28 junio 2016

Tira la crema solar: es cancerigena - el sol no



Nos meten miedo sobre multitud de temas como los robos, el terrorismo, el supuesto calentamiento, el CO2, y han llegado a llevarnos a temer incluso al sol,  con pleno apoyo propagandistico de los fabricantes de cremas de "protección" solar, entre otros, que nos amedentran contra los que se atreven a exponerse a los «malignos» rayos de Sol.

A menos que vayamos untados de la cabeza a los pies con cre­mas  solares de factor 60 (mezcla de derivados petroliferos que nos intoxican  y de paso contaminan el mar), ponemos en juego nuestra vida.
Por fortuna, este punto de vista está empezando a desmoronarse, ya que no existe ni una sola prueba científica que demuestre que la luz solar produce enfermedades.
Al contra­rio, lo que se está descubriendo es que
 la falta de exposición a la luz solar es uno de los mayores factores de riesgo de caer enfermo.
Son muy pocos los que saben que la falta de sol hace que cada año mueran de cáncer unas 50.000 personas tan sólo en Estados Unidos. Como veremos más adelante, son muertes que se habrían podido evitar fácilmente gracias a la vitamina D que produce el cuerpo en respuesta a una exposición regular al sol.
Antes de que se descubrie­ran los antibióticos en 1930, la comunidad médica, al menos en Europa, sabía apreciar el poder curativo del Sol.
Desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo xx, la terapia basada en la luz solar, la llamada «helioterapia», se consideraba uno de los tratamientos más eficaces contra las enfer­medades infecciosas.
Estudios han revelado que los pacientes expuestos a la luz solar de una manera controlada experimentaron un importante descenso de la presión arterial (una bajada de hasta 40 mm Hg), una disminución del nivel de colesterol en sangre, una reducción de los niveles anormalmente altos de azúcar en personas diabéticas y un aumento de los glóbulos blancos que los individuos necesitan para ayudarles a resistir a la enfermedad.
Los pacientes que sufren gota, artritis reuma­toide, colitis, arteriosclerosis, anemia, cistitis, eczemas, acné, psoriasis, herpes, lu­pus, ciática, problemas renales, asma e incluso quemaduras se verán beneficiados por el poder curativo de los rayos solares.
...La exposicion al sol tiene propiedades germicidas, ayuda a eliminar acaros, hongos, germenes, bacterias indeseables......
El médico y escritor Auguste Rollier fue uno de los más famosos helioterapeu­tas (terapia solar) de su época. En el momento más álgido de su carrera dirigía 36 clínicas con un total de unas mil camas en Leysin, Suiza.
Esas clínicas estaban situadas a más de 1.500 m sobre el nivel del mar, una altitud que permitía que sus pacientes recibieran una cantidad de rayos UV mucho mayor que la que es posible en los niveles más bajos de la atmósfera.
El doctor Rollier utilizó los rayos UV para el tratamiento de enfermedades como la tuberculosis, el raquitismo, la viruela, el lupus vulgaris (tu­berculosis cutánea) y las heridas; siguió los pasos del médico danés Niels Finsen, ganador del premio Nobel en 1903 por el tratamiento de la tuberculosis con luz ultravioleta.
Rollier descubrió que los baños solares a primera hora de la mañana, junto con una dieta nutritiva, aportaban los mejores resultados.
La sorprendente cura de la tuberculosis y de otras enfermedades que consiguie­ron esos médicos ocupó los titulares de la época. Lo que más sorprendió a la profe­sión médica fue que los benéficos rayos solares no surtieran efecto en los pacientes que utilizaban gafas de sol. (Las gafas de sol filtran importantes rayos del espectro que el cuerpo necesita tomar a traves de los ojos y llegar al cerebro- glandula pineal directamente)


https://portal2013br.files.wordpress.com/2014/05/post-05-29-10.png
traduccion imagen:

“La desventaja de usar gafas de sol es que interfieren con una parte del sistema endocrino que envuelve la glándula pineal, la cual responde a la luz. Nosotros no entendemos completamente la función de la glándula pineal, pero lo que sí sabemos, es que no se puede ¿mexer? con ella” – Roy Mankovitz

Estos rayos beneficiosos llegan aunque uno este a la sombra.

Usar gafas de sol puede afectar a su glándula pineal.

“Las gafas y las lentes de contacto roban energía, bloqueando algunos de los rayos ultravioleta que viajan a través de los ojos hacia la glándula pineal” – Patricia McCormac


----------------------------- 




------------------------------


Desde una perspectiva evolutiva, es absurdo pensar que el sol es malo. Sería como afirmar que el agua o el oxígeno son nocivos. El sol es indispensable para la vida. 

Los mensajes oficiales respecto al sol son simplistas y miopes. Magnifican los riesgos sobre una patología concreta (cáncer de piel) ignorando los beneficios sobre la salud global.

Incluso si nos limitamos al cáncer, hay una relación directa entre mayor exposición al sol y menor riesgo de casi todos los tipos de cáncer: próstata (estudio), pulmón (estudio), pecho (estudio), colorrectal (estudio), leucemia (estudio), páncreas (estudio), vejiga (estudio), linfoma (estudio) etc.

Todos más peligrosos que el melanoma. 
En España mueren más de 15.000 personas al año solo por cáncer colorrectal, contra 967 por melanoma (detalle). 
Si sumamos todos los cánceres donde el sol puede jugar un papel protector, no hay punto de comparación.

En este estudio, la tasa de mortalidad del grupo con menor exposición al sol era el doble que la del grupo con mayor exposición.

En otro estudio, los fumadores con mayor exposición al sol tenían una esperanza de vida similar a los no fumadores que evitaban el sol. Textualmente del estudio: 
"Evitar el sol es un factor de riesgo en la mortalidad equivalente a fumar".



-----------------------------------
Hacia 1933 se había comprobado que la luz solar constituía un tratamiento beneficioso para más de 165 enfermedades diferentes.
Sin embargo, en 1954, tras la muerte de Rollier y el creciente poder de la industria farmacéutica, el uso de la helioterapia empezó a caer en picado.
Las toxicas CREMAS SOLARES:
En la década de 1960, los «fármacos milagrosos» creados por el hombre sustituyeron a la fascinación médica por los poderes curativos del Sol, y en la década de 1980 se comenzó a bombardear cada vez más a la población con las advertencias contra los baños de sol y el riesgo de contraer cáncer de piel.



PARA LOS FANATICOS DE LA PIEL BLANCA SE HA PUESTO DE MODA ESTE AÑO EN CHINA LA PRENDA QUE ESTA HACIENDO DESCENDER LA VENTA DE LAS DESAGRADABLES CREMAS SOLARES: 

 Capucha protectora contra el sol
  Capucha protectora contra el sol 
Dos mujeres caminan por la playa en Qingdao (China)con unas capuchas. 
Son una moda aparecida este año para evitar el moreno de piel. 
 (John Wong/EFE)

Cada vez más mujeres chinas utilizan el 'facekini', una especie de máscara que las protege del sol y evita que se pongan morenas cuando van a la playa.

La piel pálida se valora mucho en China, donde una tez morena se asocia a las mujeres pobres del campo, que trabajan largas horas al sol.

El accesorio de nailon tiene pequeños agujeros para la boca y la nariz, y ofrece una protección completa contra los rayos ultravioletas y también contra las medusas y los mosquitos.
La máscara fue creada hace más de 10 años, según la prensa china, que atribuye su invención a Zhang Shifan, dueño de una tienda de bañadores en Qingdao, en la provincia de Shandong (en el este del país).

El 'facekini' se ha convertido en una prenda habitual en Qingdao. Esta antigua colonia alemana también es famosa por la cerveza Tsingtao, una de las marcas chinas más famosas en el extranjero, y por sus playas.

0 0 0 Capucha protectora contra el sol 1/24 Capucha protectora contra el sol Dos mujeres caminan por la playa en Qingdao (China)con unas capuchas. Son una moda aparecida este año para evitar las quemaduras del sol. (John Wong/EFE)

Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/actualidad/las-mejores-fotos-de-la-semana-6200/#xtor=AD-15&xts=467263
0 0 0 Capucha protectora contra el sol 1/24 Capucha protectora contra el sol Dos mujeres caminan por la playa en Qingdao (China)con unas capuchas. Son una moda aparecida este año para evitar las quemaduras del sol. (John Wong/EFE)

Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/actualidad/las-mejores-fotos-de-la-semana-6200/#xtor=AD-15&xts=467263
Hoy en día se considera que el Sol es el principal culpable del cáncer de piel, de las cataratas que preceden a la ceguera del envejecimiento cutáneo. ...
Tan sólo las personas que se «arriesgan» a tomar el sol descubren que éste les hace sentir mejor, siempre y cuando no usen cremas solares y no se quemen la piel - Usar el sentido comun - . (las cremas impiden saber cuando te tienes que retirar del sol y ponerte una camiseta y una gorra)
En realidad, lo que hacen los rayos UV del Sol es estimular la glándula tiroides para que incremente la producción de hormonas, lo cual, a su vez, incrementa el ritmo del metabolismo basal del organismo.
Esto ayuda tanto a perder peso como a mejorar el desarrollo muscular. En las explotaciones ganaderas, los animales crecen con mayor rapidez y sobre todo mas sanos cuando se crían al aire libre, y lo mismo ocurre con las personas que toman el sol.
Por tanto, si se desea perder peso o incrementar el tono muscular, el sol tambien ayuda.
En estos últimos años, la utilización de los antibióticos, ha dado lugar al desarrollo de cepas bacteria­nas resistentes a esos fármacos, bacterias que desafían cualquier tratamiento que no sea el de un uso adecuado de la luz solar, el aire, el agua y los alimentos.
Reducir notablemente o anular cualquiera de estos cuatro elementos esenciales de la vida es abrir las puertas a la enfermedad.
En la población de los países del norte de Europa, como Norue­ga y Finlandia, que experimenta cada año muchos meses de oscuridad, se produce una mayor incidencia de fenómenos de fatiga, irritabilidad, enfermedad, insomnio, depresión, alcoholismo y suicidio que en la que vive en zonas con más horas de luz solar.
 Sus tasas de cáncer de piel también son más altas.
La incidencia de melano­mas, por ejemplo, es diez veces mayor en las islas Orkney y Shetland, al norte de Escocia, que en las islas mediterráneas.



--------------------------------------

noticia: julio 2016

La asociación de consumidores francesa UFC-Que Choisir  
denuncia "graves carencias" 
en la protección de la radiación ultravioleta  de varios productos solares 
 para niños y se querelló contra cinco fabricantes.

Tras haberlos probado en laboratorio, UFC-Que Choisir decidió interponer una querella "por práctica comercial engañosa y por engaño" contra Clarins, Bioderma, Biosolis, 
Alga Maris y Lovéa 
por sus productos solares de índices elevados (50 y 50+).
Según la asociación, un tercio de los productos probados ofrecen una protección muy débil frente a los UVA,


------------------------------

Artículo publicado durante junio de 2014 por el portal inglés “The Independent”, describe un importante estudio realizado por investigadores del Instituto Karolinska en Suecia concluyó que las personas que evitan tomar sol durante el verano tienen el doble de probabilidades de morir que aquellas que toman sol todos los días.

El estudio epidemiológico siguió a 30.000 mujeres de más de 20 años y mostró que la mortalidad fue casi el doble en el grupo de mujeres que evitan la exposición al sol en comparación con el grupo de mayor exposición.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el dogma convencional que aconseja evitar el sol y cubrirse en protector solar para reducir al mínimo la exposición al sol, está teniendo un impacto más bien negativo.

Este impacto negativo se debe a que evitar el sol en general se combina con el uso excesivo de protector solar, el cual bloquea la capacidad del cuerpo para producir vitamina D3.  Este vitamina es generada por el cuerpo a base de los rayos UV del sol y es por lejos el formato más beneficioso de vitamina D.
Hoy en día, en los EEUU, la deficiencia de vitamina D se encuentra en niveles de epidemia e irónicamente, la deficiencia de vitamina D puede conducir a formas agresivas de cáncer de piel. Un estudio publicado en Cancer Prevention Research el año 2011, sugiere que la vitamina D en niveles óptimos en la sangre, ofrece protección contra las quemaduras solares e incluso ante el cáncer de piel.

Además, la vitamina D protege el cuerpo de enfermedades tales como la esclerosis múltiple, el raquitismo (en los jóvenes), la tuberculosis, enfermedades inflamatorias del intestino, diabetes tipo 1, artritis y el síndrome de Sjogren.

De acuerdo al Consejo de la Vitamina D, los investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham informaron recientemente que “la falta de exposición al sol puede conducir a un deterioro cognitivo en el tiempo.”

Un dermatólogo disidente

Bernard Ackerman (fallecido el 2008) fue una de las primeras autoridades del mundo sobre el tema de cáncer de piel, el sol, protectores solares y los riesgos de melanoma.

A continuación se presentan las opiniones de Ackerman extraídas de un artículo en The New York Times (20 de julio, 2004), titulado:
No estoy de acuerdo; Un dermatólogo que no tiene miedo de sentarse en la playa”:

“La relación entre el melanoma y la exposición al sol (el dogma de la dermatología) no está comprobado.  Actualmente no hay pruebas concluyentes de que las quemaduras de sol produzcan cáncer.  No hay ninguna prueba real de que los bloqueadores solares protejan a la piel del melanoma.  No hay pruebas de que el aumento de la exposición al sol aumente el riesgo de melanoma”.
Por otro lado, un estudio realizado en Suecia el año 2000, llegó a la conclusión de que las tasas más altas de melanoma predominan en las personas que usan protector solar.

Los bloqueadores solares: los riesgos biológicos que causan cáncer

La Dra. Elizabeth Plourde es una científica de California autora del libro Sunscreens - Biohazard: Treat as Hazardous Waste (Bloqueadores Solares – Peligro Ambiental: Tratar como desecho peligroso), que documenta los graves peligros que constituyen los bloqueadores solares para las personas y el medio ambiente.

Plourde demuestra que el melanoma maligno y otros tipos de cáncer a la piel incrementaron significativamente con el uso de bloqueadores solares durante un período de 30 años. Ella enfatiza que muchos bloqueadores solares contienen productos químicos que son carcinógenos conocidos y disruptores endocrinos.

La investigación de la Dra. Plourde en ratones reveló un aumento de mortalidad tanto en crías como en adultos, así como problemas reproductivos en las generaciones posteriores.

Además, su libro documenta cómo los productos químicos de protección solar han contaminado las fuentes de agua de nuestro planeta, incluyendo océanos, ríos y el agua potable doméstica. Peor aún, pruebas revelaron que el 97% de los estadounidenses contienen químicos de protección solar en la sangre.

El libro del Dra. Plourde también tiene un capítulo dedicado a la importancia de la vitamina D3 para la salud, y se postula que la deficiencia de vitamina D3 generalizada está vinculada al uso excesivo de la protección solar combinado con evitar la exposición al sol en general.



Los rayos UV activan una importante hormona de la piel llamada solitrol.
Esta hormona influye en nuestro sistema inmunológico y en muchos de los centros re­guladores de nuestro organismo, y, junto a la hormona pineal melatonina, da lugar a los cambios de humor y a los ritmos biológicos diarios.
La hemoglobina de los gló­bulos rojos necesita la luz ultravioleta (UV) para enlazar el oxígeno que necesita­mos para todas las funciones celulares.
La falta de luz solar, por consiguiente, puede considerarse en parte responsable de casi todas las enfermedades, incluido el cáncer de piel y otros tipos de cáncer. Como empezará a advertir el lector, no tomar rel sol puede ser muy perjudicial para la salud.
¿Pueden los rayos UV prevenir y curar el cáncer de piel?
En la actualidad, una de las principales preocupaciones de los científicos es el ex­traordinario aumento del cáncer de piel en todo el mundo.

Existen tres tipos prin­cipales de cáncer de piel, dos de los cuales —el carcinoma de las células basales y el carcinoma escamoso (no melanomas)— son cada vez más frecuentes, mientras que el tercero, el melanoma maligno, es más infrecuente, pero más letal.
La pregunta más acuciante es:
¿Por qué iba el Sol a volverse de pronto tan maligno e intentar matar a tantas personas cuando lleva miles de años sin hacer daño a nadie?

La profesión médica afirma que los rayos ultravioleta (UV) son la causa princi­pal del cáncer de piel. Esta teoría se basa en la suposición de que la capa de ozo­no de nuestro planeta permite que penetre en la superficie terrestre una cantidad demasiado abundante de estos rayos, que causaría toda clase de desperfectos, como lesiones en nuestra piel y nuestras células oculares.
Sin embargo, esa teoría tiene im­portantes fallos y carece de cualquier fundamento científico.

Contrariamente a la creencia general, no existe ninguna prueba de que la reducción de la capa de ozono observada en los polos terrestres haya ocasionado un aumento de los melanomas.

aqui podemos entender porque se creo este mito y a quien beneficiaba....hoy ya nadie se acuerda:


 Ademas y como ejemplo un estudio realizado en Punta Arenas, la mayor ciudad sudamericana que se encuentra próxima al agujero de la capa de ozono del Antártico, no mostró ningún incremento de las afecciones relacionadas con el agotamiento del ozono. 
De hecho, las cantidades de rayos UV medidas eran demasiado pequeñas para tener un efecto palpable.
 
Las mediciones llevadas a cabo en Estados Unidos desde 1974 señalan que las radiaciones de rayos UV que llegan a la superficie terrestre disminuyen ligeramente año tras año.
Esta investigación se emprendió para detectar la frecuencia de la radiación UV que ocasiona quemadu­ras solares. De 1974 a 1985, la radiación UV ha disminuido un 0,7 % anual y ha seguido descendiendo.
El hecho de que el número de casos de cáncer de piel en Estados Unidos se haya duplicado durante este período de 11 años se contradice con la teoría de que la luz UV es la causante de la epidemia del cáncer de piel. Son otras las razones ...lo mismo ocurre con las enfermedades "raras" que cada año aumentan.


En 1980, en Estados Unidos se diagnosticaron 8.000 casos de cáncer de piel maligno (melanomas), que ocho años después habían aumentado un 350 %, sumando un total de 28.000 casos. 

La posibilidad de desarrollar un melanoma en 1930 era tan sólo de una por cada 1.300 personas. Desde 2003, cada año se diagnostican en Estados Unidos de 45.000 a 50.000 nuevos casos.

El carcinoma maligno es el más peligroso de los cánceres de piel. Puede llegar a extenderse con gran rapidez y, a menos que se detecte a tiempo, es muy difícil de tratar.

Se desarrolla a partir de las células llamadas melanocitos en la capa externa de la piel.

Los melanomas suelen iniciarse en los lunares o en zonas de la piel que presentan un aspecto anómalo. Estos canceres de piel, constituyen tan sólo un 5 % de la totalidad de los casos de cáncer de piel diagnosticados.
Lo más sorprendente de esta forma letal de cáncer es que pue­de aparecer en zonas del cuerpo que no se exponen normalmente al Sol, como los ojos, el recto, la vagina, la boca, el tracto respiratorio, el tracto digestivo y la vejiga urinaria.

En resumen, desde el inicio del nuevo milenio, en Estados Unidos se diagnosti­ca cada año un millón de casos de cáncer de piel de uno u otro tipo. En la actuali­dad hay millones de pacientes a los que se les ha hecho creer que el Sol es el culpa­ble de su enfermedad cutánea. Sin embargo, dado que las radiaciones de rayos UV disminuyen cada año y el cáncer de piel era una enfermedad muy poco común hace 100 años, cuando las radiaciones eran mucho mayores y la gente pasaba mucho más tiempo al aire libre, ¿qué otros factores son los responsables del cáncer de piel?
A más rayos UV, menos cáncer
Aun cuando la penetración de los rayos UV hasta la superficie terrestre hubiera au­mentado un 1 % anual (lo cual no es el caso), ese ligero aumento habría sido cien­tos o incluso miles de veces menor que la variación normal que experimentan las personas a causa de las diferencias geográficas.
Supongamos que una persona se traslada desde un lugar cercano a cualquiera de los dos polos, por ejemplo, Islandia o Finlandia, a otro próximo al ecuador, como Kenia o Uganda, en el este de África. Cuando llegue al ecuador, la exposición de su organismo a los rayos UV habrá aumentado nada menos que un 5.000 %.

Si está viviendo en Inglaterra y decide mudarse al norte de Australia, la exposición se in­crementará un 600 %. Según los cálculos, cada 10 km que una persona se acerca al ecuador, la exposición solar se incrementa un 1 %.
En la actualidad, millones de personas de todo el mundo viajan de zonas de baja radiación solar a zonas de alta exposición, cercanas al ecuador.
Miles de turistas via­jan a lugares situados a altitudes mucho mayores que los lugares donde residen. Por cada treinta metros que ganan en altitud se produce un incremento palpable de la exposición a los rayos UV, pero ello no impide que la gente escale montañas o viva en países como Suiza, o a altitudes mucho mayores, como en la cadena montañosa del Himalaya.
Según la teoría que vincula la radiación UV al cáncer, la mayoría de los habitantes de Kenia, del Tíbet o de Suiza deberían sufrir cáncer de piel. Pero no ocurre esto.
Más bien, lo que ocurre es que las personas que viven en grandes altitudes o cerca del ecuador, donde las radiaciones de UV están más concentradas, desconocen prácticamente cualquier clase de cáncer, no sólo el cáncer de piel.
Éllo demuestra que la radiación UV no provoca cáncer y que incluso puede prevenirlo.

Estudios aparecidos en Archive of Dermatology, se llega a la conclusión de que no está demostrado en modo alguno que los filtros protectores solares pre­vengan el melanoma, como han estado afirmando falsamente la archimillonaria industria de cremas de protección solar, gafas oscuras ... y la clase médica establecida durante dé­cadas.



------------------

Mas informacion desde http://www.dietametabolica.es/vitaminad.htm:

La humanidad se ha adaptado a todo el rango del espectro solar durante toda su evolución. Hoy en día estamos expuestos la mayor parte del día a luz artificial que contiene únicamente un rango muy restringido del espectro solar, y lo que es peor, cuando salimos a la calle nos cubrimos con gafas de sol y cremas solares que bloquean los rayos UVA, lo que nos impide sintetizar vitamina D. La mala iluminación tiene efectos tan nocivos como la malnutrición en nuestro organismo. Pero al igual que ocurre con los alimentos y el agua, en el término medio está la virtud. Una excesiva exposición a la luz solar puede resultar tan perjudicial como poca exposición. La clave se encuentra en exponernos al sol con moderación (el cuerpo nos indica que la exposición al sol ha sido suficiente cuando la piel comienza a enrojecer).

La luz solar también controla el reloj interno del cuerpo regulando el ciclo circadiano de 24 horas de luz y obscuridad. Por eso, en muchas ocasiones los problemas de insomnio se deben a una falta de exposición a la luz solar durante el día.

Vitamina D, una medicina maravillosa que cura 7 enfermedades
¿Es posible que hayamos descubierto la panacea para prevenir y tratar múltiples dolencias?


El increíble poder curativo del sol
Extracto del libro 
' The Healing Sun. Sunlight and Health in the 21st Century' (El Sol curativo. Energía solar y salud en el siglo XXI) del escritor Richard Hobday.

La vitamina D es imprescindible para la absorción de calcio y de magnesio en los huesos. En la mayoría de los casos el origen de la osteoporosis es la carencia de vitamina D, no de calcio. Pero la vitamina D no sólo fortalece los huesos sino que también es importante para el funcionamiento de los músculos.
Un nuevo estudio encontró que los ancianos con mayores niveles de vitamina D tenían más fuerza muscular y eran capaces de desarrollar una mayor actividad física.
Link al artículo en inglés

¡TIRA TU BRONCEADOR!

Durante el verano los medios de comunicación nos alertan sin descanso de los riesgos que conlleva la exposición solar. Mucha gente llega a pensar que es necesario no exponerse al sol para evitar el cáncer. Sin embargo, ¡lo cierto es justamente lo contrario!

Las autoridades nos recomiendan usar protector solar, que es el que irónicamente aumenta el riesgo de padecer cáncer, no el sol. Los protectores solares bloquean los rayos UVB (los rayos que nos ponen morenos), pero dejan pasar los rayos UVA que penetran a mucha más profundidad que los rayos UVA, decisivos en el envejecimiento de la piel, arrugas y cánceres de piel (melanoma).
Los protectores solares nos permiten permanecer mucho más tiempo al sol, lo que incrementa la exposición a los dañinos rayos UVA.

Otro de los factores que incrementa el riesgo de cáncer son los compuestos extremamente tóxicos de los bronceadores. Octyl methoxycinnamate (OMC), presente en el 90% de las marcas de protectores solares sufre una reacción química al exponerse al sol que lo convierte en muy tóxico. Otros ingredientes que penetran con fácilidad al torrente sanguíneo son:

- 2-hydroxy-4-methoxybenzophenone
- 2-ethylhexyl-p-methoxycinnamate
- 2-ethylhexylsalicylate (octylsalicylate)
- salicylic acid 3,3,5-trimethcyclohexyl ester (homosalate)

El aceite de coco es muy bueno para aplicarse después de tomar el sol, sobre todo si el tiempo de exposición ha sido excesivo.

A parte de los bronceadores, el exceso de Omega-6 en la dieta actual es el responsable del daño que se produce en la piel al exponerla al sol. Una dieta alta en Omega-3 y antioxidantes evita el envejecimiento de la piel y la protege de forma natural de los rayos solares. El aceite de krill es la mejor fuente de Omega-3, puesto que al contrario que el aceite de pescado, contiene astaxanthina, un flavonoide marino que protege de forma muy eficiente contra los rayos ultravioleta y los daños que pueden producir los rayos uva.

Tira no sólo tu bronceador sino también tus GAFAS DE SOL a la basura. Las gafas impiden que los rayos solares lleguen a la glándula pineal a través de los ojos (también los recibes aunque estés en la sombra). Los rayos ultravioleta que penetran en los ojos estimulan, asimismo, el sistema inmunológico

¡No culpes al sol!
Muchos medicamentos te vuelven fotosensible a los rayos ultravioletas del sol: 
antibióticos, antihistamínicos, quimioterapia y analgésicos de uso común. 
 Frecuentemente los médicos, incluso durante el verano, no sólo olvidan comentar a sus pacientes estos indeseables "efectos secundarios" sino que incluso diagnostican "alergia al sol", causada en realidad por los medicamentos que recetan.


MITO: "el sol causa cáncer de piel". Otra de las muchas mentiras con la que nos han lavado el cerebro que no se basa en ninguna evidencia científica, sino todo lo contrario, puesto que el sol protege del cáncer, lo que no beneficia a las farmacéuticas ni a los fabricantes de bronceadores. Pincha AQUÍ para leer este interesante artículo.

Pincha AQUÍ para acceder al extracto del libro en el que se basa el artículo, donde se explica con más detalle cómo la interacción de los bronceadores con el sol podría provocar cáncer


Un estudio reciente encontró que los hombres que eran deficientes en vitamina D, que el cuerpo produce en respuesta a la luz solar, tienen el doble de riesgo de sufrir un ATAQUE CARDIACO.
De hecho, los hombres con niveles de vitamina D menor de 15 nanogramos por mililitro tienen 2,5 veces el riesgo de sufrir una ataque cardiaco o de fallecer, incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo como hipertensión, obesidad y níveles altos de lípidos. Estas son algunos de los mecanismos desencadenados por la vitamina D que ayudan en la lucha contra las afecciones cardiacas:

Incremento en las citocinas del cuerpo, proteínas con efectos antiinflamatorios.

La vitamina D elimina la calcificación vascular

Inhibe el crecimiento del tejido muscular vascular

Disminuye la resistencia a la insulina, uno de los mayores factores de riesgo en enfermedades coronarias.

Otro estudio encontró que niveles bajos de vitamina D incrementan el riesgo de diabetes, y otro relacionó la deficiencia de vitamina D con un mayor riesgo de muerte por cancer de pecho.


La vitamina D estimula el Sistema Inmune, encargado de mantener a raya a toda clase de gérmenes y patógenos.
La vitamina D produce más de 200 péptidos antimicrobianos, el más potente de los cuales es el llamado catelicidín, un antibiótico natural de amplio especto. 

En un estudio realizado en el 2006, el grupo de investigadores de la universidad de UCLA encontró que la vitamina D era capaz de eliminar la bacteria responsable de la tuberculosis, llegando a la conclusión de que la forma en la que ciertas personas producían la vitamina D las hacía más vulnerables a infecciones microbianas.
Según el conocido doctor Julian Whitaker, incrementar la ingesta de vitamina D durante el invierno es un método seguro para protegernos de la GRIPE (dosis de 5.000 a 10.000 IU diarias). Por tanto, no es coincidencia que la gripe nos ataque en invierno, cuando es la exposición al sol es mínima.

Un estudio del 2007 publicado en la revista médica "American Journal of Clinical Nutrition" propuso el uso de suplementos de vitamina D (1000 IU al día) a fin de mejorar numerosos aspectos de la salud pública.


Un estudio de Infertilidad ha revelado deficiencia de vitamina D entre los hombres con problemas para impregnar a su pareja. El descubrimiento sorprendió a los investigadores, que estaban estudiando la incidencia de la fragmentación de DNA del esperma.
La especialista australiana en fertilidad Dr. Anne Clark analizó la sangre de casi 800 hombres con problemas de fertilidad y encontró que casi un tercio tenían niveles más bajos de lo normal de vitamina D.
Ya se sabía que la deficiencia de ácido fólico y vitamina D está relacionada con problemas de infertilidad en mujeres, pero en relación a los hombres los resultados fueron una sorpresa. Los hombres del grupo de estudio que tomaron suplementos nutricionales superaron sus problemas de infertilidad.

Otros estudios, como el que se publicó en la revista médica The Journal of Nutrition, encontró que aunque las hembras de ratones de laboratorio con deficiencias en vitamina D eran capaces de reproducirse, su tasa de fertilidad se reducía en un alarmante 75%, además de que el tamaño de los recién nacidos disminuia en un 30% y sufrían dificultades en el crecimiento.


Estudios realizados han concluido que la deficiencia de vitamina D durante el embarazo incrementa el riesgo de AUTISMO en los niños. También es esencial que los niveles de vitamina D de la madre se mantengan en un nivel óptimo durante el periodo de lactancia.



De los 30.000 genes del cuerpo humano, la vitamina D influye en más de 2.000 genes, de ahí la relevancia de esta mal llamada vitamina, ya que funciona como prohormona.


Se estima que se podría ahorrar del 25 al 50% del presupuesto dedicado a asistencia médica si la población tuviera niveles adecuados de vitamina D.


**** La deficiencia de vitamina D es una de las tres carencias nutricionales más comunes, junto con el magnesio y el yodo ****


Recomiendo testarse los niveles de vitamina D al menos 1 vez al año.
Por el Dr. Mercola.
Un estudio del 2014 relaciona la optimización de vitamina D con un mejor pronóstico de cáncer entre las personas con antecedentes familiares de cáncer -sin importar del tipo de cáncer- y una disminución del riesgo de muerte por cualquier causa.
Diferentes estudios concluyen que la vitamina D podría ser el nutriente más importante para solucionar las complicaciones del embarazo, como la preclamsia y el parto prematuro.
Otro estudio apunta a que la optimización de la Vitamina D reduce el riesgo de Diabetes.




La deficiencia de Vitamina D puede originar depresión, síndrome del intestino irritable y cáncer de mama
Por el Dr. Mercola.
La epidemia de deficiencia de vitamina D contribuye a cientos de problemas de salud tanto física como mental.
Con 33.800 estudios publicados sobre la vitamina D la evidencia resulta ya irrefutable.




Todo lo que debes saber sobre la Vitamina K2, la Vitamina D y el Calcio
Por el Dr. Mercola.
Si suplementas con vitamina D necesita también vitamina K2. 
La deficiencia de vitamina K2 es en realidad es lo que produce los síntomas de toxicidad de la vitamina D, como la calcificación que provoca endurecimiento en las arterias.


La importancia de la Vitamina D para normalizar los niveles de colesterol
Por el Dr. Mercola.
La teoría de la Dra. Seneff es que la "enfermedad cardiovascular" (caracterizada por la placa arterial) es la forma mediante la cual el cuerpo compensa el no tener suficiente sulfato de colesterol, que se produce en grandes cantidades en la piel cuando ésta se expone a la luz solar. En caso de deficiencia de sulfato de colesterol por falta de exposición solar, el cuerpo emplea otro mecanismo para aumentar su producción, ya que es esencial para un funcionamiento cardiaco y cerebral óptimo. Lo hace conviertiendo en placa el LDL dañado.



Cuanto mayor sea tu peso corporal más cantidad de vitamina D necesitas
Por el Dr. Mercola.
Los niveles de vitamina D tienden a ser bajos en personas obesas, así como en aquellas personas que son físicamente inactivas. Un investigador incluso afirmó que la deficiencia de vitamina D es la causa principal de la obesidad común y del síndrome metabólico.


El delicado baile entre la vitamina D y la vitamina K por el Dr. Mercola.

Uno de los factores clave que explica las altas tasas actuales de enfermedades crónicas, además de la mala alimentación y el sedentarismo, es una epidemia de deficiencia de vitamina D.
Tanto la vitamina D como la vitamina K son necesarias para fortalecer los huesos y para la salud cardiovascular.
La vitamina D ayuda a absorber el calcio que necesitan los huesos, pero es la vitamina D dirige el calcio al esqueleto, evitando que se deposite en las arterias y provoque arterioesclerosis.
La deficiencia de vitamina K2 puede provocar toxicidad de vitamina D.



No esperes al verano

En la latitud que se encuentra Europa durante el invierno la inclinación del sol no permite generar vitamina D. De lo que se deduce que broncearse no equivale a generar vitamina D, ya que la vitamina D se genera con los rayos UVB (radiación ultravioleta B) y el bronceado con los rayos UVA. Las cabinas de bronceado prácticamente sólo generan rayos UVA.
Niveles óptimos de vitamina D reducen el riesgo de muerte por TODAS las causas. Francamente creo que este dato debería ser suficiente para que mantener niveles óptimos de vitamina D sea una de tus prioridades si te preocupas tu salud (o te preocupa tu familia, ya que suplementar con vitamina D te va a salir muchísimo más barato que un buen seguro de vida). La importancia de la vitamina D es incalculable. Está implicada en más de 1.000 procesos celulares.
Seguir leyendo AQUÍ


  Revista médica Discovery DSalud:


El sol y la vitamina D útiles en numerosas dolencias
Artículo publicado en el número 142 de la revista (octubre 2011).



Lecturas recomendadas:

- Dark Deception: Discover the Truths About the Benefits of Sunlight Exposure. Dr. Joseph Mercola

- The healing Sun. Richard Hobday

- The UV Advantage. Dr. Michael Holick

- Your Best Health Under the Sun. Dr. Al Sears y Jon Herring

- Vitamin D Prescription: The Healing Power of the Sun & How It Can Save Your Life. Eric Madrid

- Vitamin D3 and Solar Power for Optimal Health Now. Marc Sorenson

- The Vitamin D Revolution: How the Power of This Amazing Vitamin Can Change Your Life by Soram Khalsa

- African-American Healthy: Tapping into the Remarkable Power of Vitamin D3 by Richard W. Walker and Jr. MD


------------------------

Actores de Hollywood pusieron de moda las GAFAS OSCURAS de sol ...AÑOS 30 ..

El uso común de las gafas de sol no llegó hasta que en 1929 Sam Foster al frente de Foster Grant Company comenzó la producción y distribución masiva de gafas de sol a un precio asequible en Atlantic City, extendiéndose rápido por el resto de Estados Unidos y ...claro ...del mundo.

 Poster promocional de Foster Grant

Fueron las mujeres las que mayoritariamente se sumaron a esta moda como parte de su "liberación" e índice de una nueva vida que iba más allá de las tareas domésticas del hogar.

En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, se pusieron de moda para los hombres, bajo la influencia de la estética de militares y aviadores de Norteamérica, las gafas con lentes de espejo con finas armaduras metálicas, adquiriendo connotaciones de marcada virilidad, estilo que se mantuvo en vigencia y fue adoptado por algunos intérpretes del rock de finales de los años 50 como Lou Reed y Bob Dylan.


En el siglo XX las gafas de sol pasan a formar parte de la moda. Las actrices recurren a ella para intentar esconder sus identidades. Aquí, Marlene Dietrich
Revista LIFE. 1938.Foto por Alfred Eisenstaedt

  La moda de las gafas de sol que habia empezado hacia 1914, pues antes de aquella época había muy poca gente que llevara, y el que lo hacía despertaba la compasión de los demás, ya que consideraban que padecía alguna enfermedad o que era ciego.

Mantener el sol alejado nos lleva al aislamiento de nuestro entorno y aumenta el abismo entre el mundo interior y el exterior. Además, impide la carga del hipotálamo al cerebro a través de los nervios de la vista, que se abre al mundo exterior al globo ocular. De manera que el uso de las gafas de sol no es nada recomendable, ni para los ojos sanos, a no ser en casos excepcionales.

El sol es un regenerador del cuerpo en general, y muy beneficioso para los ojos. Aumenta la vitalidad y relaja los órganos. Para los baños de sol oculares, se cierran los ojos y se dirige la cara hacia el sol, desplazando muy lentamente la cabeza de derecha a izquierda y viceversa. Después palmear durante unos segundos y se repite la exposición al sol. También se pueden abrir los ojos muy levemente de vez en cuando, como en un flash. Los baños de sol son recomendables con bastante frecuencia y de corta duración.

Respecto al melanoma el doctor Ackerman expone el engaño al que se había estado sometiendo a la población durante décadas, y ademas pone en duda el au­mento de la incidencia de casos de melanoma que la clase médica dominante insiste en afirmar.
Ackerman señala que la ampliación de la definición del diagnóstico del «melanoma» ha permitido que exista un número de síntomas mucho mayor que son calificados ahora de enfermedad mortal en comparación con tan sólo treinta años antes.
El melanoma ha adquirido proporciones de epidemia en gran medida debi­do a manipulaciones estadísticas.
Existen otros factores de riesgo, como tener quemaduras o cicatrices en la piel, o un sistema inmunitario debilitado, haberse sometido a radioterapia en el pasado o padecer enfermedades crónicas de la piel como el lupus.

En otras palabras, si en la actualidad se hiciera el mismo diagnóstico que se hacía hace treinta años, los casos de melanoma habrían aumentado de modo insignificante.
El cáncer de piel causado por las cremas de protección solar
El Sol es completamente inofensivo a menos que expongamos nuestro cuerpo du­rante prolongados períodos de tiempo, sobre todo entre las 10.00 y las 15.00 horas (en verano). La exposición excesiva al sol nos hace sentir muy acalorados y molestos y nos quema la piel. Para evitar quemarnos y para sentirnos mejor, nuestro instinto natural nos llevará a buscar un lugar sombreado o a darnos una ducha refrescante.
el melanoma ha aumentado su incidencia en las poblaciones de piel pálida (que uti­lizan cremas protectoras) de todo el mundo, no se ha producido un incremento equivalente en las poblaciones de piel oscura, en las que la incidencia es tan sólo de una décima a una tercera parte.
La piel de esas personas tiene mayor cantidad de melanina, que les protege, pero también es cierto que pasan mucho más tiempo al aire libre expuestos a concentraciones de rayos UV que suelen ser más altas.
mas:

Varias cremas hidratantes elevan el riesgo de cáncer de piel

capitulo libro sobre .. SOL Y EL MITO DEL CANCER DE PIEL:
http://www.4shared.com/document/WzuoiaQ-/el_sol_y_el_MITO_del_cancer_de.html

Porque aumenta el cancer de piel? 
http://www.mitosyfraudes.org/Risks/melanoma_uva.html

-----------------------

La modelo Gisele Bundchen declara que los químicos en los protectores solares son “veneno”

----

2016:

 ESPERMATOZOIDES Y CREMA SOLAR:

Investigadores del Rigshospitalet y de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, que han descubierto que los compuestos de muchos protectores solares pueden interferir en la función de los espermatozoides.

También han observado que, en algunos casos, pueden imitar el efecto de la hormona femenina progesterona.

En su estudio, Skakkebaek y su equipo probaron 29 de los 31 protectores solares que actualmente están autorizados en Estados Unidos o la Unión Europea y analizaron los espermatozoides vivos de varios donantes sanos. El esperma se sometió a una especie de prueba que simulaba las trompas de Falopio para ver su comportamiento.
Los investigadores analizaron la señalización de calcio, que es el rastro que dejan en el interior de estas células los cambios causados por la concentración de iones de calcio, cuyo movimiento juega un papel clave en la función de los espermatozoides.

Además, se centraron en un canal iónico específico que sólo se encuentra en la cola del espermatozoide: 
el ‘CatSper’, clave para la fertilidad masculina, ya que es el principal receptor para la progesterona.

Los investigadores encontraron que 13 (45 por ciento) de los 29 protectores solares probados interferían en la función normal de los espermatozoides con una dosis muy baja, incluso inferior a la que muchas personas usan para proteger del sol todo su cuerpo.

---------

junio de 2012

SOL Y CÁNCER: 

EL ESCÁNDALO DEL LOBBY COSMÉTICO


Pensaba que ya lo había visto todo en el terreno de la desfachatez y la falta de vergüenza de los lobbies industriales y de la OMS pero, si bien no en lo que se refiere a la falta de escrúpulos, de lo cual creo que hay ejemplos mucho más graves, sí en lo que se refiere a desvergüenza y desparpajo, el capítulo del sol y el cáncer en mi opinión no tiene parangón.

El dinero lo puede todo, absolutamente todo. Tiene el poder de convertirnos a la humanidad en una masa de borregos imbecilizados. La prueba es lo que ha hecho con nosotros la industria cosmética. 

Pocas industrias han logrado convencernos a un porcentaje de la población mundial tan elevado de una mentira tan absurda, estúpida e inverosímil. Que el sol, prácticamente en cualquier dosis e intensidad, es cancerígéno y que hay que utilizar protector solar todos los días del año.

Aunque hace ya muchos años que ocurrió me acabo de enterar. La IARC, International Agency for Research on Cancer, organismo dependiente de la OMS, en los años 90 clasificó el sol (la radiación solar) como agente carcinogénico para el ser humano (grupo 1 de su clasificación). El informe, y eso es lo que me parece tan grave, no dice que el sol sea carcinogénico cuando se produce una sobreexposición a él, simplemente menciona por encima algunos estudios epidemiológicos y luego lo clasifica como carcinogénico.

  Llevamos aquí ya unos cuantos cientos de miles de años ¿No deberíamos habernos acostumbrado ya al sol? La única razón sensata que podría haber para pensar que el sol es cancerígeno así, en general, sería que nos hubiéramos cargado tanto la capa de ozono que la radiación solar fuera hoy muy superior, pero no he visto ninguna alusión a ello en ningún documento de la OMS ni de la IARC.

La IARC basa principalmente su clasificación de la radiación solar como carcinogénica para el ser humano en estudios epidemiológicos que, supuestamente, asocian la residencia en bajas latitudes (en lugares cercanos al ecuador), especialmente en los primeros años de vida, con una mayor incidencia de melanoma maligno de la piel.

Parece lógico pensar que en las áreas geográficas en que la radiación solar es más intensa también se incremente la probabilidad de que se produzcan sobreexposiciones al sol y parece lógico también pensar que posiblemente sea esa mayor ocurrencia de sobreexposiciones la causa de las mayores tasas de incidencia de melanoma. Máxime cuando la propia IARC aclara en el mismo documento que en los casos de exposición crónica al sol a lo largo de la vida por motivos ocupacionales la tasa de incidencia del melanoma no aumenta sino que disminuye.

Pero la IARC, extremadamente cautelosa, rigurosa y concienzuda a la hora de evaluar fenómenos como el poder preventivo de la vitamina D sobre algunos tipos de cáncer, en este caso no promueve nuevos estudios que permitan verificar si efectivamente son las repetidas sobreexposiciones a la radiación solar las que originan el melanoma para dejárselo bien claro a la población mundial, sino que conformándose con ese corpus científico incompleto se apresura a clasificar como carcinogénico, sin ambajes, al astro que hace posible la vida en la tierra.

Por otro lado, la web de la Organización Mundial de la Salud recomienda utilizar protección solar cuando el índice ultravioleta sea 3 o superior a 3.

De acuerdo con los valores del índice ultravioleta cada día del año para las diferentes latitudes, en lugares como Suecia, Alaska, el norte de Canadá o Siberia debería utilizarse protección solar 4 meses al año, en la mitad sur de Canadá, Centroeuropa o la mitad sur de Rusia debería utilizarse protección solar 6 meses al año, en la mitad norte de EEUU, sur de Europa, franja central de Asia y sur de Chile y Argentina debería utilizarse protectcción solar 9 meses al año y en el resto del mundo, con una población de alrededor de 6.000 millones de personas del total de 7.000 millones, debería utilizarse protección solar todo el año.

Cuando la página web de la OMS detalla los medios recomendados para protegerse del sol menciona la ropa, las gafas de sol y el protector solar para las zonas no cubiertas por la ropa, de manera que, según sus recomendaciones, 6.000 millones de personas en el mundo deberían utilizar protector solar todo el año en las partes del cuerpo no cubiertas por la ropa y los otros 1.000 millones gran parte del año. ¡Menudo chollo para la industria cosmética!

Una parte de la opinión pública considera que esa clasificación de la IARC ha sido el mayor triunfo del lobby cosmético, con L'oreal a la cabeza, en las últimas décadas.

Pero la postura de la IARC y la OMS en este asunto no sólo reflejan una total desfachatez, también una irresponsabilidad absoluta teniendo en cuenta el importantísimo papel que la vitamina D juega en el organismo y en la prevención de un considerable número de enfermedades, y que la utilización de protectores solares en el modo en que la institución la recomienda supone un grave impedimento en el mantenimiento de los niveles adecuados de esta vitamina.

Hay indicios de que la actitud de estos organismos puede estar moderándose recientemente ante el peso creciente y abrumador de las pruebas sobre la importancia de la vitamina D en la prevención de enfermedades, pero este giro parece insuficiente, cuando en la página web de la OMS sigue recoméndándose utilizar protector solar todos los días del año a seis séptimas partes de la población mundial y casi todo el año al resto.

Junto a las autoridades sanitarias, la industria cosmética ha contado en este lavado de cerebro a gran escala, con la ayuda de los medios de comunicación, especialmente con las revistas de belleza, para las cuales esta industria es el principal anunciante y una de las más importantes fuentes de ingresos.

Referencias:

http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol55/volume55.pdf
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs305/en/index.html
http://www.uv-index.ch/images_fr/Guide_COST-713.pdf
http://www.sunlightinstitute.org/sun-scare


Científicos revelan nuevo descubrimiento acerca del
cáncer a la piel y el uso del bloqueador solar
04/08/14 Por Gustavo Aldunate
EcoPortal.net
Agosto 3, 23014

Comentario de Eduardo Ferreyra: Todo esto, que ahora resulta ser una noticia Bomba y una gran revelación, fue expuesto en mi libro "Ecología: Mitos y Fraudes," en el capítulo 2; 
"El Mito de la Capa de Ozono" donde exponía la falsa creencia de una relación entre el melanoma maligno y la radia-ción UV-B, afirmando que la no exposición al sol sería más perjudicial por los problemas que vendrían por la menor síntesis de vitamina D en la piel. 

Y que el aumento en los casos de melanomas malignos se debería por el uso excesivo de las cremas bloqueadoras de sol que tanto recomendaban (y lo sigue haciendo) tanto los dermatólogos desinformados y desactualizados y las revistas de consumo popular. 

Todo lo pueden leer en el capítulo 2, si quieren leerlo en pantalla o si quieren descargarlo como PDF.

Según un artículo publicado durante junio de 2014 por el portal inglés “The Independent”, un importante estudio rea-lizado por investigadores del Instituto Karolinska en Suecia concluyó que las personas que evitan tomar sol durante el verano tienen el doble de probabilidades de morir que aque-llas que toman sol todos los días.

Hoy en día, en los EEUU, la deficiencia de vitamina D se encuentra en niveles de epidemia e irónicamente, la deficiencia de vitamina D puede conducir a formas agresivas de cáncer de piel
Un estudio publicado en Cancer Prevention Research el año 2011, sugiere que la vitamina D en niveles óptimos en la sangre, ofrece protección contra las quemaduras solares e incluso ante el cáncer de piel.
Además, la vitamina D protege el cuerpo de enfermedades tales como la esclerosis múltiple, el raquitismo (en los jóvenes), la tuberculosis, enfermedades inflamatorias del intestino, diabetes tipo 1, artritis y el síndrome de Sjogren.

De acuerdo al Consejo de la Vitamina D, los investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham informaron recientemente que “la falta de exposición al sol puede conducir a un deterioro cognitivo en el tiempo.”


Un dermatólogo disidente
Bernard Ackerman (fallecido en 2008) fue una de las prime-ras autoridades del mundo sobre el tema de cáncer de piel, el sol, protectores solares y los riesgos de melanoma. A continuación se presentan las opiniones de Ackerman extra-ídas de un artículo en The New York Times (20 de julio, 2004), titulado “No estoy de acuerdo; Un dermatólogo que no tiene miedo de sentarse en la playa”:
“La relación entre el melanoma y la exposición al sol (el dogma de la dermatología) no está comprobado. Actual-mente no hay pruebas concluyentes de que las quemadu-ras de sol produzcan cáncer. No hay ninguna prueba real de que los bloqueadores solares protejan a la piel del mela-noma. No hay pruebas de que el aumento de la exposición al sol aumente el riesgo de melanoma”.
Por otro lado, un estudio realizado en Suecia el año 2000, llegó a la conclusión de que las tasas más altas de mela-noma predominan en las personas que usan protector solar.
Los bloqueadores solares: los riesgos biológicos que causan cáncer.
La Dra. Elizabeth Plourde es una científica de California autora del libro Sunscreens - Biohazard: Treat as Hazar-dous Waste (Bloqueadores Solares – Peligro Ambiental: Tratar como desecho peligroso), que documenta los graves peligros que constituyen los bloqueadores solares para las personas y el medio ambiente.
Plourde demuestra que el melanoma maligno y otros tipos de cáncer a la piel incrementaron significativamente con el uso de bloqueadores solares durante un período de 30 años. Ella enfatiza que muchos bloqueadores solares con-tienen productos químicos que son carcinógenos conocidos y disruptores endocrinos.
La investigación de la Dra. Plourde en ratones reveló un aumento de mortalidad tanto en crías como en adultos, así como problemas reproductivos en las generaciones posteriores.
Además, su libro documenta cómo los productos químicos de protección solar han contaminado las fuentes de agua de nuestro planeta, incluyendo océanos, ríos y el agua potable doméstica. Peor aún, pruebas revelaron que el 97% de los estadounidenses contienen químicos de protección solar en la sangre.
El libro de la Dra. Plourde también tiene un capítulo dedicado a la importancia de la vitamina D3 para la salud, y se postula que la deficiencia de vitamina D3 generalizada está vinculada al uso excesivo de la protección solar combi-nado con evitar la exposición al sol en general.

Comentario final de Eduardo Ferreyra: Escribía esto en el Capítulo 2: “El Mito del Ozono”:
¡Cuidado con los Bronceadores!
Una nueva hipótesis sugerida por Cedric Garland y Frank Garland del Departamento de Epidemiología del Cáncer de la Universidad de California, en San Diego, es que el incremento en los casos de cánceres de piel se debe al extendido uso de los aceites bronceadores en uso desde hace más de 20 años! Según Frank Garland, es posible que sea el UV-A (ultravioleta cercano, 320-400 nm) lo que puede estar pro-vocando los tumores de piel, aunque siempre se haya considerado al UV-B (286-320 nm) como el rango peligroso de la radiación ultravioleta. Esto es porque el melanoma maligno aparece en los melano-citos de la dermis y menos del 10% de la radiación UV-B llega a la dermis, mientras que más del 50% de los UV-A lo hace. Las modernas cremas protectoras contra el sol están diseñadas para bloquear la ra-diación UV-B, pero son transparentes a la supuestamente benigna banda UV-A.
Pero, la sobreexposición a los rayos UV-B, ¿no causa daños a la piel provocando quemaduras en ella? En efecto, así es. La quemadura de la piel (o «eritema») es el mecanismo de alerta del organismo que le avisa al individuo que ha permanecido ya demasiado tiempo al sol. Las personas que usan cremas de «pantalla solar» de cualquier factor, están haciendo un «bypass» al mecanismo de alerta y exponen sus cuerpos a dosis masivas de radiación UV-A. Esto hace que una persona llegue a recibir dosis 50 veces superiores de rayos UV que si su piel le pudiese avisar que «ya es suficiente» poniéndose colorada.
Por otro lado, el color oscuro del bronceado es el segundo mecanismo de defensa que tiene el organis-mo contra la radiación perjudicial, y también es puesto en acción por la radiación UV-B. Entonces, cuando se filtra selectivamente a los rayos solares, bloqueando a los UV-B y dejando pasar totalmente a los UV-A, el bañista no sólo engaña al mecanismo de alerta (la piel roja) sino también al de defensa: la melanina que sube hacia las capas superiores de la dermis para bloquear los rayos ultravioletas, sean UV-B o UV-A.
El otro peligro de la radiación UV proviene de las llamadas «camas solares» de gimnasios e institutos de belleza, que suministran los supuestamente inofensivos rayos UV-A. Al suprimir nuevamente los rayos UV-B, el mecanismo de alerta del cuerpo es engañado otra vez, y los pacientes son irradiados con dosis 100.000 a 300.000 más concentradas que si hubiesen permanecido el mismo tiempo expues-tos al sol. Dada la cantidad de gente que toma este tipo de «baño de sol» (en EEUU son más de 1.000.000 de personas por día) el problema puede llegar a ser de grandes proporciones y las estadísti-cas culparán al Agujero de Ozono.
Las pantallas solares también bloquean algunas de las longitudes de onda más beneficiosas para el organismo, dentro del espectro del UV-B, incluyendo las que sintetizan a la hormona de la vitamina D3 y que «gatilla» la función reparadora del organismo combatiendo infecciones, reparando células daña-das y DNA, y aún combatiendo algunos tipos de cáncer.

------------------


Las cremas solares dañan 

el ecosistema marino

2014:

La crema solar podría estar provocando graves daños en la vida marina. Son las conclusiones de un trabajo publicado por investigadores del CSIC en la revista Environmental Science and Technology, en el que advierten de que estos compuestos de estos cosméticos se liberan durante el baño y reaccionan con la radiación ultravioleta generando agentes potencialmente tóxicos para la vida marina.

    En una sola playa se pueden verter diariamente hasta cuatro kilos de estas sustancias.

"Estos cosméticos son liberados al mar durante el baño, reaccionan con la radiación ultravioleta de la luz solar y generan un fuerte agente oxidante, el peróxido de hidrógeno, que resulta dañino para las microalgas marinas”, explica el investigador del CSIC Antonio Tovar, del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía. El estudio se ha llevado a cabo a través de experimentos en laboratorio y medidas en las aguas de una playa mediterránea.

“En base a los análisis químicos realizados, el consumo medio de cremas solares por bañista y los datos turísticos locales, se estima, de manera conservadora, que durante un día de verano en una playa de Mallorca se pueden verter al mar 4 kg de nanopartículas de dióxido de Titanio procedentes de los protectores”, señala David Sánchez, investigador del CSIC en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados. “Como apunta nuestro trabajo, la liberación de compuestos que se produce podría tener importantes consecuencias ecológicas en las zonas costeras”, añaden los científicos.

[foto de la noticia]
Una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) revela algunos componentes de las cremas solares se diluyen durante el baño y se convierten en contaminantes, los cuales han demostrado tener consecuencias ecológicas sobre el ecosistema costero marino.
El trabajo, que ha sido publicado en la revista 'PLOS ONE', muestra que, a pesar de estar diseñados para permanecer adheridos al cuerpo, estos productos liberan una cantidad importante de sus componentes al mar que puede ser sobre todo perjudicial para la superficie marina de las zonas más turísticas.

"Las cremas solares pueden tener un efecto ambiental considerable en las zonas de intensa actividad turística", según explica el investigador del CSIC en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados -centro mixto del CSIC y la Universidad de las Islas Baleares-,  Antonio Tovar.




Para-aminobenzoatos, cinamato, benzofenona, dibenzoilmetano, dióxido de titanio, óxido de cinc, parabenos, sulfato de amonio, pentasodio y así hasta una cincuentena de productos orgánicos y químicos acaban en el mar por culpa de las cremas solares. Un estudio realizado en las playas de Mallorca muestra cómo, estamos alterando el ecosistema marino.

Proceso acumulativo

Las máximas concentraciones de estos químicos aparecen entre las 14.00 horas y las 18.00 horas, unas horas después de que tenga lugar el pico máximo de bañistas como resultado de un proceso acumulativo de dichas sustancias. Durante dicho periodo, el nivel de estos compuestos químicos puede llegar a ser entre un 60% y un 90% superior a los valores de referencia observados por la noche y a primeras horas de la mañana.

Tovar destaca que "dichos experimentos demuestran que algunos de estos productos tienen efectos tóxicos sobre el fitoplancton marino, los crustáceos, las algas y los peces".
Según el investigador del CSIC, "tales efectos nocivos podrían extenderse también a otros componentes del ecosistema como plantas marinas, crustáceos, algas y peces".








------------------------------------

Y encima hay "diferentes" marcas "compitiendo" por el mercado:

Cáncer de piel es más grave en personas de 

tez oscura


Contrario a la creencia que tienen mayor inmunidad a esta enfermedad:


Las personas de tez oscura corren mayor peligro de morir como resultado de cánceres de piel que las blancas, pese a que inicialmente resisten mejor la enfermedad, según un estudio divulgado hoy por la Universidad de Cincinnati.

Esa conclusión se contrapone, en cierta medida, a la creencia generalizada de que las personas morenas tienen una mayor inmunidad a ese tipo de cáncer.

Según Hugh Gloster, profesor de dermatología de la Universidad de Cincinnati, las personas de tez oscura, incluyendo hispanos, negros, asiáticos e indígenas estadounidenses, desarrollan menos cánceres de piel que los blancos pero mas graves . 


Si la luz solar realmente causara cáncer, los índices de mortalidad en áfrica debido al cáncer de la piel estarían descontrolados. Lo que realmente ocasiona la gran mayoría de los cánceres de piel son las sustancias toxicas que se encuentran en la mayoría de los bloqueadores solares.
En áfrica virtualmente no existe el cáncer de piel y ellos pasan horas bajo el sol sin el uso de bloqueadores. Claro, la pigmentación oscura de la piel si actúa como un protector solar natural del cuerpo, sin embargo esto sólo les ayuda hasta cierto punto. Hay que recordar que ellos pasan mucho más tiempo expuestos a la luz solar y con una mayor intensidad a la cual nosotros estamos acostumbrados, por lo cual no podemos ser ingenuos y creer el maravilloso sol resulte ser un enemigo letal, al menos no mediante una exposición adecuada a la luz solar (tema que será visto en el siguiente articulo).


Sustancias Toxicas
Los bloqueadores solares están formulados con ingredientes que absorben o reflejan los rayos ultravioletas. ¿Pero exactamente que hay en estos productos que se supone deben de proteger nuestra piel?
Los ingredientes comunes de los bloqueadores solares son ingredientes que se sospecha o ya son conocidos carcinógenos, es decir, que causan cáncer y/o distorsionadores hormonales como: Diethanolamine, Triethanolamine (DEA, TEA), padimate-o, octyl dimethyl PABA, benzophenones, oxybenzone, homosalate, octyl-methoxycinnamate (octinoxate), salicylates y parabenos, entre otros. Algunas sustancias son inclusive derivados del petróleo. ¿Qué tiene que hacer un derivado del petróleo en el cuerpo? Nada, absolutamente nada!

¿Cómo es que una sustancia es considerada dañina para consumo pero no para su aplicación en la piel? Recuerden que la piel es el órgano más grande de todo el cuerpo, cualquier cosa que sea administrado vía cutánea será absorbida directamente a la sangre. Cualquier cosa que no sea comestible no se debe de untar sobre el cuerpo.

Lo alternativo
Los ingredientes saludables alternativos son minerales con el nombre de:
Dióxido de titanio y Oxido de Zinc.
Sin embargo estudios recientes demuestran que aunque los bloqueadores que contienen Dióxido de titanio como su ingrediente activo principal son menos peligrosos que los productos que contienen los químicos antes mencionados, no son del todo inocentes. El dióxido de titanio tiene la habilidad de causar daño celular sobre el ADN y también hay una gran preocupación de que pueda ser carcinógeno.

El Oxido de Zinc es un mineral que provee protección total de los rayos UVB/UVA, tiene propiedades antiinflamatorias y se le considera un ingrediente seguro. Sin embargo, la forma convencional de Oxido de Zinc deja un gran residuo blanco sobre la piel, lo cual puede ser desagradable para muchas personas. Es por eso que las compañías están creando nano-partículas del Oxido de Zinc para poder obtener un producto sin residuo. Existe una preocupación sobre la toxicidad de las nano-partículas debido a que por su tamaño pueden penetrar a partes del cuerpo donde nada tienen que hacer y que por el momento sigue en estudio su posible daño. Por lo tanto es preferible obtener un producto el cual sea Orgánico y donde el Oxido de Zinc es su principal ingrediente y no haya sido degradado a nano-partículas.

Daniel Lumera, investigador de los efectos terapéuticos de la luz solar:

La puesta y la salida del sol son dos excelentes momentos para tomar el sol, porque la radiación solar es inferior a la de un televisor, y la acción terapéutica es igual de profunda y eficaz.
Se ha publicado un estudio en Italia interesante:
 Durante 10 años registraron los efectos de sol en el norte y en el sur de Italia. El resultado es que en el sur de Italia, donde la gente está más expuesta al sol y hay cuatro puntos de radiación solar anual superior que en el norte, la gente ha enfermado de cáncer de piel un 50% menos que en el norte.

Sus propias investigaciones le llevan más lejos...
Yo afirmo que las diferentes frecuencias de la luz solar albergan información para nuestra salud, bienestar y evolución.

...
El bioquímico Fritz-Albert Popp demostró con su teoría de los biofotones que somos luz y estamos hechos de luz, lo que ya la Cábala dijo hace 4.000 años. Según Popp. la luz es portadora de información y mensajes que son capaces de modificar la actividad de la materia.

Es decir , nuestras células comunican entre ellas y con los otros organismos mediante impulsos de luz. No son sólo puntos de reflexión, sino que también son centros de emisión de luz, como lo es en la escala macro el sol.

Nuestras células emiten fotones - (biofotones) que regulan todos los procesos enzimáticos celulares y mantienen el cuerpo saludable.  
Nuestras células comunican a través de la luz gracias al ADN, que funciona como una antena de transmisión de estas ondas electromagnéticas. El ADN recibe y retransmite, permitiendo a las informaciones y a las frecuencias luminosas circular interna y externamente de un organismo.
Hay un experimento increíble:
Pusieron dos vasos de sangre aislados por un cristal que no alteraba la frecuencia de la luz solar. En uno pusieron un agente patógeno, y la sangre produjo anticuerpos. Al cabo de una hora, el segundo recipiente también los produjo. Luego interpusieron un vidrio que alteraba la frecuencia de la luz solar.

Y el segundo vaso no produjo anticuerpos...
Exacto, y esto significa que la luz es capaz de transmitir una información, sobre todo a través de los rayosUVAy UVB(los ultravioleta). Ya ve, antes de dialogar con química, pensamientos y emociones, dialogamos a través de nuestra luz. Hay un idioma contenido en la luz capaz de influenciar nuestro metabolismo celular, nuestras ideas, nuestras emociones y los acontecimientos que nos ocurren.

En realidad lo que nos ocurre es un producto de la información que emanamos y que está contenida en nuestra luminosidad: eso es lo que yo llamo el código de la luz

mas ....sobre la basura de los cosmeticos y cremas solares:
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/pez/tiene/mercurio/usted/elpepisoc/20101219elpepisoc_1/Tes

COMENTARIOS DE LECTORES:

- Tras la salida al mercado de las cremas de protección solar, el índice de cánceres de disparó, mientras unos pocos conseguían una fortuna millonaria.

Haced vuestros propios cálculos sobre el número de ventas de cremas solares y quién es su fabricante, investigad sobre los dueños de esas empresas y llegareis a una pequeña sorpresa: DETRÁS DE TODO SIEMPRE ESTÁN LOS MISMOS. ...
Cómo se acerca el verano, os propongo algo. Tomad el Sol siempre que podáis, unos 15 minutos al día bastan, y cuándo vayáis a la playa, prescindid de crema solar. El problema en estos casos está en que uno se cierra 9 meses en su casa u oficina y luego toma el Sol sin medida durante demasiado rato, así que usemos el sentido común y actuemos con precaución. Tomar el Sol es una gozada y además junto el agua de mar es el mejor preventivo para mantener y mejorar la salud.

Tenéis más información en el libro “Los Secretos Eternos de la Salud” de Andreas Moritz, en los libros de Daniel Lumera y en las siguientes fuentes:

http://www.pensamientoconsciente.com/?p=5499

http://www.pensamientoconsciente.com/?p=7102

http://concienciaecumenica.wordpress.com/2011/04/25/se-acerca-el-verano-no-uses-protector-solar/


...Pues sí, las cremas de protección solar están cargadas de metales pesados que se filtran por la piel hasta la sangre, y por tanto a todo el cuerpo. Por si eso no fuera poco, la gente pasa más tiempo al sol del que estaría sin crema.

Un estudio ha relacionado la deficiencia de vitamina D con un mayor riesgo de cáncer y enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide, esclerosis múltiple y el lupus. Los investigadores descubrieron, a través del mapeo receptor de la vitamina D vinculante en todo el genoma humano, que la deficiencia de vitamina D es un factor ambiental importante en el aumento del riesgo de desarrollar estos trastornos.
Y el 70 por ciento de los niños y adultos en los EE.UU. son la vitamina D deficientes. La causa de la deficiencia es una combinación de exposición al sol no lo suficiente, y una dieta baja en vitamina D.
Hidroxicloroquina, o Plaquenil, y los corticosteroides, que tanto puede ser prescrito para el tratamiento de la artritis reumatoide, se encuentran entre estos. Incluso si usted está tomando uno de estos medicamentos, su médico puede ajustar su dosis de vitamina D para corregir la mala absorción.
Usted puede preguntar a su médico para una prueba de sangre sencilla llamada, 25-hidroxi vitamina D
http://www.healthcentral.com

La crema evita que el cuerpo avise del exceso de luz solar, mediante el enrrojecimiento de la piel. Por tanto, ante esta alarma desactivada, nos quemamos sin enterarnos.

....Las colonias, desodorantes, pastas dentífricas (con flúor), y mil cosas más que prescindiendo de ellas estamos mucho más sanos y además contribuimos a crear un mundo mucho mejor. ...está de nuestra mano.

"LOS NIÑOS ESPAÑOLES CARECEN DE SUFICIENTE VITAMINA D"

EL SOL PROPORCIONA EL 90% DE TODA LA VITAMINA D 
y su falta puede dar origen a raquitismo - el sol es basico en la absorcion de calcio.
_____

"No os haceis una idea lo que significa este negocio de las cremas solares.
Yo trabajo en una empresa donde tengo los datos de ventas de foto "protectores" solares, es un negocio bestial
cuando llega esta epoca del año.
Ademas cada año salen nuevas presentaciones, con la consigna de "mejor y más eficiente", eso solo indica mayor precio.

En el mundo farmaceutico todo es venta y resultados economicos

-------------------------
Recientes estudios científicos han demostrado que varios químicos sintéticos de los protectores solares pueden causar daño a los arrecifes de coral y a los organismos marinos. 
Cada año se vierten al mar entre 4.000 y 6.000 toneladas de protector solar, con una serie de compuestos químicos que afectan a las colonias de corales y a un gran número de especies marinas.
Muchos resorts ecológicos, arrecifes de coral y parques donde se puede nadar con delfines ahora requieren que los usuarios usen sólo protectores solares físicos para así minimizar el impacto en la vida marina.

----
A new study has suggested airline pilots and cabin crews have a twice the risk of melanoma as compared to general population.

The study conducted by UCLA assessed the risk of melanoma in pilots and airline crew by reviewing medical literature.

According to the study, flight-based workers are thought to have a greater occupational hazard risk of melanoma because of increased altitude-related exposure to UV and cosmic radiation.

The study demonstrated that while the risks of exposure to ionizing radiation for pilots and cabin crew were known and the levels regularly monitored, UV exposure was not a well-recognized occupational risk factor for the flight crew.


------------------------
Endometriosis—the cause of many a painful period—might be triggered by a common sunscreen chemical, according to new evidence from America.

Scientists have long suspected that chemical toxins could be a contributing cause of endometriosis, which can lead to infertility and depression, but this is the first time that the research has focused on sunscreen chemicals—specifically, the benzophenone (BP) type of ingredients that are widely used in a variety of personal-care products to protect the skin and hair from the sun’s ultraviolet (UV) rays.

Small amounts of BPs can pass through the skin and be absorbed into the bloodstream, where they are known to mimic the effects of oestrogen. As endometriosis is an oestrogen-dependent condition, chemicals like BPs could potentially have a role to play in its development.

Kurunthachalam Kannan and colleagues......
-----


LA LUZ DEL SOL: ALIMENTO Y MEDICAMENTO
http://2012conciencia.blogspot.com/2009/07/la-luz-del-sol-alimento-divino.html

Es el medicamento más potente que el ser humano puede usar de forma gratuita
os efectos positivos de una regular y correcta exposición
   Mejora la resistencia física
* Mejora la capacidad de atención y aprendizaje
* Mejora el sistema inmunitario
* Mejora la calidad de las emociones
* Mejora la tolerancia a la fatiga y al estrés
* Reduce las actitudes agresivas y mejora el carácter
* Regulariza los impulsos hambre/sed/sueño (reduce el hambre y el apetito compulsivo)
* Mejora los tiempos de recuperación de situaciones de fatiga y enfermedades
* Es eficaz en la cura de la psoriasis (por medio de los rayos ultravioletas)
* Tiene una acción preventiva en el riesgo de tumores
* Mejora el crecimiento y el desarrollo
* Mejora la capacidad de aprendizaje, memoria e inteligencia
* Reduce el colesterol en la sangre
* Incrementa la testosterona en los hombres y la progesterona en las mujeres
* Produce vitamina D (absorción de calcio y minerales)
* Tiene una acción germicida en el caso de enfermedades infecciosas
* Regulariza los ciclos de sueño y el reloj biológico
* Mejora la circulación epidérmica (acción reafirmante)
* Aumenta la libido y las capacidades reproductivas
* Mejora la circulación (capacidad de transportar el oxígeno de la sangre)
* Tiene efectos terapéuticos en artritis, reumatismos, artrosis
* Mejora la visión
* Reduce la necesidad de consumir drogas y alcohol

-------------------------

Frente a las recomendaciones que nos hacen de que la exposición aunque sea brevemente al sol, sin protectores solares, es cancerígeno, empiezan a salir a la luz estudios que demuestran lo contrario.

En el Laboratorio
En un estudio de laboratorio, Jo-Ellen Welsh, investigadora en la Universidad de Nueva York en Albany, tomó células humanas de cáncer de pecho y las trató con una forma potente de vitamina D. Las células cancerígenas se encogieron y murieron después de unos pocos días de exposición a mega dosis de “la vitamina del sol”.
”La vitamina D entra dentro de las células y activa el proceso de fallecimiento” dijo Welsh. Describió el proceso como “similar a cuando tratamos las células con Tamoxifeno [droga anticáncer que causa reacciones adversas en muchas mujeres].” 
Los investigadores repitieron el experimento en ratones, inyectándoles primero células de cáncer de mama y luego Vitamina D. Después de varias semanas, los tumores cancerígenos de las ratas se encogieron un 50 por ciento.

Estudios humanos
Los experimentos fuera de los laboratorios hasta ahora solo se han enfocado en los efectos preventivos de la Vitamina D sobre el cáncer. Un estudio francés publicado a principios de 2011 halló que niveles altos de vitamina D, obtenidos a través de la dieta y suplementos dietéticos, ayudaron a reducir el riesgo de cáncer de pecho. Más significativamente, el estudio de 10 años en el que participaron más de 60.000 mujeres postmenopáusicas halló que los efectos de la vitamina D nutricional aumentaron cuando las mujeres recibieron mayor exposición a los rayos solares.

Los investigadores, encabezados por el Dr. Pierre Engel del INSERM (Institut National de la Sante et de la Recherche Medicale, descubrió que las mujeres que vivían en zonas donde había más días de sol, tenían tan solo casi la mitad del riesgo de padecer cáncer de pecho que las mujeres que vivían en zonas menos soleadas.

El sol parece ser que ofrece un potente efecto curativo mayor que el de los suplementos: las mujeres que consumieron menos vitamina D pero que recibieron mucho sol, tenían un riesgo 32% menor de padecer cáncer de pecho que las mujeres que vivían en zonas menos soleadas. Sin embargo, la mayor protección contra el cáncer de pecho era entre mujeres que consumían grandes niveles de vitamina D dietética y que estaban muy expuestas a los rayos del sol.

Carencia de Vitamina D
En una conferencia en 2010 en Toronto, Canadá, el investigador Dr. Cedric Garland se refirió explícitamente al cáncer de pecho como una enfermedad de carencia de vitamina D, afirmando que se podría eliminar la enfermedad a través de niveles aumentados de esta vitamina.  
Garland también enfatizó la importancia de los rayos solares como fuente de vitamina D.
Los beneficios de la Vitamina D van más allá de la salud del pecho. Investigaciones recientes muestran que ayuda a prevenir el cáncer de piel y de colon. También hay pruebas de que la carencia de vitamina D puede ser un factor que ayude en diversas otras enfermedades además del cáncer: depresión, obesidad, diabetes, psoriasis, esclerosis múltiple y osteoporosis.

El ABC de la vitamina D

La vitamina D es en realidad una hormona que facilita al cuerpo la mejor absorción de calcio. Las personas con la piel oscura tienen mayor dificultad para sintetizar la vitamina D al igual que otros factores hereditarios. 
La obesidad también puede interferir con la vitamina D. Ciertas medicaciones tales como drogas anti-espasmos y el uso de protectores solares bloquean la vitamina D
Aunque la vitamina D puede ser absorbida por la piel expuesta a los rayos del sol, en latitudes nórdicas el sol está demasiado bajo en el horizonte para ofrecer una radiación suficiente de rayos ultravioleta.

http://veovisiones.wordpress.com/2011/12/

 

Prevent Alzheimer’s by Sunning; Skipping Sunscreens

Alzheimer's is largely a disease of the modern world; a big part of the problem is the atrocious advice given by doctors. 
Their decades-long battle to keep us out of the sun is one of the epidemic's causes.
Elderly couple, happy in the sun
The thought of growing old and losing your golden years to Alzheimer's is frightening, but most of us can avoid that fate. A new study has found a clear connection between Alzheimer's and Vitamin D levels in the blood. You can lower your risk of developing dementia by simply getting out in the sun and throwing the sunscreens away.
The advice you've gotten over the last decades from modern medicine—to stay out of the sun and if you must go out, then slather yourself with sunblockers—is among the worst things they've done to us. It's likely one of the primary reasons that Alzheimer's has become almost the norm for people as they age.




----------------------------------------------------------------------------


ULTIMAS INVESTIGACIONES 2016:

While dermatologists and sunscreen manufacturers have made it their mission to convince the world that sun exposure causes cancer, this is all a big lie. Sunlight is not the primary cause of skin cancer. In fact, sunlight actually prevents cancer!
Considerable evidence shows that vitamin D (which is produced from the sun’s rays), is protective of many cancers. This includes the deadliest of skin cancers – melanoma. In addition to melanoma, there are at least 13 other cancers that seem to be positively affected by sunlight. Most notably are breast cancer, colon cancer, and ovarian cancer.
Sun Exposure Does NOT Cause Melanoma
While melanoma accounts for less than 2% of skin cancer cases, it can metastasize to other organs and become very aggressive. It is responsible for the majority of skin cancer deaths. However, researchers have found that that sunlight does not cause melanoma.

Dr. Daniel Coit, surgical oncologist at Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC), shared his research on melanoma at a 2012 MSKCC Health Education Seminar. Dr Coit presented some startling evidence and cleared up important myths regarding melanoma.

He surprised the audience when he said that most melanomas are not related to sun exposure, and therefore sunblock or avoiding sun exposure does not prevent melanoma. Dr. Coit explained how melanoma is directly related to family history and called it a disease of gene mutations.
A British review done in 2002 also had some interesting findings. Overall the results provided no clear link between sunscreen use and the prevention of melanoma. While two studies did show a protective effect, three studies showed a negative association. Meaning there was a significant increase in malignant melanoma with sunscreen use.

Dr. David Mitchell, PhD, professor at M.D. Anderson’s department of Carcinogenesis, found via a fish study that UVA does not cause melanoma and is not responsible for the rise in the incidence of melanoma over the past 30 years.
How Sunlight Prevents Cancer
On the contrary, countless studies have shown that sun exposure actually reduces the risk of skin and other cancers.
How does sunlight reduce the risk of cancer? c
Vitamin D increases cell differentiation, suppresses growth signals, reduces cell proliferation, reduces the effect of IGF-1(insulin- like growth factors) on cancer progression, and inhibits angiogenesis (formation of new blood vessels in tumors). Therefore, it is more likely that low vitamin D levels account for the rise in skin cancer incidences. In fact, numerous studies show that low vitamin D status may actually contribute to the development of cancers of the skin, breast, colon, ovaries, and others.
Here are just a few of the studies:
According to Dr. William B. Grant, PhD, epidemiologist and founder of Sunlight, Nutrition and Health Research Center, insufficient sun exposure will likely result in the deaths of over 50,000 Americans each year. In one of Dr. Grant’s studies he showed that mortality rates of 17 types of cancer were inversely correlated with vitamin D from sun exposure. The study also showed that vitamin D reduces the risk of melanoma. Another of his studies found that UVB reduces the risk of 16 types of cancer in the United States.
A 2003 study published in the Journal of Investigative Dermatology showed that sun exposure had an inverse relationship to melanoma risk. Those who had been exposed to more sun during their lifetime had a reduced risk of melanoma.
Research performed at the University of Leeds found that melanoma patients with the lowest vitamin D levels had the poorest prognoses. Conversely, melanoma patients who had high levels of sun exposure (and thus higher D levels) were less likely to die from the disease than those who stayed out of the sun.
In a study of 3,000 individuals with non-Hodgkin’s Lymphoma, individuals who were exposed to UV rays lowered their risk of developing cancer by 30-40%.
Two 2005 studies cited by the British Broadcasting Corporation (BBC) showed that sunlight was helpful in treating malignant melanoma. Patients with the most sun exposure were less likely to die than those who avoided the sun.
Numerous other cancer experts have come to the same conclusion: Sun exposure is not to blame for the increase in skin cancer rates and is actually protective of many cancers. However, sunscreen could be part of the problem.
Is Sunscreen the Answer?
In the past 50 years, sunscreen use has increased dramatically. According to the CDC (U.S. Center for Disease Control), at least 61% of American adults protect themselves from the sun, and that this reflects a substantial increase over the years. Back in the early 1970s, sales of sunscreen were around $18 million. By some estimates, this has now grown to almost $400 million annually.
Yet, clearly studies do not inclusively support the efficacy of sunscreen to prevent cancer, including melanoma. If you consider the studies mentioned, the occurrence of melanoma (and other cancers) has actually been found to decrease with greater sun exposure, and increased by sunscreens which block the production of vitamin D. If sunscreen really did prevent skin cancer, we would have seen a rapid decline in rates. Instead, incidences of skin cancer have been rising.
This means that the dramatic endorsement for avoiding the sun and slathering on copious amounts of sunscreen may have made millions of dollars for sunscreen producers, but put millions of people at a greater risk for cancer.
How Sunscreen Causes Cancer
In addition to blocking vitamin D production, sunscreen also directly contributes to cancer. When people wear high-protection sunscreen, they tend to stay in the sun too long. By doing so they expose themselves to excessive radiation, and possibly sunburn or sun poisoning.
It is claimed that too much ultraviolet (UV) radiation from the sun or sunbeds can damage DNA in skin cells. The effects of the sun’s rays advance through the action of the free radicals produced in the skin. If enough DNA damage builds up over time, it can cause cells to start growing out of control, which can lead to skin cancer.
To further explain, sunburn is a painful immune response from UV radiation that creates inflammatory chemicals called cytokines. Through this process, damaged cells are removed and are replaced with healthy cells. While this might sound good, cytokines generate free radicals that can damage DNA, potentially causing mutations that lead to tumor initiation.
Ample evidence supports the involvement of cytokines in events leading to the initiation, promotion, invasion, and metastasis of cancer. Plus, it is not a perfect system. Damaged skin cells that aren’t removed can lead to skin cancer. So there is a clear difference between “getting some sun” and routinely “turning into a lobster.”


The Cancer Risk from Chemical Sunscreens
And don’t overlook the added cancer risk from chemical sunscreens themselves. Chemicals found in many sunscreens are toxic endocrine disruptors and damage the heart and liver.
Sunscreen soaks into the skin and enters the bloodstream. A single application can last for up to two days, and as it is absorbed through the skin it bypasses the liver for detoxification.
Chemical sunscreens function by absorbing UV light. As a result, they form DNA-damaging free radicals. In a study done by the Norwegian Radiation Protection Authority, research showed that the reaction between Octyl methoxycinnamate (OMC) and sunlight was twice as toxic as the chemical on its own. OMC is present in 90% of sunscreen brands!
Prevent Cancer by Eating Your Sun Protection
A reasonable amount of sun exposure along with a healthy lifestyle can significantly decrease your risk of cancer. It is important to know that nutrient-deficient diets, smoking, excessive alcohol consumption, and obesity are believed to account for at least 50% of cancer-related deaths, including from melanoma. Genetics is closely linked to the ability to defend against UV damage and skin cancers. While we cannot change the genes we were born with, we can make lifestyle changes that positively affect gene expression.
If you do tend to spend considerable time in the outdoors, consider protective clothing or use of mineral sunscreens. However, the best sunscreen is available in your kitchen.
Consume a diet high in antioxidants such as vitamin C and E and eat plenty of chlorophyll-rich green vegetables. Fresh, raw vegetables and unprocessed foods provide the body with an abundance of powerful antioxidants and nutrients that will help you fight the free radicals and help prevent sunburn.
This information is being suppressed from you by the mainstream media and the medical establishment. Be notified each week when cutting-edge articles are added by clicking here. You’ll be glad you did.


Article Summary
Sunlight is not the primary cause of skin cancer. In fact, sunlight actually prevents cancer! There is considerable evidence that shows vitamin D (which is produced from the sun’s rays) is protective of many cancers − including melanoma.
At a 2012 conference, Dr. Daniel Coit, surgical oncologist at Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC), shared his startling research on melanoma: that melanoma is directly related to family history and that most melanomas are not related to sun exposure, and therefore sunblock or avoiding sun exposure does not prevent melanoma.
Other studies have also shown that sun exposure does not cause melanoma, and that the use of sunscreen can actually increase the risk.
Exposure to the sun facilitates the production of vitamin D. There are well over 800 published research papers showing the effectiveness of vitamin D to protect against cancer as well as to aid in its treatment.
In addition to blocking vitamin D production, sunscreen also directly contributes to cancer. When people wear high-protection sunscreen, they tend to stay in the sun too long. By doing so they expose themselves to excessive radiation, and possibly sunburn or sun poisoning.
Chemicals found in many sunscreens are toxic endocrine disruptors and damage the heart and liver.
A reasonable amount of sun exposure along with a healthy lifestyle can significantly decrease your risk of cancer. If you do tend to spend considerable time outdoors, consider protective clothing or use of mineral sunscreens.

-----------------------------------------











Studies Supporting the Lack of Vitamin D-Alzheimer's Connection

Titled Vitamin D, cognition, and dementia, A systematic review and meta-analysis, this study published May 2012 in Neurology compared the results of Mini-Mental State Examination (MMSE) scores and blood levels of Vitamin D in people.  They found that lower levels of Vitamin D were associated with lower cognitive ability.
Another recent study published in the Journals of Gerontology in March 2012, Higher Vitamin D Dietary Intake Is Associated With Lower Risk of Alzheimer's Disease: A 7-Year Follow-up, followed 498 women for 7 years. They found that women with lower intakes of Vitamin D at the beginning of the study were more likely to develop Alzheimer's.
Published in the Journal of Alzheimer's Disease in March 2012, Genomic and Nongenomic Signaling Induced by 1α,25(OH)2-Vitamin D3 Promotes the Recovery of Amyloid-β Phagocytosis by Alzheimer's Disease Macrophages, demonstrated that Vitamin D helps clear amyloid-β plaques that develop in the brains of Alzheimer's patients. This may mean that Vitamin D can help reverse Alzheimer's, but that isn't clear at this point, as the brain damage itself may not be reversible. It does, though, strongly indicate that Vitamin D can prevent that damage./
In the journal Neurobiology of Aging, published in August 2012, Vitamin D receptor and Alzheimer's disease: a genetic and functional study documented the connection between inadequate systemic Vitamin D and the development of Alzheimer's.

Sources of Vitamin D

You have a couple of realistic choices in obtaining adequate Vitamin D to help avoid Alzheimer's. One is to take pills. That, of course, is not the natural way to do it. It also may become next-to-impossible soon as regulating agencies start to crack down on vitamin potencies. Since 400 IUs a day is officially considered adequate Vitamin D intake, in the face of research that clearly shows our needs are better measured in thousands of units, relying on pills could become a dangerous tactic.
However, the sun is still available—and it's free! You can obtain doses many times the inadequate official recommendations by getting out and exposing some skin for just a few minutes a day. Better yet, combine that time with some sort of exercise. Walking in the sun accomplishes two health benefits at one time. Why not do it?

What About Cancer?

In fact, there's no connection between sun exposure and melanoma,* other than for people who get serious sunburns. This article won't focus on studies that document it, but Gaia Health has covered the topic in Suntans Have Nothing to Do with Cancer, But Most Sunscreens Do and Sunlight—Required Nutrient, Not a Health Risk, among others.
*[Note: a recent meta-analysis found that sunlight exposure reduced melanoma risk]
So get outside and get some rays! Just don't get burned.
But that's not the only bad advice that's gone along with the idea of staying out of the sun. The other part of that advice, to slather your skin in sunblocking lotions, could very well have something to do with the massively increased rate of cancer over the last decades—including melanoma. Aside from blocking the benefits of the sun, most sunscreens contains cancer-causing ingredients, which your skin soaks up and spreads around your body.
Unless you must be in the sun in a manner that will cause you to get burned, then you are better off simply skipping the sunblock lotions. You'll increase your chances of having good health in mind and body if you get out and catch some rays.
If you can't readily get out into the sun, then read How to Get Vitamin D Without the Sun for information on supplementation, food sources of Vitamin D, and sunbooths.

Benzodiazepines and Alzheimer's

While you're at it, stay away from anxiety drugs. Onn 27 September 2012 the BMJ published Benzodiazepine use and risk of dementia: prospective population based study,  which found that people who take benzodiazepines, such as Valium, can be more than twice as likely to develop Alzheimer's.
Benzodiazepines have now been shown to increase the chance of Alzheimer's disease. Considering the fact that these drugs are effective for only a short time, then become so addictive they can be pure torture to get off, do you really want to risk developing Alzheimer's in exchange for a short period of time anxiety-free? Besides, if you're suffering from anxiety, what could be a better way of dealing with it than getting out in the sun and getting some exercise?

Sources:

Heidi Stevenson is Allopathy's Gadfly. She's an iatrogenic survivor whose prior career in computer science, research, and writing was lost as a result. She has turned her skills towards exposing the modern medical scam and the politics surrounding it, along with providing information about the effectiveness of much alternative medicine, without which she would not be here today acting as Allopathy's Gadfly

--

Confused about what to put on your skin to protect it from the sun?  Is a tanning bed a safer way of maintaining that "healthy glow"?  How much sun is good for us?  How much sun is bad?  Is it better to get natural sunlight or controlled exposure through a tanning bed?
It's easy to get lost in the myriad of claims bombarding us from print and television media.  There are more tanning outlets in the United States than there are McDonald's fast food restaurants.  It's an industry that brings in $5 billion dollars a year[i]!  We read ongoing discussions about the risk of UV rays vs. the risk of vitamin D deficiency.  We read connections between sun exposure and melanoma, and research declaring tanning bed UV rays as carcinogenic.
It almost seems that we should hide inside and protect ourselves from the sun's damaging rays – but then, what about vitamin D?  We spend our time indoors for a good chunk of the year.  Finally, summer comes and we're lured outside by warm weather and sunshine.  Too much, too soon and the next thing you know, you're burnt to a crisp.  Or, we spend our weekdays inside in an air-conditioned environment and when the weekend arrives, we're in the garden, at the beach or participating in a variety of outdoor activities.  This is also an ideal way to char pale skin – and not an ideal way to get Vitamin D!

Information and Misinformation about the Sun and Skin Cancer

Outdoor sun exposure has been safe for centuries.  In 1930, skin cancer was rare.  Today, one in every five Americans develops skin cancer.  3.5 million cases are diagnosed every year, and the incidence of melanoma has increased by 1800% over the last 30 years[ii].  No wonder we are so afraid to go out in the sun.

We have seen arguments about depletion of the ozone layer and its impact on the incidence of skin cancer.  The premise is that a thinning of the ozone layer allows more intense damaging rays through the atmosphere, increasing our risk of sunburn and the increased risk of cancer[iii].

 Truthfully, that link is weak, in that the ozone layer depletes seasonally in winter and spring, which is generally not when we spend time in the sun.  And the depletion is largely over the Arctic and Antarctica, and at the equator, yet cancer rates are not higher in those geographic regions[iv].  And should that exposure equal an 1800% increase in the incidence of skin cancer over the past 30 years?  Until this argument is resolved, let's look at the issues over which we have some control.

Genetically, humans require sunlight exposure for vitamin D, required for wellbeing and cellular function.  Research is clear about the healthy benefits of sun exposure.  It is, however, sunburns that potentially raise cause for concern[v].

Most studies examining sun exposure and its connection to melanoma, or skin cancer, show that it is the incidence of burns that are related to the appearance of melanoma[vi].  However, some studies are unable to "find lifetime routine sun exposure or sun exposure via recreational outdoor activities or occupations to be associated with melanoma risk"[vii].  Not only does this suggest that every day exposure is less of a concern than a burn, these results were also not changed "by detailed examination of sun exposure according to season, decade age, type of outdoor activity, indoor tanning status, or tumor site"[viii].
What does this tell us?
  • There are people every year who get melanoma on random parts of their body, less exposed to the sun than others.  How do we explain the case of melanoma on the plantar surface of the heel?  Clearly, there are many other factors to be considered.
  • Indoor tanning vs. types of outdoor activity are neither to blame, definitively.  There are people every year who get skin cancer who never use a tanning bed.
Further, the incidence of melanoma in the United States follows no pattern whatsoever[ix].  Certainly, number or length of days in the sun, or one's proximity to the equator, can't be to blame.

In an assessment of this current research, Dr. James Chestnut proposes that while sunburn is a causal factor in skin cancer, the body is most limited in its ability to defend itself from a scorching when intensely tanning indoors[x].  It would only make sense that the body is best able to utilize its antioxidants and regenerative healing abilities when a burn is acquired in an outdoor environment, over time, as opposed to in a manufactured environment, indoors, in which the body has less of an ability to defend itself – and you are less likely to even realize that you're getting burned.  Our body is configured to manage natural sun, not the artificial sun of a tanning bed.

Regardless of the amount of time we spend in the sun or in a booth, what should be avoided at all costs is the burning of our skin from intense overexposure.  It's not sun exposure, not UVB exposure, but exposure beyond our body's limitations that raises most (but not all) cause for concern.

One's goal in sun exposure is to not get burned – definitely not in a tanning bed, and preferably not in the fresh air.  While the risk of cancer related to tanning bed burns is indeed clear, though the risk of fresh air burns is not, no one loves a burn from either setting.

Avoiding sunburn – What are the best options for sunscreen?

Commercial sunscreens and their ingredients are terrifying.  Just as we erroneously hear that anything "low fat" must be good, we've been taught that the higher the SPF in a sunscreen, the better it must be.  There are two reasons this statement could not be any further from the truth.

First, your body needs to produce vitamin D as a result of having sun exposure.  A higher SPF means reduced exposure to the benefits of the sun and the less vitamin D your body will utilize.  Research shows that incidence of melanoma increases in those not exposed to the sun, and the depletion of vitamin D has a strong correlation to the rise in melanoma[xi].

Second, generally speaking, the higher the SPF, the more synthetic chemicals are contained in the lotion to create its formula.  The biggest problem with the lotions and creams we slather all over our bodies is not how much they protect us from the sun, but what's in them that pollutes our bodies in the interest of blocking the sun's rays.  After all, it has been stated that 80 percent of all cancers are attributed to environmental factors, including exposure to carcinogenic chemicals[xii].

Further, a summary of research in 2008 showed that only 5–10% of all cancer cases can be attributed to genetic defects, whereas the remaining 90–95% have their roots in the environment and lifestyle[xiii].  Notably, whereas only up to 10% of total cancer cases may be induced by all forms of radiation (of which UV is just a small part[xiv]), there are a multitude of environmental agents, mainly chemicals, associated with specific cancers[xv].  In older studies, some cancers have been linked to exposure to arsenic in medicines.  In fact, the strongest link has been found with skin cancer[xvi].  Arsenic can be found in older pressure treated lumber, some pesticides, leather preservatives, and some glass.

11 comentarios:

Lydia dijo...

Gracias por este articulo. Sabes, intuitivamente yo nunca me he puesto cremas solares. Siempre me han dado mucho asco, y nunca he entendido el razonamiento que el sol sea malo para la salud. Al contrario. He vivido 30 años en un pais nordico donde se le da mucha importancia al sol. Sin sol no hay vida. El sol es vida y energia. Tomar sol, dejarse llenar de sol es muy bueno, da energia. Y luego hydratar la piel con buena crema que sabemos que no tienen productos cancerigenos.

Un saludo,

joan fliz dijo...

Encantado como siempre que te sea util. Y enhorabuena por usar el sentido comun combinado la intuicion. Los tenemos muy olvidados. Un saludo

Anónimo dijo...

Valla! Pues no había pensado que las gafas de sol pudieran entorpecer el trabajo de los rayos UV en el organismo. Antes de leer tu post ya sabía del daño que provocan las cremas comerciales. Hay que tomar el sol con sentido común, como todo en esta vida.

Aprovecho el comentario para felicitarte por el blog, del que soy asiduo lector.

Un saludo y adelante!

Toni

joan fliz dijo...

Efectivamente a traves de los ojos. Recuerdo un estudio que lei hace casi 15 años sobre un grupo etnico de Africa y problemas de salud aparecidos junto con la llegada masiva de gafas oscuras.

En internet hay bastante al respecto un ejemplo:

http://somostodosum.ig.com.br/conteudo/conteudo.asp?id=7047

o un libro de Lieberman sobre luz y salud ....

Un saludo

Anónimo dijo...

Hace un año lo leí en el libro de los pleyadianos que lo advertian, fuimos al playa y decidimos no ponernos crema y permanecer siempre a la sombra y solo tomar el sol durante el baño y nos quedamos alucinados no nos habíamos quemado nada de nada, otro dia mi compañera se puso crema un poco solo en los hombros, y se quemó,
conclusión nos tienen engañados y acojonados con el cancer. Llevamos dos años con el MMS igual sirve para todo el puñetero.
Un saludo muy bueno el blog.

Anónimo dijo...

ante todo, felicitar a este pedazo de articulo, hoy por curiosidad me dedique a indagar esto de las cremas solares y da miedo...yo me acuerdo de que mi madre , siempre mantuvo q esto de las cremas solares era un negocio y nunca, de pequeña me puso crema solar,y yo ahora q soy mayor por instinto sigo sin ponerme nada de crema, me baño tomo un rato el sol y luego a la sombra... ademas, el sol es bueno con moderacion y da mucha vida,

Cristina Sebastián dijo...

Primero que nada, felicitarte por el magnífico y documentado artículo. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Pero como me gusta ir preparada para los debates, y cuando pase esto a otros, seguro que los tendré, quiero hacer de abogado del diablo, para que me digas que piensas sobre un par de datos con los que tengo ligeras dudas. Cuando dicen que "La posibilidad de desarrollar un melanoma en 1930 era tan sólo de una por cada 1.300 personas. Desde 2003, cada año se diagnostican en Estados Unidos de 45.000 a 50.000 nuevos casos", yo pienso: aunque Cocó chanel empezó a tomar baños de sol en 1927, en 1930, en la mayoría de círculos sociales, la moda era estar pálido, el estar moreno se consideraba de clase baja. No fué hasta después de la II guerra mundial que se empezaron a hacer populares los baños de sol. Entonces, en 1930 y antes, no había la locura por veranear en playas y ponerse moreno que hay ahora, no había tanta facilidad de viajar a playas para las vacaciones, y sin embargo, ahora si que la hay, todo el mundo toma el sol. Además la población mundial ha crecido exponencialmente y eso influye en gran manera en los números. Por lo tanto, esos dos datos podrían ser utilizados por los que defienden la protección solar, para argumentar que si en aquellos entonces no había tanto melanoma, es porque la gente no se exponía al sol. Al menos las clases media y alta. No se si hay algún dato sobre la incidencia de melanomas entre campesinos, si alguien dispone de ellos, sería interesante saberlo. En fin, que en mi opinión personal, si la población sufre tanto cáncer de piel hoy en día, es principalmente por un sistema inmune muy debilitado (por la pésima alimentación y hábitos de hoy en día) y por el abuso de la exposición solar. Esos dos factores combinados, son cruciales, aparte por supuesto, de los venenos que se meten en el cuerpo con las cremas solares. Y ya se sabe: Toxicidad + Deficiencias = Cáncer. Me gustaría mucho que me dieras tu opinión en los puntos expuestos. Muchas gracias y un abrazo.

joan fliz dijo...

Cristina: Completamente de acuerdo con tus comentarios.
El cancer de todo tipo esta aumentando en todas las edades. Lo mismo todo tipo de alergias....enfermedades raras...

Y por aportar algun dato mas:

Los test y analisis (preparados por los mismos que hacen negocio con el cancer) hacen que ahora se considere positivo algo que en otro tiempo podria no ser considerado como tal.

Lo mismo ocurrio con el colesterol, que ya hace años se rebajo el nivel que se consideraba "dañino" con lo que el numero aumento exponencialmente - igual que el negocio.

O sea que hay muchas estadisticas dificiles de considerar de forma absolutamente "objetiva" suponiendo que exista tal estadistica.

Pero es que donde hay intereses de los laboratorios todo se corrompe.
Y es terrible que la enfermedad sea negocio.

En los pueblos antiguamente a nadie se le pasaba por la cabeza ir al medico por tener una manchita en la piel, y a nadie se le ocurria ponerse crema "protectora" para ir a segar. Tu sombrero de toda la vida y ya.
Esa gente vivia siempre en la naturaleza , expuesta a la luz todo el año, en cambio ahora no tomamos el sol, salvo en verano que nos empachamos - eso si "super protegidos" con las desagradables cremas.

Karrraspito for President dijo...

Me parece fatal que defiendas el uso de antibióticos, otro de esos productos que no necesitamos pero la industria farmacéutica se ha encargado de lavarnos el cerebro para que creamos que sí.
Antes molabas...

Tree of Tomorrow dijo...

La capa de ozono está debilitada por la contaminación actual, es obvio que antes no se necesitaban ese tipo de cremas, pero ahora hasta el cabello se me calienta en menos de un minuto.

Anónimo dijo...

LA INFAME MENTIRA deL "AGUJERO" de OZONO

http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_ozono02.htm