21 diciembre 2011

Una guerra mundial ?

La mafia de los mercados , lo que era el antiguo imperio elitista que conociamos como el  IMPERIO BRITANICO, puede planear una guerra mundial antes de la caida total de la economia Americana y Europea ?

Estos dos videos nos dan una perspectiva que posiblemente JAMAS hayas vislumbrado:





mensaje emergencia de Lyndon Larouche - 23 dic :  emergencia de Lyndon LaRouche del 23 de diciembre



o VERLO AQUI: http://spanish.larouchepac.com/node/15468
----
trinity:


El CFR  (la mafia o think tank del council on foreign relations) publica un artículo titulado ‘Es hora de atacar Irán’

El artículo de M. Kroening del número de la revista  de Foreign Affairs (Asuntos Exteriores) aparece en la página oficial de la CFR correspondiente a Enero-Febrero bajo el título 
“Es hora de atacar Irán. Por qué un ataque es la opción Menos Mala”
El artículo de Kroening comienza así:
“Los oponentes de la acción militar contra Irán asumen que un ataque militar de USA sería mucho menos peligrosa que simplemente dejar que Teherán construya una bomba.  No tanto, discute este ex planificador de la Defensa del Pentágono. Con un ataque cuidadosamente diseñado, Washington podría mitigar los costes, o al menos limitarlos a un nivel soportable, y alejar la región y al mundo de un amenaza inaceptable”.

Indignado que intuye algo :

19 diciembre 2011

La retirada de Irak es una tapadera, un juego de manos

Salbuchi nos ilustra en pocas palabras la terrible amenaza que supone Washington , la City de Londres   e Israel para el mundo y para el propio EE.UU.




Recordemos que EE.UU. deja EN IRAK LA MAYOR EMBAJADA DEL MUNDO:


Para cerrar con broche de oro la incuestionable invasión humanitaria del noble ejercito norteamericano y sus aliados, el gobierno de USA ha inaugurado en una exclusiva zona del floreciente Irak, una Mega Embajada, que además de tener una extensión física más parecida a un cuartel de grandes dimensiones, contará con el pequeño número de 4000 funcionarios, todos funcionando al mismo tiempo.

12 diciembre 2011

OJO con Whole Foods Market -

El supermercado Whole Foods Market, gigantesca supercadena es considerada el Wal-Mart de los alimentos orgánicos.

La mayoría de los consumidores de EEUU e INGLATERRA creen que Whole Foods vende solamente productos orgánicos, naturales y saludables, pero en realidad una parte considerable de su inventario la componen productos no orgánicos.
 
Y entre todos esos productos no orgánicos hay algunos que tienen contenido transgénico- si un producto no es orgánico no hay garantía alguna de que sea libre de transgénicos.
A diferencia de muchos colmados y cooperativas en Estados Unidos que venden alimentos orgánicos, Whole Foods no tiene una política de "no a los transgénicos".

"Algunos de nosotros nos pusimos a caminar por las góndolas, conversando con los clientes acerca de los alimentos transgénicos y la importancia de etiquetarlos. No tuvimos que hacer esfuerzo por conseguir la atención de la gente; al ver nuestras camisetas y botones contra Monsanto y los transgénicos varios clientes vinieron hacia nosotros para preguntar sobre nuestra campaña.

La reacción de la clientela a nuestros planteamientos fue extremadamente favorable, y por lo menos un empleado conversó con nosotros y nos expresó abiertamente su apoyo. Otros miembros de nuestro grupo fueron a la caja registradora con varios artículos y le preguntaron a los cajeros si estos eran libres de transgénicos.
Según la política de Whole Foods, los empleados tienen que poder contestar cualquier pregunta que le haga la clientela. Los cajeros simplemente no sabían contestar las preguntas. No hubo ningún roce desagradable con la gerencia, aunque la policía sí se presentó.

01 diciembre 2011

Nueva era - manipulacion secreta mundial

Este artículo que traduzco a continuación contiene datos y referencias que os permitirán, al final de su lectura, comprender qué es toda esa mezcla de cosas denominada “Nueva Era”, qué hay detrás de ella y qué peligro y alma encierra en su interior.

Una lectura de las referencias que emplean los financiadores y apoyadores de la Nueva Era nos dan idea de por dónde van los tiros: van desde la luciferina y teosófica Blavatsky al favorito de las cadenas de televisión americana, y leído actualmente por millones, gurú de la Nueva Era, Eckhart Tole (“tú eres Dios”), pasando por el satanista Manly Palmer Hall.

Incluyen también entre sus referencias a Krisnamurti, lo cual nos obligaría, si somos coherentes, a leer con lupa a Krisnamurti a partir de ahora.

No hay que recordar a nadie que sepa cual es el tamaño de nuestro mayor enemigo en la Tierra que si el enemigo me recomienda una lectura, esta lectura y enseñanza está desde ese mismo instante bajo mi sospecha. Porque la herramienta del enemigo, del mayor enemigo de la humanidad, es el engaño. Por lo tanto, examinad con lupa todo cuanto entra en vuestra mente y todo cuanto sale de ella, porque el engaño se agazapa en cada letra, en cada símbolo y en cada melodía. No hay tregua en la batalla final.

En la Nueva Era, lo que le parece al individuo una “evolución personal y espiritual”, un mejoramiento de su humanidad y una “búsqueda de su equilibrio personal”, es en realidad el resultado de un ejercicio orquestado desde los años 60 del siglo XX por miles de organizaciones interrelacionadas, muchas de ellas basadas en plataformas de Internet, instituciones mundiales como las Naciones Unidas, con el objetivo de desviar a la gente de sus creencias religiosas al ateismo panteísta, o bien del ateismo materialista a la espiritualidad “budista” o la espiritualidad “de la unión con la Tierra” o cosas similares, llamadas en todas las épocas “religiones paganas”.




Para resumir en forma de ecuación lo que han hecho los estrategas de la Nuevca Era os lo resumo de forma explícita:




Nos han hundido en el materialismo ciego y el ateísmo contagiado de “lo comunitario” para, cuando nuestro espíritu al borde de la quiebra no pueda soportarlo más, sacar violentamente nuestra cabeza del lodo para hacernos ver una luz en el cielo. Millones de personas desesperadas abrazan y abrazarán esa luz en el cielo, hundidos en las tinieblas espirituales y sin guía en un mundo complejo y hostil, sin darse cuenta de que esa luz es la luz del eterno Engañador de los Hombres.








Píramide y Ojo de Horus





La Nueva Era es el mayor de los peligros. Contiene tantos colores que parece mentira que se pueda ver alguna esperanza en el mundo después de pasar por sus atracciones espiritualistas llenas de “amor”.




Y sin embargo, no hay despertar dentro de la Nueva Era. Es un despertar dentro de una pesadilla y un gran engaño.




Observa la realidad desde fuera y no te dejes engañar.




Artículo por Philip Jones


¡Que se alegren entonces el cielo y sus habitantes, pero ay de ustedes, tierra y mar,porque el Diablo ha descendido hasta ustedes con todo su furor, sabiendo que le queda poco tiempo!”. Apocalipsis 12:12





Introducción




Como investigador amateur y escritor, con, tal vez, demasiado tiempo libre, tengo la suerte de ser capaz de destinar muchas horas al día a la lectura de libros y artículos online que tratan de lo que trata este artículo y lo que llamo “la conspiración luciferina”.




No tengo la pretensión de que lo que sigue a continuación sea original, de ningún modo, o incluso innovador. La mayor parte de las cosas, exceptuando mi propias observaciones personales, pueden ser encontradas con mucho mayor detalle en cualquier otra parte, y, por dicho propósito, he incluido una bibliografía completa al final del artículo.




Lo que he intentado aquí es recoger información obtenida de la lectura de investigadores excepcionales como son  
William J. Sutton, Fritz Springmeier, William F. Jasper, Henry Makow, David Livingstone o Texe Marrs y crear un sumario condensado de pruebas que mostrarán que lo que dice la Biblia en el verso de arriba es completamente cierto; que Lucifer está entre nosotros, y que la locura y el caos que estamos experimentando a escala internacional en esta primera década del siglo veintiuno, se debe a la culminación de muchos miles de años conspirando y planificando esto por parte del eterno adversario, tal y como mencionan las Sagradas Escrituras.




Si sólo hace cuatro años, alguien me hubiera hecho una afirmación así, yo hubiera arqueado las cejas y, educadamente o no, hubiera rechazado completamente esta idea. Pero toda mi investigación de los pasados años, me ha llevado a creer justamente esto: que Lucifer es real, que está aquí en la tierra, en esta dimensión y por medio de aquellos que descienden de él directamente, y sus marionetas, está causando el caos aquí, en un intento desesperado de sentarse él mismo o sentar a alguien de los suyos en el trono de un Estado Mundial, e inaugurar, de ese modo, una Nueva Religión con él mismo como única deidad a la que adorar.


Durante mis investigaciones de la Hermandad Illuminati y sus maquinaciones diabólicas para esclavizar a la humanidad, no había sido, hasta hace muy recientemente, consciente de un aspecto clave de la Conspiración Global, con una profundidad, amplitud y dimensión como no hay otro. Me refiero, por supuesto, al Movimiento de la Nueva Era y a su plan para introducir una Religión Mundial.




He intentado ser tan breve como me ha sido posible y espero que el lector tenga la paciencia suficiente como para seguir hasta el final mi línea de argumentos. Mi intención aquí, en última instancia, es mostrar a la gente el trabajo de aquellos que dedicaron su tiempo y que son mencionados arriba, lo que a cambio ayudará a otros a llegar verdaderamente a darse cuenta de que toda la movida mística y la aparente diversidad actual de lo que se refiere como “La Conspiración del Arco Iris” es, en realidad, la “Conspiración Luciferina”




Más abajo, he intentado conectar tantos “puntos” como un artículo de este tipo permite, con el objeto de definir una línea roja que une todos los aspectos interconectados del llamado por la Nueva Era “Plan” (Nota Trinity: también llamado “plan cósmico” ) , y que la Masonería llama “El Gran Trabajo de las Edades”. Llamémosle como queramos; para el final del artículo quedar completamente claro que lo que tenemos entre manos no es otra cosa que la rebelión de Lucifer contra Dios.




Durante los años 60 y 70, muchos desilusionados intelectuales y estudiantes alienados asqueados de Occidente viajaron a la India y a otros puntos de Oriente en busca de la “verdad, la sabiduría, la iluminación y el buen karma” , dirigiendo sus pasos a una batería completa y preparada de gurús, swamis, yogis y otros “maestros iluminados” , cada uno con su estilo propio.




Pocos entendieron que, sencillamente, estaban siguiendo los pasos de una mujer que ciento y pico años atrás había comenzado un camino similar y establecido las bases del presente revivamiento de lo oculto, como una experiencia global, y cuyo trabajo es el pivote básico del carácter espiritual de las Naciones Unidas hoy y el leiv motiv de la Religión Mundial.



Esa mujer era Helena P. Blavatsky (1831-1891) , ampliamente conocida como la más alta sacerdotisa del Movimiento Nueva Era Moderno.




Blavatsky fundó la Sociedad Teosófica en Nueva York en 1875 y durante toda su vida, estableció estrechas relaciones con la masonería, recibiendo el Certificado de “Rito de adopción” de la mano del masón John Yarker en 1877. La Teosofía de Blavatsky enseñaba el “conocimiento” arcano (Gnosis), la hermandad universal de la humanidad y la unidad entre todas las religiones, con excepción de las religiones monoteístas, tales como la cristiandad, el Islam y el judaísmo, que ella insistía que no podían ser reconciliadas con lo que ella denominaba “la iluminación individual”.







Blabatsky durante su viaje por la India.




Blavatsky maldecía a Yahweh como a un dios “caprichoso e injusto”. En su visión, era el Dios de los israelitas y nada más. Ella insistía en que las Sagradas Escrituras eran erróneas. Era realmente Lucifer el que era el Dios “Bueno y Justo”, victimizado por el injusto y duro Yahweh.




Blavastsky mantenía que el nombre de Satán, pertenecía por derecho al primero y al más cruel “Adversario” de todos los otros Dioses, y no a la serpiente para la que tenía sólo palabras de simpatía y sabiduría.




De alguna manera ella razonaba que Satán/Lucifer es el DIOS, Creador, el Salvador, el Padre, y que Jesús es el “primer hermano nacido de Satán”-




Blavatsky escribió entre otras cosas lo siguiente:




“Satán, la Serpiente del Génesis, es el creador real y el benefactor, el Padre de la humanidad Espiritual. Por esa razón abrió los ojos del autómata (Adam) creado por Yahweh, siendo un adversario para éste. Aun hoy permanece en la Verdad Esotérica el mensajero siempre amado, que confirió a la humanidad la inmortalidad espiritual, en lugar de la inmortalidad física”.




Ella aseguraba que había tenido experiencias con proyecciones astrales y la capacidad de comunicar cuando quisiera con el mundo espiritual. Sus libros, “Isis Sin Velo” y sus “la Doctrina Secreta” de 3 volúmenes, fueron escritos, supuestamente por medio de su canalización de los “Maestros de la Sabiduría”, “hombres sagrados” tibetanos, que cualquier cristiano, judío o musulmán reconocería fácilmente con el sinónimo de demonios.




En su libro, “La Doctrina Secreta”, Blavatsky escribió:




“Lucifer representa la vida, el pensamiento, el progreso, la civilización, la independencia. Lucifer es el Logos, la Serpiente, el Salvador, y “es Lucifer quien es el Dios de nuestro planeta y el único Dios”




Ella continúa: “La Virgen celestial que así se convierte en la Madre de los Dioses y los Demonios de una vez y para siempre, ya que ella es la deidad benefactora que siempre ama, pero en la antigüedad y la realidad, Lucifer o Lucíferius es lo mismo. Lucifer es la luz divina y terrestre, el Espíritu Sagrado y Satán en uno y al mismo tiempo”.




Cuando muere Blavatsky en 1891, Annie Besant, una feminista militante (Nota Trinity: como ya sabemos, el movimiento feminista fue creado y financiado por illuminarias conocidas como la Fundación Rockefeller), co masona y un miembro de la Sociedad Socialista Fabiana de Inglaterra se convirtió en la líder de este movimiento.




Como amiga cercana de George Bernard Shaw, H.G. Wells y otros líderes Fabianos, ella se encontraba en una posición excelente para diseminar las ideas teosóficas en algunos círculos muy influyentes. Ella tomó parte en las revueltas callejeras revolucionarias y escribió numerosos trabajos ocultistas para complementar a todo lo escrito por Blavatsky.




Tras Besant, tomó las riendas Alice Bailey y su marido, Foster Bailey, un conocido masón de grado 32. Habiendo asumido el liderazgo de la Sociedad Teosófica juntos, ellos formularon y construyeron las bases de lo que ahora se refiere como el Movimiento Nueva Era. No les tomó ningún esfuerzo conciliar sus simpatías por los demonios y crearon la Compañía de Publicaciones Lucifer, junto con la revista teosófica “Lucifer”. Más tarde, dándose cuenta de que el mundo cristiano en ese momento, aun no había sido suficientemente minado culturalmente, y que no podían airear su abierta inclinación por la religión satánica, renombraron su proyecto como “la Empresa de Publicaciones Lucis”.




En 1922, establecieron la Fundación “Lucis” que continúa sirviendo como paraguas de organizaciones de sectas, cultos, organizaciones y programas del Gobierno Mundial, la Nueva Era, lo Oculto, que son los jugadores principales en la emergente religión del nuevo mundo.




Este grupo incluye la Escuela Arcana, La Buena Esperanza del Mundo, Triángulos, Empresa de Publicaciones Lucis, Lucis Productions, Librerías de la Fundación Lucs, y el Nuevo Grupo de Servidores de Mundo.




(Nota Trinity:En este artículo podemos ampliar la infomración sobre las organizaciones y personalidades que alimentan esa red. Aquí La Biblioteca Pléyades conserva la página del Windsor International Bank and Trust Company Limited donde se especifica la lista de organizaciones y empresas de las que son miembros, consejeros o afiliados. La Lucis Trust está entre ellos. Y ahora pregúntate que hace el Banco de los Windsor de Inglaterra financiando el proyecto de la “Escuela Arcana“).












“El Plan” (o el plan cósmico) tal y como ha sido revelado por su “maestro ascendido” Djwhal Khul , está documentado en sus veinticuatro libros, que ella dicen fueron “canalizados” por Khul cuando estaba en estado de trance.




Este “plan” consiste en llegar a la “Convergencia Harmónica”, también conocida como Omega, Convergencia Mental, Fusión o Punto de Retorno, que puede ocurrir sólo cuando las naciones pongan de lado sus diferencias en un “nuevo orden mundial” de unidad global.




Cuando el Gobierno Mundial y la religión mundial se hayan alcanzado finalmente, la Nueva Era, o la Era de Acuario, habrá sido alcanzada. Sólo entonces, aparecerá el Cambio (el Avatar) y la implementación del Nuevo Orden Mundial comenzará completamente.




Este “Cristo” es también conocido como Lord (Señor) Maitreya, del cual ellos dicen que es también esperado por los judíos, musulmanes, budistas e hindúes, aunque es conocido por estos creyentes respectivamente como el Mesías, el Imán Mahdi, el quinto Buda, o Krishna.




Bailey deja muy claro que habrá también una religión mundial:




“El espíritu de las antiguas creencias se ha ido y la verdadera luz espiritual se está transfiriendo y convirtiendo en una nueva forma que se manifestará en la Tierra finalmente como la nueva religión mundial. El judaísmo es viejo, obsoleto y separatista y no tiene un verdadero mensaje para la mente espiritual que no puede obtener más de esta fe. La fe cristiana también ha servido ya su propósito; su Fundador busca traer un nuevo credo y un nuevo mensaje que iluminará a todos los hombres en todas partes”.

En su libro, “Terrorismo e Illuminati”, las propias investigaciones del autor canadiense David Livingstone revelaban que la Fundación Lucis está dirigida desde un panel de fundaciones internacional cuya membresía, se dice, incluye a John D. Rockefeller, Norman Cousins, Robert S. McNamara, Thomas Watson, Jr. De IBM, Henry Clauson (ex embajador de USA en Moscú) y el Gran comandante del Consejo Supremo de grado 33 y Rito Escocés Henry Kissinger y organizaciones relacionadas con los grupos de La Mesa Redonda, incluyendo el Consejo de Relaciones Exteriores, el grupo Bilderberger y la Comisión Trilateral .




Cuando uno examina e investiga las relaciones del Movimiento de la Nueva Era, es demasiado fácil de entrada ser escéptico y rechazarlas de plano, pero aquellos que lideran el camino en esta moderna versión de lo que son en verdad “los misterios de Babilonia”, renovados, están trabajando mano a mano con un poder grande y poderoso.




Algunos de los hombres y mujeres más ricos e influyentes del planeta se han identificado a sí mismos, abiertamente con la Nueva Era. Hablamos de banqueros, industrialistas, políticos, celebridades de todo tipo…




Da la impresión de que todo el mundo se ha convertido a la Nueva Era y está llevando de calle a grandes masas de la población con ellos. Este “despertar espiritual” puede ser sólo un aspecto del objetivo illuminati hacia el Gobierno Mundial Único, pero es el más importante y el tiempo demostrará que es un elemento crucial en su plan.




Sería una locura ignorar la influencia creciente de la Nueva era, lo Oculto, el Satanismo, la Wicca y el fenómeno Hedonista, manifestándose por todas partes a nuestro alrededor, sin el reconocimiento de que si estas tendencias persisten, no queda muy lejos el día cuando estas fuerzas serán capaces de arrimar al ascua a su sardina.










As G. K. Chesterton una vez hizo esta observación:













“Si el hombre no cree en Dios, el peligro no es que no crea en nada, sino que podrá creer en todo”













¡Cristo está entre nosotros!













El 25 de abril de 1982 millones de personas en el mundo leyeron este titular en los periódicos diarios y que “la evolución de la humanidad a través de la historia, ha sido guiado por un grupo de hombres iluminados, los Maestros de la Sabiduría, una Jerarquía Espiritual en el centro de lo cual se encuentra el Maestro Mundial. El Señor Maitreya, conocido por los cristianos como El Cristo”.













Nos dicen que “El Cristo” está en este preciso instante en el mundo y que en cuestión de unos meses él revelará su identidad a toda la humanidad. Al mismo tiempo, el teosofista británico Benjamin Creme comenzó un tour de conferencias en el mundo para anunciarse a sí mismo como portavoz para “El Cristo”.













En numerosas conferencias y discursos, aclaró que no era Jesucristo a favor de quien estaba hablando, sino para el “Maestro de la Sabiduría” , de quien Jesús, Buda y Krishna y otros son discípulos. La campaña mesiánica de Creme estaba coordinada por su organización religiosa de la Nueva Era, el Tara Center, desde sus oficinas en Los Ángeles, Nueva York y Londres.













Como el Lord Maitreya de Creme no apareció ese día, uno podría pensar que él junto con su “Cristo” y toda la eufórica propaganda acuariana habrían quedado completamente desacreditadas. Pero desgraciadamente, no vivimos en la era de la razón y el Sr. Creme todavía es reverenciado como una luz importante para todo la red Nueva Era y su credo arcano puede ser encontrado en el mundo en conferencias de la ONU y programas donde la Elite illuminati del el Club de Roma, el Instituto Aspen, el Consejo de Relaciones Exteriores, los Federalistas Mundiales, el Banco Mundial, etc. son consortes de los Nueva Era de cualquier pelaje imaginable.













(nota trinity; aquí podréis ver algunas fotografías de “apariciones maitreyanas” así como de ”milagrosos” efectos luminosos entorno a Creme. El documento contiene falsas fotografías “photoshop” de Maitreya, esponsorizadas por las Naciones Unidas. Un “Dios” que “está aquí y ahora”, según dicen estos mentirosos, que ha venido a salvarnos del hambre, la guerra y las injusticias. Para ayudar a su llegada, nosotros debemos repetir sus mantras y caer en toda su absurdez Nueva Era para acelerar el proceso de que Maitreya se muestre ante el mundo. Puede observarse que el “Proyecto Maitreya es apoyado con millones de dólares, de manera que es fácil demostrar que no es una iniciativa de “cuatro amigos llenos de amor y mucho tiempo libre”).













Las Naciones Unidas y la Religión del Nuevo Mundo.













“La filosofía que subyace, y sobre la que está basada, la Escuela de Robert Muller, puede ser encontrada en el conjunto de enseñanzas en los libros de Alice Bailey, canalizando ella al maestro Demonio Tibetano, Djwhal Khul”















Robert Muller, ex Asistente del Secretario General de la ONU
















(Nota Trinity: dice la nota sobre Robert Muller nacido en 1923 fue un empleado de las Naciones Unidas, durante 40 años, sus ideas sobre el gobierno mundial, la paz mundial y la espiritualidad llevaron a un aumento significativo de la representación religiosa en las Naciones Unidas, especialmente del Movimiento Nueva Era. Era conocido como el “filósofo de las Naciones Unidas )













Muchos críticos de las Naciones Unidas lo han descrito como una expresión moderna de la “Torre de Babel”. La mayor parte se refería al acto del hombre de arrogancia espiritual que el libro de Génesis nos dice que ganó el disgusto de Dios. Para apoyar la idea de tan acertada caracterización hoy, uno puede fijar su atención en la mezcla confusa, combustible de lenguas, culturas, ideologías y políticas promovidas por “la casa de la paz” algo que la ha llevado a ser justamente poco popular.













Las Naciones Unidas, así como sus programas y políticas, merecen además enormemente ser comparadas con la Torre de Babel, por la rampante idolatría y el paganismo militante que permean todos los estamentos de la organización.






























Bandera de la ONU símbolo de la masonería internacional de Rito Escocés, con 33 segmentos.Las Naciones Unidas trabajan para materializar el plan luciferino




del Único Gobierno Mundial.
















(Nota Trinity: Esta bandera de origen masón fue bendecida recientemente por el Papa para la llegada de “leyes internacionales únicas”)













( Nota Trinity: aquí podéis echar un vistazo rápido y atisbar el poder que han adquirido las organizaciones masonas en España introduciéndose en Ayuntamientos, gobiernos y desgobiernos de todo tipo, polémicas leyes… )













La organización de las Naciones Unidas se convierte gradualmente en el centro de la Nueva Religión del Mundo, una fusión extraña y maligna de misticismo de la Nueva Era, panteísmo, animismo aborigen, ateismo, comunismo, socialismo, ocultismo luciferino, cristiandad apóstata, Islam, taoísmo, budismo e hinduismo.













Los seguidores y discípulos de este nueva fe incluyen a los Adoradores del Cristal, Los Astrólogos, las Feministas Radicales, los Medioambientalistas, los Cabalistas, los Humanistas, los Místicos Orientalistas, los Sicólogos pop y los hombres de iglesia “liberales” , que uno normalmente tendería a asociar con la contracultura de los 60.













Pero los “adoradores” actuales que lideran este Movimiento de la Nueva Era, son científicos, diplomáticos, presidentes de corporaciones, cabezas de estado, banqueros internacionales y líderes de iglesias cristianas.







La cumbre de la Tierra de Río













“El movimiento medioambientalista, cuando ayuda a avanzar la causa de la industria petrolífera, es una extensión de la conspiración acuariana, inspirada por Alice Bailey, diseñada en última instancia para abrigar la aceptación de una religión mundial, basada en lo oculto, o en la Nueva Era, como se le llama”.













David Livingstone













En su libro “Tiranía Global Paso por Paso”, William F Jasper escribe:
















“En Junio de 1992 se celebró la Cumbre de la Tierra de las Naciones Unidas en Brasil. La Conferencia Oficial de la ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo, junto al Forum Global “La Cumbre de las Personas”, mostró una mezcla de ritos paganos aborígenes con un colectivo ecuménico de tendencias “místicas” y espirituales de Oriente y Occidente para traer a la realidad una forma ininteligible de lo que se llama “Una Fe Universal”













En todo el planeta, los medios de comunicación mundiales, se refirieron a la Declaración de Río y el entregable de 800 páginas para la acción gubernamental titulado “Agenda 21” como a textos “sagrados”.













Al Gore, el líder de la delegación del Senado de USA, hizo un llamamiento por una nueva relación espiritual entre hombres y la Tierra. La actriz Shirley MacLaine asistió al acto para añadir su propia clase de espiritualidad a los procedimientos. Esos Ministerios del Consejo Mundial de Iglesias presente estaban allí por su afinidad al “espíritu” ecuménico que emplea la Dialéctica Hegeliana para combinar una forma de cristiandad como tesis, con un espiritualismo pagano como antítesis, resultando en una síntesis muy similar a la de las Religiones de Misterio Babilónicas.













El movimiento medio-ambientalista está siendo usado como una cubierta para promover un regreso a los credos de los Misterios Ancianos, en la forma de adoración de la madre naturaleza, una noción pagana, que iguala a la diosa con la Tierra, conocida entre los griegos antiguos como Gaia.













Originalmente, ella es la Ishtar Babilónica, conocida en la Biblia como Astarte, o la Isis Egipcia. Esta idea panteísta tiene sus orígenes en el paganismo anciano y es central en la Kabalah y toda la tradición oculta occidental, incluyendo la masonería y los illuminati.













Platón escribió:
















“Debemos afirmar que el cosmos, más que ninguna otra cosa, recuerda más cercanamente a la Criatura viviente de la que emanan todas las demás criaturas vivientes, una criatura viviente que es la más justa de todas y en todos los sentidos es la más perfecta”.













Conocida como Anima Mundi, el “Alma del Mundo”, está relacionada con el concepto de los Neoplatonistas, el Logos, o la Palabra, también conocida como “El Hijo de Dios” o el Dios anciano muriente”













Debería ser claro para el lector que el “nexo” se ha establecido y que conecta a los protagonistas más importantes en el impulso hacia la Dictadura Global, con las Naciones Unidas, el Movimiento Nueva Era, y los “Verdes”, todos interconectados en la cumbre, con la “mano oculta” de los illuminati moviendo los hilos como la fuerza impulsora detrás de todos nosotros y que nos lleva inexorablemente hacia el Nuevo Orden Mundial.







Las illuminarias













El industrialista multi-millonario canadiense, Maurice Strong , un ex miembro de la fundación del Instituto Aspen para Estudios Humanistas y miembro del Consejo de consulta de Ciudadanos Planetarios, es una fuerza importante dentro de los Movimientos Nueva Era y la Era Medio-Ambiental. Se sienta en el Consejo Director y sirve como director de finanzas del Centro Lindisfarne, que está localizado en la Catedral Episcopal de San Juan el Divino, en Nueva York, y facilitan sus operaciones económicas el Lilly Endowment, la Fundación de los Hermanos Rockefeller y la Fundación Rockefeller.
























Bono, Clinton y Maurice Strong.













El Instituto cuenta entre sus miembros de facultad al eco-radical David Spangler de los Amory Lovins, adepto luciferino y autor de la Nueva Era. Podemos imaginar que es lo que se enseña en este instituto financiado por los Rockefeller simplemente leyendo los libros del Sr. Spangler , tales como “Reflejos en el Cristo” donde él escribe:













“Lucifer, como Cristo, se encuentra frente a la conciencia de la puerta de hombre y golpea. Si el hombre dice que se vaya, porque no le gusta lo que representa, me temo que Lucifer jugará con ese hombre. Si el hombre dice que entre Lucifer, para darle su amor y comprensión, para elevarle en la luz y presencia de Cristo, entonces Lucifer se convierte en algo más, de nuevo. Se convierte en el Ser que lleva esa gran amenaza, la última amenaza, la luz de la sabiduría. El hombre de razón tiene que temer a Lucifer, no tanto porque represente al mal, sino porque representa la experiencia que nos permite crecer para elevarnos a los niveles donde jamás hemos estado. Lucifer es literalmente el ángel de la experiencia”.







Spangler, Muller, Strong y otros personajes tales como la Reina Juliana de Holanda, Sir Edmund Hillary, Peter Ustinov, Kurt Vonnegut, Leonard Bernstein, Isaac Asimov o Pete Seeger han apoyado y respaldado a la organización llamada “Ciudadanos Planetarios” que promueve un gobierno mundial.













(Nota Trinity; Spangler directamente aboga porque todos los seres del planeta seamos iniciados en la religión luciferina )













Fundado por la luminaria de la Nueva Era y anterior consultor de las Naciones Unidas, Donald Keys, y presidido durante muchos años por Norman Cousins (CFR), La Organización “Planetary Citizens” ha reunido a muchas figuras mundiales de gran prestigio y ha hecho un muy buen uso de ellas para apoyar la expansión de las Naciones Unidas y sus instituciones. Keys, un discípulo autoconfeso de Alice Bailey, se refiere a las Naciones Unidas como “el nexo de los valores planetarios emergentes” y expresa la esperanza de que se establecerá un sistema de gestión planetaria (una forma de hablar por los “ Nueva Era” para significar “Gobierno Mundial”)













(Nota trinity: Para ver un ejemplo del tipo de “educación” que defienden estos “ciudadanos planetarios” veamos aquí )













Otra figura que respaldaba a “Ciudadanos Planetarios” era Aurelio Peccei , el fundador del Club de Roma , que aunqué inicialmente reconoció su papel lanzando el medioambientalismo del “no crecimiento” en los años 70, fue evolucionando hacia lo “espiritual” en su vida. Su receta para la “sabiduría” espiritual incluía una adherencia esclava a los mandados de Blavatsky que, como sabemos, dictaba que el cristianismo, el Islam y el judaísmo debían ser excluidos para siempre o bien denigrados completamente.













Una de las avenidas principales por las cuales esta tendencia de espiritualismo oriental se ha extendido ha sido el Templo del Entendimiento, localizado en la misma Catedral de San Juan el Divino que aloja a la organización de Luciferinos Lindisfarne.













Nacida a comienzos de los años 60 como “la contraparte espiritual de las Naciones Unidas” sus esponsores económicos incluyen a la siguiente extraña mezcla de socialistas, humanistas, comunistas, figuras religiosos, miembros del ‘stablishment’ y celebridades del entretenimiento:













John D. Rockefeller IV




Ex-Secretario de Defense Robert S. McNamara




Margaret Sanger fundadora de Paternidad Planificada




El presidente IBM Thomas J. Watson




Norman Thomas líder del Partido Socialista




Eleanor Roosevelt




James A. Linen




El autor homosexual Christopher Isherwood




El columnista Max Lerner




La celebrity Jack Benny













Con gente como esta en la vanguardia, el espiritualismo pagano de las Naciones Unidas, crecerá incluso más abierta y asertivamente. El informe de la ONU titulado “The New International Economic Order A Spiritual Imperative` (“El Orden Económico Internacional de la Nueva Era, un imperativo espiritual”) proclama:













“Hoy, una nueva comprensión de la espiritualidad está emergiendo que reconoce que todos los esfuerzos para levantar a la humanidad son espirituales en naturaleza. Alice Bailey dijo: “es espiritual lo que está más allá de punto del presente alcance…” Dado este nuevo entendimiento de la espiritualidad, el trabajo de las Naciones Unidas puede ser…visto dentro del despliegue revolucionario completo de la humanidad. El trabajo de las Naciones Unidas es de hecho espiritual y conlleva un profunda responsabilidad para el futuro de la civilización”.













La pantalla de humo panteísta
















“Cuando adoras al sol, la luna, las estrellas, una estatua, o incluso a ti mismo, Lucifer está haciendo uso de ti. No debes adorar cosas que fueron creadas, sino al Creador de ellas. Adorar a cualquier otra cosa que no sea el Creador es darle fuelle a Lucifer"







Fritz Springmeier - Ser sabios como serpientes













Dado que “Dios”, en el sistema metafísico panteísta, no es el Dios Creador de la Biblia, sino una fuerza impersonal, inmanente que ocupa todas las cosas, el universo en sí mismo, cada roca, cada árbol todo, cada hombre, cada mujer son “Dios”. Desde este punto de vista del mundo pagano, el hombre no es una creación especial del único, verdadero Dios, ante quien, en última instancia debe responder. Ni tampoco está unido a su Creador por derechos y deberes intrínsecos e inalienables. De ese modo, el panteísmo funciona como una herramienta efectiva en la religión centrada en un Dios por medio de transformar la religión en una sistema de creencias centradas en el hombre, y por ende, dando una sanción religiosa a las doctrinas y programas del colectivismo político.













El panteísmo puede también ser empleado como un paso para llevar a la humanidad del teísmo al materialismo ateísta. En la religión, el panteísmo está más a menudo expresado como “naturalismo”, la doctrina de que la verdad religiosa se deriva de la naturaleza, no de la revelación.













El tema de Junio de 1941 de la revista de ocultismo “Revista Rosacruciana” predijo que “la multiplicidad de estados sociales, países y naciones dejará de existir”. Dichas naciones serán superadas por “Un Estado Mundial Unido y Único”. Los rosacrucianos tenían razón en concluir que el panteísmo místico por el que abogaban, llevaría, si se aceptaba por todos, a un estado mundial colectivista. Y hay muy pocas personas en el mundo hoy que entiende la directa relación causa-efecto entre las dos.













El Padre Clarence Kelly , una autoridad conocida en lo que es el engaño de lo oculto escribe:
















“el panteísmo es la doctrina favorita de los colectivistas, porque ofrece un concepto del hombre que, sobre una base religiosa, subordina lo individual a lo colectivo”.







Hitler y el Vril













Fue el Nuevo paganismo el que ayudó a crear las condiciones que permitieron el camino del colectivismo totalitario del Tercer Reich. Los altos sacerdotes nazis, Hitler, Himmler, Rahn, Rosenberg, Hess, Feder, Sebot, entre otros eran todos ardientes teosofistas, y sus sociedades esotéricas (Thule, Vril, Buscadores del Grial) se basaban en el mismo ocultismo y panteísmo que prevalece hoy en los movimientos medioambientalistas de la Nueva Era.













Hay una enorme cantidad de evidencia de que Hitler se consideraba a sí mismo, “un elegido” y se sabe a ciencia cierta que éste dijo : “He visto el “nuevo hombre” y es de verdad terrible”. Es evidente que Hitler estaba profundamente involucrado en lo oculto y que creía que su reino asesino de terror era una “misión divina” al servicio de lo que él creía que eran “Los Maestros Arios de la Ancianidad”. Dietrich Echart, un adepto maestro de la Sociedad Thule y el mentor de Hitler en el ocultismo, escribió:” Hitler bailará, pero será yo que toque la flauta. Yo le he iniciado en la Doctrina Secreta, he abierto sus centros de visión y le dado los medios para comunicarse con los poderes”.
























El símbolo Nazi provino de raíces místicas debido a la relación

de Hitler con la Sociedad Thule.













En el capítulo final de su libro “La Cruz Torcida”, Joseph Carr define terroríficos paralelismo entre el nazismo y el Movimiento de la Nueva Era.
















“Uno no puede discutir jamás la afirmación de que el mundo nazi y los elementos fundamentales del Movimiento Nueva Era son idénticos. Debe ser así, además, puesto que ambos han crecido de la misma raíz ocultista: la teosofía, sus cosmogonías, cosmologías y filosofías respectivas son idénticas”.













La conspiración de La Nueva Era y el Gobierno Mundial son intrínsecos e inseparables. Aunque todas las sectas y cultos que forman parte del “panteísmo” pueden parecer distintos, sin relación entre sí, todos los elementos básicos son los mismos para las distintas religiones gnósticas, simplemente tienen un distinto enfoque. Operan bajo los mismos principios y cooperan y funcionan juntas. Lo que parecen distintos grupos religiosos independientes y separados son, realmente, en la cúspide, grupos que trabajan juntos y están dirigidos por la misma cábala en servicio del mismo maestro.













En su trabajo épico sobre la Religión Única Mundial “Ser Sabios como Serpientes” Springmeier responde a la pregunta que la mayor parte de nosotros nos hemos hecho. “¿Saben los líderes de los distintos cultos lo que está ocurriendo?”.













De una forma clara Springmeier responde:
















“Sí, han sido explicados oralmente, con énfasis en la palabra “oralmente”. Los líderes de la Nueva Era, los Testigos de Jehovah y los Santos del Ultimo Día saben lo que está ocurriendo y cuales son sus papeles en la creación de un gobierno mundial”.













El Logos Solar













En la Antiguedad, el Sol era adorado en muchas formas como Dios. En Babilonia era Nimrod, en Egipto, Osiris, los Canaanitas adoraban a Baal y en Grecia se adoraba a Apolo. El Sol de la Nueva Era es llamado “Logos Solar” o “La Palabra”, contraviniendo de forma blasfema al Jesucristo bíblico. En su libro “Rayos e iniciaciones”, Alice Bailey revela que este Logos Solar es Lucifer en sí mismo. Hoy, después de milenios, el Dios Solar está siendo adorado por la Nueva Era como divino.













David Spangler, se refiere al Dios Sol en estos términos:
















“La luz que nos revela el camino a la Nueva Era, en la que “Cristo” viene de Lucifer. El es el dador de luz. Es su luz la que revela al hombre un horizonte de mayor conciencia. La verdadera luz de su gran ser puede ser solo reconocida cuando los ojos propios de uno ven con la luz del sol interior. Es una invitación a la Nueva era”.













La doctrina de la Antigüedad sobre el Dios Solar o Logos Solar se funde a sí mismo fácilmente con el Panteísmo que, como hemos visto, es en este momento un dogma nuclear de la Nueva Era. Por medio de negar la existencia de un Dios personal, mientras se insiste en que el universo en sí mismo es Dios, Los Nueva Era declaran que, como el hombre es parte del universo, el hombre es también Dios.













El plan maestro Luciferino no puede tener éxito a menos que la gente acepte que no existe un Dios que les ame y cuide de ellos. Por lo tanto, aceptando que la Luna, las Estrellas, las Galaxias son todos Dios en sí mismo, el dios solar de la Nueva Era, o el Logos Solar, como maestro de la humanidad , se convierte en un elemento requerido de creencia y podemos establecer que a lo largo de la historia de la Humanidad, todos los “dioses-Sol” no han sido más que trucos del Gran Engañador, que es Lucifer.













Las brujas creen que Lucifer es el Dios del Sol y el Dios Sol es también conocido como “Dios con Cuernos” (Lucifer es también conocido como “el ángel de la luz”). Muchos de los días sagrados de las brujas giran entorno al Sol. Una gran parte de su sistema de creencias es el concepto del despertar de Sol y el mundo muriente, y durante el solsticio de invierno, el Dios Solar Lucifer renace y calienta la Tierra. Para los antiguos latinos Lucifer era el Dios Sol, padre de Aradia y hermano de y amante de Diana.













Para darse cuenta de cómo este adversario de Dios ha sido capaz de insinuarse clandestinamente en nuestras vidas, sólo tenemos que mirar alrededor a la plétora de simbolismo solar pagano que ahora prolifera en todos los rincones de nuestra sociedad. Otro ejemplo de esto puede ser encontrado también en el mundo del bodybuilding femenino, donde, cada año, un trofeo en un diseño es usado para simbolizar la adoración de Lucifer y se entrega en un evento de bodybuling de mujeres importante (I.F.B.B ). El significado de este trofeo es oculto para la mayoría, con excepción de unos cuantos iniciados.













El trofeo tiene la forma de un obelisco, el cual a los que no están familiarizados con ello, es un construcción de cuatro lados con una pirámide en el vértice. El obelisco es un símbolo que definitivamente tiene conexiones con la masonería. El obelisco es importante para los masones y tiene raíces en el antiguo Egipto. Es el símbolo de un dios adorado por los creyentes y relacionado con los antiguos misterios.





















Obelisco en la Plaza de San Pedro frente al Vaticano.













El obelisco representa al Dios Sol Lucifer. El sol es también un símbolo masónico importante. Albert Pike, con quien tratamos más abajo escribió:
















“El Sol es el símbolo antiguo del dador de la vida y el poder generativo de la Deidad”.













Ralph Epperson, un historiador y conferenciante sobre el tema escribe;
















“El Sol era un símbolo de algo que sólo los creyentes en la religión entendían. Estos creyentes, sabían que la gente no aceptaría sus religiones de misterio así que tuvieron que esconderlas de ellos. De forma que la tarea consistía en crear una religión que la gente aceptara. Su propósito básico era crear una religión popular como cubierta para su adoración secreta. Ellos debían esconder sus creencias de la gente, y ocultar su adoración secreta en símbolos ocultos”













Epperson continua:







“¡El obelisco se levanta por la misma presencia del Dios Sol! ¡Y el Dios Sol es Lucifer!













La Religión Mundial expuesta
















“Las religiones gnósticas son a menudo llamadas paganas. Esta adoración pagana es a menudo la cubierta esotérica en la que los primeros niveles están iniciados. Los niveles más altos son a menudo la adoración esotérica real y ésta, a menudo, implica adoración directa luciferina o satánica. En otras palabras, la adoración Solar de los masones y otros grupos no es más que una cara de la adoración de los niveles más altos a Satán la Divina Serpiente”

Fritz Springmeier - Ser sabios como serpientes
















“Según Alice Bailey, el movimiento masónico será la religión del Nuevo Sistema. Benjamin Creme también cree que la masonería será la religión de la Nueva Era. Lola Davis, otro líder de la Nueva Era también ve a la masonería como la Religión de la Nueva Era”.







Texe Marrs: Dark Secrets of the New Age













Alice Bailey escribió en 1957:
















“el movimiento masónico es el custodio de la ley; es la casa de los Misterios y el sitio de la iniciación. Contiene en su simbolismo el ritual de la deidad y la forma de salvación está pictóricamente preservada en su trabajo. Es una organización mucho más oculta de lo que puede parecer y su objetivo es ser la escuela de formación para los ocultistas avanzados del futuro. En sus ceremoniales se ocultan las fuerzas conectadas con el crecimiento y la vida de los reinos de la naturaleza y el desplegamiento de los aspectos divinos del hombre.”













“Cuando la nueva religión universal se haya impuesto y la naturaleza del esoterismo se haya comprendido, será empleada por los organismos esotéricos, los organismos masónicos y los organismos de la Nueva Iglesia como centros de iniciación. Estos tres grupos convergen como sus santuarios internos. No hay disociación entre la Única Iglesia Universal, la logia interna sagrado de todos los verdaderos masones, y los círculo más internos de las sociedades esotéricas”.




Tomado de "Be Wise As Serpents" de Fritz Springmeier




























¿Ha sido subestimada la masonería como religión mundial?. Al menos un autor masónico, que ha investigado a fondo sobre el tema llegó a la conclusión de que el poder religioso de la masonería ha sido subestimado y escribe:
















“en el pasado, la masonería fue condenada como una sustituto superficial de la religión. Esto es algo que la masonería siempre ha negado pero, de hecho, la masonería revitalizada por medio de la nueva era será una forma evolucionada paralela de aproximación del hombre a Dios y la masonería y la religión cooperarán de ese modo fácilmente”.




Albert Pike, El espíritu de la masonería, página 129






















Albert Pike fue un luciferino que tenía en Lucifer a su propio Dios. Fue el anterior General Soberano del Supremo Consejo de los Inspectores Soberanos, general del 33 grado del Rito Escocés. También existe evidencia importante de que él fundó el Ku Klus Klan.













Pike puede ser analizado de forma justificada como el masón más influyente de todos los que han existido jamás. Durante la Guerra Civil Americana, fue un general confederado que, se dice, cometió las atrocidades más terribles que se pueden llevar a cabo en guerra; sin embargo, su tumba está situada justo a trece bloques del Edificio del Capitolio en Washington DC. Fue un alto miembro de la Orden Illuminati, que es reverenciada por la Cabala del Nuevo Orden Mundial.













En su libro “Moral y Dogma”, Pike confirma para la posteridad que el Dios de los illuminati y del Nuevo Orden Mundial es Lucifer. Escribe: “la religión masónica debería ser, por todos nosotros iniciados en los altos grados, mantenida en la pureza de la doctrina luciferina…sí, Lucifer es Dios, y desafortunadamente Adonay (Jesús) también es Dios. Para la ley eterna, no hay luz sin sombra, no hay belleza sin fealdad, no hay blanco sin negro, porque lo absoluto puede existir solamente en base a dos Dioses: La oscuridad es necesaria a la luz para servirla como suelo y pedestal necesitan la estatua, y como el motor necesita el freno”.













Pike confirma de manera inequívoca en su libro que la masonería es idéntica a los misterios de la Antigüedad, lo que claramente significa que todas sus enseñanzas en todos sus libros son precisamente lo mismo que la Antigüedad, lo Pagano, ¡los misterios satánicos!













Pike continua en “Moral y Dogma: “La religión filosófica verdadera y pura es la creencia en Lucifer, el equivalente de Adonay (Jesús); pero Lucifer, Dios de la Luz y Dios del Bien está luchando por la humanidad contra Adonay, el Dios de la oscuridad y el mal”.













¿Adora la masonería a Lucifer?













Ha habido un intenso debate sobre quién es el verdadero dios de la masonería realmente. Abajo, he listado algunas referencias de autoridades de la masonería que ayudarán a clarificar esta pieza del puzzle. Debería estar claro que la mayor parte de los masones de Orden Azul no están iniciados en los secretos de Lucifer, sin embargo los niveles superiores deben participar en rituales que requieren beber de las calaveras, mientras se arrodillan postrados en un altar negro adornado de serpientes.













Deberíamos hacer un alto para conocer quién es realmente Lucifer. La Biblia del Rey James recoge su caída del cielo como continuación a su rebelión contra Dios de esta manera:
















12 ¡Cómo caíste del cielo,[a] Lucero, hijo de la mañana![b] Derribado fuiste a tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13 Tú que decías en tu corazón: “Subiré al cielo. En lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono y en el monte del testimonio me sentaré, en los extremos del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré y seré semejante al Altísimo”. 15 Mas tú derribado eres hasta el sol, a lo profundo de la fosa.[c]













Las Escrituras nombran a Lucifer “Esa vieja serpiente llamada el Diablo y Satán, que engaña al mundo entero”. Revelaciones 12:9



























El engaño en la masonería se observa de forma reiterada a medida que se profundiza más en su oscuridad. Albert Pike en su “Moral y Dogma” escribe:
















“La masonería como todas las religiones, todos los misterios, esconde sus secretos de todos excepto de los Adeptos y Sabios, o los elegidos, y usa falsas explicaciones y extraviadas interpretaciones de su simbolismo para confundir sólo a aquellos que merecen ser confundidos. Los Grados Azules no son más que la parte exterior del pórtico del Templo. Parte de los símbolos son mostrados allí a los Iniciados, pero éste es intencionadamente engañado por falsas interpretaciones. No se pretende que éste las entienda, sino que se busca que se imagina que las entienda”.













Referencias donde se afirma que Lucifer es el Dios de la Masonería:
















“La primera imploración al Emperador Lucifer, Maestro y Príncipe de los espíritus rebeldes, Te imploro para dejar tu morada en cualquier parte del mundo donde pueda estar situada y venir a comunicarte conmigo. Te ordeno y te conjuro oh Gran Dios viviente para aparecer sin ruido alguno”.













El libro de la Magia Negro por Arthur Edward Waite 33rd Degree Mason.
















“Prometo de este modo al Gran Espíritu Lucífugo, Príncipe de los Demonios, que cada año, traeré ante él a un alma humana para hacer con ella lo que le parezca, y a cambio, Lucifugo me promete otorgarme los tesoros de la Tierra y colmarme con todos los deseos que tenga durante la extensión de mi vida natural. Si no soy capaz de traerle cada año el ofrecimiento especificado arriba, entonces mi propia alma será ofrecida a él firmado en sangre”













Manly Palmer Hall, Masón del grado 33 de su libro “Las enseñanzas secretas de todas las Eras”.







“Cuando el masón aprende que la llave del guerrero en el bloque es la propia aplicación de la dinamo del poder divino, ha aprendido el Misterio de su Obra. Las energías de Lucifer están en sus manos y antes de que pueda avanzar adelante o atrás, debe probar su capacidad para aplicar apropiadamente esta energía”













Manly Palmer Hall 33rd Degree `The Lost Keys Of Freemasonry (Las llaves perdidas de la Masonería).







“Lo que debemos decirle a la muchedumbre es; nosotros adoramos a un dios, pero es un Dios que uno adora sin superstición. Decimos esto para ti, General de los Grandes Inspectores Soberanos, para que lo repitas para los hermanos de los grados 30, 31 y 32. La Religión Masónica debería ser, por todos nosotros iniciados de los altos grados, mantenida en la puridad de la Doctrina Luciferina”













Albert Pike, Grado 33.
















“Lucifer, ¡el hijo de la mañana! ¿Es él quien porta la luz y con su intolerable esplendor ciega las almas débiles, sensuales o egoístas? No lo dudes.













Albert Pike, Grado 33.













La masonería es verdaderamente la adoración de Lucifer. Una vez que esto sea entendido, se hace patente la razón por la que se han esmerado tanto todos estos siglos para mantener la clave del secreto, bien guardada y oculta de gente. Si la gente realmente entendiera que la masonería es una adoración de Lucifer, nadie se interesaría o se uniría a ella, y los ciudadanos de la mayor parte de las comunidades se levantarían para exigir la completa abolición de esta organización. De esta manera, encuentras secretos encerrados dentros de otros secretos, ruedas dentro de otras ruedas, como la referencia anterior confirma.













El Portador de Luz regresa.













Muchos creen que el Movimiento de la Nueva Era es poco más que una colección y mezcla de Hippies, Feministas, místicos que cantan y rezan a quien sabe qué o para qué. Pero esto está lejos de la realidad de lo que es una situación peligrosa y desesperada, ya que los illuminati y sus conspiradores en la Nueva era, por medio del uso de todas las armas de control mediático de la información disponibles a su alcance, conducen su proyecto de Nuevo Orden Mundial a su conclusión lógica y definitiva, llevando a la gente a una Dictadura “Acuariana”.













En su libro “Terrorismo y los illuminati”, el autor canadiense David Livingstone escribe:
















“los illuminati aseguran haber descendido de Ángeles Caídos, que les enseñaron “La Sabiduría de la Antigüedad”, también conocida como la Kabalah, que ellos han estado preservado durante siglos. Estos Ángeles Caídos son mencionados en la Biblia, el Libro del Génesis, como los Nephilim (Nota Trinity; en hebreo “aquellos que han caído del cielo”) , o “Hijos de Dios”, y se dice que descendieron a la tierra y formaron matrimonios con seres humanos. Las interpretaciones cristianas se han peleado con este pasaje a menudo, prefiriendo traducir el término como “hombres poderosos” . Sin embargo, los textos judíos apócrifos explican que ellos eran el diablo y sus legiones, que fueron expulsados del Cielo, y tomaron mujeres entre las descendientes de Cain. Produjeron una raza conocida como los “Anakim”.













(Nota Trinity: Los nephilim, a la que hace referencia la Biblia, serían una raza de gigantes de 10 a 100 metros que habría habitado la Tierra, y que habrían dejado su huella en los restos de las pirámides y hallazgos encontrados por los arqueólogos y que permanecen ocultos a la opinión pública. Nótese la similitud del término “anakim” con el famoso personaje de la Saga de La Guerra de Las Galaxias, “Anakin Skywalker”.)













Una hipótesis bien fundamentada asegura que estos “Anakim”, o mejor dicho, sus descendientes, son los que ahora ocupan posiciones de poder real en nuestro mundo.













Sin son o no verdaderamente los hijos de los Gigantes `Nephilim` es irrelevante, en tanto en cuanto ellos mismos creen que así es, y emplean este asumido supuesto derecho divino para justificar la opresión en aumento, el control y el terror que está siendo ejercido en todas nuestras vidas.













Conclusión













La Nueva Era Luciferina de Acuario está aquí ahora mismo y la humanidad se ha unido a una rebelión contra su Creador. Estamos liderados por gente que ahora públicamente ya exclaman su adoración de Dios y del adversario más importante y original del hombre, reinan libremente para conducirnos a un infierno en la tierra en la forma de una estado tiránico diabólico Único Mundial y las Naciones Unidas es el templo internacional en el que la humanidad, por medio de sus líderes políticos y religiosos paga tributo a este, portador de Luz, llamado Lucifer.






“El rey obrará a su arbitrio, se exaltará y engrandecerá por encima de todo dios, y dirá cosas monstruosas contra el Dios de los dioses. Y tendrá éxito hasta que se agote la Ira, porque lo que está decretado se ejecutará”




(Daniel 11:36).




Referencias para lectura posterior:




http://www.unol.org/rms/wcc.html Robert Muller

http://www.robertmuller.org/

http://en.wikipedia.org/wiki/Alice_A._Bailey

http://en.wikipedia.org/wiki/Madame_Blavatsky

http://en.wikipedia.org/wiki/Maurice_Strong#Becoming_an_entrepreneur

Wanda Marrs : New Age Lies To Women p34

http://www.biblebelievers.org.au/pike.htm

(http://www.scarletsbookofshadows.freewebspace.com/whats_new.html) Wicca

http://www.museumofwitchcraft.com/about_mow19.php) Wicca

Terrorism & The Illuminati by David Livingstone http://www.terrorism-illuminati.com/book/toc.html

666 Illuminati by William Josiah Sutton http://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/newage_illuminati/contents.htm

Be Wise As Serpents by Fritz Springmeier.

Global Tyranny Step By Step by William F Jasper.

Any of the Books on the New Age by Texe and Wanda Marrs.

The Holy Scriptures New English Bible and King James Version.

http://www.geocities.com/endtimedeception/worship.htm

http://cuttingedge.org/free11.html

http://cuttingedge.org/free11.html

http://www.masonicinfo.com/pike.htm

The Hidden Secrets Of The Rainbow by Constance E. Cumbey.






origen articulo:


http://contraelnwo.blogspot.com/2012/01/el-cara-oculta-de-la-nueva-era-y-la.html#more





Cisco Wheeler ha hecho el mejor y más documentado libro sobre progamación mkultra junto con el enchironado con falsos cargos, Fritz Springmaier, Deepers insight ito de illuminati formula. Es soberbio.


La información que da es tan rica, detallada y copiosa que pone los pelos, de punta.












En este libro también cita a Frank Sinatra como Amo torturador controlador mkultra. Lo vincula a psicópatas infantiles como Walt Disney, el tarao sonriente de Ronaldo Reagan o la Banda de Tommy Dorsey que era otro antro de degeneración y de Amos sádicos y en la cual trabajo Franco Psicópatra. También lo vincula a la Iglesia de Satán con su amigo oscuro, el negro negrísimo Sammy Davis…otro tontodelbote supuesto humorista prefabricado por los mass mierda como el espía del MI6 Bobo Jopé (Bob Hope).


Cathy O´brien, otra famosa mkultra, también lo señala como parte del entramado mkultra illuminati relacionado a la fétida industria musical.

Clase magistral de Julio Anguita. Cada dia mejor

Con Julio Anguita perdimos un politico pero ganamos un profesor vocacional con mayusculas.

 Julio Anguita, hace un muy buen diagnostico de los origenes, las causas y efectos de la crisis inherentes al  sistema Capitalista..

1.- Los ciclos de la Economia.- En el sistema economico estan plenamente identificados las etapas que suceden en un cliclo economico y que los economistas han llamado, Crisis, recesion, depresion, Recuperacion y auge. La observacion que hace Julio en este tema es que los economistas hablan muy friamente de estas etapas y cuando se inicia la etapa de recuperacion son campanas al aire y que ya se salio de la depresion, sin embargo NO HACEN CUENTAS y TAMPOCO INFORMAN DE LOS PLATOS ROTOS, es decir, cuantos desempleados quedaron, empresas quebradas y paradas, el cumulo de desastres sociales y personales que a pesar de que ya hay crecimiento, estos no los revive NADIE y lo que es mas, los GANADORES de esta Crisis seran los que tiene el Capital para poder REINVERTIR en bienes e industrias que quedaron paradas.


2.- Etica y responsabilidades de un Politico. Lamentable el papel de los politicos actualmente, ya que a pesar de que el Pueblos les brindo su voto para servir a los interes del Pueblo, éstos sirven a los intereses de los que NO VOTAN (BANCOS), La esencia y razon del ser del Politico se ha perdido a medida de que la avaricia y el poder ha permeado a todos los niveles de todos los partidos y gobernantes, por lo que no hay agenda legislativa que vea por los intereses del Pueblo. Un Banquero no puede decidir sobre los intereses de la sociedad!!!!


3.- Mercado, Competitividad y Crecimiento sostenido.
Buena la observacion de que recurrentemente de los que se encargan de manejar la economia recurren el concepto de mercado para justificar que los problemas existentes son debido al Mercado, pero que es el Mercado? y eso es lo que no nos han dicho, que el mercado no es mas que las instrucciones que dan los banqueros.
Tambien esta muy de moda la palabra de Competividad, en Mexico se usa mucho esta palabra por nuestros politicos que hay que ser muy competitivos, sin embargo, para ser competitivos, signfica que otros lugares deben ser menos competitivos para que nuestros productos tengan demanada o aceptacion, por lo que esto a la larga no beneficia a nadie.

Crecimiento Sostenido, otra Falacia inventada por nuestros politicos economicos, que es imposible tener siempre crecimiento sostenido, ya que el mundo es limitado, no siempre estaremos produciendo "x" productos, acabaremos con nuestros recursos naturales y no renovables.

4.- Invita a una reflexion sobre cual sera el porvenir de nuestros hijos, que empleos tendran, es necesario hacer un replanteamiento de las necesidades laborales a corto y mediano plazo, donde se emplearan los millones de jovenes y pueden ser en 3 vertientes: Medicina y asistencia social, Educacion y desarrollo ecologico y de renovacion de recursos naturales.

Muy enriquecedor escuchar este video, realmente ubica en el contexto actual donde estamos parados y que no hay salida a este sistema, que lo unico que queda es empezar por cuenta propía una forma de comunidad que trabaje en paralelo con el sistema capitalista y poco a poco ir cambiandola

Nuestro veneno cotidiano

Excelente video sobre los tratamientos quimicos en las comidas, pesticidas, supuestos controles "cientificos" y demas verborrea con la que nos inundan cada dia:

Vivimos el saqueo de Europa sin guerra visible

Le estamos dando a los bancos dinero al  1%  y esos mismos bancos se lo prestan al Estado(NOSOTROS)  al  5%


Otra inmensa estafa

VIVIMOS EL SAQUEO DE LOS PAISES SIN NECESIDAD DE BOMBARDEARLOS
la solucion: el metodo ajram-josef ajram-9788415115656


Barra libre para los Bancos ..

http://www.abcdesevilla.es/20111221/economia/abci-liquidez-bancos-201112210904.html

En una medida sin precedentes, el Banco Central Europeo (BCE) tiene previsto prestar este miércoles a las entidades bancarias de la eurozona todo el crédito que necesiten a tres años y en unas condiciones muy ventajosas…

y mientras los Bancos disfrutan de esta barra libre , Grecia ha pasado de la tasa más baja a la más alta de suicidios en tres años

http://www.meneame.net/go.php?id=1475348


O separamos la banca comercial de la banca de especulacion(mejor eliminarla) o volveremos a la esclavitud



La gran mentira de Pearl Harborg - Otro mito mas

Pearl Harbor y las guerras de EE.UU. Corporativo



Mito: EE.UU. se vio obligado a declarar la guerra a Japón después de un ataque japonés totalmente inesperado a la base naval estadounidense de Hawái el 7 de diciembre de 1941. Debido a la alianza de Japón conla Alemania nazi, esta agresión llevó automáticamente a EE.UU. a la guerra contra Alemania.


Realidad: El gobierno de Roosevelt había deseado durante un cierto tiempo ir a la guerra contra Japón y la quería provocar mediante la institución de un embargo del petróleo y otras provocaciones. Por haber descifrado los códigos japoneses, Washington sabía que una flota japonesa iba de camino a Pearl Harbor, pero acogió bien la posibilidad del ataque ya que una agresión japonesa le daría la posibilidad de convencer al público estadounidense, cuya abrumadora mayoría se oponía a la guerra.


Un ataque japonés, a diferencia de un ataque estadounidense contra Japón, ayudaría a evitar una declaración de guerra del aliado de Japón, Alemania estaba obligada por un tratado a ayudar a Japón solo si este último era atacado. Sin embargo, por motivos que no tienen nada que ver con Japón o EE.UU., sino totalmente con el fracaso de la “guerra relámpago” de Alemania contra la Unión Soviética, el propio Hitler declaró la guerra a EE.UU. unos días después de Pearl Harbor, el 11 de diciembre de 1941.


Otoño de 1941: EE.UU. estaba entonces, como ahora, gobernado por una “elite de poder” de industriales, dueños y administradores de las principales corporaciones y bancos del país, que constituían solo una ínfima fracción de su población. Entonces como ahora, esos industriales y financistas –“EE.UU. Corporativo”– tenían estrechas conexiones con los rangos más altos del ejército, “los señores de la guerra” –como los llamó el sociólogo de la Universidad de Columbia, C. Wright Mills, quien acuñó el término “elite del poder”, [1]– para los cuales se erigió pocos años después un inmenso cuartel general, conocido como Pentágono, en las orillas del Río Potomac.


Por cierto, el “complejo militar-industrial” ya existía desde hacía muchas décadas cuando al final de su carrera como presidente, y después de haberle servido diligentemente, Eisenhower le dio ese nombre. Hablando de presidentes: en los años 30 y 40, entonces como ahora, la elite del poder tuvo la generosidad de permitir al pueblo estadounidense que eligiera cada cuatro años entre dos de los miembros de la elite –uno con la etiqueta de “republicano”, el otro de “demócrata”, pero pocos conocen la diferencia– para que residieran en la Casa Blanca a fin de formular y administrar políticas nacionales e internacionales. Esas políticas sirvieron –y sirven– invariablemente los intereses de la elite del poder, en otras palabras, apuntaron consecuentemente a promover “los negocios”, un nombre en clave de la maximización de los beneficios de las grandes corporaciones y bancos, miembros de la elite del poder.


Como dijo francamente en una ocasión en los años veinte el presidente Cavin Coolidge: “el negocio de EE.UU. [queriendo decir del gobierno estadounidense] son los negocios”. En 1941, el inquilino de la Blanca era un miembro bona fides de la elite del poder, vástago de una familia rica, privilegiada y poderosa: a quien se refieren frecuentemente como “FDR”. (A propósito, la riqueza de la familia de Roosevelt se basó, por lo menos en parte, en el comercio de opio con China; como escribiera Balzac: “detrás de todas las grandes fortunas hay un crimen”.)


Roosevelt parece que sirvió bastante bien a la elite del poder, porque ya logró que le nombraran candidato (difícil) y lo eligieran (¡relativamente fácil!) en 1932, 1936 y otra vez en 1940. Fue un logro remarcable, ya que los “sucios años treinta” fueron tiempos duros, marcados por la “Gran Depresión” así como por grandes tensiones internacionales, que en 1939 llevaron al estallido de la guerra en Europa. La tarea de Roosevelt –servir los intereses de la elite del poder– no fue nada fácil, porque dentro de las filas de esa elite diferían las opiniones sobre cómo podía rendir el presidente el mejor servicio a los intereses corporativos. Respecto a la crisis económica, algunos industriales y banqueros estaban bastante contentos con el enfoque keynesiano del presidente, conocido como el “Nuevo Trato”, que involucraba mucha intervención estatal en la economía, mientras otros se oponían vehementemente y exigían ruidosamente un retorno a la ortodoxia del laissez-faire. La elite del poder también estaba dividida respecto al manejo de los asuntos exteriores.


A los propietarios y altos administradores de muchas corporaciones estadounidenses –incluidas Ford, General Motors, IBM, ITT y la Standard Oil of New Jersey de Rockefeller, conocida ahora como Exxon– les gustaba mucho Hitler; uno de ellos –William Knudsen de General Motors– incluso glorificó al Führer alemán como “el milagro del Siglo XX”. [2] El motivo: en la preparación de la guerra, el Führer estaba armando Alemania hasta los dientes y las numerosas fábricas subsidiarias de las corporaciones estadounidenses se habían beneficiado generosamente del “auge armamentista” de ese país, produciendo camiones, tanques y aviones en sitios como la planta Opel de GM en Rüsselsheim y la gran planta de Ford en Colonia, Ford-Werke; y compañías como Exxon y Texaco habían estado ganando mucho dinero suministrando el combustible que los tanques de Hitler necesitarían para avanzar hasta Varsovia en 1939, a París en 1940 y (casi) hasta Moscú en 1941. ¡No es sorprendente que el 26 de junio de 1940 los administradores y propietarios de esas corporaciones celebrasen las victorias de Alemania contra Polonia y Francia en una gran fiesta en el Hotel Waldorf Astoria en Nueva York!


A “Capitanes de la industria” de EE.UU., como Henry Ford, también les gustaba como había cerrado Hitler los sindicatos alemanes, ilegalizado todos los partidos laboristas y arrojado a los comunistas y a muchos socialistas a campos de concentración; querían que Roosevelt impartiera el mismo tipo de tratamiento a los molestos dirigentes sindicales propios y a los “rojos” de EE.UU., estos últimos todavía numerosos en los años treinta y principios de los cuarenta. Lo último que querían esos ‘capitanes’, era que Roosevelt involucrara a EE.UU. en la guerra al lado de los enemigos de Alemania, eran “aislacionistas” (o “no-intervencionistas”) y también lo era, en el verano de 1940, la mayoría del público estadounidense: un Sondeo Gallup, realizado en septiembre de 1940, mostró que un 88% de los estadounidenses quería mantenerse fuera de la guerra que asolaba Europa. [3] No es sorprendente, por lo tanto, que no hubiera ninguna señal de que Roosevelt quisiera limitar el comercio con Alemania, y menos todavía lanzarse a una cruzada contra Hitler. En los hechos, durante la campaña electoral presidencial en el otoño de 1940, prometió solemnemente que “no enviaremos a [nuestros] muchachos a guerras extranjeras” [4].


El hecho de que Hitler hubiera aplastado a Francia y otros países democráticos no preocupaba a los sujetos corporativos estadounidenses que hacían negocios con Hitler; en los hechos, pensaban que el futuro de Europa pertenecía al fascismo, especialmente a la variedad alemana de fascismo, el nazismo, en lugar de la democracia. (Típicamente, el presidente de General Motors, Alfred P. Sloan, declaró entonces días que era bueno que en Europa las democracias estuvieran cediendo ante ¡“una alternativa [es decir el sistema fascista] con dirigentes fuertes, inteligentes y agresivos, que hacían que la gente trabajara más y más duro y que tenían el instinto de gángsteres, todas buenas cualidades”! [5] Y, ya que ciertamente no querían que el futuro de Europa perteneciera al socialismo en su variedad evolucionista, para no hablar de revolucionaria (es decir comunista), los industriales se mostraron particularmente contentos cuando, casi un año más tarde, Hitler hizo finalmente lo que esperaban hace tiempo, es decir, atacar a la Unión Soviéticapara destruir la patria del comunismo y una fuente de inspiración y apoyo de los “rojos” de todo el mundo, también en EE.UU.


Mientras muchas grandes corporaciones hacían lucrativos negocios con la Alemania nazi, otras ganaban mucho dinero haciendo negocios con Gran Bretaña. Ese país –aparte de Canadá y otros países miembros del Imperio Británico– era, por cierto, el único enemigo que le quedaba a Alemania desde el otoño de 1940 hasta junio de 1941, cuando el ataque de Hitler a la Unión Soviética llevó a la alianza entre Gran Bretaña yla URSS. Gran Bretaña necesitaba desesperadamente todo tipo de equipamiento para continuar su lucha contra la Alemania nazi; quería comprar gran parte en EE.UU., pero no podía hacer los pagos en efectivo requeridos por la legislación “pague y llévese” existente en EE.UU. Sin embargo, Roosevelt posibilitó que las corporaciones de EE.UU. aprovecharan esa inmensa “ventana de oportunidad” cuando, el 11 de marzo de 1941, introdujo su famoso programa de “Préstamo y Arriendo”, suministrando a Gran Bretaña crédito virtualmente ilimitado para comprar camiones, aviones y otro material bélico en EE.UU. Las exportaciones de Préstamo y Arriendo a Gran Bretaña generaron ganancias inesperadas, no solo por el inmenso volumen de negocios que implicaba, sino también porque esas exportaciones tenían precios inflados y se usaban prácticas fraudulentas como la doble facturación.

Un segmento de EE.UU. corporativo comenzó por lo tanto a simpatizar con Gran Bretaña, un fenómeno menos “natural” según lo que ahora tendemos a creer. (Por cierto, después de la independencia de EE.UU., la ex madre patria había seguido siendo durante mucho tiempo el archienemigo del Tío Sam; y todavía en los años treinta los militares de EE.UU. tenían planes de guerra contra Gran Bretaña y de una invasión del Dominio Canadiense, incluyendo planes para bombardear ciudades y utilizar gases tóxicos) [6]. Algunos portavoces del conglomerado corporativo, aunque no muchos, incluso comenzaron a favorecer un ingreso de EE.UU. en la guerra al lado de los británicos; se les conoció como los “intervencionistas”. Por supuesto muchas, si no todas, las grandes corporaciones estadounidenses ganaban dinero mediante negocios tanto con la Alemania nazi como con Gran Bretaña y, como de ahí en adelante el propio gobierno de Roosevelt se estaba preparando para una posible guerra multiplicando los gastos militares y pidiendo todo tipo de equipos, también comenzaron a ganar más y más dinero suministrando material bélico a las propias fuerzas armadas de EE.UU. [7].

Si había una cosa en la que todos los dirigentes de EE.UU. Corporativo estaban de acuerdo, no importa si sus simpatías individuales se orientaban hacia Hitler o Churchill era que la guerra de Europa en 1939 era buena, incluso maravillosa, para los negocios. También estaban de acuerdo en que mientras más durara esa guerra, mejor sería para todos ellos. Con la excepción de los intervencionistas pro británicos más fervientes, además estaban de acuerdo en que no había una necesidad urgente de que EE.UU. participara activamente en esa guerra, y ciertamente no para ir a la guerra contra Alemania. Lo más ventajoso para EE.UU. Corporativo era un escenario en el que la guerra en Europa se alargara el máximo posible, para que las grandes corporaciones pudieran seguir lucrándose con el suministro de equipamiento a alemanes, británicos, a sus respectivos aliados y al propio EE.UU. Por lo tanto, Henry Ford “expresó la esperanza de que ni los Aliados ni el Eje ganen [la guerra]”, y sugirió que EE.UU. debería suministrar a ambos lados “los instrumentos para seguir combatiendo hasta que ambos colapsen”. Ford practicó lo que predicaba y posibilitó que sus fábricas en EE.UU., Gran Bretaña, Alemania y en la Francia ocupada, produjeran equipos para todos los beligerantes [8]. La guerra pudo ser un infierno para la mayoría de la gente, pero para los “capitanes de la industria” estadounidenses, como Ford, fue un paraíso.

Se cree generalmente que el propio Roosevelt fue intervencionista, pero en el Congreso prevalecieron ciertamente los aislacionistas, y no parecía que EE.UU. entraría pronto, si lo hacía, a la guerra. Sin embargo, debido a las exportaciones de Préstamo y Arrendamiento a Gran Bretaña, las relaciones entre Washington y Berlín se deterioraban claramente, y en el otoño de 1941 una serie de incidentes entre submarinos alemanes y destructores de la Armada de EE.UU. que escoltaban barcos de carga hacia Gran Bretaña condujeron a una crisis conocida como la “guerra naval no declarada”. Pero incluso ese episodio no llevó a una participación activa de EE.UU. en la guerra de Europa. EE.UU. Corporativo se beneficiaba generosamente del statu quo y simplemente no estaba interesado en una cruzada contra la Alemania nazi. Al contrario, Alemania estaba profundamente involucrada en el gran proyecto de la vida de Hitler: su misión de destruir a la Unión Soviética. En esa guerra, las cosas no se habían desarrollado según el plan. La guerra relámpago en el este, lanzada en junio de 1941, debía haber “aplastado a la Unión Soviética como un huevo” en 4 o 6 semanas, era lo que creían los expertos militares no solo en Berlín sino también en Washington. Sin embargo, a principios de diciembre Hitler todavía esperaba que los soviéticos izaran la bandera blanca. Al contrario, el 5 de diciembre, el Ejército Rojo lanzó repentinamente una contraofensiva frente a Moscú y sorpresivamente los alemanes se vieron en tremendas dificultades. Lo último que Hitler quería en ese momento era una guerra contra EE.UU. [9]

En los años treinta, los militares de EE.UU. no tenían planes, ni los preparaban, para librar una guerra contra la Alemania nazi. Por otra parte, tenían planes de guerra contra Gran Bretaña, Canadá, México y Japón [10]. ¿Por qué contra Japón? En los años treinta, EE.UU. era una de las principales potencias del mundo y, como todas las potencias industriales, buscaba constantemente fuentes de materiales primas baratas como caucho y petróleo, así como mercados para sus productos manufacturados. Ya a finales del Siglo XIX, EE.UU. se había dedicado devotamente a sus intereses al respecto ampliando su influencia económica y a veces incluso directamente política a través de océanos y continentes. Esta agresiva política “imperialista” –seguida implacablemente por presidentes como Theodore Roosevelt, primo de FDR– había conducido al control estadounidense de antiguas colonias españolas como Puerto Rico, Cuba y las Filipinas, y también sobre la isla nación, hasta entonces independiente, de Hawái. Así EE.UU. también se había desarrollado como una potencia importante en el Océano Pacífico e incluso en Lejano Oriente [11].

Las lejanas tierras del Océano Pacífico jugaban un papel cada vez más importante como mercados para las exportaciones estadounidenses y como fuentes de materias primas baratas. Pero en los años treinta, acosados por la depresión, cuando aumentaba la presión por los mercados y recursos, EE.UU. enfrentaba la competencia en el área de una agresiva potencia industrial rival, que necesitaba aún más petróleo y materias primas similares, y también mercados para sus productos. Ese competidor era Japón, el país del sol naciente. Japón trataba de realizar sus propias ambiciones imperialistas en China y en el Sudeste Asiático rico en recursos y, como EE.UU., no dudaba en utilizar la violencia; por ejemplo librando una implacable guerra contra China y creando un Estado cliente en la parte norte de ese gran pero débil país. Lo que preocupaba a EE.UU. no era que los japoneses trataran a sus vecinos chinos y coreanos como Untermenschen (seres inferiores), sino que convirtieran esa parte del mundo en lo que llamaban “Esfera de Co-Prosperidad de Gran Asia del Este”, es decir una jurisdicción económica propia, una “economía cerrada” en la que no había espacio para la competencia estadounidense. Al hacerlo, los japoneses seguían en realidad el ejemplo de EE.UU., que antes había convertido a Latinoamérica y a gran parte del Caribe en un terreno de juego económico exclusivo del Tío Sam [12].

EE.UU. Corporativo estaba extremadamente frustrado por la expulsión del lucrativo mercado de Lejano Oriente por los “Japs”, una “raza amarilla” que los estadounidenses en general ya habían comenzado a despreciar durante el Siglo XIX [13]. Los estadounidenses veían a Japón como un país advenedizo y arrogante, pero esencialmente débil, al que el poderoso EE.UU. podría fácilmente “borrar del mapa en tres meses”, como dijo en una ocasión el secretario de la Armada Frank Knox [14]. Y así sucedió que, durante los años 30 y principios de los 40, la elite del poder estadounidense, aunque se oponía en su mayoría a la guerra contra Alemania, se mostró virtualmente unánime a favor de una guerra contra Japón, a menos, claro está, que Japón estuviera dispuesto a hacer grandes concesiones, como “compartir” China con EE.UU. El presidente Roosevelt –que como Woodrow Wilson no era en absoluto el pacifista del que hablan demasiados historiadores– estaba interesado en suministrar una “espléndida guerrita” (Esta expresión había sido acuñada por el secretario de Estado de EE.UU. John Hay refiriéndose a la Guerra Española-Estadounidense de 1898; fue “espléndida” porque permitió que EE.UU. se tragara las Filipinas, Puerto Rico, etc.) En el verano de 1941, después de que Japón había aumentado aún más su zona de influencia en Lejano Oriente, por ejemplo ocupando la colonia francesa de Indochina, rica en caucho, y desesperado sobre todo por petróleo, obviamente había comenzado a codiciar la colonia holandesa de Indonesia rica en petróleo. FDR parece que decidió que había llegado la hora de una guerra contra Japón, pero enfrentaba dos problemas: Primero, la opinión pública se oponía enérgicamente a la participación de EE.UU. en cualquier guerra en el extranjero. Segundo, la mayoría aislacionista del Congreso no aprobaría una guerra semejante, por temor a que llevara automáticamente a EE.UU. a una guerra contra Alemania.

La solución de Roosevelt a ese doble problema, según el autor de un reciente estudio muy bien documentado, Robert B. Stinnett, fue “provocar a Japón a un acto abierto de guerra contra EE.UU.” [15] Por cierto, en caso de un ataque japonés el público estadounidense no tendría otra alternativa que unirse detrás de la bandera. (Al público estadounidense ya lo llevaron anteriormente a unirse de un modo similar detrás de la bandera de las Barras y las Estrellas al comienzo de la Guerra Española-Estadounidense, cuando el barco estadounidense Maine fue hundido misteriosamente en el puerto de La Habana, un acto del que culparon inmediatamente a los españoles. Después de la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses fueron nuevamente manipulados para que aprobasen las guerras deseadas y planificadas por su gobierno mediante provocaciones fraguadas, como el Incidente del Golfo de Tonkín en 1964). Además, según los términos del Tratado Tripartito firmado por Japón, Alemania e Italia en Berlín el 27 de septiembre de 1940, los tres países se comprometieron a ayudarse mutuamente si una de las tres potencias firmantes era atacada por otro país, pero no si una de ellas atacaba a otro país. En consecuencia, en caso de un ataque japonés a EE.UU., los aislacionistas, que eran no-intervencionistas respecto a Alemania pero no respecto a Japón, no tendrían que temer que un conflicto con Japón significara también la guerra contra Alemania.

Así, el presidente Roosevelt, habiendo decidido que “debe parecer que Japón realice la primera acción abierta”, convirtió “la provocación de Japón a realizar un acto abierto de guerra en la principal política que guiaba [sus] acciones hacia Japón durante todo 1941”, como ha escrito Stinnett. Las estratagemas utilizadas incluían el despliegue de barcos de guerra cerca de las aguas territoriales, e incluso en ellas, aparentemente con la esperanza de provocar un incidente al estilo del Golfo de Tonkín que se pudiera interpretar como un casus belli. Más efectiva, sin embargo, fue la despiadada presión económica que se impuso a Japón, un país con necesidad desesperada de materias primas como petróleo y caucho y que por ello probablemente consideraría métodos semejantes como especialmente provocadores. En el verano de 1941, el gobierno de Roosevelt congeló todos los activos japoneses en EE.UU. e inició una “estrategia para frustrar la adquisición de productos petroleros por parte de Japón”. En colaboración con británicos y holandeses, con sus propios motivos anti-japoneses, EE.UU. impuso severas sanciones económicas a Japón, incluido un embargo de productos petroleros vitales. La situación se deterioró aún más en el otoño de 1941. El 7 de noviembre, Tokio, con la esperanza de evitar la guerra con el poderoso EE.UU. ofreció aplicar a China el principio de relaciones comerciales no discriminatorias con la condición de que los estadounidenses hicieran lo mismo en su propia esfera de influencia en Latinoamérica. Sin embargo, Washington solo quería reciprocidad en la esfera de influencia de otras potencias imperialistas, y no en su propio patio trasero; la oferta japonesa se rechazó.

Las continuas provocaciones de EE.UU. a Japón tenían la intención de llevar a Japón a iniciar la guerra, y ciertamente parecía cada vez más probable que lo lograrían. “Estos continuos alfilerazos a las serpientes de cascabel, confió más tarde FDR a sus amigos, “hizo que finalmente mordieran a este país”. El 26 de noviembre, cuando Washington exigió la retirada de Japón de China, las “serpientes de cascabel” en Tokio decidieron que ya bastaba y se prepararon para “morder”. Se ordenó que una flota japonesa partiera hacia Hawái para atacar a los barcos de guerra que había estacionado allí FDR en 1940, de un modo bastante provocador así como incitador en lo que concernía a los japoneses. Ya que había descifrado los códigos japoneses, el gobierno y los altos mandos del ejército estadounidense sabían exactamente lo que se proponía la armada japonesa, pero no advirtieron a los comandantes de Hawái, permitiendo así que tuviera lugar el “ataque sorpresa” contra Pearl Harbor el domingo 7 de diciembre de 1941 [16].

Al día siguiente, FDR no tuvo problemas para convencer al Congreso de que declarara la guerra al Japón, y el pueblo estadounidense, impactado por un ataque aparentemente cobarde que no podía saber que había sido provocado, y esperado, por su propio gobierno, se unió como estaba previsto detrás de la bandera. EE.UU. listo para librar la guerra contra Japón, y las perspectivas de una victoria relativamente fácil apenas disminuyeron por las pérdidas sufridas en Pearl Harbor que, aunque ostensiblemente severas, estaban lejos de ser catastróficas. Los barcos que hundieron los japoneses eran viejos, “la mayoría reliquias de la Primera Guerra Mundial”, y estaban lejos de ser indispensables para la guerra contra Japón. Los barcos de guerra modernos, por otra parte, incluidos los portaaviones, cuyo papel en la guerra resultó crucial, no fueron afectados, ya que casualmente (?) se habían enviado a otro lugar por órdenes de Washington y estuvieron seguros en alta mar durante el ataque [17]. Sin embargo las cosas no resultaron como se esperaba, porque unos días después, el 11 de diciembre, la Alemania nazi declaró inesperadamente la guerra, obligando así a EE.UU. a enfrentar a dos enemigos y a librar una guerra mucho mayor de lo esperado, una guerra en dos frentes, una guerra mundial.

En la Casa Blanca, la noticia del ataque japonés a Pearl Harbor no fue una sorpresa, pero la declaración de guerra alemana estalló como una bomba. Alemania no tuvo nada que ver con el ataque de Hawái y ni siquiera conocía los planes japoneses, por lo tanto FDR no planteó una petición de declaración de guerra a la Alemania nazi al Congreso al mismo tiempo que la de Japón. Hay que reconocer que las relaciones de EE.UU. con Alemania se habían ido deteriorado durante un cierto tiempo por el activo apoyo de EE.UU. a Gran Bretaña, que escaló a la guerra naval no declarada del otoño de 1941. Sin embargo, como ya hemos visto, la elite del poder estadounidense no sintió la necesidad de intervenir en la guerra de Europa. Fue el propio Hitler quien declaró la guerra a EE.UU. el 11 de diciembre de 1941, para gran sorpresa de Roosevelt. ¿Por qué? Solo unos días antes, el 5 de diciembre de 1941, el Ejército Rojo había lanzado una contraofensiva frente a Moscú, y eso significó el fracaso de la guerra relámpago en la Unión Soviética. Ese mismo día, Hitler y sus generales se dieron cuenta de que ya no podían ganar la guerra. Pero cuando, solo unos días después, el dictador alemán supo del ataque japonés a Pearl Harbor, parece haber especulado con que una declaración alemana de guerra contra el enemigo estadounidense de sus amigos japoneses, aunque no fuera requerido según los términos del Tratado Tripartito, induciría a Tokio a corresponder con una declaración de guerra al enemigo soviético de Alemania.

Con el grueso del ejército japonés estacionado en el norte de China y por lo tanto capaz de atacar inmediatamente a la Unión Soviética en el área de Vladivostok, un conflicto con Japón habría colocado a los soviéticos en una situación extremadamente peligrosa de una guerra en dos frentes. Abriendo la posibilidad de que Alemania todavía pudiera ganar su “cruzada” antisoviética. Hitler, por lo tanto, creía que podía exorcizar el espectro de la derrota al llamar a una especie de deus ex machina japonés a la vulnerable frontera siberiana de la URSS. Pero Japón no se tragó el cebo de Hitler. Tokio también aborrecía al Estado soviético pero, ya en guerra con EE.UU., no se podía permitir el lujo de una guerra en dos frentes y prefirió poner todo su dinero en una estrategia “sureña”, con la esperanza de conseguir el gran premio del Sudeste Asiático rico en recursos, en lugar de embarcarse en una aventura en las lejanías hinóspitas de Siberia. Recién al terminar la guerra, después de la rendición de la Alemania nazi, comenzaron las hostilidades entrela Unión Soviética y Japón. En todo caso, debido a la innecesaria declaración de guerra de Hitler, EE.UU. fue desde entonces un participante activo en la guerra en Europa, con Gran Bretaña y la Unión Soviéticacomo aliados [18].

En los últimos años, el Tío Sam ha ido a la guerra con bastante frecuencia, pero invariablemente nos pide que creamos que lo hace solo por razones humanitarias, es decir para impedir holocaustos, evitar que los terroristas cometan todo tipo de males, liberar a los países de dictadores repugnantes, promover la democracia, etc. [19]

Parece que nunca tienen que ver los intereses económicos de EE.UU. o, para ser más exactos, de las grandes corporaciones de EE.UU. Muy a menudo, esas guerras se comparan con la paradigmática “buena guerra” de EE.UU., la Segunda Guerra Mundial, en la cual el Tío Sam supuestamente fue a la guerra sin otro motivo que defender la libertad y la democracia y para combatir la dictadura y la injusticia. (En un intento de justificar su “guerra contra el terrorismo”, por ejemplo, y “venderla” al público estadounidense, George W. Bush comparó rápidamente los ataques del 11-S con Pearl Harbor). Este breve examen de las circunstancias de la entrada de EE.UU. en la guerra mundial en diciembre de 1941, revela un cuadro muy diferente. La elite del poder estadounidense quería la guerra contra Japón, los planes habían sido preparados durante cierto tiempo, y en 1941 Roosevelt fraguó gustosamente una guerra semejante, no por la agresión no provocada de Tokio y sus horribles crímenes de guerra en China, sino porque las corporaciones estadounidenses querían un pedazo de la suculenta gran “torta” de los recursos y mercados del Lejano Oriente. Por otra parte, como las principales corporaciones de EE.UU. hacían maravillosos negocios en la Alemania nazi y con su gobierno, beneficiándose considerablemente de la guerra que Hitler había desatado y, de paso, suministrándole el equipamiento y el combustible necesario para su guerra relámpago, la elite del poder de EE.UU. no deseaba de ninguna manera una guerra contra la Alemania nazi, a pesar que había numerosas razones humanitarias para hacer una cruzada contra el verdaderamente maligno “Tercer Reich”. Antes de 1941, no se había preparado ningún plan de guerra contra Alemania, y en diciembre de 1941 EE.UU. no inició voluntariamente la guerra contra Alemania, sino que “apostó por” esa guerra por culpa del propio Hitler.

Las consideraciones humanitarias no jugaron absolutamente ningún papel en los cálculos que condujeron a la participación de EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial, la “guerra buena” original de ese país. Y no hay motivos para creer que más recientemente hayan inspirado las [presuntas] “guerras buenas” de EE.UU. o inspiren la previsible guerra contra Irán.

EE.UU. Corporativo desea fervientemente una guerra contra Irán, ya que promete un gran mercado y numerosas materias primas, especialmente petróleo. Como en el caso de la guerra contra Japón, los planes de esa guerra ya están listos, y el actual ocupante de la Casa Blanca parece tan ansioso como FDR de que tenga lugar. Además, como en el caso de la guerra contra Japón, se han fraguado provocaciones, esta vez en forma de sabotaje e intrusiones por medio de drones, así como el antiguo truco del despliegue de barcos de guerra en los alrededores de las aguas territoriales iraníes. De nuevo Washington “da alfilerazos a las serpientes de cascabel”,con la esperanza de que la “serpiente de cascabel” iraní muerda, justificando así una “espléndida guerrita”. Sin embargo, como en el caso de Pearl Harbor, la guerra resultante podría resultar más grande, más prolongada y más horrible de lo esperado.



Notas

[1] C. Wright Mills, The Power Elite, New York, 1956.

[2] Cited in Charles Higham, Trading with the Enemy: An Exposé of The Nazi-American Money Plot 1933-1949, New York, 1983, p. 163.

[3] Robert B. Stinnett, Day of Deceit: The Truth about FDR and Pearl Harbor, New York, 2001, p. 17.

[4] Citado en Sean Dennis Cashman, America, Roosevelt, and World War II, New York and London, 1989, p. 56.

[5] Edwin Black, Nazi Nexus: America’s Corporate Connections to Hitler’s Holocaust, Washington/DC, 2009, p. 115.

[6] Floyd Rudmin, “Secret War Plans and the Malady of American Militarism,” Counterpunch, 13:1, February 17-19, 2006. pp. 4-6, http://www.counterpunch.org/2006/02/17/secret-war-plans-and-the-malady-of-american-militarism

[7] Jacques R. Pauwels, The Myth of the Good War : America in the Second World War, Toronto, 2002, pp. 50-56. The fraudulent practices of Lend-Lease are described in Kim Gold, “The mother of all frauds: How the United States swindled Britain as it faced Nazi Invasion,” Morning Star, April 10, 2003.

[8] Citado en David Lanier Lewis, The public image of Henry Ford: an American folk hero and his company, Detroit, 1976, pp. 222, 270.

[9] Jacques R. Pauwels, “70 Years Ago, December 1941: Turning Point of World War II,” Global Research, December 6, 2011, http://globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=28059.

[10] Rudmin, op. cit.

[11] Vea, por ejemplo: Howard Zinn, A People's History of the United States, s.l., 1980, p. 305 ff.

[12] Patrick J. Hearden, Roosevelt confronts Hitler: America's Entry into World War II, Dekalb/IL, 1987, p. 105.

[13] “Anti-Japanese sentiment,” http://en.wikipedia.org/wiki/Anti-Japanese_sentiment

[14] Patrick J. Buchanan, “Did FDR Provoke Pearl Harbor?,” Global Research, December 7, 2011, http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=28088 . Buchanan refers to a new book by George H. Nash, Freedom Betrayed: Herbert Hoover’s Secret History of the Second World War and its Aftermath, Stanford/CA, 2011.

[15] Stinnett, op. cit., p. 6.

[16] Stinnett, op. cit., pp. 5, 9-10, 17-19, 39-43; Buchanan, op. cit.; Pauwels, The Myth..., pp. 67-68. On American intercepts of coded Japanese messages, see Stinnett, op. cit., pp. 60-82. “Rattlesnakes”-quotation from Buchanan, op. cit.

[17] Stinnett, op. cit., pp. 152-154.

[18] Pauwels, “70 Years Ago…”

[19] Vea Jean Bricmont, Humanitarian imperialism: Using Human Rights to Sell War, New York, 2006.

Jacques R. Pauwels, autor de The Myth of the Good War: America in the Second World War, James Lorimer, Toronto, 2002 [El mito de la guerra buena, Hiru, Hondarribia, 2005)
Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=28159