17 marzo 2016

Leche: La basura ingerida cada dia


Por qué la leche pasteurizada 
está destruyendo tu salud


La leche es la única bebida que es todavía agresivamente promocionado para el consumo del niño como un alimento promotor de la salud cuando es exactamente lo contrario – un alimento promotor de la enfermedad. Beber leche pasteurizada no es tan bueno para la salud en general, como la industria láctea nos quiere hacer creer.
 
De hecho, este cuento de hadas de que “la leche hace un cuerpo sano” está siendo expuesto con mayor frecuencia por muchos científicos e investigadores independientes que han tenido suficiente de la propaganda.

Extrayendo hasta la ultima gota Muchos nunca lo han pensado, pero la vaca produce leche sólo después de dar a luz a un becerro, para que la leche sea utilizada para alimentar al pequeño animal en el período de destete después del cual la vaca deja de producir leche porque ya no es necesario.

Una vez que una vaca ha alcanzado la madurez sexual, en torno a la edad de dos años, una vaca “lechera” es inseminada artificialmente por primera vez. Una vaca tiene un período de gestación de nueve meses. Poco después de nacer, la cría es generalmente separado de su madre y se cría en estrechos cubículos. La madre del ternero puede mostrar un comportamiento alterado incluso después de días de la separación.

Desde el nacimiento de la primera cría, la vaca se lo ordeña dos o incluso tres veces al día. Pero no es el ternero el que va a obtener la leche, sino el humano. Con el fin de que las vacas produzcan leche constantemente, estas deben ser preñadas reiteradamente. Se aspira a tener un ternero al año, una lactancia de 305 días, con una fase “seca” de unos 60 días. La vaca “lechera” esta por lo tanto, en un permanente estado de embarazo la mayor parte de su vida.

Más avanzado es el embarazo en una vaca, más hormonas aparecen en su leche. La leche de una vaca en la etapa final del embarazo contiene hasta 33 veces más de un compuesto del estrógenos (estrona sulfato) en comparación con la leche de una vaca después del embarazo, así como niveles mucho más altos de otras hormonas.

En la mayoría de las empresas productoras de leche de vaca son hoy en día de “alto rendimiento”. Algunas vacas “dan” más de 10.000 litros de leche por año, lo que corresponde a casi 33 litros por día (otros informes dicen que algunas llegan a dar 60-70 litros). Para alimentar a una cría de vaca debería dar sólo 8 litros. El problema de las vacas de “alta producción” es muy dificultoso, si no imposible, proporcionarles toda esa energía (alimento) que necesitan para la producción de estas cantidades de leche.

 Es por eso que las vacas consumen sus reservas físicas para seguir produciendo leche.

Eso resulta en las Operaciones Concentradas de Alimentación de Animales (CAFO) modelo de crianza de vacas en las granjas industriales que producen leche con niveles peligrosamente altos de sulfato de estrona, un compuesto del estrógeno relacionado con el cáncer de testículo, próstata y mama.

Lleno de cáncer Un estudio de la Universidad de Harvard dice que la leche pasteurizada producido a nivel industrial se asocia con la causa de tumores dependientes de hormonas, debido al ordeñando de las vacas durante todo el embarazo.

El Dr. Ganmaa Davaasambuu, Ph.D., y sus colegas identificaron como los culpables específico a la “leche de las industrias lácteas modernas”, en referencia a las operaciones de confinamiento donde las vacas se ordeñan 300 días al año, incluido el período deembarazo.

Evaluando los datos de todo el mundo, el Dr. Davaasambuu y sus colegas identificaron un vínculo claro entre el consumo de leche con una alta concentración de la hormona y la alta tasa de tumores dependientes de la hormona.
En otras palabras, la leche procesada de la ganadería industrial no es un producto saludable, y está directamente involucrado en la causa de cáncer.
“La leche que bebemos hoy es muy diferente de lo que bebían nuestros antepasados”, sin daño aparente durante 2.000 años, así dice el Dr. Davaasambuu en la Revista de la Universidad de Harvard.

“La leche que bebemos hoy en día no es un alimento totalmente natural.”
Mientras tanto, la leche cruda de vacas alimentadas con hierbas, ordeñado a su debido tiempo está relacionado con la mejora de la digestión, en el tratamiento de enfermedades autoinmunes y el aumento de la inmunidad general, ayudando en la prevención de cáncer.

La leche pasteurizada causa osteoporosis y fracturas óseas La industria de los lácteos ha estado trabajando duro en los últimos 50 años para convencer a la gente que los productos lácteos pasteurizados como la leche o el queso aumenta los niveles de calcio biodisponibles. Esto es totalmente falso. El proceso de pasteurización sólo crea carbonato de calcio – que es una forma inferior de calcio, que no tiene absolutamente ninguna manera de entrar en las células sin un agente quelante. Así que lo que el cuerpo hace es extraer el calcio de los huesos y otros tejidos con el fin de amortiguar el carbonato de calcio en la sangre. Este proceso realmente causa la osteoporosis.

El lácteo pasteurizado contiene demasiado poco magnesio necesario en la proporción adecuada para absorber el calcio. La mayoría estaría de acuerdo en que una proporción de calcio y magnesio de 2 a 1 es la adecuada y preferiblemente si es 1 a 1. Así que, la leche en una proporción de Cal / Mag de 10 a 1, tiene un problema. Puedes poner 1.200 mg de calcio de los lácteos en tu boca, pero serás afortunado si tu sistema absorbe realmente un tercio de la misma.

Más del 99% del calcio del cuerpo está en el esqueleto, donde proporciona rigidez mecánica. Los productos lácteos pasteurizados obliga a una ingesta de calcio inferior a la normal y el esqueleto se utiliza como reserva para satisfacer las necesidades. El uso a largo plazo de calcio del esqueleto para satisfacer estas necesidades conduce a la osteoporosis.

La pasteurización disfraza la leche de baja calidad y destruye los nutrientes y enzimas 
 ¿Por qué los seres humanos todavía beben leche? Porque piensan que es seguro debido a la pasteurización. Sin embargo, el calor destruye un gran número de bacterias en la leche y por lo tanto oculta la evidencia de la suciedad, pus y las sucias prácticas lácteas. Es más barato producir leche sucia y matar a las bacterias por el calor, que mantener una lechería limpia y mantener a las vacas sanas. Para combatir el aumento de los agentes patógenos la leche pasa por la ‘clarificación’, ‘filtrado’, “bactofugación” y dos tratamientos de “desaireación”. Cada uno de estos tratamientos utiliza calor que van desde 100 hasta 175 grados Fahrenheit.

La industrias lácteas cuentan con muchos tratamientos térmicos para enmascarar sus condiciones sanitarias inferiores: leche llena de pus, estiércol y residuos.
La pasteurización también destruye la vitamina C y vitaminas B solubles en agua que disminuyen el valor nutritivo de la leche. El calcio y otros minerales se hacen disponibles por la pasteurización. La reacción de Maillard, una reacción química entre proteínas y azúcares, se produce en series mayores y causa el pardeamiento, decoloración de la leche.
Los fermentos lácteos, proteínas, anticuerpos, así como hormonas beneficiosas son asesinados por la pasteurización de la leche resultando en una desvitalizada leche “sin vida”. Los fermentos lácteos ayudan a digerir la lactosa y ambas enzimas y proteínas de la leche ayudando a absorber las vitaminas. Las enzimas protectoras en la leche son inactivados, por lo que es más susceptible al deterioro.

Incluso si todo esto va a ser ignorado por los medios de comunicación, la leche no es el mismo – la forma en que se crían las vacas, cuando son ordeñadas, y cómo se maneja y procesa la leche hace una diferencia, si el producto final favorece a la salud o a la muerte.

La industria busca perpetuar la mentira de que todas las leches son lo mismo. En lugar de fomentar el crecimiento de las vacas de pastoreo, el cual les permite alimentarse de hierba, un alimento nativo que sus sistemas pueden procesar, la industria láctea prefiere fomentar los estrechos métodos de contención obligando a las vacas a comer alimento genéticamente modificado (GM), y otros alimentos no muy saludables, lo que hace que se enfermen.

En general, la leche pasteurizada no es una bebida que puede ser recomendado para mantener o fomentar la salud. No tiene ningún valor nutricional importante y hay un riesgo mucho mayor al consumirla en lugar que no. Existe también un montón de alternativas, incluyendo la leche de coco, la leche de nuez (es decir, almendras, anacardo) y la leche de cáñamo que superan con creces a la leche de vaca convencional en términos de nutrición y propiedades promotoras de la salud.



Leche de vaca, veneno letal

¿Entera? ¿Light? ¿Extra calcio? ¿Tapón azul, verde, rosita? ¿En galón? ¿Tetrapack? ¿Cuál? ¿Cuánto puedo tomar?

Bigotes de leche en actores, imágenes de vacas felices y la leyenda ficticia de que necesitamos el contenido de calcio de la leche entre otras cosas, nos han llevado a consumir lácteos en exceso los cuales se encuentran deteriorando nuestra salud en gran escala.

Los lácteos descalcifican los huesos

 https://movimientoantiespecista.wordpress.com/2013/04/25/los-lacteos-descalcifican-los-huesos/

 ---------------------


Muchas enfermedades se encuentran atribuidas al consumo de leche y sus derivados. De hecho, los lácteos se encuentran ubicados dentro de los 8 alimentos más alérgenicos para el ser humano.
 http://1.bp.blogspot.com/_REvuyDqcKX8/THYl0H1Y5fI/AAAAAAAAB2o/bop6k5q_JUM/s1600/vacas%2Bexplotacion%2Bespecismo%2Bcarne%2Bconsumo.jpg
Pero ¿por qué resulta ser tóxica la leche?

Un poco de historia Todo comenzó hace aproximadamente 60 años cuando la forma de crianza natural de la res fue modificada por una artificial. Para mediados de los años 1800’s, la vaca promedio proporcionaba aproximadamente solo 2 litros de leche al día.
Para el año de 1960, el rendimiento de la vaca era de alrededor de 9 litros al día por animal.
 http://www.muscleblog.es/wp-content/uploads/2012/04/antibioticos-vaca.jpg
El día de hoy, gracias a las nuevas técnicas de crianza artificial del animal, tal y como lo son el uso de antibióticos que engordan a los animales, la selección genética de la cría, el cambio a consumir cereales genéticamente modificados en lugar de pastura, y el uso de hormonas de crecimiento, han hecho que la vaca actual proporcione hasta ¡ 50 litros ¡   de leche al día, con la vaca promedio proporcionando alrededor de 8,760 litros al año o 24 litros por día.
 https://3.bp.blogspot.com/-RkW-GuwqePI/VtETP76jRdI/AAAAAAAAAZU/NTv8vyQxBws/s640/vacaa.jpg
Resulta impresionante el saber que bajo las leyes de la naturaleza una vaca promedio proporcione únicamente alrededor de 2 litros de leche al día y que el día de hoy, bajo las leyes de lo artificial, de lo modificado genéticamente, la vaca promedio llegue a proporcionar 24 litros de leche al día pudiendo llegar a proporcionar hasta 50 litros.

Enfermedades causadas por el consumo de lácteos convencionales Obviamente, esta alteración del proceso natural tiene sus consecuencias, y actualmente estas consecuencias se están viviendo en la forma de diabetes, cáncer, tumores, leucemia, obesidad, enfermedades del corazón y algunas otras más. Cuando nosotros consumimos una leche así, pasa lo siguiente:

Los antibióticos administrados se absorben en la carne del animal y también van a parar a la leche. Cuando consumimos cualquiera de las 2 partes del animal, estos antibióticos llegan a matar parte de nuestra flora intestinal benéfica, aquella flora intestinal que se dedica a protegernos.

Al hacer esto, nuestro sistema inmunológico queda desprotegido y la presentación de enfermedades como lo son la gripe, la tos, un resfriado y las alergias, se presentan de manera frecuente y cada vez más severas. También, ese desbalance de flora intestinal causa que se desarrollen hongos dentro de nuestro cuerpo tal y como lo resulta ser la cándida (algo parecido a la famosa solitaria), un hongo que se alimenta principalmente de lo dulce, de los azúcares, y que tiene como consecuencias enfermedades de la piel como lo son el acné, psoriasis, eccema, hongos, cáncer, etc.
 http://www.creadess.org/images/2015/mayo/34425-2.jpg
También, los cereales que las vacas manipuladas genéticamente de hoy en día consumen, han llegado a incrementar de forma extravagante el contenido de grasa corporal del animal. Una vaca consumiendo pastura (el alimento intencionado por la naturaleza para este animal) posee alrededor de un 18-20% de grasa corporal. Una vaca que come granos y cereales posee alrededor de un 42-44% de grasa corporal. Quiere decir que la vaca criada convencionalmente tiene más del doble de grasa debido a que el alimento consumido no es el indicado.

El punto más importante a manejar en la crianza artificial de la res, son el uso de hormonas de crecimiento. La hormona de crecimiento administrada en estos animales posee el nombre de rBGH, según su nombre en inglés.
 
https://3.bp.blogspot.com/-2AdSi7vviXk/VtEVicsZK4I/AAAAAAAAAZw/nZ2TzCNKWF0/s640/monsanto.jpg
El uso de esta hormona incrementa a manera fuera de serie, la cantidad de leche que es producida por la res. Sin embargo, esta hormona conocida con el nombre de rBGH, incrementa los niveles de una hormona poderosa de crecimiento producida por la res llamada IGF-I, la cual resulta ser un factor clave en el desarrollo de cáncer. También, se sabe que esta última hormona (IGF-I) destruye a las células beta del páncreas, aquellas células que se encargan de producir la insulina.

Esto solo quiere decir que cada vez que nosotros tomamos leche producida por una vaca criada convencionalmente (a manera artificial), estamos ingiriendo una sustancia que nos va a provocar la destrucción de aquellas células encargadas de producir insulina, la hormona necesitada para controlar los niveles de azúcar del cuerpo. En otras palabras, el tomar leche de vaca puede (y esta causando) diabetes.

 La leche contiene sangre animal...
Las máquinas ordeñadoras provocan heridas en los pezones de la vaca que sangran y esta sangre va a la leche.

Espera, aun hay más Otros puntos importantes a manejar sobre la leche que satura nuestros mercados, es el aplicado de las técnicas de pasteurización o ultra pasteurización y/o homogenizado.
 http://www.vigusa.com.mx/images/productos/pasteurizacionHTST.jpg
Las técnicas de pasteurización o ultra pasteurización son técnicas aplicadas al alimento para librarlo de bacterias, gérmenes, virus, parásitos y cualquier otro agente patógeno que nos pueda enfermar. Sin embargo, estas técnicas degradan y destruyen gran parte de los nutrientes contenidos en la leche.

En este caso, una leche pasteurizada carece de gran parte de las vitaminas y minerales propias del alimento además de las enzimas digestivas, sustancias que nos ayudan a digerir los alimentos para facilitar nuestra propia digestión y la salud de nuestro sistema digestivo. Una leche ultra pasteurizada es aún peor, esta de plano no contiene ningún nutriente vitamínico y enzimático, solo unos cuantos minerales han sobrevivido. ¿Qué tan malo resultan ser estos 2 procesos? Bueno, déjenme lo pongo de esta manera: un vaso de leche bronca (cruda) se puede digerir en aproximadamente 40-60 minutos debido a que contiene enzimas digestivas para ello.


Un vaso de leche pasteurizada o ultra pasteurizada se puede tardar en digerir hasta aproximadamente 8 horas debido a que carece de las enzimas digestivas encargadas para ello. Resulta ser enorme la diferencia. Claro que alguno de ustedes en este momento estará diciendo: es necesaria la pasteurización o ultra pasteurización del alimento porque si no nos podríamos enfermar por alguna bacteria o agente patógeno que la leche pueda contener.

Pues déjenme decirles una cosa, este tipo de pensamiento es precisamente lo que las industrias alimenticias, influenciadas por las industrias farmacéuticas, nos quieren hacer creer.
 http://ecx.images-amazon.com/images/I/51dmlYiTNbL._SL500_AA300_.jpg
Realmente no se necesita el uso de estas técnicas si la res es criada y tratada de manera natural y adecuada. Además, en unos estudios de laboratorio se llevaron a cabo unas pruebas en las que, en muestras de leche de vaca, a las cuales se les aplicaron diferentes virus tal y como lo fueron ántrax, E. Coli, varicela y algunos otros, con el motivo de probar si las propiedades de la leche realmente eran capaces de lidiar con este tipo de organismos sin la necesidad de una ayuda externa.

Dejaron pasar toda una semana y los investigadores terminaron sorprendiéndose cuando al final de la semana se dieron cuenta que la leche se encontraba en buen estado habiendo combatido completamente a los virus administrados. Los investigadores concluyeron que una sustancia contenida en la leche de vaca, de nombre lactoperoxidasa, es lo suficientemente poderosa para combatir los virus, bacterias, gérmenes y parásitos más fuertes que hay en la actualidad. 
https://scontent.cdninstagram.com/hphotos-xaf1/t51.2885-15/s320x320/e15/11357745_504486013032814_1477711952_n.jpg
La verdadera razón por la cual la industria de los lácteos pasteuriza o ultra pasteuriza la leche es para prolongar el tiempo de caducidad del producto puesto que al hacer esto, la ganancia de ellos resulta ser mucho mayor.

Finalmente, una leche que diga homogenizada, es una leche a la cual se le han degradado las partículas de grasa a su más mínima expresión (para poder incorporar vitamina D sintética entre otras cosas) y esto como consecuencia genera una sustancia conocida con el nombre de OX (xantina oxidasa) la cual resulta ser una veneno letal para nuestra salud cardiovascular al momento de deteriorar en grande escala la salud de las arterias.


¿Alguien necesita calcio? Se nos dice que necesitamos el calcio de la leche para lograr tener huesos fuertes y evitar enfermedades como la osteoporosis. Nada podría estar más alejado de la verdad. El experto en la materia Robert Cohen, escritor del controversial libro “Leche, el veneno letal (Milk the deadly poison), nos dice que las 4 naciones con mayor consumo de lácteos, las cuales resultan ser Dinamarca, Noruega, Holanda y Suecia, son las 4 naciones con mayores índices de osteoporosis y de cáncer de mama. Sin comentarios….





Ecoportal.net
http://despertandosalud.com/