15 noviembre 2012

MAGOS de la MENTIRA - expertos en uso subersivo de las redes Y de las FOTOGRAFIAS

Umberto Mazzei  ALAI AMLATINA, 18/12/2012.- 

Desde el siglo XX, controlar la información sin usar constricción formal, para limitar el alcance de la mente y del espíritu, obsesiona a los ambiciosos del lucro desmedido, como lo llamó Adam Smith.

Es en Estados Unidos donde se elaboró el modelo.  Allí se redujo al mínimo en la educación media –la de la masa- la enseñanza de temas humanísticos, como la historia, la geografía o la filosofía, que son la referencia del pensamiento crítico.


  "En la educacion no se trata de enseñar a la gente a pensar, se trata de enseñar a la gente a trabajar"                
El abuelo Rockefeller

La idea es impartir sólo el conocimiento necesario para que el trabajador sea útil, pero ignorante en lo político. Eso permite forjar en la mente de las mayorías una visión del mundo alejada de la verdad, pero que la orienta según convenga a la ambición de los dirigentes.

El truco sirve también a gobiernos que sin alharaca electoral tienen una clase dirigente visible, pero es en las democracias donde es más útil, porque allí los que de verdad mandan se ven poco, pero usan la propaganda engañosa para promover sus títeres en los carnavales electorales.

Durante el siglo XX, la propiedad de los medios de información se concentró, la cobertura se amplio al nivel nacional e internacional, las versiones de la noticia se fueron haciendo más coincidente y se instalaron los medios audio visuales, que estimulan la pereza intelectual.

Hay un cartel internacional cuyas miras políticas van más allá de las definidas por el Consenso de Washington o la OTAN.

Su técnica básica es mentir por omisión. 

Se amputan partes esenciales de la verdad o de la realidad histórica y política, mientras se inventa o exagera lo que se quiere revelar. El fin es demonizar personas o países, creencias o ideologías, que molesten la ambición vagabunda.

La novedad típica del siglo, es el uso de Internet para difundir noticias fuera del cartel mediático. Esa información la aprovecha la creciente clase que usa la informática. Es un grupo aún minoritario pero influyente, porque es el estrato más instruido de la clase trabajadora.

En sitios virtuales de Internet se encuentran versiones más completas de la realidad, pero el cartel mediático y agentes de los gobiernos títeres también manipulan información allí, sobre todo en las llamadas redes sociales.



La concentración de la propiedad y el anonimato de los accionistas, dificulta la identificación específica de los intereses económicos, políticos o confesionales que orientan la manipulación de la información, pero el modo como los grandes grupos informativos coinciden en calificar los intentos de democratizar la información como atentados contra la libertad de expresión, indica temor a la transparencia.


En Gran Bretaña hubo escándalos por la conducta de los medios durante todo el siglo XX. A pesar de eso, se aplica como virtud el principio de la “autorregulación”¡¡¡, desde 1953.

Los resultados son indicio de que eso no funciona y la Comisión que preside el Juez Leveson recomendó la elaboración de una ley que regule su conducta. La lista de los delitos cometidos por la prensa amarillista incluye la interferencia de los mensajes electrónicos, el envilecimiento de acusados inocentes, la persecución de celebridades.

Pero hay cosas de más profundidad. La investigación descubrió complicidades entre la prensa y la clase política, entre el Grupo Murdoch y los dos partidos principales, entre la policía y los diarios.
El Juez Leveson ya se pronunció sobre los vínculos entre barones de los medios y los políticos británicos, con un clásico “understatement” británico:
“Durante los últimos 35 años hubo en esa relación una insalubre proximidad”.

Por esa proximidad es que el primer ministro David Cameron rechazó la elaboración de una ley porque “pondría en peligro la libertad de prensa” y conversa, justo con los barones de los medios y los jefes de partidos políticos, buscando un acuerdo que evite normar la propiedad y a la conducta de los medios. Cameron sirve bien al grupo Murdoch, que tiene la mitad de la prensa y de la cadena televisiva Sky. El modelo británico de Clarín en Argentina.


En Estados Unidos, el caso Manning muestra dos hechos: el control casi total de la noticia y el trato cruel a quien dé información sobre crímenes cometidos por agentes del gobierno.

Los medios allí, como los políticos, siguen órdenes. Si quiere saber lo dicho por Manning o su defensa en las audiencias del pre-juicio, debe buscar medios extranjeros; como sobre la crisis económica norteamericana, los asesinatos tele-comandados u otros crímenes oficiales.

Verdades y mentiras en Internet

Internet crece como fuente de información, porque se puede escribir con libertad. Un indicio es que en Estados Unidos, el país donde la información está más concentrada, es donde la información por Internet crece más y donde se leen analistas muy lúcidos. Hay varios sitios gratuitos importantes con noticias y análisis de esos que esquiva la gran prensa, como la Information Clearing House o Counterpunch, para citar un par conocido.

Todo diario o revista de alguna importancia tiene ahora una edición digital en Internet. Los programas televisivos siguen también esa tendencia. En español hay distribuidores de opiniones alternativas muy eficaces, con variedad de temas, proyección internacional, a veces plurilingües, como ALAI, Argenpress o Rebelión, para citar sólo algunos.

Las redes sociales, como Facebook  o Twitter, no son solo para conversar con amigos, se usan también para expresar opiniones, pero allí comienzan las complicaciones.  

En ellas es posible asumir identidades falsas que se usan para difundir falsos rumores y mentiras. 
Hay perfiles falsos que aparecen por centenares simultáneamente -creados por robots- que difunden unos “me gusta” o comentarios en apoyo de una causa o persona política.

Hubo casos durante la campaña electoral de Estados Unidos, con sitios a favor de algo y luego se comprobó que su apoyo venía de sitios improbables como Bangkok o Vilnius.

Ese mismo truco se usó en las revoluciones de color contra gobiernos en Europa del Este, también en crear apoyo falso a revueltas en Irán o en la llamada “Primavera Árabe” para justificar las guerras contra Libia y Siria.

En América Latina destaca la actividad de Daniel Gabriel, experto de la CIA en el uso subversivo de redes sociales en Afganistán e Irak, que fue contratado por BBG(1) para dirigir un grupo de periodistas en Cuba, que entregase cinco historias a la semana.

La líder del grupo es Yoani Sanchez, que ya trabajaba para Applied Memetics, la empresa de Gabriel. Yoani Sanchez es cubana y emigró a Suiza en 2002. Regresó a Cuba y en 2007 abrió el blog “Generación Y” que en breve tiempo tuvo gran reconocimiento internacional.

Sólo en 2008, tuvo el Premio de Periodismo Ortega y Gasset;
TIME la puso entre las 100 personas más influyentes del mundo;
CNN puso su blog entre los 25 mejores;
Foreign Policy la puso entre los 10 intelectuales del año y la revista mejicana Gatopardo hizo igual.

Siguieron más galardones y en 2012,
la SIP(2) la nombró Vicepresidente de su Comisión de Libertad de Prensa, para vigilar la libertad de prensa en Cuba.
Ahora es la corresponsal de El País en Cuba, un diario que en España recortó su plantilla a la mitad.

La Señora Sánchez es llamativa también por otras razones. La calidad de sus ideas la muestra cuando dijo que a Gabriel García Márquez nunca debió dársele el Premio Nobel de Literatura, por ser amigo de Fidel Castro.

En Le Monde Diplomatique se interrogan sobre como puede tener desde La Habana un blog en 18 idiomas. Se preguntan también como en su cuenta Twitter revindica 214 mil seguidores –pero sólo 32 en Cuba- y dice comunicarse con más de 80 mil “por sms, sin acceso a la Web”.

Eso es inscribir 200 cuentas por día, una actividad posible sólo con robots y fuera de Cuba, por la dificultad de conexión que hay allí. En efecto, muchos perfiles en la cuenta @yoanisanchez no tienen foto ni actividad en la red.

He señalado el caso de Yoani Sanchez por ser de una manipulación evidente, pero hay otros muchos en el mundo y Latinoamérica. Por eso hay que leer con cautela las noticias que circulan en blogs y redes sociales. La informática global da la posibilidad de exponer verdades, pero también allí hay nuevos trucos inventados por los magos de la mentira.

- Umberto Mazzei es doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Florencia. Es Director del Instituto de Relaciones Económicas Internacionales en Ginebra.
http://www.ventanaglobal.info

Notas:
(1) Broadcasting Board of Governors, entidad a cargo de las trasmisiones internacionales no militares del gobierno USA.
(2) Sociedad Interamericana de Prensa. Agrupa a 1300 dueños de medios y tiene sede en Miami.

URL de este artículo: http://alainet.org/active/60434

Transgresor y realista, el catedrático de Ciencias Políticas Fernando Vallespín publica La mentira os hará libres. Realidad y ficción en la democracia, en la que propone la necesidad de cambiar radicalmente la forma en la que vivimos la política en general y la democracia en particular. Desde una óptica muy crítica, este libro constituye una llamada abierta de cara a recuperar la acción política de la ciudadanía.

'La mentira os hará libres' se presenta como una invitación a cambiar la forma en que vivimos la democracia y una llamada a recuperar la acción política de la ciudadanía.

"Como decía D'Israeli, 
"la política es el arte de gobernar a la humanidad mediante el engaño"

Y, sin embargo, apunta, los políticos de hoy apenas necesitan recurrir a la mentira. ¿Para qué hacerlo si es posible engañar por otros medios? Entre estos, el más eficaz es la construcción de la realidad a la medida de sus intereses.
Manipulación
Han adquirido auténtica maestría en el arte del enmascaramiento detrás de marcos, narrativas u otros instrumentos dirigidos a manipular la percepción del mundo, puntualiza Vallespín, sobre todo en unos momentos en los que necesitan encubrir su impotencia frente a los dictados de la economía detrás de todo tipo de estratagemas. "Su objetivo es convencernos de que son algo más que meros gestores de un sistema económico sobre el que han perdido toda capacidad de iniciativa, impedir que veamos que la democracia ha devenido ya casi en un mero simulacro, y reafirmarnos en la idea de que ellos «importan»".
Los ciudadanos, ante un mundo huérfano ya de una realidad objetiva que sirva de referente común frente al cual contrastar nuestras opiniones, y en ausencia de eficaces medios de argumentación pública, nos mostramos encantados ante la posibilidad de pronunciarnos libérrimamente sobre casi todo. El camino queda expedito para que podamos construirlo "a pesar de los hechos", como parte de nuestra "libertad". Lo dicho, crítico y provocador.
 
  “La veracidad nunca se ha contado entre las virtudes políticas, y las mentiras se han visto siempre como instrumentos justificados en las transacciones políticas”

Un doloroso y triste presente que para la ciudadanía no es una mera sospecha o capricho, pues está mayoritariamente descontenta y en algunos términos colérica porque “Hoy más que nunca comienza a extenderse la sospecha de que vivimos en la mentira, en la esfera de las medias verdades, de la simulación de las realidades aparentes”.

La hipocresía lo domina todo hasta convertirse en el “tributo que el vicio paga a la virtud”, contando, previo pago, con “los medios de comunicación los que se convierten en algo inevitable e incluso la incentivan”, por lo que hemos llegado a algo que en 1521 ya expresó Maquiavelo: 

“Desde hace ya algún tiempo nunca digo lo que creo y nunca creo lo que digo, y así alguna vez resulta que digo la verdad, la escondo entre tantas mentiras que es difícil de encontrar”

La claridad de Vallespín exponiendo sólidos ejemplos y por tanto contundentes, en cuanto a crítica objetiva del enmarañado estado de nuestra política nacional e internacional, insiste en que soportamos “Un mundo huérfano de verdad donde la textura de lo real se nos abre a una ilimitada gama de interpretaciones es un suelo fértil para edificar sobre él casi cuanto nos venga en gana” Y prosigue:

“Y puede que en ese “casi” es donde esté la diferencia que hace que la diferencia, donde nos jugamos el ser o no ser de la democracia” Un panorama que a estas alturas a pocos ciudadanos coge de improviso, pues el asco reboza toda tolerancia hacia lo político, alcanzando niveles preocupante, peligrosos, para nuestra joven y endeble democracia, donde las libertades empiezan a recortarse y la ineficacia política aumenta hasta obligar la pregunta más insistentes de la sociedad española, porque “No es nada seguro que baste con la libertad, con gozar de espacio, prácticas y estructuras democráticas pasara combatir el engaño mediante el ejercicio de la crítica” Con la crisis la sociedad ante el miedo a perderlo todo busca la forma de poder salvar algo convirtiendo el diario vivir en una lucha por la supervivencia, por salvar lo posible, no perderlo todo, quien algo tenga, Esto crea, por imperativo, una ocupación total absorbente y en gran medida alienadora, siendo todos concientes de que “Los políticos ya no representan a los ciudadanos y sus supuestos intereses y expectativas, se limitan a administrar los imperativos, casi siempre técnicos, de un sistema económico-aunque no sólo sea esté- sobre el que han perdido la capacidad de iniciativa”.

Un libro reflexivo, transparente, y de lectura fluida por la sinceridad del contenido y muestra de compromiso que todo intelectual, así como el ciudadano lúcido, debe mostrar con solidez, realismo y tolerancia, los muchos males que padece nuestra incompleta democracia poseída del virus de la degeneración y desmemoria de las ideas, suplantadas por un disfraz esperpénticos protagonizado por y mediocres cuadrillas de voceros del bostezo y el miedo.


Fernando Vallespín
Fernando Vallespín 

catedrático de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid desde 1992, en la que ha ejercido casi toda su carrera académica, y donde ha ocupado cargos como el de vicerrector de Cultura, la dirección del Departamento de Ciencia Política o del Centro de Teoría Política de dicha universidad.  

Ha sido presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas de 2004 a 2008, y en la actualidad ostenta el cargo de director académico de la Fundación Ortega-Marañón. Ha publicado varios libros y más de un centenar de artículos académicos y capítulos de libros de ciencia y teoría política en revistas españolas y extranjeras, con especial predilección por la teoría política contemporánea.

"Estamos a punto de cambiar el paradigma sobre el que se instituía el sistema democrático"


Laura ¿En qué momento los políticos nos robaron la iniciativa a los ciudadanos? ¿Cuándo nos equivocamos? 
Fernando Vallespín Yo no creo que los políticos de antes fueran muy distintos de los de ahora. De hecho, ahora están mucho más controlados por medios de comunicación independientes, redes sociales, etc. Lo que ocurre es que hoy es más difícil el engaño porque, precisamente, están más sujetos a la observación de los ciudadanos.
Felipe, Burgos Buenos días, Fernando. ¿Crees que la sociedad de la información se ha vuelto sociedad del ruido, precisamnete por exceso? Y si a ello añadimos los comentarios de los adictos a expresar una opinión que es siempre la misma...
Gracias
Fernando Vallespín Sí, el problema hoy es que conformamos nuestras opiniones sin atender a su razonabilidad. esto obedece a la escasa deliberación con la que nos encontramos en la vida pública. Hay mucho ruido, en efecto, y eso hace que a veces nos desborde la multiplicidad de formas en las que se nos desbribe la misma realidad. O sea, mucho fraccionamiento y una escasa perspectiva conjunta sobre el mundo común. Cada cual se orienta por los medios en los que confía y apenas acude a los no afines para contrastar sus opiniones.
Marivi Hola, Fernando. Me gustaría mucho saber cómo has ido escribiendo este libro, y si es un ensayo o una serie de artículos. Gracias
Fernando Vallespín Pues lo escribí de un tirón y en poco tiempo. He utilizado algunas columnas de El País, aunque siempre dándolas cabida cuando cabía y se ajustaba al discurso más general. Mi intención fue precisamente la de escribir un ensayo suelto y fluido, y eso sólo sale si se escribe de corrido.
Loli, Madrid Buenas. ¿Qué te parece el trato que se le ha dado a Gordillo y sus asaltantes de supermercados?
Fernando Vallespín Pues más publicidad no han podido tener, ¡hasta en la prensa extranjera! Ha tenido un efecto más expresivo de una situación de desesperanza que de verdadera estrategia de acción político. Creo que eso era lo que se buscaba por parte de Gordillo. En ese sentido ha triunfado.
Ana Mar Desde su perspectiva, si los ciudadanos tomamos buena nota del papel que nos toca vivir en la sociedad y adoptamos ese nuevo rol, mucho más activo y comprometido, cree que seremos capaces de devolver la riendas de este proyecto al pueblo? si es que alguna vez lo tuvimos.
En muchas ocasiones esa falta de espíritu y voluntad de actuar es debido a la sensación de impotencia e indefesión que sentimos ante las mastodónticas estructuras administrativas y reglas de juego que tiene el sistema que nos gobierna.
Gracias por su notable aportación, estamos muy necesitados de puntos de vista, reflexiones, interpretaciones e invitaciones a acción.
Fernando Vallespín Gracias, Ana Mar. Me parece que lo que planteas no admite una respuesta sencilla porque apunta al mayor problema de la democracia en nuestros días, la creciente separación entre gobernantes y gobernados. Pero no hay que ser pesimista, estamos a punto de cambiar el paradigma sobre el que se instituía el sistema democrático tal y como lo conocíamos. Nadie sabe en qué dirección, pero parece claro que no podrá ser tal y como veníamos conociéndolo. de ahí que haga falta una mayor y más eficaz auto-organizacion de la sociedad civil
anónimo ¿Son los medios cómplices?
Fernando Vallespín Hay un poco de todo. Algunos lo son y otros no. Lo que más me preocupa ahora de ellos es su mala situación económica, que les pone en una situación casi insostenible. Para acceder a una verdadera libertad de información es imprescindible que gocen de capacidad económica suficiente. sin ella pueden caer fácilmente en manos de grupos o corporaciones de los que puedan depender económicamente.

Alonso Hola, Fernando. ¿Qué efectos crees que tendrá la reforma educativa en el futuro de los chicos que ahora están empezando al escuela? Un abrazo
Fernando Vallespín Pues no apunta a nada bueno. La educación es clave, y con menos medios será necesariamente peor. Pero no podemos olvidar tampoco que el sistema social general y el espacio público también "educan". Quizá consigamos compensar las deficiencias del sistema educativo creando un espacio público más crítico y más interesado por la cultura, la ciencia, la deliberación. desde luego, no la banalidad que hoy impera en él.
Lorenzo D ¿Podrías explicarme el término antisistema? ¿Crees que es posible vivir en sociedad y ser ajeno al sistema de reglas que se nos impone? Gracias
Fernando Vallespín Antisistema es quien piensa que la actual conformación del mundo político y económico no satisface los verdaderos intereses generales. El problema es que, como bien dices, al final todo es engullido por lo sistémico, incluso aquello que se ubica en sus márgenes. esa es una de las características, no necesariamente negativas, de la democracia.
Compañero ¿Qué pensar cuando un medio como El País, en el que usted colabora, lanza un ERE a pesar de haber ganado un montón de dinero hasta ayer?
Fernando Vallespín Todo ERE es una tragedia. Si se ha producido o se va a producir en algunos medios no es porque hayan ganado dinero, que seguro que sí lo hizo en otras épocas, sino porque tienen problemas para sobrevivir. como antes decía, ésta es la gran tragedia del periodismo de hoy, que está en pleno cambio de paradigma y a la vez inmersos en plena crisis económica, con espectaculares descensos de la publicidad. Y necesitamos más que nunca una prensa libre e independiente!!
anónimo ¿Qué pasa si se pide el rescate? ¿Cómo queda la legitimidad de este Gobierno?
Fernando Vallespín El rescate se ha pedido ya de hecho, aunque no formalmente. O, lo que es lo mismo, nuestra economía lleva ya tiempo intervenida, aunque no lo sea en la forma en la que se intervino a la de Grecia, Irlanda o Portugal. La petición formal nos introducirá en la necesidad de hacer mayores sacrificios. Esperemos no ser sacrificados!!


Esta en la “realidad y la ficción en la democracia” nacional, que plantea Fernando Vallespín,  Ha publicado varios libros y más de un centenar de artículos académicos y capítulos de libros de ciencia y teoría política en revistas españolas y extranjeras, con especial predilección por la teoría política contemporánea.
----------------------------------------

El arte de mentir con imágenes
El capitalismo su fotografía y sus fotógrafos

Imágenes para la dominación de los imaginarios
Son capaces de usar “fotos” para cualquier cosa. A la vista de todos nosotros, la ideología de la clase imperial, y sus negocios, miente con el fin de disociar la realidad de sus ficciones (y viceversa).

Para eso fundó una industria del registro fotográfico, y una industria de la propagación de imágenes que, en uno de sus trabajos más nefastos, no ha dejado de especializarse en todas las posibilidades de la mentira. Suelen ser “fotos” sin lugar, sin fecha, sin autor. Uno de sus reinos predilectos es el del “periodismo” que las elites mundialistas han consolidado como “armas de guerra ideológica” y herramientas para la invisibilización de lo evidente.

La sobresaturación con imágenes ha servido para anestesiar al pensamiento. Diremos, sólo por rigor de método, que no son todos… pero. ¿Cuánto puede esconderse lo real en una fotografía?

 El viejo interés humano por el “registro fiel de los hechos” quedó sepultado bajo el dispositivo ideológico especializado en sembrar una mezcla de zozobra, desorientación y miedo. Fascismo.

Hoy la mentira fotográfica tiene herramientas inimaginables al servicio de la irracionalidad del mercado y de los engaños que sirven para “mostrar” con fotografías, hechos que no son o que nunca fueron lo que dicen que son. Obra cumbre, no única, de esta degeneración es el diario “El País” de España que publicó una fotografía en la que se afirmó aparecía el presidente Hugo Chávez en un quirófano.

No importa dónde ocurrió el hecho, quién es la víctima, en qué fecha se produjo. Cualquier persona que posea un modo de registro (cámara o teléfono) puede convertirse en comerciante de la mentira hegemónica. No hay inocencia, se pagan sumas jugosas.

La fotografía no es la verdad… es una herramienta para su búsqueda.
Por eso, acaso, nadie parece preocuparse por la verdad, en la información fotográfica, entre otras razones porque la mentira se ha vuelto uno de los grandes pilares del negocio del periodismo contemporáneo.

Se organizan algunas redacciones en función de lo que la fotografía consigue en lugar de ceñirse estrictamente a los hechos y a sus protagonistas.  No importa que las fotografias sean falsas.
Es el capitalismo mundial que financia guerras, que encarece medicamentos, que extermina pueblos.
 Es el capitalismo retratado en personas, inocentes, frágiles, olvidadas… engañadas sistemáticamente con un arma ideológica de enajenación masiva, infernal y humillante, que son sus “fotografías”.
Es el retrato de la barbarie y se ve clarísimo. La evidencia de que los horrores puedan acabar convirtiéndose en un espectáculo “informativo” muy rentable.

Alguna vez se pensó que las fotografías no mentían, que eran prueba palmaria de un acontecimiento y que su fidelidad con la “realidad” garantizaría una transformación revolucionaria en nuestra relación con los hechos y el conocimiento “objetivo” sobre ellas.
Pero está naciendo un espectador cómplice de fotografías, dispuesto a ignorar que pueden mentirle. Es que la verdad exige mucho trabajo.  

El truco consiste en manipular los hechos para que se adapten a las matrices ideológicas. Las fotos más falaces, las mentiras apoyadas con imágenes, exigen una brutalidad ideológica previa que es necesario conocer y denunciar. 
 
Rebelión/Universidad de la Filosofía