11 noviembre 2014

Sionismo internacional contra la humanidad

 
RECORDEMOS: 

Escuchemos la verdad que jamas escucharas en tv o radio o periodico al uso:




El estado de Israel es uno de los pocos del mundo que nunca ha definido sus fronteras       ¿porque?


Observando el mapa que aparece en este articulo mas abajo nos podremos hacer una idea.


Judíos antisionistas piden en Turquía el fin del Estado de Israel mientras su embajador en España justifica la masacre
Tres rabinos estadounidenses, pertenecientes al movimiento antisionista Neturei Karta International, llegaron ayer a Estambul para sumarse al movimiento mundial de denuncia contra Israel por su asalto a la "Flota de la Libertad" cuyo destino era Gaza. Todo un gesto de dignidad y de coherencia intelectual.
A su llegada a la sede central de la Fundación de Ayuda Humanitaria IHH, organizadores del convoy atacado, el rabino Yisroel Dovid Weiss expresó a Rebelión su resuelta oposición a la existencia del estado de Israel y su determinación de trabajar para que los crímenes cometidos por éste no queden impunes.

“Condenamos rotundamente esta atrocidad que ha sido perpetrada contra Turquía y los activistas de Derechos Humanos que viajaban en los barcos” afirmó el religioso en referencia al ataque llevado a cabo por Israel en la madrugada del pasado lunes.
Añadió que todos sus esfuerzos se centran ahora en conseguir “de una manera rápida y pacífica el desmantelamiento del estado de Israel y una (Franja de) Gaza en paz”, de este modo “judíos, musulmanes y cristianos podremos vivir en armonía”.

Para Weiss el judaísmo es una religión pacífica y no así el estado hebreo “que fue creado para atemorizar a la gente”.
Durante la rueda de prensa que tuvo lugar con posterioridad, los líderes religiosos desplegaron una pancarta donde se podía leer “el judaísmo rechaza el estado de Israel y sus atrocidades” y portaban sobre sus trajes unas pequeñas etiquetas con la leyenda “un judío no un sionista”.
El presidente de la organización IHH lo había expresado momentos antes a la prensa: "Con nosotros [en los barcos asaltados] había gente de todos los rincones del mundo.

Derechistas, izquierdistas, liberales, conservadores, ateos, islamistas, musulmanes, cristianos, judíos y budistas. Era una iniciativa pacífica y civil organizada por personas con conciencia, que iban desarmadas".


Un judio valiente redefine el antisemitismo - subtitulado cc:


----------NAKBA = la catastrofe ----------1948



?CUAL ES EL UNICO PAIS DEL MUNDO QUE ES EXPANSIONISTA y QUE ESTA AUMENTANDO SU TERRITORIO AÑO A AÑO ? 
..............................ISRAEL 

 EE.UU. le da a Israel once millones de dólares por día.

https://movimientoantinwo.files.wordpress.com/2014/08/gaza-bombardeo-580x335.jpeg
Bombas israelíes sobre la ciudad de Gaza, 29 de julio de 2014.

Los bombardeos israelíes han asesinado a más de mil doscientas personas en la Franja de Gaza desde el 8 de julio, y continúan sin tregua.

LA HISTORIA SIONISTA - video 
 

El video combina con éxito imágenes de archivo con comentarios propios y de otros, como Ilan Pappe, Jeff Halper, Alan Hart y Terry Boullata.
La historia sionista, presenta no solo la historia del conflicto Israel/Palestina, sino que también las razones centrales del mismo: la ideología sionista, sus objetivos (pasados y actuales) y su firme control no solo de la sociedad israelí, pero también, y de modo creciente, de la percepción que los occidentales tienen del Oriente Medio.

Estos conceptos ya han sido demostrados en el excelente documental Ocupación 101, de Abdallah Omeish y Sfyan Omeish, pero en este documental trata de la perspectiva de un israelí, exsoldado de la reserva y alguien que ha pasado toda su vida a la sombra del sionismo.



¿Por qué algunos tienen el poder para recordar mientras a otros se les pide que olviden?

En los meses cercanos a esta fecha, las fuerzas judías expulsaron, o intimidaron hasta hacerlos huir, a unos 750.000 palestinos. Se aplastó y se fragmentó a una sociedad llena de vida que había existido durante siglos en Palestina y, en sus ruinas, se construyó otra sociedad nueva.



GRAFICO DE LAS "AYUDAS" DE EE.UU. a ISRAEL / palestina
Son pocas las familias que no guardan un relato de pérdida de aquella época, un tío asesinado o una parte de la familia huyendo hacia el norte mientras la otra parte huía hacia al este para no volver a reunirse jamás, o casas, oficinas, huertos y otras propiedades arrebatadas.

Desde entonces, los palestinos de todo el mundo han conmemorado el día 15 de mayo cómo el día del Nakba, la catástrofe.

Hay una continua recuperacion del Holocausto (que aqui se usa la mayuscula), lo cual esta muy bien. Aparece en peliculas , tv , diarios con una gran asiduidad.

Sin embargo hay una muy timida memoria para recordar otras víctimas de injusticias masivas... los esclavos afroamericanos , los armenios asesinados en el genocidio, la desaparicion de indios en America ...

Sin embargo, en diálogos con israelíes y con algunos estadounidenses, siempre se aconseja a los palestinos que “olviden el pasado”, que mirar hacia atrás “no es constructivo” y “no lleva a ninguna solución”. Irónicamente, los palestinos viven las consecuencias del pasado cada día, ya sea como exiliados de su patria, como miembros de una minoría oprimida en Israel o como víctimas de una brutal y violenta ocupación militar.

Es por la “seguridad del pueblo judío” que se ha racionalizado que el estado israelí se apodere de las tierras palestinas, ya sea en el pasado en Israel como más recientemente en los Territorios ocupados, dónde los niños palestinos se enfrentan cada día a uno de los 500 puestos de control u otras restricciones de movimiento para ir al colegio.

Mientras tanto, el programa israelí de colonización de los Territorios Ocupados avanza implacablemente, trayendo a más colonos israelíes que deben ser “protegidos” de los palestinos que no aceptan el robo de sus tierras y campos.


Amira Hass, una periodista israelí, recientemente comentó: “Convertir el Holocausto en una herramienta política ayuda principalmente a Israel en su lucha contra los palestinos. Cuando el Holocausto está a un lado de la balanza, la expulsión del pueblo palestino de su tierra en 1948 se minimiza y se esfuma”.

Esto demuestra que la memoria no es una mera capacidad sin uso. Más bien es una expresión de poder del que puede recordar frente al que está obligado a olvidar.

ISRAEL EL UNICO PAIS DEL MUNDO QUE SE EXPANDE:

ESTA IMAGEN LO EXPLICA TODO, NADA HAY QUE DISCUTIR:




imagen ampliada:
http://lawrenceofcyberia.blogs.com/photos/maps/landloss.html


Este gráfico muestra la anexión ilegal de tierra Palestina desde 1948 hasta 2000.
Desde al año 2000, las áreas verdes de Palestina han sido mayormente anexadas a Israel.... Esta bastante claro.

y mas claro todavia en este VIDEO




Esta es el área completa de Palestina mas actual.
El color lila claro representa áreas militares israelíes cerradas.
El color lila oscuro representa poblados israelíes ilegales.
La línea negra representa la pared tipo Apartheid de Israel. Todo fuera de la pared ha sido anexado a Israel.
Las áreas amarillas son los principales centros de población palestinos, aunque los palestinos viven por toda el área del Banco Oeste.


HISTORIA DE PALESTINA EN 8 MINUTOS
 

Porque no se permite investigar, estudiar cientificamente el tema historico del HOLOCAUSTO?




El Banco Mundial financia la construcción del muro Israel-Palestina, pero exige que los palestinos paguen

Cual es el conflicto ?

Si una persona viene y ocupa parte de tu casa, y luego reclama alcanzar la paz, TU debes reconocer su ocupación ilegal de la parte de tu casa y si no lo haces TU eres el malo de la película que no quiere la paz
¿reconocerías el “derecho legítimo a existir” de una persona si eso significa reconocer la legitimación del robo de tu casa y la opresión de tu familia?

mucha mas informacion sobre el origen de este problema- el holocausto ? - el imperio britanico...
aqui: http://www.rafapal.com/?p=1510

veamos un ejemplo de terrorismo del estado...de Israel - todo empezo mucho antes:

Con vistas a colonizar Palestina, el movimiento sionista no sólo quería desplazar hacia allí a los sobrevivientes de las persecuciones nazis en Europa sino también a las poblaciones judías del Medio Oriente. Para obligar a los judíos iraquíes a emigrar, el movimiento sionista montó una operación que se desarrollaría en tres etapas: 

 Se concluyó un acuerdo con el primer ministro iraquí probritánico Nuri al-Said para que los judíos iraquíes aceptaran un pasaje de ida a Israel sin regreso. El 9 de marzo de 1950, el parlamento adoptó además una ley que estipulaba que los judíos iraquíes que salían del país tenían que renunciar por escrito a su ciudadanía y que no podían regresar. 

 Entre el 19 de marzo de 1950 y el 30 de enero de 1951 se desató una campaña de atentados con bombas contra los lugares en los que se reunía la comunidad judía. Aquellos atentados fueron atribuidos falsamente a los oficiales del Golden Square, quienes habían apoyado a Alemania en contra de los británicos durante la Segunda Guerra Mundial. Los verdaderos organizadores de los atentados fueron los servicios secretos israelíes, bajo la dirección de Mordechai Ben Porat, como lo demostró en 1956 la publicación israelí Haolam Hazehde Uri Avnery. 

 Inmediatamente se puso en marcha un puente aéreo organizado, desde Cuba, por la dictadura del general Fulgencio Batista para permitir la evacuación de 115 000 judíos, aterrorizados por el cariz que había tomado la situación. Los aviones salían de Bagdad y hacían escala en Nicosia, Chipre. Pero, hacia el final de la operación, varios aviones con mayor capacidad volaban directamente de Irak a Israel para acelerar el traslado.

El terrorista Mordechai Ben Porat, cercano a David Ben Gurión, fue diputado por cuatro veces y una vez ministro sin cartera. En 2001 recibió el Premio de Israel por el conjunto de su acción, en particular por haber empujado a los judíos iraquíes a emigrar.

Narciso V. Roselló Otero emigró de Cuba hacia Estados Unidos luego de que los revolucionarios conducidos por Fidel Castro tomaran su residencia, donde encontraron armas que utilizaron para tomar La Habana y derrocar al general Batista.


CASAS DESTRUIDAS : Israelies y Palestinas: 

 

«Pilotos cubanos en la Tierra Santa», por Luis Hernández Serrano, Juventud Rebelde, 16 de octubre de 2010. ==

Bibliografía:
 Ropes of Sand: America’s Failure in the Middle East, por Wilbur Crane Eveland, WW Norton & Co (1981, 382 p.), ISBN-13 : 978-0393013368.
 Ben Gurion’s Scandal: How the Haganah and the Mossad Eliminated Jews, por Naeim Giladi, Dandelion Books,U.S. (Segunda edición 2003, 364 p.), ISBN-13 : 978-1893302402.





  • 55 Preguntas acerca de la Farsa del Holocausto


  ¿Que prueba hay de que los nazis mataron deliberadamente a 6 millones de judíos?
Ninguna. La única evidencia la constituye el testimonio de “sobrevivientes” individuales. Este testimonio es contradictorio y ningún “sobreviviente” alega haber presenciado de hecho ningún “gaseo”. No hay pruebas concretas de ningún tipo: no hay jabón hecho a partir de seres humanos; no hay pantallas de lámparas hechas con piel humana (tal como dicho por Yehuda Bauer, director del museo del Holocausto, Israel. Ver “Bs As Herald”, Abril 25, 1990 pag 2), no hay archivos, no hay estadísticas demográficas. 

  ¿Que pruebas existen en cuanto a que no murieron 6 millones de judíos a manos de los nazis?
Muchas. Incluyendo las de la naturaleza forense, demográfica, analítica y comparativa, todo concurriendo a probar la imposibilidad de esa cifra que representa de quizás un 1000%. 

Es cierto que Simon Wiesenthal afirmó una vez, por escrito, que “no hubo campos de exterminio en suelo alemán” ?
Si. En “Books & Bookemen”, ejemplar de abril de 1975. Wiesenthal alega que el “gaseo” de judíos tuvo lugar en Polonia.
  Si Dachau quedaba en Alemania y hasta Simon Weisenthal dice que no fue un campo de exterminio, entonces. 
 ¿porque miles de veteranos de guerra en los EE.UU dicen que lo fue?
Porque después de que los aliados capturaron Dachau, miles de conscriptos norteamericanos fueron llevados y paseados por Dachau, en donde se le mostraron edificios de los que se dijo que eran cámaras de gas y porque los medios masivos de difusión, amplia pero falsamente, afirmaron que Dachau era un campo de “gaseo”. 

 Auschwitz queda en Polonia, no en Alemania. 
¿Hay pruebas de que existiesen cámaras de gas construida para dar muerte a los seres humanos en o cerca de Auschwitz?.
No. Se ofreció una recompensa de 50.000 dólares a quien aportara tal prueba y el dinero fue depositado en un banco, pero no apareció nadie con prueba creíble alguna. Auschwitz, capturada por los soviéticos fue ampliamente remodelada después de la guerra y se construyeron distintos edificios para que pareciesen enormes “cámaras de gas”. Actualmente Auschwitz es un gran centro turístico para los polacos. 

Existe alguna prueba científica que confirme la inexistencia de cámaras de gas en Auschwitz?
Si, en febrero de 1988, el ing. Fred Lauchter, especialista en el diseño y fabricación de equipos para ejecución, utilizados en las cárceles de los EE.UU, realizo en Auschwitz la primera investigación investigación forense en las “cámaras de gas”.
Los estudios realizados en el lugar y el análisis de materiales llevados al laboratorio demostraron que las instalaciones en cuestión nunca habían sido utilizadas - ni hubiesen podido verlo como cámaras de gas. El peritaje del Ing. Lauchter fue aceptado como prueba de la defensa durante el juicio contra Ernst ZÜNDEL en Canadá, en 1988. 

  Si Auschwitz no fue un “campo de exterminio”, ¿Cual era su finalidad verdadera?
Fue un complejo industrial a gran escala. Tuvo fabricas de caucho sintético y los reclusos fueron utilizados como mano de obra.


Como sabréis, Rothschild es el apellido de la dinastía más grande de banqueros del Planeta; delante de ellos, hasta los Rockefeller son pequeños...
Los Rothschild fueron los banqueros del sionismo y por ello, la efigie del fundador de la dinastía Meyer Amsfeld, aparece en el billete de más valor del estado de Israel.

Aqui abajo una de las mansiones de los ROTHSCHILD: 




mas negocios de Israel a costa de Palestina y Europa
Paga Europa con su "ayuda humanitaria":

Israel obtiene beneficios del cerco de Gaza- se beneficia de la ayuda humanitaria a Palestina:
Israel utiliza una forma de explotar a los palestinos cobrando un peaje a los esfuerzos de ayuda humanitaria con destino a Gaza (también a Cisjordania, pero de momento nos concentraremos solamente en al caso gazatí).

La población de Gaza es la población del mundo que más depende de la ayuda humanitaria. Sin posibilidad de exportar e importar materias primas, sin la infraestructura necesaria para el desarrollo de la industria local, la Franja de Gaza es incapaz de generar suficientes ingresos a nivel local para sostener a su población y debe depender de la ayuda. El asedio israelí crea así las condiciones necesarias para el envío de ingentes cantidades de ayuda a Gaza.

Esta ayuda debe pasar a través de puertos y aeropuertos israelíes, donde las tasas de aduana(*) y las tarifas de almacenamiento y transporte acaban engordando las arcas de empresas israelíes. Las limitaciones impuestas por Israel al número de camiones autorizados a entrar en Gaza y los prolongados registros y controles por los que deben pasar las mercancías hacen que los costes de transporte y almacenamiento aumenten exponencialmente.
Gran parte de la ayuda llega en forma de productos (alimentos, piensos, gasolina, gas de cocina, medicamentos, etc) que proceden de empresas israelíes. De ese modo, estas empresas han sido capaces de encontrar un mercado cautivo en Gaza, cobrar por adelantado (puesto que los cheques de bancos de la Franja de Gaza no son aceptados en Israel) y aumentar sus ventas.
Lo que es más importante, esta ayuda se financia con moneda extranjera (principalmente euros), pero los productos proceden de empresas israelíes a las que hay que pagar en moneda israelí. El resultado es que ingentes cantidades de moneda extranjera se convierten en el Banco Central de Israel en shekels israelíes con el fin de financiar la ayuda, y el Banco Central de Israel consigue quedarse con la moneda extranjera.
En efecto, el asedio israelí de Gaza ha transformado la industria de la ayuda en una de las más grandes exportaciones israelíes: empresas que normalmente proporcionarían servicios domésticos se han convertido en fuente de divisas extranjeras, lo que contribuye a fortalecimiento general de la economía israelí y ha permitido eliminar el déficit de la balanza comercial israelí casi en su totalidad.

...ES MAS EFECTIVO LUCHAR CONTRA LA INJUSTICIA QUE AYUDAR A LOS POBRES

NO CONFUNDIR SIONISTAS con JUDIOS:


Pero tambien muchos Israelitas empiezan a negarse a participar en la masacre de inocentes:
http://www.youtube.com/watch?v=1cMs0nai4JQ&eurl=

ECONOMIA EN ALEMANIA NACIONAL SOCIALISTA:
aunque hoy dia hay algunas experiencias locales que se siguen llevando a cabo en ese sentido con vales y cosas así, con obligación de gastarlo y no atesorarlo....

Lo que es increíble es que en los programas de estudio de la universidad, en políticas, sociología, historia o economía, no hay un solo lugar donde haya un plan de estudios medianamente sincero, y aunque te encuentres con tochos de Galbraith, Paul Sweezy o Keynes que tuvieron mucho que ver y que estudiaron y conocieron bien la economía nazi, ninguno te cuenta los logros de esa economia que paso en seis años de seis millones de parados y la ruina más absoluta a ser una nación capaz de mantenerse seis años en guerra contra el mundo entero, sin inflacción y sin grandes problemas económicos.

Habiendo enriquecido y desarrollado un proyecto económico y social único hasta hoy. Yo pienso que la guerra fué necesaria sencillamente porque el New Deal fué un fracaso judio en EEUU y todo el mundo sabe que hasta que no entraron en guerra por iniciativa propia Inglaterra y Francia el 3-8-39, no se empezó a recuperar EEUU de la crisis, la guerra fué el factor que sacó a USA de su postración. El plan original era otro.

Es curioso que no sepamos nada de la economía nazi cuando funcionó tan bien, hasta el bigotillo de Hitler es un homenaje que el le hizó a su admirado Gotfried Feder, que fué el ideólogo que escribió “Manifiesto contra la servidumbre por el interés del dinero”, poniendo sobre el tapete la cuestión de cómo funciona una civilización basada en la usura, que es lo que hay ahora. Schirac consiguió en el Tercer Reich bloquear los marcos, de manera que reconocían la deuda, pero con ella los acreedores tenian que comprar productos en Alemania, con lo cual consiguieron aumentar la actividad económica, le dieron la vuelta a la tortilla, suprimieron el patron oro y lo cambiaron por el patrón trabajo.

Realmente no fueron unos monstruos al servicio del capitalismo como decian los falsos estudiosos como  Enzo Colloti y otros sinvergüenza por el estilo. Desarrollaron el verdadero socialismo, por eso no fué facil vencerles en la guerra,

La usura es la base de toda esta crisis y todo este cuento, por eso estuvo prohibida en la cristiandad medieval hasta que llegaron Calvino y sus secuaces judios y la instauraron, el proceso ha ido creciendo, la usura se legalizó en España con el ministro socialista Belloch hace unos años, cuando con Franco era delito, y ahora van a comerse las cajas de ahorro que eran unas instituciones creadas por los cristianos para evitar la usura de los judios que llegaba al 40 y 60 % de modo que arruinaban a todo el mundo.

Los franciscanos las crearon para evitar la esclavitud de todo el mundo. Ahora los van a hacer bancos.

El proceso de expropiación judio sigue avanzando imparable. En Alemania nazi lo que se hizo fué poner como base de la moneda la fuerza de trabajo alemana como respaldo, claro, de esa manera la moneda era un valor de intercambio y no en si mismo.

Acabar con esta civilización es muy facil, solo hay que tener tres o cuatro ideas claras, con eso sería suficiente.

 
HITLER no se suicido - salio en vuelo a Barcelona:         (ya se sabia)

Existe "un documento oficial enviado por el gobierno alemán" firmado por el exjefe de la Gestapo Heinrich Müller que autoriza "un vuelo especial" de Berlín a Barcelona el 20 de abril de 1945 "donde el número uno y el número dos en la lista de pasajeros son Hitler y su esposa Eva Braun".

Parte de los interrogantes giran en torno a "la historia oficial" de Hugh Trevor-Roper, quien hizo un estudio por orden del antiguo primer ministro británico Winston Churchill certificando el suicidio de Hitler que se declaró "oficial" a finales de 1945.

"Me fui dando cuenta de que muchísimos historiadores importantes, como Joachim Fest o Stanley Payne, han ido copiando y plagiando de otros y asumiendo que la historia del suicidio es real, por lo que han ido repicando la misma historia oficial".

 "los historiadores han sido cómplices de las historias oficiales" porque les resulta "más cómodo" manejar la historia oficial "y así no investigar cosas nuevas".....

Tomado d Eric Fratini - ultimo libro
https://es.noticias.yahoo.com/eric-frattini-siembra-dudas-muri%C3%B3-hitler-b%C3%BAnker-102114424.html


Barry Chamish: 
No habría moderno estado de Israel 
sin francmasonería británica. 

En el 1860, el movimento británico-israelí fue iniciado desde la francmasonería. Su objetivo era establecer un estado judío-masónico en la provincia turca de Palestina. Inicialmente, las familias judías británicas como los Rothschilds y Montefiores donaron el capital para contruir la infraestructura para anticipar una onda de inmigracion. Sin embargo, atraer a los judíos a Israel se probó como algo bien difícil entonces. A ellos, simplemente, les gustaba la vida europea demasiado como para abandonarla. De manera que Europa tuvo que convertirse en una pesadilla para los propios judíos.

El Imperio Británico era una extensión de los intereses financieros de los banqueros. De hecho, todas las colonias negras ((India, Hong Kong, Gibraltar) eran colonias de la Coronia. Pertenecían a la City y no estaban sujetas a la ley británica, aunque se esperaba que fueran los ingleses los que conquistaran y pagaran por todo ello.

El Banco de Inglaterra asumía el control de los USA durante la administración de T.R Roosevelt (1901-1909), cuando su agente J.P. Morgan se hizo con el 25% del negocio americano. (Anton Chaitkin, Treason in America, 1964).

De acuerdo al “Almaque Americano”, los banqueros son parte de una red llamada “Club de las Islas” que es una asociación informal de, predominantemente, casas reales con sede en Europa incluyendo La Reina. Este club de las Islas dirige un estimado de 10 mil billones de dólares en activos. 

Domina sobre gigantes corporativos como Dutch Shell, Imperial Chemical Industries, Lloyds of London, Unilever, Lonrho, Rio Tinto Zinc, y Anglo American DeBeers
Domina el suministro mundial de petróleo, oro, diamantes y muchos otros materias primas, y emplea estos activos a discreción de su agenda geopolítica.

Los verdaderos protagonismtas del CRIMEN ORGANIZADO:



Todo es judaico en el comunismo, desde su dirección hasta su organización y trasfondo. Judíos fueron prácticamente todos los teorizantes y fundadores de esa utópica aberración contra natura: Karl Marx = Haim Mordekai Kissel, Friedrich Engels, Ferdinand Lassalle, Boerne, Cohen, Karl Kautsky, Heinrich Heine, Edouard Bernstein, Lastrow, Loening, Max Hirsch, Wirschauer, Longuet, Lafargue. Judíos fueron los estadistas que más o menos discretamente les protegieron y solaparon sus actividades, desde Disraelí hasta Kerensky y desde Rathenau hasta Roosevelt. Judíos, como ya hemos visto, los banqueros internacionales que financiaron las actividades revolucionarias primero en Rusia y después en el mundo entero.

Judíos o de origen judío son la mayor parte de las instituciones y símbolos bolcheviques: la estrella roja comunista es un símbolo hebreo; la organización y el funcionamiento de los soviets es idéntico al de los kahales; los «koljoces» de la Rusia bolchevizada funcionan de manera bien similar a los famosos "kibutz" de Palestina; el Estado soviético es el primero del mundo en considerar el antisemitismo un crimen, la primera pregunta del cuestionario a que se somete un aspirante a miembro del Partido comunista americano es: «¿habla usted yiddish?» .

JUDIOS EN NOVIEMBRE 2012 .
EL RESULTADO DE SU "EDUCACION" CONVERTIDOS EN SERES DESHUMANIZADOS:

El movimiento comunista mundial parece sometido a una constante según la cual, tanto mayores y más rápidos son sus éxitos en un determinado país, cuanto más importante es, cuantitativa o cualitativamente hablando, la comunidad judía que alberga. Una excepción parece ser Norteamérica. En realidad, es la mayor confirmación de esa regla. En efecto, objetivamente hablando -sólo lo objetivo cuenta en política- camuflando sus decisiones bajo la capa de los errores o del oportunismo histórico del momento, desde 1917 hasta hoy, los sucesivos Gobiernos de Washington han sido la palanca que ha posibilitado la instalación, en medio mundo, de regímenes marionetas del Kremlin. Los políticos de la Casa Blanca, que tan inteligentes fueron en el transcurso de su Guerra de Secesión, de sus guerras de expansión imperialista contra México y contra España, de sus guerras de genocidio contra los aborígenes de su propio país, en la Primera Guerra Mundial y en la gran cruzada de las democracias contra Alemania, no se han vuelto, súbitamente, unos deficientes mentales, cada vez que han enfocado un problema relacionado con el comunismo. No es posible el error continuo. Lo que ocurre es que todos los formidables recursos del Occidente «capitalista» son necesarios para hacer triunfar al Oriente «comunista». ¿Paradoja? No, sencilla lógica para los que son capaces de seguir el hilo rojo de una conspiración multisecular contra Europa y el Mundo.

¿Contradicciones inherentes al malvado sistema capitalista como diría el heredero de un prestamista, Marx? En absoluto, capitalismo y comunismo son tan exactos en sus consecuencias y en sus métodos, que nada de extraño tiene que las personas que los crearon y que, actualmente, los controlan, sean de la misma extracción racial.


Gingrich se Postra por el Voto Judío (Subtitulado)




Los verdaderos objetivos del comunismo son revelados por su «padre espiritual», Marx, en una carta que escribió a su correligionario Baruch Levi :

«En esta nueva organización de la Humanidad, los hijos de Israel, esparcidos por todos los rincones de la Tierra se convertirán, en todas partes, sin oposición alguna, en la clase dirigente, sobre todo si consiguen colocar a las masas obreras bajo su control exclusivo. Los Gobiernos de las naciones integrantes de la futura República universal caerán, sin esfuerzo, en las manos de los israelitas, gracias a la victoria del proletariado. La propiedad privada podrá, entonces, ser suprimida por los gobernantes de raza judía que administrarán, en todas partes, los fondos públicos.

"Así se realizará la promesa del Talmud según la cual, cuando llegue el tiempo del Mesías, los judíos poseerán los bienes de todos los pueblos de la Tierra".

Esa confesión de Marx es de enorme importancia. Los obreros, para él, no son más que los instrumentos que deben utilizar los judíos para convertirse en los amos del mundo y, como dice cínicamente el autor de El Capital, administrar sus riquezas. Marx, hijo de un prestamista usurero, nieto y heredero de un rico rabino, y casado con una burguesa alemana, no era un «paría de la Tierra, esclavo sin pan». Pero si era, en cambio, un patriota judío.

Algunos pocos religiosos judios contra la ocupacion de Palestina:

KARL MARX, HIJO DE RABINOS PAGADO POR LOS ROTHSCHILDS
TODOS LOS HIJOS DE MARX SE SUICIDARON, MENOS UNA ILEGÍTIMA QUÉ ABANDONÓ
Y mi ego nació, creció y se formó con un  CONTÍNUO lavado de cerebro familiar comunista.
Con el GESTO  masón. . Se "cepilló" a la criada y la abandonó.
 Engels la pagaba ya que él pasó de ello y su hija fue la única que no se suicidó ,porque no le conoció. 


En otro espacio de la carta a Baruch Levi, antes citada, Marx escribía:

«El pueblo judío, considerado colectivamente, será su propio Mesías. Su reino sobre el Universo se obtendrá por la unificación de las otras razas humanas, la supresión de las fronteras y de las monarquías, que son el baluarte del particularismo, y el establecimiento de una República universal que reconozca los derechos de los ciudadanos judíos».

El burgués adinerado Haim Kissel Mordekai Marx, no era un anticapitalista en el recto sentido de esa expresión. De haber sido un verdadero anticapitalista hubiera fustigado, en sus obras demagógicas, a los auténticos capitalistas, es decir, aquellos que viven del capital, del llamado dinero escritural, del «Book-Money», creado por los banqueros por una simple anotación en sus libros del dinero-crédito, llamado por el propio Trotsky, yerno de un poderoso banquero, «moneda falsa de curso legal». Mas, ¡oh, paradoja!, cuando habla del dinero-crédito, de la finanza usurera, Marx se expresa de manera tan cauta como temerosa. Hablando de la finanza, internacional y apátrida, Marx es un auténtico reaccionario retrógrado, para utilizar una expresión cara a los camaradas del Partido Comunista.

De haber sido un anticapitalista auténtico, Marx hubiera mencionado, en sus obras comunistas, a los numerosos capitalistas judíos que, ya en su época, infestaban Europa. Ejemplos no le faltaban: los Pereyre, los Camondo, los Peixotto, los Mayer, los Reinech, los Mendelssohn, los Schneider, y, sobre todo, aquella «estrella de cinco puntas» constituida por el Imperio Rothschild en Frankfurt, Londres, París, Viena y Nápoles. Una acumulación de riqueza, conseguida sin trabajo ni beneficio alguno para la comunidad - antes bien, en detrimento suyo-, como jamás los siglos vieron. He aquí un bello ejemplo de capitalismo a destruir. Pero Marx guarda discreto silencio. Para él, los únicos «capitalistas» son los dirigentes de empresa, los industriales, los terratenientes, y hasta los obreros expertos y peritos que rehusan ser rebajados al nivel de los jornaleros sin oficio ni beneficio.

Para Marx, evidentemente, el capitalismo de Estado soviético, bautizado «comunismo» para las masas ignorantes, no es más que un medio, una herramienta para llegar al verdadero fin: el imperialismo mundial de Sión.

HOY RUSIA:

El 0,2 por ciento de familias en Rusia controla casi el 70 por ciento de la riqueza nacional:

Berezovsky, Gusinsky, Fidman, Khodorkovsky, Abramovich etc. son todos JUDIOS, 
Se quedaron con todos los recursos de la antigua URSS. 
Ahora, ademas la mafia rusa se esta quedando tambien con Israel, ya que es una mafia integramente judia, que controla una economía tan grande como Europa, 5ooooo rusas vendidas en trata de blancas tambien son un buen negocio, todo controlado desde Israel. 

Para lavar esta imagen ahora el tambien magnate judio Alexander Mashkevich dice que va a crear una Al.jazeera judia.


--
MONEY MASTERS:
lOS DUEÑOS DEL MUNDO . lOS QUE CONTROLAN EL DINERO:video fabuloso


apuntes varios:


los sebbatianos del mesianista judio Frank  al infiltrarse en la iglesia católica polaca empezaron a escribir libelos antisemitas.
Tanto Sebbatai Zebi como Frank son antecesores ideológicos y estratégicos de las ideas del rabino Mordechai Marx Levi más conocido como Carlos Marx. Infiltrados dentro del catolicismo y el islam indistintamente.
El fin es el mesianismo judio y la destrucción de todas las religiones.
Hitler era un Rotschild, formado en Tavistok,  por lo tanto a el no lo machacaron, sino al pueblo aleman. 
La persecución contra el pueblo judio fué solo aparente, una estrategia como la que han desarrollado siempre los sabbatianos judios iluminati precisamente. En realidad Hitler tenia su médico judio, su cocinero rumano judio, su jefe diplomático judio, montones de generales y mariscales ....


Tal es el poder de este linaje, que llegaron a controlar y poner de acuerdo mediante sus peones a los bolcheviques rusos y a los gobernantes turcos (sabbateanos), todos judios, y reclamar tierras para fundar el estado de Israel, del cual el rey es Rothschild evidentemente, el jefe supremo.

Hitler era un Rotschild, formado por los ingleses

Hitler jugaba con las mkultra con menguele, …era otro illuminati más Greg Hallet ya lo documentó con pelos y señales y en sudamerica después de supuesto suicidio le vieron muchos testigos.

Attaturk, el padre de la turquia moderna era un judio español.

Lawrence de Arabia, el liberador de los arabes era un agente de Rothschild, ademas de pederasta , pidio a los palestinos en la 1ª guerra mundial que lucharan por liberar palestina de los turcos, el plan era conseguir tierras para crear Israel (la declaración Balfour fué en esas fechas, una carta privada de Rotschild por cierto), y que muriera gente, y hacer mas rico a Rothschild,

Solo Churchill supo junto con dos mas cuando se mató Lawrece de Arabia con la moto que era él, porque trabajaba directamente para el. Churchill que habia escrito la carta famosa describiendo que habia una lucha por el alma del pueblo judio entre sionismo y bolchevismo, y habia estado defendiendo los intereses de Rothschild en Sudafrica, los de la poderosa empresa Rio Tinto Zinc, para controlar el mercado mundial del oro y exterminar a los Boer.

Asi Rothschild creó en pocos años dos genocidios el armenio y el boer. Oro Sudafricano y tierras en Israel.

tenemos pues al joven abogado Ghandi y al amigo Churchill en Sudafrica, ambos defendiendo los intereses de Rotshchild, mientras realizan las matanzas armenias los judios musulmanes turcos y por otro lado preparan a Hitler, otro Rotshchild en Tavistock, de
La empresa minera, como Rio Tinto, que crea el instituto para la manipulación global en casos de crisis mediante control psicológico. ..Del cual derivan multiples organismos internacionales, como el club de Roma, o la misma cia

¿Y qué estaba pasando mientras en la izquierda? pues que habia una lucha feroz entre los comunistas y los anarquistas. Ya Bakunin habia denunciado a los judios en su carta a los internacionales de Bolonia en diciembre de 1871. La prensa judia apoyaba a los comunistas y echaba pestes de los anarquistas. Marx decia que Bakunin era un agente ruso, mientras el pobre estaba en prisión, pasándolas putas y a él le pagaban los Rotschild por escribir sus escritos, Marx hay que decirlo no era solo pagado, era un miembro de la familia Rotschild, y ademas se llamaba mardochai en honor a Mardochai Morah, uno de los seguidores sabbateanos mas radicales y mas partidarios de acabar con todas las religiones para cumplir el plan mesiánico. Los anarquistas han sido exterminados en todas partes por los comunistas. Es decir el espiritu de libertad aniquilado por los Rothschild.

La mujer de Trotsky era una hija de Rokefeller.




Entonces, esos sabbateanos turcos, aliados ademas de Alemania en la guerra, contra Inglaterra, es donde se forma el judio Haushofer, el nazi de la orden de Thule, amigo de Hess, el alejandrino, y escribe sus libros sobre la masoneria turca y sus rituales. esa alianza turco-alemana dura hasta hoy, en que los miembros de la secta sufi que ya he mencionado otras veces son dirigidos por musulmanes judios alemanes como Burhanuddin con maestros turco-chipiotras.
Y los jefes mas altos son militares americanos. ¿lo vais pillando?



La izquierda es un instrumento Rothschild desde siempre, Marx , ya sabemos, era un Rotschild, Lenin estaba pagado por ellos, Trotsky jugaba al ajedrez con Rotschild en Suiza, ¿que hace un revolucionario comunista ruso pagado por el mayor capitalista del mundo?, ¿me lo puede explicar alguien?, esa revolución mundial de Trotsky, que tambien era judio, es la revolución de Rothschild. Esos neocon que bombardean y destruyen el mundo ahora con la OTAn, Y con Bush en Iraq, esos neocon son judios trostkystas, y tienen todos pasaporte israeli, los jefes de EEUU, los malos, los troskystas de washington, su estrategia la marcó Leo Strauss, un sabbetiano, cabalista, mas malo que un infierno entero. Esa es la agenda. 
El gran israel, y despues construir el templo, y a por el resto del planeta.




Oliver Stone says that Hitler caused more damage to the Russian people than to Jewish people, but that the American focus on the Holocaust stems from the "Jewish domination of the media."


Truman Capote ” En una entrevista atacó la “Mafia Sionista que monopoliza los medios de difusión” y se quejó por la tendencia de suprimir las obras que no son aprobadas por los judíos”
Fuente: Revista ‘Playboy’, Marzo de 1968

Arthur Schopenhauer ” Si se le pisa en un pie a un judio en Francfort, toda la prensa judía, desde Moscú hasta San Francisco, levanta vivas manifestaciones de dolor”

Joel Stein : “No me preocupa si los americanos piensan que dirigimos los medios de comunicación, Hollywood, Wall Street o el Gobierno. Sólo me preocupa que sigamos dirigiéndolos.”

http://articles.latimes.com/2008/dec/19/opinion/oe-stein19/2


“Nuestra raza es la raza maestra. Nosotros somos dioses sobre este planeta. Somos tan diferentes de las razas inferiores, como ellos lo son de los insectos. De hecho, comparados con nuestra raza, las otras son bestias, ganado como mucho. Las demás razas son consideradas como excremento humano. Nuestro destino es gobernar sobre las razas inferiores. Nuestro reino terrenal será gobernado con vara de hierro por nuestro líder (Luzifer). Las masas lamerán nuestros pies y nos servirán como nuestros esclavos”.
Menagen Begin, Premio Nobel de la Paz 1978, ex primer ministro Israel, discurso en el Parlamento


Las seis compañias judias que controlan el 96% de los medios de comunicación:

http://consignanacional.blogcindario.com/2009/05/2009/05/00008-seis-companias-judias-poseen-96-de-los-medios-del-mundo.html






Ezra Pound, sin él no habría habido ningún grande de la literatura de EE.UU. en el siglo XX. Pero denunció la usura- grave pecado.
Según Pound, en el futuro la crítica de arte tendría que analizar claramente viendo en cualquier obra de arte el nivel de usura (financiero) que reinaba en esa época.

No le dieron el premio Nobel, pese a todas las peticiones, no, lo metieron en una jaula, y lo expusieron como a un animal, no volvió a hablar en toda su vida, no le dio ese gusto a sus captores sionistas. Otro indignado que ganó la gloria.




 LA INVENCION DE LA HISTORIA 
DE LOS JUDIOS 
How I Stopped Being a Jew (en español Cómo dejé de ser judío de próxima aparición en Buenos Aires, editorial Canaan [N. de T.]), el "símpatico" libro de Shlomo Sand en su versión en inglés, trata acerca de una pregunta que muchos se han hecho, pero han tenido miedo de hacerla: ¿qué hace que alguien sea judío? Si bien ha sido un enigma desde tiempo inmemorial, es más relevante en cuanto que Israel da la bienvenida a todos los que considera judíos independientemente de su nacionalidad o creencias religiosas (o la falta de ellas). Por otro lado los no judíos (25% de los israelíes), aunque nacidos y residentes en Israel no son ciudadanos plenos del Estado judío.
"Si Estados Unidos decidiera mañana que no es el Estado de todos los ciudadanos estadounidenses, sino que es el Estado de las personas de todo el mundo que se identifican como anglosajones protestantes, tendría un sorprendente parecido con el Estado judío de Israel“, (pág. 82).
Sand es israelí y judío laico, definido por su ascendencia judía como tal por el Estado de Israel. Es profesor de la Universidad de Tel Aviv, especializado en Historia de Francia. Es más conocido como autor de dos libros controvertidos, La invención del pueblo judío (2009) y La invención de la Tierra de Israel (2012).

Su argumento principal es que la afirmación de que los judíos de hoy son descendientes de los antiguos israelitas es simplemente un mito de gran utilidad para la causa sionista. Las teorías de Sand están hábilmente expuestas en un artículo de Paul Atwood publicado en CounterPunch en la edición del 14 a 16 febrero de 2014.
En pocas palabras Sand sostiene que los judíos europeos, e incluso muchos de los de Oriente Medio, son descendientes de conversos al judaísmo, sin conexión biológica con los antiguos israelitas. Sin embargo los fundadores del sionismo, en su mayoría judíos seculares y ateos, al tiempo que rechazaban los aspectos sobrenaturales y milagrosos del Antiguo Testamento tomaron sus leyendas como la historia verdadera.
"Para justificar la colonización de Palestina el sionismo apeló sobre todo a la Biblia, señalándola como el título de propiedad legal de la tierra. Se procedió entonces a representar el pasado de diversas comunidades judías no como un fresco denso y variado de los grupos abigarrados que se convirtieron al judaísmo en Asia, Europa y África, sino más bien como una historia lineal de personas de una raza, supuestamente exiliadas por la fuerza de su tierra natal y que aspiraron durante 2.000 años a volver a ella". (p. 48)
Esto proporcionó una dudosa justificación para el "retorno" a la "tierra prometida", la ya habitada Palestina, pero fue suficiente para convencer a las grandes potencias, que se sentían culpables del destino de los judíos en la Segunda Guerra Mundial y también estaban ansiosas por encontrar un lugar alejado de sus costas al que los sobrevivientes pudieran emigrar.
Además proporcionó una identidad y razón de ser a los judíos seculares y ateos de EE.UU. y otros lugares que los instaba al "retorno" a Israel para ayudar a desarrollar y defender la tierra, uniéndose a las granjas colectivas y al ejército.

Sand, que se autoidentifica israelí y desearía que esta fuera la única forma de identidad nacional para todos los habitantes de ese Estado, rechaza las bases históricas, culturales, raciales, étnicas y biológicas del hecho de ser judío. Se cuestiona la definición ortodoxa de un judío: una persona nacida de madre judía, ella misma nacida en ese origen desde tiempos inmemoriales. "Tengo la creciente impresión de que, en ciertos aspectos, Hitler fue el vencedor de la Segunda Guerra Mundial... su ideología perversa infiltrada y resurgida". (p. 5)

Sand explota la idea de una cultura judía común separada de la creencia religiosa, pero no encuentra ninguna evidencia convincente. Los judíos de Europa occidental, África y Oriente Medio pueden haber practicado su religión, pero en la vida cotidiana compartían la cultura y el vecindario con sus compatriotas. (Pág. 35) Por el contrario los de habla yiddish de Europa del Este tenían una cultura propia en el vestir, la comida, el idioma y el fundamentalismo religioso. (Pág. 36) Cierto número de hijos de estos judíos que a menudo se convertían en socialistas ateos en rechazo a la cultura de sus ancestros fundaron el movimiento sionista.
"Los colonos de cultura yiddish [en Israel], de hecho, fueron muy rápidos en descartar su despreciada lengua materna. La primera cosa que necesitaban era un lenguaje que uniera a los judíos de todo el mundo y ni Theodor Herzl ni Edmond de Rothschild podían comunicarse en yiddish. Más tarde los primeros sionistas aspiraron a crear un judío nuevo que rompiera con la cultura popular de sus padres y antepasados, así como con los miserables pueblitos que habitaban". (P. 41)
Sand sostiene que las fiestas judías solo son nostalgia para los judíos seculares y no honran su cultura universalista. Por ejemplo la Hagadá tradicional del Séder de Pésaj incluye una "demanda explícita de exterminar a todos los pueblos que no crean en el Dios de los judíos y se atrevan a atacar a Israel... "(Pág. 67). En el Libro del Éxodo (23:23), Dios promete “exterminar a todos los habitantes de Canaán con el fin de hacer espacio en la tierra prometida para los hijos de Israel."(P. 72) En el Libro del Exodo (23:23) el Antiguo Testamento ordena amar a tu prójimo como a ti mismo, que se aplica sólo a los correligionarios judíos. (Pág. 70) El Talmud dice: "Vosotros seréis llamados hombres, pero los idólatras no serán llamados hombres" (Pág. 71).

Sand ofrece una larga lista de judíos que adoptaron una moral universalista (desde Karl Marx a Naomi Klein) y también se distanciaron de la tradición religiosa judía. (P. 73).

El autor refuta a los que dicen que lo que une a todos los judíos es su historia de víctimas exclusivas de las persecuciones: "la retórica sionista [insiste en que] hay ejércitos de asesinos como Hitler y en que nunca ha habido ni habrán víctimas como los judíos" (Pág. 63). Sin embargo, millones de no judíos fueron asesinados por los nazis; persecuciones, genocidios y limpieza étnica han sido y continuarán siendo infligidos a muchos pueblos.
Algunos críticos de Sand argumentan que un motivo para seguir siendo judío a pesar de no disfrutar nada de su cultura o de su religión es la legitimidad para criticar las políticas israelíes, pero esta es una base meramente pragmática para una decisión importante.

Sand concluye: "Deseo renunciar y dejar de verme a mí mismo judío" (Pág. 97). A pesar de que considera a Israel "una de las sociedades más racistas del mundo occidental" y perpetrador de una "colonización militar cruel [de] víctimas débiles e indefensas que no forman parte del 'pueblo elegido'", Sand sigue siendo un israelí en su vida cotidiana y cultural (P 98-99).
Otros han renegado del judaísmo en protesta por la política israelí. Sand sostiene que el motivo principal de la identidad judía es la religión.

Los conceptos contemporáneos de la libre elección de la religión y la ideología están consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, calurosamente defendida por los judíos seculares. Entonces, ¿por qué una persona no puede ser capaz de renunciar a cualquiera o todas las religiones y sistemas de creencias? Por el contrario no se puede renunciar a los antecedentes étnicos. Sand reconoce que los suyos son austriacos.
Aunque no tengo la experiencia necesaria para evaluar las afirmaciones históricas de Sand, la postura de los judíos seculares tienen un significado personal y es una cuestión independiente de los exilios, la wmigración y las conversiones de sus antepasados. Uno de los problemas de la elección de Sand es que las autoridades israelíes, los líderes religiosos judíos, el público en general y los antisemitas no van a dejar que él o los demás se aparten de sus antecedentes tan fácilmente. Unirse a otra religión hace la renuncia más convincente, incluso se reconoce legalmente en Israel, pero Sand no quiere hacer esto.

Otra cuestión son las celebraciones, bodas, funerales, compartir cenas, grupos de juventud, comunidades de valores compartidos, etc., si se evitan las instituciones judías. La religión ha sido una fuente de activismo por la justicia social y de consuelo, a pesar de sus defectos. Muchos judíos seculares siguen en la fe sin fe por estas razones. Una solución es unirse a una de las religiones (que brinda lazos grupales) que acojan ateos, como el Unitarismo Universalista, o las florecientes iglesias ateas de Inglaterra.
El sutil y accesible libro de Sand es susceptible de provocar polémica. Y debería hacerlo--------------------------------------
Rothschild LLC adquiere el 70% de las graficas de las predicciones del tiempo

Rothschild LLC, a private investment company led by Chairman Sir Evelyn de Rothschild and CEO Lynn Forester de Rothschild, today announced the signing of a definitive agreement to acquire a 70% interest in Weather Central, LP (www.wxc.com). The world's leading provider of interactive weather graphics and data services for television, web, and mobile, Weather Central's highly accurate and personalized forecasting offers businesses and consumers a truly unique suite of science-driven weather information products. The company will continue to operate under CEO and founder, Terry Kelly, as well as current management. Financial terms of the acquisition were not disclosed.
http://www.earthtimes.org/articles/press/stake-weather-central-lp,1635748.html
http://www.wxc.com/






Imagen
Fragmento articulo:Los Illuminati y los Rothschild. Por Donald Rumsfeld
http://paz-digital.org/new/content/view/6539/26/
 Gilad Atzmon, La identidad errante, Madrid, Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, 2012.



Aceptando el reto frente al disənso,

Ediciones del Oriente y del Mediterráneo ha publicado el último libro del escritor y músico de jazz, Gilad Atzmon, La identidad errante, en el que critica severamente el terrorismo sionista e incluso marxista judío y el tribalismo judío, y analiza desde los inicios de la historia la idiosincrasia judía al margen de los pueblos, etnias, culturas o naciones a los que pertenezca cada judío. Lo hace con la autoridad de haber nacido en Palestina, en una familia judía algunos de cuyos miembros pertenecían en calidad de dirigentes a grupos terroristas sionistas implicados en crímenes de limpieza étnica. Él mismo ha sufrido toda la educación judía, incluido el servicio militar. Sin embargo, gracias al jazz de Charlie Parker y otros músicos a los que la idiosincrasia de pueblo elegido judío desprecia por ser negros, logró superar el adoctrinamiento judío-sionista-israelí y establecerse en Londres dejando atrás definitivamente su pertenencia a la entidad sionista, Israel.

Toda la mitología seudo-histórica de lo judío cae como un castillo de naipes al constatar que los que más cometen el delito del antisemitismo son los propios judíos ya que, salvo las excepciones de palestinos originarios que abrazan la fe judía, la inmensa mayoría no tiene relación alguna con la etnia semita, a la que sí pertenecen prácticamente todos los palestinos. A partir de ahí busca y encuentra muchas respuestas a las preguntas del por qué de la existencia de Israel, de su terrorismo de Estado y de la complicidad del resto del mundo occidental con su proyecto sionista. Animamos a la lectora o lector a retroceder con los pasos y las palabras de Gilad Atzmon por el camino del eterno exilio judío desde la actual Israel hasta sus orígenes en algún lugar del mundo, muy cerca las profundidades del alma humana y muy lejos de Palestina.

-----
 6 millones o 12 millones ???????

Esta noticia apareció al menos en cinco ocasiones en varios periódicos neoyorquinos durante los años de la Primera Guerra Mundial y en 10 entre los años 1915 y 1938 (incluido el New York Times):

¡No fueron 6 sino 12 los judíos muertos en holocausto durante el siglo XX!
PD: Estos “sucesos”, conocidos como “pogromos” fueron el origen de la masiva emigración judía a Estados Unidos en esa década, y fue así como se constituyeron en el poder que hoy son en aquel país.    porque no se informa sobre esta otra cifra ...'????



----

“Aún no habéis comenzado a comprender el alcance real de nuestra culpa. Somos intrusos. Somos perturbadores. Somos subversores. Hemos tomado vuestro mundo natural, vuestros ideales, vuestro destino, y causado estragos con ellos.”
— Marcus Eli Ravage , autor judío, cita de la edición de enero de 1928 de la revista Century.
Nosotros los Judíos, nosotros, los destructores, lo seguiremos siendo para siempre. Nada de lo que hagáis podrá satisfacer nuestras necesidades y demandas. Siempre destruiremos porque necesitamos un mundo para nosotros, un mundo de Dios, cuya construcción no se corresponde con vuestra naturaleza.”
— Maurice Samuels, autor judío, cita de “You Gentiles”. 
Durante siglos, la Judería Organizada ha estado en primera línea en los esfuerzos por subvertir, corromper, y, finalmente, destruir la Civilización Occidental tradicional y todo lo que ello representa. Henry Makow, en una revisión de E. Michael Jones “El Espíritu revolucionario Judío y su impacto en la historia mundial“, describe el papel desempeñado por la Judería Organizada para lograr este objetivo como “subversiva en el sentido más profundo, invirtiendo la Voluntad de Dios, el evangelio de amor cristiano, el Diseño inherente y el Propósito de la Creación, secuestrando a la humanidad y deteniendo su desarrollo de acuerdo a dictados cabalísticos y talmúdicos.”
A través de su control de los medios de comunicación y Hollywood, su influencia en la cultura popular y las artes, diversos movimientos intelectuales y de “justicia social”, incluyendo el marxismo cultural, el feminismo y la homosexualidad radical, la promoción de la pornografía y la degeneración sexual, la inmigración masiva y el “multiculturalismo” en países de Europa occidental y Eurodescendientes (Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda), la Judería Organizada sin duda ha apuntado la Civilización tradicional Occidental para su destrucción. Estas técnicas de desestabilización representan un Complot Judío para corromper, contaminar y destruir cultural, espiritual, política y económicamente la cultura europea en primer lugar, y, en general, todas las culturas indígenas decentes, honorables. La Judería Organizada internacional debe ser vista como una élite hostil decidida a destruir la Civilización Occidental. En el prólogo de Cultura de la Crítica, el Dr. Kevin MacDonald lo explica muy bien:
The Culture of Critique” describe cómo los intelectuales judíos iniciaron y avanzaron una serie de importantes movimientos intelectuales y políticos durante el siglo XX. Sostengo que estos movimientos son intentos de alterar las sociedades occidentales de una manera que neutralizaría o acabaría con el antisemitismo y mejoraría las perspectivas de continuidad del grupo judío, ya sea en un acto hostil o de una manera semi-críptica. Varios de estos movimientos judíos (por ejemplo, el cambio en la política de inmigración favoreciendo los pueblos no europeos) han tratado de debilitar el poder de los que ellos perciben como competidores – los pueblos europeos, que a principios del siglo XX habían asumido una posición dominante no sólo en sus tierras tradicionales en Europa, también en los Estados Unidos, Canadá y Australia. A nivel teórico, estos movimientos deben ser vistos como el resultado de conflictos de intereses entre los Judios y no judíos en la construcción de la cultura y en diversas cuestiones de política pública. En última instancia, estos movimientos deben ser observados como la expresión de una estrategia evolutiva de grupo por Judios en su competencia por el dominio social, político y cultural con los no-Judios. […]
Desde la década de 1960 una élite hostil adversaria ha emergido para dominar el debate intelectual y político. Se trata de una élite que casi instintivamente detesta las instituciones tradicionales de la cultura europea-americana: su religión, sus costumbres, sus modales y sus conductas sexuales.
MacDonald afirma que la civilización occidental esencialmente ha sido Judaizada, cuando los revolucionarios líderes Judíos intelectuales y culturales, incluyendo Theodore Adorno, Freud Siegfried, y otros, y sus ideas han sido “ávidamente aceptadas por la gran mayoría de los intelectuales no judíos”, lo que demuestra cómo “el mundo intelectual occidental se ha Judaizado – las actitudes e intereses Judíos, lo que aprueban o desaprueban los Judíos, constituyen en la actualidad la cultura de Occidente, interiorizada por Judios y no Judios por igual”. El Dr. MacDonald añade:
La Judaización de Occidente en ningún lugar es más evidente que en la veneración del Holocausto como icono moral central para toda la civilización. Estos hechos constituyen una transformación profunda de la tradición del individualismo crítico y científico que se había constituido en la tradición occidental desde la Ilustración. Más importante aún, a causa de la arraigada y profunda hostilidad judía hacia la cultura occidental tradicional, la Judaización de Occidente implica que los pueblos que crearon la cultura y las tradiciones de Occidente han sido llevados a sentirse profundamente avergonzados de su propia historia — sin duda el preludio a su desaparición como cultura y como pueblo.
Este ataque cultural, espiritual e intelectual por parte de intereses judíos organizados, en contra de la cultura tradicional de Europa occidental, debe ser identificado con el fin de evitar la destrucción total de los Pueblos Europeos. Hace un par de semanas, John Kaminski y yo discutimos sobre algunas de las técnicas de desestabilización que la Judería Organizada ha utilizado en su batalla contra la Cultura Europea y los Pueblos Europeos, que incluyen:
  • Promoción de la homosexualidad, “estilos de vida” alternativos, y el movimiento LGBT
  • El movimiento de “liberación” de la Mujer, la promoción del aborto y el ataque a la unidad familiar
  • La Promoción de la pornografía, el libertinaje y la degeneración.
  • La inmigración masiva, tanto legal como ilegal, hacia las naciones Europeas y Eurodescendientes
  • La promoción de la “igualdad”, “diversidad” y “multiculturalismo” mientras atacan las identidades nacionales y raciales, en particular las identidades Europeas (nota: este concepto no se aplica a los Judios, a quienes se anima a identificarse como Judios y a preocuparse de los intereses judíos)
  • El uso de los medios de comunicación, Hollywood y otras formas de propaganda para incitar a la guerra contra los enemigos del Judaísmo internacional (NSDAP Alemania —> “Comunismo” —> los musulmanes), la fabricación de divisiones raciales (Trayvon Martin!), y el fomento de la degeneración sexual y cultural
  • La promoción de un “entretenimiento” imbécil, distracciones, juegos y objetos inútiles de consumo, cuya demanda y necesidad la fabrican los medios de comunicación Judíos.
Es bien sabido, aunque no se mencione tácitamente, que los Judíos controlan los Medios de Comunicación Occidentales y Hollywood. The Times of Israel publicó una entrada en el blog a principios del verano del 2012 titulado “Los Judios SÍ controlan los medios de comunicación”, y el escritor judío Joel Stein alardeó abiertamente en Los Angeles Times del control de los Judios sobre Hollywood y otros aspectos de la cultura estadounidense, el gobierno y las finanzas. Neal Gabler, otro escritor judío, escribió “Un Imperio Propio: Cómo los Judios inventaron Hollywood” documentando el papel de los judíos en Hollywood.
El “Jewish Daily Forward” publicó un artículo (escrito por Douglas Wolk) titulado, “Faster than a Speeding Tallis: explorando las raíces judías de Superman y los Cómics Americanos”, detallando la influencia judía en la industria del cómic. Wolk describe la industria del cómic americano como una expresión de la cultura judía y escribe que “en realidad hubo muchos Judios involucrados en la creación de los más importantes comics americanos, de superhéroes y otros, a partir de finales de los años 30 y hasta mediados de los 70.” Y continúa:
Sin creadores judíos no habría habido ningún Superman, ni Batman, ni Archie, ni Mad, ni “Maus”, ni “un contrato con Dios” y ninguno de los principales personajes de Marvel Comics introducidos en los años 60. Stan Lee, Jerry Siegel, Joe Shuster, Eisner, Harvey Kurtzman, Jack Kirby, Bob Kane, Bill Finger: todos los nombres importantes en la historia del cómic americano, y de Judíos, todos y cada uno de ellos. Y, con pocas excepciones, nunca le dieron una importancia particular en lugares públicos.
Justo el otro día, The Jewish Daily Forward publicó un artículo titulado, “Paternidad Judía de los Monstruos de Película”, escrito por Michael Kaminer, esbozando el papel de los judíos en la creación la diferentes películas de Monstruos en Hollywood durante años. Un breve extracto:
No parecen estar relacionados. Pero películas de Monstruos icónicas como La Momia, El Hombre Lobo, Drácula y La Criatura de Frankenstein comparten parentesco. Carl Laemmle, un inmigrante húngaro-judío, fundó en 1912 lo que se convirtiría en Universal Studios; bajo la tutela de su hijo, Carl Jr., el estudio pasó a presentar los monstruos más memorables de moviedom. Otro refugiado judío, Curt Siodmak, escribió guiones para “Universal” de criaturas característicos como “El hombre lobo”, “He caminado con un zombie”, y “La bestia con cinco dedos”. […]
La cultura Americana es esencialmente una cultura Judía, especialmente la cultura popular Americana que se ha desarrollado durante los últimos 70 años, más o menos desde la invención de la televisión. ¿Realmente le sorprende todavía a alguién que todo lo que se ve en televisión y películas sea basura pornográfica, degradante, inmunda, propaganda Orwelliana demonizando a los enemigos históricos y presentes de la Juderia a la vez que alaba acríticamente a Israel y todo lo malo de la cultura americana? (Ver también “Secret Goals of Communism Near Fruition”, por Henry Makow)
El movimiento radical homosexual y LGBT lleva siendo liderado y defendido por Judíos durante décadas, como atestigua esta lista. He aquí una breve muestra de algunos de los Judios detrás de este movimiento depravado, que busca derrocar por completo el concepto tradicional del matrimonio, las relaciones familiares y la educación de los hijos:
  • Larry Kramer — cofundador de “Act Up”, una organización activista homosexual/SIDA; cofundador de Crisis de Salud de Hombres Homosexuales (Gay Men’s Health Crisis).
  • Alan Klein — cofundador del grupo ACT UP, cofundador del grupo Nación ‘Queer’, Director Nacional de Comunicaciones y portavoz en jefe de la Alianza Gay y Lésbica Contra la Difamación [GLAAD]. Klein también co-fundó la exitosa campaña multimedia STOPDRLAURA.COM
  • Arnie Kantrowitz — cofundador de la Alianza Gay y Lésbica Contra la Difamación [GLAAD].
  • Jonathan D. Katz — fundó y preside el Instituto Harvey Milk, el mayor instituto de estudios ‘queer’ en el mundo. Por largo tiempo activista político ‘queer’, fue cofundador de ‘Queer Nation’, [la principal sucursal de San Francisco].
  • Israel Fishman, fundador del cónclave de Liberación Gay en 1970 [ahora conocida como la Mesa Redonda de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales de la American Library Association], la primera organización profesional gay.
  • Bella Abzug y Edward Koch – ambos judíos – los primeros miembros de la Cámara de Representantes de EE.UU. que introdujeron la legislación que prohibiría la discriminación basada en la orientación sexual [1974].
  • Ronald Gold – periodista de Variety, un líder en la lucha para revocar la política de la American Psychiatric Association de la homosexualidad como una enfermedad.
  • Magnus Hirschfeld [d. 1935], antiguo activista por los derechos de los homosexuales en Alemania. Fundó una de las primeras organizaciones de derechos de los homosexuales, el Comité Científico Humanitario, acuñó el término “travestismo”; huyó de la Alemania nazi.
  • Barney Frank, miembro del Congreso de los EE.UU., ayudó a crear políticas de empleo no discriminatorias en todas las agencias federales de los Estados Unidos.
  • Kerry Lobel – director ejecutivo del Grupo de Trabajo Nacional de Gays y Lesbianas.
  • Allan Ginsburg – fallecido poeta judío y miembro destacado de North American Man Boy Love Asociation.
La revista judía Tablet publicó una extensa hagiografía biográfica del Judio depravado que inició la campaña por el matrimonio gay en un artículo titulado, “Pionero Judío del Matrimonio Gay: el activista llamado Faygele ben Miriam comenzó la batalla del Estado de Washington sobre el matrimonio hace más de 40 años”:
Décadas antes de que cualquier Estado hubiera considerado seriamente la legalización del matrimonio gay, mucho antes de que nadie hubiera pensado en la creación de la política “No preguntes no digas”, antes de Reagan, ante del SIDA, antes de que la Asociación Psiquiátrica Americana determinara que la homosexualidad no era una enfermedad mental, y antes de que la mitad de las personas que actualmente viven en Estados Unidos hubieran nacido, un hombre llamado John Singer entró en la oficina de licencias de matrimonio del condado de King en Seattle. 
Era el año 1971. 
Junto a él había otro hombre, Paul Barwick, a quien había conocido recientemente en una reunión en Seattle del Frente de Liberación Gay. Barwick acababa de regresar de Vietnam, 24 años, todavía saliendo del armario. Singer era un poco mayor, de 26 años, muy abierto y muy político. Él había servido como médico del ejército en Alemania debido a su estatus de objetor de conciencia. En el lugar reservado a la religión, su etiqueta de militar decía: “Ethical Culture”. Antes, en la universidad de Nueva York, sería el único miembro de su unidad ROTC que también estaba en el SDS-Estudiantes por una Sociedad Democrática.
Estos dos hombres, el cantante y Barwick, se convirtieron rápido en buenos amigos, amantes ocasionales, y, en cierto sentido, socios de negocios. “El negocio era la liberación gay”, tal como explicó recientemente Barwick, ahora con 65 años y vivendo en San Francisco.
Frente a un grupo de medios de comunicación locales que habían sido aavisados por adelantado, Singer y Barwick se acercaron a la mesa del auditor del condado, un hombre llamado Lloyd Hara, y le dijeron que quería una licencia de matrimonio. Hara se negó.
 Así comenzó uno de los primeros -y menos famosos- pleitos de matrimonio homosexual en la nación, Singer vs Hara. Concluyó sin éxito en 1974, ante la Corte de Apelaciones del Estado de Washington esencialmente riéndose de los hombres en la corte. Pero para entonces Singer ya estaba listo para su siguiente lucha, y un nuevo nombre, Faygele ben Miriam, al que tomó para simultáneamente “picar” a los homófobos (“Faygele” “pajarito” o “maricón” en Yiddish) y honrar a su madre, Miriam Singer. Este hombre singularmente tenaz, que murió hace 12 años esta semana, tuvo en su tiempo una gran influencia en las políticas gay del Estado de Washington, y en primera línea -en realidad, aún más allá- de lo que eventualmente se convertiría en el impulso nacional para alcanzar el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo. “Él es importante porque él formaba parte de ese primera oleada de parejas que desafiaban la injusta y desleal negación de la libertad de matrimonio”, dijo Evan Wolfson, fundador del grupo de defensa de la Libertad para Casarse y autor de Why Marriage Matters. “Y él habló en nombre de millones de personas, en un momento en que, en algunos aspectos, los gays estaban empezando a hablar por la plena inclusión y el derecho a ser permitidos, no sólo dejados en paz.”
En un artículo separado en Tablet titulado, “No preguntes, no preguntes: a artistas, sobre todo en teatro, todavía son vejados con el insulto ‘Judio Gay comunista’ ¿pero cómo se originó?”. El crítico de arte Allen Ellenzweig además documenta la infiltración y la subversión judía de la cultura americana. Este ataque cultural salió directamente del manual de los marxistas culturales de la Escuela de Frankfurt (The Frankfurt School | Christogenea.org), que impulsado la homosexualidad, la perversión y la degeneración en el ideario principal de la sociedad estadounidense. Ellenzweig escribe:
Después de la Segunda Guerra Mundial, parecía como si la cultura americana, culta y baja, hubiese sido tomada por los Judios: Danny Kaye en el cine, George Burns y Milton Berle en la televisión, Norman Mailer y Saul Bellow en la literatura, Arthur Miller en el teatro, Jerome Robbins en ballet y en Broadway, Leonard Bernstein en Broadway y en la Sala de Conciertos. En el contexto de la Guerra Fría, el producto Americano -jazz, la música sinfónica, el teatro, la danza moderna y ballet- se convirtió en la moneda de intercambio cultural para demostrar la superioridad del mundo libre. Éramos los campeones. Como el historiador Michael Sherry escribe: “Del orgullo nacional, las aspiraciones para el imperio cultural, y los temores por los avances del enemigo, los estadounidenses mostraron artistas como emblemas de la libertad de la nación y una cultura de músculo”. […]
Sin embargo, otro grupo sembrando el suelo del arte Americano estaba maduro para actuar de chivo expiatorio más directamente: los homosexuales. A diferencia de los Judios, no se necesitaba de extenso decoro público hacia ellos, un “grupo” que ni siquiera tenía las instituciones comunales que los Judíos habían acumulado durante décadas, ni la solidaridad oficial basada en la tradición y una historia compartida de la Diáspora. Por tanto ¿qué se tenía que pensar del creciente plantel de “decadentes” Guerreros Fríos en las artes, que habrían de ser los embajadores del nuevo “músculo cultural” Americano? 
 Figuras como Aaron Copland, Leonard Bernstein, Jerome Robbins, Arthur Laurents, y Lincoln Kirstein proporcionan una ventana hacia un período en el que los homosexuales judíos desarrollaron redes comunales y profesionales mixtas para alcanzar una prominencia cultural a pesar de las limitaciones sociales como Judios, la discriminación como gays y la peligrosa carrera como hombres de la izquierda política.

Aunque los cinco hombres eran Judíos, Robbins y Laurents— Rabinowitz y Levine— llevaron nombres que podían ofuscar esa distinción, y Kirstein dijo que su familia Judía-Alemana estaba “alejada de la piedad verdadera”. Todos descendieron de Ashkenazis y, a excepción de Kirstein, fueron Americanos de primera generación, muchos con almenos cierta noción del Yiddish coloreando la jerga familiar. Dentro de los círculos cosmopolitas, todos fueron discretamente conocidos por transgredir las normas heterosexuales del periodo de posguerra. De los cinco, sólo Bernstein y Kirstein se casaron, y únicamente Bernstein tuvo hijos. Todos tuvieron que llevar sus vidas sexuales en una América muy diferente a la que habitamos ahora.

Frank Kameny: pornógrafo judío, fundador del movimiento de los Derechos de los Gays en Estados Unidos y promotor de la zoofilia.

La promoción sistemática de la pornografía, la desviación y degeneración sexual, y el libertinaje, fueron y siguen siendo una técnica importante de desestabilización cultural utilizada por la Judería Internacional para pervertir y corromper el sentido de la moralidad en la sociedad, destruyendo normas sociales sanas y valores culturales, sustituyéndolas por la homosexualidad, la promiscuidad y el libertinaje. El Dr. Lasha Darkmoon describe los orígenes de este movimiento y el papel de liderazgo jugado por un grupo de pervertidos y desagradabes “intelectuales” Judíos en un brillante artículo titulado “Maestros del Porno: la promoción sistemática de la desviación sexual”, publicado en The Occidental Observer.
Resulta muy chocante descubrir que dos de los padres de la Revolución Sexual eran unos pervertidos sexuales con una misión evangélica en la vida: infectar a la sociedad con sus ideas chifladas y convertir el mundo en un masturbatorio enorme.
Me refiero al principal investigador sexual del SXX Alfred Kinsey (1894-1956) y su famoso contemporáneo, el culto psicoanalista Wilhelm Reich (1897-1957). […] 
Según Freud y sus seguidores, el antisemitismo era una patología universal que tenía sus raíces en la represión sexual. Su cura radica en la “liberación sexual”. La teoría, en su forma más cruda y más simple, puede resumirse así: en vez de meterse con los Judios ¿por qué no relajarse y tener sexo?
El supuesto subyacente aquí es que el sexo es el gran libertador y que todas las frustraciones políticas y económicas pueden ser aliviadas por la actividad sexual —en particular por un sexo obsesivo y adictivo. La gente que pasa todas sus horas de vigilia en busca de estimulación sexual es obviamente incapaz de organizar pogromos, montar revoluciones sangrientas, o convertirse en una amenaza para los ricos y poderosos. 
Esto, en pocas palabras, era la filosofía de Wilhelm Reich, sumo sacerdote de la “industria de la masturbación”, tomando prestada una frase del magistral trabajo de E. Michael Jones “Libido Dominandi” , donde Kinsey y Reich son analizados en gran detalle. 
El Sexo, según los filósofos de la Revolución Sexual inspirada por Reich, ha de ser la panacea para todos los problemas de la sociedad: el nuevo opio del pueblo. Si la gente no puede tener pan, que coman pasteles. Si no pueden tener empleo, seguridad, realización y un propósito válido en la vida, dejad que tengan sexo como sustituto. Por lo menos, el sexo recreativo proporcionará una distracción útil y dará a la gente algo que hacer […] 
Este es el hombre que llegó a ser, como su contemporáneo e igualmente pervertido Alfred Kinsey, uno de los padrinos de la revolución sexual de la década de 1960. 
De gente como Kinsey y Reich, los fácilmente manipulables Americanos recibieron instrucciones sobre cómo comportarse sexualmente. 
(Para más detalles confirmatorios, consulte Wilhelm Reich [descarga PDF]) 
Como parte de la escuela neo-Freudiana de psicoanalistas, Reich recibió el apoyo entusiasta de un gran número de psiquiatras y escritores, muchos de ellos parte de la sub-cultura psicoanalista Judía que fue tan importante para erigir una poderosa crítica de la Cultura Occidental, alcanzando su punto máximo de influencia en la era posterior a la Segunda Guerra Mundial: Herbert Marcuse, Erich Fromm, Adorno, Horkheimer, Alexander Lowen, Keleman Stanley, Moshe Feldenkreis, Ida Rolf, Paul Goodman, Norman Mailer, Allen Ginsberg, Saul Bellow, Fritz Perls y Arthur Janov (ver aquí y aquí ). […]
Aquí una mirada reveladora a un pornógrafo judío, Al Goldstein, un pionero en el negocio de lo obsceno: 



Henry Makow, en un artículo titulado “Playboy y la Revolución (Homo) Sexual“, profundiza en el papel que los Judíos juegan en la promoción de la degeneración y desviación sexual:
“The Kinsey Report” (1948) dio forma al comportamiento actualmente dominante hacia el sexo. Defendió la expresión sexual sin trabas y se convirtió en el manifiesto de la revolución contracultural y sexual.
En esencia, dijo que la conducta sexual desviada e insalubre era tan común como para ser normal.
Gracias a la psicóloga Dra. Judith Reisman, ahora sabemos que Alfred Kinsey y el “Informe Kinsley” fueron un fraude. Kinsey, zoólogo financiado por los Rockefeller en la Universidad de Indiana, se hizo pasar por un hombre de familia conservadora. Cuando en realidad fue un pederasta y un pervertido homosexual que sedujo a sus estudiantes varones y obligó a su esposa y asociados a actuar en películas pornográficas caseras.

La agenda de Kinsey, en palabras de Reisman, fue “suplantar lo que él veía como una era Judeo Cristiana procreacional estrecha por un paraíso pedófilo bi/gay promiscuo donde “todo vale””. (Crafting Gay Children: An Inquiry, p.4)

Más del 25% de su muestra eran prostitutas y presos incluyendo numerosos delincuentes sexuales. Kinsey, que murió prematuramente de una enfermedad que se asociaba con la masturbación excesiva, dijo que el díez por ciento de los hombres estadounidenses eran gays cuando, en realidad, sólo el dos por ciento lo eran.

Kinsey y su equipo de pedófilos abusaron de 2.000 infantes y niños para demostrar que tienen necesidades sexuales legítimas.

Reisman concluye: “las crecientes patologías libidinosas de América… enseñadas en las escuelas … y reflejadas en nuestras bellas y populares artes, la prensa, la política pública y de derecho reflejan ampliamente las psicopatologías sexuales documentadas por el equipo de Kinsey.” (Kinsey: Crímenes y Consecuencias) […]
En 1973, los Rockefeller forzaron a la Asociación Americana de Psicología para proclamar normal la homosexualidad. Junto con las feministas (que creen que la heterosexualidad es inherentemente opresiva) los gays comenzaron a desmantelar todas las instituciones heterosexuales: la masculinidad, la feminidad, el matrimonio, la familia, los boy scouts, los deportes, los militares y el sistema educativo.
Utilizando su control de los medios de comunicación, los Rockefeller (es decir, banqueros Iluminati) determinaron en gran medida nuestra sensibilidad cultural. Son los responsables de la obsesión por la pornografía que invade la televisión, los vídeos musicales e Internet.
Este estado secuestrado del desarrollo humano es característico de los homosexuales que no pueden formar relaciones de larga duración con el sexo opuesto. Actuando frente a mujeres heterosexuales como hombres y viceversa, con la TV y las escuelas promoviéndolo, nos están convirtiendo en homosexuales. […]
Los activistas gays y feministas creen que la moral tradicional se inventó para perpetuar un status quo injusto. Cuando en realidad, la moralidad es la sabiduría acumulada de la humanidad en cuanto a lo que es saludable y en última instancia satisfactorio. La perversión es la desviación de lo que es saludable.
La moralidad heterosexual sitúa el sexo en el contexto del amor y/o el matrimonio porque “humaniza” el apetito sexual. Se asegura de que el más profundo e íntimo acto físico entre dos personas exprese un lazo emocional-espiritual proporcionado. Esta es la única forma de que el sexo pueda ser verdaderamente satisfactorio, tanto para hombres como para mujeres. También es saludable para la sociedad ya que provee el desenlace natural y necesario del amor sexual, los niños. […]
En conclusión, la “revolución sexual” en realidad fue el triunfo de los perversos valores y normas homosexuales. La agenda gay-feminista es redefinir lo desviado como saludable y viceversa, y lo han conseguido.
El movimiento feminista radical, que encabezó el impulso a la legalización y normalización del aborto, la “liberación femenina”, la destrucción del papel tradicional de la mujer en la sociedad, y la destrucción de la unidad familiar, fue dirigido por Judios como Betty FriedanBella Abzug y Gloria Steinem. Un artículo revelador publicado en “The Jewish Daily Forward” titulado “¿Por qué hay tantos judíos feministas?” nos ofrece una visión única sobre el liderazgo Judío dentro del movimiento feminista radical:
¿Por qué tantos líderes del movimiento feminista han sido judíos? ¿Por qué tantas mujeres hoy en día creen en los principios del feminismo y sin embargo se resisten a llamarse feministas? ¿Y qué podemos hacer para criar a niños que creen en la igualdad de derechos y responsabilidades?
Tal como señala Naomi Wolf en la edición de otoño de 2005 de Heeb, el feminismo y el judaísmo van juntos como Courtney Love y gente con micrófonos golpeándose y gritando como drogadictos posesos empapados en saliva. (Bueno, ella no lo dijo exactamente así). La Sra. Wolf dijo: “Tenemos una historia política que se remonta a los movimientos socialistas y laboristas, donde las mujeres eran organizadoras y tumultuosas-agitadoras”, que se le acerca. Incluso antes, allá por el s.XVII, Glückel de Hamelin era una madre de 14 años que dirigía una fábrica que expandió el negocio de su marido internacionalmente después de su muerte. Del SXIX en adelante, las esposas de los eruditos talmúdicos dirigían negocios para mantener a sus familias mientras sus esposos estudiaban. La noción de una indolente princesa judía descansando sobre almohadas en sus Jewess Jeans mientras come bombones y contempla su próxima rinoplastia es relativamente nueva. Siempre hemos sido mujeres trabajadoras.

El papel de los Judíos en la conformación de la política de inmigración Occidental, que ha dado lugar a la inundación sistemática de los pueblos no-europeos hacia Europa y países Eurodescendientes incluyendo Estados Unidos, Canadá y Australia, es una técnica importante de desestabilización judía. Dr. Kevin MacDonald ha escrito mucho sobre este tema. Lo que sigue es el resumen del trabajo del Dr. MacDonald de 1998 “Participación Judía en la Configuración de la Política de Inmigración Americana, 1881-1965: Una perspectiva Histórica“:
En este trabajo se analiza la participación judía en la configuración de la política de inmigración de los Estados Unidos. Además de un interés periódico en la promoción de la inmigración de correligionarios como resultado de movimientos antisemitas, los Judios tienen interés en oponerse a la creación de sociedades étnica y culturalmente homogéneas en las que ellos residen como minorías. Los Judios han estado a la vanguardia en el apoyo de movimientos encaminados a alterar el status quo étnico en los Estados Unidos en favor de la inmigración de pueblos no-Europeos. Estas actividades han implicado el liderazgo en el Congreso, la organización y financiación de grupos anti-restriccionistas compuestos por Judios y gentiles, y originando movimientos intelectuales opuestos a las perspectivas evolutivas y biológicas en las ciencias sociales.
Esta Agenda multicultural de inmigración masiva ha sido promovida por grupos organizados Judíos desde hace décadas. Pero, ¿cuál es su objetivo? Earl Raab, ex director del Instituto de Defensa Judía, explica el objetivo final de esta agenda:
La Oficina del Censo acaba de informar de que muy pronto aproximadamente la mitad de la población Americana será no-blanca o no-Europea. Y todos serán ciudadanos Americanos. Hemos traspasado el punto más allá del cual un partido “Nazi-Ario” sería capaz de prevalecer en este país. Hemos estado alimentando el clima de oposición al fanatismo durante medio siglo. Este clima todavía no se ha perfeccionado, pero la naturaleza heterogénea de nuestra población tiende a hacerlo irreversible— y hace que nuestras limitaciones constitucionales en contra de la intolerancia sean más prácticas que nunca. (Ver aquí)
Judíos como Barbara Lerner Spectre llaman abiertamente a la destrucción de la sociedad Europea, promoviendo el “multiculturalismo” y la inmigración masiva (en Europa, NO en Israel claro) :
Mi Lucha
“, describió la naturaleza destructiva y subversiva de la Judería Organizada en la Civilización Occidental:
Los Judios no tienen la capacidad que es necesaria para la fundación de una civilización, porque en ellos no hay, ni ha habido nunca, ese espíritu de idealismo que es elemento indispensable en el desarrollo superior de la humanidad. Por lo tanto, el intelecto Judío nunca será constructivo, sino siempre destructivo. (Capítulo XI, pág. 209)
La civilización Occidental tradicional ha sido destruida esencialmente por la Judería Organizada. Los judíos deben ser vistos coma una hostil, peligrosa y muy bien organizada minoría, constantemente conspirando y maquinando para embaucar y engañar a sus anfitriones Gentiles. No pueden sobrevivir sin nosotros. Reconozcamos todos la fuerza destructiva de la Judería Internacional, y aceptemos en prohibir a estos criminales de cualquier posición de influencia en la sociedad o el Gobierno para siempre.


Artículo original: John Friend – Organized Jewry: destroyers of Western civilization, 01-12-2012
Traducción: Shocked – Burbuja.info. Traducción y presentación revisadas por AJudiada, 30-04-2014 


Reseña de 
“La invención del pueblo judío” 
de Shlomo Sand

Shlomo Sand, profesor de Historia en la universidad de Tel Aviv, afirma en el prefacio de la edición inglesa de La invención del pueblo judío (versión española de Akal, 2011, trad. de José María Amoroto Salido) que la obra surgió de un intento desprejuiciado de analizar los grandes conceptos sobre las raíces históricas y la identidad del estado de Israel. Esto lo llevó a encontrar piezas de evidencia marginadas por la corriente de pensamiento dominante y que servían para “crear una narrativa radicalmente diferente de la que se me había enseñado en mi juventud”. Surge así un libro que su autor no piensa que sea capaz de cambiar el mundo, pero que alienta la esperanza de que pueda ser uno de los que el mundo busque cuando empiece a cambiar. 

El texto arranca con una colección de retratos que nos permiten asomarnos al laberinto identitario edificado en torno al judaísmo e Israel, biografías desgarradas que expresan asombrosamente bien el poder del mito para dividir y enfrentar a los hombres. Todos ellos son personas próximas al autor y el primero es su padre, Shulek, un judío polaco nacido en 1910 y que en 1939 consigue escapar de los nazis y es acogido en la URSS; en 1945 regresa a Polonia, pero los judíos son rechazados aún y termina en un campo de refugiados en Baviera, de donde emigra a Palestina; allí morirá consciente de estar despojando de su tierra a otro pueblo y añorando las nieves de su país natal. Bernardo, suegro del autor, era un anarquista catalán que llegó a Israel en 1948 huyendo de Franco y atraído por relatos sobre los kibutz; ateo y anarquista vivió y murió, gentil, pero con mujer e hijas judías. 

Siguen dos palestinos llamados Mahmoud. El primero, nacido en Jaffa en 1945, es uno de los pocos a los que se permite permanecer en la ciudad tras la Nakba; fue en su juventud amigo íntimo del autor y acabó dejando la tierra que le habían robado, acogido en Suecia y convirtiéndose, casi, en un sueco. El otro Mahmoud se apellida Darwish y es un gran poeta; nace en 1941 y en 1948 pasa a ser un refugiado; aunque regresa, es sólo para sufrir el dolor del desarraigo y expresarlo en los versos que por entonces comienza a escribir; censurado y perseguido, se exilia en 1968; nunca se le permitirá volver a vivir en su país. 

Gisèle, de nacionalidad francesa e hija de padre judío y madre gentil, es una ferviente sionista y está ansiosa por establecerse en Israel hasta que la burocracia del estado hebreo le exige “convertirse al judaísmo” para poder hacerlo; ella, opuesta a los clérigos de cualquier tendencia, se opone y se distancia a partir de entonces del discurso sionista. Larissa, siberiana, con el colapso de la URSS emigra a Israel, donde debe cargar con el estigma de una tarjeta de identidad que la clasifica como “rusa”. 

El autor del libro, nacido en1946, fue soldado en la guerra de 1967; después se siente culpable de haber derramado sangre inocente y abandona Israel; es profesor en París bastantes años, pero acaba regresando al que a pesar de todo es su país. La invención del pueblo judío surge como un intento de cuestionar el relato mítico en torno al cual se ha forjado el estado de Israel, historia que comienza cuando Moisés recibe en el Sinaí las tablas de la ley y se prolonga luego a través de reinos florecientes y penosos exilios en los que se conserva siempre la misteriosa identidad del “pueblo judío”. Shlomo Sand prosigue en este empeño la labor de otros investigadores como Boas Evron o Uri Ram, y se nutre de las lecciones de estudiosos del nacionalismo, como Benedict Anderson o Ernest Gellner. 

La historia como mito
Basándose sobre todo en los trabajos de los dos últimos autores citados, el capítulo que sigue está dedicado a precisiones terminológicas y un análisis de los conceptos de “pueblo” y “nación”. Se comprueba cómo la segunda trata frecuentemente de fundamentarse torticeramente en el primero para constituirse en una religión-espectáculo cultural con su legión de sacerdotes- intelectuales, capaz de proyectar el heroísmo del pasado en un futuro de progreso al servicio del capitalismo. Con el declive del poder de la Iglesia, el mito conserva su misión y engrasará la máquina social para que labore cohesionada y genere dividendos. El nacionalismo queda así perfilado como la religión más exitosa de la modernidad. 

Conocemos después los grandes hitos de la historiografía judía. Flavio Josefo, judío helenizado del siglo I, trata de integrar el relato bíblico con fuentes seculares en el discurso laudatorio y misionero de sus Antigüedades de los judíos. Jacques Besnage, un hugonote, escribe una continuación para esta obra a comienzos del XVIII en la que los considera sobre todo una secta perseguida por negarse a aceptar la divinidad de Cristo. Isaak Markus Jost, un judío alemán, publica a partir de 1820 su Historia de los israelitas desde los Macabeos hasta nuestros días, en la que trata de construir un relato que pueda significar un puente para la integración de los judíos en el estado alemán. Los judíos son así una comunidad solamente cultural y religiosa, forjada durante el primer exilio en Babilonia, y cuya patria son los países en los que habitan. 

Hay que esperar a la década de 1850 para que los trabajos de Heinrich Graetz aporten una perspectiva radicalmente distinta al problema y el sujeto histórico pase a ser un “pueblo judío” presentado de una forma que lo acerca mucho al moderno concepto de nación. En un momento en que la mitología nacional invade todos los rincones de Europa, los judíos se aprestan así a tener la suya propia, que encuentra su apoyo además en un legendario reino de David descrito en textos considerados sagrados por el cristianismo. Un amigo de Graetz, Moses Hess, incorpora un sesgo racial a este proceso y juzga la judía una de las “razas primarias” del género humano, que ha conservado su pureza a través de los siglos debido a su carácter “indestructible”. La oposición a estas ideas fue intensa entre intelectuales e historiadores gentiles (Treitschke, Mommsen), que renegaban de otra nación en suelo alemán, pero también judíos (Lazarus, Bresslau, Cohen), que apostaban por la asimilación.
Simon Dubnow (1860-1941), un judío bielorruso, continúa en la estela de Graetz, sumando datos de la moderna historiografía que trata de encajar con las fuentes bíblicas, y Salo Wittmayer Baron (1895-1989), que ocupó la primera cátedra de historia judía en EEUU, insiste en ella en A social and religious history of the jews, de 1937. El hecho de que este libro no abogara por el regreso a la antigua patria y el logro de la soberanía política provocó una dura crítica de Yitzhak Baer, profesor de historia judía en Jerusalén, para quien la identidad judía reclamaba necesariamente el establecimiento de un estado en Palestina. 

Un amigo de este, Dinur, también profesor de historia judía, fue ministro de Educación de Israel a partir de 1951 y responsable de los planes pedagógicos que se impusieron. Despojado de su componente teológica y taumatúrgica, el relato del antiguo testamento se convierte en las obras de estos autores en la verdad histórico-nacional. La investigación arqueológica tiene por fin confirmar estas realidades indiscutibles, y personajes esenciales del nuevo estado como David Ben-Gurion o Moshe Dayan se ven a sí mismos como herederos de los héroes bíblicos.
Sin embargo, a partir sobre todo de finales de los 60, las excavaciones plantean serios problemas a este relato dominante. Así, el “tiempo de los patriarcas”, la salida de Egipto, la conquista de Canaán o el gran reino unido de David y Salomón resultan ser incoherentes con los datos objetivos disponibles e interpretables sólo como una composición elaborada cientos de años después (probablemente del siglo VI al II a. de C.) con el propósito de crear una comunidad religiosa cohesionada, basada en el monoteísmo. 

La irrealidad histórica del exilio
Los romanos nunca deportaron a pueblos enteros de los países del este que conquistaron. Lo que probablemente ocurrió en el año 70, con la caída del reino de Judea, fue una destrucción importante, en Jerusalén sobre todo, de la que para el fin del siglo la población se había recuperado bastante. La sublevación de Bar Kokhba en 132 dio lugar a nuevas devastaciones, pero tampoco hay evidencias de una deportación. ¿Cuál fue entonces el origen del mito del exilio de los judíos después de la ruina del templo? Los investigadores que han estudiado esto opinan que se trata de una elaboración tardía por parte de los grupos que vivían fuera de Palestina y buscaban así identificarse con la esencia errante e irredenta de un pueblo que rechazaba la gracia del mesías Jesús y esperaba al “verdadero”, que los llevaría de vuelta a Jerusalén. 

El hecho es que antes de la pretendida expulsión había ya abundantes comunidades judías por Medio Oriente y las orillas del Mediterráneo, en esta última zona sobre todo a raíz de la expansión comercial durante la época helenística. Hay evidencias además de que el judaísmo, practicado por gentes profundamente helenizadas, era por entonces una religión proselitista que creció con un importante número de conversiones de pueblos foráneos. En este sentido, las obras de Josefo, por ejemplo, tienen una explícita finalidad misionera. Por lo que respecta a las escrituras, en ellas pueden encontrarse fragmentos tanto a favor como en contra de aceptar prosélitos. 

Este proceso expansivo alcanzó su clímax a la sombra de Roma e inauguró un lento declive a partir del siglo III con el triunfo del cristianismo. En Palestina, es en el siglo IV cuando la población pasa a ser predominantemente cristiana, probablemente debido a conversiones, aunque siguió habiendo una minoría judía. No hay pruebas de que la conquista del país por los musulmanes en el siglo VII provocara el exilio que defienden los historiadores sionistas, pero es cierto que, a pesar de ser tolerados como “pueblo del Libro”, el número de judíos en la zona se redujo desde ese momento, y otra vez la causa más probable fueron las conversiones, que en esta caso exoneraban de impuestos.
La narrativa sionista nos pone ante la imagen de un pueblo errante que reivindica el derecho a regresar a su tierra. Los argumentos presentados en el libro permiten constatar que esta se basa en deformaciones de la realidad histórica tan flagrantes como el mito de la expulsión y en obviar el importante crecimiento proselitista de la religión judía. Se repasan en detalle las argucias de las lumbreras israelíes para tratar de defender su posición, y su cúmulo de omisiones, tergiversaciones y cambios de estrategia impuestos por las circunstancias. 

Reinos silenciados
El siguiente capítulo nos acerca al judaísmo después del siglo IV, un tiempo en la que la imagen que da la historiografía sionista es la de un pueblo absorto en sí mismo que sólo aguarda el regreso a su patria. Sin embargo, Sand nos recuerda cómo florece por entonces un reino judío proselitizado en el sur de la península Arábiga, el reino de Himyar, que se mantiene hasta el siglo VI. Asimismo, el norte de África es una zona de frecuentes conversiones al judaísmo entre las tribus bereberes, del mismo modo que anteriormente había ocurrido entre los restos de población cartaginesa. Estas comunidades se resistieron fieramente al Islam, con un papel destacado para la misteriosa reina Dihya al-Kahina, y algunas de ellas persistieron hasta los tiempos modernos. Aliados luego a los musulmanes, estos judíos fueron esenciales en la invasión de la península Ibérica, lo que explica su posterior auge allí. 

Resulta sorprendente que en el siglo X, la era dorada sefardí, florece en el otro extremo de Europa un reino judío proselitizado por amplias zonas del este de Ucrania y el sur de Rusia. Los jázaros agrupaban clanes de variada composición étnica regidos por un Kan y tuvieron buenas relaciones con Bizancio, pero se opusieron a los musulmanes. Eran pescadores y cultivaban arroz, aunque sacaban su sustento sobre todo de los peajes al transporte por sus grandes ríos, el Volga y el Don. Su conversión al judaísmo, que se inicia en el siglo II y alcanza su clímax en el VIII, es promovida por la llegada de judíos expulsados de otras regiones y motivada por un anhelo de independencia frente a cristianos y mahometanos. Practicaban una envidiable tolerancia con otras confesiones. El rey y su corte eran de religión judía, y el porcentaje de población jázara que profesaba el judaísmo seguramente era alto. El reino nace en el siglo IV y decae a partir del X, pero la emigración masiva de los judíos jázaros hacia el oeste no se producirá hasta la invasión de los mongoles en el siglo XIII. 

Sand analiza la probable contribución de estos jázaros desterrados a los judíos que por esa época comienzan a florecer en el oeste de Ucrania, Polonia y otras regiones de Centroeuropa. Su papel pudo ser decisivo para conformar las extensas poblaciones de lengua yiddish que fueron exterminadas por los nazis. Se repasa en detalle el tratamiento que da la historiografía judía a unos hechos que cuestionan sus mitos esenciales. El capítulo concluye con la constatación de que los reinos que se han descrito aportan una imagen viva y dinámica del judaísmo en aquellos siglos, pero en abierta contradicción con el relato sionista de una nación expulsada y errante que sólo añora regresar a su tierra. Ello explica que episodios tan destacados se hayan desvanecido de la historia que se enseña en Israel. 

Política de identidad en Israel
El último capítulo comienza describiendo la efervescencia nacionalista de la segunda mitad del siglo XX, que mostraba un marcado carácter étnico en Europa central y oriental. Cuando crece allí el antisemitismo, se genera como reacción ese otro nacionalismo, también étnico, que es el sionismo. Este buscará su identidad en un relato mítico, al margen de la historia real de las diversas comunidades judías, lo que le permitirá reivindicar el regreso a la patria perdida. La definición “racial” del pueblo judío era muy común entre los primeros dirigentes y militantes sionistas, tanto de derechas como socialistas. Este concepto fue combatido por autores como Maurice Fishberg, que con un estudio antropológico de 3000 inmigrantes judíos que arribaban a Nueva York concluyó en 1911 que tiene tanto sentido hablar de una raza judía como de una raza musulmana o presbiteriana. En los tiempos modernos, la maquinaria científica puesta en marcha por los sionistas para demostrar la peculiaridad genética de los judíos ha fracasado de momento. 

La historia del estado de Israel muestra desde su fundación la evolución de un proyecto nacionalista étnico que, incapaz de basarse en otros criterios, se pone progresivamente en manos de la elite rabínica. Laicos y ateos aceptan así ver sus vidas dominadas por la religión, mientras se desarrollan políticas de exclusión y apartheid que violan los estándares democráticos. Resulta evidente que la constitución de un estado para uso y disfrute de todos los judíos del mundo despreciando los derechos más elementales de los que habitaban el país desde hace siglos supone un agravio monstruoso que sólo puede definirse con rigor como “etnocracia judía”, pero lo más espeluznante es leer las opiniones de la elite intelectual de Israel, historiadores y juristas condecorados, que defienden con ardor el carácter netamente democrático de todo ello. 

El proyecto étnico de un estado judío se ha convertido en un callejón sin salida marcado por una tensión insufrible y ominosa con los árabes que viven marginados dentro de Israel y también con los que son fieramente colonizados en los territorios ocupados. La situación es una bomba de relojería y se ha de tener en cuenta además que el apoyo de Occidente y de los judíos de otros países al proyecto podría no ser eterno. Shlomo Sand cierra el libro apuntando que aunque la cerrazón sionista hace que todas las soluciones razonables parezcan utópicas, los que fueron capaces de inventarse un pasado deberían intentar al menos soñar un futuro que no esté condenado a transformarse en una pesadilla. 

La reelaboración y mitificación es una constante en las narrativas nacionalistas, pero La invención del pueblo judío, tan valiente como erudito, pleno de documentación y de argumentos bien hilvanados, nos deja con la sensación de que el sionismo ha batido un penoso record en la manipulación de la historia al servicio de un ideario político. 

Le extendida veneración del relato bíblico ha sido utilizada para imponer un proyecto colonial que viola cotidianamente los derechos humanos y constituye probablemente la más grave amenaza para la paz mundial. Estamos ante un libro necesario porque arroja luz donde impera la mentira, y sólo extirpando esta nacerá la esperanza de atajar la violencia que genera; una obra para leer, discutir y comentar de todas las formas posibles, porque la presión coordinada y firme de todo el mundo civilizado ha de ser capaz de aportar escenarios de cordura a un territorio que se despeña en una espiral fatídica.
Blog del autor: http://www.jesusaller.com 
 
ESCUELA DE FRANKFURT - TAVISTOCK - INGENIERIA SOCIAL - MUSICA ATONAL - TELENOVELAS


26 de octubre de 2016

Renuncia a su cargo en el partido Demócratas de Suecia tras decir que una sola familia controla los medios comunicación del país

Un miembro del partido sueco Demócratas de Suecia del Parlamento Anna Hagwall ha anunciado su renuncia a todos los cargos en el partido y no se presentará a la reelección en 2018 después de un escándalo a raíz de su exposición del hecho de que una sola familia de Judíos controlan los medios suecos.

El alboroto siguió a su carta al periódico Aftonbladet en la que decía que "el origen étnico debe ser un factor" para determinar la propiedad de los medios de más del 5 por ciento, una obvia referencia al grupo de medios de comunicación de la familia judía Bonnier.

El Grupo Bonnier es propietaria de 96 editoriales, 42 periódicos de negocios y de la prensa especializada, 105 plataformas digitales de noticias, 9 productoras de cine, 176 revistas, 23 grandes periódicos, 33 estaciones de televisión, y 33 "otros" medios puntos de venta-y domina literalmente, el control de los medios de comunicación en Suecia.

Hagwall había presentado anteriormente una moción al parlamento sueco que había propuesto recortes a los subsidios estatales pagados a los medios de comunicación en Suecia.

Aunque ella nunca mencionó a los judíos por su nombre, dijo Hagwall en una carta de motivos a la Aftonbladet que sería una buena idea "dejar que los periódicos de Bonnier desaparezcan" para que "ninguna familia, grupo étnico, o compañía" pueda controlar más de un 5 por ciento de los medios de comunicación.

"Todo un 80 por ciento de los medios de comunicación es propiedad y está controlada por los mismos propietarios," escribió Hagwell. "Esto no es aceptable. Por lo tanto, la propiedad de los medios de comunicación deben repartirse entre las muchas compañías independientes y personas. Con el fin de cambiar esta situación, sugiero retroceder en los subsidios [a favor de los medios independientes] ".

Cuando fue preguntada por Aftonbladet en que forma la supresión de subvenciones a la prensa a los periódicos locales del país podría reducir el poder de Bonnier sobre los medios de comunicación en Suecia, Hagwall respondió por correo electrónico que "la mayoría de los pequeños periódicos son controlados directa o indirectamente por Bonnier, y el por qué tienen que ser subvencionado por el contribuyente sueco es un misterio.

"Dejad que los periódicos Bonnier en las provincias se hundan, porque entonces un vacío se creará que puede ser llenado por los periódicos que se preocupan por las personas y propietarios de negocios."

También dijo que el organismo público sueco de radiodifusión, Sveriges Television (SVT), debe cambiarse a los canales de pago para "reducir la propagación de la agenda políticamente correcta de SVT."

Los comentarios provocaron una corriente de ataques a Hagwall, y el lider demócrata sueco también se ha distanciado de ella, diciendo en un comunicado que el asunto "afectará a su futuro en el partido."

Esta semana, Hagwall renunció a su posición como miembro de la Comisión Parlamentaria de Fiscalidad y líder del grupo interno del grupo de política fiscal de los Demócratas de Suecia. Asimismo, no buscará la reelección al Parlamento en 2018, a petición de la dirección del partido, y todavía no está claro si continuará sentándose en el parlamento para el resto del período actual.

The New Observer

Ya hable de la influencia que ejerce la familia Bonnier y otros judios en los medios de comunicación en el norte. Noticia relacionada La influencia judía en los Medios Escandinavos
---------------------