19 febrero 2014

GOLPE del 23F - Todos lo sabian incluido Washington

Los papeles clasificados del 23F salen a la luz: 
‘El Rey Juan Carlos organizó el Golpe de Estado’
 
by CienciayEspiritu




Aquella mañana llegué algo tarde a "Río Frío" (1) y Don Sabino ya estaba allí, en la mesa habitual donde nos sentábamos los sábados y con vistas a la plaza de Colón. Tenía un café delante, un vaso de agua, y ojeaba los periódicos del día. Nada más saludarnos me senté y casi sin mediar más palabras sacó unos folios doblados del bolsillo interior de su chaqueta y me dijo:

"Ten, este es uno de los "Recuerdos" que estoy escribiendo. Lo escribí anoche casi de un tirón. Quiero que lo leas aquí y ahora y me des tu opinión".

Yo cogí aquellos folios y me puse a leer con verdadero interés. Reproduzco aquí las notas que allí mismo tomé a vuelapluma y cuando él me lo autorizó, pues no quiso dejármelos ni para sacar fotocopias. Los folios estaban escritos de su puño y letra. Y recordaré siempre su bella letra. Descanse en paz, Sabino.

Recuerdos de Sabino Fernández Campo: Lo que pasó de verdad el 23F

"Aquella tarde, la tarde del 23 de febrero de 1981, yo estaba en mi despacho revisando papeles, como casi todas las tardes, cuando de pronto irrumpió sin ni siquiera llamar a la puerta, Fernando Gutiérrez y casi gritando me dijo:

- ¡Sabino, rápido, conecta la radio!

Inmediatamente conecté la radio y ambos escuchamos con asombro lo que todos los españoles: los gritos de Tejeroy los tiros... y sentí como un latigazo en todo mi cuerpo. Debí ponerme blanco en segundos y sin pensarlo di un salto y me fui directo al despacho del Rey.

Cuando entré, tampoco yo llamé a la puerta, vi que el Rey y la Reina ya estaban pegados a la radio y escuchando atentamente. Eso sí, tranquilos.

- ¡Señor!, ¿qué está pasando en el Congreso?

- Sabino, por favor, no te alteres. ¡Estás pálido!

- ¡Señor, si ha habido tiros!.

- Lo sé, yo también lo he oído.

- Majestad, esto es muy grave. ¡Puede haber muertos!

- Tranquilo, hombre, tranquilo. No hay que perder la calma en situaciones difíciles. Ponte en contacto rápido con Seguridad y entérate de lo que está pasando.

- Señor, por si acaso voy a dar instrucciones para reforzar la seguridad del Palacio.

- Sí, me parece bien. ¡Hazlo!

La Reina no había dicho nada, aunque su cara era un poema. Pero, cuando fui a salir sonó el teléfono y el Rey, mientras lo cogía, me pidió que esperase. Entonces Su Majestad, ya al teléfono, dijo muy alterado:

- ¡Alfonso!, ¿qué pasa? ¿Qué han sido esos tiros?

- ...¿?

- Naturalmente yo no escuché bien las palabras del otro lado del teléfono ni me enteraría salvo por las respuestas delRey.

- ¡Qué coño es eso de intimidación! ¡Eso no estaba previsto! ¡Quiero saber urgentemente lo que está pasando ahora mismo allí.

- ... ¿?

- Sí, entérate de todo y te vienes urgente a la Zarzuela

- ... ¿?

En ese momento y con señas le hice saber al Rey que pospusiese su respuesta. Entonces Su Majestad dijo:

- Alfonso, déjame unos minutos y me llamas después (y colgó el teléfono).

- ¿Qué pasa, Sabino?

- Señor, no sé lo que pasa, pero pienso que el General Armada debe quedarse en su puesto.

- ¿Por qué?

- Señor, en plena batalla un jefe no puede abandonar su puesto. Sería un disparate.

- Pero, es que necesito saber lo que ha pasado. Los tiros no estaban previstos.

- Señor, no lo entiendo.

- Sí, Sabino, perdona (y el Rey volvió a su control habitual). Después te lo explicaré. Bueno, tal vez tengas razón. Le diré ahora que se quede en su puesto.

- Tiene razón Sabino –dijo la Reina.

Y entonces, no habían transcurrido ni tres minutos, volvió a sonar el teléfono y otra vez era el general Armada.

- Mira, Alfonso, hemos decidido que sigas ahí y no te muevas hasta nueva orden.

- ...¿?

- Sí, ya lo sé, Alfonso, ya sé que la situación es difícil y complicada. Pero, insisto, quédate ahí, más tarde volveremos a hablar.

- Señor, me voy a mi despacho –dije entonces, asombrado como estaba-. Voy a recabar información y a dar instrucciones a Seguridad.

- Vale, está bien.

Y me volví a mi despacho, donde esperaba angustiado Fernando Gutiérrez.

- Fernando, tienes que llamar urgentemente a la televisión, a las radios y a los periódicos, para enterarte qué está pasando y que noticias tienen ellos. Venga, rápido.

Al quedarme sólo me di cuenta que mi cabeza era un volcán y cien preguntas me surgieron como centellas. ¿Qué significaba lo de "no estaba previsto"? ¿Por qué el Rey aparentaba estar tranquilo conmigo y no con Armada? ¿Qué era aquello? ¿Era la acción individual del loco Tejero? ¿Era un Golpe de Estado? ¿Era la cabeza de puente de otra cosa mucho más seria?... ¡Y las dudas inundaron mi cabeza! ¡Dios, la situación apenas si me dejaba pensar!. Así que cogí el teléfono y llamé al teléfono especial que tenía del Congreso para hablar con la persona de la CASA que habíamos destacado aquella tarde para tener información directa. 
 
Pregunté, al descolgarlo alguien al otro lado, por el hombre de confianza que tenía allí destacado porque no estaba. Pero la persona que lo cogió me adelantó, muy nerviosa, lo que había pasado y lo que estaba pasando, y una cosa me produjo tal impacto que casi me tumba. QueTejero había dicho que aquello lo hacía ¡¡EN NOMBRE DEL REY!!. Eso me nubló hasta la vista y hasta mi corazón empezó a latir peligrosamente. ¿En nombre del Rey? ¿Qué está pasando aquí? Entonces llamé también a mi amigoLacaci, el Capitán General de Madrid, y comprobé que estaba tan desorientado y desconcertado como yo. El hombre estaba intentando saber con exactitud lo que estaba pasando en la Brunete. Quedamos en hablarnos y estar en permanente contacto, porque era fundamental saber lo que iba a hacer la Acorazada.

Y otra vez me fui a ver al Rey. Entré en el despacho y Su Majestad estaba hablando por teléfono y a su interlocutor, que no era otro que el General Armada, le decía:

- Alfonso, si es verdad que ese loco ha entrado en el Congreso en nombre del Rey hay que desmentirlo urgentemente y quiero saber con urgencia –y el Rey casi gritó- por qué ha dicho Tejero semejante cosa.

- Y sin más colgó el teléfono. Yo me acerqué y sin sentarme, de pie (allí sentada seguía la Reina).

- Señor, veo que ya lo sabe. Eso es muy grave.

- Sí, Sabino, la cosa es grave. Creo que debemos autorizar a Armada a que venga a la Zarzuela y nos explique detalladamente lo que está pasando, porque creo que aquí están pasando cosas que no estaban previstas.

- ¿Cosas que no estaban previstas? ¿A qué se refiere Su Majestad?

- Bueno, es un decir (pero, por primera vez noté cierto nerviosismo en el Rey, como si quisiera ocultarme algo)

- Pues, Señor, sigo pensando que el General Armada debe quedarse en su puesto. Señor, creo que es urgente queSu Majestad hable directamente con los Capitanes Generales para saber qué opinan ellos y que está pasando en sus respectivas Regiones. También pienso que es urgente que Su Majestad desmienta públicamente lo que está diciendo Tejero en el Congreso. Creo que debería dirigirse a los españoles por Televisión Española.

- Muy bien, haz tú las gestiones con televisión y en cuanto termines te vienes aquí y hablamos con los Capitanes Generales.

Así que volví a mi despacho, donde estaba supernervioso Fernando Gutiérrez, quien sin perder tiempo me dijo:

- Sabino, los militares han tomado Televisión Española y Radio Nacional.

- ¡Cómo! ¿Qué me dices?

- Me lo acaba de confirmar el propio director general.

En ese momento sonó el teléfono. Era el general Juste que pedía hablar conmigo. Rápidamente me puse al habla.

- Juste, ¿qué pasa?

- Sabino (el General Juste y yo éramos muy amigos desde mi estancia en el Ministerio del Ejército). ¿Está elGeneral Armada en la Zarzuela?

- No, ¿por qué me lo preguntas?

- Porque me han dicho que a estas horas el General Armada tenía que estar en la Zarzuela.

- Y eso ¿por qué? ¿Quién te ha informado de ello?

- El Comandante Pardo Zancada, que al parecer lo sabe de boca del General Milans.

- Pues, Juste, Armada no está en la Zarzuela, ni está ni se le espera.

- Gracias, Sabino, eso cambia las cosas. Gracias otra vez. Te llamaré después.

- Oye, oye, ¿por qué cambian las cosas? ¿qué cosas?

- Sabino, por favor, después te llamo.

Colgué el teléfono y mi cabeza era un hervidero. Por primera vez intuí algo sobre el General Armada, acaso por su insistencia en acudir a la Zarzuela. Mi instinto ya me puso en guardia. También que la noticia de Armada hubiese llegado a través de Milans del Bosch.

Y así, ya con "todas las moscas detrás de la oreja", me dirigí de nuevo al despacho de Su Majestad y cuando entré me llevé la sorpresa de la noche, qué digo, la sorpresa de mi vida. Porque allí se estaba brindando.

Y eso me nubló la mente y me enfureció. Así que, y ya sin protocolos, me dirigí a Su Majestad y sin pensarlo le dije mirándole de frente:

- ¡Señor!... ¿Está usted loco? Estamos al borde del precipicio y usted brindando con champán –y casi grité- ¡Señor!, ¿no se da cuenta de que la Monarquía está en peligro? ¿No se da cuenta que puede ser el final de su Reinado? ¡¡¡Recuerde lo que le pasó a su abuelo!!!

Entonces la cara del Rey cambió de color y vi como sus manos le empezaron a temblar y en voz casi inaudible mandó salir a los allí presentes, que de inmediato abandonaron el despacho. (*) Todos, menos la Reina, que tenía cara de póquer.

Una vez solos Su Majestad se vino hacia mí, y tembloroso y casi llorando, me tomó de las manos y en tono suplicante me dijo:

- ¡Sabino, por favor sálvame! ¡Sálvame, salva a la Monarquía, ahora mismo no sé lo que hago ni qué decir!

- Majestad, vamos a tranquilizarnos todos. No es el momento de pesares. Usted mismo me decía antes que no había que perder la calma en los momentos difíciles. Lo que hay que hacer es tratar de controlar la situación y para ello es fundamental hablar con los Capitanes Generales. Le advierto que la Brunete ha tomado ya Televisión Española yRadio Nacional.

- ¡Lo sabía, lo sabía! ¡Yo lo sabía!

- ¿Qué sabía, Señor?

- Lo que iba a pasar

En ese momento la Reina se levantó y sin decir nada salió del despacho. Y yo me derrumbé. Me temblaban las piernas.

Entonces el Rey se sentó en su mesa y apoyó su cabeza entre las manos. Yo me senté enfrente y esperé unos segundos antes de hablar.

- Señor, no sé lo que Su Majestad sabía, pero fuere lo que fuere, ahora lo que hay que hacer es parar esta locura. Si triunfa "eso" la Monarquía caerá como cayó la de su abuelo.

- Sí, sí, tienes razón. Por favor, habla tú con los Capitanes Generales y haz lo que puedas.

- No, Señor, con los Capitanes Generales tiene que hablar el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, y ese honor le corresponde a Su Majestad.

- Sí, tienes razón... pero, no te vayas de aquí. Y allí permanecí mientras el Rey hablaba por este orden, con Jaime Milans del Bosch (III Región Militar), Guillermo Quintana Lacacci (I Región), Pedro Merry Gordon (II Región),Antonio Pascual Galmes (IV Región), Antonio Elícegui Prieto (V Región), Luis Polanco Mejorada (VI Región),Angel Capano López (VII Región), Manuel Fernández Posse (VIII Región), Antonio Delgado Álvarez (IX Región),Manuel de la Torre Pascual (Baleares), Jesús González de Yerro (Canarias) e Ignacio Alfaro Arregui, en ese momento Presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM) y Luis Arébalo Peyuz, almirante jefe delEstado Mayor de la Armada. De lo que habló el Rey con los altos mandos del ejército hablaré en la siguiente entrega".

- ¡¡Esto es una bomba, Sabino!!

- Ya lo sé.

- Esto lo cambia todo.

- Ya lo sé.

- Esto cambia la Historia.

- Ya lo sé... pero es la Verdad.

- ¿Sabes lo que puede suceder si esto se publica?

- No se publicará, al menos mientras yo viva.

- ¿Serán tus "Memorias"?

- No, ya sabes que yo no soy partidario de "Memorias". Unas "Memorias" son una cosa muy seria y muy detallada. Yo prefiero llamar a esto que escribo "Recuerdos". Un "Recuerdo" sólo te obliga a escribir lo que recuerdas.

- Pero, entiendo que esto es sólo el comienzo de lo que pasó aquella tarde-noche.

- Así es, el sábado que viene te mostraré lo que escriba estos días, si tengo ganas, porque tengo mis dudas... A veces pienso que la Historia que se ha escrito de "aquello" ya es inamovible. Además, me estoy viendo como el Prometeo encadenado.

- ¿Y eso?

- Sí, me veo encadenado a mis propias palabras y a todo lo que he venido diciendo desde 1981. Yo ayudé a crear la versión que ha pasado a la Historia y desdecirme ahora seguro que me lo echarían en cara todos. Porque bien pueden pensar que si entonces mentía, ahora también lo puedo estar haciendo. Muchos me achacarían que hablo ahora con resentimiento, por la "patada en el culo" que me dio Su Majestad el año pasado.

- No, Sabino, tu prestigio de hombre serio está fuera de toda duda y seguro que te creerán a pies juntillas. Muchos acontecimientos de la Historia han sufrido vaivenes y cambios importantes con el paso del tiempo. Lo que sí me preocupa es la postura que pueda adoptar el Monarca si tu versión de ahora se hiciera pública.

- Pues, te lo puedes imaginar.

- Es que podría ser hasta la caída de la Monarquía.

- No lo creo. Aunque muchos no lo crean España no tiene ahora mismo otra salida que la Monarquía. En eso tal vezFranco tenía razón y ¡todo estaba atado y bien atado!

- Sí, pero la imagen del Rey "salvador de la Democracia" se habrá terminado.

- Bueno, eso es verdad, pero entre la Historia, la Monarquía, el Rey o la Verdad, yo prefiero quedarme con la Verdad. Es mi conciencia. Voy a cumplir 77 años y ya estoy, como decía Baroja, en la última curva del camino. Además se lo debo a mi teniente Rubio, ya conoces la historia.

Y ahí dejamos ese día la conversación. Fue entonces cuando me dijo que tomase las notas que quisiera, a sabiendas, como ya le había demostrado en muchas ocasiones que yo era una tumba.
SI NO PUEDES CONVENCER , CONFUNDE
Quien utilizò a Jordi para juntar a todas los importantes personajes que aparecen en el programa en claro "servicio a la patria"
 
PROGRAMA DE INTELIGENCIA PARA LAVAR IMAGEN DEL REY ? 

Presentacion del coronel Diego Camacho - experto en politica internacional  y que incluye temas como: tema: golpe de estado 23f (ver su conferencia mas abajo):

- El presidente Suarez se convierte en un estorbo para Washington que quiere a España en la OTAN -

- Los golpes de estado, el terrorismo de bandera falsa, y otras armas del conglomerado industrial-militar  sionista

- La "democracia" Española (todos los partidos salvo el comunista) estaban patrocinados $ en aquellos tiempos por fundaciones alemanas.....

- los aviones awak americanos interfirieron las comunicaciones antes y durante el golpe
 ...la respuesta del entonces secretario de Estado, Alexander Haig, fue la de declarar que se trataba de “un asunto interno” ... del que estaba al tanto. (poco despues entrariamos a la OTAN)
FELIPE GONZALEZ:

- El rey abandona a Suarez, la banca abandona a Suarez, Washington detras de su eliminacion.
Desea un cambio de rumbo, recordemos que estamos en caminos de Tatcher, Reagan, y todo un movimiento ultraderechista para reconcentrar la riqueza.... .....
Suarez esta solo .....los servicios secretos tambien en contra....la iglesia tambien .........

- ETA como elemento propicio para el golpe....

- Ser patriota tiene un coste.

-El Intento de Golpe de Estado del 23-F en España analizado Desde El Punto de Vista Estratégico-Militar y Su Incidencia en El Desarrollo Político de la Transición española.

- Tejero: El gran engañado y utilizado. 

Pacto soterrado de PP y PSOE para no desclasificar documentos secretos del 23-F hasta 2031

¿Cuales fueron los Verdaderos Motivos Que llevaron al Fracaso del golpe?

¿Cual fué la implicación del Rey Don Juan Carlos I?
Estaba enterado Desde El Principio como muchos otros en la elite.

¿Quienes lo idearon?

¿Cual era realmente la FUNCIÓN de Tejero?


Coronel Diego Camacho -23F, golpe en busca de autor - CyE IV from La Caja de Pandora on Vimeo.

JOSEP TARRADELLAS


GENERAL ARMADA

RAMON TAMAMES


Coronel Diego Camacho
Nacido en Madrid en 1944, coronel de Infantería, Diplomado en Operaciones Especiales, licenciado en Ciencias Políticas Por la UCM y maestro en Relaciones Internacionales. 
Ademas de en España ha desarrollado su Actividad profesional en Guinea Ecuatorial, Costa Rica, Marruecos y Francia.



Entrevista con el coronel Diego Camacho sobre el golpe de estado del 23-F from Rafael Palacios on Vimeo.

la CIA  en la TRANSICION ESPAÑOLA
http://joanfliz.blogspot.com/2007/03/la-cia-en-espaa-libro.html

la CIA y CARRERO BLANCO
http://joanfliz.blogspot.com/2007/05/cia-en-espaa-elimina-carrero-blanco.html

Entrevista a Jesús Palacios, autor de “23-F. El Rey y su secreto”
“Es una leyenda que Felipe González o Carrillo temieran por su vida el 23-F”



con la publicación de 23-F. El Rey y su secreto (Ed. Libros Libres) el escritor Jesús Palacios abre una nueva vision sobre lo ocurrido.
En  este libro se desvela cómo todo el arco parlamentario, con el PSOE de Felipe González a la cabeza, apoyaba la formación de un gobierno de concentración cuyo objetivo era, apunta Palacios, "el redondeo de la Transición y de la propia democracia" a través de una operación de "corrección" del sistema.

Después de la primera moción de censura que supera el presidente Suárez, Jesús Palacios glosa los principales aspectos que desencadenan la llamada "Operación De Gaulle".
"El presidente había renunciado a los usos y modos del Parlamento, y por lo tanto de la Democracia, y se había refugiado como un autista en la Moncloa. Se hacía necesario corregir la vertebración del Estado Autonómico que había dado alas a las aspiraciones secesionistas de nacionalistas vascos y catalanes, y por la misma razón había que reformar la Ley Electoral".
Los capítulos de 23-F. El Rey y su secreto reseñan cómo se desarrollaría la operación en dos fases:
* La primera al margen de la legalidad institucional con un "supuesto anticonstitucional máximo" que sería encarnado por el teniente coronel Tejero con una imagen de elemento de involución.
* La segunda fase, que fracasó, llevaría al general Armada al Congreso de donde desalojaría a Tejero y haría aprobar por toda la cámara la propuesta del gobierno de concentración previamente consensuado por los grupos.
Jesús Palacios explica, fruto de la investigación llevada a cabo, por qué fracasa la operación.
"Cuando Tejero, a quien no le han explicado todo el desarrollo del plan, ve quiénes formarían aquel Gobierno (con González en la vicepresidencia) niega el paso a Armada. En aquel momento todo termina y todos los que estaban involucrados se desentienden y señalan a Armada como el gran traidor".


Perote: "El golpe del 23-F habría sido imposible sin la colaboración del  Cesid"


El que fuera miembro de la inteligencia cuenta la relación que existió entre el 23-F y el Cesid".

Fue el comandante Cortina el que decidió la hora y la fecha, y que esta unidad fue clave en el intento del golpe.

 "el asalto al Congreso estaba planificado en líneas generales por Tejero, pero la fecha y la hora se decide por el propio comandante Cortina".
Trataban a Cortina como "un hombre de inteligencia superior" que además era muy respetado por sus subordinados. "Se le quería como un ayatolá", aseguraba.

Y es que el que fuera capitán de la inteligencia española confirma que la Aome conocía el golpe.
"Que lo planes del asalto al Congreso ya se conocían en la unidad es una evidencia".

Además, Juan Alberto Perote indica que si hubo sorpresa por el golpe sólo fue por el momento en el que se llevó a cabo. "El presidente Suárez conocía todos los golpes que se estaban preparando", así como el secretario general del Cesid, Javier Calderón. Igualmente, subraya que "el Rey conocía que se iba a dar un golpe". Aunque aclara que "tanto al Rey como al propio director del Cesid en funciones les pilla de sorpresa".









EL GOLPE FUE UN SIMULACRO
Según Martínez Inglés,autor de este libro (arriba) El Golpe fue un simulacro, llamado “Solución Armada”, para reventar un golpe real que tramaba militares nostálgicos fascistas llamado“operación almendros” y para reforzar la democracia o buscar un nueva salida para el Rey. Armada y Milans del Bosch obedecían órdenes del Rey y no es normal que durante el golpe Milans le consultaran al Rey por teléfono como si fueran amiguetes de toda la vida y no golpistas dictadores frente a su enemigo, el Jefe del Estado. Como tampoco es normal que Armada también se reuniera muchas veces con Juan Carlos en los días precedentes a la intentona golpista.


AUDIO (mp3):

http://www.ivoox.com/23-f-un-golpe-estado-busca-de-audios-mp3_rf_1444998_1.html

PDF:

http://elproyectomatriz.files.wordpress.com/2012/09/23-f-un-golpe-de-estado-en-busca-de-autor-parte-3.pdf
JUAN CARLOS es CABALLERO MASÓN DE MALTA

CON EL ASESINO EN SERIE DE LA LOGIA CALAVERA & HUESOS, G. BUSH
Una hermosa e iluminativa sintonía entre ellos. George Bush de Skull and Bones(Calavera & Huesos) , causante de la quiebra de Estados Hundidos, conduciendo con el rey Juan Carlos en el rancho del presidente en Crawford Texas, en Noviembre de 2004. Como ellos no tienen que ir a matar musulmanes a Irak ni les afecta la depresión ni la hipoteca…pues se rién…

OPERACION VULCANO - Reagan - El Vaticano - El partido Socialista y los otros - La CIA:

TEJERO, HONESTO Y TONTO ÚTIL
Tejero -el patriota ” tonto útil”- obedecía órdenes y es posible que no conociera la intriga preparada por el Rey y el CESID o servicio de inteligencia. Se pactó nada de violencia, ni disparos, ni aspavientos, pero el fiel, rudo y noble Tejero no hizo caso y se le fue la mano con su mítico, sonoro y estético: “¡Quieto todo el mundo!” y el resto de su estrambótica actuación, que pasará a los anales de la historia, entendidos anales en todo su amplio sentido proctológico.
La simulación se les fue de las manos con la actuación esperpéntica del simpático Tejero, a quien se le llegó a proponer más tarde, en los momentos finales de la astracanada, un pacto con un gobierno con socialistas, el rey, comunistas y otros políticos centristas o derechistas, el cual declinaría, como es lógico, mostrando que era mucho más honesto de lo que pareciera, con menos apego al poder, por ejemplo, que los socialistos del PPSOE , que en la actualidad arruinan nuestro país al que están dejando como un patatal del Gobi.
El libro del periodista Jesús Palacios 23-F, Golpe del CESID confirma practicamente todas la teorías de Martínez Inglés. Tampoco ni Dios le ha puesto una querella.
JUAN CARLOS TARDÓ 7 HORAS EN DECIDIRSE EN EL “11-F…”
El hecho de que el Rey tardara 7 horas en dar la cara en el golpe y que se comunicara con los golpistas resulta sospechoso o que los tanques de Milans del Bosch no fueran cargados y hasta, como en una película de los hermanos Marx, pararan en los semáforos como el Dios y el código de circulación mandan. Como era sospechoso que no se fuera primero a la Zarzuela para imponerse ante la máxima autoridad militar, el Rey. 
Hay muchas contradicciones que indican que el golpe fue un sainete propiciado por el CESID y el Rey .
REY POR MOR DEL 18 DE JULIO
De hecho el Rey, fue elegido por un dictador, El Generalísimo Francisco Franco, brillante estratega y vencedor de una cruenta gerra civil  . Así aceptó en un discurso histórico del 23 de Julio de 1969 en la Cortes (que en puridad eran tan democráticas y eficientes -o más- que las inútiles actuales):
“..asumo, acabo de jurar, como sucesor, a título de rey, lealtad a Su excelencia el Jefe del Estado y fidelidad a los principios del Movimiento Nacional y Leyes fundamentales del Reino…”
“….recibo de Su excelencia el Jefe del Estado y Generalísimo Franco, la legitimidad política surgida el 18 de Julio de 1936“.
Una extraña legitimidad, insólita como sistema político, un rey elegido por un dictador militar, Según Martínez Inglés, la boda con la bilderberger Sofía fue de estado y detalla numerosos casos de infidelidad y aventuras organizadas por sus “mamporreros reales”.

23-F, EL GOLPE DEL CESID
CONFIRMA LAS TESIS DE MARTÍNEZ INGLÉS
El libro del periodista Jesús Palacios confirma las tesis de Amadeo Martínez Inglés. Según este libro, editado por planeta, el 23 F no fue un golpe real, sino un simulacro para reforzar la democracia frente a ciertos conatos golpistas que se cocían en la trastienda del estado. El diseñador del Golpe fue el CESID, la inteligencia militar española, a cargo del General Javier Calderón y José Luis Cortina.
23-F, EL GOLPE QUE NUNCA EXISTIÓ, TODO FUE URDIDO POR EL REY
“En el otoño de 1980 -escribe el coronel Martínez Inglés en este libro- La Zarzuela, para tratar de desmontar el golpe duro “a la turca” que los tenientes generales franquistas preparan para la primavera del año siguiente, encarga al general Armada, la puesta en marcha de la solución política que enseguida llevaría su nombre: la“Solución Armada”, y que consistía en ir a un Gobierno de concentración, unidad o salvación nacional presidido por un alto militar (el propio Armada), con carácter temporal (dos años), formado con representantes de los principales partidos políticos (socialistas y centristas, básicamente) y consensuado con la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM)…”
EL NEGOCIO DE LA LIBERTAD
DE JESÚS CACHO TAMBIÉN CONFIRMA LAS TESIS DE MARTÍNEZ INGLÉS
El hecho que nadie denuncie a estos libros implica que el que calla otorga. 
El libro es de lectura obligatoria para que percibáis como nos engaña Matrixmedia y Matrixcultura a base del principio nazi goebbelsiano de la repetición y la manipulación, tomado del manual Propaganda del padre de la manipulación de masas, Edward Barneys

Bueno, con el segundo 20N, la elite juega a incorporarse a Europa, como el pueblo sigue siendo franquista hasta la médula, el ejercito, la policia, los funcionarios, etc… la nueva correa de transmisión del gbierno mundial prepara un golpe de estado, el rey y el psoe quieren quitar a suarez, pero el se quita antes pero eso no consigue parar el 23f. El psoe tiene prisa en meternos en Europa, es decir, que todo el tejido industrial (8 potencia del mundo) y agrícola pase a ser controlado por los de fuera, las empresas españoles como Rumasa son destruidas y regaladas a los amigos de Gonzalez. Y se realiza la reconversión (destrucción industrial) y se subvenciona todo lo que sea eliminar agricultutra y se penaliza a los que producen con cuantiosas multas. Todo para los de fuera. Así entra mucho dinero y parece que somos ricos, pero en realidad es la pasta de haber destruido lo que teníamos, y llega la crisis del 92 donde los socialistas dicen que los españoles tenemos que ser camareros de los europeos.


onferencia Antonio García-Trevijano 

 
span class="fullpost"> 

EL VOTO EN BLANCO ESTA MANIPULADO, PORQUE VA A PARAR AL PARTIDO MAYORITARIO. 
CUIDADO PORQUE EL VOTO EN BLANCO SIGNIFICA ESTOY DE ACUERDO CON EL SISTEMA. 
--

Coronel Martínez Inglés: 

“El golpe del 23-F lo dirigió el rey Juan Carlos”


 El coronel Amadeo Martínez Inglés, autor del libro 23-F. El golpe que nunca existió (Editorial Foca), sostiene ahora la siguiente tesis:  
Se trató de una operación político-militar-borbónica, dirigida por el rey Juan Carlos, quien estaba enterado de que un grupo de militares ultraderechistas preparaban un movimiento para derrocarlo.



Pacto de silencio
El coronel Martínez Inglés fue profesor de Historia Militar y Estrategia en la Escuela del Estado Mayor y testigo directo de los entresijos del Ejército durante el período de la transición como jefe de Movilización del Estado Mayor y jefe de la Brigada de Infantería de Zaragoza. Desde hace 17 años, empezó sus investigaciones sobre la intentona golpista.

Hace unos seis años, publicó el libro La transición vigilada, pero fue retirado del mercado a los 15 días.
En 1990 fue arrestado durante cinco meses en la prisión militar de Alcalá de Henares por defender la idea de crear unas fuerzas armadas profesionales, y se le apartó del servicio activo justo cuando iba a ser ascendido a general.
En entrevista, explica que hace 20 años no se registró un golpe militar:

“Los golpes militares se dirigen desde el primer momento contra la cúpula del Estado, en este caso contra el rey; sin embargo, el 23 de febrero de 1981 al monarca no lo molestaron”.

Afirma: “Los guardias civiles que entraron en el Congreso de los Diputados bajo las órdenes del teniente coronel Tejero no iban en contra del rey, iban precisamente en su nombre, incluso dando vivas al monarca, como se observó en la televisión”.

Prosigue: “Ese golpe, entre comillas, tampoco iba contra el sistema político. El general Armada, la cabeza visible en Madrid, llevaba en su bolsillo una hoja con un futuro Gobierno presidido por él e integrado por demócratas de los principales partidos políticos”.

Entonces, llega a la siguiente conclusión: “Fue una maniobra político-militar- institucional, puesta en marcha por el propio sistema, desde la Corona, para desactivar un golpe militar que se estaba fraguando para el 2 de mayo en los ambientes más radicales de la extrema derecha española, era un golpe contra el rey, preparado por militares que deseaban que España volviera al totalitarismo.”

Enfatiza: “El rey, al ver lo que se venía, optó por tomar una decisión de dar un golpe, o pseudo golpe, o una maniobra para salvar su corona. El rey se salió del marco constitucional, y el fin nunca puede justificar los medios”.

—Sin embargo, el rey aparece como el hombre que salvó a España del golpe de Estado y como el garante de la democracia…
—La Corona española ha rentavilizado durante todos estos años aquel evento y el rey se ha convertido en un mito democrático. Eso es mentira, pues fue el rey Juan Carlos quien autorizó al general Armada a montar el 23-F.

—Entonces, ¿el rey jugó dos papeles, porque mientras Tejero estaba en el Congreso él salió en la televisión rechazando la sublevación?
—Así es. Se dice que la reina encontró al rey llorando porque el general Armada —su preceptor cuando era niño y hombre de confianza desde que era príncipe— lo había traicionado.
Yo creo que no es así. La operación fracasó por la actitud de Tejero al entrar en el Congreso de la forma como lo hizo, pistola en mano, disparando al techo. El rey no pudo asumir esa actuación.

“El rey fue alertado por sus ayudantes y le recomendaron que se quedara fuera de la maniobra. Entonces el general Armada intentó ir al palacio de la Zarzuela a explicarle al rey lo que había sucedido y prometerle que lo solucionaría todo, pero el rey le dijo que se quedara en la sede del Estado Mayor a las órdenes del general Gabeiras. Y después lo arrestaron.”

Comenta que como militar, ha estado relacionado con muchos militares que actuaron ese día en el Estado Mayor de Valencia, en el Estado Mayor del Ejército y en la cúpula militar: “He hablado con unos y otros y resulta que la versión oficial no es real. El general Armada despachó con el rey 11 veces en un mes y pico antes del golpe.”

Recuerda que se destacó el hecho de que el general Milans del Bosch hubiera sacado los tanques en Valencia, “pero los tanques salieron en plan de desfile, sin munición, respetando los semáforos. Un golpe de Estado no se monta así. En un verdadero golpe hubieran salido en Madrid y hubieran ido al palacio del rey, no en Valencia”.

El coronel Martínez Inglés coincidió durante los seis meses que estuvo en la prisión de Alcalá de Henares con el general Milans del Bosch que en ese entonces tenía 75 años y llevaba ya nueve años en la cárcel.
Conversaron en varias ocasiones y Martínez Inglés incluye en su libro las únicas declaraciones de Milans del Bosch sobre esos acontecimientos. El coronel le prometió no divulgarlas hasta después de su muerte y ha cumplido haciéndolo ahora a los cuatro años de su fallecimiento.

Milans del Bosch dijo: “El rey quiso dar un golpe de timón institucional, enderezar el proceso que se le escapaba de las manos y, en esta ocasión, con el peligro que se cernía sobre su corona y con el temor de que todo saltara por los aires, me autorizó actuar de acuerdo con las instrucciones que recibiera de Armada”.
Afirma que después el general Armada siguió teniendo mucha amistad con el rey, con quien hizo un pacto de silencio: “No acusó a su señor, se calló y estuvo solamente cinco años en la cárcel, después lo indultaron. Sin embargo, el general Milans, un hombre completamente distinto de Armada, no es un hombre de Palacio sino un militar más puro, fue engañado y abandonado, siguió en la cárcel durante nueve años”.

Como un dios
A pesar de las responsabilidades del monarca, el coronel Martínez Inglés no cree que pase nada: “En España el rey es intocable, se le ha beatificado, es como un dios, no es humano. La Constitución, hecha por él, lo pone en un altar, no tiene responsabilidad de ninguna clase, haga lo que haga no se le pueden pedir responsabilidades penales. Está por encima de las leyes, y eso en un Estado de derecho no puede suceder.

“Se ha pretendido preservar la figura del jefe de Estado después de los 40 años de dictadura de Franco, para evitar, según ellos, otra guerra civil. Es un disparate. Él es el sucesor de Franco, juró los principios del franquismo y luego cambió a la democracia porque le convenía.”

Considera que actualmente la poca gente que se atreve a cuestionar la figura del rey está “marginada, ninguneada o políticamente destrozada. Aunque ahora siento cierto cambio. Me han entrevistado para la televisión oficial y la privada. Estoy asombrado. Será porque está gobernando la derecha, y ellos no son muy favorables al rey, no digamos la extrema derecha”.

Para el coronel Martínez Inglés ya es tiempo de cambiar la configuración del Estado y hacerlo más moderno: “La Constitución habrá que cambiarla, nació después de una dictadura de 40 años; antes, quizá fue una solución”.
Concluye: “El último régimen legal de verdad fue la República, destruida por el golpe militar de Franco. El dictador nombró un heredero antes de morir y ahora resulta que todos somos monárquicos. Habría que haber vuelto a la República, que era la legalidad, o por lo menos dejar a los ciudadanos que se pronunciaran. Estamos en una situación de interinidad política y ya es hora de ir a un régimen totalmente democrático”.

 http://coronelmartinezingles.blogspot.com.es/p/publicaciones_20.html


 Sabino Fernández Campo y Antonio García Trevijanos. Dos hombres honrados y un destino
 .....El episodio de violencia doméstica de Juan Carlos contra Sofía se lo relató Sabino al abogado Antonio Garcia-Trevijano, que fue amigo del monarca durante su estancia como cadete militar en Zaragoza, donde él ejercía como notario. Sabino estaba dolido por su cese: “¿recuerda usted si hubo un complot detrás de su destitución como jefe de la Casa Real, en enero de 1993?, le pregunta Javier Fernández López, autor del libro 
“Sabino Fernández Campo. Un hombre de Estado”.

“Hay cosas que conviene perdonar pero no olvidar, porque sirven de experiencia. Yo perdono la calumnia, la faena y estoy dispuesto a darle la mano a todo el mundo: no quisiera tener enemigos.  
Sí, en su día soporté la urdimbre que me destituyó de La Zarzuela, y me demostró que soy fuerte. Fue injusto, pero Dios es muy generoso y a veces pone las cosas en su sitio. Estoy muy satisfecho de haber sufrido. Hablando francamente, personas que me empujaron fuera de La Zarzuela, porque les estorbaba, están en peor situación que yo, que ni estoy en el banquillo de los acusados ni en la cárcel ni pendiente de condena (habla de Mario Conde)”.

 Sabino siempre se sintió traicionado simplemente por haber tenido la valentía de defender ante el rey criterios de sensatez y honradez. Con ese estado de ánimo fue a la entrega de unos premios de la Compañía de Seguros Pelayo y allí vio al que fuera amigo del rey cuando sólo era un príncipe campechano, algo torpe y atolondrado. Antonio García Trevijano se sorprendió al ver que alguien le tocaba la espalda y se presentaba para felicitarle por haber tenido el valor de acercarse a la verdad: Sabino se refería al artículo que había publicado en “El Mundo”,  señalando al Rey Juan Carlos como el instigador del golpe, a raíz de la frase de su mensaje a Milans del Bosch: “después de este mensaje ya no puedo volverme atrás”.

¿Por encargo de quién llevó Armada la “lista de los 19″ ministros al Congreso la noche del 23-F? Sabino y Trevijano quedaron para más tarde y posteriormente, en un almuerzo a solas en el Club 31, el ya ex jefe de la Casa Real le confirmó nuevamente que Juan Carlos era el responsable último del golpe. En ese sentido le proporcionó varias pruebas: Alfonso Armada se presentó el 11 de febrero en Zarzuela sin tener audiencia y le dio la orden de que le llevara ante Juan Carlos. 
 Y cuando Sabino le dijo que no era posible, consultó con el monarca, “y éste le dijo que Armada tenía prioridad”. Si no se ha destruido o manipulado, el registro de entrada de Palacio debe confirmar que, para dar paso a Armada, hubo que suprimir la visita de su primo, Alfonso de Borbón. Y el télex original de la Agencia Efe con esa primera declaración –“después de este mensaje ya no puedo volverme atrás”– fue destruido por un capitán enviado expresamente por Sabino desde Zarzuela a la calle Espronceda.

 Los detalles del encuentro de Sabino con Trevijano se los proporcionó al periodista Enrique de Diego, al que le concedió una jugosa y larga entrevista disponible en internet: “Sabino Fernández Campo le confirmó que Juan Carlos había sido el organizador del golpe de Estado del 23-F que llevó a cabo Alfonso Armada”. Trevijano le aseguró a los periodistas coruñeses Isabel Bugalla y Daniel Prieto que “se sigue ocultando que el promotor del 23-F fue el Rey Juan Carlos I. Esto lo dije entonces”.
 “Al poco de haber publicado esta opinión mía en un periódico, “El Mundo”, Sabino Fernández Campo –Secretario General de la Casa Real española– me dijo que yo había sido el único que había dicho la verdad sobre aquellos hechos. Además, me confirmó que mi interpretación había sido exacta y que el Rey había sido el responsable de todo.  
En vida, Sabino jamás lo desmintió”. Y añade que el alto cargo de la Casa Real proporcionó varios indicios que deberían ser investigados: 
“el socialista Enrique Múgica, con el acuerdo tácito de Felipe González, dio luz verde a la operación en la cena con el general Armada en Jaca, la propia reina Sofía cometió la maliciosa indiscreción de contar que el rey “engañó” a los generales diciéndoles que estaba de acuerdo con ellos (una forma de justificar su inicial apoyo) y después cumplió su promesa de que hablaría con los jueces para que no hubiera condenas a la mayoría de los militares del 23-F, por eso Armada entra en la Zarzuela y en el Congreso ofreciendo un Gobierno de concentración con 19 ministros y un avión para Tejero. Y por eso el rey cumple: fueron indultados”.

Fortuna real
Otro libro que se atreve a cuestionar al rey Juan Carlos es ‘El negocio de la libertad’, de Jesús Cacho. El autor lo había entregado a la editorial Plaza y Janés del grupo Berstelsmann, pero le dijeron que lo publicarían si mutilaba 50%. “No queremos problemas”, le comentaron. Lo llevó entonces a la editorial Foca, y el libro ya va en la undécima edición.


23-F. El rey fue uno de los responsables



El 23 de febrero de 1981, hace treinta y cuatro años, las fuerzas antidemocráticas, altos mandos de las fuerzas armadas, fieles al «testamento» de Franco, con la ayuda de otros afines al régimen, también quienes querían reconducir la situación política del momento y fortalecer al rey y la monarquía, se confabularon y dieron un golpe de Estado; que fracasó, pero que tuvo consecuencias políticas, algunas de ellas siguen aquejándonos.
El golpe estaba previsto para marzo. La dimisión de Suárez y el pleno de investidura de Calvo-Sotelo lo aceleraron todo. Lo tengo grabado en mi memoria. Vi entrar al teniente coronel Tejero, que con tricornio y pistola en mano tomó el Congreso: «¡Quieto todo el mundo!», dio la orden de «¡todos al suelo!» y efectuó un disparo al aire, seguido por ráfagas de ametralladora de los guardias asaltantes. Todos presentimos lo peor. Todavía me estremezco. El gobierno y el parlamento quedaban secuestrados, produciéndose el «Supuesto Anticonstitucional Máximo», que permitiría otra acción antidemocrática, para volver a la normalidad democrática, que no hubiera podido serlo nunca.
Desde el mes de diciembre, distintos militares venían manteniendo reuniones, tiempo en el que suceden distintos acontecimientos políticos y militares. El diario El Alcázar publicó una serie de artículos firmados por el colectivo Almendros, bajo el que se ocultaban un grupo de civiles y militares de extrema derecha. El primero de los artículos (17 de diciembre), titulado «Análisis político del momento militar», hacía alusión a un «vino español» que anualmente ofrecía el director de la Escuela de Estado Mayor, acto que había permitido reunir a más de seiscientos generales, jefes y oficiales «Los más de seiscientos asistentes habituales menguaron hasta menos del centenar, y aun éstos, en su mayor parte, permanecieron poco tiempo. Tal vez el imprescindible para advertir las razones auténticas de la excepcionalidad y desangelada situación».
El día 22 de enero Almendros publica su segundo artículo bajo el título «la hora de las otras instituciones». El presidente Suárez, días después, presentó al rey su dimisión. El último de la serie se publicó el 1 de febrero con el título «La decisión del mando supremo», en el que se señalaba: «Estamos en el punto crítico, se inicia la cuenta atrás». Días más tarde, el general De Santiago, muy próximo a los golpistas, publicó en El Alcázar un artículo claramente provocador: Situación límite. UCD celebraba su Congreso en Mallorca. Durante todo este tiempo, el grupo de oficiales golpistas próximos a Milans del Bosch ultima los preparativos. La contraseña establecida era «Duque de Ahumada» (fundador de la Guardia Civil), y el día escogido el 23 de febrero; antes de que se eligiera un nuevo presidente del gobierno.
Franco en su testamento político, dejaba todo «atado y bien atado» en manos del rey, la banca, la alta burguesía, los altos mandos de la administración, el ejército y la Iglesia. Pedía perseverancia en la unidad y en «la paz», así como lealtad al futuro rey de España, que él mismo había elegido. Seis años después de su desaparición, su espíritu seguía vivo y el aparato de la dictadura intacto. Los fieles al «régimen» no podían consentir que se otorgase la soberanía al pueblo, se legalizaran los partidos políticos, especialmente el PCE, se desmontara el estado totalitario y se reconociese el derecho al autogobierno de nacionalidades y regiones. Había otros intereses de poder que pretendían reconducir la situación, ante la política de Suárez que llevaba al abismo.
Las elecciones generales de 1979, dieron la mayoría a la UCD de Suárez. Sus políticas, agravadas por la situación internacional, provocaron una gravísima crisis social, económica y política; la inflación se disparó, se elevaron los precios y el desempleo aumentó vertiginosamente. Junto a esto, el terrorismo más cruento. Con cada atentado, la democracia se debilitaba, el Sistema perdía credibilidad y cundió el «desencanto». La democracia tan anhelada, había dejado de ser la panacea de toda solución política, económica y social. Para el rey, Suárez había dejado de ser útil. Un mes antes de aquel 23-F, El Alcázar anunciaba que «los almendros florecen en primavera», clave de alerta a las fuerzas golpistas que estaban en el conocimiento.
El 17 de marzo de 1981, el Congreso de los Diputados celebró un pleno monográfico sobre el 23-F a puerta cerrada —algo sin precedentes—, sin cámaras de televisión, fotógrafos ni invitados. El ministro de Defensa, Alberto Oliart, presentó la primera explicación oficial. El informe Oliart,según la revista Tiempo, precisaba que el golpe, sufrió un adelanto forzado, ante la inesperada dimisión de Adolfo Suárez y cogió a los golpistas con el pie cambiado. Como los autores del golpe primaron la seguridad, la conjura «no fue detectada a tiempo por los servicios de información». No obstante se percibieron indicios de una conspiración, «por los artículos publicados en el diario ultraderechista El Alcázar bajo el nombre en clave de Almendros». Blanco y en botella.
El ministro de Defensa hizo hincapié, según la revista, en que los responsables de la sublevación «partieron de la convicción gratuita» de que se produciría una «reacción en cadena» en las Fuerzas Armadas y los Cuerpos de Seguridad del Estado. En la tesis del ministro estaba presente la defensa del rey, cuando dice que los golpistas no contaron con la «enérgica e inequívoca» actitud del rey, quien «destruyó» el efecto causado en un primer momento por los golpistas por la utilización del nombre del monarca. Hay otras tesis más actuales que implican al rey directamente, como conocedor de los sucesos. Iñaqui Anasagasti recuerda una conversación con Sabino Fernández Campo —entonces secretario general de la Casa del Rey—, sobre los primeros momentos transcurridos en la Zarzuela y lo que el secretario escuchó decir al rey, en su conversación con el general Armada, después del tiroteo en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo: «¡Qué coño es eso de intimidación! ¡Eso no estaba previsto! ¡Quiero saber urgentemente lo que está pasando ahora mismo allí».
Según Iñaqui Anasagasti, Sabino Fernández Campo le contó: «Al quedarme sólo me di cuenta que mi cabeza era un volcán y cien preguntas me surgieron como centellas. ¿Qué significaba lo de «no estaba previsto»? ¿Por qué el Rey aparentaba estar tranquilo conmigo y no con Armada?», se preguntaba Fernández Campo, Secretario General de la Casa del Rey (Iñaki Anasagasti id.). «¿Era la acción individual del loco Tejero? ¿Era un golpe de Estado? ¿Era la cabeza de puente de otra cosa mucho más seria? ¡Y las dudas inundaron mi cabeza! Así que cogí el teléfono y llamé a mi hombre de confianza destacado en el Congreso y me confirmó que Tejero había dicho que aquello lo hacía ¡¡en nombre del Rey!! Eso me nubló hasta la vista y hasta mi corazón empezó a latir peligrosamente. ¿En nombre del Rey? ¿Qué está pasando aquí? Entonces llamé a mi amigo Lacaci, el Capitán General de Madrid, y comprobé que estaba tan desorientado y desconcertado como yo, intentando saber con exactitud lo que estaba pasando en la Brunete, era fundamental saber lo que iba a hacer la Acorazada».
Sabino volvió al despacho del rey, que hablaba por teléfono con el general Armada:
«Alfonso, si es verdad que ese loco ha entrado en el Congreso en nombre del Rey hay que desmentirlo urgentemente y quiero saber con urgencia por qué ha dicho Tejero semejante cosa. Y sin más colgó el teléfono. Yo me acerqué y sin sentarme, de pie (allí sentada seguía la Reina) le dije: Señor, veo que ya lo sabe. Eso es muy grave.
—Sí, Sabino, la cosa es grave. Creo que debemos autorizar a Armada a que venga a la Zarzuela y nos explique detalladamente lo que está pasando, porque creo que aquí están pasando cosas que no estaban previstas— ¿Cosas que no estaban previstas? ¿A qué se refiere Su Majestad? —Bueno, es un decir (pero, por primera vez noté cierto nerviosismo en el Rey, como si quisiera ocultarme algo)».
El rey apareció en televisión, después de conocer que todos los capitanes generales cumplirían la orden de interrumpir la operación, y anunció la continuidad democrática. Javier Cercas en Anatomía de un instante, dice que todo implica al rey, en una operación para fortalecer a la monarquía, restaurar el prestigio de España, consolidar la democracia y retirar a Suárez de la presidencia del gobierno, con el apoyo de ciertos renombres de la política en el gobierno y la oposición. La conducta del rey antes del golpe no fue en absoluto ejemplar, cometió errores, frivolidades e irresponsabilidades.
El rey, dice la periodista Pilar Urbano, no nos salvó del golpe; «el rey nos salvó in extremis de un golpe que él mismo había puesto en marcha», que el había alentado.
Armada, segundo jefe del Estado Mayor del Ejército, secretario general de la Casa del Rey durante 17 años, estuvo en el Congreso, pero Tejero no le permitió dirigirse a los diputados, para proponer un gobierno de salvación dirigido por él y con representantes de todos los partidos políticos. Tejero, que quería una junta militar presidida por Milans, se sintió traicionado e impidió que Armada asumiera la presidencia del gobierno a las «órdenes del rey». El suyo era un golpe duro, de involución, y desmanteló el golpe blando de Armada. «El Rey nos ha engañado; nosotros hemos avanzado y él se ha echado atrás» clamaba Milans (Iñaki Anasagasti. Una monarquía protegida).
Mientras los diputados y el gobierno legítimo permanecían secuestrados por las armas, el «gobierno de salvación nacional» que el general Armada presentó a Tejero, lo formaban: Presidente, general Alfonso Armada; Vicepresidente Asuntos Políticos, Felipe González Márquez;Vicepresidente Asuntos Económicos, J. M. López de Letona (Banca). Ministros UCD: Hacienda, Pío Cabanillas; Obras Públicas, José Luis Álvarez; Educación y Ciencia, Miguel Herrero de Miñón; Industria, Agustín Rodríguez Sahagún. Ministros PSOE: Justicia, Gregorio Peces-Barba; Transportes y Comunicaciones, Javier Solana; y Sanidad, Enrique Múgica. Ministros PCE: Trabajo, Jordi Solé Tura; y Economía, Ramón Tamames. Otros partidos e instancias: Asuntos Exteriores, José María de Areilza (Coalición Democrática); Defensa, Manuel Fraga (Alianza Popular); Comercio, Carlos Ferrer Salat (presidente CEOE); Cultura, Antonio Garrigues Walker (empresario); Información, Luis María Anson (presidente agencia Efe). Militares: Interior, general Manuel Saavedra; y Autonomías y Regiones, general José A. Sáenz de Santamaría. ¿Eran conocedores de lo que se proponía?
Cuando Armada llega al hotel Palace, conoció el contenido del mensaje del monarca y se pone irremediablemente del lado de los golpistas: «el Rey se ha equivocado» y con su alocución «ha comprometido a la Corona, divorciándose de las Fuerzas Armadas». En otras palabras, venía a decir, que el rey había traicionado a sus compañeros de armas y a la operación que conocía desde el principio y sobre la que estaba de acuerdo. El ministro Oliart informó de la investigación que se estaba siguiendo, veintiún días después del golpe: «114 personas aparecían citadas en conversaciones grabadas por Francisco Laína, a las que se sumaban 127 miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y 23 civiles». En el posterior juicio de Campamento solo se enjuició a 33 responsables. Fue una «verdadera farsa de la Transición», dice Anasagasti en su nuevo libro Una monarquía nada ejemplar; «por lo pronto no se investigó la trama civil».
En otro momento de la conversación de Anasagasti con Fernández Campo, cuenta que después de hablar con el general Juste, que preguntaba por Armada, al que le respondió «ni está ni se le espera», con la intuición a flor de piel, «con todas las moscas detrás de la oreja», se dirigió de nuevo al despacho del rey: «Cuando entré me llevé la sorpresa de mi vida. Allí se estaba brindando. Y eso me nubló la mente y me enfureció. Así que, ya sin protocolos, me dirigí a su majestad y sin pensarlo le dije mirándole de frente: ¡señor! ¿Está usted loco? Estamos al borde del precipicio y usted brindando con champán. Y casi grité ¿no se da cuenta de que la monarquía está en peligro? ¿Qué puede ser el final de su reinado? ¡Recuerde lo que le pasó a su abuelo! Entonces la cara del rey cambió de color y vi como sus manos le empezaron a temblar y en voz casi inaudible mandó salir a los allí presentes. Todos salieron menos la reina, que tenía cara de póquer. Su majestad se vino hacia mí y tembloroso, casi llorando, me tomó de las manos y en tono suplicante me dijo: ¡Sabino, por favor sálvame! ¡Salva a la monarquía, ahora mismo no sé lo que hago ni qué decir!». Se había dado cuenta de las consecuencias de su borboneo.
La atmósfera en los meses anteriores al golpe era de desestabilización: atentados, crisis económica, agitación social, intoxicación desde los medios de la ultra derecha, división interna en la UCD y dura confrontación política. El ex director de Seguridad del Estado, Francisco Laina, jefe de la Comisión Permanente de secretarios de Estado y de subsecretarios —un gobierno de facto que asumió las funciones del ejecutivo secuestrado en las Cortes—, guarda en su memoria dos escenas relevantes. La primera transcurre en el funeral por una de las víctimas de ETA, en el que también estaba el teniente coronel Antonio Tejero —que ya había sido condenado a siete meses de cárcel por la Operación Galaxia—, sin mando y en situación de disponible, «Me quedé pensando que aunque no tuviera mando, disponía de 24 horas al día para conspirar. Dejarle en Madrid libre de vigilancia fue un error de los servicios de información».
La segunda escena que recuerda, fue cuando entregó al presidente Adolfo Suárez un informe confidencial elaborado por los servicios de información policiales, que indicaba que el rey no se recataba en criticar duramente al presidente Suárez en conversaciones con personas y ambientes muy diversos. Se añadía que el monarca expresaba abiertamente su disconformidad con decisiones adoptadas por Suárez y planteaba la conveniencia de un posible relevo del presidente. También se informaba de una comida que el general Alfonso Armada —entonces gobernador militar de Lleida—, había mantenido con el responsable de asuntos de defensa del PSOE Enrique Múgica, en la casa del alcalde Antoni Siurana. Suárez, después de leer el citado informe, «guardó un momento de silencio y luego me dijo: No me cuentas nada nuevo».
Los golpistas querían establecer un gobierno «militar por supuesto», recuperar los principios del «movimiento nacional» y el espíritu del 18 de julio. Si nos atenemos a las palabras que el rey dedicó al embajador alemán Lothar Lahn en marzo de1981, los sublevados sólo «habían querido lo mejor para España». Para el rey «los cabecillas sólo pretendían lo que todos deseábamos: el restablecimiento de la disciplina, el orden, la seguridad y la tranquilidad»; la defensa de la unidad de España, la bandera y la corona. El monarca entendía que el responsable último del pronunciamiento era Adolfo Suárez, por no tener «en cuenta las peticiones de los militares». El rey estaba al corriente de la trama golpista y conforme, antes, durante y después del golpe que traicionó.
Fue un golpe de estado en toda regla: perpetrado por mandos militares, guardias civiles y una trama ideológica de la derecha reaccionaria sin identificar y que no fue investigada. Fue un golpe de estado promovido desde las instancias del poder para reconducir la «situación política a la deriva». Al menos dos conspiraciones coincidieron en el tiempo. La violenta de Tejero, que con sus disparos, asustó al rey y el de Armada, en el que estaba el CESID que recondujo acciones e indujo otras para llevarle a la presidencia del gobierno, con la connivencia de algunos políticos y partidos en la oposición que jugaron un papel determinante. El general Armada, no fue el mayor traidor, sino el traicionado. Había sido el hombre leal y disciplinado, muy valorado por todas las fuerzas políticas, que estuvo en todo momento a las órdenes del rey, quien «ayudó a crear un ambiente golpista previo al 23-F» e hizo todo lo posible para que Suárez dimitiera. La irrupción de Tejero estropea el plan a Armada, «y el rey, con quien había conspirado, se hizo el loco». Armada era el «elefante blanco» que se iba a hacer con el poder en nombre del rey» (Anasagasti).
Se hizo todo en nombre del rey, aunque insistió «¡A mi dádmelo hecho!» (El Rey y su secreto, Jesús Palacios). Estaba previsto que a la llegada de Armada, varios diputados lo avalaran, entre ellos Fraga, Sánchez Terán, Herrero de Miñón, Enrique Múgica, Peces Barba y José Luis Álvarez. En la historia de España, la monarquía siempre se ha restaurado o instaurado mediante golpe de Estado; la actual, por el de Franco. Ahora sin triunfar, se consiguió lo que pretendía: el rey y la monarquía se consolidaron; la democracia se fortaleció, aun sometida al miedo de la involución; el desarrollo del estado autonómico se paralizó y ahí sigue; y la grave situación política e institucional, achacada a la política de Suárez, se recondujo hasta hoy. Cayo Lara ha exigido que se desclasifiquen todos los documentos del 23-F y a la Casa Real «que desmienta, si se puede, con explicaciones claras y concretas», el papel del rey en el golpe. Quedan pendientes algunas respuestas de otras tantas preguntas posibles... El tiempo las responderá o no.
El 23-F fue un episodio vergonzante, que se cerró con rapidez, sin investigar y con desaparición de pruebas. Quienes participaron, ocultaron y desvirtuaron la realidad; quienes algo conocían lo taparon por su seguridad y lealtades mal entendidas. Demasiadas instituciones y representantes públicos estuvieron implicados de espaldas al pueblo. Unos se han llevado su secreto a la tumba, otros todavía viven de sus réditos. Termino con León Felipe en Sé todos los cuentos: «Yo no sé muchas cosas, es verdad. Digo tan sólo lo que he visto...», lo que he oído, lo que he vivido y lo que pienso.
@caval00


Jordi Évole y Operación Palace: 

un peón del poder 

y una sutil manipulación



25 feb -  14. En la noche del domingo pregunté qué pasaba con Évole porque estaba viendo al personal rebotado por las redes sociales después de la emisión de su programa. El lunes vi el programa y me ocupé en visualizar también el ofrecido en Cuarto Milenio, ambos en relación al golpe de estado del 23-F en el año 1981.

Mi conclusión: una sutil manipulación mediática para salvarle el pellejo al Borbón debido a la enorme presión a que está sometida su figura.

Resultado: se invita a aceptar que el rey estaba en el meollo, pero con una impresionante sutileza impregna en el espectador la posibilidad de que el rey lo hiciera para salvar la democracia cuando en realidad fue orquestado por la CIA y el CESID para reforzar la monarquía como la garantía para ejecutar la Agenda de la Transición, incluido el atentado a Carrero, y "vigilar" al peón elegido por la élite mundial, Felipe González, para meter a España en su maquinaria bélica y económica, la OTAN y la UE. (ver aquí "La verdadera historia del PSOE))

Ćon la emisión del programa se han reído en la cara de los españoles, que a partir de ahora considerarán cualquier teoría como propia de conspiranoicos, y quedará en el inconsciente colectivo una especie de perdón al monarca si su intención fue salvar la democracia. Un guión digno de la inteligencia del estado o de la propia CIA y nunca de este peón del sistema como es el tal Évole.

La clave para entender las conexiones que movieron el golpe

Todos los jefazos de la CIA pertenecen a una sociedad secreta o "discreta" llamada Soberana Orden Militar de los Caballeros de Malta, creada por los jesuitas y formada por masones de alto grado. Juan Carlos de Borbón es rey de Jerusalén y es miembro destacado..... de los Caballeros de Malta.



Este artículo que les dejo a continuación es del blog Democracia de verdad:


Évole y su #OperaciónPalace: ¿Sabemos leer entre líneas?

Anoche, con la emisión del documental Operación Palace, asistimos a un pico de audiencia anunciado. La potente e inteligente campaña de marketing que se había lanzado, para anunciar dicha emisión, dio sus frutos con creces, y más de 5 millones de españoles sintonizaron con La Sexta, ese canal de TV comprado por la derecha mediática y manipuladora (Antena 3/A3media) para rentabilizar y controlar a la izquierda dogmática del país (tan ilusa como para dejarse utilizar sin darse cuenta, y tan dogmática como para no reconocerlo tras darse cuenta).

Hoy, en sintonía con las “inquietudes intelectuales” prioritarias en nuestras latitudes, la pregunta más formulada es: ¿Te lo creíste? Pero yo creo tener una pregunta mejor: ¿Sabes leer entre líneas? Aún a riesgo de que el señor Jordi Évole (el “nuevo Orson Welles“) tenga que salir de casa, porque sólo su ego quepa en ella, he de decir que como obra audiovisual, y habiendo estudiado/trabajado en ese mundillo, me pareció un muy buen documental. Claro que tampoco hay que exagerar. Pareciera que todo lo ha hecho Jordi Évole él solito, sin contar con los recursos, equipo, apoyo y ¿directrices? que le ha proporcionado el emporio mediático para el que trabaja.

Pero dejémonos de banales florituras y vayamos al grano… Lo realmente grave, en mi opinión, no es el hecho de divertir (o robar tiempo, según el caso) a una audiencia que espera ver un reportaje de investigación periodística sobre un asunto muy serio de nuestra Historia reciente (y directamente relacionado con lo que estamos padeciendo hoy). Tampoco es importante ese mantra que se repite incansablemente en Twitter de: “Nos ha enseñado lo fácil que es manipularnos“. ¡¡Menuda novedad!! Quien haya necesitado a Évole para aprender eso, o es bastante joven o no es muy observador.

Lo que casi nadie dice (con honrosas excepciones) y sin embargo me parece lo más importante de todo, es el mensaje implícito en los textos que aparecen al final del reportaje. ¡Ojo! El detalle es aquí muy importante. Tengamos en cuenta el contexto del momento en que se muestran esos textos: Hayamos intuido que es una ficción o no, en ese momento llevamos un buen rato viendo un documental que nos ha dejado atónitos con datos jamás escuchados, es decir, ha capturado completamente nuestra atención. Justo antes de la aparición de los textos se reincide en un supuesto enigma que ya antes había sido dejado en el aire (con mucha “psicología”): 
la caja blanca que siempre aparecía junto al rey (mostrándose fotos diversas donde se la ve). Este momento es crucial para disparar los niveles de tensión (y de atención) en el grueso de la audiencia. Es el gancho para que nadie se pierda el mensaje final que viene a continuación, y que es el más importante de todos (la moraleja por así decirlo).

Entonces llega el clímax, el “orgasmo”, la explosión de tensión… Con tipografía blanca y fondo oscuro (típicos de los créditos, como bien sabemos) aparecen en lenta sucesión los siguientes textos:

Texto 1: “Nos hubiese gustado contar la verdadera historia del 23F. Pero no ha sido posible.“

Texto 2: “El Tribunal Supremo no autoriza la consulta del sumario del juicio hasta que hayan transcurrido 25 años desde la muerte de los procesados, o 50 años desde el golpe.“

Texto 3: “Esta decisión es tierra abonada para teorías y fabulaciones de todo tipo… Como ésta. Posiblemente la nuestra no será ni la última ni la más fantasiosa.“

Como el último golpe es, a menudo, el que mejor se recuerda, el mensaje clave está en el tercer texto, a pesar de que no es sino una extensión de los dos anteriores. De hecho, los textos en su conjunto constituyen una hábil mezcla entre verdades objetivas y un mensaje a difundir, con la esperanza de que éste último se contagie de un halo de “verdad” a ojos del público (por “mimetismo” y proximidad contextual).

Y el mensaje entre líneas es claro: “Todo lo que oigas sobre el 23F son teorías y fabulaciones, y, posiblemente, en el futuro las oirás aún más fantasiosas“. Como podemos ver, no hace falta un análisis muy sesudo para percatarse de la finalidad real de este hiper promocionado documental, ni hay nada nuevo bajo el sol. Évole es quien es, y le manda quien le paga. La Sexta es lo que es, y es de quien es. Y su amo forma parte de… ¿esos contra los que tanto protestamos cuando salimos a la calle con pancartitas o cócteles molotov? (que me da igual: son igual de inútiles).

Parecemos no ser conscientes de que el sistema actual ha aprendido a rentabilizar incluso a sus enemigos. Se disfrazan y se ríen de nosotros, en la cara, al tiempo que nos utilizan para ganar millones… y respondemos aplaudiéndoles. Sinceramente, ¿no dan ganas de cambiarse de nacionalidad? La vergüenza ajena es demasiado inmensa.

Pero sigamos… ya hemos visto el mensaje. Ahora cabe preguntarse: ¿por qué se lanza dicho mensaje justo ahora? Analicemos el momento: crisis, tensión social, clima prorrevolucionario… Cada día más gente se pregunta: ¿cómo hemos llegado a esto? Y eso incluye a personas que nunca antes se habían cuestionado en su vida la “visión oficial” de la realidad, hasta que la propia realidad les ha golpeado. En este blog sabemos eso muy bien, lo consideramos importante, y en consecuencia llevamos tiempo investigando sobre La Transición. Y quizás recordéis que hemos visto en algún artículo (mas los que hay en preparación) que últimamente están apareciendo fuentes bastante fiables, personas que vivieron de primera mano lo ocurrido y han decidido dejar de callar, e incluso ex-agentes del CESID que fueron testigos y protagonistas de hechos muy relevantes ocurridos antes, durante y después del 23F.

Evidentemente, para el Régimen del 78, cuyos oligarcas se están devanando los sesos frente al reto de afianzar la renovación generacional del sistema, la aparición de informaciones que puedan amenazar la continuidad de un presunto mito, y que puedan ser aprovechadas por movimientos y grupos rebeldes para ganar fuerza, es un riesgo que se debe minimizar a toda costa.

Por tanto, con total claridad para mí, hay una relación directa entre la fuerte promoción y difusión de este documental, y los planes de afianzamiento del sistema y renovación generacional de la oligarquía (asunto interesante este último, del que estoy preparando algún artículo).

En relación a eso, y en mi opinión, este régimen tiene varios ases bajo la manga (posiblemente alguno tenga que ver con la aceptación masiva del príncipe Felipe como nuevo rey), pero este “as” en concreto me ha cogido por sorpresa.

Mis personales conclusiones: Tenemos a una oligarquía corrupta, y vendida a intereses extranjeros, que ha lanzado a más de 5 millones de personas bajo su control un mensaje interesado para proteger su propio régimen. El mensaje tiene la cara de un periodista que llegó a estrella (clubs de fans en Twitter incluidos) haciendo en la tele oligarca las preguntas incómodas que todos queríamos oír. En dicho mensaje nos invitan a no tomar en serio cualquier testimonio o dato histórico que pueda abrir un debate social objetivo, y mucho menos poner en tela de juicio la versión oficial del 23F.

Además, lo hacen a través de un canal fuertemente enfocado hacia un sector ideológico predefinido, que, curiosamente, es el que suele salir a las calles a mostrarse rebelde con la propia oligarquía, y es el que se autodeclara “revolucionario” frente a la partitocracia y sus medios manipuladores. Es casi como si la élite le hubiera lanzado la pelotita al 15M, y éste hubiera ido corriendo a por ella para ponerla a sus pies.

Tan magno contrasentido se vuelve casi cómico (mejor reír que llorar) al pensar que Cuarto Milenio fue el programa más serio al tratar ayer el 23F (con todos mis respetos hacia dicho programa).

A ver si el personal se va enterando: Si usted quiere un verdadero medio de comunicación que ofrezca información objetiva, o sirva a los intereses de la población en su lucha contra la oligarquía, se lo tendrá que montar usted mismo y pagarlo de su bolsillo. No espere que una empresa que forma parte del complejo mediático-político, y por tanto del actual régimen, monte esa tele para usted y no trate de manipularle (y por supuesto rentabilizarle). Cualquier persona que haya analizado seriamente los retos que entraña hacer una revolución en el s.XXI, sabe que son vitales la obtención de recursos propios y la autosuficiencia frente al sistema en todos los campos posibles. Eso incluye el campo mediático (y lo sé bien por llevar muchos años trabajando en proyectos de democratización de medios, y ser consciente de los obstáculos que, a nivel global, se han interpuesto a lo largo del tiempo para impedirlo).


Y termino… Pero insisto como punto y reflexión final: Este sistema, el del neoliberalismo salvaje, el del “todo vale“, “todo se compra, todo se vende“, y “los principios no cotizan en mercado alguno“, ha aprendido a convertir a sus enemigos precisamente en eso, en otro mercado más. Resulta un poco chocante ¿no? Pues cada día sin luchar contra él, en serio (sin flores ni cócteles molotov, sino trabajando y organizándose), será, probablemente, un poquito peor. Qué bien entiendo ahora a aquellos que decían: “la revolución no será televisada“… No en las teles del tirano, desde luego.


OPERACIÓN PALACE: LA “NUEVA” SEXTA Y EL PELIGRO SOCIAL DE NO REMATAR UN FALSO DOCUMENTAL




Amigo Jordi Évole, agitador y follonero de sofá de la perezosa e hierática España… ¿en qué te has convertido?. “Quería hacer lo de Orson Welles” dicen que se oía ayer en los despachos del canal de televisión supuestamente más crítico y contrahegemónico de la parrilla audiovisual actual. Rezaban y spoileaban hábilmente los anuncios durante toda la semana: ”Una historia de Jordi Évole”. Mensaje previo a una de las trolleadas más grandes que la España contemporánea recuerda. Avisados estabais.

Antes de hablar del programa, y para poner en contexto lo que quiero expresar, hay que remontarse a la fusión de la Sexta con Antena 3 de hace unos años. Uno de los pocos canales de televisión que hasta hace poco aún mantenía un poco la cordura y ética periodística, la Sexta, fue perdiendo su rumbo de forma progresiva. Sonrojante fue, como muestra, la cobertura informativa que hicieron de los sucesos de Gamonal (aquí un ejemplo), donde pretendieron hacernos creer que la violencia y la tensión era generalizada cuando, como suele suceder en estos casos, no dejan de ser focos violentos aislados entre un maremagnum de gente hastiada e indignada, pero eso sí, de carácter pacífico.
Desde la fusión, la cadena ha ido minimizando poco a poco su labor de altavoz de aquellas manifestaciones sociales o políticas que han mostrado su hartazgo con el sistema. 
Hemos pasado de tener un canal audiovisual que hizo una más que digna retransmisión de lo sucedido hace casi 3 años en el movimiento 15-M, a un grupo periodístico, movido exclusivamente por intereses económicos y de poder, que niega la voz, por ejemplo, a plataformas como la nueva “Podemos” de Pablo Iglesias, habitual colaborador como tertuliano de la cadena que tras la presentación del movimiento ha visto reducidos sus minutos de pantalla de forma drástica, mientras Marhuenda y su ideario reaccionario campan a sus anchas por ella.

Esta nueva plataforma encabezada por el profesor Iglesias, a caballo entre lo puramente social y lo político, no parece interesar a ningún medio, pues no enarbola ninguna bandera tras de sí. Va contra el sistema, golpea a diestro y a siniestro, y eso no casa con las nuevas reglas de juego impuestas tras la fusión. Y es sólo un ejemplo de tantos.

Una vez expuesto esto, volvamos a hablar exclusivamente del señor Jordi Évole y su programa sobre el 23-F, otro de los ejemplos del cambio de rumbo. Ayer España aguardaba expectante (Más de cinco millones de espectadores y 23,9% del share, siendo el programa más visto del día con diferencia). 
El humorísticamente hablando, difunto follonero prometía revelar una bomba, dotar de luz décadas de oscuridad, esclarecer y afinar lo impostado. Una semana atrás anunció que el próximo programa iba a ser especial, definitorio, un programa que daría que pensar, que -según él- “no podría ser emitido si diera más detalles”. Con esto ya tenía a la audiencia en el bolsillo. Sumado a su ganada “credibilidad” social de los últimos años, sólo faltaba una campaña publicitaria que anunciara a bombo y platillo que usted, espectador, no debía perderse el espectáculo.

Tras la cena, más o menos así se desarrollaban los hechos:
- 21:30: España comienza a andar el camino que el señor Évole ha escrito inteligentemente. Algunos se aterran, gran parte se miran incrédulos, otros -los menos- se descojonan (entre ellos, el propio Jordi). 

- 21:40: “Ya decía yo que me olía raro lo del Oscar a Garci” suelta un iluminado frente a la caja tonta. “Volver a empezar no era para tanto”. 

- 21:50: Manadas indignadas de ciudadanos enfurecen en sus casas (en Twitter, claro, que en la calle hace frío), pidiendo la cabeza de todos esos políticos que los han tenido engañados durante estos más de 30 años. Mientras se abren el paquete de pipas espetan un solemne “Qué hijosdeputa, y hemos tenido que esperar todo este tiempo para enterarnos de LA VERDAD”. Gracias Jordi.
- 22:00: “Un momento, entonces… si el 23-F fue un teatrillo… ¿el rey para qué vale? Si no fue el héroe de aquella noche… ¿para qué nos sirve? Hordas de republicanos comienzan a frotarse las manos. 

- 22:10: El programa parece estar llegando a su fin, y aún queda la gran bomba por soltar. Évole, consciente del nivel intelectual medio de la sociedad española, avisa para navegantes antes de que enciendan las antorchas: “Hay que ver el final“. Los más astutos ya vieron el manido truco, el resto aguardan estupefactos un cliffhanger letal que bombardeará los cimientos de la España reciente que conocemos.
- 22:20: Jordi poco a poco va mostrando sus cartas. Al final se saca el as de la manga y resulta que todo fue artificio. “Yo ya sabía que era mentira. Se veía claramente que era un mockumentary” suelta el de las gafas de pasta entre leves carcajadas. “Menos mal que era una broma, con lo a gusto que estamos” respira aliviado aquel que ya ha cogido el mando y ha cambiado a Telecinco. Otros gruñen y se cabrean, porque deseaban de todo corazón que lo visto hubiera sido verdad, aunque estuviera Garci rodando. 

- 22:30: A pesar de las diversas reacciones al experimento, hay una bastante generalizada (y peligrosa) que sobrevuela por la mente del espectador español medio no muy curtido en estas lides: “Ufff… ya decía yo que esto no podía ser, que sé que el cabrón de Tejero estuvo en la cárcel y que el Rey tuvo dos cojones. Su papel fue fundamental. Qué de puta madre es nuestra democracia” (Cohetes y banderitas). Fin del circo.

Conclusión. A través de frivolizar y forzar la carcajada, se acaban de dar por ciertas en millones de cabezas, todos las historias que nos han ido contando a lo largo de estos años sobre el 23-F en comparación con esta farsa. ¡Ciudadanos y ciudadanas, no hagan caso de relatos conspiranoides, la verdad es la que fue, y no hay otra! ¡Esto es un cuento, pero aquello no, claro! ¿Triste, verdad? Estoy (casi) seguro que la intención primeriza de un Évole menos combativo que nunca no fue provocar esta reacción de firme apoyo al sistema y de rechazo a visiones alternativas de la siempre cuestionada historia.

Durante décadas, diversos historiadores, periodistas y demás indagadores de la verdad han luchado por aclarar un capítulo de nuestro camino que aún hoy tiene más sombras que luces. Trabajaron y trabajan por esclarecer el relato, por descubrir qué sucedió realmente… y en apenas tres cuartos de hora, un periodista con antecedentes bufonescos ha echado kilos de mierda sobre todos ellos. Kilos que serán difíciles de limpiar debido a la diferencia de audiencia de unos y de otros.

Lo vuelvo a repetir, quiero creer que no es éste el mensaje que quiso transmitir Jordi Évole, pero me preocupa. Me preocupa que al concluir el falso documental “Operación Palace” apenas se dediquen un par de minutos para descubrir el embolado, que apenas se incida en el que en mi opinión hubiera sido un mensaje mucho más letal:
“Sin poder acceder a todos los documentos clasificados, la historia que ustedes conocen puede ser tan falsa (o más) que la que les hemos presentado”.

Esto es lo que se presentaba en las palabras finales de “Operación Palace”, un mensaje muy acertado en el que (a mi parecer) no se hizo el hincapié necesario, y con ello se perdió una oportunidad de oro (tras el shock inicial de descubrir el pastel) para romper viejos esquemas mentales tristemente “atados y bien atados” al imaginario común del colectivo social español.


El mensaje que queda en la gran mayoría de la sociedad no es desgraciadamente ése, el de la opacidad y el injusto misterio, el de que nos faltan piezas del puzzle, sino el simple y llano: “A mí que me dejen de historias que no hay más verdad que la que ya conocía”. (Para comprobar esto sólo tenéis que otear un poco en las redes sociales o preguntar a la gente de a pie). Es el problema de no haber rematado la jugada. Jordi Évole no sé si estará contento, pero laSexta seguro que sí. (y Antena 3, y el sistema político, y la monarquía…)

Izzukay Bell


----------------------


Suárez y Carrillo no se movieron, fueron los únicos, no eran valientes, es que sabían que era un montaje, fueron hábilmente utilizados por el CNI para la transición, como Felipe GALzález, la misma estafa de Pudimos. El que iba a salvarnos acabó haciendo una banda terrorista GAL y sigue por ahí dando discursos y cobrando de España.

No cambió nada. No cambiarán nada. siempre disidencia controlada. 
Nada ha cambiado, sólo que pagas más luz, más impuestos más gasolina, eres más esclavo ya no hay seguridad con pensiones, los hospitales no tienen camas. Hezpaña es África, bueno en Nigeria viven mejor o en Sudáfrica.

Desde el 23 F el rey no volvió a dar golpe. No dan golpe, viven de tus impuestos. Todo era para reforzar a juancar, que fue elegido por un dictador. Mkultra no es sólo en Estados Hundidos , los illuminati regulan todos los países siempre creando ellos la disidencia controlada y engañando con el timo de la política, monarquía, república, todo es un montaje.

El Golpe fue un chiste lo dirigía un anónimo cívil que era un agente del CNI que tuvo diálogos con los golpistas que parecían sacados de una película de los hermanos Marx.

Esto es lo que las élites siempre han hecho desde los faraones y el Rey Sol, buscan una legitimidad divina, por encima de la ley. 
Son los que hacen estas leyes. 


ANTES DE NADA MEDITA ESTA CONTRADICCIÓN UN MOMENTO:

El elegido como rey por El Caudillo es el EX presidente de la secta multinacional WWF que defiende a los animales, CONSERVA LA NATURALEZA y combate el calentón para salvarnos…

Sólo que el tío este es cazador, como los eugenistas  Bernardo de Holanda y el Rey Felipe de Edimburgo…

aquí algo no cuadra o somos todos gilipollas y nos estas macroestafando…porque Juan Carlos:

- Caza bisontes en extinción en 2004 en Polonia, pagando 7000 euros de nuestro dinero.

-Cazó 5 osos en los Cárpatos en 2004 .

-En 2005 fue de caza a Graz en Austria con todo su costoso séquito

-En 2006 mató al oso borracho Mitrofán en Rusia y en 2007 se habló de una cacería en Kazajistan, capital iluminati y del lobby judío en la actualidad (de donde son los Rothschilds askenazis).

- ¿Esto es conservar la naturaleza??….

- Tu pagas una hipoteca abusiva de por vida y trabajas como un cabrón, mientras el va de caza con tu dinero o contempla eventos deportivos, relajado y sonriente…

- Recibe más de 9 millones de euros al año, regalado por nosotros sin dar cuenta de los gastos.

LA CAZA Es UNA ABERRACIÓN


¿Somos subnormales o vamos a acabar ya con esta tomadura de pelo?. No veís ya que el calentón global y todo lo salga de WWF es una estafa global para robarnos, vender eugenesia y reírse de nosotros.

La Nobleza negra controla todas las grandes ONGs para conseguir sus objetivos eugenésicos, aterrorizar y culpabilizar al intrínsecamente pecador borregomátrix,recaudar fondos de donantes despistados y matar animales, como denunciaron los informes Philipson, Lock y Stronhold (sobre WWF)
Ya ves lo que les importan los animales: ¡ si son cazadores regios, eso sí: a costa nuestra a cargo de nuestros impuestos!. 

WWF sigue estafando con el calentón cuando en 2015 estamos ya en mini glaciación mundial , Recordemos los ultimos inviernos en la capital Washington ..... 


ADMITIDA A TRÁMITE LA DENUNCIA DE MARTÍNEZ INGLÉS CONTRA EL JUAN CARLOS I



Amadeo Martínez Inglés, Coronel alto cargo militar y ex Jefe del Estado Mayor en Zaragoza , que contó con información confidencial de primera mano, denunció todas la irregularidades que cita en su libro al Parlamento, al calentólogo socialistotrasnochado Marín y al Senado e hicieron -como es lógico- caso omiso.

Pero esta vez hay que agradecer la edición de este valiente libro. El texto es demoledor y demuestra la mentira contínua y mediática en la que vivimos. Y sus tesis son para agarrarse: según el autor, el Rey es un corrupto, que se ha enriquecido misteriosamente con una fortuna de 300.000 millones de pts, ganando unos 1000 millones al año y saliendo hasta en la lista Forbes , todo de nuestros impuestos; pudo haber matado con una pistola mientras jugaban a su hermano Alfonsito, el senequita,al que envidiaba y era el favorito de su padre y posible candidato a Rey; su hijo es un inútil antipático que no da golpe, fue el último Señor X o responsable de los Gal…

Pero esto no es lo peor, según Martínez Inglés, el rey ideó el golpe de estado del 23F; pagó con fondos reservados a la vedette citada por el autor como B. R., quien le chantajeó con una millonada y pagaba 6000 y 12.000 euros al mes y más…, y dejó tirados a todos sus validos, como Alfonso Armada, Milans del Bosch, Mario Conde, Adolfo Suárez, Torcutato Fernández Miranda, Sabino Fernández Campo, su padre Juan de Borbón, Don Jaime de Borbón, Infante Alfonso de Borbón, Alfonso de Borbón y Dampierre, General Quintana Lacaci, General Gabeiras, sus testaferros estafadores Javier de la Rosa y Manuel Prado y Colón de Carvajal, el príncipe y amigo Zourab Tchokotua etc… Es decir , a todo Cristo que le ayudaba lealmente o para poner la mano..

¿POR QUÉ EL REY NO DENUNCIA CON UNAS ACUSACIONES TAN GRAVES?

Pues porque se la suda y se la sudamos y porque vivimos en una estafa televisada. Resulta increíble que unas acusaciones tan graves nadie meta en la cárcel a Martínez Inglés o a Jesús Cacho, que escribió un libro similar: El negocio de la libertad. 

Martínez Inglés por el contrario ha denunciado al Rey ante la justicia hace unos días y ante el Parlamento y el Senado y se coló en la boda de Letizia para demostrar la falta de seguridad de la derrochadora, rosácea e inservible Casa Real, una boda en la se gastaron 10.000 millones de pts de nuestros impuestos.

Según el Coronel republicano Martínez Inglés, la idea mediática que tenemos del Rey impuesto por el Caudillo- Generalísimo no es la del campechano, populista, deportista, buen marido y asequible que nos muestran, sino la de un hombre engreído, putero y crápula infiel, obsesionado con el poder, corrupto e intrigador y que abandona siempre a los que dan todo por él: como hizo con Mario Conde o Armada o Sabino Fernández.

El leal y patriota general Alfonso Armada, ha escrito en el libro con el significativo título Al servicio de la Corona:

“Antes, durante y después del 23F, he estado a las órdenes de S.M”.

Esta frase palmaria resume toda la historia del golpe y carácter del etiquetado Rey de una manera definitiva.

EL RESPONSABLE DEL GOLPE DE ESTADO ALFONSO ARMADA SIEMPRE HA DICHO POR ACTIVA Y POR PASIVA QUE ESTABA A LAS ÓRDENES DE SU MAJESTAD, PERO LUEGO EL REY LOS DEJÓ TIRADOS Y EN EL TRULLO


EL GOLPE FUE UN SIMULACRO

Según Martínez Inglés, El Golpe fue un simulacro, llamado “Solución Armada”, para reventar un golpe real que tramaba militares nostálgicos fascistas llamado “operación almendros” y para reforzar la democracia o buscar un nueva salida para el Rey. 

Armada y Milans del Bosch obedecían órdenes del Rey y no es normal que durante el golpe Milans le consultaran al Rey por teléfono como si fueran amiguetes de toda la vida y no golpistas dictadores frente a su enemigo, el Jefe del Estado. Como tampoco es normal que Armada también se reuniera muchas veces con Juan Carlos en los días precedentes a la intentona golpista.

JUAN CARLOS COMO CABALLERO MASÓN DE MALTA


Caballero de Malta, Rey Juan Carlos, con el Gran Maestro de la Soberana Militar Orden de Malta, Andrew Cardinal Bertie, 2000. Franco decía que Don Juan,el padre de rey, era masón.



CON EL MIEMBRO DE SKULL & BONES G. BUSH


Una hermosa e iluminativa sintonía entre ellos. George Bush de Skull and Bones(Calavera & Huesos) , causante de la quiebra de Estados Hundidos, conduciendo con el rey Juan Carlos en el rancho del presidente en Crawford Texas, en Noviembre de 2004.

TEJERO, HONESTO Y TONTO ÚTIL

Tejero -el patriota ” tonto útil”- obedecía órdenes y es posible que no conociera la intriga preparada por el Rey y el CESID o servicio de inteligencia. Se pactó nada de violencia, ni disparos, ni aspavientos, pero el fiel, rudo y noble Tejero no hizo caso y se le fue la mano con su mítico, sonoro y estético: “¡Quieto todo el mundo!” y el resto de su estrambótica actuación, que pasará a los anales de la historia, entendidos anales en todo su amplio sentido proctológico.

La simulación se les fue de las manos con la actuación esperpéntica del simpático Tejero, a quien se le llegó a proponer más tarde, en los momentos finales de la astracanada, un pacto con un gobierno con socialistas, el rey, comunistas y otros políticos centristas o derechistas, el cual declinaría, como es lógico, mostrando que era mucho más honesto de lo que pareciera, con menos apego al poder, por ejemplo, que los socialistos del PPSOE , que en la actualidad arruinan nuestro país.

El libro del periodista Jesús Palacios 23-F, Golpe del CESID confirma practicamente todas la teorías de Martínez Inglés. Tampoco ni Dios le ha puesto una querella. Todos callan como putas, profesión que, por otra parte, define magistralmente el proceder de muchos personajes de este famoso episodio nacional.

JUAN CARLOS TARDÓ 7 HORAS EN DECIDIRSE EN EL “11-F…”

El hecho de que el Rey tardara 7 horas en dar la cara en el golpe y que se comunicara con los golpistas resulta sospechoso o que los tanques de Milans del Bosch no fueran cargados y hasta, como en una película de los hermanos Marx, pararan en los semáforos como el Dios y el código de circulación mandan. 
Como era sospechoso que no se fueran primero a la Zarzuela para imponerse ante la máxima autoridad militar, el Rey. Hay muchas contradicciones que indican que el golpe fue un sainete propiciado por el CESID y el Rey y que éste parece un intrigador voluble dispuesto a servir a quien le interese, algo normal en la historia de nuestra pútrida monarquía.

De hecho el Rey, fue elegido por un dictador, El Generalísimo Francisco Franco, brillante estratega y vencedor de una cruenta gerra civil  . Así aceptó en un discurso histórico del 23 de Julio de 1969 en la Cortes (que en puridad eran tan democráticas y eficientes -o más- que las inútiles actuales):

“..asumo, acabo de jurar, como sucesor, a título de rey, lealtad a Su excelencia el Jefe del Estado y fidelidad a los principios del Movimiento Nacional y Leyes fundamentales del Reino…”

“….recibo de Su excelencia el Jefe del Estado y Generalísimo Franco, la legitimidad política surgida el 18 de Julio de 1936“.

Una extraña legitimidad, insólita como sistema político, un rey elegido por un dictador militar
Según Martínez Inglés, la boda con la bilderberger Sofía fue de estado y detalla numerosos casos de infidelidad y aventuras organizadas por sus “mamporreros reales”.

El coronel revela que se le pagaba a la enigmática vedette B.R. 6000 ó 12.000 euros y luego una cantidad más alta de 50 o 100 millones de pts, cuando abandonó la relación… Una de nuestras fuentes privadas, el multimillonario madrileño calavera R. C, nos confirma que B. R era prostituta antes de ser famosa y que llegó a acostarse con ella para pagar una deuda de una partida de pócker en Madrid. 
Se dice que la apuesta vicetiple poseía bajo llave vídeos íntimos y otros donde el etiquetado rey por los pelotas repetidores de propaganda (=periodistas) hablaba sobre su intervención el 11-F.

“NI JUANITO NI HOSTIAS”

El autor define al cazador de osos ébrios WWF, Juan Carlos, como una persona de “caracter duro, autoritario, prepotente y , en ocasiones, despiadado”. “Ni juanito ni hostias”, exclamó un día el ocurrente prócer a Sofía cuando esta intentaba que no abandonara una recepción. Otra vez pidió tiránicamente que se callara a un corneta o el episodio con el gorila Chávez y su chulesco “por qué no te callas”, que define toda su personalidad real, es de sobra conocido por todos.



El libro del periodista Jesús Palacios confirma las tesis de Amadeo Martínez Inglés. Según este libro, editado por planeta, el 23 F no fue un golpe real, sino un simulacro para reforzar la democracia frente a ciertos conatos golpistas que se cocían en la trastienda del estado. El diseñador del Golpe fue el CESID, la inteligencia militar española, a cargo del General Javier Calderón y José Luis Cortina.

“En el otoño de 1980 -escribe el coronel Martínez Inglés en este libro- La Zarzuela, para tratar de desmontar el golpe duro “a la turca” que los tenientes generales franquistas preparan para la primavera del año siguiente, encarga al general Armada, la puesta en marcha de la solución política que enseguida llevaría su nombre: 
la“Solución Armada”, y que consistía en ir a un Gobierno de concentración, unidad o salvación nacional presidido por un alto militar (el propio Armada), con carácter temporal (dos años), formado con representantes de los principales partidos políticos (socialistas y centristas, básicamente) y consensuado con la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM)…”

El hecho que nadie denuncie a estos libros implica que el que calla otorga. 

El libro es de lectura obligatoria para que percibáis como nos engaña Matrixmedia y Matrixcultura a base del principio nazi goebbelsiano de la repetición y la manipulación, tomado del manual Propaganda del padre de la manipulación de masas, Edward Barneys. 

El autor suelta verdades como puños como ésta, que nos deberían hacer despertar ya de una vez por todos de esta mentira mátrix televisada que vivimos cada día:

“Nos limitamos a votar cada cuatro años las listas cerradas y bloqueadas que nos presentan unos autoritarios partidos que , con el apoyo del poder financiero que saca pingües beneficios del sistema, son capaces de formar Gobierno, no de gobernar en libertad. “

Martínez Inglés, cree con toda razón, que Juan Carlos será el último borbón. 

“Es muy probable que , vistas las andanzas del todo tipo que ha protagonizado durante los ya largos treinta años de su reinado: 23-F, GAL, aumento espectacular de su patrimonio personal, aceptación de regalos multimillonarios, desprecio de la constitución durante determinados eventos… etc. etc… tenga que responder ante la justicia antes de largarse al extranjero con viento fresco en compañía de su abultada familia”.


Para terminar desconfiemos de cualquier gran notición o evento. No hay historia , todo es conspiración. El asalto al banco central o lo de la colza fue una conspiración. La Transición, los partidos. Pedro Sánchez, el nuevo producto de marketing del PPSOE es del think thank Progreso para America y se entrevistó con la illuminati del CFR Madeleine Albright.