14 julio 2015

Manipulados desde la segunda guerra mundial

INTERESANTES DATOS DE LO QUE NO NOS CUENTAN DE LA 
SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: 

La PROPAGANDA de los vencedores se convierte en la HISTORIA de los vencidos

El mayor genocidio de la historia 
La presunta culpabilidad alemana

El genocida Winston Churchill



Se ha difundido el mito de que los alemanes “bombardearon Londres” y sólo el contraataque británico arrasó las ciudades alemanas. El contexto general interpretativo de la culpabilidad alemana considáse poco menos que cosa indiscutible. Sobre esto conviene aclarar:

1/ los ingleses bombardearon Berlín y decenas de ciudades alemanas antes de que los alemanes bombardearan Londres o Coventry en represalia, y éstos son hechos completamente probados que ni siquiera los historiadores ingleses niegan, aunque la prensa, la literatura y el cine acostumbren a reproducir las habituales fábulas exoneradoras para el consumo de masas;

2/ los ingleses no se limitaron a bombardear ciudades, sino que, de acuerdo con un plan concebido ya entreguerras, pretendían el exterminio masivo de civiles y diseñaron sus actuaciones, incluso por lo que respecta a la ingeniería del armamento, con este fin, mientras que los alemanes, cuando en 1940 y 1941 actuaron en respuesta a los ataques ingleses, se sirvieron de armamento convencional para destruir instalaciones, no para quemar vivos en sus casas a millones de civiles.

Respecto a la primera cuestión, apelamos a las obras de Nicholson Baker Humo Humano. Los orígenes de la Segunda Guerra Mundial y el fin de la civilización (2009) y Geoffrey Regan Guerras, políticos y mentiras(2006). Baker cita a James Spaight, secretario del Ministerio del aire y teórico del bombardeo estratégico (Baker, 165):


"Empezamos a bombardear objetivos en tierra alemana antes de que los alemanes empezaran a bombardear objetivos en tierra británica."


Se puede incluso fijar la fecha exacta en que los ingleses decidieron iniciar ataques aéreos sistemáticos a ciudades: el 15 de mayo de 1940. Las dudas sobre la posible respuesta alemana se consideraron de manera expresa (Baker, p. 169):

Hugh Dowding, jefe del Mando de Caza, dijo que Inglaterra no debía desistir de su propósito por temor a sufrir ataques de represalia. Estos ataques “forzosamente se producirán tarde o temprano”. Churchill se mostró de acuerdo. “Debemos contar con que este país será atacado como respuesta”, dijo.

Hasta el 29 de septiembre de 1941, estos ataques no se articularon en forma de un verdadero plan de exterminio. Baker describe, empero, los tempranos métodos de terror de la aviación británica ya en junio de 1940:


«No entiendo esas reticencias a la utilización del gas. Estoy totalmente a favor de la utilización de gas tóxico contra las tribus salvajes. 
El efecto moral será bueno. 
Se difundirá un terror vivaz…» 
(Sir Winston Churchill con respecto a los rebeldes kurdos). 

Arrojaron bombas sobre Düsseldorf cuando la gente salía de los refugios para sofocar los incendios. En Münster y Wertheim la RAF iluminó partes de la ciudad y luego voló bajo y ametralló a los bomberos. “Un odio intenso a Inglaterra se está concentrando –informó el servicio de sondeos de opinión de Ohlendorf- y pide venganza una y otra vez”.

En un memorándum a Max Beaverbrook con fecha de 8 de junio de 1940, Churchill expone sus planes para vencer a Hitler en términos que despiertan una duda razonable sobre quién es quién en esta manoseada película de “el bien contra el mal” que estamos tan acostumbrados a contemplar desde la comodidad del más repugnante fariseísmo moral:

“Pero hay una cosa que le hará volver y provocará su caída –escribió Churchill-, y esa cosa es un ataque absolutamente devastador y exterminador contra la patria nazi a cargo de bombarderos muy pesados (…).”

El 19 de julio de 1940, Hitler presentó una propuesta de paz a Inglaterra, país al que no consideraba un enemigo político ni militar, siendo así que el objetivo de Hitler era la expansión hacia el Este. Los ingleses habían sido derrotados en tierra y Francia yacía ocupada. La respuesta inglesa fue plantear un ataque aéreo a Berlín; así, el reconocido sádico Charles Portal escribe (Baker, p. 198):

“El primer ministro preguntó qué se podía hacer en relación con bombardear Berlín, y le di la fecha del 1 de septiembre”.

Portal, uno de los máximos responsables del bombardeo estratégico, había sido descrito como una personalidad “cruel” en la propia prensa inglesa incluso antes de ocupar el cargo de carnicero aéreo que le haría tristemente famoso. En agosto de 1940, la RAF bombardeó Hamburgo, Hannover, Münich…

La prensa alemana, por ejemplo el “Zeitung” de Bremen, clamaba que “Gran Bretaña pierde su honor”. De hecho, Churchill estaba “provocando” desesperadamente a los nazis, siendo así que las ofertas de paz de Hitler habían encontrado mucho eco entre la población inglesa. Churchill estaba preocupado porque el pueblo inglés no odiaba a los alemanes todo lo que él deseaba y parecía necesaria una “buena” masacre de ingleses para convertir a las gentes en cómplices vocacionales del plan de exterminio del pueblo alemán.
Así que Churchill anhelaba una respuesta alemana que, de paso, indignara a los Estados Unidos y motivara a Washington para entrar en la guerra (Baker, p. 204):

Charles de Gaulle se encontraba en Chequers. Era agosto de 1940. Churchill estaba esperando el ataque aéreo de los alemanes y, según recordó De Gaulle más tarde, le resultaba difícil soportar la espera. Alzó los puños hacia el cielo. “¡No vienen!”, exclamó.
“¿Tanta prisa tiene por ver sus ciudades reducidas a escombros?”, preguntó De Gaulle.
“Verá usted, el bombardeo de Oxford, Coventry, Canterbury, provocará una oleada de indignación tan grande en Estados Unidos ¡que entrará en la guerra!”, repuso Churchill.

----------------

HITLER RACISTA ? 
“HITLER NO ME IGNORÓ… fue nuestro presidente [Roosevelt] quien me ignoró, ni siquiera me envió un telegrama”.

Schaap, Jeremy (2007). Triumph: The Untold Story of Jesse Owens and Hitler’s Olympics. New York: Houghton Mifflin Harcourt. p. 211. Retrieved February 8, 2015.


“Cuando pasé, el Canciller [Adolf Hitler] se levantó, me saludó con la mano y yo le devolví la señal. Pienso que los reporteros tuvieron mal gusto al criticar al hombre del momento en Alemania.”

Jesse Owens, en una entrevista al Tampa Tribune antes de fallecer en el hospital de cáncer del 01/04/80, páginas 1 y 3-6:

“Es difícil imaginar mi felicidad. Cuando corría, hubo un momento en que me pareció que tenía alas. Todo el estadio se mostraba tan animado, que me contagió y corrí con más alegría; pareciendo que había perdido el peso de mi cuerpo. El entusiasmo deportivo de los espectadores alemanes me impresionó profundamente, especialmente la caballeresca actitud del público. Pueden decir a todos que agradecemos la hospitalidad germana”…

JESSY OWENS, publicado por el “Correio do Povo” de 4/VIII/1936
aquí una foto pasándola super bien con un deportista alemán nacionalsocialista…
http://lh3.googleusercontent.com/peaz


“En la Alemania nazi, lo trataron como a un igual”,
comentó William J. Baker, el biógrafo de Owens.

“Cuando volví a mi país natal, DESPUÉS DE TODAS LAS HISTORIAS [QUE SE INVENTARON] SOBRE HITLER, no pude viajar en la parte delantera del autobús en mi propio país. Volví a la puerta de atrás. No podía vivir donde quería. Ni siquiera fui invitado a la Casa Blanca a darle la mano al Presidente de mi país.”

– Jesse Owens, campeón olímpico Estadounidense en Alemania 1936. (The Jesse Owens Story, de 1970)

“realmente presencié a Hitler estrechando sus manos con Jesse Owens y felicitándolo por lo que él había logrado.”

Eric Brown, piloto más condecorado aún vivo de la marina británica, Documental de la BBC “Britain’s Greatest Pilot: The Extraordinary Story of Captain Winkle Brown” desde el minuto 5:35, June 1, 2014.
https://www.youtube.com/watch?v=LEe5u



“ambos estrecharon sus manos y Owens portaba en su billetera una foto con Hitler, Owens me dijo “FUE UNO DE LOS MOMENTOS MÁS LINDOS DE MI VIDA” la foto había sido tomada en la mesa de los triunfadores y por eso los reporteros no lo testimoniaron. Yo lo vi, ¡YO LO VI!”

Sigfrid Mishner, periodista deportivo, “Daily Mail” británico 2008


Dr. Carl Ludwig “Lu(t)z” Long (27 de abril de 1913, Leipzig – 13 de julio de 1943, San Pietro Clarenza) fue un atleta olímpico alemán, ganador de la medalla de plata en los Juegos de Berlín’36.
Sin embargo, es más recordado por haber aconsejado a su rival Jesse Owens, que acabaría logrando la medalla de oro gracias a la ayuda de Long. En recompensa por su espíritu deportivo, se le concedió la medalla Pierre de Coubertin a título póstumo.
Fuente: https://www.youtube.com/channel/UCJBvoblcSjrfdvCOaEq5qUQ

 -----------------------

 Los Rusos hicieron toda la parte seria de derrotar a Hitler. 
Mas del 80% de los soldados alemanes que murieron en la II guerra m. cayeron en el frente Ruso

--------------------------

El "Memorial Day" conmemora a los soldados muertos en la guerra. Se nos dice que los muertos de la guerra murieron por nosotros y por nuestra libertad. ...
El Marine general norteamericano, Smedley Butler, desafió esta opinión. 

Dijo que nuestros soldados murieron por las ganancias de los banqueros,Wall Street, la Standard Oil, y la United Fruit Company. 
He aquí un extracto de un discurso que dio en 1933:

La guerra es sólo una estafa. Una estafa es como se describe mejor, creo yo, como algo que no es lo que parece a la mayoría de la gente. Sólo un pequeño grupo dentro sabe de qué se trata. Se lleva a cabo en beneficio de los pocos a expensas de las masas.

Yo creo en una defensa adecuada en la linea costera y nada más. Si una nación viene por aquí a luchar, a continuación, vamos a luchar. El problema de Estados Unidos es que cuando con el dólar sólo se gana un 6 por ciento por aquí se pone inquieto y se va al extranjero para obtener el 100 por ciento. Entonces la bandera sigue al dólar y los soldados naturalmente siguen a la bandera.

Yo no iría a la guerra otra vez como lo he hecho para proteger algunas inversiones opacas de los banqueros. Sólo hay dos cosas por las que deberíamos luchar. Una de ellas es la defensa de nuestros hogares y la otra es la Declaración de Derechos. Una Guerra por cualquier otra razón no es más que una estafa.

No hay ningún truco en la bolsa de extorsión que la banda militar no conozca. Tiene sus "hombres-dedo" para señalar enemigos, sus "hombres-músculo" para destruir enemigos, sus "hombres-cerebro" para planificar los preparativos de guerra, y un "Gran jefe" El Super-nacionalista-capitalismo.

Puede parecer extraño de mí, un militar, el adoptar tal comparación. La veracidad me obliga. Pasé treinta y tres años y cuatro meses de servicio militar activo como miembro de la fuerza militares más ágiles de este país, la Infantería de Marina. Serví en todas las filas desde Subteniente a Mayor General de División. Y durante ese período, pasé la mayor parte de mi tiempo siendo un hombre-músculo de alto-nivél para los Grandes Asuntos, para Wall Street y para los banqueros. En resumen, yo era un mafioso, un gángster para el capitalismo.

Yo sospechaba que yo era sólo una parte de la estafa en aquel momento. Ahora estoy seguro de ello. Al igual que todos los miembros de la profesión militar, yo nunca he tenido un pensamiento propio hasta que me fui del servicio militar. Mis facultades mentales se mantuvieron en animación suspendida mientras yo obedecí las órdenes de los superiores. Esto es típico con todos en el servicio militar.

Ayudé a hacer de México, especialmente en Tampico, seguro para los intereses petroleros estadounidenses en 1914.

Ayudé a hacer de Haití y Cuba un lugar decente para los muchachos del National City Bank para cobrar los ingresos.

Yo ayudé en la violación de una media docena de repúblicas centroamericanas para los beneficios de Wall Street. El registro de la extorsión es larga.

Ayudé a purificar Nicaragua para la casa bancaria internacional de Brown Brothers en 1909-1912 (donde he oído ese nombre antes?).

Llevé la luz a la República Dominicana para los intereses azucareros estadounidenses en 1916.

En China ayudé a velar para que la Standard Oil hiciera su camino sin ser molestados.

Durante esos años, yo tenía, como los muchachos en el cuarto de atrás dirían, una maravillosa estafa, fraude. Mirando hacia atrás, siento que podría haber dado a Al Capone algunos consejos. Lo mejor que podía hacer era operar con su mafia en tres distritos. Mientras yo operé en tres continentes.

La mayoría de los soldados estadounidenses murieron luchando contra enemigos que no representaban una amenaza para Estados Unidos. Nuestros soldados murieron por agendas secretas de las que no sabían nada


Los capitalistas escondieron sus propios intereses detrás de la bandera, y nuestros chicos murieron por línea de fondo Aquel Percent.


Jade Helm, un ejercicio que enfrenta al Ejército de Estados Unidos en contra de la opinión pública estadounidense y que está programada para ejecutarse del 15 de julio al 15 de septiembre. ¿Cuál es la agenda secreta detrás de Jade Helm?

La Unión Soviética fue una comprobación parcial sobre del saqueo capitalista en los años 1950, 1960, 1970, y 1980. Sin embargo, con el colapso soviético el saqueo capitalista se intensificó durante los regímenes de Clinton, Bush y Obama.

La globalización neoliberal está saqueando incluso sus propias partes constituyentes y el propio planeta. Estadounidenses, griegos, irlandeses, británicos, italianos, ucranianos, los iraquíes, libios, argentinos, españoles y portugueses están siendo saqueados de sus ahorros, pensiones, servicios sociales, y oportunidades de trabajo, y el planeta se está convirtiendo en un desierto porque los capitalistas están succionando el último centavo del medio ambiente.

Como escribe Claudia von Werlhof , El capitalismo depredador se consume el mundo.
Necesitamos un día conmemorativo para conmemorar a las víctimas de la globalización neoliberal. Todos nosotros somos sus víctimas, y al final los capitalistas también.


Obsérvese el empleo de la palabra indignación, que es aquí, en boca de Churchill, sinónimo de manipulación. De manera que, mientras soñaba con la destrucción de Coventry, hecho que finalmente se produjo el 14 de noviembre de 1940 tras las insistentes ofertas de paz alemanas, Churchill era capaz de vociferar por radio contra Hitler con la habitual retórica humanitaria de los aliados en la guerra de Iraq (Baker, p. 212):

Ese hombre malvado, depositario y encarnación de muchas formas de odios desmoralizadores, este fruto monstruoso de viejas injusticias y vergüenzas, ha decidió ahora tratar de acabar con la famosa raza de nuestra isla mediante un proceso de matanza y destrucción indiscriminada.

Mientras Churchill deseaba y planeaba la matanza, acusaba a Hitler de provocarla. El estadista inglés actuaba como un psicópata. Los historiadores han demostrado y es en la actualidad una evidencia totalmente indiscutida, que Inglaterra se preparaba para este tipo de enfoque genocida de las acciones bélicas ya desde antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. En cambio, la aviación alemana, según Reagan, no estaba concebida para exterminar poblaciones en masa, sino para el mero apoyo táctico a las fuerzas terrestres (Regan, p. 36):

¿Tenían los alemanes una extensa flota de bombarderos de largo alcance? No, no disponían de ningún bombardero cuatrimotor ni planeaban construirlos. Su fuerza estaba en la aviación de apoyo a las fuerzas de tierra –los Stuka- y en los rápidos y modernos cazas Me-109, con los que contaba enfrentarse a los bombarderos británicos.

Esta información ha sido confirmada por diversas fuentes; citaremos aquí el exhaustivo ensayo de Jörg Friedrich El incendio, al que ya nos hemos referido en otras ocasiones en esteblog (Friedrich, p. 66):

La doctrina de Trenchard se inspiraba en la estrategia de minar la moral del enemigo a base de borrar sus ciudades. Las fuerzas aéreas alemanas no estaban adaptadas a este tipo de operaciones, más bien constituían un apoyo táctico: despejaban el camino a otras unidades y mantenían viva la ofensiva terrestre.

Conclusión de Friedrich (p. 63):

El giro que se produjo en 1940 no pretendía luchar contra un ejército enemigo, sino contra sus poblaciones civiles, contra sus ciudades. A diferencia de lo que había sucedido en Varsovia y Rotterdam, no se trataba de una medida tomada en la guerra, sino de la llave de todo el conflicto, la estrategia.

Los alemanes podían bombardear los emplazamientos militares e industriales de las ciudades enemigas, en ocasiones con dureza y absoluta falta de escrúpulos, perono concebían dichos bombardeos como un medio para asesinar en masa a los civiles dentro de un plan general de exterminio aéreo de la población. Véase, según Wikipedia, el caso de Rotterdam, en mayo de 1940:

El General Schmidt ordenó un atraso del ataque a las 16:20 y solicitó al Jefe de la Guarnición de Róterdam el Coronel Scharroo iniciar las negociaciones para rendir a la ciudad antes del ataque que inicialmente iba a empezar a las 13:20. Scharroo rehusó negociar y envió a un mensajero a dar la noticia a Schmidt, el mensajero no había llegado todavía cuando se inició el bombardeo a la hora originalmente planificada. Unos 90 bombarderos arrojaron su mortal carga, de los cuales 57 arrojaron todas su bombas sobre la ciudad. Se desconoce por qué se ignoró al orden de Schmidt de atrasar el ataque. Se estima que unas mil personas murieron, otras 70 mil se quedaron sin hogar. Casi 25 mil casas, 2.320 tiendas, 775 galpones, 63 escuelas y 24 iglesias fueron destruidas. El antiguo centro de la ciudad fue barrido por el fuego. Inmediatamente, el gobierno holandés se rindió para evitar que se bombardearan más ciudades holandesas.

Hoy sabemos que el bombardeo se debió a un problema de coordinación logística entre quienes estaban negociando la rendición y el mando alemán.[1] En consecuencia, puede afirmarse que, adiferencia de los alemanes, los dirigentes británicos contaban desde el principio con derrotar a Alemania cometiendo no sólo ocasionales “excesos”, sino recurriendo a los crímenes de guerra de manera sistemática. Inglaterra nunca esperó vencer al ejército alemán en un enfrentamiento tradicional entre militares en un campo de batalla , algo que –quizá no erróneamente- consideraban imposible a tenor de la probada eficiencia y elevada motivación moral del adversario.

El proyecto estratégico de Londres no fue otro que el crimen de guerra (Regan, pp. 33-43). Dicha atrocidad previamente planificada se consumó en 1940-1945 y la pretensión de que “los alemanes empezaron” debe ser rechazada (Regan, p. 38):

El supuesto objetivo británico de liberar a los pueblos oprimidos de Europa era absolutamente loable, pero ¿acaso la estrategia de bombardeos civiles –que apuntaba expresamente contra las vidas y la propiedad del pueblo alemán, más que contra el potencial militar de la Alemania nazi- quedó muy alejado del genocidio?

El criminal de guerra Arthur Harris,
jefe de Portal.


Inglaterra declaró la guerra a Alemania en 1939 y acto seguido diseñó un plan de exterminio del pueblo alemán que había sido rumiado a lo largo de décadas de germanofobia y que el propio Churchill ya había ensayado con el bloqueo naval durante y despuésde la Gran Guerra (1914-1919). Una verdad difícil de digerir pero tan cierta como los hechos científicamente verificables a pesar de todos los cuentos infantiles evacuados regularmente por Hollywood.

Por otro lado, nadie ha dudado nunca de la sinceridad de las propuestas de paz de Hitler a Inglaterra. Tanto es así, que el principal problema de Churchill fue, como hemos visto, indignar a los alemanes para que respondieran con una virulenta represalia aérea antes de que el pueblo británico forzara a sus dirigentes a aceptar dichas iniciativas (que explican el famoso vuelo de Hess). El propio Hitler se refiere a esas provocaciones en su discurso de Münich del 8 de noviembre de 1940 (Baker, p. 227):

Esperé ocho días. Arrojaron bombas sobre la gente del Rin. Arrojaron bombas sobre la gente de Westfalia. Esperé otros catorce días. Pensé que ese hombre estaba loco. Estaba haciendo una guerra que sólo podía destruir a Inglaterra. Esperé más de tres meses, pero luego di la orden. Presentaré batalla.

La respuesta británica a este discurso de Hitler fue atacar Münich. Así pues, los nazis estuvieron tres meses soportando los ataques aéreos ingleses a la población civil alemana mientras presentaban propuestas de paz a Londres. Intentos que Churchill arrojaba inmediatamente a la papelera ignorando la voluntad pacífica del pueblo británico; todo ello con el fin de que los alemanes, indignados, arrasaran alguna ciudad inglesa en venganza por las premeditadasfechorías de la RAF.

Cuando esto sucediera, Churchill podría poner en marcha aquello que más anhelaba su “humanitario” corazón de demócrata: el plan de exterminio contra los “hunos” (ancianos, mujeres y niños no combatientes), aunque, por supuesto, no solo, sino contando siempre con la inestimable ayuda de Washington. De ahí que, cuando finalmente los alemanes arrasaron Coventry el 14 de noviembre de 1940, Churchill, a pesar de disponer de información suficiente para evacuar a la población, no lo hizo, siendo así que, como él mismo había confesado ante De Gaulle, necesitaba material de propaganda antinazi con que incitar a los americanos a apoyar la causa genocida de la oligarquía trasnacional a la cual ya entonces servía el criminal mandatario británico:

Nadie llamó a Coventry para avisar a sus habitantes de que en cuestión de unas horas sufrirían un ataque a gran escala a cargo de centenares de aviones. No se dio parte al Cuerpo de Bomberos; no se dio parte al alcalde; no se dio parte al servicio de ambulancias. Veinte minutos antes de que cayeran las bombas, un equipo antiaéreo de la ciudad recibió un mensaje: “Se espera un gran ataque a Coventry esta noche”.

El gobierno de Londres conocía la existencia del ataque desde hacía dos días. En suma: el repugnante sádico Churchill, y sus no menos sádicos ayudantes Portal, Harris, Trenchard y demás “demócratas”, no sólo sacrificaron a millones de civiles alemanes inocentes, sino también a su propio pueblo, al que Churchill engañó y manipuló para abusar de su “indignación” en la perpetración de un crimen de masas racista contra los “hunos”; genocidio premeditado que en Londres muchos habían acariciado desde finales del siglo XIX como la gran oportunidad para poner fuera de combate, de una vez por todas, a un rival económico y político temible: Alemania. El ataque británico a las ciudades alemanas respondía también, por tanto, a un imperativo político: evitar la paz a cualquier precio.

¡Qué extraña sonará esta verdad a los oídos de los ciudadanos occidentales lobotomizados a lo largo de décadas! 

Churchill quiso la guerra para poder aplicar en Alemania un plan de exterminio de población civil con la ayuda de los Estados Unidos y Stalin. Las élites inglesas temían desde hacía décadas el desarrollo industrial y científico alemán, que amenazaba la hegemonía comercial de un ya declinante imperio británico. En Francia el desarrollo alemán despertaba una mezcla de envidia y pavor. La destrucción de Alemania era una de las obsesiones de Londres y París, como la destrucción de Iraq (o Irán) una de las manías paranoico-talmúdicas de Tel Aviv.

Había que exterminar a los alemanes, a lapoblación alemana, cuya pujanza demográfica constituía uno de los factores explicativos del creciente poderío del Estado alemán unificado por Bismark.


Miente Sebald cuando equipara los ataques aéreos alemanes a Rotterdam, Varsovia, Belgrado y otras localidades (actuaciones por lo demás brutales y que no pretendemos justificar) con bombardeos cuya finalidad expresa es exterminar al máximo número de civiles quemándolos vivos en el contexto de un plan genocida.Para el gobierno de Londres, las ciudades alemanas no eran objetivos militares, sino terroristas.

 
Con dichos ataques se pretendía, sobre el papel, que la población así castigada por la guerra se alzara contra Hitler, sin embargo, los bombardeos no cesaron al comprobar el alto mando inglés que el efecto era exactamente el contrario al supuestamente esperado. Y los ataques continuaron, con mayor virulencia si cabe, cuando Alemania había sido ya vencida. ¿Por qué prosiguieron los bombardeos en la primavera de 1945? Porque el objeto de esos ataques no era militar y ni siquiera político, sino que, desde el principio, se trataba de "matar al máximo número de alemanes". No es menester buscar nada más complicado que este elemental afán basado en el odio racial contra los “hunos”.

En consecuencia, estamos ante un plan de exterminio y un genocidio en toda regla. Y, por si quedaban dudas, éste se consumó (plan Morgenthau, expulsión y masacre de los alemanes del Este, asesinato de 1 millón de prisioneros desarmados, etc.) después del cese de las hostilidades, como el libro de Macdonough ilustra a pesar de sus paños calientes pro-occidentales.


Hitler dijo públicamente el 30 de enero de 1939:


“Hoy quiero volver a convertirme en profeta: si la banca judía internacional de Europa y de fuera de ella tiene éxito una vez más en su intención de llevar a las naciones a otra guerra mundial, la consecuencia no será la bolchevización de la Tierra y así, la victoria de los judíos, sino la aniquilación de la raza judía en Europa.”


HITLER no se suicido- volo a Barcelona:

Existe "un documento oficial enviado por el gobierno alemán" firmado por el exjefe de la Gestapo Heinrich Müller que autoriza "un vuelo especial" de Berlín a Barcelona el 20 de abril de 1945 "donde el número uno y el número dos en la lista de pasajeros son Hitler y su esposa Eva Braun".

Parte de los interrogantes giran en torno a "la historia oficial" de Hugh Trevor-Roper, quien hizo un estudio por orden del antiguo primer ministro británico Winston Churchill certificando el suicidio de Hitler que se declaró "oficial" a finales de 1945.

"Me fui dando cuenta de que muchísimos historiadores importantes, como Joachim Fest o Stanley Payne, han ido copiando y plagiando de otros y asumiendo que la historia del suicidio es real, por lo que han ido repicando la misma historia oficial".

 "los historiadores han sido cómplices de las historias oficiales" porque les resulta "más cómodo" manejar la historia oficial "y así no investigar cosas nuevas".....
Tomado de Eric Fratini - ultimo libro

 
https://es.noticias.yahoo.com/eric-frattini-siembra-dudas-muri%C3%B3-hitler-b%C3%BAnker-102114424.html



El genocidio alemán como causa del nazismo y del holocausto

Pero además, conviene consignar aquí un hecho que se sitúa antes de cualquier secuencia cronológica de la Segunda Guerra Mundial y que explica tanto el nacimiento del nazismo como la reacción de los alemanes, especialmente los de ideología nazi, ante la amenaza de genocidio formulada por Theodore N. Kaufman y puesta en práctica inmediatamente por los aliados, y es el bloqueo marítimo de la Primera Guerra Mundial, al que ya nos hemos referido en otras ocasiones pero del que ahora conviene extraer las últimas consecuencias. La obra más conocida que se ocupa del caso es The Politics of Hunger (1985), de C. Paul Vincent. A este libro se refiere Geoffrey Regan en su Guerras, políticos y mentiras. Cómo nos engañan manipulando el pasado y el presente (2004) (Regan, p. 29):

La deliberada y calculada “política de hambre” que empleó el gobierno británico durante la primera guerra mundial apuntaba directamente contra los civiles de las Potencias Centrales. Entre 1914 y 1929 el bloqueo naval fue la estrategia preferida de la Marina Real británica. (…) El primer lord del almirantazgo Winston Churchill admitió de buen grado que la marina británica aspiraba a “matar de hambre a toda a población alemana –hombres, mujeres y niños, jóvenes y ancianos, heridos y sanos- hasta la rendición”. / El bloqueo naval fue un crimen de guerra que violaba la convención de La Haya de 1907, que solamente consideraba como “contrabando” inaceptable el transporte de alimentos cuando este iba dirigido al personal militar enemigo, no a los civiles.

Como es sabido, Alemania recurrió a la guerra submarina para responder al bloqueo ilegal de su país, hecho por el cual Alemania ha sido acusada de perversidad a pesar de que en varias ocasiones ofreció renunciar a dicha arma siempre que Inglaterra levantara el criminal bloqueo.La respuesta de Estados Unidos a las actuaciones británicas sería acusar a los alemanes por su crueldad y, en cambio, justificar un bloqueo ilegal (Regan, p. 29):

Cuando Alemania contraatacó enfrentándose a Gran Bretaña con la campaña submarina, alegó ante los países neutrales más importantes –sobre todo Estados Unidos- que la Marina Real estaba estrangulando progresivamente la población civil. Sin embargo, las quejas alemanas fueron barridas del escenario por el coronel House –el consejero del presidente Woodrow Wilson- con el curioso razonamiento de que “Inglaterra no está ejerciendo su poder de ninguna forma censurable, ya que está dirigida por una democracia”.

31 PAISES APORTAN FONDOS PARA MANTENER ABIERTO EL CAMPO NAZI DE AUSCHWITZ - HA ESTADO AL BORDE DEL CIERRE (nov 2014)

Con ello quedaba quizá consagrado el principio, hoy indiscutible ya al parecer, de que las “democracias” pueden perpetrar genocidios y, por ende, que no se distinguen moralmente de las dictaduras, aldabonazo que debió de resonar muy hondo en el subconsciente de los alemanes. Sin embargo, las fechorías de la "democracia" más antigua del mundo (excepción hecha de Cataluña) no concluyeron con el bloqueo, sino que pasaron de crimen de guerra a genocidio cuando Alemania se rindió y, sin embargo, el bloqueo fue mantenido por las autoridades aliadas, sobre todo a instigación de Francia (Regan, p. 31):

Cientos de millares de civiles alemanes estaban siendo asesinados por los hombres de Estado del bando aliado, a pesar de que la guerra ya había concluido.

Las víctimas del bloqueo ascienden a 800.000 personas, pero además abortó un millón de nacimientos, algo que sólo podía ser deliberadamente buscado por una política que pretendía asesinar al máximo número de “teutones” posible. Dichas cifras han quedado convalidadas por la investigación histórica (Regan, p. 31):

Con posterioridad a la guerra se ha calculado que el bloqueo naval británico se cobró un coste de por lo menos ochocientas mil vidas civiles, y frustró más de un millón de nacimientos. Además, el número de alemanes hambrientos que murió durante la epidemia de gripe fue un 250 por 100 superior al de británicos. (…) Se multiplicaron los suicidios entre la población femenina e infantil, y en todas partes se respiraba el olor de la carne podrida de cuerpos aún vivos, como consecuencia de la desnutrición.

La pretensión de que “los alemanes empezaron” (Arendt, Sebald, Macdonough, Goldhagen y demás) queda literalmente pulverizada por la atroz evidencia de las actuaciones de los presuntosdemócratas (!ya hemos tenido el "gusto" de conocer, en nuestra profesión, a estos demócratas!).El bloqueo naval mató la democracia en Alemania y, según Paul C. Vincent, explica la aparición de una generación de jóvenes que habrían roto con toda creencia en la validez de los valores “humanitarios” y “democráticos”, cuya “verdad” sufrieron en carne propia. Dichos jóvenes fueron, según C. Paul Vincent, los que se alistaron luego a las unidades de asalto de las organizaciones políticas nazis (Vincent, p. 162):

Whether one espouses the psychoanalytical argument that childhood deprivation fostered irrational behavior in adulthood or the physiological assertion that widespread malnutrition in childhood led to an impaired ability to think rationally in adulthood, the conclusion remains the same: the victimized youth of 1915-1920 were to become the most radical adherents of National Socialism.

La pregunta que podemos hacernos ahora es: ¿qué efecto psicológico y moral tuvo la amenaza de genocidio publicada en Estados Unidos el 28 de febrero de 1941, y puesta inmediatamente en práctica con los bombardeos terroristas contra civiles, para aquellos que ya habían conocido el bloqueo británico y se habían alistado en las SA como consecuencia de las atrocidades aliadas y del abusivo Tratado de Versalles? ¿Cómo se esperaba que iban a tratar a los prisioneros de los campos de concentración los “niños del hambre” de 1919 puestos otra vez en la situación de rememorar aquél horror gracias a las perversas acciones genocidas de gentes como Stalin, Kaufman, Morgenthau, Portal, Harris, Trenchard y Churchill?

Aviador alemán: héroe, no asesino.
El misterio de la Shoah queda, a mi entender, aclarado con ello en su sentido fundamental. Quienes afirman que el holocausto resulta, a la postre, un hecho incomprensible que nos muestra la evidencia delmal absoluto en los abismos del corazón humano (y otras monsergas), no son más que pseudo intelectuales falsarios haciendo méritos ante la opulenta oligarquía transnacional. La explicación de Auschwitz carece de misterios, excepto los que se hayan fabricado a base de suprimir incómodos elementos causales que estaban bien a la vista de los contemporáneos pero que, en la actualidad, es necesario reconstruir porque ponen en evidencia la incómoda verdad de las responsabilidades aliadas. Para decirlo con Sebald, pero invirtiendo los términos, los aliados, al final de la guerra, provocaron esepogromo contra los judíos que fue Auschwitz.

La necesidad de producir odio entre los “consumidores”, de generar el combustible psicológico de masas para la política “humanitaria” de exterminio, una disposición de ánimo poco coherente con el talante cotidiano de las sociedades de mercado, pasa de forma necesaria por diabolizar al adversario. Tanto mejor si éste comete atrocidades. Y si no las comete, habrá que provocarlo para que las cometa o inventarlas o exagerarlas con fines propagandísticos. Por lo que respecta a la mafia sionista, ocioso es subrayar que la intención de negociar con los muertos y construir un muro de victimización e impunidad entorno a esa ciudadela sitiada que habría de ser un día el Estado de Israel, convertía el holocausto en un negocio muy rentable.

El antisemitismo ha sido siempre el revulsivo de la extrema derecha judía. Pero con Auschwitz dicho revulsivo alcanzaba el clímax de su expresión histórica.
La responsabilidad de Londres, Moscú y Washington en los hechos, por activa y por pasiva, resulta así inmensa.
¿Esperaban los plutócratas y los comisarios bolcheviques que Hitler respetaría los derechos humanos de los presos en campos de concentración del Reich mientras los representantes de una lloriqueante “humanidad” de cocodrilos puritanos o brutales aparatchikvulneraban todas las normas de la sociedad civilizada? ¿Tenían que actuar los guardianes de losKonzentrationsläger como virtuosos de la ética kantiana después de contemplar los cadáveres incinerados de sus esposas y niños de pecho? ¿Se detuvieron canallas como Churchill a pensar en algún momento que las SS darían quizá a los judíos el mismo trato que sus aviadores daban a los civiles alemanes?

¿No era Alemania una “horrible dictadura”? ¿O acaso esperaban que Alemania respetase, haciendo honor al carácter de esa “horrible dictadura”, aquello que la propia Inglaterra no respetaba pretendiéndose una democracia harto pagada de sí misma? En el caso de los crímenes contra el pueblo alemán, el asesino afán occidental de "matar teutones" (o “hunos”), cuantos más mejor, cuanto más inocentes e indefensos, tanto mejor, una pulsión abominable que ya se detecta en la prolongación del bloqueo marítimo contra Alemania después del fin de la Primera Guerra Mundial, pertenece al orden, si no de los misterios, sí de la vergüenza ajena que en ocasiones produce el género humano.

Pero en tanto no quepa separar la hambruna provocada por el mantenimiento genocida de dicho bloqueo una vez ya firmado el Tratado de Versalles y el estado de ánimo popular que alimentó, entre la gente alemana común, el ascenso del nazismo, entonces el argumento habitual de que “sí, pero los alemanes empezaron”, tendrá que ser desechado. Pues Hitler personificaba ya a la sazón una consecuencia y no una mera causa. Y, claro, en 1942, la fatal respuesta nazi a Theodore N. Kaufman y sus secuaces del Bomber Command no podía ser otra que el holocausto. Esperar algo distinto resultaba cosa de ingenuos, pero Churchill y Roosevelt no eran precisamente ingenuos, luego quisieron el holocausto, y lo tuvieron. Ahora ya conocemos el porqué: su irreemplazable utilidad política al servicio de la oligarquía.

Quisiera concluir este post con el testimonio de nada menos que Bertrand Russell, quien el 19 de octubre de 1945, una vez concluida la guerra, publicaba en el “Times” la siguiente protesta:

En la Europa del Este nuestros aliados están llevando a cabo deportaciones masivas sin precedentes, y se está perpetrando lo que al parecer es el intento deliberado de exterminar a muchos millones de alemanes, no en la cámara de gas, sino por la privación de sus hogares y alimentos, dejándolos morir en una hambruna creciente y agónica. Esto no se realiza como un acto de guerra, sino como una meditada política de “paz”.

En consecuencia, el proyecto de exterminio de Theodore N. Kaufman fue real y conocido desde el principio por los alemanes. Se concretó luego en el diseño técnico infernal del Bomber Commandy finalmente en el plan Morgenthau. El nombre de dicho plan (Kaufman, Morgenthau) resulta irrelevante, pues la idea en sí ya se detecta de alguna manera esbozada en los anales de una germanofobia franco-británica que se condensa en el referido bloqueo naval y resultaría, en consecuencia, muy anterior al nazismo. La pregunta:

¿hasta qué punto determinaron este plan Kaufman de exterminio de 1941, el plan del Bomber Command (29/9/1941), la bestialidad del bolchevismo y la experiencia de la hambruna genocida de 1919 el desencadenamiento final del holocausto en el país más civilizado del planeta?

Esta sería, en suma, la pregunta a que una historiografía verdaderamente científica debería responder en los inicios del tercer milenio.

Jaume Farrerons  20 de mayo de 2012

-------------------

El libro “Dealing in Hate” (Negociando en el Odio) de Michael Connors, examina las campañas de odio contra Alemania en ambas guerras mundiales. En “Falsehood in Wartime” (Falsedad en Tiempos de Guerra) de Arthur Ponsonby, trata de las mentiras de la propaganda aliada contra Alemania en la I Guerra Mundial. Las mentiras de la propaganda de la II Guerra Mundial todavía son bombeadas casi cada día en los medios. Si se da otra guerra mundial, los ganadores volverían a escribir los libros de historia y los historiadores cobardes, actuando como una “Policía del Pensamiento”, asegurarían que la historia de la guerra no fuese objetiva. El intento de mostrar la II Guerra Mundial como un conflicto total entre la bondad y la maldad, se va rompiendo poco a poco.

A pesar de décadas de lavado de cerebro por los medios, la censura a los historiadores revisionistas y la cobardía de los historiadores cortesanos, una explicación más ponderada y equilibrada creo que empieza a asomar lentamente.

En “The Origins of the Second World War” (Los Orígenes de la II Guerra Mundial), de A.J.P. Taylor, establece que Hitler no planeó la guerra y que los aliados tuvieron mucha responsabilidad para iniciar la guerra. El libro “Germany’s Economic Preparation for War”(La Preparación Económica de Alemania para la Guerra) de Burton J. Klein, dice que Alemania invirtió un porcentaje muy inferior de su PIB que Francia o Inglaterra a finales de los años 30. Y que la producción militar no empezó hasta 1937/38 y que las inversiones desde 1933 fueron a asuntos civiles como construcciones de casas y estructuras públicas sobre todo.

 Todo ello para acabar con el  paro y reconstruir el país. El alcance de los crímenes de guerra aliados va siendo documentado lentamente por historiadores valientes y jóvenes y sobre todo en Rusia, Inglaterra y USA. Por ejemplo en el libro de Max Hastings “Bomber Command” (Mando de Bombardeo), muestra que los bombardeos sobre ciudades fue iniciado por los ingleses y que cerca de 600.000 civiles alemanes murieron por esa causa.

En la revisión de ese libro por el “Spectator” de Londres, fue destacado como “Devastador y Exterminador” y describe que la destrucción aérea de Alemania y la muerte de esos civiles, como el “crimen más importante de la II Guerra Mundial”. Otros crímenes aliados como el bombardeo de ciudades japonesas, la ejecución de 15.000 oficiales polacos en Katyn y otros más en otros lugares por los soviéticos, no son ampliamente conocidos en occidente.

El Juicio de Nuremberg fue ilegal y otro crimen de guerra. 

No se puede ser juez y parte. Esto es discutido en “Failure at Nuremberg, Profiles in Courage” (Fallo en Nuremberg, Perfiles de Valentía) del presidente John F. Kennedy y en “Dönitz at Nuremberg” (Dönitz en Nuremberg) de H. Keith Thompson. De todas maneras, de cada libro o película sobre los crímenes de los aliados hay, literalmente, miles de libros y películas sobre los crímenes alemanes y japoneses, sobre todo los que tienen que ver con los campos de concentración. El más grande crimen de la II Guerra Mundial, el bombardeo de las ciudades alemanas o el atómico sobre Japón nunca se ha tratado en películas, excepción aparte de “Slaughterhouse Five” (Matadero Cinco) de Kurt Vonnegut, sobre el bombardeo contra Dresde.
 4981
 La alegación hecha contra los nazis es que ellos exterminaron a seis millones de judíos durante la guerra, sobretodo gaseándolos.

Esta alegación ha sido rebatida como falsa por el profesor Arthur Butz en su obra
“The Hoax of the Twentieth Century” (La Mentira del Siglo XX), o
por el Dr. Charles Weber en “The Holocaust” (El Holocausto),
por Walter Sanning en “The Dissolution of Eastern European Jewry” (La Desaparición de la Judería del Este de Europa),
 por el Dr. Wilhelm Stäglich en su “The Auschwitz Myth” (El Mito de Auschwitz),
por el Dr. Robert Faurisson en “The Problem of Gas Chambers” (El problema de las Cámaras de Gas) y por el profesor Paul Rassinier en su “Debunking the Genocide Myth” (Desacreditando el Mito del Genocidio).

Debido a la  presión de la “Policía del Pensamiento” y la auto-censura de los medios y de las editoriales, estos libros no están disponibles fácilmente.

Estos libros parecen demostrar que no hubo un plan de exterminio de los judíos en la II Guerra Mundial, que tampoco hubo cámaras de gas, que menos de 500.000 personas murieron en los campos de concentración y la mayoría de muertes de judíos fueron a causa de enfermedades como el tifus. Muchos escritores judíos, incluyendo a J. Cohn-Bendir, C. Karnoouh o J. Assons, aceptan la visión revisionista del Holocausto. Muchos estudiosos y académicos que analizan la historia moderna europea son muy cobardes incluso para investigar las pruebas revisionistas, aunque sólo fuese para rechazarlas si no son falsas. No quieren meterse en líos. El relato del Holocausto se repite hasta la saciedad para mantener el soporte emocional por Israel, y los judíos sionistas ya lo describieron como el “arma número uno de la propaganda de Israel”.

Los judíos anti-sionistas como el Dr. Alfred Lilienthal describe el constate machaqueo del holocausto como la “Holocaustomania” y señala que el Holocausto se ha convertido en una especie de nueva religión entre los judíos. Noam Chomsky el conocido judío intelectual describe las reacciones del Dr. Rubinstein contra el profesor Faurisson que decía que no hubo cámaras de gas, como la reacción de un fanático religioso.

El Holocausto es tan importante para los judíos sionistas que el profesor Friedlander dijo que “la Escuela Revisionista de historiadores, esos que dicen que el Holocausto jamás existió, que es una invención judía, están más preocupados que las “posiciones políticas” de los países sobre este asunto.

Mientras tanto el profesor H. Littell ha dicho que “no se puede discutir la verdad del holocausto. Esto es una distorsión del concepto de hablar libremente”. A pesar de las convincentes pruebas, los revisionistas son perseguidos y censurados. En la revista australiana “Quadrant”, describe a los revisionistas como el Profesor Butz o el profesor Faurisson como “desgraciados lobos solitarios y posiblemente más diabólicos que Himmler y Pol-Pot”. Como es costumbre a un ataque así no se permite responder...

El problema de otros dictadores, sobre todo de izquierdas como Mao Tse Tung, es que han desaparecido de la memoria. Mao ha sido prácticamente eliminado de la historia de China. Algo parecido ha sucedido con Stalin. Sin embargo Hitler no ha sido eliminado de la historia. Él aparece siempre como Goldstein en las pantallas de “1984”.

Hace falta para mantener el retrato que han fabricado de la II Guerra Mundial como una guerra entre el bien y el mal. Hitler también es muy útil para la industria de Hollywood sobre la II Guerra Mundial y sus innumerables películas sobre ese conflicto. El Dr. Llienthal ha señalado en su libro “The Zionist Connection”, que las tres mayores cadenas de televisión (NBC, ABC y CBS), así como las mayores compañías cinematográficas, distribuidores y editoriales, periódicos como el “New York Times” o el “Washington Post” y revistas como “Time” y “Newsweek”, son propiedad y controlados por judíos sionistas que utilizan la imagen malvada de Hitler y el Holocausto, como armas de propaganda por Israel.

Muchos aspectos de la historia están envueltos en el secretismo y reciben mínima publicidad. Por ejemplo, la colaboración entre los nazis y los sionistas en la II Guerra Mundial. O las pruebas revisionistas sobre el trato de los judíos durante la guerra, o el papel de Subhas Bose en la lucha por la independencia de la India, o las masacres de los soviéticos antes, durante y después de la II Guerra Mundial, o el hundimiento de los barcos de pasajeros Wilhelm Gustloff, General Steuben y el Goya con una perdida de más de 18.000 personas, entre otras catástrofes. Todo esto, apenas es comentado en los medios controlados de occidente.
La colaboración entre los nazis y los sionistas es descrita por escritores judíos en libros como  
“Perfidy” (Perfidia) de Ben Hecht,
The Holocaust Victims Accuse” (La Víctimas del Holocausto Acusan), de M. Shonfeld,
Eichmann in Jerusalem” (Eichmann en Jerusalén), de Hanna Arendt,
Zionism in the Age of Dictators” (El Sionismo en el Tiempo de las Dictaduras), de Lenni Brenner.

Pero ¿Qué sabemos de todo esto? ¿Quien lo lee? ¿Quien tiene el valor de decirlo públicamente? ¿Qué emisora, periódico o cadena de televisión se la juega? "1984" está más vigente que nunca...

mas informacion:  http://felipebotaya.espacioblog.com/posts/index/2



--------------------------------------------------------------------------------------------

GREG HALLET: ” HITLER ERA UNA AGENTE BRITÁNICO”
ELIBRO  DEMOLEDOR y muy DOCUMENTADO…¡MONSTRUOSO!

 
 --------------MATERIAL PARA REVISAR --------------

7-j y 11M. ¿Hasta cuando te van a seguir engañando? 

Hitler no entró en correos porque no pasó el test de inteligencia, el gas mostaza de la guerra y Tavistock le dejaron medio zumbao. De jovencito, estuvo sometido a bullingo acoso por sus camaradas militares. Henry Makow escribe: “Creo que Hitler estaba manipulado tras el telón por los illuminati… mi hipotesis es que Hitler es que hay una línea directa entre Hitler y la agenda Rothchild”. Era un ciclán o monocojón, sólo tenía un huevo, algo que es una característica de los guardianes del Santo Grial , que eran también monóculo, de un solo ojo. ¿Se lo quitarían en un ritual? Los nazis eran los illuminati, falsos malos, eran judíos, hacían rituales satánicos como nosotros merendamos, mostraré fotos exclusivas en mi próximo libro, allí descuartizaban hasta al gato….
LOS PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SION, AL MILÍMETRO
¿Cómo es posible que un vagabundo y pintor genial que vendía sus acuarelas en un parque de Austria y a veces dormía allí y en una pensión gay de mala muerte acabara como Dueño del Mundo sosteniendo la Danza de Longinos, que siempre portan los Amos illuminati? Fue preparado en Tavistock para el lavado de cerebro, por eso era tan buen orador, contando mentiras con pasión y frases cortas, siempre apelando a las emociones y la patria, el último refugio de los sofistas y los canallas. Sólo hay una patria, el MULTIVERSO. Hitler era gay le iba el sadomaso y le gustaba hacer de wáter.
El gran trabajo de Greg Hallet, co-escrito por un espía anónimo llamado spymaster,presenta la Segunda Guerra mundial como un trabajito de satanistas para joder al mundo, degradarlo y llenarlo de sangre borregomátrix. Ya entonces querían crear un Gobierno Mundial (ya lo tienen). En el libro de la cuñada de Hilter, The Memoirs of Bridget Hitler( 1979), se confirma que Hitler estaba en Londres en 1912-13. Los biógrafos compraos de Hitler ocultan este importantísimo dato, como el patético John Toland.
Hallet revela que Hitler estuvo ese tiempo en la Escuela de Guerra de la British Military Psych-Ops del Instituto Tavistock preparándole para su farsa como genocida mundial en Devon y en Irlanda. Su cuñada confesó que llegó hecho un cristo de Inglaterra , fanatizado total, como un robot mkultra, lo que era. Esto explica comportamientos raros como que Hitler dejara escapar 335. 000 soldados aliados en Dunkirk o que atacara Rusia (fue para matar a sus soldados en un sacrificio ritual) o que perdiera la guerra teniendo computadoras de vanguardia y ovnis la mar de monos y modernotes.En la Primera Guerra Mundial fue cazado por los ingleses y salvado misteriosamente (Makow, 2008)
EL PADRE DE HITLER ERA ABUSADOR
Hallet concluye que los “británicos” que mandaban en Hitler eran los illuminati satanistas jodío masónicos de las logias de la City Londinense. Hallet explica que el padre de Hitler fue concebido en un ritual satánico con violación en la mansión de los Rothchilds. El padre de Hitler era abusador, según Hallet, Adolf quedó huérfano a los 18 cuando vivía en una pensión de mala muerte regentada por homosexuales (algunos autores lo tachan de chapero: solía pasar de las mujeres era más raro el cabrón que la madre que le parió). La Eva Brown tenía menos morbo que Isabel Pantoja en trikini: era una puta actriz. En 1913 se alistó en la armada alemana, ya preparado para ser controlado como espía. Hallet dice que era bisexual, que le gustaba la coprofilia y que la tenía pequeña, con un solo “huevo”. Muchas mujeres que cortejaba cometieron suicidio, – curiosamente como los hijos del jodía pagado por los Rothchilds Karl Marx-. El amor de su vida era su sobrina Geli de 17 años, a la que se cargó cuando intentó escapar de sus garras cuando se enteró que el chófer la había hecho un bombo como la torre de Pisa.
Hallet confirma que Hitler no murió en el Búnker y que luego escapó a Barcelona hasta 1950, cuando murió de cáncer de estómago. El periodista argentino Abel Bastiafirma lo que mostraron documentos del ponzoñoso FBI: “Hitler, Eva Braun y 13 jerarcas nazis aterrizaron en Barcelona el 27 de abril de 1945.También fue visto en Sudamérica y Basti también lo confirma (Argentina, Bariloche y otros lugares… cfr. su libro Destino Patagonia, cómo escapó Hitler). William Bradley repite en The Gods of Eden, que Hitler estaba relacionado con la inteligencia británica y que el satánico Ernst Pretzsche y el Dr. Stein le introdujeron en el esoterismo y en el culto a las drogas psicodélicas. También estuvo en un manicomio por influencia del Gas mostaza durante la Primera guerra mundial. Precisamente algunos programas de control mental de mkultra se basan en los efectos del gas mostaza en la mente ( y por cierto algunas medicaciones de la quimio del cáncer también). La sociedad secreta esotérica de Thule era una sociedad de asesinos.
HITLER, TEMPLARIO Y SATANISTA HASTA LAS TRANCAS
El satanista Dietrich Eckart también le introdujo en ocultismo y en técnicas para hipnotizar a las masas con discursos facilones para subnormales, es decir para borregomátrix (cfr. Wulf Schwartzwaller, The Unknown Hitler). Hitler dedica a Eckart su famoso libro Mi lucha. Dr. Jorg Lanz von Liebenfels le introdujo también en logias templarias.El médico de Hitler, dr. Theodor Morell, era otro agente británico franmasón jodío de las logia tibetana puesto por el Rey Jorge V y VI.
El resultado de este increíble historia fue un engendro conocido como Hitler, manejado por las élites, demonios del inframundo y por las agencias de espionaje alíadas. De esta manera funcionan los illuminati, controlando siempre las élites e intrigando y manipulando para crear guerras y cumplir su agenda según los demoniacos y reptilianos principios de Los Protocolos de los Sabios de Sion.Financian a los dos bandos y luego se forran con la reconstrucción y con planes tipo Marshall o endeundánte de por vida como hacer ahora con el timo de los planes de rescate. Con el holocoñazo crearon la ONUNNAKI e ISRAEL, que son lo mismo, pero con distinto nombre, ambos ent terrenos de Rockefeller y Rothschilds.
El montaje de Pearl Harbour, por ejemplo, ideado por el espía y periodista masón llamado Hector C. Bywater les llevó a los illuminati 16 años de preparación.Bywater ya había escrito un libro, La Gran Guerra del Pacífico, sobre la segunda guerra mundial en el Pacífico…¡ en 1925!…¡una tarde que se aburrían luego de la orgía ritual satánica gay, pues preparon una guerra para cumplir las fantasias sexuales escritas de Bywater. Así nació la SEgunda Guerra mundial que salen en las películas de Hollywood.
Hallet escribe que “la historia familia de Hitler es el perfecto ejemplo de cómo crear un criminal”. Según él, sus padres eran católicos y realizan un “incesto católico”, vamos que eran familia y los padres de sus abuelos igual. Eran todos una pandilla de degenerados.
EL PSICOANALISTA WALTER LANGER SOSTIENE QUE HITLER ERA ROTHSCHILD
SE BASA EN DOCUMENTOS DE LA GESTAPO Y DEL CANCILLER DOLFUSS
Langer era de la OSS, la primitiva CIA. Libro escrito en los 40 publicado en 1972. Describe las perversiones de Hitler, impotente, con tendencias gays (fue abusado de niño) y tenía ficha policial de acosador de hombres en Munich y Viena ( cfr. Matchman, The hidden Hitler, 2001). Era esclavo masoko y coprofílico. Daba más vueltas por los barrios gays de Viena que un maricón en la Feria de Abril. Langer dice que mató a su sobrino (accidentalmente se supone) con su pistola y que Eva Brown se intentó suicidar varias veces, pero su suicidio final FUE FALSO . Da muchos datos de que fue ayudado por numerosos judíos durante toda su vida.Hasta Eychmann el de la solución final era jodío. Hitler era rarito, pero tampoco era tonto y era lógicamene un obseso del chocolate y los dulces, estaba tol día empachao con el estómago como una moto….y fue de eso de lo que murió, de cáncer de estómago. También era muy desordenado e impuntual. La agenda nazi era una chapuza, aunque parecían muy organizados. Casi nunca llegaban a la hora y se pasaban el día en pseudoreuniones, orgías, paseando los bellos uniformes de Hugo Boss, comiendo, durmiendo y con parodias esotéricas. Toda la guerra fue una farsa, excepto para el populacho -los goyim- que moría y sufría. ¡Pero no pasa na!..pa eso están…
Hitler tenía hasta tecnología para hacer ovnis como los que construía Schauberger, esta tecnología luego la llevó Von Braun a la CIA, NSA y Air Force. Mostraré los planos de estos ovnis en mi próximo libro. Estos ovnis los ha visto ya hasta el más tonto del pueblo. Otra de las fuentes de Langer sobre el origen jodío de Hitler fue el canciller austriaco Dolfuss, que fue asesinado mientras intentaba recuperar los documentos que demostraban que Hitler era un Rothchilds..
LA GESTAPO CONFIRMA QUE HITLER ERA ROTHCHILD

Langer escribe en La mente de Adof Hitler:

“El padre de Adolfo, Alois Hitler era el hijo ilegítimo de María Anna Schicklgruber. Se suponía que el padre de Alois Hitler Schicklgruber era Johan Geoerg Hiedler. Hay algunas personas que dudan de que Johan Georg Hiedler fuera el padre de Alois. Un documento austriaco demuestra que María Anna Schicklgruber estaba viviendo en Vienna en el la época en que fue concebido. En aquella época era empleada en la casa del Baron Rothschild. Tan pronto como su familia descubrió su preñez fue enviada de nuevo a su casa…donde Alois, el padre de Hitler, nació…”.
Esta información le llegó a Langer de un oficial de la Gestapo, Hansjurgen Koehler, que publicó 1940 en el libro „Inside the Gestapo“. La Gestapo fue el antecedente del ministerio de la Ley Sinde y el de Sanidad de Leire Pajotes, así como de la secta fallida stopsecrets y la redacción del panfleto de colegio mayor y de papel higiénico El Pis de Bilderberg ( El País).
EN EL COLMO DEL CHISTE: HITLER JUGANDO AL AJEDREZ CON LENIN
TODOS JODÍOS, ES UNA METÁFORA COMO ESTRATEGAS ILLUMINATI
Seguro que habrá fotos por ahí de Hitler dándose pol culo con Stalin o Churchill o los tres abrazaos en el wáter o dándose un morreo o haciendo la cena. El holocoñazo fue la disculpa para crear el estado terrorista de Israel. El presidente Wilson fue asesorado en el Tratado de Versalles (1920) por el Coronel House y Bernard Baruch, ambos clones Rothchilds y por el Rothchild Sir Philip Sassoon y Alfred Milner, empleaducho de la Familia. El líder francés Georges Clemenceau, estaba asesesorado por su primer ministro que era Georges Mandel, cuyo nombre real era -cómo no- Jeroboam Rothschild. “Jorobar”, joraban un rato esta jodía dinastía. Están metíos hasta las trancas en todos los putiferios.
Spymaster, el co-autor, dice que la Inteligencia siempre manipula con mentiras y coloca a los pederastas más inútiles en los cargos más altos. Afirma que los espías son “librerías vivientes” y que toda la historiografía es un camelo. Las guerras están todas prefabricadas por los illuminatis:
“Cuando los francmasones británicos quieren una guerra -escribe Hallet- Los Skulls (calaveras, logia de Skull an bones, illuminatis yankis) americanos preparan para surtir la munición a lo largo del Atlántico y viceversa. Cuando los franmasones o los skulls necesitan una guerra para el beneficio, usan el MI6 y la CIA para crearla”.
Siempre hacen esto, no sólo con el 11-S, sólo que ahora nos dimos cuenta.

 El nucleo bolchevique, eran 35000 herejes judios (kabalistas) de la logia del b´nai brith, de hecho los kabalistas ocuparon entre el 80-90% del politburó y el 50-60% de los cargos intermedios (hasta las primeras purgas de los años 30), y por supuesto financiados desde occidente por los banqueros, curiosamente al mismo tiempo que se saqueaba Rusia, aunque para 1924, ya no quedaba más que robar, lo único que consiguió Stalin fue sacarle 800M$ a la viuda de Lenin que estaban Suiza.
La gran duda durante todos estos años siempre ha sido si Stalin (que estaba como un cencerro) era parte del montaje, como lo fue Lenin o Trotsky, lo que si se sabe seguro es que pactó con la banca, hay rumores de si era hijo bastardo de un rothchild o no (de hitler si se sabe a ciencia cierta), pero no están confirmados (mientras no se hagan estudios genéticos no habrá manera de confirmarlo definitivamente).
Después de 1924, la URSS se financió con prestamos y vendiendo materias primas, gracias a tener a todo el pueblo en un gigantesco gulag.

Las multinacionales construyeron la industria soviética, 60% norteamericanas, el resto, alemanas, inglesas, francesas, italianas y japonesas.
Muchos trabajadores extranjeros en la URSS de esos años después terminaron en el gulag, con conocimiento y permiso de sus respectivos países.
De hecho el primer y segundo plan quinquenal fueron creados por la firma de ingeniería Albert Khan (norteamericana), en colaboración con otras.
Y buena parte del armamento también era occidental, sino por construcción, por diseño.
ejemplo tanques Bt.
http://es.wikipedia.org/wiki/BT_%28tanque%29
t-26
http://es.wikipedia.org/wiki/T-26
En realidad detrás de todos los bandos en conflicto estaban los mismos, Japón, USA, Francia, GB, Alemania, URSS, italia….
El ataque japonés a Pearl Harbour se diseñó en GB, en 1925, en ese año (cuando Hirohito viajó a Londrés) se decidió que años más tarde Japón entraría en guerra.
Por supuesto los pueblos de esos países no tenían ni puta idea de lo que se les venía encima ….

“CUANDO LOS FRANMASONES BRITÁNICOS QUIEREN UNA GUERRA, LOS SKULLS AMERICANOS PREPARAN LA MUNICIÓN A LO LARGO DEL ATLÁNTICO Y VICEVERSA”
MERKEL, IDÉNTICA A HITLER, EN LA SECTA JODÍA MASONA BINAI BRITH
AIPAC Y BINAI BRITH CONTROLAN EL MUNDO MUNDIAL
Merkel es la hija de puta de Hitler: fijáte en su feo careto de Torrelavega y verás cómo se parece la jodía. Es más fea que una hija gótica de ZPedo. Sigue la agenda eugenésica como una loca, como el monigote Zapacero. No se mueven un milimetro de las ordenes de los Amos masones. Binai Brith no significa “hijos de puta”, como debería ser, sino “hijos de pacto ” y fue creada por los Rothchilds en 1843. Los Rothchilds y Charles de Lorraine finaciaron a Adam Weishaupt, el jesuita creador de los illuminati modernos de Baviera. El apellido de los Rothchilds era Bauer, pero los cambiaron para ocultar sus muchos crímenes, no son los amos del mundo, sino los fontaneros de la Casa Real Lagártica británica (y banqueros suyos) y del Watercano e Israel. Su escudo rojo les dijo nombre “los del escudo rojo”, es el hexagrama satánico de Salomón y Lucifer. AIPAC es el lobby jodío que financia a los presidentes de Estados Hundidos. Cuándo esta payasa amorfa predica sobre el calentón global aclamada por ZPedo ya sabes de donde le viene la farsa. Segun Henry Makov, Martin Bordman, el lugarteniente y tesorero de Hitler, era un espía “illuminati soviético”. Como escribió William Stevenson, “Borcman representaba el poder secreto”, cumplía a rajatabla la agenda psicopática satánica illuminati.
LA ESTAFA DE LOS DISCURSOS DE HITLER AL DESCUBIERTO:
Todo era manipulación prefabricada por Tavistock , repetían todos lo mismos en sus insulsos discursos:
CHURCHILL:
“En tiempo de guerra la verdad es tan preciada que debería siempre estar bajo el cuidado de un guardiÁn de mentiras”
HITLER:
“En tiempo de guerra proveemos la verdad con un guardiÁn de mentiras, porque es la más preciada”
ESCUELA DE GUERRA DE TAVISTOCK MILITARY PSYCH-OPS
“En tiempo de guerra la verdad es tan preciada que la rodeamos de un guardiÁn de mentiras”
Hallet concluye que Hitler , Stalin (doble agente británico también) y Churchill (druida, alcohólico y depresivo) eran colegas masones de toda la vida ¡y trabajaban juntos! Algunos discursos de radio de Churchill los hacía un doble, un actor…, como Norman Shelley. ¡Cómo te la cuelan borregomátrix y tú durmiendo viendo la televiSION y leyendo enciclopedias de los Rothshchilds Y Rockefeller, como la Enciclopedia Británica! Cliffor Schack sugirió que Stalin es también un Rothschilds y fue entrenado en Tavistock en 1907 (oficialmente Tavistock no existía entonces ni en 1913, era secreto).
HITLER SALUDANDO AL ENEMIGO DUQUE DE WINDSOR EN 1937
Anthony Sutton, Henry Makow y otros autores demostraron que los Rockefeller y Bush ,I. G. Farben el Banco de Inglaterra y otros illuminatis financiaron a Hitler. I.G. Farben eran la sede de la CIA y nunca fue bombardeada al igual que los buques de Onassis.Charlot, Bob Hope y Peter Sellers eran también agentes británicos.Hallet pone a parir a la realeza británica que describe como pervertidos degenerados y al asesinado francmason Lord Mountbatten. Hasta Schwarzenegger, maromo de una Kennedy es de la logia asesina Skull and Bones y Sylvester Stalone es un illuminati que filma películas porno zoofílicas con pobres delfines, según denunciaron mkultras. Esperemos que al menos tenga la decencia de elegir defilnes mayores de edad.
“ALGUNOS DE LOS FAMOSOS DISCURSOS DEL PSICÓPATA BORRACHO CHURCHILL LOS DABA EL ACTOR NORMAN SHELLEY IMITANDO SU FEA VOZ”
HITLER CON SU FINANCIADOR, EL JODÍO MOSES PINKELES
HITLER ESCRIBIO MI LUCHA CON UNA MÁQUINA DE LOS ROTHSCHILDS
Es el de la barba detrás de él. Hitler no invadio Suiza para no molestar a los Amos illuminati. Todas las grandes aseguradoras y bancos illuminatis están allí. Henry Makov cuenta en The illuminati, que Hitler escribio Mi lucha con una máquina de escribir de los Rothschilds. El libro fue dictado a Rudolph Hess y Emil Maurice junto a sus estancia en la cárcel de Landsberg en 1924. Como a Julai Assangeta de Gilileaks (wikileaks) a Hitler le dejaban hacer de todo en la cárcel,le perdonaron cinco años, dormía en una suite y recibía regalos. Los abogados de Assange son tamibén los de los Rothschilds.

-----------------------------------------------------
Hasta los Diarios de Ana Frank son falsos, están escritos con boligrafo en partes, cuando en la época de la chica no exístía aun el boligrafo. Hay un premio “desierto” para el que demuestre que son reales.


El caso de Ana Frank
El siguiente texto es fruto de un trabajo universitario de investigación presentado por Pedro Varela mientras cursaba sus estudios de Historia Contemporánea, incluído dentro de una documentación más extensa solicitada por el profesor de la materia en torno a los orígenes y consecuencias del Juicio de Nuremberg ante el Tribunal Militar Internacional.

El texto fue igualmente publicado como Carta circular con el objeto de ofrecer a los vecinos de la Calle Séneca de Barcelona la posibilidad de cotejar otras informaciones que compensaran las ya de por sí unilaterales recibidas hasta el momento desde la "Plataforma Cívica Ana Frank" y otros profesionales del victimismo político.

Se trata también del único texto escrito por Pedro Varela, de entre todos los incluídos en la acusación que contra él ha coleccionado la policía autonómica catalana y la fiscalía, del que podrían extraerse opiniones personales, a pesar de que se citan en todo momento las fuentes de información.
El Fiscal General de Catalunya, Sr. Mena, opina que en el "caso Varela" "persigue el odio y no una idelogía". Cabe preguntarle al Sr. Mena y a todos los lectores que ahora tienen a su alcance esta "prueba del delito", ¿en qué momento denota esta investigación de Pedro Varela odio de ningún tipo? Lea y decida por sí mismo.
---------------------------------

2016:




EL CASO DE ANA FRANK


"El mito, ¿o tendríamos que decir el timo de Anne Frank?, es probablemente ambas cosas a la vez, a raiz de las investigaciones que hemos podido resumir al respecto. Conocida en el mundo entero por su famoso Diario, Anne Frank es sin duda la "víctima del Holocausto" más celebrada. En lo que se refiere a su impacto en el público -- afirma el "caza nazis" judío Simon Wiesenthal --, el Diario de Anne Frank es "más importante que los juicios de Nuremberg" (The Washington Post, 1 de Abril de 1979, pág. H3) (1).
Organizaciones de influencia y la mayoría de los medios de comunicación occidentales, promueven un culto casi religioso por Anne Frank. El mensual británico History Today (edición de Marzo de 1995), afirma que "El impacto del "Diario" ha sido inmenso, especialmente en las jóvenes generaciones, niños de colegio, adolescentes y estudiantes. En Alemania desarrollaron una especie de culto a Anne Frank en los años cincuenta similar a los movimientos despertados por Santa Teresa y Santa Bernadette. En 1957, la emoción de masas fue canalizada en un peregrinar de dos mil jóvenes, desde Hamburg a Bergen-Belsen, incluso lloviendo, durante la ceremonia en la que se depositaron flores en las fosas comunes, en una de las cuales fue enterrada Anne Frank" (2). Pero lo cierto es que el caso de Anne Frank no es diferente al de muchos otros judíos sujetos a la política de medidas antisemitas en tiempo de guerra llevadas a cabo por las potencias del Eje, no en menor medida justificada por la declaración de guerra que la nación judía realizó contra Alemania ya en 1933, es decir seis años antes de iniciarse el conflicto bélico (3).
Como parte del programa de evacuación de los judíos de Europa occidental, la niña de 14 años y otros miembros de su familia fueron trasladados por tren de Holanda al campo de trabajo de Auschwitz-Birkenau (actualmente en el sur de Polonia). Varias semanas más tarde, ante el avance del ejército soviético -- junto a otros muchos deportados judíos -- fue evacuada en ferrocarril de Auschwitz más de 400 kms. dirección occidente, al campo de Bergen-Belsen en Alemania del Norte.
Fue allí donde junto a otros compañeros del campo, Anne cayó enferma de tifus, enfermedad de la que murió a mediados de Marzo de 1945. No fue ejecutada ni asesinada. Anne Frank pereció -- al igual que millones de no judíos en Europa durante los meses finales del conflicto --, como otra víctima indirecta de la guerra más devastadora.
Su padre, Otto Frank, cayó igualmente enfermo de tifus y fue transferido por los alemanes a la enfermería del campo de Auschwitz, donde se recuperó. Finalmente formó parte de los miles de judíos que débiles o enfermos quedaron allí al abandonar los alemanes el campo, cuando en Enero de 1945 los soviéticos arrollaron el mismo. Otto Frank murió en Suiza en Agosto de 1980. Pero si la política alemana hubiera sido realmente la de asesinar a Anne Frank y a su padre, nunca hubieran sobrevivido a Auschwitz. Su caso, todo lo trágico que se pueda considerar, no merece ser falseado por intereses políticos y económicos.

La pretensión de la así misma autotitulada "Plataforma pro Calle Anne Frank", "proponiendo para esta calle -- Séneca -- el nuevo nombre de Calle Anne Frank, con una breve anotación que remarque su condición de símbolo de las víctimas del Holocausto" no se tiene en pie, como veremos.
La primera víctima de la guerra fue la verdad, cuya tergiversación era utilizada como arma de guerra psicológica. "No sé cuánto tiempo más podremos mantener que los alemanes están matando judíos en cámaras de gas. Es una mentira grotesca, como la de que los alemanes en la I Guerra Mundial fabricaban mantequilla con los cadáveres de sus enemigos"... "Se trata de una mentira que puede poner en peligro nuestra propaganda". Esta fue la respuesta del jefe de la propaganda británica a Winston Churchill, desaconsejándole firmar dicha acusación contra Alemania, propuesta por el P.W.E. (Political Warfare Executive), departamento inglés responsable de la "guerra psicológica". La idea fue recogida inicialmente según los rumores propagados por polacos y judíos en agosto de 1942. "El "Foreign Office" enseguida se dió cuenta de que se trataba de una mentira, pues los polacos y los judíos siempre estaban mintiendo para predisponer a Inglaterra contra Alemania" (4). No obstante el P.W.E. decidió utilizar y ampliar estas historias como base en la guerra propagandística contra los alemanes. Es dentro de este contexto de "guerra psicológica" y de "propaganda de atrocidades" en el que hay que enmarcar la historia de Anne Frank.
Pero no únicamente. Como bien indica Felderer (5) en su momento no sólo ha servido para denigrar a Hitler y la Alemania nacionalsocialista, también se ha demostrado útil a la causa de los israelíes en Medio Oriente, otorgándoles la sensación de que sus pretensiones sobre Palestina eran legítimas. Anne era el símbolo de los niños judíos perseguidos. Harwood añade que con esta y otras historias similares, se ha pretendido acobardar todo nacionalismo (6), a partir de ese momento siempre sospechoso de criminal, en favor de un internacionalismo útil a las pretensiones de la Alta Finanza de un gobierno mundial.


¿QUIEN FUE EL AUTOR DEL "DIARIO"?

Pero, ¿quién escribió el Diario de Anne Frank?
Se dice que "inicialmente, la publicación del Diario fue rechazada por numerosos editores" (7). Desde 1952, en que fue editado por vez primera en París -- la primera edición holandesa apareció en el verano de 1947 (8) --, se han hecho más de cincuenta ediciones en todos los idiomas importantes, contabilizando hasta la fecha más de 25 millones de ejemplares vendidos (9), muchos de ellos a la fuerza (10), amén de una hollywoodense película de gran éxito, obras de teatro y numerosas adaptaciones transmitidas por radio y televisión. Pretende ser el verdadero diario íntimo de una niña judía de Amsterdam, de 12 años de edad, escrito durante la ocupación alemana, mientras permanecía escondida con su familia en los fondos de una casa; posteriormente fueron arrestados (4 de Agosto de 1944) y trasladados a campos de concentración, donde Anne Frank falleció a los 14 años de edad, en Marzo de 1945, víctima de una epidemia de tifus que se extendió en la zona (11). Señalemos aquí que la detención de los Frank la llevó a cabo la policía holandesa (Policía Verde) y que Anne fue trasladada primeramente al campo de tránsito para deportados judíos de Westerbork (Holanda), posteriormente, el 2 de Septiembre de 1944, al campo de trabajo de Auschwitz-Birkenau y en Diciembre del mismo año a Bergen-Belsen (12), donde el fin de la guerra y el caos inherente producido por los bombardeos aliados sobre ciudades y los medios de comunicación y avituallamiento llevarían al hambre y el tifus. Es decir que fue paseada por toda Europa. Uno se pregunta si no suponía todo esto un esfuerzo por perder la guerra, puesto que en un momento de máxima necesidad, los alemanes se dedicaban a trasladar a los presos de naciones enemigas de campo en campo, con el consiguiente consumo del escaso combustible que hacía falta en el frente y utilización de numerosos trenes útiles en otros menesteres. Y si la intención de los alemanes era "exterminar" a la población judía, tampoco se comprende que Anne pasara tres meses en Auschwitz sin ser "gaseada" para ser trasladada a Bergen-Belsen, que en ningún caso era un campo de exterminio (según el Institut für Zeitgeschichte de Munich, instituición paraoficial del gobierno alemán, ni en Bergen-Belsen ni en todo el antiguo territorio del Reich existieron cámaras de gas para el exterminio de seres humanos) (13).

Añadamos que el padre, Otto Frank, fue hospitalizado en Auschwitz para ser curado de sus dolencias (14). Resulta en cualquier caso sorprendente este interés de los alemanes para que los teóricamente destinados a la cámara de gas entraran en ella gozando de salud. Según Otto Frank, el "Diario" fue encontrado por casualidad, por él mismo, escondido en una cavidad que, casualmente, se hallaba entre la viga y el techo del lugar donde habían estado recluídos, antes de caer en poder de los alemanes. Ese encuentro fortuito ocurrió, según Otto Frank, bastante después de finalizada la guerra, en 1952 (15), si bien esta fecha no coincide con la de publicación de las primeras ediciones (1947) (16). Para Wolfgang Benz (44) el diario fue hallado por Miep Gies, una vecina de los Frank en las Prinsengracht 263 de Amsterdam, el mismo 4. 8. 44, día de la detención. Se dice que Anne Frank escribió su diario a escondidas. Así lo afirma en su prólogo George Stevens, quien afirma no sólo que el diario era pequeño, sino también "que del pequeño diario sólo Anne tenía conocimiento" (17).

Aquí surge un problema, ¿cómo es que un libro que, según las ediciones, tiene unas 230, 240 ó 290 páginas, puede ser incluído en un diario pequeño que podía ser escondido detrás de unas libretas de apuntes del colegio? A pesar de hallarse en un desván relativamente pequeño, ninguno de los acompañantes la vió escribir (18), lo cual no deja de ser dificil, teniendo en cuenta que se trataba de un escrito voluminoso. Otros autores no coinciden sobre este punto (19). Según el historiador catalán J. Bochaca, que una niña de doce años escriba, en la segunda página de su diario, un ensayo filosófico sobre las razones ontológicas que la impulsan a hacerlo; así como que una niña de tan corta edad sea capaz de redactar una historia de la familia Frank, sin notas a la vista; que confinada en una buhardilla esté al corriente de la legislación y las medidas antisemitas de los "nazis", incluyendo fechas, números de decretos y nombres propios; supone un caso impar en la historia de la literatura universal (20). El mismo autor hace notar que las ediciones inglesa y alemana del "Diario" difieren tan fundamentalmente, que las diferencias no pueden ser atribuídas, racionalmente, a criterios de traductor.

"La verdad sobre el diario de Anne Frank fue revelada, inicialmente, por la publicación sueca "Fria Ord", en 1959, en una serie de artículos diarios aparecidos en marzo. En abril de aquel mismo año, la revista americana Economic Council Letter (15 de Abril de 1959) resumió los artículos de su colega sueco, con la siguiente gacetilla: "La historia nos proporciona muchos ejemplos de mitos que tienen una vida más rica y más larga que la verdad, y que, sin duda, pueden llegar a ser más efectivos que la verdad" (21). Nuestras dudas aumentan cuando leemos en el New York Times del 2 de Octobre de 1955, que en el diario de Anne Frank "sólo figuraban aproximadamente 150 inscripciones" donde se consignaban "cronológicamente las sensaciones e impresiones de una adolescente" ("mamita me trata a veces como un bebé, lo que no puedo soportar") y "adicionalmente muy pocas que no podrían considerarse como pertenecientes a esa categoría" ("temo mucho que nos descubran y que seamos fusilados") (22).

No obstante ello, continúa Richard Harwood, el "Diario" publicado consta de 293 páginas y su texto no concuerda con la relación, que acabamos de citar, entre numerosas inscripciones propias de una adolescente y "muy pocas" de mayor o menor referencia política. De hecho, no sólo las observaciones de carácter político del diario, sino su contenido general y su estilo, presuponen un conocimiento de interrelaciones históricas, juicio y arte de la expresión poco comunes incluso entre adultos. La edición "original" del Diario nunca fue publicada, puesto que el padre, Otto Frank, decidió expurgar el mismo de fragmentos escabrosos de una adolescente o de críticas a la madre de Anne. Más tarde este debió admitir que además de la escritora judía Anneliese Schütz e Isa Cauven"para colmar algunas lagunas en el diario debió requerir los servicios del periodista holandés Albert Cauven" (23). Incluso el poco sospechoso semanario Der Spiegel, instrumento principal en la "reeducación" del pueblo alemán, debía admitir que "el "Diario" en su conjunto no es auténtico". Para el Spiegel queda claro que "aquello que ha hecho emocionar al mundo, no proviene enteramente de la mano de Anne Frank. En la edición el "Diario" ha sido transformado por numerosas manipulaciones..." (24).

La investigación oficial llevada a cabo por la Dra. Hübner deduce que el "Diario" publicado está compuesto de 177 capítulos (cartas), que proceden de cuatro diferentes fuentes: 4 del Diario, 5 de un libro de relatos, 69 de dos diarios, que la Dra. Hübner define como primera elaboración del Diario, 99 procedentes de hojas sueltas, que la investigadora define como segunda elaboración del Diario.

JUICIO ESCLARECEDOR

Mayores sospechas nos asaltan, lógicamente, al estudiar el pleito en que se enzarzaron el conocido escritor judío norteamericano Meyer Levin y el padre de Anne Frank. El juicio transcurrió entre 1956 y 1958 ante el County Court House de la ciudad de Nueva York, obteniendo el demandante Meyer Levin un fallo a su favor que condenaba a Otto Frank a abonarle una indemnización de 50.000 dólares de la época por "fraude, violación de contrato y uso ilícito de ideas"; el pleito, que se arregló privadamente después de la sentencia por obvio mútuo interés, versaba sobre la "dramatización escenográfica" y venta del "Diario".

El juez, así mismo judío, era Samuel L. Coleman, quien dictó sentencia en el sentido de que Otto Frank debía pagar a Meyer Levin "por su trabajo en el diario de Anne Frank" (25). Para cualquier interesado, todo lo referente al caso Levin-Frank está archivado en la Oficina del Condado de Nueva York (N. Y. County Clerk's Office) con el número 2241-1956 y también en el New York Supplement II, Serie 170, y 5 II Serie 181 (26). Así pues, la sentencia del juez -- y juez judío -- en el sentido de que el autor del Diario es Meyer Levin y no la niña, existe (27).

Lo que interesa hacer notar es que de la lectura de la numerosa correspondencia privada de Otto Frank y de Meyer Levin que fue aportada al juicio como prueba de las partes, surge la grave presunción "juris tantum" de que el "Diario" "es substancialmente una falsificación" (28), y que el autor material de esa falsificación fue el igualmente judío Meyer Levin. Levin, en legítima defensa de sus derechos de autor, además de demandar al Sr. Frank por cuatro o cinco millones de dólares por su labor de parafrasear el manuscrito "para el fin que tenía que cumplir...", pleiteó igualmente contra el productor de cine Kiermit Bloombarden, pues en la película -- del mismo título que la obra -- aparecen también escenas escritas por él y que no estaban contenidas en el Diario original (29).

Meyer Levin había sido corresponsal en España durante la guerra civil de 1936 a 1939 y más tarde enviado de la Agencia Telegráfica Judía durante los enfrentamientos con los palestinos entre 1945 y 1946. La Enciclopaedia Judaica le reconoce como "el primer escritor en poner en escena el Diario de Anne Frank (1952)" (Vol. 11, pág. 109) (30).

UN BOLIGRAFO PREMATURO

Pero no acaba aquí todo, y nuestra duda se convierte en decepción cuando descubrimos, como lo ha hecho el historiador británico David Irving tras su investigación (31), que en el "Diario" de Anne Frank había tinta de bolígrafo. Así lo determinaron unos expertos que acudieron expresamente a Suiza para comprobar el manuscrito original en posesión de Otto Frank. Según estos, parte de los diarios habían sido escritos con bolígrafo -- inventado en 1949 y cuya aparición en el mercado data como temprano de 1951 -- algo imposible al haber fallecido Anne Frank de tifus (32) en 1945. Dos ciudadanos alemanes, Edgar Geiss y Ernst Roemer, pusieron públicamente en duda, una vez más, la autenticidad del famoso "Diario".

Ante ello el Tribunal del Distrito de Hamburgo encargó a la Oficina Federal Criminal Alemana (BKA) un examen de los textos para determinar científicamente si la escritura de éstos se había llevado a cabo durante los años 1941 a 1944, basándose en los análisis del papel y la escritura del manuscrito original. Este análisis químico-técnico fué llevado a cabo en abril de 1981, bajo la dirección del Doctor Werner (33).
A pesar de su publicación, la ley del silencio de los "mass-media" intentó dar la menor publicidad posible a los resultados de los análisis. Sí lo hizo el New York Post del 9 de Octubre de 1980 mencionando el hecho. Según este análisis, las correcciones, comentarios y añadidos en las hojas de parte del manuscrito fueron hechas en tinta azul, negra, roja, a lápiz y en BOLIGRAFO de tinta negra, verde y azul. Como comentarios y texto principal son de una misma mano, recordémoslo, el libro fue escrito por alguien después de la guerra o cuando menos lo finalizó pasada la contienda. El original consta de tres libretas encuadernadas y 324 páginas sueltas (34).

DIFERENCIAS EN LA ESCRITURA

Un calígrafo pudo comprobar, además, que todo había sido escrito por la misma mano y que, por tanto, no podía ser la de Anne Frank. Se trata de Minna Becker, períto calígrafo judía, quien afirmó ante el juez, repetidamente, que toda la escritura del diario pertenece a una misma mano (35). Para dilapidar este tema sólo ha hecho falta acceder a las cartas auténticas que Anne Frank escribió de niña a unas amigas, publicadas en los Estados Unidos; la letra de estas cartas sí tiene el aspecto normal de una niña de 10 ó 12 años, lo que no es el caso del "manuscrito original", que nos revelan a un autor de mayor edad. Las cartas fueron adquiridas por el "Instituto Simon Wiesenthal" y, siempre según David Irving, sí son auténticas, no así el diario (36). Bochaca confirma asímismo, como han hecho posteriormente otros autores, refiriéndose a Paul Rassinier, que la escritura que se afirma es la de Anne Frank, reproducida en el libro Spur eines Kindes, de Ernst Schnabel, difiere totalmente de la escritura de Anne Frank en el manuscrito original.

El Profesor Faurisson, de la Universidad de Lyon, cuya especialidad es la crítica de textos y documentos, y que mantuvo varias conversaciones personales con el padre de Anne Frank, insiste en este tema otorgándole el peso suficiente para llevar al escepticismo sobre el "Diario" de Anne Frank. Su primer trabajo sobre el caso fue publicado en francés en 1980. Una traducción del mismo apareció en el verano de 1982 en el volúmen del The Journal of Historical Review con el título "Is the Diary of Anne Frank Genuine?" (págs. 147-209). Entonces señalaba dos ejemplos de la letra manuscrita atribuida a Anne Frank, ambos escritos cuando esta contaba aproximadamente 13 años, pero extrañamente la primera (datada el 12 de Junio de 1942) parece mucho más madura y similar a la de un adulto que la supuestamente escrita sólo cuatro meses más tarde (10.10.42).

Respondiendo a dicho escepticismo sobre la autenticidad del "Diario", el State Institute for War Documentation de Amsterdam (Rijksinstituut voor Orloogsdocumentatie -- RIOD), publicaba un libro en 1986 que incluía el facsimil de una carta supuestamente escrita por Anne el 30 de Julio de 1941. El descubrimiento en los EE.UU. de otros varios ejemplos de la letra manuscrita fue anunciado en 1988. El mismo incluía dos cartas fechadas el 27 y el 29 de Abril de 1940 y una postal, escritas a alguien en Danville (Iowa). Estas últimas, como las del 12. 6. 1942 y 10.10.1942, creaban un nuevo problema al Instituto de Documentación de Guerra de Amsterdam, dado que la letra manuscrita que aparece en ellas es completamente diferente que la escritura de adulto de la carta del 30 de Julio de 1941, así como la mayor parte del manuscrito en cuestión. Estos descubrimientos confirman la creencia del Prof. Robert Faurisson de que la letra manuscrita de "adulto" atribuída a Anne es, en realidad, muy parecida a la letra manuscrita de una de las personas que oficialmente "ayudaron" a Otto Frank a preparar el "Diario" para su publicación después de la guerra.

Para Mª Paz Lopez y su artículo en "La Vanguardia", estas diferencias de escritura son normales (!) en un adolescente (ver las reproducciones adjuntas). Igualmente soslaya, al tratar el tema del informe pericial encargado por el RIOD, el tema de la escritura a bolígrafo, mencionando exclusivamente las anotaciones a lápiz del padre. Podemos concluir pues, que no se trata de un "Diario", sino de una novela, basada en un manuscrito escrito después de la guerra por Otto Frank o sus colaboradores, y redactado por Meyer Levín, con algunos añadidos posteriores del holandés Albert Cauven (38). El historiador alemán Udo Walendy es definitivo: "El Diario de Anne Frank -- durante años lectura recomendada tabú para escuelas y público -- es una falsificación" (39).

ANNE FRANK A LA FUERZA

Conviene advertir aquí que para evitar dudas y desbancar las crecientes sospechas sobre la autenticidad del libro, fue impuesto por las autoridades alemanas actuales como "lectura obligatoria" en las escuelas (¡increíble negocio para los propietarios de derechos -- Fondo Anne Frank -- y editores!) y se llegó al extremo de adoptar medidas disciplinarias (retiro de la "venia docendi") contra maestros y profesores que osaran manifestar sus dudas al respecto (40). El Profesor Stielau, de Hamburgo, fue expulsado de su cátedra, en 1957, por el mero hecho de haber osado poner en duda la autenticidad del Diario. ¡Increíble!.

Todavía en 1976, el padre de Anne, Otto Frank, lleva a cabo acciones y denuncias contra Heinz Roth, de Odenhausen, en un juicio tendente a prohibir publicaciones que sostengan que el diario, tal como se publicó, no puede haber sido escrito por una niña de 12 años. Ejemplos éstos que demuestran cuán estrecho es el margen de la libertad de pensamiento cuando se rozan ciertos temas tabú (41).

UN TIMO MORAL

Richard Verrall (que publica bajo el nombre literario de Harwood) advierte que la falsedad del mito de Anne Frank va mucho más allá, es muchísimo más profunda que la eventual falsificación del texto. Reside en la "unilateralidad" y en la "recurrencia infinita" del tema: una perfecta aplicación política de la propaganda actual del viejo tema de la niña inocente atrapada por la maldad exclusiva de los otros, pero que triunfa incluso después de muerta. El mito de Anne Frank, por la fuerza de su impacto sobre la sensibilidad colectiva, se convierte no sólo en símbolo de la "inocente" nación judía perseguida, sino más aún y contra todas las reglas de la lógica, en "prueba indiscutible" de la maldad intrínseca, inmedible, de los perseguidores. Reconozcámoslo pronto, en efecto, no importa desde un punto de vista humano que el "Diario" de Anne Frank sea una falsificación o no.

Esta niña falleció, víctima del tifus -- y no en una "cámaras de gas" inexistente en Bergen o convertida en "pastillas de jabón" que se han revelado una falacia, todo hay que decirlo --; y el padecimiento y muerte de cualquier niño es siempre lamentable. Pero es importante constatar que los posibles sufrimientos de una niña judía de 14 años, en tiempo de guerra, no son más significativos por el "hecho" de que hubiese escrito un diario, que los sufrimientos tanto o más terribles de otros posibles niños judíos; o que las desgracias infinitamente más numerosas de otros niños alemanes, italianos, japoneses, polacos, rusos o de otras nacionalidades que han sufrido horriblemente por muchos otros motivos en esa misma guerra: despedazados, quemados vivos a millones, mutilados o inválidos para toda la vida a causa de los bombardeos masivos de población civil efectuados por los aliados contra ciudades abiertas alemanas; abandonados en medio del caos ante la muerte o desaparición de sus padres; violados, corrompidos por la barbarie de buena parte de las tropas enemigas.

Sólo en el Holocausto alemán de Würzburg, durante los últimos días de la guerra, fueron quemadas 5.000 personas, de entre las cuales más de 100 niñas y mujeres se llamaban Anna, convertidas en cenizas durante la noche del 16 de Marzo de 1945 (44).

¿Pero quién se acuerda de tal suma de horrores sufridos por los no judíos?

¿Quién llora por el niño alemán que, en Dresde, junto a otros 250.000 civiles, mujeres y niños principalmente, corre aullando envuelto en el fuego inextinguible del fósforo líquido? ¿Quién por la niña alemana violada varias veces hasta la muerte por una sucesión de bestias animadas a ello por el judío soviético Ilya Ehrenburg?

¿Quién escribe novelas lacrimógenas por los no menos reales e inocentes niños japoneses de Hiroshima y Nagasaki?

¿Quién por los niños de la misma edad de Anne Frank, masacrados en Paracuellos del Jarama, que en su propio país tampoco cuentan con una calle?. Nadie. No hay "best sellers" para ellos, no hay "dramatizaciones", ni 50 ediciones, ni cine, ni teatro, ni bombardeo televisivo, ni campañas en su nombre, ni recogidas de firmas, ni movilizaciones entre los partidos políticos del sistema y sus parlamentarios, ni manifestaciones públicas cincuenta años después, ni nadie que quiera recordarles cambiando el nombre de una calle, por pequeña que esta fuera.

¿Por qué? ¿Tal vez porque no cuentan con un lobby que haga del dolor un negocio sin precedentes? ¿Porque les falta la conveniente orquestación de los "mass-media", que hacen del sufrimiento ajeno un arma política, con la intención de desarmar moralmente a quienes denuncian semejante hipocresía? ¿O deberíamos ser más atrevidos y decir que, simplemente, porque no son judíos? Entonces habría que denunciar y perseguir igualmente a aquellos que por dinero o por oscuros intereses políticos y personales hacen, con los niños que han padecido en el pasado, discriminaciones en razón de su raza, religión o ideas políticas de los padres y sólo se acuerdan de unos niños muy concretos y minoritarios, soslayando a los demás. Se trata, sin duda, de un agravio comparativo.

¿Una calle para una niña o para una falsificacion?

"El Ayuntamiento de Bergen niega el nombre de Anne Frank a una calle". Efectivamente La Vanguardia informaba de un caso similar al que nos ocupa con el pobre Séneca, con ocasión del intento de imposición de una "Calle Anne Frank" en la ciudad de Bergen, en cuyo municipio se encontraba el campo de Bergen-Belsen, y cuyo ayuntamiento se ha negado de plano a dar el nombre de Anne Frank a la calle que lleva al monumento recordatorio del campo. La propuesta fue hecha después de que años atrás se intentara dar -- sin éxito -- dicho nombre a una escuela (42). Con todo, entre el 12 de Mayo de 1995 y Otoño de 1996, la autodenominada "Plataforma cívica (!) Anna Frank" bombardeaba a las 230 familias que habitan en la calle Séneca de Barcelona con la petición de cambio de nombre y recogida de firmas consiguiente para solicitar su apoyo en semejante despropósito y lograr dicha permuta del Ayuntamiento y su Consejo Municipal del Distrito. El fin confesado de la campaña es "boicotear las actividades de la Librería Europa", es decir la libertad de expresión de los demás. Según los organizadores cuentan con el apoyo de más de sesenta organizaciones. Pero aparte del cabezal impreso de un papel de cartas y algunos grupos marginales, las manifestaciones no son en absoluto numerosas (43) y mucho menos representativas de los ciudadanos de Barcelona o los habitantes de la calle Séneca, que no se sienten identificados con los "libertarios" y anarquistas violentos del Barrio de Gracia, ni con los homosexuales, las lesbianas o la extrema izquierda incendiaria, cuyo único hecho patente ha sido arruinar la calle Séneca con pintadas indecibles y reiteradas de bajo nivel cultural, cuando no lanzando piedras y cócteles molotov con grave riesgo para los vecinos. Una triste historia, ciertamente. Un señor se hace millonario a costa de su hija, muerta, haciéndola pasar como autora de una novela que ella no ha escrito. Y encima debe ser puesto ante los tribunales para que pague al auténtico autor. El periodista Gil Mugarza recomienda acertadamente que lo más decoroso y oportuno en relación con la desventurada muchacha, ajena a cuanto haya podido ser un lucrativo éxito editorial y un gigantesco éxito político y económico para la causa sionista, es el dejarla descansar sencillamente en paz.
Es lamentable que la jóven, muchos lustros después de su muerte, deba ser sacrificada nuevamente, una vez tras otra, víctima de especulaciones que utilizan a los muertos para solaz y distracción de los vivos."


 

NOTAS:
(1 y 2) Weber, Mark: Anne Frank. Publicado en The Journal of Historical Review de Mayo/Junio de 1995, pág. 31.
(3) Daily Telegraph 24.3.1933 y Daily Express de misma fecha.
(4) Irving, David: Pruebas contra el Holocausto. Conferencia en el Hotel Majestic de Barcelona, el 17 de Noviembre de 1989.
(5) Felderer, Ditlieb: Il Diario di Anna Frank: una Frode. Edizioni La Sfinge, Via Marchesi, 30, Parma (Italia), 1990, pág. 6.
(6) Harwood, Richard (Richard Verrall): ¿Murieron realmente seis millones?. Historical Review Press, Inglaterra, 1977.
(7) Enciclopaedia Judaica, citada en Felderer, opus. cit. Pág. 14.
(8) Benz, Wolfgang: Legenden, Lügen, Vorurteile: Ein Wörterbuch zur Zeitgeschichte. DTV Deutscher Taschenbuch Verlag. 2ª Edición, 1992 y Felderer, pág. 13: Enciclopedia Brockhaus, Vol (6-450).
(9) Paz Lopez, María: La niña que contó lo inexplicable. La Vanguardia de Barcelona, el Miércoles día 15.3.95, pág. 2 de "Revista". Según Benz opus. cit., esta cifra en 1992 era de 16 millones.
(10) Bochaca, J.: "El mito de Anne Frank". Revista Cedade No 170 de Marzo de 1989. Págs. 18 a 20.
(11) "Anne Frank "Diary" a fake". Publicado en el periódico Holocaust News, No 1, pág. 3, del Centre for Historical Review. London. Así mismo Enci. Judaica pág. 53 y Felderer op. cit.
(12) Enciclopaedia Judaica, pág. 53. Jerusalén, Israel, 1971-1972.
(13) Roth, Heinz: Anne Frank's Tagebuch, ein Schwindel., 1979.
(14) Enciclopaedia Britanica. Citado por Felderer.
(15) Bochaca, opus cit.
(16 y 17) Felderer, opus. cit. pág. 13 y pág. 22.
(18) Bochaca, opus cit.
(19) Paz Lopez, opus. cit.
(20) Bochaca, J.: "El mito de Anne Frank". Revista Cedade p.18-20.
(21) Bochaca, J.: El mito de los seis millones. Ed. Bausp, Barcelona, 1978; pág. 100.
(22) Harwood, opus. cit.
(23) Bochaca, opus. cit. y también Felderer, opus. cit. p. 14.
(24) Citado por "Kommentare zum Zeitgeschehen". Folge 269. September 1993, p. 65.
(25, 26, 27 y 28) BOCHACA, J.: "El mito de Anne Frank". Revista Cedade. Págs. 18 a 20.
(29) Gil Mugarza, Bernardo: "Requiem por Anne Frank", Arriba, 9.5.59.
(30) Felderer, opus. cit. Pág. 15.
(31) Irving, David: "Pruebas contra el Holocausto". Hotel Majestic, Barcelona, 17.11.89.
(32) Paz Lopez, opus cit.
(33) Bochaca, opus. cit.
(34) New York Post del 9 de Octubre de 1980.
(35) Bochaca, opus cit.
(36) Irving, opus. cit.
(37) Ver Faurisson, Prof. Robert: "Anne Frank's Handwriting". Publicado en el The Journal of Historical Review, Vol. 9, Nr 1, Spring 1989. Pag. 97-101. IHR, California. Pruebas caligráficas. Y Vol. 3, Nr 2, summer 1982: "Is the Diary of Anne Frank Genuine?" así como "Le Journal d'Anne Frank est-il authentique?" en Serge Thion, Vérité Historique ou Vérité Politique? Paris, La Vielle Taupe, 1980.
(38) Bochaca, opus. cit.
(39) Roth, Heinz: Anne Frank's Tagebuch, ein Schwindel. Odenhausen, Julio de 1979.
(40) Bochaca, opus cit.
(41) Harwood, opus. cit.
(42) Gil Mugarza, opus cit.
(43) En su mayoría, a la media docena de homosexuales, lesbianas, o marginales de extrema izquierda habituales, se suman una cantidad casi siempre doble de periodistas y cámaras, dispuestos a extrapolar el hecho, para mayor beneficio de aquellos que después de salir en las fotos, aspiran a ser subvencionados por el Ayuntamiento y la Generalitat en base a impuestos que pagan los ciudadanos de a pie.
(44) Die Bauernschaft, Junio de 1995.


 


anne1.gif (2438 Byte) Reproducción de una supuesta carta de Anne Frank del 12. 6. 42.




anne2.gif (2247 Byte)
Reproducción de una supuesta carta de Anne Frank del 10.10.42. ¡Obsérvense las notables diferencias de escritura sólo 3 meses después!



Reproducción del artículo del "New York Post" del 9.10.1980 donde se confirma que Anne Frank no pudo haber escrito con tinta de boligrafo su Diario, porque todavía ¡no se había inventado el boligrafo!

mas datos:    http://www.vho.org/aaargh/fran/livres9/AnneFrankespa.pdf



-------------------------------------------------------------
SOLOMON ROTHSCHILD CON EL GESTO MASÓN
La abuela de Hitler trabajaba en la mansión de Solomón Rothschild y allí fue preñada con la semilla de Satanás. Solomón vivía solo y perdía el culo por las jovencitas, como su propio hijo, Hermann von Goldschmidt, escribió en un libro en 1917 contándo todos los detalles. Estaba más salido que una mona o un mozo de Torrelavega, afectado del síndrome del FETO (Feas de Torrelavega):
“Le encantaba hacer chistes groseros si alguna mujer preñada estaba presente” (p. 200)
El psicópata mkultra Bill Clintonto es otro “hijo de puta ” de los Rockefeller, apartre dehijodeputa real, moral y deportivo. ¿Igual alguien se cree que los illuminati van a poner a cualquiera en sus puestos claves de Control Mafioso mundial?. Roosvelt, Stalin y Churchill eran también francmasones. Hasta que no se demuestre lo contrario: aquí todo el mundo el Francmasón, Manolo Escobar incluido.
La paz de Versalles la controlaba Edmond de Rothschild, el arquitecto de la mátrix de la película Mátrix. El tribunal de la Haya lo controlan los illuminati y la ONU, y el tribunal de Nuremberg donde se juzgó a los nazis lo dominaba el sionismo mundial. Langer señala a Solomon Rothschild como abuelo de Hitler, mientras que Hallet señala a Nathan Mayer Rothschild, parece que sea más probable Solomon, que vivía en Austria, pero todo apunta a un Rothschild. Por ejemplo el psicópata mkultra Donald Ewen Cameron..¡era un perito del tribunal de Nuremberg, donde pseudojuzgaban a los nazis!. ¡Pa descojonarse de risa!, quillo.
LA PIRÁMIDE ILLUMINATI CONTROLADORA DEL MUNDO:
LA TUMBA DE CHARLES TAZE RUSELL, FUNDADOR DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
En 1880 el fundador de esta fanática secta predijo que los sionistas volvería a Israel. Era amigo de los Rothschilds y conocía la agenda. Cuando hablamos de sionismo, no nos metemos con la religión hebrea judía , que respetamos, especialmente su misticismo, sino con los illuminati que utilizan la religión para estafar y masacrar el mundo.
UNA PIRÁMIDE EN LA MESA REDONDA DEL G-8
LAS REUNIONES DE LOS G-8, G20 Y ONU SON PARA MASACRARNOS
UNA PIRÁMIDE EN UN MONUMENTO DE LA VATICANA UNIÓN EUROPEDA
Y recordar siempre LA GRAN PRUEBA DEL CONTROL MILENARIO ILLUMINATI LA EXTRAÑA PIRÁMIDE DE LAS CUEVA DE LOS TAYOS DE LA ATLÁNTIDA.Ya existía esta extraña pirámide oopart en la Atlántida. Cuando se ilumina el ojo revive y tiene 33 escalones.

 yo ya conocía todos los datos, lo que me sorprendió agradablemente fue que encontrases el libro de Hansjurgen Koehler, yo lo vi por primera vez en hidden mystery books hace como 10 o 12 años, pero era una edición en alemán (se ve que alguien lo tradujo y editó en inglés años después).
Alguno de los libros que comentas son más bien elucubraciones o teorías sin datos definitivos (el de Hallet), pero es el conjunto en si con diferentes autores lo que da la imagen, además hay datos que se están sacando a la luz ahora (en estos últimos años) por las peleas intestinas en la pirámide de poder.
También hay datos sólidos sobre la ayuda de los norteamericanos a los nazis antes y durante la guerra, sobre todo gracias a Sutton que mucha gente hemos redescubierto gracias a internet, como los aditivos a la gasolina que los norteamericanos suministraron a los nazis en un barco en abril de 1939, y la posterior entrega de la tecnología para producirlos localmente, e incluso tecnología para el petroleo sintético nazi.
Muchos generales alemanes consideraban que boorman (mano dcha del fuhrer) les había costado 100 divisiones, seguramente era el controlador de hitler.
Hace años yo pensaba que la manipulación se había producido en 1919 (cuando lo mandaron al hospital por el gas mostaza), algo que comentaron muchos pero era anterior como demuestra las declaraciones de su hermana, y las “misteriosas salvaciones” durante el conflicto. De hecho algunos comentaban hace años que pudo haber sido “intercambiado” por un heredero de la corona británica en 1919 (pudo ocurrir perfectamente).
Resulta curioso que los “sionistas” dijesen que entró en el partido que después fue el “nazi” (cambiaron de nombre después de entrar él), como espía, pero no decían como espía de quién.
Sería gracioso que merkel fuese hija del fuhrer, tal y como comentan algunos (por inseminación artificial criada por un pastor protestante pro-comunista en la alemania oriental).
Mucho material se oculta deliberadamente y se está soltando ahora, como la ninfomanía de Mussolini (otro producto prefabricado), su última amante oficial escribió muchisimo pero solo se ha publicado su diario hasta 1938 (500 de 1800 páginas), lo mismo que hizo Zapatófono con los diarios de Niceto Alcalá Zamora.
Resulta gracioso también lo ciegos y tontos que son unos cuantos, el esoterismo del régimen nazi venía de la teosofía de Blavasky, que era luciferina.
De hecho todos los bandos de la 2ª guerra mundial lo eran, una falsa dialéctica hegeliana, el ataque o guerra entre americanos y japoneses se decidió seguramente en 1925 durante la visita de hirohito a Londres, para así poder robar el oro asiático (golden lilly), los americanos tenían dos “planes de batalla”, el “naranja” (japoneses) y el rojo (ingleses) en el periodo de entreguerras, me sorprendió mucho el “rojo” (lo puedes conseguir a través de larouche o si quieres te lo mando).
A ver cuando te animas con ¡¡¡marx!!! y demás comparsa xDDD


CONCLUSIÓN:
El vendedor de crecepelo Hitleruco solía decir que“Cuanto más grande sea la mentira más fácil será tragársela”.
La historia de Hitler te puede servir para un súbito despertar de la mentira en que vivimos.
Cualquiera que lea el insólito libro de Hallet sabe por los datos, brillante estilo, detalles y documentación que es todo real. Te dan arcadas descubrir tanta mentira y ver que nuestras vidas son una tomadura de pelo: y que por supuesto El Pis de Bildelberg (El País, uno de sus dueños es el chorizo Ernesto Zedillo del PRI)) o el New York Times no van a hacer una reseña del libro.
Tantas enciclopedias, catedráticos, cineastas y repetidores de propaganda contando mentiras y más mentiras resultan ridículos cuando descubres la verdad.
No faltan datos y autores que confirmen la realidad de siempre: los illuminati controlan la historia creando guerras para que nos matemos entre sí y para cumplir su agenda satánica de Los protocolos de los Sabios de Sion. Recuerda que toda la información que recibiste desde que naciste te viene de películas hechas por jodíos -Woody Allen, Kubrick, Spielberg, Elia Kazan…- y enciclopedias pagadas por los jodíos como Wikimierda….o agencias como Reuters controladas por los Rothchilds. Todo mentiras.Distracciones. Tomaduras de pelo.
Cuando destapé la macroestafa del sida, calentó güeval, gripe cerda, holocoñazo los borregomátrix me insultaban… ¿Después de leer esto te lo sigues tragando?
Una vez que se descubre el pastel , la RevoLUZión es inevitable para echar del poder Secreto Mundial a estas alimañas. Y a no creerte ya nada más de las verdades oficiales, hacer “reset” y empezar de nuevo de cero EN TODO para DESCUBRIR LA VERDAD QUE TE HARÁ POR FIN LIBRE y con seguridad un poco menos gilipollas.
BIBLIOGRAFÍA
Makov, H. The illuminati, the cult that hijacked the world, Silas Green, Winnipeg, 2008.
Langer, W.C., The mind of Adolf Hitler, Basic Books, 1972.
Hallet, G., Hitler was a British Agent,FNZ inc. , Aukland, NZ, 2005.
Hanser, R., Prelude to Terror, the rise of Hitler,Rupert Harris Davis, 1971.
Bridget, E. The memoirs of Bridget Hitler, ed. Michael Unger, Duckworth and co.ltd, 1979
Taylord, T., Adolf Hitler, Hitler secrets book, Grove Pres inc, NY, 1983
EIR MAGAZINE, Dope inc, 1992.


click aquí para leer el libro de Hallet en inglés


2 millones de mujeres alemanas fueron violadas en Alemania tras la entrada de las tropas aliadas al declararse finalizada la II Guerra mundial 
El uso del cuerpo de las mujeres como arma de guerra hace de nosotras las perdedoras, siempre, de todas las guerras. No importa en el bando que estemos, siempre es el nuestro el derrotado. 

Pocos episodios de la II Guerra Mundial hay menos conocidos que esa violación masiva de mujeres (de todas las edades, niñas, jóvenes, adultas, ancianas hasta casi 2 millones de ellas). 

Tabú durante décadas, algunos reportajes, alguna exposición, algún libro (casi ninguno o ninguno con el imprescindible enfoque de género).


----------------

Una minoria controla LOS MERCADOS, y son los mismos que controlan la Reserva Federal, las agencias de calificacion, los medios de comunicacion, la agricultura, la medicina, la educacion, Hollywood ......a nivel mundial.

Conoce aqui la historia:



Este que vimos es el pasado.

? Como estan planeando hacerlo en el futuro¿

? Quienes son hoy los que estan detras , en la cumbre de la piramide ¿

¿ Seguiran utilizando la mentira del terrorismo , el CO2, el calentamiento global , las "revoluciones" Arabes  y otras patrañas como nuevo metodo de control ?

? Volveran con otro evento tipo 11s , para mantenerlos amedrentados ...o mas "crisis" de cualquier tipo ¿

? Estan abandonando como fuente basica el petroleo y dirigiendose mas hacia el gas y otras maneras de seguir manteniendo el poder en la cumbre ?


? Que mas nos tienen preparados estos psicopatas que nunca descansan ?

.....Lastima que no disfruten tomando el sol en sus yates.
Solo tienen una palabra en su mente -  PODER TOTAL. ...tipo Dr. No. en las viejas peliculas del agente 007 - del Mi6 Britanico - "casualmente" el que esta defendiendo la cuspide de la piramide de poder.

Y sus metodos son cada vez mas sofisticados......Seguiremos viendo cosas "increibles"....


notas (entre muchas posibles):

MANUAL DE EEUU PARA UNA REVOLUCION DE COLOR EN EGIPTO:
 http://www.voltairenet.org/El-manual-estadounidense-para-la

ESTALLA EL 'CLIMAGATE 2' - El CO2 y otras mentiras 
Nuevo escándalo climático: "Todos los modelos están equivocados"
Se publica en la red una nueva remesa de correos electrónicos de los principales valedores de la teoría alarmista del cambio climático.


-------------------------------------
a cambio de no atacar Europa occidental, 
les darían la URSS
Día a día, la historia de la II Guerra Mundial toma otra dimensión, conforme la versión alemana del conflicto va aflorando. En este caso, es el diario inglés The Telegraph el que explica el incomprendido viaje de Rudolf Hess a Inglaterra; en realidad, ofrecían a sus primos sajones un pacto. A cambio de no atacar Europa Occidental, les dejarían la Unión Soviética.

Hace ya varios años que -creo recordar que fue Chris Everard, explicó que la persona que gestionó ese viaje que acabó con la traición de que Hess fuera encarcelado fue, nada más y nada menos, que ¡Crowley!

Hace ya unas semanas, el diario español El Mundo abundaba en la misma dirección, al reflejar la cantidad de mujeres alemanas violadas por las tropas aliadas.
Una versión más objetiva de la Historia está en camino ?.
----------------------------------
by admin

 

La historia de la II Guerra Mundial ha de ser reescrita desde hoy mismo cuando un periódico inglés publica el borrador de un discurso del 25 de agosto de 1939 en el que el rey de Inglaterra, Jorge VI, iba a declarar la guerra a Alemania… una semana antes de que Hitler ordenara la invasión a Polonia.

En el texto se lee: “En estas horas tan graves, quizás las más graves de nuestra historia, envío a cada hora de mi gente este mensaje.(…)

Pero en los recientes años se ha levantado en Europa un nuevo espíritu que se opone frontalmente a los principios de la civilización que nosotros, y las naciones que piensan como nosotros, protegemos. Ese es el espíritu del agresor y del acosador, que está preparado para romper tratados (…) a invadir los derechos y las libertades de las naciones si son más débiles que ellos, en resumidas cuentas: que buscan dominar el mundo mediante la fuerza bruta. Este espíritu es el que asume el partido Nazi que hoy día tiene el poder en Alemania”.

Como dice el artículo, este discurso no llegó a ser leído, supuestamente, porque las frases eran demasiado largas y debía ser reescrito, pero la fecha de su redacción (¡una semana antes de la invasión de Polonia por parte de Alemania) indica que: o bien Inglaterra que se iba a producir esta invasión, o bien aunque no se hubiera producido, los ingleses hubieran comenzado la guerra de todas formas.

A la luz del documento, se abren nuevas interpretaciones, que confirman las tesis que la naciente Ciencia de la Conspiración ha defendido desde su irrupción en el panorama científico, con la eclosión de Internet.

1-Que Hitler estaba manipulado por poderes ocultos para generar la guerra.

2-Que tenía infiltrados entre sus filas que pasaban informes a sus enemigos.

PD: Curiosamente, coincidiendo con la publicación de este documento (que apareció en una película del año 2010), Putin ha comenzado a cuestionar la versión oficial sobre la historia de la Unión Soviética. La Historia se está reescribiendo.


------------------------------



january 2009


Understanding Hitler's Secret Relationship to the House of Rothschild


Introducing Hansjurgen Koehler's "Fatal File"

In 1999, a book was published entitled "The House of Rothschild: The World's Banker 1849-1999 ". It was written by Niall Ferguson, who, according to the inside jacket cover, is "the first historian with unrestricted access to all the surviving Rothschild archives." According to the inside jacket blurb, the book concluded Ferguson's "myth-breaking portrait of one of the most fascinating and powerful families of modern times".

It further stated:
"From the Crimea to World War II, wars repeatedly threatened the stability of the Rothschilds' worldwide empire. Despite these global upheavals, theirs remained the biggest bank in the world up until the First World War, its interests extending far beyond the realm of finance. They controlled a pan-European railway network; they also ran a worldwide mining empire based on Spanish mercury, African gold and diamonds, Burmese rubies and Russian oil. And as the richest family of modern times, they acquired the greatest art collections and built the most sumptuous palaces of the age."
"Their economic might gave them a unique political leverage. Disraeli and Churchill were their friends, Bismarck and Hitler their foes. Yet the Rothschilds' failure to establish themselves successfully in the United States proved fateful. As financial power shifted from London to New York after 1914 and as continental Europe fell under the thrall of Marxism and fascism, the Rothschilds' power waned."
Let's take a closer look.
First of all, Ferguson admits that he was allowed access to Rothschild archives up until 1914…so… so the title is at first exposed to be a little misleading. It should read 1849-1913.
Why was Ferguson denied access into the Rothschild archives of 1914 and beyond? Were the Rothschilds hiding anything? According to the jacket financial power shifted from London to New York…from this we are lead to believe that the Rothschilds (uncharacteristically) had no hand in the carnage of the First and Second World Wars.
It is a matter of history that up until the First World War, the Rothschilds financed both sides of numerous conflicts, reaping rewards from the winners and the losers. Could it be that the Rothschilds did indeed have a hand in the First and Second World War? Could it be that the reason the Rothschilds tried to distance themselves from those wars was because their good name would not have survived had it been associated with the massive slaughter of millions of people, including the millions of European Jews consumed in the Holocaust?

Somehow New York bankers would take the heat for financing the First and Second World War. The financing burden of World War I would fall squarely on the shoulders of John Pierpont Morgan. The Rothschilds would comfortably be able point their collective finger across the Atlantic and keep what remained of their image of respectability. Did the Rothschilds merely deploy a new phase in their banking tactics? Did they simply go from overt war financing to covert war financing? If so, that would mean that they were still financing both sides of the conflicts. Did they finance both the allies and the axis powers during the First and Second World War? If so then the jacket misled us again. If both the allies and the axis powers were customers of the Rothschilds-through their secretly affiliated agents, then they had no foe in Hitler. Hitler would have been a customer. A customer is a friend not a foe. This theory, as outlandish as it may appear is at the very least….plausible.

Taking it another step further. Could it be possible that Hitler was more than a customer? Was Hitler a secret agent of the Rothschilds? "Preposterous!", you may be thinking. After all, didn't Hitler accuse international Jewish bankers of engineering the Versailles Treaty which destroyed Germany financially? Wasn't Hitler's wrath aimed squarely in the direction of the international Jewish bankers, namely the House of Rothschild?
Hitler did say, "The bigger the lie…the more people will believe it".
Think about it...Did Hitler kill any Jewish international bankers? The answer is no.

Not one. [Note:In fact some members of the Warburg banking family were given a Nazi escort out of Holland in a sealed train. ..When the Gestapo went to the Rothschild mansion to arrest the head of the Vienna branch they were told by the butler to come back the following day. They did. Then they had to wait for the Baron to finish his lunch...There WAS the case of the estranged wife of a French Rothschild. "Why should the Germans harm me?" she had asked her husband in 1940. "I am from an old French family." Despite disowning the Rothschild family name (unheard of!) and reverting to her original title of nobility, she was arrested by the Gestapo in July 1944 and sent by the last transport to Ravensbruck where she was brutally murdered...]
Let's back up a bit here. Let's take a closer look at that financial shift from London to New York. Simply put…the shift from the House of Rothschild to the House of Morgan.
According to Gary Allen's best-selling book "None Dare Call It CONSPIRACY":

"Morgan is referred to by many, including Congressman Louis McFadden, (a banker who for ten years headed the House Banking and Currency Committee), as the top American agent of the English Rothschilds."[Page 44]
So much for the financial shift.
So the question remains…Was Hitler a Rothschild customer or an agent as well?
In 1972, a book was released entitled, "The Mind of Hitler: The Secret War Report" by Walter C. Langer. According to the book, the author, a psychoanalyst, was approached by Col. William "Wild Bill" Donovan, of OSS fame, to conduct a psychological investigation into the mind of Hitler.

Many books on the subject of Adolph Hitler refer to Langer's work. Within the book is a curious investigation into Hitler's origins. In fact, there is mention that Hitler had been linked to the Rothschilds in a book written by an ex-Gestapo officer. Langer notes that the "very intriguing hypothesis" but downplays the Rothschild connection saying, it "is sounder not to base our reconstruction on such slim evidence but to seek firmer foundations. Nevertheless, we can leave it as a possibility that requires further verification."
Was the Hitler-Rothschild link further verified? No. Actually Langer's report, which was not widely circulated, even within the intelligence community, was classified top secret and holed up for 29 years. When it was published, the Rothschild link was downplayed in the Introduction as well as in the Afterword.

The Afterword stated:
"There is no reason to believe the unlikely story told by Langer's informant that Hitler's grandmother Maria Anna Schicklgruber, a peasant woman in her forties from the Waldviertel of rural Austria, had had an intimate liaison with a Baron Rothschild in Vienna…"
Also,
"The point of overriding psychological and historical importance is not whether it is true that Hitler had a Jewish grandfather; but whether he believed that it might be true…"

(Donovan may have wanted us to consider that if there was a slim possibility that Hitler's grandfather was a Rothschild…then Hitler's hatred of Jews stemmed from his revulsion of having Jewish blood coursing through his veins. The last thing Donovan may have wanted us to consider was that Hitler, though illegitimate, was an acknowledged member of the Rothschild family who was assigned a duty that required keeping his loyalties to the banking family very hidden.)
What was not mentioned in the book was that Langer's brother William L. Langer, was head of Donovan's Board of Analysts often referred to as Donovan's "College of Cardinals". Did Donovan really need to understand Hitler or was this report designed to throw off post-war researchers. After all, Donovan was J.P.Morgan's lawyer. J.P.Morgan was the American agent for the English Rothschilds…It's simple math folks. (Incidentally it is known that Donovan had at least one secret meeting with Hitler in the 1920's.)

After 29 years the ex-Gestapo officer's book would be long out of circulation. (Its importance was not appreciated as it came out in 1941, years before the world learned of the Nazi atrocities) The Langer book was designed, quite possibly, to prevent post-war researchers from going through the pains of digging it up….
This researcher did manage to find "Inside The Gestapo",the above-mentioned book written by Hansjurgen Koehler.Koehler was Hitler's bodyguard at Bergestgaden.
I'll leave it to the reader to determine the credibilty of the evidence presented in Koehler's,"Inside The Gestapo".

Inside The Gestapo
Hitler's Shadow Over the World

By HANSJURGEN KOEHLER

(1941)

[An excerpt from the chapter entitled: "The Fatal File"…]

…By stubborn and tenacious work he [ von Papen ] slowly organized his agents at the police, the law courts, the different state institutions, and even in the Chancellery. He had someone everywhere on whom he could count, " just in case …"
This was the moment when Germany changed her policy towards Austria. The ground was well enough prepared to start a decisive action on a large scale. And then-suddenly it seemed as if everything was lost….
That was the reason why von Papen returned to Germany and had a long conference with Himmler and Heydrich.
It was almost a catastrophe.
What had happened?
Heydrich only gave the answer to this question when I was left alone with him in the privacy of his office. "This Jesuit Schuschnigg," he said, "wants to-blackmail the Fuehrer. I really wouldn't have thought that he had it in him…He has a file containing data against Adolf Hitler and now he threatens to publish it in a ' White Book.' "
" Well, what are the contents of this file? "
Heydrich shrugged.
" This impudent Schuschnigg is so sure of his position, so sure of the data contained in the File that he sent a copy through Mussolini to Hitler himself. Your task will be-and that's why I sent for you-to get the original documents of the file … at any cost."
" But…"
" There is no but. This file has cost three lives up to now. It doesn't matter if it costs a dozen more… we have to get it."
He took a blue file from his desk and gave me the copy of the tragic Schuschnigg documents.
" Sit down here in my room and go through it," he told me. " These copies are all typewritten, which seems to prove that they have not been photographed. This is our only hope, because otherwise not only the originals but the negatives, would have to be destroyed."
I sat down and began to read. I want to emphasize here and now that I have never seen the originals of these documents. They may have been forgeries. I have no proof that they were genuine. But they certainly caused such a havoc as no file in the world has ever caused before.
Heydrich had prepared three groups. The first was headed:

Documents collected by General Schleicher

General Schleicher, who was the last Chancellor of pre-Nazi Germany, and who had so tenaciously withstood Hitler's demands, wanted to prevent the Fuehrer's coming to power. At the last moment when the Nazis had "become the strongest political party in Germany, he tried to make Gregor Strasser Chancellor in Hitler's place. During his own chancellorship he began to collect the documents against Hitler.
His file dealt mostly with Hitler's war service.
Adolf Hitler was an Austrian subject. On the 3 rd August, 1914, he sent a petition to Louis III, King of Bavaria, asking permission to serve in the Munich 16th Regiment, as he was living at Munich and did not want to go to Linz for mobilization. The different propaganda books of Nazism have always maintained that Hitler had spent the four years of the war in the front-line trenches, and fought in such a heroic way that he had earned the First Class Iron Cross.
But the investigations conducted by Schleicher purported to have ascertained the following facts:
Hitler never served in a trench or in the front line. After he had been attached to the 16th Munich Regiment (called the Lister Regiment after its commanding officer) he was trained and sent with his troop to the Western Front. There he was attached to the Regimental Staff, where he served as a runner.
Naturally the Regimental Staff was never in the front line; according to the lie of the land it took up a position at a distance of 4-5 or 10-15 kilometres from the trenches. Here they constantly needed a few efficient and trusted men. These runners had two kinds of service. First they had to care for the comfort of the officers and to do all the dull office work; second-and this was the most dangerous, but also the most coveted work,-they had to remit orders to the different company commanders. The runners liked this work best, because such errands sometimes took them to the hinterland or the neighbouring regiments. Of course, sometimes such work could become very dangerous if the runners had to pass through ground shelled by the enemy taking the orders to the front lines.
"There is no doubt," the report continued, "that such service can well be construed as front line service. But contrary to the romantic legends that Hitler had fought in the trenches, it has been ascertained that he never spent a day there."
The Schleicher documents also dealt with Hitler's rank of corporal. Whoever knew what a terrible scarcity of N.C. officers there was in the German Army about the end of the war, must find it highly mysterious that Hitler, being a good and efficient soldier, was still a corporal after four years.
There was only one answer. If he had been promoted to a sergeant he could not have remained a runner. The Regiment Staff had a strictly limited strength; all supernumerary men, especially N.C.O.'s and officers, had to be sent at once to the front line.
Now either his superiors liked Hitler so much that they did not want to promote and thereby lose him; or it was Hitler himself who avoided promotion to keep his comparatively safe berth.
The file included the results of the investigation which Schleicher had ordered to ascertain how Hitler received the Iron Cross, first class. About the end of the war it was comparatively easy to get the second class Iron Cross if a soldier served at the front and was honest. If Hitler had got that, nobody would have been surprised. But he owns the first class Iron Cross. ...
This could be given only by the Kaiser, or the High Command of the Army, to whom the Kaiser relegated his prerogative during the war. Even officers received it only for outstanding achievements, great personal bravery, and if a corporal became the proud owner of it he must have done something quite extraordinary and be a hero of the first rank. Immediately after the war the history of the Lister Regiment was published. It enumerated all the outstanding deeds of privates and non-commissioned officers and recounted the heroic deeds of all the officers. But there was no mention of Hitler's name in this imposing book.
Now all the Nazi propaganda pamphlets and books told the story in great detail of how Hitler was awarded the Iron Cross, first class, because single-handed, with only a revolver in his hand, he captured twelve French soldiers with their machine-gun. But why this reticence of the official history of the Lister Regiment about such a wonderful exploit when much less worthy deeds were described at considerable length?
Careful investigation-during which all the comrades of Hitler were questioned-elucidated the fact that Hitler had received this high German decoration not during, but after the war. It was Field-Marshal Ludendorff, whose connections with the Fuehrer were well known, who awarded the Iron Cross, first class, to the Fuehrer, some time after the war.
These were the contents of the Schleicher file. Hitler and his staff knew very well that the General was collecting these documents against him. A great many attempts were made to rob Schleicher of them. When, a year after his coming to power, on the 30th June, 1934, the time came to "eliminate" the enemies of the Nazi regime, Schleicher and his wife were among the victims. This file was not the least reason for Schleicher death-but afterwards when the Gestapo went carefully through his papers, they discovered to their dismay that the original documents were no longer in his possession. He had sent them to Dolfuss, Chancellor of Austria….

Documents collected by Dolfuss

The second bundle in the blue file contained the documents collected by Dolfuss. The small-statured but big-hearted Austrian Chancellor must have known that by such a personal file he might be able to check Hitler. The great number of the documents showed what care and energy he spent on gathering them together.
When Dolfuss became Chancellor of Austria, Hitler had been the cynosure of the world's interest for a considerable time, yet strangely enough little was known about him. Nobody could explain how he came to bear the name Hitler, as his father had been called Schueckelgruber. Nobody knew how many brothers or sisters he had….the greatest mystery enveloped the Fuehrer's private life, family relations, origin.
Chancellor Dolfuss, after receiving the documents collected by Schleicher, started to investigate Hitler's secret. His task was not very difficult; as ruler of Austria he could easily find out about the personal data and family of Adolf Hitler, who had been born on Austrian soil.
Through the original birth-certificates, police registration cards, protocols, etc., all contained in the original file, the Austrian Chancellor succeeded in piecing together the disjointed parts of the puzzle, creating a more or less logical entity.
And there was one thing-whether true or not-which might have been a dangerous weapon in Dolfuss' hands.
This was what he had ascertained:
A little servant maid from Upper Austria called Matild Schueckelgruber came to Vienna and became a domestic servant, mostly working for rather rich families. But she was unlucky; having been seduced, she was about to bear a child. She went home to her village for her confinement. Her little son, being illegitimate, received his mother's name and was called Alois Schueckelgruber. (In some documents, Schickelgruber).
In spite of his origin he grew up to be an honest, kindly man entering the civil service and becoming a minor clerk in a tax office. He married very early; his first wife was Anna Glaser-Hoyer. Their only child, Ida Schueckelgruber, died in infancy; Alois Schueckelgruber buried her at the side of his first wife in the graveyard of Braunau.
His second wife was Franciska Malzsalberger. Their union was blessed with one son who bore his father's name. He became a waiter, emigrated to England and there married Brigid Dowling, daughter of an Irish cobbler. Later he divorced her and returned to Berlin, where he opened a restaurant. He also adopted the Hitler name when his father changed his own name. The second child, born of Alois Schueckelgruber senior's second marriage was called Angela ; she married a Viennese named Raupal.
Alois Schueckelgruber was rather unlucky with his wives. Franciska also died; the honest clerk was not very young when he met his third wife, Clara Poltzl. Clara's father was a well-to-do farmer. He did not want his only daughter who was quite a heiress to marry a middle-aged man, but Clara insisted stubbornly. Alois was still a handsome man, and he had such a nice uniform. At last rich Poltzl relented; but when his future son-in-law showed him his birth certificate, he was rather horrified to see that Alois was illegitimate. The certificate said that the father's name was unknown, his mother was Matild Schueckelgruber. After that Poltzl demanded that Alois should give up his " shameful name " and take a new one.
And Alois Schueckelgruber wrote a petition himself (this was also contained in Dolfuss' file) asking the " hochwohlgeoren " Ministry to permit him to change his name. Instead of " Schueckelgruber " he would like to become " Hitler." But why Hitler?
This was a totally unusual name among Upper Austrian peasants. It was no more familiar in Galicia where several Jewish families called Hitler were living. How did the honest Alois hit on this rather Jewish name?
Schueckelgruber himself gave the answer in his petition when he mentioned that the maiden name of his mother-in-law was Johanna Hitler, and he chose it at the request of his father-in-law.
The Ministry granted the petition of the well-deserving minor clerk in the tax office. His original name was a rather funny one in Austria, hardly fitting a " civil servant."
After the legal formalities had been complied with, Alois Hitler married Clara Poltzl, She bore him three children: Gustav, Adolf, and Paula. All three of them bore the name Hitler.
Gustav died young and was buried in the Linz public cemetery. The second boy became the " Fuehrer," while Paula had been living in Vienna for a long time before she joined her brother in Berchtesgaden.
Now followed the most important and perhaps most compromising piece of the Dolfuss " collection." I must repeat that I have no proof of its genuineness. It may have been manufactured as a fitting weapon against the Nazi chief, who was not squeamish about his own weapons. Certainly it was rather shattering in all its consequences.
This document aimed at clearing up the great life tragedy of a small Upper Austrian maid-after more than sixty years. Matild Schueckelgruber, grandmother of Adolf Hitler, had come to Vienna to get a job. And there something happened to her which was a common thing in the great capital, and yet a private catastrophe; she was bearing a child under her heart; she had to go home to her village and face the disgrace.
Where was the little maid serving in Vienna? This was not a very difficult problem. Very early Vienna had instituted the system of compulsory police registration. Both the servants and the employers were exposed to heavy fines if they neglected this duty. Chancellor Dolfuss managed to discover the registration card. The little, innocent maid had been a servant at the…Rothschild Mansion…and Hitler's unknown grandfather must be probably looked for in this magnificent house.
The Dolfuss file stopped at this statement. But in the margin of the protocol there was a note in the Chancellor's characteristic handwriting:
" These data ought to cheer the writers of history who may want to publish some time in the future the true life story of Hitler. Here is the psychological explanation of Hitler's fanatical hate of the Jews. Hitler, born in peaceful Upper Austria where there was hardly any anti-semitism, was filled already in his childhood with a burning hatred of the Jews. Why? This may be the answer…."
And now I was reading the third bunch of documents in the file, the data collected by Schuschnigg. He had continued the work started by Schleicher and Dolfuss. He knew very well that this file had an immense importance for Hitler. Hadn't it already cost the life of two eminent politicians? And Schuschnigg wanted to continue his investigations in the most dangerous directions.
His collection was in two parts.
The first consisted of documents trying to elucidate the origin of Johanna Hitler, the Fuehrer's grandmother, and the facts of when and how the Hitlers came to Upper Austria.
The second part contained documents referring to the mysterious suicide of Hitler's niece, Greta Raupal. Schuschnigg had succeeded in finding out more about this tragic affair than anyone else, although even he could not discover all the motives and details.
These were the main contents of the blue file which I read in Heydrich's room. I must confess that I was rather shocked when I closed it. This file had killed men and now I had read it. What would be my fate-after being initiated into all these uncomfortable secrets?
Only four living persons knew its contents-Schuschnigg, Mussolini, Heydrich, and myself.
Who would be the first to suffer for this dangerous knowledge?
For the time being I " only " had the seemingly impossible task of robbing Schuschnigg of the original documents.
Twenty-four hours later a Berlin stamp merchant, Karl Krause, took a room in the Viennese Hotel Metropole. It was a very modest room. Karl Krause-your humble servant-had arrived with a regular passport in the Austrian capital; he had a bona fide Austrian visa; he was an honest stamp merchant standing above all suspicion. Should they search his hotel room during his absence they would find nothing incriminating; just a man interested in stamps who intended to spend a few weeks on business in Vienna.
I met von Papen at the German embassy. He explained the situation frankly. Up to the time he had succeeded in getting two members of Schuschnigg's closest entourage into his services. One of them was the Baron Froehlichstal of whom it was common knowledge that he was not only Schuschnigg's friend, but his intimate, personal secretary and alter ego.
The Chancellor did not make a single step without him; he could not bear the absence of the well-dressed, suave, gay young man for a single day. They had become friends during their student days. Schuschnigg had been educated at the famous Stella Matutina College of Feldkirch; when he became Chancellor he recruited his closest collaborators from the former pupils of this ancient institution. Baron Froehlichstal was known everywhere as the most devoted soldier of the Austrian ideology who proudly wore the red-white-red emblem of the Vaterlaendische Front; he was known as a man ready to die for the ideals of Dolfuss, the great thought of an independent Austria and who enjoyed the fullest confidence of the Chancellor. When von Papen told me that he had " won over" this man to our side, I could hardly restrain my admiration for his diplomatic talents.
The other man was none other than Guido Schmidt, the young diplomat, also a former pupil of the Stella Matutina. He was the son of a very rich family. While in the case of Baron Froehlichstal I could not imagine what had made him change his loyalty, I realized what good reasons Guido Schmidt had for such a step. The family estates and factories of the Schmidts were all situated in the Sudeten German territories of Czechoslovakia. Germany was already preparing her drive and Guido Schmidt wanted to be sure that his patrimony would be safe in case of a German annexation.
The situation was rather difficult at the moment. Both Guido Schmidt and Baron Froehlichstal informed von Papen that Schuschnigg kept the fatal file in his own flat. My task was to find out the best way to open the small safe in the Chancellor's study and to steal the famous documents. All this had to happen without attracting attention.
But for the time being our plans were foiled before we began. It was Mrs. Schuschnigg who proved the obstacle with an almost miraculous intuition. Once one of my men succeeded in getting into the Chancellor's study disguised as a telephone mechanic, but Mrs. Schuschnigg would not leave the room for a moment till he had finished his "work."
At the same time Froehlichstal and Schmidt brought disquieting news to von Papen.
" Something's wrong," both of them said. "Schuschnigg trusts us, but he's sensing some danger. Up to now he has written even his most confidential letters in the Chancellery and conducted his most secret discussions there; but of late he has taken his important papers home and either he writes his letters himself or dictates them to his wife. His private conferences are at his flat, the only witness his wife. The same applies to the confidential telephone conversations he has with Paris, London, Rome…"
The counter-measures we took against Schuschnigg's new tactics proved only partially successful. I succeeded in organizing a "watcher's group" in the Viennese telephone exchange, but its efficiency was not continuous. Only when our people were on duty could we control the telephone talks; the same applied in the General Post Office. Sometimes we managed to get one of Schuschnigg's personal letters for an hour, to copy it before sending it on-but this was not enough. Nor did we succeed in placing a microphone into Schuschnigg's study or in tapping his telephone line.
Our progress was extremely slow and I was afraid of losing Heydrich's confidence and favour. I returned to Berlin to report to him and he gave me advice-almost classic in its simplicity.
" If a man doesn't succeed, use a woman. Why didn't you try it? You must find someone who can win Schuschnigg's confidence-or his wife's."
The idea was brilliant. It conformed to the best standard of spy stories. The beautiful blonde spy who spins her silken net around her victim, ferreting out all his secrets. ...Yes, the idea was brilliant, but there was no way to realize it. We could have easily found a lady-but Schuschnigg was the type of man who was completely unassailable even by the charms of the loveliest woman on earth. A strong believer, a deeply religious Catholic, an intimate friend of Prelate Seipel, he lived almost a monkish life; he was a recluse who seldom went to parties, did not drink….he was almost a priest himself.
And greatest of all our trouble; he was in love with his wife…deeply in love. She was the only being with whom he discussed everything, to whom he dictated his confidential letters. Sometimes when he talked to Rome or Paris, his wife went along to the telephone exchange and watched the operator to ensure absolute secrecy.
As for Mrs. Schuschnigg-she lived almost exactly like her husband. She was suspicious, reserved; it would be very difficult for the most cunning woman to gain her confidence.
And yet I had already found the woman who was destined to seal Schuschnigg's fate. She was the ideal choice for the difficult part. Countess Vera von Fugger….
This lovely woman in the early thirties had almost been born into high politics. Her uncle was the famous Count Czernin, the last Foreign Secretary of the Emperor Francis Joseph. Before the war he was considered as one of the chief actors in European politics. Countess Vera was educated in the atmosphere of high diplomacy-but after the war the famous family became very poor indeed. Only the illustrious name and the high rank were left. The Czernins had trusted the Monarchy too much--they forgot to send their money to neutral states. Czechoslovakia confiscated all their estates. It was the duty of the lovely Vera to re-gild the somewhat faded glory of the Czernins. And so she married Count Leopold Fugger von Babenhausen.
The Count was also the scion of an ancient family. His people were very rich, but Vera's husband would only become so after his mother's death, and the old lady kept a tight hold on the purse-strings. Nora von Fugger, the mother, gave him an allowance on which he could barely subsist-if he wanted to live according to his rank.. His mother did not like Vera very much; she would have preferred a better match and rather despised the poverty-stricken Czernins.
So after all this marriage was not a success. Vera did not attain the goal she had set herself. She was thirty-two… and old Countess Nora clung so tenaciously to life that she seemed likely to hold on for another thirty years. Would she have to live in poverty for all that time? Countess Vera had other plans-one day she simply left Countess Fugger. When a woman is thirty-two she cannot afford to wait if she wants to realize her dreams. ...
But what could a divorced lady do if she had no money? The war had ended; standards had changed and work was no disgrace for ladies of the aristocracy. The name of Czernin sounded well enough to get a job for Countess Vera with the Phrњnix Insurance Company where she became a department leader. No work was expected of her; she simply " loaned out " the Czernin name so that the salesmen could do better business in the circles of landowners and monarchists.
I could pride myself on my choice.
Vera Fugger-Czernin was ideal from every point of view. Excellent family, wonderful manners, great beauty, widespread connections. She had a cunning, refined brain-and, as for the most important part, the whole family was very poor and so she would be willing to play the part which we set her.
Still Schuschnigg was unapproachable. Von Papen gave a big party at the embassy and presented the two to each other. But they exchanged only a few, commonplace words. Nothing more….
"A very difficult task…" said Vera. "This man's defenses are too strong."
" Yes, even she may fail," said von Papen.
But fate came to our aid.
Next day startled Vera read the tragic news of Schuschnigg's motor accident. Mrs. Schuschnigg, his devoted wife and faithful helpmate, was killed….
I know perfectly well that to this very day many people attribute this stupid and inexplicable accident to the Gestapo. But although I know that apart from Himmler and Heydrich nobody could tell what the Gestapo had done, I must maintain that in this case it was pure accident which cost Mrs. Schuschnigg's life. The Gestapo had nothing to do with it.
On July 13th Schuschnigg lost his wife. While the whole of Austria sympathized with him in his bereavement; while von Papen visited him officially to offer the condolences of the Third Reich-we knew that we had made a great step forward…
That hidden safe and the fatal file would be ours as soon as the Chancellor, suffering from a heavy spiritual depression, left his flat for the first time. His study would remain unguarded-and we could get the documents at last.
For long days Schuschnigg dio not leave his rooms. When, at last, he returned to the Chancellery, we were startled to find out that he had cautiously removed the file himself and taken it along-not to the Chancellery, but to the Vienna branch of an important American bank.
Short of burgling the vaults of the bank and killing a great many people we could not get hold of the coveted documents.
Twenty-four hours later I left Vienna, disappointed in my hopes. There was nothing I could do and Heydrich had new work awaiting me.
It looked as if all our work had failed.
But three months later I was again in Vienna. And now I could see with satisfaction that we were again making progress.
Von Papen had again ,worked brilliantly.
After Mrs. Schuschnigg's death the road was more or less open for Countess Vera; now she had been able to get into Schuschnigg's confidence.
During my second visit I met von Papen only for a short time. I gave him Heydrich's message; Countess Vera was not to forget for a moment the fatal file; she had to find some pretext and persuade Schuschnigg to remove it from the safe of the American bank.
Her relation to the Chancellor was close enough by this time to make such a request possible…she could even find some plausible reason for it. Her task had been not so difficult after all. Even a woman of less brains and beauty could have tackled it.
The Chancellor was a lonely man, almost broken by the blows of fate; he was living helplessly, unhappily in a large town; he still guarded the memory of his wife and took care of his ailing little son…
It was child's play for a skillful woman to spin a net for him. And Vera solved her problem in less than four weeks.
She visited the Chancellor ostensibly on behalf of the League of Austrian Catholic Women and expressed the deep sympathy of her whole sex. Next day she had a discussion with Schuschnigg representing a committee of distinguished ladies who wanted to take care of the orphaned little boy. ...A new orphanage had been built by the League of Austrian Catholic Women-they wanted to call it after Mrs. Schuschnigg who had died so tragically and, of course, needed the consent of the Chancellor…The home for crippled children wanted to invite the little Schuschnigg boy to a party. The Chancellor was very busy-and Countess Vera, who had brought the invitation, took the small boy in her own car…
She was inexhaustible in producing new and new ideas. Old General Schuschnigg felt very flattered when the beautiful Countess Vera Czernin visited him in his villa at the shores of Lake Garda and asked him to accept the presidency of a new patriotic association. The retired father of the Chancellor was happy that he had not been wholly forgotten; a warm and pleasant friendship was born between him and the young Countess. After a few weeks she was a familiar guest at the villa…and when the Chancellor visited his father, he found Countess Vera there in the company of his brother, Walter Schuschnigg, manager of the Radio Ravag. The lovely young woman almost belonged to the family; the old general addressed her as his daughter, little Kurt had come to love her dearly….
It was fine and highly skilful work….Countess Vera had reason to be proud. She had certainly earned her reward her "act" would become a classic example.
Vienna began to take notice. There was no doubt about it ; a fine and gentle romance was being born at the Belvedere. The jovial Viennese were not at all shocked by the behaviour of their popular Chancellor. They had shared his misery and now when he seemed to find new interest in life, they did not grudge him his happiness. They thought that with the lovely, gay Countess Vera at his side he would be better able to carry on the fight for an independent Austria.
And the later news coming from the Belvedere seemed to confirm the idea….this lonely man, who had nobody to support and befriend him, had found the great romance of his life. He hardly made a secret of his feelings.
The Chancellor and Countess Vera spent three weeks together in St. Gilgen….It was only for appearance' sake that she kept her flat on the Graben; she spent most of her time in the Belvedere. Schuschnigg bought her a beautiful villa near Vienna where they stayed over the week-ends.
And Vienna slowly got used to the idea; after the year of mourning Schuschnigg would marry the beautiful Countess. After all there could be no difficulty. Schuschnigg was a widower, the Countess legally divorced. Of course, the Church did not acknowledge such a divorce-but the Pope was free to give his consent in exceptional cases.
Would Schuschnigg, the Roman Catholic Chancellor, create such an example? Yes, he would. He started the necessary proceedings. The Archbishop of Vienna was the first forum; he sent it on to the Primate of Salzburg and then the petition went on to Rome. No doubt, the Holy See will understand….
An idyllic time followed-the finest months in Schuschnigg's tragic life. There was no cloud on Austria's sky. Quiet and order within the frontiers. Since von Papen had become ambassador, Germany had behaved herself. He reassured Austria again and again that Germany did not want the Anschluss ; she only wanted to live in peace with her Austrian kinfolk.
Guido Schmidt, the Foreign Secretary, gave optimistic interviews to the Press. There was no danger; Austria's independence had been guaranteed-not by the Western Powers, but by Mussolini. Mussolini had already shown Hitler that ten millions of Italian soldiers would occupy the Brenner if the German Fuehrer dared to attack Austria.
Schuschnigg seemed to have changed. Those who met him during these months noticed the change. His face became brighter, he could laugh again, he had new plans and ideas...the horizon seemed to have opened to him, showing far and fine vistas.
He was only in his late thirties and on the pinnacle of his career. Did the thin, bespectacled law-student who was taken a prisoner by the Italians during the War ever dream that twenty years later he. would become the dictator of Austria? Austrian school-children were already learning his life-story. It was a brilliant career. When he returned from the Italian prison-camp, most of his fellow-students were idling helplessly, trying to find some place in the new life. He had already finished his studies in law; a few years later he became an M.P.-and the favourite of Prelate Seipel. It was Seipel who raised him from the rank and file; and when he lay dying he nominated Schuschnigg as his successor.
He was hardly thirty when he became Minister of Justice in the Buresch cabinet. When Dolfuss was killed, he was a member of the triumvirate guiding Austria's destiny. He seemed to be the weakest, the softest of the three-everybody thought so and the newspapers voiced the same opinion. But a short time afterwards this weak man was holding the helm of the ship of state alone. Who could doubt that Schuschnigg was Austria's real ruler?
During these happy months he went about his work with an easy heart. Everything seemed to be quiet and settled.
A happy and contented man is always less suspicious-less cautious-than one oppressed by grief. That was the only explanation why the Chancellor did not notice the things going on around him.
Von Papen had continued his tremendous work. A few months passed and there was hardly a man in Schuschnigg's closest circle who was not in Papen's pay. There was no magic about it; such things could be organized quite simply with some money and more tact. Schuschnigg had no conference, did not write a letter about which Germany would not have known. Appointments of civil servants were subject to von Papen's secret approval. If Schuschnigg chose someone, either his secretary, Baron Froehlichstal, or Countess Vera or Guido Schmidt notified von Papen; and the German ambassador always found ways and means to win the candidate for his purposes. If he did not knuckle under, the Countess could easily prevent his appointment.
"This man visited von Papen yesterday," she would say.
" He is an agent of the Nazis…you cannot give him the position."
This was all. Schuschnigg smiled gratefully; he thought he had found a wonderful collaborator in the lovely Countess.
Now the problem of the fatal file became important again.
"The documents have been taken back to Schuschnigg's flat….I hope your trip will have better results now." Heydrich told me when he again gave me the task of procuring the compromising documents.
The next day Karl Krause, a Berlin stamp merchant, arrived again at the Hotel Metropole and started to live the quiet, busy life of an honest business-man. Twenty-four hours later the microphone was rigged up in Schuschnigg's study which we could never install in there during the life of his wife. We had tapped his telephone wire; it was only the question of days or even hours before the plot which We had prepared so carefully and systematically would finally succeed.
But even now something went wrong.
The first sign of trouble was when the microphone in Schuschnigg's room became suddenly silent. Someone had taken it away and we knew very well that it was not Schuschnigg himself.
This had happened at the moment when the Chancellor announced that he was going to marry the Countess Vera Fugger.
We knew perfectly well that this must not happen. If Countess Vera and the Chancellor became man and wife we would not only lose our best agent but no doubt she would unmask the whole plot. We had to prevent that-at all costs.
Von Papen had enough dummies in high positions to make the necessary moves. Schuschnigg suddenly noticed that everybody was against his marriage. Mayor Schmeitz-a loyal follower of the Chancellor-voiced it first.
"This marriage cannot take place. There are a million unhappy matches in Vienna and husbands and wives all bear their crosses. All these people will say; if Schuschnigg can do it, why can't we do it, too? Schuschnigg must not marry a divorced woman…at least as long as he is Chancellor…"
The intelligent Vera soon discovered that this counter-campaign had been started at the German embassy.
I was in Papen's room when Countess Fugger was announced. So I became the witness of the most dramatic encounter I ever saw during my rather chequered career.
Vera Fugger had to experience the same thing as was experienced by a thousand different secret agents if they revolted against their employers. I had to formulate her death warrant.
"Countess, I am deeply sorry, but if you refuse to cooperate, I shall be forced to present the Chancellor with the proof of your past activity…."
It was a painful scene; the most distressing I ever lived through.
But von Papen the diplomat spoke a different language.
He offered a seat to the Countess and tried to reassure her.
" You must understand, Countess," he said. "Don't you love the Chancellor? You do, don't you? Well, then you must know that you can't become his wife as long as he holds this office. Our aims are identical. Go on helping us and you'll see; in a few weeks Schuschnigg will become a private individual and there won't be any obstacle to your marrying him….Or do you want him to share the fate of Dolfuss ? " he added significantly.
The unhappy woman raised her eyes, deeply startled. But the ambassador continued mercilessly:
"You're a clever woman and know as much about the situation as we do. Schuschnigg may still resist-signing his own death-warrant by his obstinacy. You love him-I understand your feelings, but you must make sacrifices for this love…all of us have the same goal. Schuschnigg must leave his place and in that moment both of us have attained our aims." .
Three days later the famous meeting at Berchtesgaden took place.
Historians and publicists describing the tragedy of Austria mostly maintain that the catastrophe was caused by Schuschnigg's acceptance of Hitler's invitation. The Fuehrer received him, their version ran, as a real dictator, he showed him brutally the mobilization plan of the German troops and then presented him with his ultimatum.
The truth-at least according to my knowledge-was quite different.
The fate of ancient Austria was in a woman's hand.
After many delays Schuschnigg decided to go to the fatal meeting, accompanied by Guido Schmidt and von Papen.
He went calmly and composedly because he knew that he could balance Hitler's exaggerated demands.
Schuschnigg knew that Hitler had realized what a fatal weapon that file could be. Should Schuschnigg publish the documents in a "White Book " he would deal Hitler a mortal blow. Even if he did not succeed in bringing him to fall (it was hardly probable that such a book could be smuggled in a large number of copies into Germany) any Nazi movement abroad would be discredited in the moment when the Fuehrer was shown in the merciless limelight of cold facts…not at all complimentary to him.
Schuschnigg had no other aims beyond that. After the White Book had been published there would hardly be a substantial group of Austrians belonging to the underground Nazi movement.
This file, this thick bundle of documents, all original, was in Schuschnigg's study between the steel walls of his safe.
And it was guarded by Countess Vera Fugger.
Himmler and Heydrich were both at Berchtesgaden and in constant touch with the Viennese events. Heydrich's instructions were outspoken, decisive, and strict. I myself had to open the safe, take the file and prevent even Countess Vera from looking into it.
Early in the morning of the momentous day a member of the Special Service had arrived from Berlin who was an artist in burglary and could open almost any safe within a few minutes-and without leaving any traces.
I confess that I felt a strange excitement when I arrived with this man at Schuschnigg's flat.
His valet led us into the drawing-room. A little later the Countess Vera appeared, behaving as if she already were the mistress of the house. She greeted us pleasantly; but there was some strange expression on her lovely face which I could not at first fathom.
I was burning with impatience to fulfill my duty and said rather rudely when she sent the servant for some refreshments:
" For God's sake, Countess, we haven't got any time for polite small talk. Everything has been prepared for the transfer of the documents."
She seemed to be surprised.
" The file? Don't you know that von Papen has made other arrangements?"
I felt my hands growing cold; there was a clammy feeling around my heart. For heaven's sake, what had happened-just now when I believed that everything would be all right?
Countess Vera seemed to be rather startled at my lack of information.
" Baron von Kettler, von Papen's secretary, was here some time ago. I gave him the file and as far as I know he has left Vienna already. Von Papen thought that the documents would be in a much safer place in his secretary's courier's bag which won't be opened at the frontier, than in your hands. Even if you had perfectly organized the smuggling of the fi
le into Germany, you might be exposed to the danger of an over-zealous customs officer."
I thought she had some particularly deep game of her own.
" I ...I don't believe you," I stammered. " How could you open the safe?"
She smiled and showed me a key.
" Here it is. ..the Chancellor gave me the key. The poor man told me that if there should be any danger I should take them away to a safe hiding-place."
In order to convince us she led the way to Schuschnigg's study, opened the safe and showed us the empty inner drawer.
What could we do ?
I had to get in touch with Heydrich…at once. The whole story was extremely suspicious…von Papen must have prepared some devilish intrigue. Perhaps his secretary had already left the country and now, instead of Schuschnigg, Papen would be able to threaten and blackmail Hitler….
I rushed to the German embassy to ring up Heydrich. He was furious and almost roared in his despair. But he still had enough presence of mind to give me the instructions: I had to find out which route von Kettler had taken.
We knew that he was travelling by car and I knew its number. But I did not want to alarm the Austrian authorities. What if von Kettler was really going to Berchtesgaden? Our organization was not strong enough to have an agent in every town on the Vienna-Berchtesgaden route, whom I could have instructed to watch out for von Kettler's car. We were more or less helpless.
Hours went on in nerve-racking waiting.
The same tension reigned during the famous meeting at Berchtesgaden, described so often by different minor actors in the drama. Heydrich told me himself it was not true that Hitler treated Schuschnigg rudely and brusquely. But the Fuehrer seemed to be very nervous. He asked Himmler every thirty minutes whether there was any news about the file.
Schuschnigg, of course, had no idea what was going on behind his back. He behaved in a rather superior manner. He knew that he had a weapon in his hand which he could use to the fullest advantage if Hitler should prove difficult.
The forenoon passed and lunch was served.
In the afternoon Hitler broke off the conference; he refused to continue the discussion till the fatal file should have arrived.
We had figured out in the meantime that von Kettler-in case he was trying to reach Berchtesgaden at all-had to pass the frontier about half-past eight in the evening.
But it was nine o'clock and he had still not crossed the border.
There was deep consternation both at the Viennese embassy and in the mountain chalet of the Fuehrer.
Another hour passed.
Still no news of von Kettler.
Another difficult, tense, painful thirty minutes went by.
And at last, after thirty more minutes the news came:
Kettler's car had reached the frontier and….
The fate of Austria was sealed!
About 11 p.m., when Hitler knew that we were in the possession of the accursed documents, the discussions could begin again. But they soon took a tragic turn.
"…and if you do not fulfill my conditions, German troops will occupy Austria," Hitler ended.
And now tragi-comedy followed.
Schuschnigg replied….alluded cautiously to the publication of a " White Book," which would…
"Consist of empty pages," the Fuehrer interrupted him ruthlessly. He walked to a cupboard in the wall, opened it …and Schuschnigg paled. He recognized the file which he thought safely in his own study….
" What happened?" he asked himself, losing all his poise and assurance.
At the moment when Hitler received the file, my mission had ended. I had succeeded and Karl Krause, the Berlin stamp merchant, could return to his home-or rather to the desk in the Gestapo building.
In Austria, history marched on with gigantic strides. On a memorable day Heydrich gave the command with a beaming face:
by Clifford Shack
Auf Deutsch (Read above in German)

Related:









Nazi medal commemorating Zionist collaboration with Hitler


  1. he leido el libro de Botaya y la verdad es que me ha gustado. Yo lo recomiendo ya que da una visión muy verosimil de lo que pudo pasar en la antártida y todo el rollo de los supuesto platillos extraterrestes.


  2. - En los años 30, los alemanes realizaron varias expediciones cientificas en la Antartida.
    - En 1947, los americanos enviaron toda una flota de guerra, al mando del Almirante Byrd ( famoso por ser un explorador antártico) a unas “maniobras” en la Antártida. Nunca se explicó convincentemente el motivo de semejantes “maniobras” ni las causas de las bajas que se produjeron.
    - A finales de la SGM, varios submarinos alemanes fueron capturados en las cercanías de la costa Argentina, sin un destino claro. En opinión de la mayoría, sólo se trataba de un intento de huida hacìa las comunidades germanas del cono sur.
  3.  
  4.   Lo que hace pensar que los Alemanes montaron, o al menos lo intentaron, algo en la Antártida son algunas sombras y dudas que han quedado tapadas. Como por ejemplo que a día de hoy siga siendo material clasificado todo lo relacionado con la operación Highjump. 
  5.  
  6.  
  7. Otro motivo es el por que enviar toda una flota aeronaval compuesta por buques de guerra si lo que iban era a explorar, o los más de 100 U-boot que no se encontraron ni hundidos ni rendidos al finalizar la guerra.

  8.  No dudo que la tecnología alemana fuese superior a la aliada y agradezco la profusión de datos técnicos del libro ya que le dan un sostén indicutible. A este respecto, también recomiendo el primer libro de Botaya titulado ‘Operación Hagen’, que trata sobre el proyecto atómico alemán y el lanzamiento de la bomba atómica sobre Rusia en 1945. Este autor toca temas poco conocidos pero muy interesantes.

    . Lo de Kammler es espectacular. Por lo que dice Javier Valcells buscaré también ‘Operación Hagen’ ya que suena bien.

  9. No sé cómo será este de la Antartida; pero el de “La máscara de Atreo”, sobre los nazis en la búsqueda de objetos mágicos es, nunca mejor dicho, para echarse a temblar.
  10. Bueno, poco conocido, depende de como se mire, este tipo de leyendas/informaciones no comprobadas sobre los alemanes, como el mito del U-234, son de las más conocidas ( relativamente).

    Sabia usted? Submarinos alemanes en Argentina…
     En 1945, dos submarinos alemanes (el U-530 y el U-977) que habian huido de la Europa en la Segunda Guerra Mundial, se rindieron en Argentina en la zona de Mar del Plata.
    Ya habian desembarcado cerca de la zona, antes de rendirse oficialmente.
    Los c…
  11. Josep Dice:
    Felipe fué profesor mío en la escuela de negocios EADA. El mejor profesor que he tenido, y digo el mejor, porque a parte de partirme la caja en sus clases, de ellas aprendí mucho más de lo que se aprende con las “técnicas” habituales. Es un crack.
  12. Fco Dice:
    Tengo los dos primeros libros de este autor, y me voy a comprar el tercero esta misma tarde.
    Soy un apasionado a los temas de la SGM , sobre todo los raros como los citados en los dos primeros libros del autor en estos temas, operación Hagen y 1947. Además de coleccionista de miniaturas a escala 1/144 de este bando en esta guerra aludida.
    a mi por mi parte me ha encantado esa minuciosidad de detalle, sobre todo en Hagen, pues Antártida posee menos en esto que Hagen, lo cual me ha sido fundamental para comprender muchas cosas.
    Leyendas?. Rumores?. La clave de ester autor está en la minuciosidad. esa que a mi me ha hecho descubrir tras su entrevista en espacio en blanco, que el avión que se sabe aterriza el 5 de mayo en el Prats, no puede ser un Ju 290 jamas, si es cierto lo que el señor Botaya afirma, que tenía seis, y lo creo, sólo puede ser un JU 390, Y ESO, lo hace interesante a mi entender.
    A veces las verdades, son más de lo que puedan parecer, y basta con que se paren a pensar en que existen declaraciones curiosas sobre Hight Jump por parte del Almirante Byrd, que moriría loco, y desde que vuelve de dicha operación no hace más que hablar de ´`platillos volantes que van a velocidades de vértigo´`
    El secretario de la marina Forrestal, se suicidaría, la operación sigue siendo secreta, y justo tres meses después se estrella un ovni en roswell y durante diez años los americanos son bombardeados desde hollywood con ´`marcianillos ´` por todos lados.
    Señores, piensen por ustedes mismos, no permitan que otros piensen por ustedes y se lo den ya pensado.
    Excelente trabajo el de esta persona que trás escucharla en Espacio en Blanco, no me cabe duda de que sabe de que habla, y por que habla como habla de lo mismo.
    Altamente recomendables para todo coleccionista, historiador, e investigador sobre la SGM, a los cuales no les sorprenden ordenadores digitales,tanques con IR, fusiles con IR, cañones sónicos ni aparatos a años luz de sus homólogos aliados y que hoy son patentes ´`robadas´` y sus datos rigurosamente ciertos pero poco conocidos. Son fuente de datos ´`necesarios´` para terminar de saber los últimos movimientos de todo el meollo WuWa
    Como el señor Josep menciona, me parece un autentico Crack.

  13. .Quizás se sorprendan-
    No se puede hacer detonar una bomba atómica, sin un ingenio que inventa un nazi. No hay prueba de bomba de uranio previa. Hay un he 177 capturado preparado para guerra atómica casi exacto al B 29 enola gay, y son innumerables, tanto, como 300 millones de papeles secretos que no se entiende que vulnera aún para la seguridad mundial.
    Lo de los plágios, coincido con el planteamiento ya expuesto que yo tampoco lo considero tal, sino una excelente obra de muestra en una novela de aspectos reales y pocos conocidos, en los que se invitieron toneladas de recursos, lo cual es incomprensible en ese momento histórico.

  14. OrionC Dice:

    Un libro genial, como lo es Hagen, y que ,
    . Por q las novelas de FELIPE,….lo que es verdad,….es bastante más que lo que es mentira,.y lo que es mentira, cualquiera que sepa de historia sabe que es sin pensar si es una paja mental o no el libro como algún ´`erudito´` expone en internet-.
    Pocos conozco que lo hayan leído y no le haya gustado. Muy buen libro,……cierto,…si lo hubiera sacado ´`Planeta ´`con su ´`industria editorial´` alguno no rajaría tanto y seguro que alguno lo tendría hasta como biblia.
  15. OrionC Dice:
    No están penadas al igual que HightJump sigue siendo secreta saltándose la ley de libertad informativa. De igual modo y manera 300 millones de documentos. DÓNDE ESTÁ LA VERDAD DE RUDOLF HESS?, en un libro de editorial planeta?……y la verdad que dice Renato vesco sobre las paranoyas de los ovnis desde la década de los 50?. Que es el cilindro que soldados americanos encuentras testimoniado vieron en las montañas de . DÓNDE LA VERDAD DE LA PRIMERA COMPUTADORA..que no fue Eniac?, Dónde las verdades de los desarrollos germanos de Schriever, Miethe o Habermohl?, Donde las verdades del centenar de submarinos que nunca aparecieron?.Y la del General Hans Kammler?, tercero del Reich en Mayo del 45 y tipo que ni Dios ha sabido ni que existe hasta hace unos días?.Será que las verdades de Hagen no se ven ya expuestas hoy día por parte de historiadores con todo tipo de pruebas,………misión para Musolini te lo deja claro por canal historia, siendo posterior a Hagen, que algunos aún veo no se han enterado de según cosas no contadas. Y el cañón de viento capturado en rl tio elba y testado en HIllersheim?
    De que verdades hablamos?, de las contadas por los vencedores que les sirve para adelantar la técnica militar lo que no soñaban?
    Cuando se cuenten algunas verdades ocultas, la verdad se sabrá del mismo modo que las consabidas y sabidas historias recontadas una y mil veces.
    La belleza para los poetas, la historia para historiadores.
    Y de verdades hablan algunos .

  16. Si sólo el ocho por ciento de los archivos de la luftwaffe son los que han permanecido sin quemar a día de hoy, ¿cómo se pretende con menos datos aún sobre según qué cosas, decir que premisas falsas?..Tópicos?
    ¿Tu eres el portador de la luz?. Pues vale.
    Sigo recomendado el libro, su lectura, estudio y complemento con literatura histórica sobre formaciones militares alemanas y porqué algunos historiadores hablan de la toma de Berlin como una toma atómica.., que no con poesías para complementar esto.

  17. OrionC Dice:
    . Yo me vuelvo a leer mi libro Hitler´s miracle weapons I de Friedrich que leo ahora entre otros, a ver si le encuentro faltas en ingles sobre las cosas que describe, precisamente bastante relacionado con todo esto, como la mayoría de mis libros en el tema. Y seguiré pillando de Felipe botaya, compre el corrector, no lo compre,

  18. Solo quiero aportar un detalle para mi muy importante, el libro mensiona una entrevista al Almirante Bird en un diario chileno que fue el único que lo entrevistó frente al puerto de Talcahuano a bordo de su portaviones, mientras regresaban luego de la confrontación Antártica, a la base de Virginia en USA, fechada el 5 de Marzo de 1947 donde habla y da a entender del peligro bélico y de la alta tecnología que los sorprendió y que pondría en peligro a Occidente desde el Polo Sur, y como soy chileno fuí a la Biblioteca Nacional y encontré efectivamente la entrevista por lo que le saqué fotocopia y la tengo en mi poder en Chile. Pero como ahora estoy en Europa no puedo disponer inmediatamente de ella, pero cuando vaya a mi país, y la saque de entre todas mi cajas de documentos donde las guardé, las tendré conmigo apenas pueda.
    También me topé en Chile por casualidad o sincronías increíbles, con gente ya de cierta edad, emparentada y relacionada con gente involucrada de alguna manera con esos hechos. Lo que en países como Chile o Argentina no es muy dificil de lograr todavía.
    El Hallazgo me sorprendió y me hizo tenerle un respeto increíble al esfuerzo seriedad y trabajo de Felipe Botaya.
    Intentar desprestigiarlo con argumentos tan livianos como las fallas editoriales en la ortografía luego de leerlo, indagar y comprobar personalmente ya un par de detalles de primera fuente aparecidos en el libro, me parece rebuscado, y me da la impresión que sus sólidos argumentos y exposiciones, preocupan a más de alguien en la actualidad.


  19. Para mi, tanto el fondo como la forma de la obra son importantes, en su justo grado claramente. El fondo le corresponde completamente al autor (y tal vez al editor) y la forma es responsabilidad completa de la editorial (a veces también del autor si es que es muy quisquilloso o si es un libro objeto) Ambas aristas deben confluir de una manera eficiente para lograr el mejor producto final para el lector. Si bien es cierto que a veces se pueden entender y soportar ciertos fallos, los mínimos posibles, debidos a prisas o ahorros, también debemos ser más estrictos y exigentes con lo que nos ofrecen, todo en su justa medida.
    Para finalizar les comparto mi agrado de poder leer comentarios y críticas siempre respetando la de los demás y basadas en ideas y argumentaciones sólidas, debatibles o no, y que tanto hace falta sobre todo en el mundo de hoy con tanta degeneración de nuestro lenguaje y escritura.
    Y si el libro está en edición de bolsillo, pues lo probaré ya que también soy un aficionado a la SGM.
    Saludos desde Chile.
  20. Cualquiera que gusta de estos temas y conoce la historia de los servicios secretos alemanes sabe que la antartida alemana, para los mismos, era la Patagonia argentina y como tal esta definida en algunos textos de época de los mismos.
    Y ahora, alguno debería de buscar sobre Pancho O´donell- pero claro,. ,aquí más que gusto por la historia, ya me di cuenta hace tiempo que hay ´`corregidores´` de acentos.
    Un saludo.
  21. orionc Dice:
    No flahman, no viene de traducciones hijo,……si te interesa la obra del señor Felipe Botaya, sus créditos y saber porq no hay tanta gente como tú gracias a dios que le ofende sin saber, puedes ponerte en contacto con Miguel CELADES y gustoso creo que te hara llegar copia de la última conferencia que dio en referencia a esto, para ver si quieres públicamente tener la ´`gracia´` de darla tú, o lo que estas diciendo, contarselo a él públicamente y directamente.
  22.  
  23. http://www.ivoox.com/la-verdad-segunda-guerra-mundial_sb.html?sb=la+verdad+segunda+guerra+mundial

  24. Buenas, estoy interesado en adquirir un ejemplar de antartida 1947, pero lamentablemente esta descatalogado. Si alguien sabe donde puedo comprar uno ahunque sea de segunda mano me lo puede indicar en mi direccion de correo:jonwarriorr@hotmail.com gracias.
  25. jon Dice:
    buenas estoy buscando como loco este libro y esta descatalogado,si alguien sabe como conseguirlo ahunque sea de segunda mano se lo agradecere, puede mandarme informacion a mi correo jonwarriorr@hotmail .com gracias
  26. sisebuto Dice:
    Para entender afondo el libro de Felipe Botaya, es imprescindible leerse antes o después de Antarátida 1947, un libro escrito hace más de 60 del autor Ladislao Szabó, es más fue escrito cuando se preparaba la que entonces conoceriamos o conocemos a día de hoy como operación highjump y que el autor desconce el nombre de dicha operación por el libro fue escrito en los momentos que se desarrollaba dicha operación, para este autor era claro ya en 1947, cuando escribe su obra que dicha operación era para descubrir el paradero de Hitler y destruir una base alemana en la Antártida.
    A pesar de los años transcurridos se ha vuelto a editar por primera vez en castellano:
    http://www.agapea.com/libros/Hitler-no-murio-en-el-bunker-el-secreto-mejor-guardado-de-la-historia-contemporanea-isbn-8496129853-i.htm
    Hitler no murió en el búnker : el secreto mejor guardado de la historia contemporánea
    Szabo, Ladislao, (aut.)
    Círculo Latino
    1ª ed., 1ª imp.(11/2005)
    192 páginas; 23×15 cm
    Idiomas: Español
    ISBN: 8496129853 ISBN-13: 9788496129856
    Cuesta 20 euros aproximadamente.
----------------------------------------------------------------------

 Asi nos convencieron para ir a la PRIMERA GUERRA DEL GOLFO:

El falsificado testimonio de Nayirah

En 1990, una joven conocida como “Nayirah” dio una conferencia frente al Congreso que provocó el apoyo estadounidense en la Guerra del Golfo. Ella afirmó que los bebés eran sacados de las incubadoras y dejados para morir a manos de soldados iraquíes. Después de la guerra, The New York Times reveló que “Nayirah” era, de hecho, la hija del embajador de Kuwait, y su aspecto había sido puesto en escena por la firma de relaciones públicas Hill+Knowlton.
testimonio de Nayirah
NAVIRAH , LlORANDO en plena actuacion

2 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=l7RJbFzeLR8

Anónimo dijo...

Profesora despedida por comentario anti-sionista:

http://www.youtube.com/watch?v=DC4yaMAhNrc

http://www.youtube.com/watch?v=FS9pBja2U_k