17 octubre 2012

OBAMA un pelele en manos de la mafia financiera

Larouche - politico americano-  nos explica en pocos minutos como  
el psicopata Obama esta controlado directamente desde la City de Londres. -

 (la antigua elite del imperio Britanico ha vuelto a ganar la guerra contra America)
Programa PRISMA de vigilancia Orwelliana a todo el planeta








Suspensión de los derechos fundamentales

Bush, Obama: el cambio dentro de la continuidad.

Lejos de romper con la política de su predecesor republicano, el presidente demócrata Barack Obama reforzó las leyes de excepción que antes había criticado como senador. Ahora es posible privar a un ciudadano estadounidense de sus derechos fundamentales por haber participado en una acción armada contra su país.

Pero también es posible hacerlo contra un estadounidense que haya adoptado una posición política favorable a quienes oponen una resistencia armada al Imperio.

Lo peor es que Barack Obama ha dado cuerpo de ley a la «teoría del Ejecutivo Unificado» de John Yoo que rompe con el principio de separación de poderes enunciado por Montesquieu.
En lo adelante, la política de seguridad trazada por el presidente de los Estados Unidos escapa a toda forma de control.....http://www.voltairenet.org/article176521.html

JPEG - 20.3 KB
El presidente Obama rasga la Constitución de los Estados Unidos (Fotomontaje)

Obama mintió, la OTAN no se irá de Afganistán




 La conferencia completa aqui:
http://spanish.larouchepac.com/node/17670

 
 EL MISTERIO DE LA METEORICA CARRERA DE OBAMA:

obama - psicopata de libro 



--


A sabiendas de que se enfrentaba a un poder enorme, el de su gobierno, que tortura, encarcela indefinidamente sin cargos, somete a un trato inhumano a disidentes similares como el soldado Bradley Manning, exento de cualquier posibilidad de juicio justo, y que ha normalizado la práctica del asesinato extrajudicial, incluso de ciudadanos americanos con cuatro casos conocidos, entre ellos un adolescente de 16 años.

Snowden sabía que su vida se vería arruinada por su decisión, que probablemente no volvería a ver a su familia ni podría regresar a su país, en caso de que no lo hiciera esposado. Conocía el precio de meterle el dedo en el ojo al Imperio, y a pesar de todo decidió actuar. Puso por delante su conciencia.

La conciencia que insta a los funcionarios de su país, mediante juramento, a “defender la Constitución de los Estados Unidos, frente a enemigos externos e internos”.

La conciencia a la que el Tribunal de crímenes de guerra de Nuremberg apeló, al proclamar tras la Segunda Guerra Mundial que, “los individuos tienen deberes internacionales que trascienden a la obligación nacional de obedecer, por lo que los ciudadanos tienen derecho a violar las leyes nacionales para impedir crímenes contra la paz y la humanidad”.

Por poner su consciencia por delante de su destino personal, Eduard Snowden merece ser admirado y públicamente reconocido por el común de sus semejantes. Es decir, es un héroe. La siguiente pregunta es qué son el presidente Obama y los demás hombres de Estado que persiguen a Snowden por activa y pasiva, organizando su acoso mediante un potentísimo esfuerzo diplomático y policial, o colaborando en ese esfuerzo con episodios tan vergonzosos como la negación de espacio aéreo al presidente boliviano, por sospechas de que llevaba en su avión a Snowden.

Y la respuesta a esa pregunta es que el Presidente Obama es, en el mejor de los casos, un rehén de un sistema irreformable, y que sus cómplices europeos son unos miserables vasallos. Obama llegó a la presidencia sobre la crítica a la guerra iraquí de George W. Bush.

No alteró la agenda de la “seguridad nacional” lanzada por el Imperio aprovechando la oportunidad brindada por los atentados del 11 de septiembre de 2001, sino que la enmendó.
 
Se fue de Irak, pero apretó en Afganistan/Pakistan/Siria/Argelia......
Multiplicó el poder y la libertad del Joint Special Operation Command (JSOC) y potenció las operaciones de asesinato a cargo de los grupos de operaciones especiales y de los drones hasta una escala que los hombres de Bush ni siquiera soñaron.
Prometió cerrar Guantánamo, la más conocida isla del archipiélago de cárceles y centros de tortura secretos sembrados por todo el mundo, pero no lo hizo.

En palabras de Noam Chomsky, Obama es otro presidente norteamericano criminal, uno más en la serie.
Su campaña fue pagada por Wall Street, así que no había que hacerse muchas ilusiones desde el principio...


 http://stop-obama-now.net/sex-rebel-black/