25 mayo 2011

la democracia - Julio Anguita - el unico que se atreve


TEMAS: 

CAPITALISMO = DOMINANTES y DOMINADOS

La DICTADURA de los MERCADOS

NUEVA IZQUIERDA = PSOE inflitrado en IU = FALSA IZQUIERDA

"Hay POLITICOS que NECESITAN a ETA" ...o el "problema" de Cataluña al haber terminado el tema de distraccion de ETA.

"VAMOS al DESASTRE"

"NO EXISTE el MERCADO LIBRE"

Esto y mas: 





Pequeña fábula política difundida por Tommy Douglas, prominente activista y político, elegido en 2004 como "El canadiense más grande de todos los tiempos". Reconocido como padre del paso del sistema de salud canadiense al modelo de Asistencia sanitaria universal.

Verdades que son tabu y sin embargo un verdadero misionero nos lo explica:




¿ Y AHORA QUE ?




Jose Saramago y la democracia:


 El ex coordinador de IU Julio Anguita acusó taxativamente el pasado miércoles a los sindicatos CCOO y UGT, de ser “un apéndice del Estado”.
Anguita precisó que ambos sindicatos constituyen una “correa de transmisión” de las políticas económicas de los distintos gobiernos de PSOE y del PP. Anguita formuló sus acusaciones en el marco un análisis sobre la crisis económica que realizó en una entrevista en Telemadrid.

gilaETA

JOSE LUIS SAN PEDRO . lo ratifica:




"¿Es democracia la imposición de un Presidente de la Comisión Europea, el señor Jean-Claude Juncker, que durante su amplio mandato de ministro y de Presidente de Gobierno del Gran Ducado de Luxemburgo ha facilitado la evasión de impuestos a las multinacionales, resultando que acaben por pagar un 1 por 100 del impuesto sobre Sociedades en lugar de un 30 por 100, por ejemplo? ¿O que se negocie por la Comisión Europea un Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP, por sus siglas en inglés), para restringir aún más nuestros intereses, sin que podamos decidir si ha de haberlo y a quién beneficia y a quién perjudica, dada nuestra particular estructura económica y social ¿o es que acaso tienen todos los países de la Unión Europea la misma tasa de nacimiento, o el mismo porcentaje de parados, o la misma proporción de población dependiente, o la misma agricultura y pesca?

Una nueva oligarquía política y burocrática se ha fraguado en Europa a beneficio de las grandes empresas, en la estela de una globalización dirigida por los Estados Unidos, apoyándose en el poder que le otorga ser emisor de la moneda de referencia en los intercambios mundiales, poder que le permite dar facilidades a sus “amigos” y crear dificultades a sus “enemigos” por medio de la liquidez otorgada, a través de los bancos particularmente. De facto, el ciudadano, salvo como consumidor (y aun así, si lo es advertido tampoco les viene bien), es una molestia para los intereses de las grandes empresas y los burócratas que les hacen el caldo gordo; la democracia es estorbo principal para ellas, salvo en lo que su trampantojo les vale para acallar al ciudadano y hacerle creer que leyes y reglamentos, Congresos y Senados, Gobiernos surgidos de la aritmética parlamentaria y Representantes de éstos en altas Instituciones europeas o mundiales son expresión de los deseos ciudadanos, cuando, en realidad, la democracia se acabó…
Salvo que tomemos las riendas y reculemos parte del camino andado de la globalización y recobremos parte de la soberanía cedida a terceros. "

Fernando G. Jáen Coll es Profesor Titular del Departamento de Economía y Empresa Universidad de Vic-UCC; Miembro del Centro de Estudios de Economía Latinoamericana. Universidad de La Laguna.

--------------------------------------

 
Tocqueville avizoro esta nueva forma de tirania en "la democracia en America" . Y sus palabras poseen hoy una vigencia escalofriante:

"Despues de haber tomado entre sus poderosas manos a cada individuo y de haberlo formado a su antojo, el soberano extiende sus brazos sobre la sociedad entera y cubre su superficie con un enjambre de leyes complicadas, minuciosas y uniformes, a traves de las cuales los espiritus mas preciosos y las almas mas vigorosas no pueden abrirse paso: 
no destruye las voluntades, pero las ablanda, las somete y dirige; obliga raras veces a obrar, pero se opone incesantemente a que se obre; 
no destruye, pero impide crear; no tiraniza, pero oprime; mortifica, embrutece, extingue, debilita y reduce, en fin a cada nacion a un rebaño de animales timidos e industriosos, cuyo pastor es el Estado" SUS SEÑORIAS AL SERVICIO DE LOS MERCADOS RECIBEN SU MORDIDA DE DIFERENTES MANERAS:

23 mayo 2011

Sólo el 31% de la población española apoya al PP - PSOE

Una de cada tres personas con derecho a voto no lo ha hecho (casi 12 millones


Los votos nulos y los votos en blanco han experimentado un aumento y un nivel nunca alcanzado desde 1979 (973.518 votos), en la práctica este número de votos equivaldría a ser la cuarta fuerza política a nivel estatal.

LA ABSTENCION HA VUELTO A GANAR LAS ELECCIONES:
 La trampa del sistema:

Abstenciones: 12.000.000
PP: 8.471.695


PSOE: 6.273.308
IU: 1.424.059
Nulos y en blanco: 913.089
Partidos que no han conseguido representación: Aprox. 2.000.000
Votantes: 22.971.350
Censo electoral: 34.000.000
8.000.000 de personas van a gobernar sobre 34.000.000 
– sin contar las personas sin derecho a voto (11.000.000)


La crítica al asfixiante bipartidismo, y también a la actual ley electoral que lo favorece, es uno de los pilares sobre los que hablan muchos blogs o sobre el que se articuló el Movimiento de indignados y que ha dado paso a una corriente en un intento de regeneración democrática desde la plaza pública.

Los medios han movido su objetivo tras el ritual del papelito en la urna y conocerse los resultados electorales para dirigirlo hacia derrotados (PSOE) y vencedores (PP), y recoger grandilocuentes declaraciones de lo que harán, de la nueva etapa que se abre, etc. ...
Viejas promesas nunca cumplidas, cambian los payasos pero el circo sigue.

JUEGAN CON NUESTRA FALTA DE MEMORIA:
Pequeña fábula política difundida por Tommy Douglas, prominente activista y político, elegido en 2004 como "El canadiense más grande de todos los tiempos". Reconocido como padre del paso del sistema de salud canadiense al modelo de Asistencia sanitaria universal.



Pero lo cierto es que un día después todo sigue igual.



Salvo en el País Vasco donde un pequeño partido como Bildu consigue una victoria sin parangón (primera fuerza en número de cargos electos), en el resto de comunidades lo que sucede en la práctica es que el PPSOE continúa copando (con ese espejismo de gobierno-oposición) la práctica totalidad de las poltronas tanto en ayuntamientos como en parlamentos autonómicos.

Nada esperabamos de las elecciones, por lo que ninguna sorpresa ha motivado sus resultados.

 Elecciones y democracia no son términos excluyentes, pero  tampoco son sinónimos.

Nada ha cambiado.


Por mucho que ahora nos apabullen con la contundente victoria de unos contra los mismos, por mucho que nos hablen de un nuevo ciclo, todo seguirá igual para los Españoles.

Siguen hablando de democracia para definir un sistema que sólo quiere ciudadanos mudos, apáticos, sumisos, y que una vez cada cuatro años se acerquen, mansamente, a depositar un trozo de papel en una urna.

 Los ciudadanos despiertos están  contra la dictadura de la economía.


En cambio otros mas dormidos no saben quién les gobierna.....y les hacen creer que simplemente manifestándose o votando pueden cambiar el mundo. Son un poco ilusos

21 mayo 2011

LA CRISIS QUE VIENE - libro presentado en Sol - Madrid

          Un libro del Observatorio Metropolitano editado por Traficantes de sueños
La

El mundo no puede funcionar sin trabajadores, pero sí sin patrones

La Librería Traficantes de sueños, influida por la propia actualidad, trasladó la presentación del libro La crisis que viene a la Puerta del Sol, al seno de la propia acampada.
Junto a Isidro López, miembro del Observatorio Metropolitano y coautor del libro se sentaba tambien el profesor Carlos Taibo.
Isidro López, Charo Morán y Carlos Taibo durante la presentación del libro La crisis que viene en la Acampada Sol (Foto: Toni Guitiérrez)
Isidro López, Charo Morán y Carlos Taibo durante la presentación del libro

Su autor, explico que el libro se divide en tres partes.

- La primera se dedica a desmitificar los repetitivos mensajes  a los que nos somete la ideología económica, empeñada en explicarnos que lo que pasa es algo inevitable. La economía no es ninguna ciencia, es más bien un saber difuso que no debe tener capacidad para determinar ninguna ley.

Esta economía capitalista marca como prioridad la recuperación, pero la de sus agentes capitalistas; no busca una recuperación del empleo, eso lo hacía el capitalismo industrial, pero ahora estamos en otra fase donde lo único importante son los beneficios financieros que ya no se generan con el trabajo productivo.
Otras de las falacias que utiliza la ideología económica capitalista son las de decir que los salarios son muy altos y que los costes del estado del bienestar resultan insostenibles. Lo que ocurre es que el beneficio, para seguir creciendo, debe ir agarrándose a los recursos sociales.

Y finalmente, se nos machaca con el mensaje de que volveremos a tener un ciclo de crecimiento, algo que Isidro López vaticina que no va a suceder a nivel mundial y mucho menos en España donde, por nuestro tejido, lo único que podríamos esperar es alguna nueva burbuja.

- La segunda de las partes de La crisis que viene trata de abrirnos los ojos sobre lo que está ocurriendo. Por un lado asistimos a la disolución de la clase media tradicional debido a que la diferencia entre los ganadores de los ciclos y el resto de la sociedad se acentúa dramáticamente.

Nos encontramos con una pérdida de derechos brutal, tanto que están desapareciendo. El gasto público y los servicios sociales de los estados van pasando a ser tutelados por los organismos financieros que con ellos están buscando una nueva forma de generar beneficios; no les preocupa fagocitar a los estados, porque estos siempre pagan, así que presionan para que la deuda suba y ellos aumenten su beneficio.

- La última de las partes se plantea las líneas que esta crisis proyecta hacia el futuro.

La primera de ellas es desplazar y repercutir los costes y las causas hacia los grupos sociales más débiles y crear así microluchas de jubilados contra jóvenes, locales contra inmigrantes... en un sinfín de «guerras entre pobres».

La segunda acentuar la política del miedo contando que no hay salida y que el camino de sacrificios que imponen los mercados es lo  único  que se puede hacer. Debemos superar ese miedo para cambiar las cosas.


Hay que pensar en soluciones.

La que nos propone La crisis que viene es una redistribución a gran escala. Tenemos riqueza en el planeta suficiente, pero no hemos sido capaces de repartirla de una manera justa, pues ésta se concentra en un 1% de la población, en unas pocas personas que acumulan la riqueza, una minoría que la explota.

Carlos Taibo dijo estar de acuerdo con la mayoría de las tesis que el libro plantea. En primer lugar, al igual que La crisis que viene afirmo que no va a llegar una época de bonanza. 

Nos pidió que manejemos con prudencia la diferencia entre lo público y lo privado, porque tenemos que saber defender lo que lleve la etiqueta de público y sacar del baúl la palabra socializar.

Nos aconsejó que sepamos distinguir entre el anticapitalismo y el antineoliberalismo que no son lo mismo, pues el segundo término acepta las reglas de este sistema, algo que le ha ocurrido a los sindicatos mayoritarios.

Debemos preguntarnos
¿Cómo trabajamos? porque aunque las palabras explotación y alienación han desaparecido del vocabulario no lo han hecho de la realidad;
¿Para quién trabajamos? y así darnos cuenta que lo estamos haciendo para el propio capitalismo y no para nosotros;
¿Qué producimos? no vaya a ser que estemos hipotecando los derechos de las personas venideras.

Este camarero hace un resumen muy claro. Solo le falta añadir en la ultima linea que ademas trabaja mas horas:


El mundo no puede funcionar sin trabajadores, pero sí sin patrones.


#acampadaSol (Foto: Toni Guitiérrez)

El sistema capitalista nos cuenta que si tenemos crecimiento, los empresarios tendrán beneficios. Con ellos invertirán y se recuperará el empleo. Pero no es así, pues esos beneficios durante las dos últimas décadas han venido dedicándose a la especulación. Después hace una nueva pregunta que deja en el aire:

¿Qué escenario nos deja la desaparición de las clases medias?

Hay que prestar atención a pesar de los estertores,
pues el capitalismo morirá matando.

Empieza a escucharse un discurso oficial que va lanzando mensajes alarmistas, no debemos extrañarnos, nos avisan de que las medidas que va a arbitrar este capitalismo enfermo serán mucho más duras, salvajes y menos inteligentes.

Hay quien nos pide que esperemos el momento del colapso para cambiar, lo que puede ser muy peligroso. La otra opción, la de Carlos Taibo, es que tenemos que salir del capitalismo ya y construir nuevas sociedades menos complejas, que no sean tan dependientes y donde se habrá abolido el trabajo asalariado.

En el fondo es lo que estamos haciendo todos juntos en esta plaza de la Puerta del Sol.

Tras la charla se abrió un interesante debate en el que fueron participando los asistentes.

Unos expresaban sus opiniones, otros alentaban ánimos para avanzar en una sociedad más justa, algunos preguntaban a los ponentes sobre asuntos relacionados avivando el debate, queriendo aprender... Esa es la participación ciudadana en el centro de la ciudad que busca un mundo mejor, más justo. Es esperanza y presente de una revolución pendiente que solo la juventud puede emprender. Por fin algo se mueve.

La crisis es hoy el fantasma que recorre Europa:

La próxima década no nos ofrece más que una nueva ronda de privatización de servicios y garantías sociales, mayor retroceso de los salarios y una crisis social que todavía hoy sólo conocemos en su fase embrionaria.
Por eso la crisis no es sólo económica, sino al mismo tiempo social y política.
La actual coyuntura desvela sin pudor alguno la incapacidad de la clase política realmente existente para desplazar esta situación a nada que no sea plegarse a los dictados de poderosos intereses económicos.

En estas condiciones, quizás sólo quede un único camino: dirigir la indignación, apostar por una política construida desde abajo, perder el miedo impuesto por una atmósfera mental infectada por la idea de la escasez y conquistar la alegría de un mundo que todavía hoy, bajo la amenaza del inicio de una larga decadencia, es más rico que cualquiera de sus precedentes.


Número de páginas: 143           P.V.P: 6 €

o tambien bajar en PDF: (creative commons) :
http://www.traficantes.net/index.php/content/download/26374/249000/file/la_crisis_que_viene.pdf


mas alla de la trampa de las "derechas" o "izquierdas"...
-- EL CAPITALISMO explicado en 3 minutos por JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA en el año 1935 ¡¡¡ ....NADA HA CAMBIADO:

http://rapidshare.com/files/1498497213/Peque%C3%B1o%20extracto%20de%20discurso%20de%20Jose%20Antonio%20Primo%20de%20Rivera%20-%201935%20-%20BANCOS.mp3


«Todos los trabajadores, ante la angustiosa situación presente, han de preguntarse a qué se debe el que, a pesar de los constantes cambios de Gobierno, a pesar de haber gobernado las izquierdas, a pesar de los Gobiernos de centro y de derecha, el paro aumente sin cesar, la carestía de vida se haga cada vez más agobiadora y la pugna entre las clases sea cada día más áspera.

Fácil es comprobar la existencia de estos problemas y aun su agravación. Con Gobiernos en que figuraban ministros socialistas, todas las calamidades que abruman a la masa obrera no sólo no tuvieron solución, sino que se agudizaron. Con Gobiernos de derecha, toda la política se orienta en contra de los productores; empeoran las condiciones de trabajo, se reducen los jornales, aumentan las jornadas, se los persigue, etc.

¿Qué significa esta coincidencia en el fondo de los partidos políticos, sean de derechas o sean de izquierdas? Significa que el régimen de partidos es incapaz de organizar un sistema económico que ponga a cubierto a la masa popular de estas angustias; que tanto unos partidos como otros están al servicio del sistema capitalista.

Mientras la terrible crisis económica actual ha arruinado o está en camino de arruinar a los modestos productores, y la masa obrera sufre como nunca la pesadilla del paro, la cifra de los beneficios obtenidos por los beneficiarios del orden actual de cosas, los dueños de la Banca, es elevadísimo.

Así la tarea urgente que tienen los productores es ésta:


destruir el sistema liberal, acabando con las pandillas políticas y los tiburones de la Banca.»

Jose Antonio Primo de Rivera en 1935,
¡ hace 77 años! : José Antonio ("Arriba", nº 20, 21 de noviembre de 1935).
Fuente: http://islainexistente.javialvarez.es/2011/05/el-mundo-no-puede-funcionar-sin.html

16 mayo 2011

LA CRISIS ES UNA GRAN ESTAFA - Juan Torres (catedratico economia)


enero de 2011

Foto: Iban Aguinaga
Juan Torres es catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla, consultor y asesor de gobiernos y organizaciones internacionales, interviene en foros y seminarios de divulgación económica y análisis. Es un escritor prolífico y ha publicado un buen número de libros (el último se titula ¿Por qué se cayó todo y no se ha hundido nada? La crisis de las hipotecas basura), medio millar de artículos y tiene un blog en internet, Ganas de escribir.

¿Cuál es la razón de esta crisis?


El gigantesco y antidemocrático poder de decisión de los banqueros es el origen auténtico de la crisis.


Lo resumiré con cinco citas ajenas:


1 “Los bancos tienen la culpa de todo”, 
2 “La banca ha tenido una conducta irresponsable”, 
3 “La crisis se ha producido porque se ha dejado que la banca cometa un fraude generalizado”, 
4 “Los directivos de los bancos que han recibido dinero del Estado y ahora pagan bonos son unos sinvergüenzas” y 
5 “La crisis se ha producido gracias a los chanchullos de la Administración de Bush”. 


Estas frases proceden de fuentes nada sospechosas de izquierdismo anticapitalista. Las han pronunciado, por este orden:


1 Warren Buffet, que es uno de los dos hombres más ricos del mundo; 
2 la segunda aparece en un documento del G 20; 
3 la tercera es de Alan Greenspan, el que fue presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos; 
4 la cuarta es de Barack Obama y 
5 la quinta es una opinión de Paul Samuelson, premio Nobel de Economía, considerado como el más prestigioso economista de la segunda mitad del siglo XX.


¿Porque estafa?


Estafa de los bancos que inundaron el mundo de hipotecas sin garantías y de porquería financiera.


Estafa de los organismos internacionales y la mayoría de los bancos centrales y gobiernos que han creado las condiciones para que los bancos se forren.


Estafa de analistas y académicos que proclamaron las virtudes del libre mercado y de la desregulación de las fianzas.


Estafa de los líderes políticos que primero dijeron no haberse enterado de nada; luego, ante la gravedad de lo que sucedía, afirmaron que iban a cambiar las cosas, más tarde inventaron excusas como la gripe A o la amenaza terrorista para que los ciudadanos miraran a otra parte y no salieran a la calle y, finalmente, actuaron con el principio de que para salvar la economía había que salvar primero a los bancos que la llevaron al desastre.


Estafa de los poderosos del planeta que provocaron este problema gigantesco sin asumir ni pagar sus responsabilidades y que, como siempre, han hecho que las personas débiles y pobres sean quienes sufran y paguen sus criminales destrozos.


¿Los bancos ha chantajeado a los gobiernos?
Muchos gobiernos, como el español, tenían superávit presupuestario antes de 2007 y 2008, pero en cuanto tuvieron que aumentar el gasto público para hacer frente a los efectos de la crisis, comenzaron a incurrir en déficit y a tener que emitir deuda. Los bancos públicos desaparecieron hace años en aplicación de políticas neoliberales de privatización. A los gobiernos no les quedó más remedio que emitir deuda.
El Banco Central Europeo inyectó dinero a los bancos para salvar sus agujeros sin fondo, al 1% de interés. Pero luego los bancos han exigido a los gobiernos rendimientos del 4 y el 5% para la compra de deuda. Se ha aprovechado de la situación para lograr rentabilizar al máximo sus capitales.


¿No se puede acusar y penalizar a los responsables de la crisis?
Tribunales hay, pero la justicia está al servicio de los poderosos y, a veces, garantiza su impunidad. Hace unos pocos años el Banco de Santander inventó un producto financiero para aliviar la presión fiscal de sus clientes más ricos.
Pero Emilio Botín no rindió cuentas ante los jueces aunque su banco entregó a Hacienda información falsa sobre casi diez mil operaciones bancarias por valor de 145.000 millones de pesetas, presentando titulares o testaferros de ese producto financiero tales como personas fallecidas -algunas durante la guerra civil-, ancianos desvalidos, parados o emigrantes, que nada sabían de tales operaciones.
Era un delito por fraude y falsificación de identidad.
Hubo una acusación particular que pidió para Botín alrededor de 170 años de cárcel. Pero, en un momento del proceso, el fiscal y el abogado del Estado decidieron retirarse, manifestando que el Estado no se había sentido dañado.
Y el tribunal decidió que no había motivo para juzgar.
Al tiempo apareció en el diario El País una noticia indicando que la entonces secretaria de justicia y después vicepresidenta del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, había dado orden al fiscal para que retirara el contencioso. Y entonces ni hubo jueces, ni periodistas, ni ciudadanos que actuaran.


¿Qué alternativas se han propuesto desde la economía crítica?
La crisis es del sistema y las soluciones han de situarse fuera del sistema actual.
Enumeraré algunas:
-Poner el sistema financiero al servicio de la economía productiva de bienes y servicios. ---- -Evitar que se especule con un bien necesario como es la vivienda.
-Facilitar créditos a bajo interés a las empresas y ciudadanos. Imponer topes al beneficio y restablecer el valor social de los impuestos.
-Subir los salarios reales, manteniendo la capacidad de compra y la productividad.
-Crear un auténtico sistema fiscal internacional y mecanismos mundiales de redistribución de la renta.
-Acabar con el régimen de plena libertad de movimientos del capital que arruina economías de países enteros, produce crisis locales y globales, no ayuda a la producción de bienes y servicios y sólo produce beneficios a los propietarios del capital.
-Establecer un sistema basado en la plena cobertura de las reservas bancarias y evitar que con el sistema de reservas fraccionarias la banca tenga el privilegio monopolista que alimenta la deuda, engorda la actividad especulativa y atribuye a los banqueros tan ingentes beneficios y un poder que chantajea al Estado.


A la crisis no le pueden hacer frente sólo los gobiernos de los países ricos, sino que es necesario crear un gobierno mundial plenamente democrático, alejado de los lobbies y grupos de poder actuales. Y es cuestionable el papel del dólar como moneda dominante en la economía mundial.


¿Qué papel pueden jugar la banca pública y las cajas de ahorro?
La crisis ha puesto de relieve el coste grandísimo de haber renunciado a la banca pública.
Hay que reivindicarla. Pero lo público no es en sí mismo lo adecuado, si su lógica no es diferente a la de la banca privada. Las cajas de ahorro no han hecho sino clonar la experiencia de la banca privada. Las concentraciones de cajas y la participación en ellas de capital privado parecen la antesala de su total privatización, que es la pretensión de la gran banca.
A esa gran banca globalizada, alejada del territorio y sin corazón, le tiene sin cuidado la existencia de una economía local, de empresas apegadas al terreno, de modestas iniciativas de emprendedores, o la importancia de atender a las pequeñas economías domésticas. La banca ética (Fiare,), incipiente aún, es una buena alternativa.

2009:























"Las FINAZAS son un SISTEMA de CORRUPCION GLOBAL"


Juan Torres, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, colaborador de el OBSERVADOR www.revistaelboservador.com acaba de publicar:
La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla.
Un pequeño libro en el que de manera clara y sucinta acerca a los ciudadanos lo que está ocurriendo en el mundo y por qué. Pero va mucho más allá. aqui se ofrece gratisEs la denuncia de una crisis moral y un intento de "animar a los ciudadanos a levantar su voz, y decirle a los poderosos que hasta aquí hemos llegado".
La quiebra total del sistema es el resultado de un modo de actuar que no hubiera sido posible sin la complicidad de los gobiernos y bancos centrales que miraban para otro lado. Son los gobiernos, como este, los que ponen las líneas telefónicas para facilitar operaciones financieras oscuras en Gibraltar.
Si Gibraltar tiene 30.000 habitantes y el Estado español le da 100.000 líneas está proporcionándole los medios para funcionar como paraíso fiscal.

Si la Unión Europea firma convenios con paraísos fiscales está facilitando su existencia. Prácticamente, todas las entidades financieras tienen sedesen ellos. El Instituto para la Obra de la Religión, que es el banco central del Vaticano, es un paraíso fiscal. Son instrumentos imprescindibles para hacer lo que han estado haciendo los bancos.
Los gobiernos ademas están inyectando dinero a través de los bancos, y estos lo usan para salvar sus cuentas. No llega a la economía real.

Los ciudadanos pagaremos impuestos para apoyar a los bancos, para que estos, a su vez, financien a las empresas sus expedientes de regulación de empleo.

Porque también es cierto que muchas empresas están usando la crisis para tapar un mal gobierno semejante al de los bancos.
Contrario a lo que dicen todos los gobiernos, salvar el sistema financiero no es salvar a los bancos. El sistema se ha hundido porque los bancos se han dedicado a especular sobre bases falsas.

Y eso ha provocado hambre. Hemos visto en multitud de bancos ofertas para que la gente invierta aprovechándose del alza de precios de los mercados alimentarios. Son los inversores especulativos los que provocan el hambre, y es criminal que se usen los recursos para sostenerlos. Y más aún darles dinero para que ganen más dinero.
En mayo del año pasado la FAO reclamó 6.000 millones de dólares para atender hambrunas inmediatas.

Sólo se recaudaron 4.000. Si es demagogia decir que no dan dinero a la FAO para que luche contra el hambre y, sin embargo, dan miles de millones de dólares a los bancos, para que luego paguen grandes primas a sus directivos o para salvarle la cara a los bancos que han perdido dinero en la pirámide de Madoff

Los ciudadanos tenemos que reclamar el fin de esa inmoralidad, no dar un euro más a bancos corruptos que se llevan el dinero a paraísos fiscales, que financian actividades puramente especulativas, mientras hay tanta gente padeciendo.
Esta crisis pone sobre la mesa los valores morales sobre los que está montada nuestra civilización.

Los ciudadanos tienen que saber que la Iglesia tiene paraísos fiscales, y que los terroristas, traficantes de armas y banqueros corruptos también tienen facilidades para instalarse en los paraísos fiscales.

Las finanzas se han convertido en un sistema de corrupción global con la complicidad de gobiernos e instituciones.
Que se puede hacer ?

Prohibir los paraísos fiscales, desincentivar la especulación con impuestos, dotar a los gobiernos de capacidad de maniobra, controlar los movimientos de capitales

Hay que reclamar el fin de esa situación inmoral en la que se encuentra la economía mundial.
¿Cuál es la tesis central de su último libro?

–Que el mercado pesa como una losa y condiciona todo lo que toca.
Son los poderes económicos los que se adueñaron de los contenidos de los medios
de comunicación.

–¿Cómo operan los medios concentrados para desinformar?

La saturación de la noticia es uno de los grandes obstáculos para la información, hay mucho “ruido” que impide al ciudadano diferenciar lo útil y válido, de los secundario e irrelevante.
Hoy tenemos más medios de comunicación pero menos herramientas para la comprensión.

También intoxica la información inapropiada y la obsesión por el entretenimiento que lleva a niveles insoportables de frivolización. Además, el problema es que esa frivolización llega a toda la programación y se refleja hasta en el contenido de un noticiero.

–¿Los mass-media funcionan como los partidos políticos?

–Funcionan peor todavía. Al menos los partidos políticos se someten a una legislación más rigurosa que garantiza una mayor transparencia económica y un funcionamiento interno relativamente democrático y participativo. Los medios poseen los objetivos de los partidos pero sin control ni democracia.

–¿Qué piensa sobre el caso venezolano y el supuesto control de la prensa que ejerce Hugo Chávez?

–Te pongo sólo un ejemplo. Con motivo de la campaña electoral para el referéndum constitucional, la asociación venezolana Observatorio Global de Medios elaboró un estudio sobre cómo informaron los medios de comunicación en la campaña.

Concluyeron que “tras evaluar los contenidos de opinión e información electoral en catorce medios de comunicación social, impresos y televisivos, de cobertura nacional y regional, se observó que el 76 por ciento de los mismos se inclinan hacia la opción del No frente al 22 por ciento que lo hacen por el Sí”.

Recordemos que Chávez y sus seguidores propugnaban el Sí, la opción que finalmente fue más apoyada en las urnas. Lo único que ha sucedido en Venezuela es que se ha iniciado un proyecto de democratización de los medios que estaban bajo el control de un grupo privilegiado de empresarios, eso es lo que ha indignado a la oligarquía mundial y no perdonan a Chávez.
¿Qué pueden hacer los ciudadanos para vencer a esos poderes?
Salir a la calle, votar a los partidos que defienden estas ideas, poner su dinero en los llamados bancos éticos, no en los especulativos. Puede lograrse por vías pacíficas y democráticas, pero diciendo que no con contundencia.
http://www.publico.es/dinero/222970/finanzas/sistema/corrupcion/global
http://www.kaosenlared.net/noticia/crisis-financiera-guia-para-entenderla-explicarla
http://www.revistaelobservador.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2338&Itemid=31

Carta de premio nobel a premio nobel - Nuevo Orden Mundial


(Pérez Esquivel le escribe una carta abierta a Barack Obama)
Por Adolfo Perez Esquivel |premio nobel de la paz

Estimado Barack:

Al dirigirte esta carta lo hago fraternalmente y a la vez para expresarte la preocupación e indignación de ver cómo la destrucción y muerte sembradas en varios países, en nombre de la “libertad y la democracia”, dos palabras prostituidas y vaciadas de contenido, terminan justificando el asesinato y es festejado como si se tratase de un acontecimiento deportivo.

Indignación por la actitud de sectores de la población de los EE.UU., de jefes de Estado europeos y de otros países que salieron a apoyar el asesinato de Bin Laden, ordenado por tu gobierno y tu complacencia en nombre de una supuesta justicia.
No buscaron detenerlo y juzgarlo por los crímenes supuestamente cometidos, lo que genera mayor duda; el objetivo fue asesinarlo.
Los muertos no hablan, y ante el miedo a que el ajusticiado pudiera decir cosas no convenientes para los EE.UU., la salida fue el asesinato y asegurar que “muerto el perro se terminó la rabia”, sin tener en cuenta que no hacen otra cosa que incrementarla.

Cuando te otorgaron el Premio Nobel de la Paz, del cual somos depositarios, te envié una carta que decía: “Barack, me sorprendió mucho que te hayan otorgado el Nobel de la Paz, pero ahora que lo tienes debes ponerlo al servicio de la paz entre los pueblos; tienes toda la posibilidad de hacerlo, de terminar las guerras y comenzar a revertir la grave situación que vive tu país y el mundo”.

Sin embargo has incrementado el odio y traicionado los principios asumidos en la campaña electoral ante tu pueblo, como poner fin a las guerras en Afganistán e Irak y cerrar las cárceles en Guantánamo y Abu Graib en Irak. Nada de eso has logrado hacer; por el contrario, decides comenzar otra guerra contra Libia, apoyada por la OTAN y la vergonzosa resolución de las Naciones Unidas de apoyarla; cuando ese alto organismo, empequeñecido y sin pensamiento propio, ha perdido el rumbo y está sometido a las veleidades e intereses de las potencias dominantes.

La base fundacional de la ONU es la defensa y promoción de la paz y dignidad entre los pueblos. Su preámbulo dice: “Nosotros los pueblos del mundo…”, hoy ausentes de ese alto organismo.
Quiero recordar a un místico y maestro que tiene en mi vida una gran influencia, el monje trapense de la Abadía de Getsemaní en Kentucky, Tomás Merton, quien dice: “La mayor necesidad de nuestro tiempo es limpiar la enorme masa de basura mental y emocional que atasca nuestras mentes y convierte toda vida política y social en una enfermedad de masas. Sin esa limpieza doméstica no podemos comenzar a ver. Si no vemos no podemos pensar”.

Eras muy joven Barack durante la Guerra de Vietnam; tal vez no recuerdes la lucha del pueblo norteamericano por oponerse a la guerra.
Los muertos, heridos y mutilados en Vietnam hasta el día de hoy sufren sus consecuencias.

Tomás Merton decía –frente a un matasellos del correo que acababa de llegar, The U.S. Army, key to peace, “El ejército estadounidense, clave de la paz”–: ningún ejército es clave de la paz. Ninguna nación tiene la clave de nada que no sea la guerra. El poder no tiene nada que ver con la paz. Cuando más aumentan los hombres el poder militar, más violan la paz y la destruyen.
He compartido y acompañado a los veteranos de guerra de Vietnam, en particular a Brian Wilson y sus compañeros, quienes fueron víctimas de esa guerra y de todas las guerras.

La vida tiene ese no sé qué de lo imprevisto y sorprendente, de la fragancia y belleza que Dios nos dio para toda la humanidad y que debemos proteger para dejar a las generaciones futuras una vida más justa y fraterna; restablecer el equilibrio con la Madre Tierra.
Si no reaccionamos para cambiar la situación actual de la soberbia suicida, arrastrando a los pueblos a recovecos profundos donde muere la esperanza, será difícil salir y ver la luz. La humanidad merece un destino mejor.

Sabes que la esperanza es como el loto que crece en el fango y florece en todo su esplendor mostrando su belleza. Leopoldo Marechal, ese gran escritor argentino, decía que “del laberinto se sale por arriba”.

Y creo, Barack, que después de seguir tu ruta equivocando caminos, te encuentras en un laberinto sin poder encontrar la salida y te entierras más y más en la violencia, en la incertidumbre, devorado por el poder de dominación, arrastrado por las grandes corporaciones, el complejo industrial militar, y crees tener el poder que todo lo puede y que el mundo está a los pies de los EE.UU. porque impone la fuerza de las armas, e invades países con total impunidad. Es una realidad dolorosa, pero también existe la resistencia de los pueblos que no claudican frente a los poderosos.
Son tan largas las atrocidades cometidas por tu país en el mundo que daría tema para largo, es un desafío para los historiadores que tendrán que investigar y saber de los comportamientos, política, grandeza y pequeñeces que han llevado a EE.UU. al monocultivo de las mentes que no le permite ver otras realidades.

A Bin Laden, supuesto autor ideológico del ataque a las Torres Gemelas, lo identifican como el Satán encarnado que aterrorizaba al mundo y la propaganda de tu gobierno lo señalaba como el “eje del mal”, y eso le ha servido para declarar las guerras deseadas que el complejo industrial militar necesita para colocar sus productos de muerte.

Sabes que investigadores del trágico 11 de septiembre señalan que el atentado tiene mucho de “autogolpe”, como el avión contra el Pentágono y el vaciamiento anterior de las oficinas de las Torres; atentado que dio motivo para desatar la guerra contra Irak y Afganistán y ahora contra Libia; argumentando en la mentira y la soberbia del poder que todo lo hacen para salvar al pueblo, en nombre de “la libertad y defensa de la democracia”, con el cinismo de decir que la muerte de mujeres y niños son “daños colaterales”. Eso lo viví en Irak, en Bagdad con los bombardeos a la ciudad y el hospital pediátrico, y en el refugio de niños que fueron víctimas de esos “daños colaterales”.

La palabra vaciada de valores y contenido, por lo que al asesinato lo llamas muerte y dices que por fin EE.UU. ha “muerto” a Bin Laden. No trato de justificarlo bajo ningún concepto, estoy en contra de todo terrorismo, tanto de esos grupos armados, como del terrorismo de Estado que tu país ejerce en diversas partes del mundo apoyando a dictadores, imponiendo bases militares e intervenciones armadas, ejerciendo la violencia para mantenerse por el terror en el eje del poder mundial. ¿Hay un solo “eje del mal”? ¿Cómo lo llamarías?
¿Será por ese motivo que el pueblo de los EE.UU. vive con tanto miedo a las represalias de quienes llaman el “eje del mal”? El simplismo e hipocresía de justificar lo injustificable.

La paz es una dinámica de vida en las relaciones entre las personas y los pueblos; es un desafío a la conciencia de la humanidad; su camino es trabajoso, cotidiano y esperanzador, donde los pueblos son constructores de su propia vida y de su propia historia. La paz no se regala, se construye, y eso es lo que te falta, muchacho: coraje para asumir la responsabilidad histórica con tu pueblo y la humanidad.

No puedes vivir en el laberinto del miedo y la dominación de quienes gobiernan los EE.UU., desconociendo los tratados internacionales, los pactos y protocolos, de gobiernos que firman pero no ratifican nada y no cumplen ninguno de los acuerdos, pero hablan en nombre de la libertad y el derecho.
¿Cómo puedes hablar de la paz si no quieres cumplir con nada, salvo los intereses de tu país?
¿Cómo puedes hablar de la libertad cuando tienes en las cárceles a prisioneros inocentes, en Guantánamo, en los EE.UU., en las cárceles de Irak, como la de Abu Graib, y en Afganistán?
¿Cómo puedes hablar de los derechos humanos y la dignidad de los pueblos cuando los violas permanentemente y bloqueas a quienes no comparten tu ideología y deben soportar tus abusos?
¿Cómo puedes enviar fuerzas militares a Haití después del devastador terremoto y no ayuda humanitaria a ese sufrido pueblo?
¿Cómo puedes hablar de libertad cuando masacras a los pueblos del Medio Oriente y propagas guerras y torturas, en conflictos interminables que desangran a los palestinos e israelíes?

Barack: mira para arriba de tu laberinto, puedes encontrar la estrella que te guíe, aunque sepas que nunca podrás alcanzarla, como bien lo dice Eduardo Galeano.

Busca ser coherente entre lo que dices y haces, es la única forma de no perder el rumbo. Es un desafío de la vida.
El Nobel de la Paz es un instrumento al servicio de los pueblos, nunca para la vanidad personal.
Te deseo mucha fuerza y esperanza, y esperamos que tengas el coraje de corregir el camino y encontrar la sabiduría de la paz.

Buenos Aires, 5 de mayo de 2011

Un día como hoy, hace 34 años, volví a la vida; tuve un vuelo de la muerte durante la dictadura militar argentina apoyada por los EE.UU., y gracias a Dios sobreviví y tuve que salir por arriba del laberinto de la desesperación, y descubrir en las estrellas el camino para poder decir, como el profeta: “La hora más oscura es cuando comienza el amanecer”.

15 mayo 2011

Discurso de Antonio García-Trevijano

Catedrático de Derecho Administrativo y Letrado del Consejo de Estado.

Un hombre noble, inteligente, valiente y conocedor de las trampas del estado nos habla de politica , con mayusculas:





















http://antoniogarciatrevijano.com/

ENTREVISTA A TREVIJANO:

 La democracia es obligatoria, No es algo que "consiguio el pueblo" en las calles:
 



Trevijano nos explica el gran mito y circo de la transicion y la "democracia" Española , o lo que debieramos llamar la Oligarquia dentro del estado.
AQUI SU PARTICIPACION EN EL PROGRAMA LAGRIMAS EN LA LLUVIA:

http://www.youtube.com/watch?v=pDsiFb3QuHo&feature=youtu.be
Entrevista a Antonio García Trevijano sobre el proceso revolucionario español from Rafael Palacios on Vimeo.

13 mayo 2011

documental: VAMOS a HACER DINERO - "letś make money"

"Vamos a hacer dinero" ("Let’s make money"), E. Wagenhofer. 
El saqueo del capitalismo

El documental austriaco muestra las múltiples consecuencias del sistema financiero parasito.




Es prácticamente irremediable a la hora de hablar de “Vamos a hacer dinero"(Let’s make money)” no caer en comparaciones con el documental “Inside job”(LEER MAS ABAJO).

Ambos abordan el sistema financiero y sus derivaciones como centro de su reflexión, aunque con diferencias más que obvias entre ambas. Esto no quiere decir que la producción austriaca nazca a rebufo de la norteamericana ya que está realizada en el 2008. Lo que sí crea más dudas es el motivo por el que se estrena ahora en nuestras pantallas, en este caso sí es más que probable que persiguiendo la estela del éxito de la obra de Feguson.

Centrándonos en el documental dirigido por Erwin Wagenhofer, que ya en su anterior producción “We feed the world” analizaba el cambio sucedido en la producción de alimentos, hay que especificar que no se centra en la crisis económica actual, o por lo menos no es su prioridad, en esta ocasión lo es hacer una mirada crítica al neoliberalismo, su forma de imponerse en todos los rincones del mundo y las consecuencias que eso trae. Estamos por la tanto ante una película de un claro carácter anticapitalista.

Dividido en varios capítulos, con títulos reflexivos, se podría hablar de dos partes bien diferenciadas. La primera de ellas hace referencia a la dicotomía entre países ricos y pobres y la manera en que el desarrollo de los primeros se nota en los otros. La segunda y última se centrará en ejemplos occidentales donde el capitalismo deja sus consecuencias. En ambos casos serán las declaraciones de profesores de diferentes disciplinas, expertos económicos, representantes de las multinacionales o miembros de plataformas sociales las que articulen el mensaje.

Los primeros planos del filme, de los más logrados por su poder simbólico, son un buen resumen de su tesis, en ellos aparecen trabajadores de bajo nivel que son los encargados de “fabricar” el dinero y extraer las materias primas que rápidamente desaparecen de sus manos.
Más tarde será el momento de la India, en el que se nos muestra las dos cara de la moneda, inversores extranjeros que se complacen de un régimen que les da prevendas para invertir y una representante local que se queja de que un país llamado en expansión reparte sus beneficios entre las multinacionales y no para sus ciudadanos que siguen en la miseria.
Caso parecido al de las personas encargadas de recoger algodón de Burkina Faso que explican a la perfección que en el pasado fue el colonialismo el que les hacía esclavos y hoy es el FMI.

Entre ambos casos se muestra algunos de los centros financieros del mundo como la “City of London”, centro financiero inglés. De esta manera se refleja el antagonismo de un sistema que crea su riqueza a base de la pobreza de los demás.

Por la otra parte se mostrarán diferentes maneras en las que el capitalismo deja sus consecuencias en las propias sociedades occidentales.
El caso de la privatización de los medios de transporte públicos en Austria (extensible a todo centroeuropa) ;
la construcción masiva en España, llenando de hormigón el litoral incluso algunas zonas protegidas por su valor medioambiental, que ha traído consigo la conocida como burbuja inmobiliaria ;
la bajada de salarios en toda Europa con la excusa de la competitividad y la aparición de un nuevo mercado con la subida de los ingresos gracias a las grandes ganancias de las empresas,el de los fondos de inversión, que dado su carácter volátil en época de crisis tiende a desmoronarse.

El documental Vamos a FORRARNOS o Let,s make MONEY rastrea el sistema económico hasta llegar al fondo de la cuestión de las inversiones internacionales: en esta película descubrimos cómo el dinero se multiplica en distintos lugares del planeta tales como la construcción en España, la agricultura en África o en la India, sin que los trabajadores locales se vean favorecidos. La película muestra a los gestores de fondos de inversión, que trabajan cada día invirtiendo el dinero de sus clientes, a los empresarios, que explotan las tierras de otros países en beneficio de sus accionistas sin importarles el coste medioambiental siempre y cuando los salarios y los impuestos que deben pagar sean bajos.
Un documental imprescindible para conocer la avaricia y la destrucción que estamos financiando con nuestros ahorros.

Esta película nos muestra las distintas caras de nuestro sistema económico. En ella descubrimos cómo el dinero se ha multiplicado de forma inconcebible en el mundo entero y cómo afecta esto a nuestras vidas.
A diario se transfieren sumas millonarias a través del planeta que hacen escala en Suiza, Londres o Jersey.
¿Por qué es esta isla del Canal la zona más rica de Europa?

Las multinacionales y las grandes fortunas utilizan los paraísos fiscales para ahorrarse los impuestos. Desde hace mucho tiempo los gobiernos no sólo no han impedido este flujo económico, sino que lo han propiciado mediante políticas que han priorizado los intereses de unos pocos poderosos y han colaborado con la creación de la actual industria financiera, cuyos centros operativos se encuentran en Londres, Nueva York y Frankfurt.

En 2 links:

Cd1:
Megashares - Drag. Drop. Yup. The first site to provide FREE file hosting with drag n drop support.
ó
http://d01.megashares.com/?d01=a038f67

Cd2:
http://d01.megashares.com/dl/viXlKUv/hnr-lmm-cd2.avi
ó
http://d01.megashares.com/?d01=429b0ef

Subtítulos:
Lets Make Money (2008) Subttulos

En 700 mb:
http://www.fileserve.com/file/8FyhZ8...DRip.part1.rar
http://www.fileserve.com/file/ZfHy4h...DRip.part2.rar

http://www.filesonic.com/file/280548...DRip.part1.rar
http://www.filesonic.com/file/280481...DRip.part2.rar

De epílogo hacen las palabras de Hermann Scheer, representante en el Bundestag. En ellas advierte que sólo una distribución de la riqueza equitativa podrá facilitar que se cumpla aquello que dice la declaración de los derechos humanos de que todos somos iguales ante la ley. El sistema actual acentúa cada vez más las diferencias entre personas e instaura un exterminio diferente en forma pero igual en el fondo que las grandes guerras.

"Vamos a hacer dinero”está construido como una concatenación de declaraciones e imágenes en las que prescinde por completo de la música. Volviendo al principio y en su comparación con “Inside job” sale perdiendo en varios aspectos. El más importante es la falta de una narración que supere la mera exposición de imágenes y que de al conjunto un ritmo y un camino por el que avanzar. A la larga da la sensación algo deslavazada a lo que ayuda también la decisión de no delimitar algo el tema ya que en menos de dos horas trata hacer una visión global del capitalismo.

Lo dicho no significa que la obra de Wagenhofer no sea igualmente necesaria, de hecho en su discurso político es mucho más vehemente y se encamina más a la raíz de la cuestión que el ganador de un óscar. El problema es que, por decirlo de alguna manera, su forma de presentarla no logra “atrapar” del todo y por lo tanto el “mensaje” sufra las consecuencias. Con todo, ambas, cada uno a su manera, una desde un punto de vista más particular y otro más genérico y reivindicativo, son miradas necesarias sobre la esencia perversa del mundo financiero.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
DOCUMENTAL: 
INSIDE JOB : LA MADRE DE TODOS LOS TIMOS

Inside Job - Tráiler español por keane43

El viernes podrá verse en las salas cómo se cocinó el ‘crash’ de 2008. El director del documental ‘Inside Job’, ganador del Oscar, puso contra las cuerdas a los responsables del “fraude financiero masivo” (Público, lunes, 21 de marzo de 2011).


bajar pelicula:
http://www.peliculasyonkis.com/pelicula/inside-job-2010/#dd

Ejercicio de agudeza financiera. ¿Qué cara puso Frederic Mishkin, prestigioso economista, profesor de la Escuela de Negocios de Columbia, exmiembro del Consejo de la Reserva Federal (2006-2008) y uno de los protagonistas estelares de ‘Inside Job’ cuando se enteró de que el filme había ganado el Oscar al mejor documental?
A) Cara de estupor.
B) Cara de horror.
C) Cara de corderito degollado.
Sin duda, cualquiera de las tres, pero viendo las imágenes de la película de Charles Ferguson sobre el crash financiero de 2008, que se estrena el viernes en España, podríamos decantarnos por la opción C.

O al menos esa es la cara que se le queda a Mishkin en algunas de las escenas más memorables de Inside Job. O el rostro desencajado de un hombre que ve cómo lo que parecía una entrevista televisiva de guante blanco sobre la crisis económica se acabó convirtiendo en una visita al matadero, con Ferguson en el papel de entrevistador/matarife dispuesto a despedazar con sus preguntas a los peces gordos vinculados a la hecatombe financiera.

«Discúlpenme, pero debo arrancar señalando que tres años después de que estallara nuestra horrible crisis causada por el fraude financiero masivo, ni un solo ejecutivo ha sido encarcelado, y eso está mal», espetó Ferguson tras subir a la platea a recoger su Oscar el pasado 28 de febrero. Si Mishkin oyó estas palabras, debió tomárselo como algo personal. Porque la tortura a la que le somete Ferguson en ‘Inside Job’ es de antología.

Durante la entrevista, Ferguson le recuerda a Mishkin que en 2006 escribió un informe llamado ‘Estabilidad financiera en Islandia’, una loa a las virtudes del robusto sistema financiero del país. Mishkin cobró 100.000 dólares de la Cámara de Comercio de Islandia por su trabajo. Uno de los muchos casos de confluencia de intereses entre finanzas y política denunciados por Ferguson en el filme, aunque especialmente reseñable por su doble giro tragicómico final. Meses después de que Mishkin escribiera su informe, Islandia colapsó a causa de la voracidad especulativa de su sistema financiero. Y Mishkin, ni corto ni perezoso, cogió el bote de típex e introdujo un ligerísimo cambio en una palabra de su currículum: donde dije ‘Estabilidad financiera en Islandia’ ahora digo ‘Inestabilidad financiera en Islandia’. Sí, suena a chiste, pero es real.

Ferguson destapa la travesura en ‘Inside Job’ ante las estupefactas narices de Mishkin, que dice «no recordar» haber modificado ese dato en su currículum. En efecto, en el mundo de las finanzas globalizadas todo vale.

Comuna neoliberal
Pero Mishkin es sólo uno de los muchos peces gordos que pasan por el diván de Ferguson que, al contrario que Michael Moore, no aparece en una sola imagen del documental. Las entrevistas son la base de un filmeque cuenta cómo la ideología de los gigantes del sector financiero (Lehman Brothers, AIG, Merrill Lynch) se infiltró en todos los ámbitos del sistema económico estadounidense, de las administraciones políticas (demócratas y republicanas) a los agentes reguladores, de la academia (departamentos de Economía de universidades como Harvard y Columbia) a las agencias de calificación.


¿El resultado del contubernio? Una gran comuna neoliberal en la que todos se acostaban con todos, nadie pedía cuentas a nadie y había un fiestón monetario cada día. Hasta que todo saltó por los aires... Ferguson describe así la juerga: «El fraude a gran escala tomó el corazón del sistema financiero debido a una combinación de desregulación y dimisión de los responsables de hacer cumplir la ley».


El documental acusa a Robert Rubin, vicepresidente de Goldman Sachs (1987-1990), secretario del Tesoro con Clinton (1995-1999) y director del gigante financiero Citigroup la pasada década;
Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal con Reagan, Bush, Clinton y Bush Jr.; y
Lawrence Summers, secretario del Tesoro con Clinton (1999-2001), presidente de la Universidad de Harvard (2001-2006) y principal asesor económico de Obama hasta septiembre de 2010, de estar a las órdenes del lobby de la banca de inversión cuando ocupaban cargos públicos.

‘Inside Job’ explica cómo frenaron la regulación del mercado de derivados, uno de los productos financieros especulativos que contaminaron los mercados antes del crash. O cómo, en 1999, Summers se dejó convencer por Citigroup (con Rubin en nómina) y Goldman Sachs (dirigida por Henry Paulson, futuro secretario del Tesoro con Bush Jr.) para tumbar restricciones vigentes desde la gran depresión: Summers revocó la ley Glass-Steagall, de 1933, que prohibía a los bancos comerciales jugar a ser bancos de inversión, como explica el actor Matt Damon, que prestó su voz al filme.


El documental también reparte de lo lindo a Henry Paulson, antiguo presidente de Goldman Sachs. Era el gerente mejor pagado de Wall Street cuando George Bush Jr. le nombró Secretario del Tesoro a mediados de 2006. Su sueldo en la Administración pública pasó a ser drásticamente más bajo. Pero no se apuren: Paulson se llevó 50 millones de dólares al cambiar de trabajo (al pasar al Gobierno, tuvo que vender sus acciones de Goldman, operación libre de impuestos gracias a una ley aprobada por Bush). En cualquier caso, el hombre vendió a tiempo: la empresa rozó la quiebra en 2008.

Trileros en la zona.
El nombre de Paulson se asocia también al timo de las célebres hipotecas subprime. En abril de 2010, Goldman Sachs fue acusada de fraude por la Comisión del Mercado de Valores de EE.UU. por sus maniobras previas al crash financiero. La estafa consistía en cobrar dinero de los especuladores a cambio de colocar a sus clientes hipotecas subprime cuando Goldman ya sabía que este producto financiero no valía un duro debido al estallido de la burbuja inmobiliaria. «Estos valores son una mierda», escribió un vendedor de Goldman en unmail cómico enviado a un compañero en esa época. Hablando en plata: la empresa estaba vendiendo mierda a sabiendas. Y aún hay más: «Goldman empezó a apostar en el mercado contra estos productos mientras los vendía a sus clientes como inversión», se cuenta en el documental. Es decir, cuando el producto perdía valor, Goldman ganaba dinero. Mientras, el cliente al que le había colocado el engendro financiero, lo perdía todo. Chorizos, trileros, mangantes… pueden llamarlos como ustedes quieran.


‘Inside Job’ recuerda también que las agencias de calificación dieron su nota más alta (AAA) a las hipotecas subprime meses antes de que se convirtieran en basura. Una práctica, al parecer, habitual: en febrero de 2007 premiaron a la banca islandesa con otra triple A… Sí, fallan más que una escopeta de feria, pero es que, si hacemos caso al filme, se trata de fallos muy lucrativos…


Conclusión: ‘Inside Job’ es la historia de un crimen perfecto. El Estado rescató con dinero público a las empresas corruptas. Los responsables del fraude no fueron a chirona, regresaron a casa con los bolsillos llenos y hasta se recolocaron en el Gobierno. ‘Inside Job’ viene a hacer un poco de justicia poética porque, de la otra, nada de nada.

«Obama ha preferido mirar hacia otro lado».
Cuando el documentalista Charles Ferguson (1955) llegó al Festival de Cannes, hacía sólo diez días que había acabado ‘Inside Job’. No obstante, entonces ya era consciente de que había rodado una bomba de relojería, aunque quizás no esperaba que tuviera tanta repercusión. ‘Inside Job’ se estrena el viernes en España tras ganar el Oscar al mejor documental.


- La lista de peces gordos entrevistados en el filme es impresionante: Straus-Kahn, Paul Volcker, George Soros, Scott Talbott, Martin Feldstein… Más de uno se arrepentiría de haber aceptado su invitación, ¿verdad?
- En efecto (risas). Varios me escribieron después diciendo que se retractaban, que anulaban su participación, pero ya no podían hacer eso: me habían dado su consentimiento escrito para entrevistarles y utilizar el metraje en el filme.

- Los entrevistados reaccionan de diversas maneras cuando usted los pone en apuros. Algunos parecen perplejos al escuchar sus acusaciones. ¿Le sorprendió alguna reacción en concreto?
- Me sorprendió mucho la reacción de perplejidad de Frederic Mishkin. Fui a la entrevista con información detallada sobre su conflicto de intereses. Lo que no sabía era lo increíblemente ignorante que era de haber hecho algo inapropiado. Me quedé en shock al ver su estupefacción.


- ¿Le sorprendió que aceptaran ser entrevistados por usted?
- En algunos casos, mucho. David McCormick (secretario de Asuntos Internacionales en el Departamento del Tesoro entre 2007 y 2009), por ejemplo, me conoce desde hace unos diez años. No es que no supiera quién era yo. Sabía quién soy y cómo pienso. Había visto mi primer filme(‘No End in Sight’, sobre la ocupación estadounidense de Irak). Sabía que tenía una visión crítica.

- ¿Por qué lo hizo entonces?
- Creo que tanto él como el resto no están acostumbrados a que los periodistas les pongan en tales aprietos. Me refiero sobre todo a los reporteros que cubren la información gubernamental en medios como The Wall Street Journal. Saben que tienen que ser amables con la gente de la Casa Blanca porque de otra manera no conseguirán acceder a determinadas entrevistas y fuentes.

- Su película es extremadamente dura con la actitud del presidente Barack Obama, al que acusa de haber contratado como asesores económicos a algunos de los responsables de la crisis.
- Yo contribuí a la campaña de Obama. Antes de las elecciones, Obama hizo muchas referencias críticas a Wall Street y los responsables de la crisis. Recuerdo perfectamente el día que eligió a su equipo económico. «Oh, cielos pensé son otra vez los mismos tipos». Tras esa decisión no fue ninguna sorpresa que no hiciera nada por perseguir a los responsables. Incluso visto desde un punto de vista cínico de puro electoralismo, creo que Obama cometió un error al mirar hacia otro lado. Y va a pagar políticamente por ello. Evidentemente hubiera perdido el apoyo del sector financiero, pero habría ganado un gran respaldo popular.

- ¿Qué haría si fuera usted el presidente?
- Despedir a todos esos tipos. Hay que acabar con esa superstición que nos hace creer que sólo individuos provenientes de los grandes conglomerados financieros pueden asesorar al Gobierno sobre economía. En EE.UU. sobra gente preparada y con las manos limpias para hacer ese trabajo. También metería mano en las agencias de calificación, en el mercado de los derivados… Hay muchas, muchas, muchas cosas que habría que regular en la economía de nuestro país.

---

Alberto Garzón Espinosa – Consejo Científico de ATTAC.

Inside Job es un documental que ganó un oscar en la última edición de los premios de Hollywood. En él podemos ver un análisis de la crisis de las hipotecas basura desde varias perspectivas, aunque siempre desde el mismo patrón ideológico. Inside Job culpabiliza de la crisis al neoliberalismo y al afán desmedido de los gobiernos estadounidenses de las últimas décadas por desregular el sistema financiero y mantenerlo a salvo de una mínima intervención estatal. Y a partir de ahí examina la crisis desde el lado de los altos empleados de las grandes entidades financieras, desde las asociaciones que promovían la regulación financiera, desde los políticos partidarios de la desregulación y también desde los economistas que justificaron todas las medidas implantadas por el neoliberalismo.

A mí me parece un buen trabajo de divulgación, y creo que hay varios aciertos de importancia en todo el documental. El primero, que es necesario que la gente vea que detrás de las grandes empresas financieras que se beneficiaron tanto de la burbuja financiera hay personas de carne y hueso. El segundo, que los reguladores y los políticos son responsables de la dejación de funciones y más aún de legitimar el delito gracias a sus leyes. Y el tercero, que es necesario señalar a los economistas como agentes al servicio de las finanzas y mostrar cómo son tan bien remunerados por su trabajo de mercenarios.

El complejo mundo económico actual suele llevarnos muchas veces a hablar de “mercados financieros”, que es un concepto abstracto que a la gente corriente le resulta bastante ajeno. Los economistas sabemos de qué estamos hablando pero el resto de personas acaban por identificar a los mercados financieros como una gran y deliberada conspiración de unas cuantas personas contra la ciudadanía. En realidad no es exactamente así.

Cuando hablamos de “mercados financieros” estamos hablando de espacios abstractos en los que se negocian títulos que conllevan unos derechos y obligaciones determinadas, y ejemplos son el mercado de deuda pública, el mercado de deuda privada, el mercado de acciones, el mercado de futuros y tantos otros. En el mercado de deuda pública, por ejemplo, tienes la “obligación” de aportar una cantidad como préstamo al Estado y el derecho a recibir en un plazo acordado el montante prestado más unos intereses que se derivan del contrato que se hace con el Estado. Esos son los mercados financieros en sentido estricto.

Ahora bien, cuando hablamos de mercados financieros también estamos hablando, precisamente, de los agentes económicos que allí operan. Y esa es la clave. Los bancos, otras entidades financieras y tantos otros instrumentos de gestión de ahorro (como los fondos de inversión colectiva) son los agentes económicos que actúan y dominan en esos mercados comprando y vendiendo títulos y haciendo así beneficios. Por lo tanto, es legítimo decir que ellos son los mercados financieros. Y detrás de ellos hay personas de carne y hueso que gestionan todas las decisiones empresariales (por ejemplo la de los bancos) y las cuales están sometidas a la lógica de la competencia. Actúan como actúan porque la supervivencia de las empresas para las que trabajan depende de que así sea.

Un ejemplo con la crisis de las hipotecas subprime. Las grandes entidades financieras especularon con los títulos derivados y utilizaron todo tipo de productos financieros complejos para incrementar sus beneficios y alimentar la burbuja. Pero detrás de todas esas decisiones había gestores y directivos que firmaban los contratos, y los cuales tenían que competir entre ellos por sacar el máximo rendimiento a esa coyuntura. Por eso todos participaron en la fiesta que acabó por ser un entierro financiero, aunque por supuesto pagado por el Estado.

Inside Job nos muestra esas caras. La de los directivos de las grandes empresas a los que no les importaba lo que pudiera ocurrir con la economía nacional o mundial en el medio o largo plazo. El sistema de incentivos empresarial y económico les empujaba a comportarse pensando únicamente en el corto plazo. Y el documental muestra las dos caras de la moneda. Los muestra como grandes beneficiarios de la crisis, en tanto que receptores de ingentes cantidades de dinero, pero también como personas sometidas a un estrés ingobernable que los llevaba al consumo sistemático de drogas y prostitución.

En segundo lugar, Inside Job nos muestra a los reguladores que en realidad trabajaron para no tener que regular. O dicho un poco de broma: para no tener que trabajar. Todos estos reguladores habían interiorizado la tesis de que el fin de la historia había llegado y que ninguna crisis financiera asolaría el mundo. Estaban convencidos de que dejando hacer a los mercados financieros todo funcionaría mejor. Y en esto estaban todos: políticos de izquierdas, otrora socialdemócratas, y de derechas. La crisis mostró cómo su dejación de funciones tuvo grandes consecuencias, pero también muestra cómo no han sido penalizados por ello. Se siguen aplicando las mismas políticas y se sigue confiando casi ciegamente en muchos de los instrumentos y mecanismos responsables de la crisis.

Un aspecto que me sorprendió sobremanera fue la crítica durísima que se realiza al gobierno de Obama al final del documental. No porque yo no esté de acuerdo, que obviamente sí, sino porque me esperaba un “producto” más del estilo M. Moore. Sin embargo los directores decidieron acabar el documental explicando cómo Obama había decidido mantener la línea de su predecesor republicano y cómo todo continuaría igual después de todo. Una grata sorpresa escuchar eso en un documental así.

Pero los reguladores trabajan con datos, estudios e informes. Y la principal fuente de esa información es el mundo académico. Los economistas de las principales universidades abogaban por un mundo neoliberal, donde los mercados financieros eran libres en prácticamente todos los sentidos y donde la mejor receta en regulación era precisamente no regular. Esos economistas justificaban sus conclusiones con sesudos informes repletos de tópicos y lugares comunes y con herramientas econométricas que ocultaron el vacío real de sus trabajos.

Esos economistas eran además consultores o directamente empleados de las grandes entidades financieras que eran, precisamente, las grandes beneficiadas de esos informes. Un conflicto de interés puro y duro que Inside Job muestra claramente. Y en particular lo muestra con el ejemplo de Miskhin, un alto economista de la Reserva Federal, y que antes de la dolorosa caída de Islandia redactó un informe titulado “Estabilidad financiera en Islandia” alabando el sistema financiero de aquél país. Después del crack Miskhin debería haber sido enviado al ostracismo, como tantos otros economistas del estilo, pero él se limitó a volver a la enseñanza. Eso sí, antes cambió el título de su informe y pasó a llamarlo “Inestabilidad financiera en Islandia”. Y, como con Miskhin, Inside Job nos revela casos extraordinarios de ese papel legitimador de los economistas.

No obstante un apunte. Ver a Miskhin entre las cuerdas a lo largo de todo el documental (yo diría que en más de una vez casi echándose a llorar) sugiere también que es posible que muchos de esos economistas actúen más por ingenuidad que por maldad. Al menos este hombre decidió aparecer en el documental, cosa que no se puede decir de muchos otros.

En definitiva, un trabajo que merece la pena ser divulgado a pesar de que intuyo que no será del todo sencillo para gente alejada del mundo de la economía y la política. Por supuesto también hay faltas, y es que en muchos casos no da un paso más y se adentra en el corazón de la crisis y el sistema. Pero es un documental del que hay que saber extraer enseñanzas. Por eso en cualquier caso es un material recomendable.

----
documental:



'The Flaw': el documental que explica el origen de las crisis

¿Una explicación a la crisis económica? El director de The Flaw tiene la suya propia. Vendría a traducirse como El error en español, y es un brillante documental británico que compite en el Festival de Sundance y que formula su propia tesis sobre los orígenes de la crisis económica de 2008: para su director David Sington, la crisis se debió más al empobrecimiento de las clases medias que a la codicia de Wall Street.

El título surge de las palabras del entonces presidente de la Reserva Federal de EEUU, Alan Greenspan, nada más estallar la burbuja inmobiliaria de 2008. Greenspan confesó que se equivocó al pensar que los mercados se corregirían y que los préstamos hipotecarios no serían un problema de semejante magnitud. Reconoció su gran error: "the flaw".

David Sington, ya obtuvo el Premio del Público en Sundance en 2007 por el documental 'In the Shadow of the Moon' ('En la sombra de la Luna', sobre la misión Apolo) y asegura que lo que le sedujo de esta historia es la libertad de la página en blanco ya que "nadie sabía exactamente lo que había sucedido".

"Hablé con algunos altos directivos de Wall Street y todos fueron muy elocuentes al hablar de lo que había sucedido. Pero respecto a los porqués, no tenían mejores ideas que yo", dijo.

Durante los tres primeros meses de trabajo en el documental, David Sington y su equipo intentaron comprender cuál había sido la falla intelectual que había llevado al desastre: ¿Falta de ideas? ¿Problemas en las normativas? ¿Agencias de calificación falibles? "Teníamos una larga lista de hipótesis", narra el director.

Finalmente, en la sala de edición, David Sington se hizo una idea de la respuesta. "Cerca de 80% de los 'subprimes' (créditos hipotecarios de riesgo) fueron concedidos a personas que ya tenían préstamos inmobiliarios", destacó. "O sea que la cuestión no era que había un nuevo grupo de prestatarios con poco crédito, sino que había personas ya endeudadas cuyos perfiles se habían deteriorado".

Ciudadanos normales convertidos en créditos de riesgo

"Me pareció que el filme debía concentrarse en eso: en tratar de explicar por qué el estadounidense de a pie se había convertido en un crédito de riesgo, cuando no lo había sido unos años antes".

"Es asombroso que la economía estadounidense se haya más que duplicado desde los años 80 hasta el día de hoy, y sin embargo el nivel de vida del 90% de la población ciertamente no ha aumentado y, probablemente, ha descendido".

Para esta clase media, el mercado inmobiliario fue la manera de formar parte del grupo de la población que no ha cesado de enriquecerse en los últimos 30 años. "Entendieron instintivamente que tenían que convertir su casa en un activo si querían pasar de un grupo a otro", explica el director de The Flaw.

Si bien el documental descarta la hipótesis de la codicia de Wall Street para explicar la crisis, tampoco redime totalmente a los expertos financieros.