21 mayo 2011

LA CRISIS QUE VIENE - libro presentado en Sol - Madrid

          Un libro del Observatorio Metropolitano editado por Traficantes de sueños
La

El mundo no puede funcionar sin trabajadores, pero sí sin patrones

La Librería Traficantes de sueños, influida por la propia actualidad, trasladó la presentación del libro La crisis que viene a la Puerta del Sol, al seno de la propia acampada.
Junto a Isidro López, miembro del Observatorio Metropolitano y coautor del libro se sentaba tambien el profesor Carlos Taibo.
Isidro López, Charo Morán y Carlos Taibo durante la presentación del libro La crisis que viene en la Acampada Sol (Foto: Toni Guitiérrez)
Isidro López, Charo Morán y Carlos Taibo durante la presentación del libro

Su autor, explico que el libro se divide en tres partes.

- La primera se dedica a desmitificar los repetitivos mensajes  a los que nos somete la ideología económica, empeñada en explicarnos que lo que pasa es algo inevitable. La economía no es ninguna ciencia, es más bien un saber difuso que no debe tener capacidad para determinar ninguna ley.

Esta economía capitalista marca como prioridad la recuperación, pero la de sus agentes capitalistas; no busca una recuperación del empleo, eso lo hacía el capitalismo industrial, pero ahora estamos en otra fase donde lo único importante son los beneficios financieros que ya no se generan con el trabajo productivo.
Otras de las falacias que utiliza la ideología económica capitalista son las de decir que los salarios son muy altos y que los costes del estado del bienestar resultan insostenibles. Lo que ocurre es que el beneficio, para seguir creciendo, debe ir agarrándose a los recursos sociales.

Y finalmente, se nos machaca con el mensaje de que volveremos a tener un ciclo de crecimiento, algo que Isidro López vaticina que no va a suceder a nivel mundial y mucho menos en España donde, por nuestro tejido, lo único que podríamos esperar es alguna nueva burbuja.

- La segunda de las partes de La crisis que viene trata de abrirnos los ojos sobre lo que está ocurriendo. Por un lado asistimos a la disolución de la clase media tradicional debido a que la diferencia entre los ganadores de los ciclos y el resto de la sociedad se acentúa dramáticamente.

Nos encontramos con una pérdida de derechos brutal, tanto que están desapareciendo. El gasto público y los servicios sociales de los estados van pasando a ser tutelados por los organismos financieros que con ellos están buscando una nueva forma de generar beneficios; no les preocupa fagocitar a los estados, porque estos siempre pagan, así que presionan para que la deuda suba y ellos aumenten su beneficio.

- La última de las partes se plantea las líneas que esta crisis proyecta hacia el futuro.

La primera de ellas es desplazar y repercutir los costes y las causas hacia los grupos sociales más débiles y crear así microluchas de jubilados contra jóvenes, locales contra inmigrantes... en un sinfín de «guerras entre pobres».

La segunda acentuar la política del miedo contando que no hay salida y que el camino de sacrificios que imponen los mercados es lo  único  que se puede hacer. Debemos superar ese miedo para cambiar las cosas.


Hay que pensar en soluciones.

La que nos propone La crisis que viene es una redistribución a gran escala. Tenemos riqueza en el planeta suficiente, pero no hemos sido capaces de repartirla de una manera justa, pues ésta se concentra en un 1% de la población, en unas pocas personas que acumulan la riqueza, una minoría que la explota.

Carlos Taibo dijo estar de acuerdo con la mayoría de las tesis que el libro plantea. En primer lugar, al igual que La crisis que viene afirmo que no va a llegar una época de bonanza. 

Nos pidió que manejemos con prudencia la diferencia entre lo público y lo privado, porque tenemos que saber defender lo que lleve la etiqueta de público y sacar del baúl la palabra socializar.

Nos aconsejó que sepamos distinguir entre el anticapitalismo y el antineoliberalismo que no son lo mismo, pues el segundo término acepta las reglas de este sistema, algo que le ha ocurrido a los sindicatos mayoritarios.

Debemos preguntarnos
¿Cómo trabajamos? porque aunque las palabras explotación y alienación han desaparecido del vocabulario no lo han hecho de la realidad;
¿Para quién trabajamos? y así darnos cuenta que lo estamos haciendo para el propio capitalismo y no para nosotros;
¿Qué producimos? no vaya a ser que estemos hipotecando los derechos de las personas venideras.

Este camarero hace un resumen muy claro. Solo le falta añadir en la ultima linea que ademas trabaja mas horas:


El mundo no puede funcionar sin trabajadores, pero sí sin patrones.


#acampadaSol (Foto: Toni Guitiérrez)

El sistema capitalista nos cuenta que si tenemos crecimiento, los empresarios tendrán beneficios. Con ellos invertirán y se recuperará el empleo. Pero no es así, pues esos beneficios durante las dos últimas décadas han venido dedicándose a la especulación. Después hace una nueva pregunta que deja en el aire:

¿Qué escenario nos deja la desaparición de las clases medias?

Hay que prestar atención a pesar de los estertores,
pues el capitalismo morirá matando.

Empieza a escucharse un discurso oficial que va lanzando mensajes alarmistas, no debemos extrañarnos, nos avisan de que las medidas que va a arbitrar este capitalismo enfermo serán mucho más duras, salvajes y menos inteligentes.

Hay quien nos pide que esperemos el momento del colapso para cambiar, lo que puede ser muy peligroso. La otra opción, la de Carlos Taibo, es que tenemos que salir del capitalismo ya y construir nuevas sociedades menos complejas, que no sean tan dependientes y donde se habrá abolido el trabajo asalariado.

En el fondo es lo que estamos haciendo todos juntos en esta plaza de la Puerta del Sol.

Tras la charla se abrió un interesante debate en el que fueron participando los asistentes.

Unos expresaban sus opiniones, otros alentaban ánimos para avanzar en una sociedad más justa, algunos preguntaban a los ponentes sobre asuntos relacionados avivando el debate, queriendo aprender... Esa es la participación ciudadana en el centro de la ciudad que busca un mundo mejor, más justo. Es esperanza y presente de una revolución pendiente que solo la juventud puede emprender. Por fin algo se mueve.

La crisis es hoy el fantasma que recorre Europa:

La próxima década no nos ofrece más que una nueva ronda de privatización de servicios y garantías sociales, mayor retroceso de los salarios y una crisis social que todavía hoy sólo conocemos en su fase embrionaria.
Por eso la crisis no es sólo económica, sino al mismo tiempo social y política.
La actual coyuntura desvela sin pudor alguno la incapacidad de la clase política realmente existente para desplazar esta situación a nada que no sea plegarse a los dictados de poderosos intereses económicos.

En estas condiciones, quizás sólo quede un único camino: dirigir la indignación, apostar por una política construida desde abajo, perder el miedo impuesto por una atmósfera mental infectada por la idea de la escasez y conquistar la alegría de un mundo que todavía hoy, bajo la amenaza del inicio de una larga decadencia, es más rico que cualquiera de sus precedentes.


Número de páginas: 143           P.V.P: 6 €

o tambien bajar en PDF: (creative commons) :
http://www.traficantes.net/index.php/content/download/26374/249000/file/la_crisis_que_viene.pdf


mas alla de la trampa de las "derechas" o "izquierdas"...
-- EL CAPITALISMO explicado en 3 minutos por JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA en el año 1935 ¡¡¡ ....NADA HA CAMBIADO:

http://rapidshare.com/files/1498497213/Peque%C3%B1o%20extracto%20de%20discurso%20de%20Jose%20Antonio%20Primo%20de%20Rivera%20-%201935%20-%20BANCOS.mp3


«Todos los trabajadores, ante la angustiosa situación presente, han de preguntarse a qué se debe el que, a pesar de los constantes cambios de Gobierno, a pesar de haber gobernado las izquierdas, a pesar de los Gobiernos de centro y de derecha, el paro aumente sin cesar, la carestía de vida se haga cada vez más agobiadora y la pugna entre las clases sea cada día más áspera.

Fácil es comprobar la existencia de estos problemas y aun su agravación. Con Gobiernos en que figuraban ministros socialistas, todas las calamidades que abruman a la masa obrera no sólo no tuvieron solución, sino que se agudizaron. Con Gobiernos de derecha, toda la política se orienta en contra de los productores; empeoran las condiciones de trabajo, se reducen los jornales, aumentan las jornadas, se los persigue, etc.

¿Qué significa esta coincidencia en el fondo de los partidos políticos, sean de derechas o sean de izquierdas? Significa que el régimen de partidos es incapaz de organizar un sistema económico que ponga a cubierto a la masa popular de estas angustias; que tanto unos partidos como otros están al servicio del sistema capitalista.

Mientras la terrible crisis económica actual ha arruinado o está en camino de arruinar a los modestos productores, y la masa obrera sufre como nunca la pesadilla del paro, la cifra de los beneficios obtenidos por los beneficiarios del orden actual de cosas, los dueños de la Banca, es elevadísimo.

Así la tarea urgente que tienen los productores es ésta:


destruir el sistema liberal, acabando con las pandillas políticas y los tiburones de la Banca.»

Jose Antonio Primo de Rivera en 1935,
¡ hace 77 años! : José Antonio ("Arriba", nº 20, 21 de noviembre de 1935).
Fuente: http://islainexistente.javialvarez.es/2011/05/el-mundo-no-puede-funcionar-sin.html