundo cómplices de la ingeniería semántica que practica la maquinaria de publicistas y propagandistas, desde Lehman Brothers, que detonó el tsunami financiero global y saqueó 400 mil millones de dólares a Israel días antes de su quiebra. Las consecuencias siguen siendo terribles.

Esto depreda la vida de los seres humanos y del planeta para beneficiar los intereses patrimoniales imperiales. No nos cansemos de decirlo con mil maneras cada día más creativas. La base es una Guerra Económica y una Guerra Mediática que debe hacerse comprensible para desnudar a los encubridores del sionismo financiero y la cruda realidad de la explotación y el saqueo. No hay otro camino que escudriñar todas las pistas, sin dejar espacio impune, por más dolorosas que nos resulte ver, incluso nuestras debilidades, negligencias y cegueras. No sostengamos una lucha a ciegas y huérfanos de método.

Doctor Fernando Buen Abad Domínguez, Universidad de la Filosofía
http://fbuenabad.blogspot.com/ http://filmimagen.blogspot.com/


-------------







 -------------------------------



La alternativa de escoger entre Roosevelt y HitlerCómo el liberalismo crea el fascismo


por Lyndon H. LaRouche - 2004


La principal fuente de dificultad que experimenta la mayoría de los europeos al intentar comprender la actual crisis interna de los Estados Unidos, es que la erupción en marcha de prácticas imperialistas estadounidenses extremas tiene sus raíces en el mismo modelo liberal angloholandés que la mayor parte de la opinión popular y oficial europea admira hoy. Ahora describo parte de la mecánica esencial de esa conexión.

El sistema liberal de gobierno, economía y filosofía social es, en lo principal, una copia de la antigua época imperial de la potencia marítima de Venecia, gobernada por una oligarquía financiera. Bajo la influencia del poderoso Paolo Sarpi de Venecia y de sus sucesores, el modelo veneciano de liberalismo controlado por una oligarquía financiera se impuso sobre dos potencias marítimas imperiales nacientes en Europa Septentrional: la Inglaterra de Francis Bacon, Thomas Hobbes y John Locke, y los Países Bajos de Guillermo de Orange y el empirista radical Bernard Mandeville. 
El liberalismo filosófico reinante en la sociedad se complementaba con un empuje hacia esa supremacía marítima, relativamente global, consistente con el interés propio adoptado por la clase oligárquico financiera, tanto mercante como usurera.

El rasgo crucial del modelo liberal angloholandés, que esencialmente se consolidó así, como concepto, en el transcurso del siglo 18, es la independencia relativa de que disfruta un sistema de banca central controlado por intereses privados, respecto del gobierno electo. En efecto, ese sistema de banca central es el agente que de hecho congrega colectivamente a la clase oligárquico financiera de la sociedad.

En el intervalo que va de aproximadamente 1763 a 1945, el principal desafío al poder del modelo liberal dentro de la civilización europea extendida al orbe, se expresó por primera vez en el amplio apoyo entre los europeos a la lucha por la independencia de las colonias inglesas en Norteamérica. Durante el intervalo de 1763–1789, la formación de la naciente república constitucional estadounidense produjo una Constitución cuyo preámbulo representó el triunfo intelectual de los principales patriotas estadounidenses, que reflejaron la influencia de Godofredo Leibniz por encima de la de John Locke. Aun hoy, a pesar del éxito de Eduardo VII de Gran Bretaña en introducir de contrabando lo que se convirtió en el Sistema de la Reserva Federal en los Estados Unidos, el Sistema Americano de economía política, como lo describen Benajamin Franklin, Alexander Hamilton, los Carey, Federico List y demás, se basa en un principio de la autoridad del sistema constitucional de banca nacional —sobre el de cualquier potencia extranjera u oligarquía financiera nacional— en materia de regulación monetaria y financiera.

La mejor forma de entender el modo en que la arrogancia imperial de un presidente Bush cautivo de los "gallinazos" se expresa hoy, es viendo cómo un concierto de poderes angloamericanos oligárquico–financieros encabezado por Montagu Norman de la Gran Bretaña y usando al agente de éste, Hjalmar Schacht y demás, impuso la dictadura de Hitler en Alemania. 
El interés de la "banca central independiente", así expresado, puso a Hitler en el poder, tanto para evitar que surgiera una opción tipo Franklin Roosevelt en la Alemania del canciller Von Schleicher, como para apertrechar a Alemania para una guerra mundial ideada para destruir tanto a esta nación como a Rusia. 

Un cambio en el papel mundial de los EULa guerra no se dio como Montagu Norman y los suyos pretendían. Alemania decidió atacar primero a Occidente, en vez del Oriente. Eso puso a Londres en posición de tener que pedirle ayuda al Roosevelt que odiaba, y el papel que desempeñaron los Estados Unidos enfrentó a la Gran Bretaña de la posguerra con la absoluta superioridad económica estadounidense a nivel mundial, que no era precisamente el objetivo original de los patrocinadores de Hitler en Londres. En la estrategia, siempre espera lo inesperado tanto como esperas el resultado más probable.

Hitler fue financiado por la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra


Vean al actual sistema estadounidense en quiebra ante la lección de la Alemania de 1933–34.

En el transcurso de 1964 a 2003, los Estados Unidos se han transformado, de la principal nación productora del mundo, en una "sociedad consumidora" económicamente parasítica como la del antiguo Imperio Romano, una que vive del saqueo acumulado por una mezcla de armas nucleares y otro poder predatorio, impuesta sobre el mundo entero. 
En este proceso, ya por casi dos décadas, los principales partidos políticos de los Estados Unidos se concentran en una base del 20% de las familias de mayores ingresos (es decir, el mentado dogma "suburbano" del Consejo del Liderato Demócrata), y controlan verticalmente las elecciones mediante el puro y enorme poder financiero, y el control sobre los principales órganos de difusión del país que ejercen esos mismos intereses financieros de mentalidad oligarca. Conrad Black, un importante "ángel caído" de la parvada de gallinazos, al igual que el llamado "Grupo Mega", es típico de esas conexiones corruptas.

Antes de ese cambio de paradigma cultural de 1964–1981, durante el período de 1933–1963, el sistema político de los Estados Unidos se basaba relativamente en gran medida, en las fuerzas sociales y económicas asociadas a los agricultores independientes, las manufacturas, la infraestructura económica básica regulada, y así sucesivamente. 
Hoy, casi a cuarenta años del asesinato del presidente John F. Kennedy, el verdadero empresario emprendedor es una especie en extinción. El panorama político económico del poder lo dominan formas predatorias de especulación financiera, como las empresas Enron y Halliburton, que se codean con los barones multimillonarios de la ralea del hampa. 
Así, tenemos un Presidente cuyos lazos familiares son como una faceta de ese interés financiero, pero a quien, aunque nominalmente sea señor del leporellos estado federal, lo controla una molesta caterva de leporellos irracionales, los gallinazos. 
Esta es la caterva de lacayos asociados al legado ideológico pro fascista de Leo Strauss de la Universidad de Chicago, del filósofo nazi Martin Heidegger, etc. Los truhanes parecen controlar el gallinero presidencial, al menos por ahora.

La alternativa de escoger entre Roosevelt y Hitler

El papel de esos "gallinazos" representa la amenaza activa e inmediata de un nuevo Hitler.
Como explicaré en una próxima secuela al informe de hoy, el mundo sólo tiene dos alternativas de importancia: escoger entre el Franklin Roosevelt de hoy y los Hitler actuales; entre los programas de recuperación del tipo de los de Roosevelt y la amenaza e intención de usar armas nucleares por parte de los gallinazos. Debiera ser obvio que una estrategia "a la Roosevelt" significa mandar a paseo al sistema liberal angloholandés, al menos "por mientras". Así, Europa ha de reconocer la locura homicida de los hitlers gallinazos como el secretario de Defensa de los EU Donald Rumsfeld y del vicepresidente Dick Cheney. Pero, para evitar que esos Hitler tomen el control, los modelos liberales angloholandeses deben reemplazarse por una reorganización del irremediablemente quebrado sistema monetario–financiero mundial, conforme a los principios del Sistema Americano de economía política y al sistema de economía nacional de List; al menos "por mientras".





--------------------------------------


 
Ellen Hodgson Brown

Ellen Hodgson Brown es abogada y fundadora del Public Banking Institute. Graduada de UC Berkeley y UCLA School of Law.
Presidenta del Public Banking Institute y autora de doce libros, incluyendo al best seller Telaraña de Deuda.
En su libro más reciente, The Public Bank Solution, explora los modelos históricamente exitosos de la banca pública a nivel mundial.
 http://grupoalmuzara.com/libro/9788416392063_portada.jpg
 El dinero es parte de nuestra vida diaria, pero entendemos poco sobre cómo se crea, de dónde viene y quién lo controla, debido a que el proceso ha sido objeto de desinformación por parte de los banqueros más ricos, quienes quieren mantenernos en la oscuridad y así proteger un sistema diseñado para aumentar la desigualdad económica.  

Ellen Hodgson Brown revela el engaño y presenta un panorama claro del abismo financiero al que nos dirigimos, centrándose en un fraude fundamental del sistema bancario: los bancos privados se han apoderado de la creación y control del sistema monetario internacional, en una red de dinero-deuda que genera un beneficio constante a sus productores y somete a las naciones a una creciente e innecesaria montaña de deuda, imposible de pagar.

Exponer la insostenible situación actual es un primer paso para desligarnos del control maligno del mundo en manos de una muy pequeña pero poderosa facción financiera.
Partes del libro hacen énfasis en el banco central de los Estados Unidos, así como en la historia de esta nación, pues su modelo de dinero ha sido implementado alrededor del mundo, incluyendo los países de América Latina.
También se recogen ejemplos del desarrollo de nuevos modelos bancarios en los cinco continentes. La comprensión del funcionamiento de estas instituciones y los hechos que marcaron su evolución aportará al lector las herramientas para dar un giro positivo a su futuro financiero a nivel personal, regional y nacional.

«Lo interesante de este libro es que lo puede leer cualquier persona por el lenguaje en que está escrito. Viene narrado como una novela, con la historia del célebre cuento del Mago de Oz»


Telaraña de Deuda - La Escandalosa Verdad Acerca de Nuestro Sistema Monetario. from Telaraña de Deuda on Vimeo.

En Telaraña de Deuda (Web of Debt), aplica su experiencia y conocimientos en el análisis de la Reserva Federal y el «conglomerado del dinero».

Muestra cómo este cartel privado ha usurpado el poder de crear dinero de manos de la gente, y cómo nosotros, la gente, podemos recuperarlo. Hodgson Brown forjó su pasión por el mundo en desarrollo y sus problemas mientras vivió en diversos países durante once años (en Kenia, Honduras, Guatemala y Nicaragua).

La autora fue conferenciante de TEDxNewWallStreet 2012 en Mountain View (California), y su obra ha suscitado un intenso debate en la comunidad internacional.


Sus sitios web son:




Los adjetivos que aparecen a continuacion no llegan ni de lejos a expresar en estas pocas lineas lo que habria que explicar en varios tomos sobre la PIRATERIA FINANCIERA ANGLOSAJONA, una autentica maldicion para la humanidad:

La Reserva Federal (la FED) –la entidad más antidemocrática del mundo en cantidad y calidad– es mucho peor para la humanidad que los conocidos totalitarismos políticos del siglo XX, debido a su opacidad y a su control del sistema político de Estados Unidos y del mundo a traves del dolar.

Audrey Fournier, - Le Monde (5/4/10), examina los opacos manejos totalitarios de la FED y el levantamiento del velo de los activos tóxicos que heredó, durante el rescate de finales de 2008, de dos entidades financieras mayúsculas: la fétida aseguradora AIG y el hediondo banco de inversiones Bear Stearns (adquirido por el no menos pestilente JP Morgan-Chase).

La FED fue obligada a exponer mínimamente la punta del iceberg de sus hazañas de ocultamiento y alquimia contables por dos sentencias judiciales, debido a la presión de la ciudadanía y a algunos legisladores todavía valientes y sin corromper. 

Tales activos fueron todavía más tóxicos de lo previsto y alcanzarían 80 mil millones de dólares. (OJO A LAS CIFRAS PORQUE NO SE PARECEN A nada de lo que podemos siquiera imaginar.

Fournier se asombra de la distribución perversa de tales activos tóxicos incrustados subrepticiamente en una serie de vehículos financieros complejos, como los ominosos credit default swaps (CDS) y cuyos alcances letales han hecho del putrefacto sistema financiero anglosajón un verdadero nudo gordiano que requiere ser desatado por un conquistador de la talla de Alejandro el Magno para salvar el planeta de las garras de la plutocracia bancaria anglosajona de Wall Street y la City.

Tales activos tóxicos no pasan la prueba del ácido de la tripleta oligárquica-oligopólica de las autocalificadoras anglosajonas (Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch), quienes por enésima vez no se percataron deliberadamente de su virulencia diseminada.


La hegemonía de EE.UU. en el mundo se basa en el monopolio de su Sistema de la Reserva Federal, cuyos accionistas son grandes bancos que incluyen no sólo entidades financieras de Wall Street, sino también las de Europa. ¿Pero a quién realmente pertenecen estos bancos?

Durante la crisis financiera mundial entre los años 2007 y 2009 la Reserva Federal distribuyó varios préstamos por más de 16 billones de dólares a los bancos que son sus principales accionistas.
Es decir, la lista de los beneficiarios de los préstamos fue efectivamente la lista de los principales accionistas de la Reserva Federal.

Entre ellos figuran Citigroup, Morgan Staley, Merril Lynch, Bank of America, Barclays PLC, Bear Sterns, Goldman Sachs, JP Morgan y Leman Brothers. Algunos beneficiarios de los préstamos de la Fed son bancos extranjeros, incluyendo a los británicos Barclays PLC, Royal Bank of Scotland, Bank of Scotland, los suizos Credit Swiss y UBS, el alemán Deutsche Bank y el francés BNP Paribas.

Lea también: El Banco de Pagos Internacionales: conozca al grupo secreto que dirige el mundo

Hablando de quiénes son los accionistas de los accionistas de la Reserva Federal, la mayor parte del capital de los seis bancos más grandes de EE.UU. (Bank of America, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Goldman Sachs, Wells Fargo y Citigroup) está en manos de los llamados 'accionistas institucionales', es decir, todo tipo de empresas financieras. Entre ellos se encuentran también bancos, lo que indica que hay una participación cruzada, según publicó el portal del Fondo de Cultura Estratégica.

Sepa más: La Fed, el principal ´parásito´ económico de EE. UU.

Algunos bancos de Wall Street tienen también accionistas individuales que normalmente son los altos ejecutivos del banco, tanto en activo como jubilados.
Pero numerosos analistas creen que el núcleo accionario de los bancos de Wall Street se compone de tan solo cuatro empresas financieras: 
Vanguard Group, 
State Street Corporation, 
FMR (Fidelity) y 
Black Rock. 
Otras empresas no pertenecen a la categoría de accionistas principales o están controladas directamente o a través de una cadena de intermediarios por las cuatro empresas mencionadas. Por lo tanto, se trata de las empresas que ejercen el control real sobre el sistema bancario del país norteamericano

SIONISTAS EN WALL STREET:



Fournier no entiende por qué no se rescató a Lehman Brothers, al tiempo que se salvaba a la aseguradora AIG y a Bear Stearns repletos de activos podridos (sic).

Fournier destaca que ha perturbado la opacidad, mucho más que el rescate per se, y se centra en la exhibición del oscurantismo contable de la Fed, que ocultó la mediocridad de los activos tóxicos que han perdido gran parte de su valor. Pero, ¿cuál valor? ¡Si están quebrados!

Cita la opinión higiénica de Marvin Goodfriend, economista de la Universidad de Carnegie Mellon, quien en las páginas de la revista Business Week (poéticamente quebrada y anterior propiedad del grupo de la autocalificadora Standard &Poor’s, y luego adquirida por Bloomberg) fustiga la intromisión de la Fed en la política fiscal: un dominio de la Secretaría del Tesoro y el Congreso.

¿No se percata Goodfriend que Estados Unidos vive bajo el totalitarismo de la plutocracia financiera de Wall Street, dominado por los Greenspan y Bernanke, coincidentemente miembros conspicuos del sionismo financiero global?

¿Hasta cuándo? Pues hasta que el Pentágono, otra supraestructura oligárquica de mayor poder, ponga en orden a la Fed.

The Christian Science Monitor, citado por Fournier, confirma que el acuerdo fue realizado a puerta cerrada y con nula supervisión del Congreso(democracia estilo Washington).
Por lo visto, en materia de opacidad financiera Estados Unidos es tan medievalmente primitivo como el México neoliberal.

En forma lúcida, Fournier concluye que, además del daño causado al funcionamiento democrático (sic) de las instituciones de estadounidenses, la conducta de la FED estimuló a otros bancos, algunos rescatados por el gobierno, a realizar riesgos considerables.

Fournier soslaya la estructura anómala –única en el mundo porque compendia la verdadera plutocracia reinante– de la FED que incluye en su seno a numerosos bancos privados en un matrimonio anticipado del verdugo con su víctima-Estados Unidos- que ni siquiera emite su propia moneda (tarea que le corresponderia en este caso el Departamento del Tesoro).

Sigue más vigente que nunca el libro Secretos del templo: cómo la Reserva Federal controla el país, de William Greider, escrito hace más de 20 años y que habría que actualizar con la exhumación de los derivados financieros.

Fournier se queda en el umbral de los infiernos financieros y no profundiza en el papel tras bambalinas de BlackRock, que maneja en forma triangulada tales activos tóxicos: bombas durmientes inventadas por la plutocracia de Estados Unidos presuntamente para dominar al mundo.

La traducción de BlackRock es inigualable: roca negra, a no confundir con otra financiera siniestra, Blackstone, implicada en el cobro de los seguros de las torres gemelas de Nueva York (ver Bajo la Lupa, 26/9/04) y controlada por Peter G. Peterson, anterior secretario de Comercio de Richard Nixon, y Stephen A. Schwarzman, miembro del club fantasmagórico Huesos y Calaveras(Skull and bones), de Yale (donde opera el cordobista Zedillo: el sepulturero de las finanzas mexicanas).

BlackRock constituye otra entelequia oscura de la piratería financiera anglosajona: firma de inversiones con sede en Nueva York que maneja una azorante cartera de 3,35 millones de millones (trillones en anglosajón) de dólares, equivalente al PIB (nominal) de Alemania.

Pese a su negrura contable y fiduciaria, BlackRock se convirtió en el mayor manejador de dinero del mundo. Pero una cosa es manejar su cartera propia y otra la de sus clientes que manejan a su vez 9 millones de millones (trillones en anglosajón) de dólares, equivalente al doble del PIB de China.

Aparte de la basura financiera de la Fed, ¿qué tanto y para quién recicla BlackRock?

Los controladores aparentemente legales de BlackRock son
Bank of America (34.1 por ciento de sus activos), el muy turbio PNC Financial Services (24.6 por ciento) y la británica Barclays PLC (19.9 por ciento) que no requiere adjetivos. ¿Quiénes dispondrían del restante 21.4 por ciento de sus acciones?

¿Por qué dos bancos gigantescos globales, como el estadunidense Bank of America y el británico Barclays, ya no se diga la Fed, necesitan como oxígeno la existencia triangulada de una entidad financiera tan negra como BlackRock?

El mandamás de BlackRock es Lawrence Fink (su hijo Joshua, de 30 años, merece un libro especial), inventor e instrumentador de una de las mayores basuras financieras de la historia de la humanidad: los célebres mortgage-backed-security (MBS, por sus siglas en inglés: un género de derivados financieros basados en seguros hipotecarios de alto riesgo).

¿Por qué la Fed, en la etapa aciaga de Ben Shalom Bernanke, recurre al verdugo que victimó a millones de impotentes ciudadanos de Estados Unidos, el inventor de los putrefactos MBS: causa primaria en precipitar la crisis financiera global?

Como que suena muy extraño y ha de haber algo muy profundo en los avernos financieros de los activos tóxicos en Estados Unidos, que ya empiezan a ser desenmarañados (que no se olvide que nos encontramos en un mundo totalitario, opaco, tenebroso, inmundo e infernal) y que apunta al despliegue de una silenciosa guerra financiera global, que probablemente hayan decretado contra el mundo los dioses (sic) del dinero de Nueva York y la City, como expone William Engdahl (RT, 5/4/10), cuya tesis de una guerra económica encubierta del sistema dólar merece ser desarrollada.

Alfredo Jalife-Rahme La Jornada

? Todavia te crees que no hay suficiente riqueza para que la poblacion actual del planeta y millones mas vivieran mucho mas que dignamente?



España se ha quedado sin "sus" multinacionales - un ejemplo

El Banco americano de Santander (Botin no es el dueño sino J.P. Morgan y afines) 

Durante la última década la entrada de capital estadounidense en el Banco Santander ha sido constante y creciente. Actualmente, siete grupos financieros de origen norteamericano poseen cerca del 50% de las acciones. 
Emilio Botín continúa al frente del Consejo de Administración del banco, pero ahora es más bien un testaferro de los intereses de estas grandes corporaciones.
En el momento actual, siete grupos financieros de origen estadounidense controlan el 45,3% de los títulos del banco: Chase Nominees Ltd. (12,51%) [1], State Street Bank (9,60) [2], EC Nominees (6,91%) [3], The Bank of New York Mellon (5,57%) [4], Capital Research and Management Company (4,87%) [5], Blackrock Investment (4,78%) [6] y Fidelity Internacional (1,06%) [7]. También hay grupos europeos con participaciones significativas, como BNP Paribas (3,18%) y Credit Suisse (2,87). El resto de los accionistas está muy disperso para tomarlos en consideración y el sindicado de acciones de la familia Botín apenas llega a un exiguo 1,7% del total de los valores del banco.

AHORA ENTENDEMOS LO QUE ES PRIVATIZAR 


NOTICIA ULTIMA HORA  - ENERO 2011:


Gracias a la crisis, la FED se convierte en el banco más próspero de la historia, jaja...
http://www.npr.org/blogs/thetwo-way/2011/01/11/132837346/the-federal-reserve-becomes-most-profitable-bank-in-history



MAS SOBRE LA FED - historia y funcionamiento

 ----------------------------

 
GREENSPAN'S FRAUD

http://bookspics.com/wp-content/uploads/greenspan_s_fraud__how_two_decades_of_his_policies_have_undermined_the_global_economy.jpe

For two decades Federal Reserve Chairman Alan Greenspan has held reign over economic policy, outlasting three presidents. His long tenure has had a profound effect on global economics and on individuals. In this hard-hitting exposé, international bestselling author Ravi Batra takes sharp aim at Greenspan's policies since he came into power. Greenomics, Batra argues, has extracted trillions of dollars from the American middle class and sharply benefited the rich, while protecting big business. Batra proves that Greenomics has also been responsible for periods of irrational exuberance, and exposes the wild inconsistencies in his social security plans. Greenspan's Fraud explores Greenspan's influences and motivations and the discrepancies between his words and actions, while revealing how his policies have national and global impact.

No hay comentarios: