09 abril 2007

Que esta sucediendo en Afganistan ?

Trafico de Drogas en aviones americanos , radiactividad record ,MWS, camino a la guerra civil , apertura de otra entrada a Iran y muchos mas ......


Ahora que por "extrañas razones" la captura de Bin Laden ha dejado de ser la prioridad de Washington, y los Taliban y los Muyahedines una vez afeitados y enchaquetados forman parte del “nuevo” régimen de Afganistán (entre ellos nada menos que Mawlawi Mohammed Islam, el ex gobernador de la provincia de Bamyan cuando fue destruida la estatua de Buda), podemos preguntar

¿Qué retiene a la OTAN en Afganistán?

Este Estado de una importancia estratégica de primera orden para Washington en su batalla por la hegemonía mundial, aunque carece de recursos naturales considerables, fue considerado en la década del os 90 la vía de acceso más práctico debía unir los inmensos campos de gas de Asia Central con Pakistán en la costa del mar Arabe.

Proyecto patrocinado por la petrolera estadounidense UNOCAL que iba a construir un oleoducto y un gasoducto que pasarían por el suelo afgano.

Sin embargo, una vez en el terreno de juego, UNOCAL descubrió que lo que iba a ser un "segundo" Medio Oriente con 200 mil millones barriles de petróleo estimados no existen ni la mitad.

Además, el alto contenido en los agentes contaminantes de hidrosulfuro y mercaptán del petróleo encarecía su depuración; el elevado nivel de azufre en su petróleo dañaría los oleoductos convencionales y las altas presiones geográficas de la región aumentarían los costes de su extracción.

Pero, Washington y sus aliados tienen intereses geoestratégicos en este país.

La ocupación de Afganistán persigue además:


- Debilitar y dividir la Federación Rusa a nivel regional y acabar con su tradicional espacio de influencia geopolítica en Asia Central;

Consolidar el desmembramiento del territorio soviético e impedir cualquier posibilidad de reunificación euroasiática bajo el paraguas de Moscú;

Estrechar lazos económicos y políticos con aquellos Estados ex soviéticos; romper el control monopolista de Rusia sobre el transporte de petróleo de la región, y por consiguiente, restarle fuerzas a nivel mundial;

- Limitar la influencia cultural, económica y política de Irán y China en la zona; rodear militarmente a Irán, y sobre todo establecer una base militar en el pequeño tramo de frontera, de unos 70 kilómetros, que comparte Afganistán con China.

La principal amenaza para los ocupantes

Ni los atentados, y ni siquiera los constantes accidentes aéreos quitan tantas vidas de los soldados occidentales como los efectos de la contaminación radiactiva.

Afganistán se sitúa hoy a la cabeza de la lista de los países del mundo con mayor número de civiles afectados por esta contaminación.

El coronel Asaf Durakovic, doctor en medicina, director del Uranium Medical Research Center (UMRC) y especialista del Pentágono en contaminación radiactiva, tras detectar la presencia de U236 en el cuerpo de los soldados de la invasión a Irak, afirma que EEUU y Gran Bretaña han usado más munición radiactiva en Afganistán que en la Guerra del Golfo y de Yugoslavia ¡ juntas ¡.
El coronel -hoy expulsado del ejercito- es preciso en sus acusaciones: “La orina de los afganos presentaba concentraciones de isótopos tóxicos y radiactivos entre 100 y 400 veces mayores que en los veteranos de la guerra del Golfo testados en 1999”.

La culpable es "MWS”, nombre de la bomba que portaba cargas penetrantes revestidas con uranio empobrecido, que produce severos efectos radioactivos. Sus consecuencias dejan huellas tan indelebles que ya han empezado a salir a la luz:

“sólo en le mes de junio de 2005, en el servicio de maternidad de uno de los hospitales para mujeres de Kabul nacieron 150 niños con malformaciones severas”.


De la misma manera que en Vietnam miles de soldados cayeron contagiados por las dioxinas del agente naranja de MONSANTO que esparcían sobre las poblaciones; del mismo modo que decenas de miles de los integrantes de las tropas de EEUU han padecido el “síndrome del Golfo” por no ser avisados de las consecuencias que tendría sobre ellos la manipulación de esas armas, tampoco se facilita información a los militares que participan en la guerra contra Afganistán.

Droga: el gran negocio

El actual gobierno de Afganistán es el principal Narco Estado del mundo.
El 25% del PIB del gobierno precedido por Hamid Karzai, corresponde a la producción de droga.

Por lo que el nuevo paraíso creado por Washington, en 2006 abasteció en un 92% del opio y la heroína del mundo – el 85% del mercado europeo y el 35% de estadounidense.

Hay que recordar que el régimen de Taliban ilegalizó el cultivo de adormidera en 1999 y que en el 2001 erradicó prácticamente los cultivos.

En el parlamento Afgano se reveló la participación de los soldados norteamericanos y sus aviones en el transporte de droga al extranjero. (NADA NUEVO... .http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/conclusiones/art005.html)

Es muy probable que la política de Bush de no acabar con la presencia de los Taliban en las provincias sureñas de Afganistán (comparando con su actitud en Irak donde ha llegado a destruir ciudades enteras para eliminar a la resistencia) responda a los futuros planes de su Administración con respecto a Irán ....

Se trataria de abrir otro frente en el costado este de Irán: de hecho, los Taliban ya están apoyando a los grupos opositores islamistas baluches iraníes, quienes en los últimos seis meses han cometido una veintena de atentados, matando a más de un centenar de soldados iraníes.

Es por eso que a EEUU no le preocupe demasiado que los señores de la guerra- sunnitas además de propakistaníes- vayan fortaleciendo sus posiciones en Afganistán.

Hecho que está poniendo en peligro la estabilidad del propio régimen de Karzai, quien observa con impotencia que además, crecen las protestas popular sin cesar.

Los afganos ha aprendido una extraña lección de todo lo que sucede a su alrededor:

QUE LA SENSACION DE FRAUDE NO TIENE LIMITES.

De aquel “Plan Marshall” tan prometido para reparar las viviendas, las depuradas de agua, construir hospitales o facilitar electricidad no hay señal.

Las compañías encargadas de la reconstrucción invierten su dinero para levantar hoteles antisísmicos de varias estrellas en Kabul, construir lugares de ocio cuya explotación está en manos de inversores extranjeros o levantar caminos, adquirir aviones, mejorar comunicaciones y aportar los equipamientos necesarios para facilitar casi exclusivamente el transporte militar..,

mientras el hospital que han construido en Kabul se le cae el techo, sus cañerías fallan desde el momento en que fueron instaladas y las ventanas ni se cierran.

La indignación por haber sido estafados es una emoción que no tiene límites.

Eso y desesperación es lo que sienten los 10 millones de parados, que no gozan de ninguna prestación mientras los empleados occidentales contratados siguen cobrando 200 veces más que un trabajador local para el MISMO trabajo.

Ante la estupefacción de gran parte de la población, “los donantes” han formado unas fuerzas armadas cuya función no es otra que reprimir las manifestaciones de protesta de los ciudadanos por la precariedad de su situación.

La política norteamericana de financiar varios cuerpos de seguridad, milicias, paramilitares, guardia fronteriza, policías y el ejercito, todo en las regiones de diferentes etnias y religiones, ha aumentado de forma sustancial el peligro de una guerra civil...

Nazanín Amirian Kaos en la Red