27 octubre 2016

La industria agroalimentaria produce mas hambre que alimentos.


En los mercados internacionales se está jugando con los alimentos como el maíz, la soya, el trigo, y el café, disfrazando de escasez, –por alta demanda o baja producción– su acaparamiento para subir los precios.

------------------------

EL HAMBRE ES UNA CREACION TOTALMENTE ARTIFICIAL:


-------------------------------- 




---------------------------------

Goldman Sachs entre otros, aparece como el principal responsable.
 http://fm.cnbc.com/applications/cnbc.com/resources/img/editorial/2011/10/28/45078590-goldman_sachs_ticker_getty.1910x1000.jpg
Hace algunos años, los precios mundiales de los alimentos se dispararon. El número de personas viviendo en la extrema pobreza alcanzó los 150 millones. En una una investigación sobre las causas de esta crisis alimentaria se llego a una conclusión estremecedora:
potentes especuladores internacionales provocaron una enorme burbuja en el mercado mundial de alimentos que derivó en una crisis alimentaria.
 https://1.bp.blogspot.com/-U7VcEpcKIL8/VrO_kmTw9II/AAAAAAAAAdE/VPQRoSOig90CcIytb4TEW4o7qqR2X3TZQ/s1600/cargill.jpg
Al parecer, siempre ha sido lo usual, que cuando desaparece un producto en los anaqueles de los supermercados, el pueblo de a pie ya sabe, que aparecerá después con un precio mucho más alto. En las llamadas crisis financieras, han entrado en escena nuevos actores, “los especuladores” con máscaras de inversionistas, ofrecen estabilizar el mercado y sus riesgos de pérdidas.

Bajo el concepto, en términos propios de la ciencia económica, de “derivados financieros” (en palabras simples, “derivado financiero” es un instrumento cuyo valor depende del precio de un bien subyacente, en este caso los alimentos o materias primas para su elaboración) y como la humanidad y la animalidad cautiva (mascotas) siempre necesitaran comida, ¡¡¡mejor inversión imposible!!! la escena económica de los negociados en las Bolsas de Comercio, como Wall Street, se llena de aplausos… además porque los especuladores proporcionaran liquidez al mercado. Y como las crisis financieras se han hecho permanentes, nuestros alimentos cotidianos, tienen el valor seguro de un “cheque de gerencia”.
 http://www.cargill.com/wcm/groups/public/@ccom/documents/image/na31815656.jpg
Mientras en el mundo empresas como Walmart se ha convertido en gigante de los comestibles, sus “compinches”, las poderosas empresas monopólicas de fabricación de alimentos como Monsanto, Cargill o Tyson Food, controlan la industria del embalaje de la carne de vacuno y cerdo, el procesamiento de la soya y de los pollos de engorde, entre otros productos. ..
A las cadenas de negocios y almacenes distribuidores de las empresas que monopolizan la industria de los alimentos, se han sumado los productores y finalmente estos inversionistas, que no producen ni distribuyen, se apropian de la producción alimentaria, transformándose en los dueños de nuestra comida, especulan en las bolsas de comercio, creando burbujas y rumores para obtener la máxima ganancia con las materias primas y alimentos procesados.

Visible y comprobable: Los productos de Nestlé, Kraft y PepsiCo y otros, se exhiben en las estanterías de los supermercados en gran variedad de categorías de alimentos, repartidos en una decena de marcas diferentes, para un mismo producto, es la falsa competencia.

Ésta estratagema, propia del realismo mágico, es solo para engañar al consumidor, haciéndole creer, mediante el uso de esta “marramucia” de mercadeo, que tiene múltiples opciones para adquirir el producto que necesita.

En las campañas y protestas mundiales por nuestra soberanía alimentaria, también se señala a Monsanto y sus compañías asociadas, con la recomendación “Evitar comprar” por la dañina presencia en la producción agrícola de especies transgénicas, sinónimo de contaminación, enfermedades y muerte a toda la vida del ecosistema planetario.

He aquí algunas de las más poderosas empresas de alimentos, señaladas:

Aunt Jemima, Aurora Foods, Banquet, Best Foods, Betty Crocker, Bisquick, Cadbury, Campbell’s, Capri Sun, Carnation, Chef Boyardee, Coca-Cola, ConAgra Foods, Delicious Brands cookies, D uncan Hines, Famous Amos, Flowers Industries, Frito Lay, General Mills, Green Giant, Healthy Choice, Heinz, Hellmann’s, Hershey, Holsum, Hormel, Hungry Jack, Hunt’s, Interstate Bakeries, Jiffy, KC, Masterpiece, Keebler, Kellogg’s, Kid Cuisine, Knorr, Kool-Aid, Kraft, Lean Cuisine, Lipton, Loma Linda Foods, Marie Callender’s, Minute Maid, MorningStar Farms, Mrs. Butterworth’s, Nabisco, Nature Valley, Nestlé, Ocean Spray, Ore-Ida, Orville Redenbacher’s, Pepperidge Farm, Pepsi, Philip Morris, Pillsbury, Pop Secret, Post cereals, PowerBar brand, Prego, Pringles, Procter & Gamble, Quaker, Ragú, Rice-A-Roni & Pasta Roni, Schweppes, Weight Watchers Smart Ones, Stouffer’s, Tombstone frozen pizza, Totino’s, Uncle Ben’s, Unilever, V8,etc. En Venezuela, se destacan Empresas Polar, PepsiCo Alimentos S.C.A., Cargill de Venezuela , Procter & Gamble y Coca Cola. Otras productoras de alimentos están agrupadas en CAVIDEA Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos: Alfonzo Rivas & Cía, Alimentos Heinz, C.A., Bimbo de Venezuela, C.A.,Del Monte Andina, C.A.Industria Láctea Venezolana, C.A. (Indulac) , Nestlé Venezuela, C.A., Ovomar, C.A., Pastas Capri, C.A., Pepsicola Venezuela, S.A., Plumrose Latinoamericana, C.A.,etc ,,,,,,
la mayoría de ellas, no todas, justifican su ninguna o baja producción por la falta de divisas para importar las materias primas, no obstante cuando las han obtenido, les han dedo otro uso.

Luego están las empresas, dueñas indiscutibles de la comida llamada “chatarra” y sus franquicias repartidas por el mundo:

McDonald’s , Wendy’s , KFC- Kentucky Fried Chicken , Tony Roma’s Venezuela, Subway , Pizza Hut, Papa John’s Pizza, Starbucks Corporation , Friday’s , Dunkin’ Donuts , Domino’s Pizza , Burger King.etc.

-------------------------
PORQUE SE PERMITE PRODUCIR y VENDER 
COMIDA BASURA ?

--------------------------------


La nefasta compañia        Cargill

GREG PAGE: 
Tiene 59 años y jamás concede entrevistas. Seguramente, su nombre y el de su empresa no le digan nada. Pero por sus manos pasa la mayoría de los alimentos que usted pueda imaginar. 
Cargill es una de las cuatro compañías que controlan el 70 por ciento del comercio mundial de comida. Mientras el mundo se enfrenta a la mayor crisis alimentaria en décadas, ellos hacen caja ‘leyendo los mercados’… Así funciona.


Usted no lo sabe, pero la tostada de su desayuno es una mercancía más valiosa que el petróleo. La harina con la que está hecha tiene nombre: Cargill. ¿Le suena? Pues también se llaman Cargill la grasa de la mantequilla que unta su tostada y la glucosa de la mermelada que la endulza. Cargill es el pienso que engordó a la vaca lechera y a la gallina que puso los huevos que se fríen en la sartén. Cargill es el grano de café y la semilla de cacao; la fibra de las galletas y la bebida de soja. ¿El endulzante del refresco, la carne de la hamburguesa, la sémola de los fideos? Cargill. Y el maíz de los nachos, el girasol del aceite, el fosfato de los fertilizantes... ¿Y qué me dice del biocombustible de su coche, ese almidón que las petroleras han refinado para convertirlo en etanol y mezclarlo con gasolina? Adivine.


No, no busque marca o etiquetas; no las encontrará.Cargill ha pasado de puntillas por la historia. ¿Cómo puede ser que una empresa fundada en 1865, con 131.000 empleados repartidos en 67 países, con unas ventas anuales de 120.000 millones de dólares que cuadruplican la facturación de Coca-Cola y quintuplican la de McDonald’s, sea tan desconocida? 
¿Cómo se explica que una compañía tan gigantesca que sus cuentas superan la economía de Kuwait, Perú y otros 80 países haya pasado tan inadvertida hasta ahora? 

En parte, porque es una empresa familiar. Sí, sus números pasman, pero Cargill no cotiza en Bolsa y no tiene que dar explicaciones. Sus socios son un enjambre de tataranietos de los fundadores, los hermanos William y Samuel Cargill, campesinos de Iowa que levantaron un imperio en el siglo XIX gracias a un ascensor de cereal arrimado a la vía del tren en un pueblecito de la pradera que no venía en los mapas. Más tarde, un cuñado -John MacMillan- tomaría las riendas. 

Durante décadas, los Cargill y los MacMillan fueron añadiendo silos de grano, molinos harineros, minas de sal, mataderos y una flota de barcos mercantes. Hoy, unos 80 descendientes se reparten los dividendos y juegan al golf. Poco más se sabe de ellos, salvo que los varones visten falda escocesa en las fiestas para honrar a sus antepasados. Y que siete se sientan en el consejo de administración y están en la lista Forbes de los más ricos del planeta, con fortunas que rondan los 7000 millones por cabeza. El presidente de la compañía es Greg Page, un tipo flemático al que le gusta decir, con cierta sorna, que Cargill se dedica «a la comercialización de la fotosíntesis».

Pero no está el patio para bromas. Los precios de losalimentos básicos se han disparado en el último año: el trigo, un 84 por ciento; el maíz, un 63, y el arroz, casi un diez; los tres cereales que dan de comer a la humanidad. Son máximos históricos, advierte la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Por encima de los que en 2008 causaron revueltas en 40 países y condenaron a la hambruna a 130 millones de personas. 

Y los precios seguirán subiendo, pronosticaFinancial Times. «El coste de los cereales es crítico para la seguridad alimentaria porque es la materia prima de referencia en los países pobres. Si los precios continúan elevándose, habrá más algaradas.»



Las razones son múltiples. Un cóctel de sequías, malascosechas y especulación. Pero los ganadores son muy pocos. Y entre ellos están las mastodónticas empresas que controlan el comercio mundial de cereales. Cargill ha triplicado sus beneficios en el último semestre y sus ganancias superarán los 4000 millones de dólares, récord alcanzado en 2008 en el río revuelto de la crisis alimentaria. La compañía apostó a que la sequía en Rusia, uno de los grandes productores mundiales, obligaría a Vladimir Putin a prohibir las exportaciones para asegurar el consumo interno. Y acertó. «Hicimos un buen trabajo ‘leyendo los mercados’ y reaccionamos con rapidez», explicó una portavoz de Cargill. 
¿En qué consiste esa reacción? En esencia, se trata de jugar al Monopoly comprando cosechas en el mercado de futuros, en ocasiones antes de que se plante una sola semilla. Y moviéndolas de un lugar a otro del planeta, allá donde resulte más rentable.
                                           
                                                     http://xlsemanal.finanzas.com/web/articulo.php?id=66619& id_edicion=6127


La industria alimentaria global NO está organizada para alimentar a las personas, está organizada para generar beneficios y sobre todo poder.

En el mundo multiples estudios han demostrado que NO existe falta de alimentos.

Este año, los beneficios del agronegocio aumentan vigorosamente sobre los niveles del año pasado, mientras gente de Haití a Egipto a Senegal... sale a las calles a protestar contra el aumento del precio de los alimentos.

Estas cifras nos dicen que esta pasando, y cubre SOLO TRES MESES al inicio de 2008:

Comercio de granos

Archer Danield Midland - Aumento bruto de ganancias de un 55% desde el año pasado.

Cargill: Aumento: un 86%.

Bunge: Aumento: 189%


Semillas y herbicidas

Monsanto: Aumento: un 54%.

Dupont Agriculture and Nutrition: Aumento: un 21%.

Fertilizantes

Potash Corporation. Aumento: 185,9 %

Mosaic: Aumento más de un 1.200%¡¡¡
Las compañías mencionadas, más unas pocas más, son los monopolios o casi-monopolios que compran y venden productos agrícolas en todo el mundo.
Seis compañías controlan un 85% del comercio mundial en granos;
Tres controlan un 83% del cacao.
Tres controlan un 80% del comercio de plátanos (ADM, Cargill y Bunge)

Por ejemplo controlan la mayor parte del MAIZ del mundo, lo que significa que sólo ellos deciden qué parte de la cosecha de cada año va a la producción de etanol, edulcorantes, alimento para animales o alimentos para seres humanos.

Editores expertos de Hungry for Profit:
“El enorme poder ejercido por las mayores corporaciones del agronegocio y los alimentos les permite controlar esencialmente el coste de sus materias primas compradas de agricultores mientras al mismo tiempo mantienen los precios de los alimentos al público en general a niveles suficientemente elevados para garantizar grandes beneficios.”

Durante las últimas tres décadas, las compañías transnacionales del agronegocio han ingeniado una masiva reestructuración de la agricultura global:
Directamente, a través de su propio poder en el mercado e indirectamente mediante gobiernos y el Banco Mundial, el FMI y la Organización Mundial de Comercio, han cambiado el modo como se cultivan los alimentos y como son distribuidos por el mundo.

Los cambios han tenido efectos espectaculares para sus beneficios, mientras simultáneamente empeoran la alimentacion mundial y hacen inevitables las crisis alimentarias.

La actual crisis alimentaria no es un hecho aislado: es una manifestación de una crisis agrícola que se ha estado desarrollando durante décadas.

Durante las últimas tres décadas las compañias del norte han obligado a los países pobres a abrir sus mercados, luego han inundado esos mercados con alimentos subvencionados, con resultados devastadores para la agricultura local del Tercer Mundo.

Antes producian alimentos para comer primeramente ellos mismos y lo que sobraba era lo que se exportaba.

Pero los países del sur fueron presionados para que adoptaran políticas agrícolas que promueven cultivos de exportación en lugar de alimentos para el consumo interior, y que favorecen a la agricultura industrial de gran escala que requiere monocultivos, un uso intensivo de agua, y cantidades masivas de fertilizantes y pesticidas, maquinaria, petroleo.. ..
con la consecuente contaminacion de la tierra, aguas subterraneas , rios y alimentos.

Esta agricultura , en que los productos viajan cada vez mas , es por otro lado completamente irracional.
La concentración en la agricultura de exportación ha producido el absurdo y trágico resultado de que millones de personas mueren de hambre en países que exportan alimentos.

En India, por ejemplo, más de un quinto de la población sufre de hambre crónica y un 48% de los niños están desnutridos. No obstante, India exportó arroz por cerca de 2000 millones de dolares.

En otros paises tierras cultivadas que solian ser utilizadas para alimentos destinados al consumo interior ahora cultivan productos de lujo para el norte:
Colombia, donde un 13% de la población está desnutrida, produce y exporta un 62% de todas las flores de regalo vendidas en EE.UU. (sin mucho olor y por supuesto contaminadas)

En muchos casos, el resultado del cambio a cultivos de exportación sería risible si no fuera tan dañino.
Kenia era autosuficiente en alimentos hasta hace unos 25 años.
En la actualidad importa un 80% de sus alimentos – y un 80% de sus exportaciones son otros productos agrícolas.

El cambio a la agricultura industrial ha llevado a millones de personas a dejar el campo a favor del desempleo y la pobreza que llena los inmensos barrios bajos que ahora rodean muchas de las ciudades del mundo.

Los que mejor conocen el campo fueron separados de éste; Sus semillas y razas autoctonas seleccionadas desde sus bisabuelos , que requerian menos agua , fertilizantes y pesticidas -mucho mas resistentes a las plagas- desaparecieron y ...se perdieron.

Cientos de millones de personas deben depender ahora de alimentos que son cultivados a miles de kilómetros de distancia porque su agricultura nacional ha sido transformada para cumplir con las necesidades de las corporaciones del agronegocio.

Como han mostrado los últimos meses, todo el sistema es frágil: La decisión de India de evitar exportaciones para aumentar sus existencias de arroz hizo que los alimentos fueran inasequibles para millones a medio mundo de distancia.

Si el propósito de la agricultura fuera alimentar a la gente, los cambios en la agricultura global en los últimos 30 años no tienen ningun sentido.

La agricultura industrial en el Tercer Mundo ha producido crecientes cantidades de alimentos, pero al coste de llevar a millones a abandonar el campo por vidas miserables en las ciudades – y al coste de envenenar el aire y el agua, la tierra y de agotar los suelos que necesitan cada vez mas insumos para producir los mismo alimentos.

Contrariamente a las afirmaciones del agronegocio - y toda la propaganda que las acompaña- la última investigación agrícola, incluyendo más de una década de experiencias concretas por ejemplo en Cuba, Francia ... prueba que granjas pequeñas y medianas utilizando métodos agroecológicos sustentables, son MUCHO MAS productivas y enormemente menos dañinas para el medio ambiente que inmensas haciendas industriales.

ADemas con una variedad mucho mayor. Y esto se cumple en practicamente todas las granjas medias del mundo.

La agricultura industrial continúa, no porque sea más productiva, sino porque ha podido, hasta ahora, ofrecer productos uniformes en cantidades predecibles, desarrollados específicamente para resistir los brutales viajes que tienen que soportar y con costes bajos del petroleo.

Las patentes sobre semillas y los trasgenicos: ver video

EL MONOPOLIO DE GRANOS:
Fíjense, en el caso del grano: trigo, maíz, avena, soja, etc.
Hay fuentes que hablan de tres multinacionales que controlan el 90% de su comercialización mundial, otras hablan de cuatro multinacionales con el control del 70%. Pero no hay dudas en asegurar quien es de estos mamuts el más poderoso: Cargill, que con una facturación superior a 107.000 millones de dólares[1] (y unos beneficios de 2.690 millones, suficientes para garantizar la educación de todas las niñas y niños del mundo) alcanza casi la mitad del negocio de alimentar al mundo. Si una sóla empresa tiene este control: compra, almacena (acapara) y vende grano por todo el mundo, cuando veamos los vaivenes en los precios de los alimentos, sabremos a quién señalar y entenderemos el porqué de las crisis alimentarias que dejan a millones de personas sin capacidad para comprar alimentos.

Porque Cargill, además de amos del pastel, aprendieron hace ya unos años que había otra forma de ganar dinero con la comida, sin construir ni un solo silo, ni comprar barcazas o molinos. Dos divisiones de Cargill se dedican al afanoso negocio de especular con las pastillas amarillas antes de que lleguen a nuestras bocas.

Se contratan cosechas que ni tan siquiera se sembrarán y –hagan juego señores y señoras- empieza la especulación con el hambre de los demás. Por cierto, gracias a la avidez de Goldmann Sachs, que también aquí menea su cola de tiburón, desaparecieron en los años 90 las prohibiciones, y así la especulación alimentaria ganó en ‘participación democrática’. Desde entonces, fondos de inversión y fondos de pensiones (como el suyo o el mío) también participan de este negocio. Y la burbuja es cada vez más grande, y sus ventosidades más peligrosas.

CARNE:
donde casi todo está bajo el control de una megagranja, Smithfield (Campofrio en España), de capital estadounidense pero presente en medio mundo; y en el otro también. Hamburguesas preelaboradas, salchichas precocinadas y beneficios preestablecidos. Aunque su especialización y receta más reconocida ha sido el ‘cerdo deslocalizado’. Sus granjas de cientos de miles de cerdos confinados son complicadas de manejar sanitaria y ecológicamente, y más sencillo resulta llevarlas a países terceros donde las condiciones exigidas suelen pasar desapercibidas, como en México, donde se inició el brote de la gripe porcina que derivó en Gripe A, contra las que las ilusionistas corporaciones farmacéuticas nos vendieron, por cierto, pastillas de color farsante.

PESCADO:
 En España, gracias a muchas aportaciones públicas tenemos uno de los gigantes, el capitán Pescanova, con pocos reparos para hacerse con la pesca de ajenos y de nuestros descendientes. Un planeta con el mar vacio; y los mares rellenos de jaulas con la pesca engordada, troceada y lista para la exportación –del Sur al Norte- es el bocadito con el que sueña esta empresa. Merluzas de Namibia, panga criado en Mozambique, salmones en Chile son finalmente miles de expescadores, con la soberanía alimentaria saqueada, en cayucos buscando otro lugar donde sobrevivir.

PRODUCTOS LACTEOS:
Como dice la canción, «se repite la historia, sólo cambia el actor».
Lactalis actualmente es el líder europeo en el sector lácteo y tiene gran afán en acaparar todo lo relacionado con el sector. Sin saberlo es casi seguro que estemos consumiendo sus productos (la lista es muy larga:

President, Flor de Esgueva, El Ventero, PULEVA, Chufi, Nesquik, La Lechera o Helados Nestlé).

Y lo grave de esto es que no tan sólo nos está limitando nuestra libertad de consumir otro tipo de productos lácteos sino que, además, es quien peor paga y trata a los ganaderos y ganaderas cosa que, como se sabe, conlleva a la desaparición de las y los más pequeños y con granjas más sostenibles. Sólo resisten los holding lecheros donde la leche no se considera un alimento sino un bien para negociar, especular e invertir el capital.
Y siguiendo con el cuento [que no es mentira pues es verdad] aparecen nuevos personajes que, también, son grandes depredadores: los que proveen de recursos para producir las pastillitas de una manera determinada y dirigida, y los que tienen el poder de distribuirlas en el mercado.

El gran proveedor de productos para la agricultura es Monsanto. Una multinacional norteamericana que se dedica sin escrúpulos a forrarse principalmente con la producción de herbicidas y de semillas genéticamente modificadas. Tan sólo en el año 2010 obtuvo unos beneficios de 1.109 millones de dólares (795 millones de euros)[2]. Sabemos de su saciedad sin límites para tener la propiedad de las semillas, para usar todo su poder económico y político para inundar y contaminar los campos con sus semillas transgénicas. Sabemos de sus productos altamente tóxicos que están provocando auténticos desastres medioambientales y humanos (su agente naranja usado en la guerra de Vietnam como arma de destrucción masiva o su producto herbicida estrella Roundup, son un ejemplo). Pero no imaginamos su sed de poder, que disfrazan de buena voluntad con el mensaje de empresa comprometida en erradicar el hambre en el mundo.

Recientemente y para que no se le escape el control de ninguna pastilla verde ha comprado la empresa SEMINIS (líder mundial en el desarrollo, producción y comercialización de semillas de hortalizas híbridas en el mundo). Incluso se atreve a vestirse de defensor de la biodiversidad financiando (junto con Fundaciones como la Rockefeller, Bill Gates o Syngenta) la construcción, en el Ártico Noruego, de una bóveda con muestras de semillas para proteger las cosechas de una posible extinción causada por contaminación, los desastres naturales o el cambio climático. ¿Será otra estrategia de estas oscuras empresas para hacerse con todo el poder de las semillas tradicionales? Será que sí.

Este tridente Monsanto-Fundación Rockefeller-Fundación Melinda-Bill Gates, mira por donde, es el mismo que están promoviendo y financiando una nueva revolución verde en África (AGRA) donde machacones repiten que para erradicar el hambre es necesario producir más alimentos. Pero eso sí, para que esta gente tan filantrópica financie estos programas se deben de usar las semillas y pesticidas de Monsanto. Pura hipocresía para hacer negocio a costa de la miseria de los otros.

Y decíamos, ¿cómo nos llegan estas pastillas de colores a casa? De eso se encargan las grandes superficies como Carrefour, Alcampo, Eroski o Mercadona que, en los últimos años, se ha convertido en la empresa líder en supermercados en España y una de las más valoradas porque, según anuncian, compra directamente en origen. Para ello disponen de una red de Interproveedores (que también fabrican sus marcas blancas). Para cumplir con las condiciones impuestas por Mercadona, estos Interproveedores, muchas veces deben hacer frente a grandes inversiones que se cubren con sociedades de capital de riesgo, creadas por la familia Roig –propietario de Mercadona- como Angels Capital y Atitlán Alpha. Los volúmenes y costos que exige Mercadona obligan a modelos de producción insostenible. Como el caso de la conservera Jealsa (Rianxeira) que le abastece de más de 33 millones de latas de sardinas[3] procedentes del Sahara Occidental ocupado, para colmar las estanterías con su marca blanca Hacendado.

Es el momento de exigir a Mercadona que no se lucre a partir de los recursos pesqueros que Marruecos está robando al pueblo saharaui. Vender robado es robar, es decir, otra manera de vulnerar la soberanía alimentaria de un pueblo: esquilmar sus recursos sin dejar beneficio alguno. Recientemente hemos visto publicado el cuestionamiento grave que informes solicitados por el Parlamento Europeo hacen del Acuerdo Pesquero de la UE con Marruecos (por ello las flotas pesqueras españolas pueden operar en territorios ocupados por el reino halauita). En ellos se advierte que de toda esta negociación comercial no hay ninguna garantía de beneficios para pueblo saharaui.
Vender robado es robar, es decir, otra manera de vulnerar la soberanía alimentaria de un pueblo: esquilmar sus recursos sin dejar beneficio alguno.
Una gran parte de las empresas que monopolizan la producción y distribución de los sectores alimentarios han sido muy ágiles para hacerse con este sector en expansión: el mercado de la alimentación fuera del hogar que moviliza unos 30.000 millones[4] de euros anuales, abarcando a tanto la restauración comercial (restaurantes, take-away, restaurantes en ruta,..) como la restauración colectiva (comida en hospitales, escuelas, servicios públicos, comedores de empresas,…). Sin prejuicios ni manías, han creado un club de élite, al que han puesto el nombre de Grupo Greco, formado por 19 empresas líderes en el mercado de alimentación:

Bel Foodservice, Bonduelle Food Service, Calvo Distribución, Campofrío, Corporación Alimentaria Peñasanta, Findus Food Service, Florette, Gallina Blanca, Kellogg, Kraft, La Masía, Leche Pascual, Maheso, McCain, Nestlé Professional, Nutrexpa, Pescanova, Sara Lee y Unilever Foodsolutions. ¿O acaso creíamos que el hecho de que sólo exista café Marcilla o Nescafé o zumos Pascual en la mayoría de restaurante de carretera o de hospitales es casualidad?

12 octubre 2016

INTELECTUALES - enfermos psicologicos

Intelectuales, de Paul Johnson
Un libro que rompe con los mitos de intelectuales consagrados.
El periodista e historiador Paul Johnson se adentra en el mundo de los prohombres de la intelectualidad que han forjado buena parte del pensamiento moderno.
Roberto Santoña





Sacando trapos sucios
        Como la lista sería interminable se ha centrado en unos cuantos que van desde Rousseau a Orwell, pasando por personajes tan dispares como Marx, Hemingway o Tolstoi. 
Sin embargo en todos ellos encuentra un patrón psicológico y vital centrado en su mitomanía, egocentrismo y doblez. Si bien por un lado no dudaron todos ellos en afirmar que buscaban el bien de la humanidad, sus vidas concretas fueron la demostración de todo lo contrario. Muchos de ellos fueron asociales, despreciaron a sus prójimos, humillaron a las mujeres y, a pesar de considerarse de izquierdas, menospreciaron a los trabajadores.
        A modo de breves biografías, el libro recorre con agilidad su vidas y prestan al lector innumerables y sabrosas anécdotas de estos personajes. 
Inconfesables secretos         La lectura del libro, a pesar de su extensión, es rápida y fluida. La moraleja la encontramos en las últimas páginas, al insistir Johnson: “Tened cuidado con los comités, las conferencias y las ligas de intelectuales. Desconfiad de las declaraciones públicas emitidas desde sus apretadas filas. Pasad por alto sus opiniones sobre los líderes políticos … El peor despotismo es la cruel tiranía de las ideas”.

-----------

 
Rousseau (1712-1778) es el primero en ser sometido a revista en el libro de Paul Johnson La gran mentira de los intelectuales. Mitómano, exhibicionista, paranoico, onanista, cleptómano, avaro, dotado de una prodigiosa memoria y un poder de seducción insólito, se cuenta que atestaba los salones, donde leía sus textos en sesiones que se prolongaban durante quince o diecisiete horas, con pausas para comer o atender otras necesidades. Pausas frecuentes para el mismo Rousseau, afectado de una penosa incontinencia urinaria.Jean Jacques se quejó toda su vida de su mala salud, desmentida sucesivamente por su ardorosa actividad o por su amigo Hume, que confesaba no haber conocido nunca a un hombre tan robusto. El insomnio, sin embargo, y la deformidad de su pene, que le obligaba a usar un catéter doloroso, fueron sus mayores achaques. No por ello se desalentaba en lo principal. "Dejaría esta vida con aprehensión si llegara a conocer un hombre mejor que yo, con un corazón más amoroso, más tierno, más sensible". escribía.

Él fue el primer intelectual en proclamarse amigo del género humano. Aunque no de todos sus habitantes. De su amante, Thérése Levasseur, una joven lavandera de 23 años, que permaneció 33 años a su lado y con la que acabó casándose en su vejez, anotó: "No he sentido nunca ni una chispa de cariño por ella".

Aunque buena parte de la reputación rousseauniana descansa en sus teorías sobre la atención y educación infantil, tema subyacente en Emilio, El contrato social o incluso en La nueva Eloísa, las cosas discurrieron de este modo en su esfera privada: el primer hijo con Thérése, nacido en el invierno de 1746-1747, fue entregado envuelto en un paquete al hospital de los EnfantsTrouvés. Y lo mismo resolvió hacer con los cuatro hijos siguientes. Ninguno recibió nombre y, conociendo que sólo un 5% de aquellos asilados llegaba a la madurez y en forma de mendigos y vagabundos, es dudoso que sobrevivieran demasiado.

Las inquietudes a propósito de su desazonante conducta se racionalizaron en una teoría innovadora. En su discurrir, la educación constituía la clave tanto del progreso social como de la evolución moral y, siendo tan decisiva, su gobierno debía corresponder enteramente al Estado y no a padres, a veces tan tiránicos como el suyo o tan indignos como él. Acusado de tiránico e iracundo a su vez, o, como decía Diderot, poseído de un "orgullo satánico", el único amor de su biografía, la condesa de Houdetot, acabó diciendo de él: "Era demasiado feo como para darme miedo".

  Este padre ilustrado de la modernidad fue un hombre terriblemente egocéntrico. La lista de sus perversiones sexuales, que gustaba de contar, es larga, al igual que el número de sus amantes o de los hijos que abandonó en la inclusa. A pesar de considerársele padre de la pedagogía no hizo el más mínimo ademán por educar a sus retoños. Con los años fue enloqueciendo en la misma medida que iba aumentado su prestigio. Su megalomanía era tal que consideraba que había una conspiración mundial en marcha contra su persona. Sus Confesiones están llenas de inexactitudes y oculta su tacañería que le llevó a dejar morir en la indigencia a sus seres queridos.


Feo también fue Jean Paul Sartre (1905-1980). Su padre, fallecido cuando el filósofo contaba 15 meses, medía 1,56. Jean Paul ganó sólo un centímetro más en la herencia y tuvo que apechar suplementariamente, desde los cuatro años, con las secuelas de una gripe que le dejó tuerto.

 Sobre Jean-Paul Sartre podríamos detallar cómo supo sobrevivir durante la ocupación alemana sin ningún problema, mientras sus obras se representaban en el París ocupado. Sin embargo, años más tarde, no tenía ningún reparo en acusar a De Gaulle de nazi. Su oportunismo y el desencanto cultural tras la guerra, permitieron el éxito de su existencialismo. Su éxito entre los alumnos podría ser fácilmente explicable: no les hacía trabajar, no los examinaba, no les echaba broncas y les permitía fumar en clase. En su vida tuvo varias obsesiones: el sexo, el alcohol y los barbitúricos.

Él mismo, en sus Carnéts, escribía en torno a 1940: "Necesito disfrutar de la compañía de las mujeres para aliviarme de mi fealdad". Sartre, bon vivant, desaseado, dispendioso, amante del whisky, el jazz, los cabarés y las mujeres, en los finales de los años cincuenta llegó a tener hasta cuatro amantes al mismo tiempo: Michelle, Arlette, Evelyne y Wanda, sin contar con Simone de Beauvoir. Su Crítica de la razón dialéctica (1960) fue dedicada a Castor (apelativo cariñoso para la Beauvoir. beaver es castor en inglés), pero solicitó a Gallimard la impresión de dos ejemplares de uso privado con la dedicatoria "A Wanda".

Según Simone de Beauvoir, era este tipo de compañías femeninas, en general jóvenes alumnas, el que le inducía a graves excesos, y no sólo en el orden sexual. Citando a su biógrafa Cohen Solal, Johrison precisa que, en torno a 1960, Sartre bebía un litro de vino durante sus almuerzos en Lipp, La Coupole o Balzar, y que su consumo cotidiano de tóxicos comprendía dos paquetes de cigarrillos, varias pipas de tabaco negro, un litro de alcohol (vino, vodka, whisky, cerveza), 200 miligramos de anfetaminas, 15 gramos de aspirinas y varios gramos de barbitúricos, además de té y café.

La vida de la autora de El segundo sexo al lado de Sartre choca con sus postulados en contra de la explotación de la mujer. Cuesta trabajo explicar -anota el autor- cómo una personalidad tan brillante como la suya se aviniera a conducirse como una esclava. Sartre, falócrata en los sesenta, lo había dejado claro desde el principio. No renunciaría a otras mujeres y ella podía hacer otro tanto con los hombres. Ambos se confesarían después sus aventuras. El código amoroso y sartriano se condensaba en tres dictados: "Viajes, poligamia, transparencia".
"Le dije", escribe Sartre en Carnéts "que existían dos tipos de sexualidad: el amor necesario y los amores contingentes. Y Castor aceptó".

 Con Simon de Beauvoir, Castor, montó un sistema para conseguir alumnas con las que satisfacer sus apetitos sexuales. La adalid del feminismo se convirtió en una especie de proxeneta del intelectual francés, al mismo tiempo que se dejaba humillar por él. A final de sus días, Sartre evidenció todas sus deficiencias intelectuales, ello no quitó que en su entierro se reunieran miles de estudiantes idiotizados por su ídolo.

El novelista norteamericano Nelson Algren fue el gran contingente de la Beauvoir, y en algunos sentidos el amor de su vida, pero, con la edad, ella aceptó su papel de seudoesposa, resignada, sexualmente inactiva y al margen. Beauvoir describió cruelmente estos últimos años con su compañero, prácticamente ciego, frecuentemente ebrio y desalentado intelectualmente, en La ceremonia de los adioses. La última traición que padeció fue saber que Sartre había adoptado legalmente a Arlette, convertida así en heredera universal de sus derechos literarios.

 

 Las botas de Tolstói

Otro código de relaciones accidentadas llenó la vida de Tolstói (1828-1945) y de Bertrand Russell, entre otros intelectuales como Brecht, Shelley, Ibsen o Hemingway, que se examinan en el volumen.

La pasión de Tolstói por el juego, la ambición de poseer más tierras y su conflictiva relación con la sexualidad ("La visión de los pechos de una mujer me ha disgustado siempre") fueron tres centros de zozobra. "No he conocido ningún hombre tan bueno como yo. No recuerdo haber actuado una sola vez mal en mi vida. Y, sin embargo, nadie me quiere. Es incomprensible", escribe en sus diarios.

Tolstói tuvo un hijo con una mujer casada, Askinia, que se llamó Timofei Baziki. Nunca lo reconoció. No obstante, y acaso por acercarlo a su lado, empleó a su madre de sirvienta, permitió al niño jugar por la casa y terminó haciéndolo cochero de Alexéi, su hijo legítimo. Afanado por crear escuelas que educaran a los campesinos de su patria, no se ocupó, sin embargo, de que Timofei aprendiera a leer y escribir.

Tolstói se casó en 1862, a los 34 años, con una muchacha, Sofía Bers, hija de un médico, de 18 años. Medía ella 1,52 metros y a él, que rehuía al dentista, se le habían caído casi todos los dientes. Al estilo de los amores transparentes de Sartre, Tolstói estableció, un siglo antes, que cada uno llevara un diario que -permitiría leer al otro. Por ese medio ella supo que su marido padecía una enfermedad venérea que creyó la causa de sus 12 abortos y por los que era bárbaramente reprendida. Descubrió además su paso por los burdeles y múltiples apreciaciones denigratorias respecto a ella. Sus sollozos se hicieron desde ese momento tan abrumadores que Tolstói decidió llevar dos diarios: uno falso, que dejaba husmear, y otro sincero, que guardaba dentro de las botas y que, para su repetido pesar, acabó descubriendo Sofía


 La breve biografía de Marx no tiene desperdicio. Se podría resumir en pocas líneas. Se las dio siempre de intelectual, a pesar de que sus escritos son farragosos y muchas veces incoherentes. Despreció con energía a aquellos obreros o socialistas que deseaban hacer la revolución sin su “doctrina”. 

Al fundar la Liga Comunista se encargó de apartar de los puestos de responsabilidad a los obreros, para sustituirlos por intelectuales afines. 

Nunca realizó el más mínimo esfuerzo por visitar una fábrica o conocer un sistema productivo. Más bien, sus esfuerzos se volcaron en vivir de Engels, consiguiendo de su amigo una pensión vitalicia y que buena parte de sus obras fueran en realidad escritas por él. Respecto a sus hijas siempre las trató despóticamente e impidió que tuvieran estudios. Igualmente despreció a su yerno Paul Lafargue, medio negro de origen cubano, al que llamaba despectivamente el “negrillo” o el “gorila”. 
El odio racista hacia los judíos es lo que menos hoy se cuenta de Marx (él mismo judío de raza) y que queda expresado en La cuestión judía. Tampoco quiso nunca reconocer a un hijo ilegítimo y, lo más divertido, a su criado nunca le pagó un duro. No está mal para ser el prototipo de intelectual de izquierdas



PAUL JOHNSON – AL DIABLO CON PICASSO

La semana pasada, Andrew Lloyd Webber admitió que fue él quien pagó 29 millones de dólares por el Retrato de Ángel de Soto (1903) de Picasso.
Tal como viene se va: si uno amasa una fortuna escribiendo melodías que evocan otras que la gente oyó antes, ¿por qué no derrochar una parte en el estafador artístico de mayor éxito del siglo?

Webber, asombrosamente, llegó a Picasso a través de los prerrafaelistas. Sólo vio el retrato tres días antes del remate de Sotheby, así que fue una compra impulsiva. Se propone colgarlo junto a Burne-Jones.

Picasso declaró que admiraba a Burne-Jones y recibió gran influencia de su línea y su color. Pero Picasso dijo muchas mentiras, por diversos motivos, y creo que esto sólo era cháchara andaluza. No veo la conexión.
Burne-Jones era un gran artista, que alcanzó su mejor actuación tardíamente, después de ingentes esfuerzos. Habría despreciado a Picasso desde el fondo de su corazón. Si yo colgara un Picasso al lado de mis cuadros de Burne-Jones, esperaría que alzaran una estridente objeción, tal como suelen hacer los buenos cuadros.

 “El bebedor de absenta” de 1903, 
un famoso cuadro de su Época Azul en el que retrata a su amigo y artista Ángel Fernández de Soto. Picasso pinta a su amigo bebiendo la bebida de moda de los artistas de la Belle Epoque, el absenta.

Este retrato en especial siempre me hace reír. Es tan confuso que a menudo lo reproducen al revés. Ángel era uno de dos hermanos (el otro era escultor) a quien Picasso pintó en su época de Barcelona. Ángel era un sujeto haragán que fingía pintar pero en realidad no hacía más que beber e irse de juerga, ¿pero qué hizo para merecer esta caricatura?

http://www.blogmuseupicassobcn.org/wp-content/uploads/2015/07/Retrat-blau-d%E2%80%99%C3%80ngel-Fern%C3%A1ndez-de-Soto.jpg
En ocasiones Picasso se dedicaba a hacer retratos de Ángel. Cuatro años antes del cuadro que compró Webber, pintó un triste boceto al óleo de Ángel con resaca-ahora en una colección privada- y hay un revelador dibujo en carbón del joven; este dibujo ha desaparecido, pero sospecho que ambos son bastante similares.

Además, el Museu Picasso de Barcelona tiene dos dibujos de Ángel, bebiendo en un café y practicando una masturbación mutua con una prostituta. No tienen mérito pero son reveladores.

El trabajo por el cual Webber ha pagado tanto, en cambio, no tiene nada de recomendable. Es un borrón torpe y no se sabe qué es más objetable, si el pésimo color, la perezosa chapucería de las pinceladas o el mal dibujo. Sé que los "expertos" dicen -y se repite hasta el hartazgo en los salones de moda- que Picasso era un bocetista consumado.

Es verdad que algunos dibujos son mejores que otros. Pero la Barcelona de principios de siglo abundaba en magníficos bocetistas, y ningún trabajo de Picasso se aproxima a Casad, Rusiñol o Ribera, por mencionar sólo tres.

No había nada de especial en los dibujos de Picasso, ni siquiera cuando se esforzaba, cosa que no hacía a menudo, y los resultados invitan al pastiche fácil. Conozco a una joven, una genuina maestra del boceto -sus sombras en sfumato provocarían cosquilleos a Sir Ernst Gombrich- que se mofa de sus amigos pretenciosos haciendo "Picassos" con una pluma sujeta a un vibrador. Los llama prickassos. En el mejor de los casos, los dibujos de Picasso no son recomendables, y el Ángel de Webber es horrible. Tal vez estaba ebrio.

Para empezar, el cristal de la mesa está fuera de la vertical y un lado guarda poca relación con el otro. Su perspectiva provoca inquietud, y el brillo y las sombras no tienen sentido visual. (Si alguien quiere ver cómo se pinta esta clase de vaso, que mire el Aguador de Sevilla de Velázquez, que hoy se cuenta entre las naturalezas muertas españolas que está exhibiendo la National Gallery.)

Luego está Ángel, pobrecillo. Su brazo izquierdo parece extenderse hacia el vacío y está sujeto al cuerpo por un milagro de cirugía plástica, pues no guarda ninguna relación con la anatomía. El brazo derecho parece más normal pero es torpe y demasiado grande. Ambas manos -Picasso no sabía pintar manos- tienen dedos de salchicha cruda, que dan ganas de pedir una sartén.

El índice de la mano derecha es una garra monstruosa y el pulgar ha desaparecido misteriosamente, o está sujeto a la palma de un modo doloroso. Esto explica por qué Ángel tiene tantas dificultades para sostener la pipa, si es una pipa y no uno de esos palillos gigantes que se vendían en las Ramblas a fin de siglo. Si Ángel está contrariado, y obviamente lo está, ¿quién puede culparlo? Los ojos miran en diferentes direcciones y están incrustados dolorosamente en las órbitas. La mitad del pómulo izquierdo se ha podrido y parece tener un flemón gigante que le tuerce la comisura derecha de la boca y causa estragos en la mejilla. ¡Y esa oreja derecha! ¿Por qué se la cortaron de la cabeza y la pegaron al lado inferior de la mandíbula? Ninguna explicación. Pero le debió de doler mucho.

John Richardson, hagiógrafo oficial de Picasso, explica todo esto diciendo que las "deformaciones" son deliberadas, y permiten al Maestro trascender las formas normales del retrato y "calar más hondamente en el carácter".

Picasso había "aprendido a explotar su talento inherente para la caricatura profunda como modo de dramatizar los rasgos psicológicos y fisonominales [sic]". Esta obra, dice Richardson, nos dice todo sobre Ángel y además está "electrizada" con la "energía psíquica" del propio Picasso. El gran hombre "interioriza las cosas y produce una caracterización realzada de su modelo". En fin, en palabras de Mandy Rice-Davies, ¿qué otra cosa puede decir? Si presentamos a nuestro hombre como el mejor pintor de todos los tiempos, hay que acumular verborragia.

El mercado del arte no se rige por la calidad sino por la rareza y la moda.

La mayoría de los azules de Picasso ya están irrevocablemente encerrados en museos, y su Ángel era el primero en salir al mercado en cinco años. De ahí el alto precio con que se cotizó, aunque hasta los conocedores quedaron escandalizados por esa enormidad.

Los marchands han preparado hábilmente el mercado Picasso durante tres generaciones y ello explica por qué el precio se mantiene alto. Lo mismo sucede en el negocio de los timbres postales. Algunos Penny Blacks y Cape Triangles no son más raros que los demás sellos pero alcanzan precios altos porque los vendedores les han dado celebridad. En su nuevo libro History Comes to Life: Collecting Historical Letters and Documents (Oklahoma University Press), mi amigo Kenneth Rendell, tal vez la mayor autoridad viviente en autógrafos y hológrafos, explica cómo y por qué el factor celebridad a menudo pesa más que el valor rareza. La moda Picasso hace que los compradores paguen más, así como el culto de Churchill transforma en oro su firma en una foto. El otro día vi una que se vendía por 12.000 libras. El pago de 29 millones de dólares por el retrato de Ángel nos dice mucho sobre la manía de los coleccionistas, pero no tiene nada que ver con el arte.


------------

Tras el poder clerical, el siglo XVIII vio surgir un nuevo tipo de mentor: el intelectual. Este nuevo personaje laico proclamó su devoción por los intereses de la humanidad, se consideró competente para diagnosticar sus males y también incluso para curarlos. Sus actuaciones públicas son conocidas; ahora bien, ¿cómo ha venido siendo esta pléyade de ductores, desde Rousseau a Sartre, desde Marx a Bertrand Russell, en sus comportamientos privados? Paul Johnson, profesor y periodista británico, acaba de publicar en francés (Laffont) Le grand mensonge des intellectuels (La gran mentira de los intelectuales), en donde hace una detallada exposición de las circunstancias íntimas de autores egregios que explicarían, en unos casos, la raíz de sus teorías y, en otros, sus simples y conmovedoras miserias humanas.
Rousseau (1712-1778) es el primero en ser sometido a revista en el libro de Paul Johnson La gran mentira de los intelectuales. Mitómano, exhibicionista, paranoico, onanista, cleptómano, avaro, dotado de una prodigiosa memoria y un poder de seducción insólito, se cuenta que atestaba los salones, donde leía sus textos en sesiones que se prolongaban durante quince o diecisiete horas, con pausas para comer o atender otras necesidades. Pausas frecuentes para el mismo Rousseau, afectado de una penosa incontinencia urinaria.Jean Jacques se quejó toda su vida de su mala salud, desmentida sucesivamente por su ardorosa actividad o por su amigo Hume, que confesaba no haber conocido nunca a un hombre tan robusto. El insomnio, sin embargo, y la deformidad de su pene, que le obligaba a usar un catéter doloroso, fueron sus mayores achaques. No por ello se desalentaba en lo principal. "Dejaría esta vida con aprehensión si llegara a conocer un hombre mejor que yo, con un corazón más amoroso, más tierno, más sensible". escribía. Él fue el primer intelectual en proclamarse amigo del género humano. Aunque no de todos sus habitantes. De su amante, Thérése Levasseur, una joven lavandera de 23 años, que permaneció 33 años a su lado y con la que acabó casándose en su vejez, anotó: "No he sentido nunca ni una chispa de cariño por ella".
Aunque buena parte de la reputación rousseauniana descansa en sus teorías sobre la atención y educación infantil, tema subyacente en Emilio, El contrato social o incluso en La nueva Eloísa, las cosas discurrieron de este modo en su esfera privada: el primer hijo con Thérése, nacido en el invierno de 1746-1747, fue entregado envuelto en un paquete al hospital de los EnfantsTrouvés. Y lo mismo resolvió hacer con los cuatro hijos siguientes. Ninguno recibió nombre y, conociendo que sólo un 5% de aquellos asilados llegaba a la madurez y en forma de mendigos y vagabundos, es dudoso que sobrevivieran demasiado.

Teoría innovadora

Las inquietudes a propósito de su desazonante conducta se racionalizaron en una teoría innovadora. En su discurrir, la educación constituía la clave tanto del progreso social como de la evolución moral y, siendo tan decisiva, su gobierno debía corresponder enteramente al Estado y no a padres, a veces tan tiránicos como el suyo o tan indignos como él. Acusado de tiránico e iracundo a su vez, o, como decía Diderot, poseído de un "orgullo satánico", el único amor de su biografía, la condesa de Houdetot, acabó diciendo de él: "Era demasiado feo como para darme miedo".Feo también fue Jean Paul Sartre (1905-1980). Su padre, fallecido cuando el filósofo contaba 15 meses, medía 1,56. Jean Paul ganó sólo un centímetro más en la herencia y tuvo que apechar suplementariamente, desde los cuatro años, con las secuelas de una gripe que le dejó tuerto.
Él mismo, en sus Carnéts, escribía en torno a 1940: "Necesito disfrutar de la compañía de las mujeres para aliviarme de mi fealdad". Sartre, bon vivant, desaseado, dispendioso, amante del whisky, el jazz, los cabarés y las mujeres, en los finales de los años cincuenta llegó a tener hasta cuatro amantes al mismo tiempo: Michelle, Arlette, Evelyne y Wanda, sin contar con Simone de Beauvoir. Su Crítica de la razón dialéctica (1960) fue dedicada a Castor (apelativo cariñoso para la Beauvoir. beaver es castor en inglés), pero solicitó a Gallimard la impresión de dos ejemplares de uso privado con la dedicatoria "A Wanda".
Según Simone de Beauvoir, era este tipo de compañías femeninas, en general jóvenes alumnas, el que le inducía a graves excesos, y no sólo en el orden sexual. Citando a su biógrafa Cohen Solal, Johrison precisa que, en torno a 1960, Sartre bebía un litro de vino durante sus almuerzos en Lipp, La Coupole o Balzar, y que su consumo cotidiano de tóxicos comprendía dos paquetes de cigarrillos, varias pipas de tabaco negro, un litro de alcohol (vino, vodka, whisky, cerveza), 200 miligramos de anfetaminas, 15 gramos de aspirinas y varios gramos de barbitúricos, además de té y café.
La vida de la autora de El segundo sexo al lado de Sartre choca con sus postulados en contra de la explotación de la mujer. Cuesta trabajo explicar -anota el autor- cómo una personalidad tan brillante como la suya se aviniera a conducirse como una esclava. Sartre, falócrata en los sesenta, lo había dejado claro desde el principio. No renunciaría a otras mujeres y ella podía hacer otro tanto con los hombres. Ambos se confesarían después sus aventuras. El código amoroso y sartriano se condensaba en tres dictados: "Viajes, poligamia, transparencia". "Le dije", escribe Sartre en Carnéts "que existían dos tipos de sexualidad: el amor necesario y los amores contingentes. Y Castor aceptó".
El novelista norteamericano Nelson Algren fue el gran contingente de la Beauvoir, y en algunos sentidos el amor de su vida, pero, con la edad, ella aceptó su papel de seudoesposa, resignada, sexualmente inactiva y al margen. Beauvoir describió cruelmente estos últimos años con su compañero, prácticamente ciego, frecuentemente ebrio y desalentado intelectualmente, en La ceremonia de los adioses. La última traición que padeció fue saber que Sartre había adoptado legalmente a Arlette, convertida así en heredera universal de sus derechos literarios.

Las botas de Tolstói

Otro código de relaciones accidentadas llenó la vida de Tolstói (1828-1945) y de Bertrand Russell, entre otros intelectuales como Brecht, Shelley, Ibsen o Hemingway, que se examinan en el volumen.

05 octubre 2016

No existe el periodismo FREELANCE - es PROPAGANDA

El Pentágono pagó sumas enormes por vídeos falsos 

sobre Al Qaeda



El Pentágono
El Pentágono
Una controvertida empresa británica especializada en relaciones públicas, producción de video y limpieza de imagen recibió millones de dólares del Departamento de Defensa de EE.UU. por confeccionar videos falsos de acciones terroristas. A esta conclusión ha llegado una investigación periodística realizada en colaboración entre el semanario ‘The Sunday Times’ y la ONG The Bureau of Investigative Journalism (Oficina de Periodismo de Investigación).

Según cita el portal The Daily Beast, los investigadores han podido confirmar transacciones por valor de 540 millones de dólares entre el Pentágono y la compañía Bell Pottinger, con sede en Londres, y consiguieron entrevistar a un antiguo empleado de la empresa, Martin Wells.
Wells, especialista en procesamiento de video, relató que lo contrataron en 2004, poco después de que Estados Unidos y el Reino Unido impusieran una Administración leal en Irak, invadido un año antes. Su equipo se trasladó a Bagdad y trabajaba cerca del aeropuerto, en un edificio altamente protegido del distrito conocido como Camp Victory, con áreas de acceso restringido. Los materiales audiovisuales que producían eran de tres tipos.

Noticias de buena calidad, de mala calidad y falsas
El primer producto eran videos propagandísticos que daban una imagen negativa de la red terrorista de Al Qaeda. El segundo eran noticias confeccionadas de tal manera que pudieran pasar por fragmentos de informativos de un canal de televisión árabe.
Con estos fines los montadores disminuían la definición de los videos disponibles, normalmente sobre atentados perpetrados por Al Qaeda, y luego los editaban como si fueran parte de un archivo de noticias. Posteriormente les ponían voz en árabe y los distribuían entre canales de televisión iraquíes y del resto de Oriente Medio.
La tercera parte de sus actividades y la “más sensible” consistía en falsificar videos de propaganda de Al Qaeda. Wells relató a los periodistas cómo confeccionaban estos videos. El equipo recibía instrucciones muy precisas sobre qué clase de trama era necesaria fabricar; se le indicaba también que utilizara algún metraje de Al Qaeda, que el video debía tener unos 10 minutos de duración y que debía ser entregado con un formato y un sistema de codificación concretos.

Pago de los servicios y distribución del material
El trabajo estaba bien pagado. Uno de los fundadores y expresidente de Bell Pottinger dijo a ‘The Sunday Times’ que la mayor parte del dinero transferido desde Washington cubría los gastos de producción, pero la junta directiva de la empresa podía repartir más de 19 millones de dólares en honorarios.
Las transferencias a la empresa figuraban en las cuentas del Pentágono entre las partidas destinadas a las “operaciones de información y psicológicas”. La investigación ha determinado que los vídeos modificados se distribuían en discos compactos en Oriente Medio y permitían a la CIA buscar a presuntos simpatizantes de la red terrorista, puesto que contenían un código escondido que permitía identificar las direcciones IP de los ordenadores personales en los cuales los veían.
http://www.alertadigital.com/2016/10/02/el-pentagono-pago-sumas-enormes-por-videos-falsos-sobre-al-qaeda/


----------------------------

PERIODISTAS FREELANCE Y MEDIOS INDEPENDIENTES FINANCIADOS POR LAS CORPORACIONES DE OCCIDENTE

"El gobierno de EEUU es el proveedor más grande de fondos"

Los gobiernos occidentales, a través de sus múltiples agencias, fundaciones y organizaciones de todo tipo, financian y promocionan - recuerda Adolfo Ferrera Martínez - a muchos medios de comunicación periodistas, blogueros, ONGs, etc. para hacer propaganda de sus políticas (...).

   Los grandes medios de comunicación e información occidentales, que son grandes empresas y a la vez armas ideológicas de alienación masiva, son propiedad en su mayor parte de las grandes corporaciones financieras e industriales. Esto es algo evidente que casi todos ya conocemos. Se ha documentado también cómo los gobiernos occidentales, a través de sus múltiples agencias, fundaciones y organizaciones de todo tipo, financian y promocionan a muchos medios de comunicación (públicos y privados), periodistas, blogueros, ONGs, etc. para hacer propaganda de sus políticas y marcar  las  directrices informativas por las que deben transitar sus receptores.
    El gobierno de EEUU es el proveedor más grande de fondos para el desarrollo de los medios informativos en todo el mundo, habiendo destinado más de 82 millones de dólares en 2006, sin incluir el dinero del Pentágono, de la CIA o de las embajadas de EEUU en los países receptores. Para complicar el cuadro, muchas ONGs extranjeras y periodistas reciben fondos para el desarrollo de los medios de otras fuentes de financiamiento del gobierno de EEUU. Algunos reciben plata de varios subcontratistas de EEUU y de "organizaciones internacionales independientes sin fines de lucro", mientras que otros reciben dinero directamente de la embajada de EEUU en su país. [1]

    En el año 2014 el periodista y exasesor del Gobierno Federal de Alemania, Udo Ulfkotte, que trabajó durante 17 años en el prestigioso diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, reconoció en su libro Periodistas Comprados cómo él y otros muchos periodistas alemanes recibieron dinero de la embajada de EE.UU. en Berlín a cambio de escribir artículos favorables a EE.UU. y la OTAN o por publicar información falsa que sirviera a sus intereses, como ocurrió con la campaña de demonización que llevaron a cabo desde ese periódico (y todos los grandes medios corporativos sin excepción) contra Muammar Gadafi en 2011 para justificar la intervención de la OTAN en Libia.

 En algunas ocasiones sencillamente Udo Ulfkotte firmó como propios artículos ya escritos que le llegaron desde los servicios secretos occidentales. "Pasan la información o directamente mandan redactado el artículo o el editorial que quieren publicar", relata el periodista en su libro, "salvo pocas excepciones, las redacciones europeas son sucursales de los servicios de la CIA y de la OTAN". Es decir, que no estamos ante un caso aislado sino ante una corrupción periodística generalizada.
 
    De hecho el periodista arrepentido advierte de que toda esta corrupción e intoxicación informativa es la norma habitual de trabajo hoy en día en los grandes medios europeos, que pretenden convencer a los ciudadanos (utilizando de nuevo las campañas de demonización de un líder o gobierno enemigo [2]) del peligro que representa el presidente Vladimir Putin para Europa y de la inevitable necesidad que hay de entrar en una guerra contra Rusia para lograr, paradójicamente, la paz mundial. Alguien puede pensar que ésta es sólo la opinión interesada de una persona despechada o que pretende darse publicidad (a pesar de la censura que recibió en Europa desde entonces el periodista). Sin embargo, lejos de ser una "teoría de la conspiración", los hechos avalan esta opinión y demuestran la veracidad de este escenario de corrupción y manipulación masiva con fines políticos y económicos.
 
    En marzo de 2015 el Consejo Europeo creó el East StratCom Task Force, un grupo de trabajo de comunicación estratégica cuyo fin es, precisamente, "hacer frente a las campañas de desinformación de Rusia", literalmente. Es decir, un instrumento de propaganda y de manipulación informativa de la OTAN pagado por todos los ciudadanos europeos, que se utiliza mediáticamente contra Rusia y todos aquellos países que no se someten a los intereses de las potencias occidentales. 

Cada semana este organismo (y otros muchos similares) envían a las redacciones de los grandes medios y a los periodistas elegidos sus "idearios" o "argumentarios" para que sean difundidos y para marcarles las "líneas editoriales" que deben seguir, incluyendo la terminología que deben utilizar para maquillar los hechos que quieren ocultar, o bien, para demonizar a aquellos gobiernos o líderes que quieren desacreditar. Más de 400 periodistas, expertos, funcionarios, ONGs, etc. trabajan o colaboran en más de 30 países con este buró de propaganda occidental. Entre sus muchas funciones está la de rastrear las redes para identificar  a  los medios o analistas definidos como "pro-Kremlin". Un trabajo que recuerda mucho al que realizan los "expertos" que trabajan para la Open Society Foundation de George Soros, incluido en España [3].
 
    Pero no sólo los grandes medios de comunicación y agencias de noticias reciben financiación por parte de los gobiernos neoliberales y las grandes corporaciones occidentales. Parte de su estrategia de manipulación masiva consiste en difundir su ideología y sus mentiras también a través de medios y expertos analistas que se definen como "independientes", "alternativos", "freelance" o sencillamente "progresistas" o "de izquierdas". De esta forma su discurso gana credibilidad en aquellos sectores sociales más críticos a los que, en principio, tendrían más dificultad en cooptar.  De esta forma, una persona que desconfía de los grandes medios de comunicación más conservadores o reaccionarios, puede ser manipulada de igual forma si confía en la información que recibe de un supuesto periodista "independiente" que trabaja por "libre" desde el lugar de los hechos. Aunque en el fondo este periodista "libre" e "independiente" esté patrocinado por los mismos poderes económicos y políticos que están detrás de los grandes medios corporativos. Todo muy sutil.
 


Un ejemplo muy concreto: 

Leila Nachawati y la página Syria Untold.
    Leila Nachawati es escritora y profesora de Comunicación en la Universidad Carlos III de Madrid y especialista en temas de Oriente Medio y África. Sus artículos son publicados en multitud de medios de comunicación, incluidos muchos medios considerados como alternativos o progresistas. De origen sirio, es presentada habitualmente en los medios de comunicación como una "activista por los Derechos Humanos" y "una de las voces más clarificadoras de la revolución siria en España" [La gallego-siria que lucha en la Red,- La Voz de Galicia (28/1/2014)].
 
   Ni que decir tiene que esta amplia cobertura mediática de la que goza en los grandes medios corporativos se debe a que su discurso encaja perfectamente en la narrativa occidental [4] sobre los acontecimientos ocurridos en Oriente Medio y norte de África, que nos hablan de "pacíficas revoluciones populares" y "primaveras árabes" que, como sabemos, son pura propaganda que ocultan la intervención de EE.UU. y la OTAN para rediseñar el nuevo Oriente Medio ampliado [5]. La lista de intervenciones suyas arremetiendo contra "el régimen de Al Assad" sería interminable. Su descripción de la Siria antes del 2011 es catastrófica, lo cuál explicaría y justificaría la inexistente "revolución pacífica y popular" posterior que ella relata. Sin embargo esta visión de una Siria terrorífica donde la población vivía bajo la represión constante de un tirano criminal es diametralmente opuesta a la Siria que describen muchas otras personas que la conocieron y que conocen perfectamente la realidad de Siria antes y después de la invasión terrorista occidental en el país. Incluso la prensa occidental se deshacía en elogios hacia la Siria de Bashar al-Assad [6] antes de que EE.UU-OTAN decidieran arrasarla, claro.
 
   Como puede comprobarse en la foto que encabeza este artículo, esta respetada analista incluso llegar a equiparar al legítimo presidente Bashar al-Assad con el grupo terrorista Estado Islámico (creado por Washington, aunque Leila no nos lo cuente), idea que comparte junto a la periodista Olga Rodríguez (lado izquierdo de la imagen), también respetada y premiada [7] por gran parte de la izquierda corporativa y pro-imperialista española.
 
   Leila Nachawati es cofundadora del medio Syria Untold (La Siria no contada; "las historias no contadas de la revolución siria"), un medio creado en 2013 por varios periodistas y activistas para, según se lee en su página web, "contar historias humanas que no tienen que ver con la geopolítica",  "historias que en general no son divulgadas por los medios de comunicación masivos" y que la propia Nachawati recomienda a través de las redes sociales para informarse realmente sobre lo que ocurre en Siria.
 

GEORGE SOROS
http://www.dcclothesline.com/wp-content/uploads/2014/08/george-soros.jpg
   Sin embargo, lejos de ser un medio imparcial y objetivo, esta web está agregado a la Open Democracy [ver "Looking Inside de Uprising" y "Through Syrian Eyes", espacios dentro de la web de Open Democracy], una "plataforma global de medios independientes" con sede en Reino Unido que recibe financiación del poder económico occidental a través de sus diversas agencias, fondos, fundaciones, etc. como la Open Society Foundation de Georges Soros,  Rockefeller Brothers Fund, Ford Foundation... o la Nacional Endowment for Democracy (NED), una fundación creada por el Congreso de Estados Unidos en 1983 para "hacer el trabajo que la CIA ya no podía hacer públicamente" [8].
 
   Al mismo tiempo Syria Untold está asociada a Global Voices, donde Leila Nachawati también colabora habitualmente. Según su propia página web Global Voices "es una comunidad de más de 1400 bloggers y traductores de todo el mundo que trabajan juntos para traerle informes de blogs y medios ciudadanos de todas partes, con énfasis en las voces que no son escuchadas habitualmente en los principales medios internacionales". Y añaden más adelante: "En un momento en que los medios de comunicación internacionales en lengua inglesa ignoran muchas cosas que son importantes para un gran número de ciudadanos del mundo, Global Voices busca corregir algunas de las desigualdades en la atención de los medios, aprovechando el poder de los medios de comunicación de los ciudadanos. Creemos en la libertad de expresión, y en la reducción de los espacios que dividen a la gente".
 
    Esta definición encaja perfectamente en la de un medio supuestamente imparcial, creado desde las bases sociales por ciudadanos comunes sin intereses privados, que buscan dar una información alternativa que los grandes medios omiten. La imagen que se pretende dar es precisamente ésta, la de un medio independiente y alternativo. Sin embargo su discurso es tan bonito como falso. Si observamos quiénes impulsan y financian Global Voices nos damos cuenta de que nos encontramos ante el mismo poder económico anglosajón de siempre y que las opiniones que se difunden desde esta plataforma "alternativa" son idénticas a las que se difunden en los grandes medios masivos corporativos. 

Detrás de Global Voices están, entre otros, el Open Society Institute (de Georges Soros una vez más), la Ford Foundation, la Knight Foundation, la agencia de noticias británica Reuters, la agencia "independiente" Media Development Investment Fund (financiada, entre otros muchos, por la Unión Europea y países como EE.UU., Turquía, Israel, Emiratos Árabes Unidos o Barein a través de la Asociación Europea de Filantropía de Riesgo EVPA), o también The Omydar Network, una de las organizaciones criminales que está detrás de las "revoluciones de colores" ejecutadas en Europa del Este en los últimos años, incluido el golpe de Estado de Ucrania en 2014 conocido como el "Euromaidán" [9], que una vez más fue apoyado por la inmensa mayoría de la izquierda y toda la prensa española.
 
   Lejos de la imagen pública que nos ofrecen, estos y otros muchos periodistas, analistas y medios de comunicación que se presentan como "alternativos" e "independientes" [10] son totalmente dependientes del capital financiero internacional y de los gobiernos de las potencias occidentales.
 
    De toda esta situación de corrupción periodística [11] deriva la falta absoluta de pluralidad, rigor y credibilidad existentes hoy en el panorama mediático de  nuestros países y la tremenda ignorancia de la que hacen gala sus ciudadanos. Una ignorancia de la que se aprovechan las clases capitalistas y los globalizadores occidentales para imponer su modelo de dominación en el mundo.

 


Notas y referencias bibliográficas:

[1] Cómo EE.UU. financia órganos de prensa de todo el mundo para comprar influencia mediática,- artículo del periodista de investigación Jeremy Bigwood (Red Voltaire, 7/6/2008). Artículo original en inglés publicado en la web In These Times el 4/6/2008: No Strings Attached?

[2] La demonización de un líder o de un gobierno,- artículo del escritor Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 4/10/2013)

[3] George Soros, la libertad de prensa y la izquierda corporativa?,- El Mirador Global (20/8/2016)

[4] De cómo las narrativas mataron al pueblo sirio,- artículo de la periodista y analista geopolítica Sharmine Narwani (publicado en La Haine.org, 27/9/2016)

[5] Los proyectos de reorganización del «Medio Oriente ampliado»,- Thierry Meyssan (Red Voltaire, 2/7/2015)

[6] La rosaen el desierto que se olvidó. La metáfora de una mujer y una nación,- artículo del escritor Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 28/8/2016)

[7] La polémica iniciativa de Mundo Obrero con el premio a Olga Rodríguez. Las disculpas de su director, ni con pinzas.,- El Blog del Viejo Topo (13/9/2016)

[8] EE.UU.: La emboscada contra Venezuela,- artículo de la abogada y escritora Eva Golinger (RT, 12/11/2015)

[9] Ucrania, autopsia de un golpe de Estado,- extenso artículo del profesor y escritor argelino Ahmed Bensaada (publicado en español por Rebelión, 13/3/2014)

[10] Infiltrados: desenmascarando a la izquierda globalista 2,- Un amplio informe recogido por Andréi Konónov (publicado en la página Katehon). [Puedes leer la primera parte del artículo aquí]

[11] ‘Corruption’ as a Propaganda Weapon,- artículo del periodista Robert Parry (Consortiumnews, 4/4/2016)

Por ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ / CANARIAS-SEMANAL.ORG.


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

  Ojos para la Paz

Los grandes medios de comunicación e información occidentales (o sea, los medios de propaganda), que son grandes empresas y a la vez armas ideológicas de alienación masiva, son propiedad en su mayor parte de las grandes corporaciones financieras e industriales. 
Esto es algo evidente que casi todos ya conocemos. 
 
Se ha documentado también cómo los gobiernos occidentales, a través de sus múltiples agencias, fundaciones y organizaciones de todo tipo, financian y promocionan a muchos medios de comunicación (públicos y privados), periodistas, blogueros, ONGs, etc. para hacer propaganda de sus políticas y marcar las directrices informativas por las que deben transitar sus receptores. 
 
El gobierno de EEUU es el proveedor más grande de fondos para el desarrollo de los medios informativos en todo el mundo, habiendo destinado más de 82 millones de dólares en 2006, sin incluir el dinero del Pentágono, de la CIA o de las embajadas de EEUU en los países receptores. 
 
Para complicar el cuadro, muchas ONGs extranjeras y periodistas reciben fondos para el desarrollo de los medios de otras fuentes de financiamiento del gobierno de EEUU. 
Algunos reciben plata de varios subcontratistas de EEUU y de "organizaciones internacionales independientes sin fines de lucro", mientras que otros reciben dinero directamente de la embajada de EEUU en su país. 
 
Hace poco más de un año, un reconocido periodista, entrevistado en La Sexta por Jordi Évole, reconoció públicamente que los periodistas más destacados de todos los medios importantes han sido invitados, con gastos pagados, a visitar Israel y Estados Unidos. 
"Yo también, reconoció".

http://winstonelalfarero.typepad.com/


Canarias-semanal.org, Digital informativo de ámbito internacional y actualización diaria, de lunes a viernes
"El gobierno de EEUU es el proveedor más grande de fondos"

PERIODISTAS FREELANCE Y MEDIOS INDEPENDIENTES FINANCIADOS POR LAS CORPORACIONES DE OCCIDENTE

Los gobiernos occidentales, a través de sus múltiples agencias, fundaciones y organizaciones de todo tipo, financian y promocionan - recuerda Adolfo Ferrera Martínez - a muchos medios de comunicación periodistas, blogueros, ONGs, etc. para hacer propaganda de sus políticas (...)

 
   Los grandes medios de comunicación e información occidentales, que son grandes empresas y a la vez armas ideológicas de alienación masiva, son propiedad en su mayor parte de las grandes corporaciones financieras e industriales. Esto es algo evidente que casi todos ya conocemos. Se ha documentado también cómo los gobiernos occidentales, a través de sus múltiples agencias, fundaciones y organizaciones de todo tipo, financian y promocionan a muchos medios de comunicación (públicos y privados), periodistas, blogueros, ONGs, etc. para hacer propaganda de sus políticas y marcar  las  directrices informativas por las que deben transitar sus receptores.
 
    El gobierno de EEUU es el proveedor más grande de fondos para el desarrollo de los medios informativos en todo el mundo, habiendo destinado más de 82 millones de dólares en 2006, sin incluir el dinero del Pentágono, de la CIA o de las embajadas de EEUU en los países receptores. 

Para complicar el cuadro, muchas ONGs extranjeras y periodistas reciben fondos para el desarrollo de los medios de otras fuentes de financiamiento del gobierno de EEUU. Algunos reciben plata de varios subcontratistas de EEUU y de "organizaciones internacionales independientes sin fines de lucro", mientras que otros reciben dinero directamente de la embajada de EEUU en su país. [1]

    En el año 2014 el periodista y exasesor del Gobierno Federal de Alemania, Udo Ulfkotte, que trabajó durante 17 años en el prestigioso diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, reconoció en su libro Periodistas Comprados cómo él y otros muchos periodistas alemanes recibieron dinero de la embajada de EE.UU. en Berlín a cambio de escribir artículos favorables a EE.UU. y la OTAN o por publicar información falsa que sirviera a sus intereses, como ocurrió con la campaña de demonización que llevaron a cabo desde ese periódico (y todos los grandes medios corporativos sin excepción) contra Muammar Gadafi en 2011 para justificar la intervención de la OTAN en Libia. 

En algunas ocasiones sencillamente Udo Ulfkotte firmó como propios artículos ya escritos que le llegaron desde los servicios secretos occidentales. "Pasan la información o directamente mandan redactado el artículo o el editorial que quieren publicar", relata el periodista en su libro, "salvo pocas excepciones, las redacciones europeas son sucursales de los servicios de la CIA y de la OTAN". Es decir, que no estamos ante un caso aislado sino ante una corrupción periodística generalizada.
 
    De hecho el periodista arrepentido advierte de que toda esta corrupción e intoxicación informativa es la norma habitual de trabajo hoy en día en los grandes medios europeos, que pretenden convencer a los ciudadanos (utilizando de nuevo las campañas de demonización de un líder o gobierno enemigo [2]) del peligro que representa el presidente Vladimir Putin para Europa y de la inevitable necesidad que hay de entrar en una guerra contra Rusia para lograr, paradójicamente, la paz mundial. 

Alguien puede pensar que ésta es sólo la opinión interesada de una persona despechada o que pretende darse publicidad (a pesar de la censura que recibió en Europa desde entonces el periodista). Sin embargo, lejos de ser una "teoría de la conspiración", los hechos avalan esta opinión y demuestran la veracidad de este escenario de corrupción y manipulación masiva con fines políticos y económicos.
 
    En marzo de 2015 el Consejo Europeo creó el East StratCom Task Force, un grupo de trabajo de comunicación estratégica cuyo fin es, precisamente, "hacer frente a las campañas de desinformación de Rusia", literalmente. 

Es decir, un instrumento de propaganda y de manipulación informativa de la OTAN pagado por todos los ciudadanos europeos, que se utiliza mediáticamente contra Rusia y todos aquellos países que no se someten a los intereses de las potencias occidentales. 

Cada semana este organismo (y otros muchos similares) envían a las redacciones de los grandes medios y a los periodistas elegidos sus "idearios" o "argumentarios" para que sean difundidos y para marcarles las "líneas editoriales" que deben seguir, incluyendo la terminología que deben utilizar para maquillar los hechos que quieren ocultar, o bien, para demonizar a aquellos gobiernos o líderes que quieren desacreditar. 

Más de 400 periodistas, expertos, funcionarios, ONGs, etc. trabajan o colaboran en más de 30 países con este buró de propaganda occidental. Entre sus muchas funciones está la de rastrear las redes para identificar  a  los medios o analistas definidos como "pro-Kremlin". 

Un trabajo que recuerda mucho al que realizan los "expertos" que trabajan para la Open Society Foundation de George Soros, incluido en España [3].
 
    Pero no sólo los grandes medios de comunicación y agencias de noticias reciben financiación por parte de los gobiernos neoliberales y las grandes corporaciones occidentales. Parte de su estrategia de manipulación masiva consiste en difundir su ideología y sus mentiras también a través de medios y expertos analistas que se definen como "independientes", "alternativos", "freelance" o sencillamente "progresistas" o "de izquierdas". De esta forma su discurso gana credibilidad en aquellos sectores sociales más críticos a los que, en principio, tendrían más dificultad en cooptar.  

De esta forma, una persona que desconfía de los grandes medios de comunicación más conservadores o reaccionarios, puede ser manipulada de igual forma si confía en la información que recibe de un supuesto periodista "independiente" que trabaja por "libre" desde el lugar de los hechos. Aunque en el fondo este periodista "libre" e "independiente" esté patrocinado por los mismos poderes económicos y políticos que están detrás de los grandes medios corporativos. Todo muy sutil.  

 
Un ejemplo muy concreto: 
Leila Nachawati y la página Syria Untold.
 
    Leila Nachawati es escritora y profesora de Comunicación en la Universidad Carlos III de Madrid y especialista en temas de Oriente Medio y África. Sus artículos son publicados en multitud de medios de comunicación, incluidos muchos medios considerados como alternativos o progresistas. 

De origen sirio, es presentada habitualmente en los medios de comunicación como una "activista por los Derechos Humanos" y "una de las voces más clarificadoras de la revolución siria en España" [La gallego-siria que lucha en la Red,- La Voz de Galicia (28/1/2014)].
 
   Ni que decir tiene que esta amplia cobertura mediática de la que goza en los grandes medios corporativos se debe a que su discurso encaja perfectamente en la narrativa occidental [4] sobre los acontecimientos ocurridos en Oriente Medio y norte de África, que nos hablan de "pacíficas revoluciones populares" y "primaveras árabes" que, como sabemos, son pura propaganda que ocultan la intervención de EE.UU. y la OTAN para rediseñar el nuevo Oriente Medio ampliado [5]. La lista de intervenciones suyas arremetiendo contra "el régimen de Al Assad" sería interminable. Su descripción de la Siria antes del 2011 es catastrófica, lo cuál explicaría y justificaría la inexistente "revolución pacífica y popular" posterior que ella relata. 

Sin embargo esta visión de una Siria terrorífica donde la población vivía bajo la represión constante de un tirano criminal es diametralmente opuesta a la Siria que describen muchas otras personas que la conocieron y que conocen perfectamente la realidad de Siria antes y después de la invasión terrorista occidental en el país. Incluso la prensa occidental se deshacía en elogios hacia la Siria de Bashar al-Assad [6] antes de que EE.UU-OTAN decidieran arrasarla, claro.
 
   Como puede comprobarse en la foto que encabeza este artículo, esta respetada analista incluso llegar a equiparar al legítimo presidente Bashar al-Assad con el grupo terrorista Estado Islámico (creado por Washington, aunque Leila no nos lo cuente), idea que comparte junto a la periodista Olga Rodríguez (lado izquierdo de la imagen), también respetada y premiada [7] por gran parte de la izquierda corporativa y pro-imperialista española.
 
   Leila Nachawati es cofundadora del medio Syria Untold (La Siria no contada; "las historias no contadas de la revolución siria"), un medio creado en 2013 por varios periodistas y activistas para, según se lee en su página web, "contar historias humanas que no tienen que ver con la geopolítica",  "historias que en general no son divulgadas por los medios de comunicación masivos" y que la propia Nachawati recomienda a través de las redes sociales para informarse realmente sobre lo que ocurre en Siria.
 
   Sin embargo, lejos de ser un medio imparcial y objetivo, esta web está agregado a la Open Democracy [ver "Looking Inside de Uprising" y "Through Syrian Eyes", espacios dentro de la web de Open Democracy], una "plataforma global de medios independientes" con sede en Reino Unido que recibe financiación del poder económico occidental a través de sus diversas agencias, fondos, fundaciones, etc. como la Open Society Foundation de Georges Soros,  Rockefeller Brothers Fund, Ford Foundation... o la Nacional Endowment for Democracy (NED), una fundación creada por el Congreso de Estados Unidos en 1983 para "hacer el trabajo que la CIA ya no podía hacer públicamente" [8].
 
   Al mismo tiempo Syria Untold está asociada a Global Voices, donde Leila Nachawati también colabora habitualmente. Según su propia página web Global Voices "es una comunidad de más de 1400 bloggers y traductores de todo el mundo que trabajan juntos para traerle informes de blogs y medios ciudadanos de todas partes, con énfasis en las voces que no son escuchadas habitualmente en los principales medios internacionales". Y añaden más adelante: "En un momento en que los medios de comunicación internacionales en lengua inglesa ignoran muchas cosas que son importantes para un gran número de ciudadanos del mundo, Global Voices busca corregir algunas de las desigualdades en la atención de los medios, aprovechando el poder de los medios de comunicación de los ciudadanos. Creemos en la libertad de expresión, y en la reducción de los espacios que dividen a la gente".
 
    Esta definición encaja perfectamente en la de un medio supuestamente imparcial, creado desde las bases sociales por ciudadanos comunes sin intereses privados, que buscan dar una información alternativa que los grandes medios omiten. La imagen que se pretende dar es precisamente ésta, la de un medio independiente y alternativo. Sin embargo su discurso es tan bonito como falso. Si observamos quiénes impulsan y financian Global Voices nos damos cuenta de que nos encontramos ante el mismo poder económico anglosajón de siempre y que las opiniones que se difunden desde esta plataforma "alternativa" son idénticas a las que se difunden en los grandes medios masivos corporativos. 

Detrás de Global Voices están, entre otros, el Open Society Institute (de Georges Soros una vez más), la Ford Foundation, la Knight Foundation, la agencia de noticias británica Reuters, la agencia "independiente" Media Development Investment Fund (financiada, entre otros muchos, por la Unión Europea y países como EE.UU., Turquía, Israel, Emiratos Árabes Unidos o Barein a través de la Asociación Europea de Filantropía de Riesgo EVPA), o también The Omydar Network, una de las organizaciones criminales que está detrás de las "revoluciones de colores" ejecutadas en Europa del Este en los últimos años, incluido el golpe de Estado de Ucrania en 2014 conocido como el "Euromaidán" [9], que una vez más fue apoyado por la inmensa mayoría de la izquierda y toda la prensa española.
 
   Lejos de la imagen pública que nos ofrecen, estos y otros muchos periodistas, analistas y medios de comunicación que se presentan como "alternativos" e "independientes" [10] son totalmente dependientes del capital financiero internacional y de los gobiernos de las potencias occidentales.
 

    De toda esta situación de corrupción periodística [11] deriva la falta absoluta de pluralidad, rigor y credibilidad existentes hoy en el panorama mediático de  nuestros países y la tremenda ignorancia de la que hacen gala sus ciudadanos. Una ignorancia de la que se aprovechan las clases capitalistas y los globalizadores occidentales para imponer su modelo de dominación en el mundo.

 
Notas y referencias bibliográficas:
 

[1] Cómo EE.UU. financia órganos de prensa de todo el mundo para comprar influencia mediática,- artículo del periodista de investigación Jeremy Bigwood (Red Voltaire, 7/6/2008). Artículo original en inglés publicado en la web In These Times el 4/6/2008: No Strings Attached?
 
[2] La demonización de un líder o de un gobierno,- artículo del escritor Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 4/10/2013)
 

[3] George Soros, la libertad de prensa y la izquierda corporativa?,- El Mirador Global (20/8/2016)
 

[4] De cómo las narrativas mataron al pueblo sirio,- artículo de la periodista y analista geopolítica Sharmine Narwani (publicado en La Haine.org, 27/9/2016)
 
[5] Los proyectos de reorganización del «Medio Oriente ampliado»,- Thierry Meyssan (Red Voltaire, 2/7/2015)
 

[6] La rosaen el desierto que se olvidó. La metáfora de una mujer y una nación,- artículo del escritor Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 28/8/2016)
 

[7] La polémica iniciativa de Mundo Obrero con el premio a Olga Rodríguez. Las disculpas de su director, ni con pinzas.,- El Blog del Viejo Topo (13/9/2016)
 

[8] EE.UU.: La emboscada contra Venezuela,- artículo de la abogada y escritora Eva Golinger (RT, 12/11/2015)
 

[9] Ucrania, autopsia de un golpe de Estado,- extenso artículo del profesor y escritor argelino Ahmed Bensaada (publicado en español por Rebelión, 13/3/2014)
 

[10] Infiltrados: desenmascarando a la izquierda globalista 2,- Un amplio informe recogido por Andréi Konónov (publicado en la página Katehon). [Puedes leer la primera parte del artículo aquí]
 

[11] ‘Corruption’ as a Propaganda Weapon,- artículo del periodista Robert Parry (Consortiumnews, 4/4/2016)
 
  Por ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ / CANARIAS-SEMANAL.ORG.-