01 febrero 2011

Washington controla todos los consorcios mediaticos - mass media

Ademas es aburrida y cutre pues todos los canales repiten basicamente la misma vision del planeta

Seis grandes consorcios mediáticos controlan el 90% de todo lo que ven y escuchan los estadounidenses

Esta falta de diversidad tiene profundos efectos en cómo vemos el mundo




Cada tanto es bueno recordar de dónde viene lo que vemos. Y relexionar sobre qué significa que la mayoría de las cosas que vemos vienen de la misma fuente. Opuesta a la riqueza fundamental de la vida, la diversidad, está lo que hemos llamado la “uniformediatización” y que ahora este útil infográfico, fraguado por el sitio alter-educativo Frugal Dad, llama “la ilusión de la elección”.

La ilusión de una elección
Estados Unidos es el país que inventó o al menos perfeccionó el sistema capitalista en el que vivimos casi inescapablemente. No podemos escapar de él fundamentalmente porque se transmite por la ionósfera, en las ondas radioeléctricas, inundando el espacio público, convirtiéndose no solo en un programa cultural sino en un medio ambiente. Para entender esta transmisión global de una forma de vida es importante hacer hincapié en que tan solo seis compañías (General Electric, Disney, News Corp., Viacom, Time Warner y CBS) controlan hasta el 90% de los contenidos que se consumen en Estados Unidos.
Estas seis compañías extienden sus tentáculos a otros ámbitos comerciales (como el militar, en el caso de GE) y son parte de lo que se conoce como el establishment, la infraestrcutura del sistema dominante de control político-financiero. Es natural entonces que quieran mantener el orden de las cosas de tal forma que puedan seguir disfrutando de un oligopolio, y para ello una de las claves es justamente transmitir contenidos similares, autorreflejantes, que contribuyan a diseminar una versión limitada de la realidad donde consumir programas y productos es la forma en la que las personas satisfacen sus necesidades emocionales —o evitan enfrentarse a sí mismos.
Más allá de los intereses creados y agendas políticas que puedan tener estas compañías de Big Media, es innegable que al reducir el espectro a 6 empresas que abarcan la mayoria de los diarios, revistas, estaciones de radio, TV, cine y que empiezan a tener una fuerte presencia en Internet, nuestra perspectiva, nuestra forma de ver el mundo, y por lo tanto, ya que la percepción es creadora, de experimentarlo, se ve constreñida a una banda más estrecha de la realidad.  Como dijera Baudrillard, el infierno “es la repetición de lo mismo”. Existen otros mundos posibles dentro de este, pero esta diferencia, esta otredad, no está a un zap de distancia.
cartel en ingles de un esquemaHoy en día, en la mayoría de las ciudades del mundo, las personas se visten de la misma forma, comen las mismas cosas, ven los mismos programas de TV, las mismas películas y escuchan la mismas canciones, sin importar que estén en Sao Paulo o en Moscú. Esto es una de las consecuencias de la globalización, pero sobre todo una consecuencia de que la comunicación, de que los mensajes que entran a la conciencia y al inconsciente colectivo sean emitidos y controlados por tan pocos emisores y tan ligados entre sí y al poder político-financiero.
El modelo de Estados Unidos se replica por el mundo, ya sea a través de sus mismas cadenas de medios que tienen presencia en otros sitios —como News Corp— o porque este modelo oligopólico se copia en la mayoría de los países donde las compañías que controlan los medios —y por lo tanto influyen en la psique colectiva— pueden casi siempre contarse con una mano y están vinculadas generalmente con el gobierno de forma casi indiscociable.
La pregunta es, ¿quieres seguir usando el uniforme de barras electrónicas de la realidad mediática sin saber que lo tienes como piel, o quieres aventurarte al vacío y salirte de la caja a sentir la inmediatez, sin señal?

24/12/2011 - Autor: pijamasurf - Fuente: pijamasurf.com

Como Washington ademas del control y asociacion con los mass media puede comprar informacion en todos los paises del mundo:

Primero un poco de historia:

OPERACION Mockingbird – Fue concebido a finales de 1940, cuando la CIA comenzó una infiltración sistemática de los medios, un proceso que solía incluir el control de las mayores AGENCIAS de noticias.

En este período, los servicios de inteligencia Norteamericanos apuntaban a influenciar Sindicatos de Trabajadores Europeos.
Con o sin la cooperación de los gobiernos locales, Frank Wisner, un oficial encubierto del Departamento de Estado asignado a Relaciones Exteriores, recluto estudiantes en el extranjero para que entraran a la clandestinidad de las operaciones encubiertas de la Guerra fría, informando a la Oficina de Coordinación de Política.

Philip Graham, un graduado de la escuela de Inteligencia del Ejercito en Harrisburg, posteriormente editor del Washington Post., fue reclutado por el ala de Wisner para dirigir la Operación MOCKINGBIRD:

— La CIA comienza a reclutar a agencias de noticias Norteamericanas y periodistas para transformarlos en espías y diseminadores de propaganda.
El esfuerzo es encabezado por Frank Wisner, Allan Dulles, Richard Helms y Philip Graham.
Graham es editor del The Washington Post, el cual se convierte en el principal jugador de la CIA.

Eventualmente, el activo mediatico de la CIA incluirá a ABC, NBC, CBS, Time, Newsweek, Associated Press, United Press International, Reuters, Hearst Newspapers, Scripps-Howard, Copley News Service y otros.


Algunas noticias mas recientes:

Los grandes medios de mass media emplearon a oficiales militares de alta graduación para escribir y comentar "análisis" sobre la guerra en Iraq. Y luego se descubrió que tenían lazos con empresas contratistas del Pentágono interesadas en la continuacion de la guerra.

Como el gobierno de EEUU está financiando secretamente a medios informativos y periodistas extranjeros:

Departamentos del gobierno como :
el departamento de Estado,
el departamento de Defensa, 
la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (US Agency for International Development, USAID), 
el Fondo Nacional para la Democracia (National Endowment for Democracy, NED), 
el Consejo Superior de Radiodifusión (Broadcasting Board of Governors, BBG) y 
el Instituto de EEUU para la Paz (US Institute for Peace, USIP),
financian el "desarrollo de los medios" en más de 70 países.

La revista In These Times descubrió que estos programas mantienen a centenares de ONGs, periodistas, políticos, asociaciones de periodistas, medios noticiosos, institutos de "actualizacion de periodistas" y facultades académicas de periodismo.

La cuantia de los proyectos va desde unos miles a millones de dólares.
Por dinero no se van a detener (con el juego de creacion de dinero y aumento de la deuda....es el mundo entero que usa dolares el que lo paga)

Estos medios pueden ser usados tanto para crear una vision de la realidad - crear la realidad- hasta herramientas para desestabilizar gobiernos elegidos democráticamente pero que Washington no quiere.

Isabel MacDonald, directora de comunicaciones de Fairness and Accuracy in Reporting (FAIR) –Imparcialidad y Transparencia en la Información–, un observatorio de medios de Nueva York sin fines de lucro:

"Éste es un sistema que, a despecho de su profesada adhesión a las normas de la objetividad, a menudo trabaja contra la verdadera democracia" – "apoyando la disensión y la información falsa que resulta útil a los objetivos de la política exterior de Washington".

Resulta difícil medir el tamaño y el alcance del desarrollo de estos medios “independientes” porque existen programas similares disfrazados bajo diversos rubros. Algunas agencias consideran que el "desarrollo de los medios" pertenece a su propio campo, mientras otras lo categorizan como "diplomacia pública" u "operaciones psicológicas". Así, resulta difícil establecer cuánto dinero ingresa a esos programas.

En diciembre de 2007, el Centro para la Ayuda Internacional a los Medios, (Center for International Media Asístanse, CIMA), un depto. del departamento de Estado financiada por el NED, reportó que en 2006 la USAID distribuyó casi 53 millones de dólares en "actividades de desarrollo" de medios extranjeros.

Según el estudio del CIMA, el departamento de Estado proporcionó un estimado de 15 millones de dólares a tales programas. El presupuesto del NED para los proyectos de los medios asciende a 11 millones adicionales. Y el pequeño Instituto para la Paz de EEUU (USIP), con sede en Washington, pudo haber contribuido hasta con 1,4 millones más, según el informe, que no examinó el financiamiento que otorgan a los medios el departamento de Defensa ni la CIA.

El gobierno de EEUU es el proveedor más grande de fondos para el desarrollo de los medios informativos en todo el mundo, habiendo destinado más de 82 millones de dólares en 2006, sin incluir el dinero del Pentágono, de la CIA o de las embajadas de EEUU en los países receptores.

Para complicar el cuadro, muchas ONGs extranjeras y periodistas reciben fondos para el desarrollo de los medios de otras fuentes de financiamiento del gobierno de EEUU. Algunos lo reciben de varios subcontratistas de EEUU y de "organizaciones internacionales independientes ¡¡¡sin fines de lucro"¡¡¡, mientras que otros reciben dinero directamente de la embajada de EEUU en su país.

Gustavo Guzmán, un ex periodista y ahora embajador boliviano en EEUU, dijo: "un periodista que reciba tales obsequios no es verdaderamente un periodista, sino un mercenario".


Mas historia como ejemplo:

Encounter, una revista literaria anti-comunista publicada en Inglaterra entre 1953 y 1990, fue desenmascarada en 1967 como una operación de la CIA. Y, al igual que en el caso de hoy, organizaciones de "nombre benigno", tales como el Congreso por la Libertad de la Cultura, también fueron fachadas de la CIA.

El Mercurio : "La principal operación de propaganda de la CIA, a través del periódico de la oposición El Mercurio, probablemente contribuyó lo más directamente posible al derrocamiento sangriento del gobierno de Allende y de la democracia en Chile" (Peter Kornbluh, analista del National Security Archive)

In These Times preguntó a la agencia si todavía financia a periodistas extranjeros. El portavoz de la CIA Paul Gimigliano respondió: "La CIA, de ordinario, no niega ni confirma públicamente esta clase de alegatos".

El caso de Bolivia es un ejemplo que revela cómo EEUU ha estado financiando el "desarrollo de los medios" informativos de un país.

En 2006, Bolivia eligió a Evo Morales, su primer presidente indígena, cuyo acceso al gobierno en repetidas ocasiones intentaron impedir tanto EEUU como los grandes medios de Bolivia.

Morales y sus partidarios afirman que el gobierno estadounidense está detrás de un movimiento separatista en las provincias del este de Bolivia, ricas en gas, y alegan que ese apoyo encubierto implicó reuniones para "el desarrollo de los medios".

BBG:
En 1999, el Consejo Gubernamental de Radiodifusión (BBG) se convirtió en una agencia federal independiente. Hasta 2006 recibió un presupuesto de 650 millones de dólares, según las estimaciones del CIMA, con cerca de 1,5 millones de dólares destinados al desarrollo de los medios y entrenamiento de periodistas en Argentina, Bolivia, Kenia, Mozambique, Nigeria y Paquistán.

Además de la Voz de América, el BBG también opera varias otras estaciones de radio y TV. La estación de televisión Alhurra, con sede en Springfield, Virginia, "es una red comercial libre de televisión vía satélite en lengua árabe para el Oriente Medio, dedicada sobre todo a noticias y a información", según su sitio web. Alhurra, “el libre” en árabe, ha sido descrita por el Washington Post como "el esfuerzo más grande y más costoso del gobierno de EEUU por sacudir a la opinión extranjera a través del éter desde la creación de la Voz de América en 1942".

BBG también financia Radio Sawa (para la juventud árabe, con presencia en Egipto, el Gofo Pérsico, Iraq, Líbano, Levante, Marruecos y Sudán), Radio Farda (para Irán) y Radio Asia Libre (con programación regional para Asia). El BBG también financia transmisiones a través de la Radio y TV Martí, cuyo gasto ascendería a casi 39 millones de dólares en el año fiscal 2008, según la Justificación del Presupuesto para Operaciones Extranjeras del Congreso (Foreign Operations Congressional Budget Justification).

Banda del Pentágono

Jeff Perth, publicado en The New York Times el 11 de diciembre de 2005:
"los militares operan estaciones de radio y periódicos [en Iraq y Afganistán] pero no destapan sus lazos estadounidenses".

Otro gran receptor de de fondos de la USAID para el desarrollo de los medios, Search for Common Ground, recibe más dinero del sector privado que del gobierno de EEUU, en la mayoría de los casos por "resolución de conflictos", según el informe del CIMA.

Cuba e Irán son dos blancos importantes de la USAID para el desarrollo y asistencia de los medios.

El presupuesto USAID para la "Libertad de los Medios y la Libertad de Información" (Media Freedom and Freedom of Information) –durante la "transición" de Cuba bajo la Comisión de Asistencia para una Cuba Libre II (Commission for Assistance to a Free Cuba II, CAFC II)– totaliza 14 millones de dólares.

En Irán, la USAID ha presupuestado unos 25 millones de dólares para "el desarrollo de medios" durante el año fiscal 2008. Forma parte de un paquete de mayor destinado a lo que la USAID llama "diplomacia transformacional" en ese país.


Jeremy Bigwood - In These Times
http://www.inthesetimes.com/article/3697/no_strings_attached/