15 mayo 2014

El trabajo embrutece

ocio: la felicidad de no hacer nada-ulrich schnabel-9788415115595




"En la educacion no tratamos que la gente aprenda a pensar, se trata de que aprendan a trabajar"
Rockefeller group 


"ademas del noble arte de hacer las cosas bien, 
existe el no menos noble arte de dejar las cosas sin hacer"Lin Yutang


”Hay que trabajar “un poquito” más y ganar un “poquito” menos.....Mariano Rajoy y la tropa mundial LIBERAL




ENTENDAMOS LO QUE EL LA VERDADERA LIBERTAD:

Curso con Félix Rodrigo: Comprender nuestra época - 1 from MIZAR-PETRUS on Vimeo.



Nos roban el tiempo, nos quitan la vida



- Nos quiere matar, quizá no literalmente, o tal vez sí, pero ciertamente nos quiere matar -¿Quién? - Os preguntaréis - El trabajo- Carcajada y cada cual a lo suyo.
Lamentablemente, no es un chiste. El trabajo nos mata de muchas formas, a veces fulminantemente, de manera repentina mediante trágicos accidentes que suceden, en muchos casos, por ahorrarse unos pocos euros. En otras ocasiones, lo hace de forma paulatina, mediante alguna enfermedad. Si tenéis suerte os tocará una enfermedad reconocida como laboral, que no atenuará ni el dolor propio ni el de vuestra familia, pero dejará unos cuantos billetes en casa, lo que, a quien no haya sufrido esa situación en carnes propias o cercanas, podrá parecerle justo. Otras veces, el trabajo os asesinará con mayor sutileza, arrebatándoos las cosas importantes de la vida: el tiempo, la alegría, la posibilidad de tener hijos, la vitalidad, la autoestima…
Quizá, de las tres grandes formas de matarnos que tiene el trabajo sea esta última la más sádica y cruel. ¿Os sorprende? Pensadlo un momento ya que la ejecución es perversa.
Con este método se desarrolla el crimen perfecto; seguiréis respirando con normalidad, vuestro corazón seguirá bombeando, vuestras constantes vitales funcionarán perfectamente... pero algunos y algunas os levantaréis por la mañana sabiendo que cuando regreséis ya será de noche y que solo os quedará tiempo para cenar y dormir. Otras personas os levantaréis con la certeza de que si decidís tener un hijo, os despedirán y que vuestra reinserción laboral será prácticamente imposible. Aunque también habrá quienes, a consecuencia de los productos que utilizan en el trabajo, hayáis quedado estériles (demuestre usted que ésa ha sido la causa). Algunas os levantaréis con el sabor salado de vuestras lágrimas recorriendo las mejillas, a sabiendas de que la tortura comenzará en el momento en que fichéis, cuando algún jefe o compañero continue, como cada día, haciéndoos la vida imposible, bajo la indiferencia, la complicidad o la indiferente complicidad del resto.
También habrá quien llegue todos y cada uno de los días de su vida con tal cansancio que no tendrá energía para nada más; ni aficiones, ni intereses, ni amigos, ni familia...
¿Existe algo más perverso? Nos roba la vida, poco a poco, día tras día, y encima tenemos que dar las gracias. Por trabajar. Porque la otra opción es no tener para comer ni para vivir y claro, eso también mata. Es perverso porque mientras nos venden la obligatoriedad de la salud, de los cuerpos esbeltos, de los gimnasios, no tienen reparos en envenenarnos, en hundirnos y enajenarnos. Es perverso porque nos dicen que tenemos que darle lo mejor a nuestros hijos y lo mejor son unos estudios cada día más difíciles de costear, ropa de marca, una videoconsola para que no sea menos que los otros niños, una colección sin fin de juguetes para que tenga qué elegir y no se aburra... pero eso sí, que vivan con las sobras de nuestro tiempo, con nuestra ausencia. Es perverso porque tenemos inculcado hasta la médula que hay que trabajar si no queremos ser tachados de vagos.

Tal es la alienación y perversión a la que se nos somete, que a nadie sorprende ya ver cómo competimos por ver quién va a trabajar en peor estado de salud: "Mira esa, se ha cogido la baja por una gripe, yo el año pasado aquí estuve con 39 de fiebre y sin quejarme". Ninguneamos y cuestionamos las enfermedades derivadas de problemas psicosociales, pese a estar demostrado los trastornos que causan en la salud, aunque, eso sí, todos tenemos derecho a prejuzgar y criticar a quien se queje de su mermada salud.

Y es que si asumimos que la muerte pone fin a nuestra vida y que vivir es el tiempo para hacer las cosas que consideramos importantes, el trabajo, tal y como lo sufrimos nos convierte en muertos en vida.

Decía José Mujica, Presidente de Uruguay: "Cuando tu compras, no lo haces con dinero, compras con tiempo. Tiempo de tu vida que tuviste que gastar para ganar ese dinero. La vida hay que vivirla y para eso hay que tener tiempo, tiempo libre". Cada vez nos roban más tiempo. Ahora está de moda meter horas extras gratis para arrimar el hombro por la empresa, para mostrar implicación. Sin embargo, ese tiempo, no nos lo devolverán esos ladrones; nos harán creer que “es lo que toca".

Y aquí quería llegar, a los ladrones. Al inicio he realizado una pregunta ¿quién nos quiere matar? Pero "el trabajo" no responde al quién sino al qué. El trabajo no es el asesino, sino el arma homicida. Sin embargo, detrás de este homicidio, como en todos los asesinatos hay un quién, alguien que se beneficia, que no tiene que dejar de pasear con sus hijos, que puede disfrutar de sus relaciones humanas, que posee tiempo para gastar, gracias a que vosotras y vosotros ya estáis renunciando a todo eso. Tienen nombres y apellidos, solo hay que pensar y querer saber quiénes se están beneficiando de robarnos la vida.
Cristina Bereciartua – Alternatiba




No pidas un trabajo, nunca habra para todos, pide un sueldo basico para todo hombre nacido en el planeta. 

Ni en la tribu mas "primitiva" se muere nadie de hambre por no "trabajar". 


"la capacidad productiva mundial esta muy por encima de la capacidad de consumo"


¿Necesita el mundo las miles de fabricas de coca-cola y su marketing para saciar nuestra sed y estropearnos la salud?

Se puede hacer algo tan ilogico como la OBSOLESCENCIA PROGRAMADA  que conlleva un ingente derroche de horas de trabajo y materias primas ?  




-------------------------------------------------------------------------------



------------------------------------------------------------------------

Y Rajoy le dice al pueblo ” Hay que trabajar “un poquito” más o ganar un “poquito” menos
asegura que el gran “objetivo nacional” en España es el empleo y defiende, en el actual momento de crisis económica, “trabajar unas poquitas horas más o ganar un poquito menos”. . Hay que hacer más cosas con menos.






Según datos publicados en la revista PloS ONE basados en un estudio realizado por el Instituto Finlandés de Salud Ocupacional, en el University College de Londres, trabajar 11 horas o más aumenta en más del doble la posibilidad de sufrir cuadros depresivos.

El trabajo sí perjudica seriamente la salud


Las jornadas laborales largas se relacionan con un mayor riesgo de sufrir episodios depresivos.
Los autores han llegado a esta conclusión tras analizar las condiciones laborales y la situación personal de 2.000 funcionarios británicos con edades comprendidas entre los 35 a los 55 años

."Seguimos la evolución de estos trabajadores a través de entrevistas durante cerca de seis años y los datos son claros. Aquellos que contaban con jornadas de 11 horas o más o que hacían horas extra (en total, un 16 por ciento de las personas analizadas), tenían entre un 2,3 a un 2,5 más de posibilidades de desarrollar episodios depresivos y ansiedad si lo comparamos con aquellos cuya jornada se limitaba a siete u ocho horas (54 por ciento)", explica Marianna Virtanen, responsable del estudio.


En la investigación se tuvieron en cuenta otros factores como el estilo de vida de los participantes, el nivel económico y su entorno social para no desvirtuar los resultados.


De este modo, se dibujó un  'retrato robot' de las personas con más riesgo de caer en la depresión. Los resultados indican que se trata de los varones casados o que viven en pareja, con un puesto de alta responsabilidad (donde hay una carga importante de presión), y que consumen alcohol de forma moderada.

"Los datos son importantes y preocupantes", afirma Virtanen.

---------------------------------------

 revisar:

 
Preguntas raras en entrevistas de trabajo

Lo principal que tienes que tener claro en una entrevista es el tipo de empleado que el empresaurio está buscando. Es obvio que no tiene por qué tener absolutamente nada que ver con lo que él te pueda contar que está buscando. No es lo mismo el tipo de empleado que el puesto de trabajo. En cuanto al puesto, puede estar buscando un auxiliar administrativo, un camarero, un mecánico, un comercial o un programador.
En cuanto al tipo de empleado, puede que te diga que busca una persona empática, proactiva y otra serie de adjetivos molones que no sepa muy bien lo que significan pero la realidad casi siempre será que busque a un padefo deluxe. Por supuesto, no está de más que el nuevo empleado sepa algo del trabajo, pero el empresaurio sabe que eso es muy difícil verificarlo en la entrevista porque todos los candidatos mentirían lo que fuera necesario. Pero sí que podría verificar en la entrevista, sobre todo si tiene experiencia, es que sea un padefo deluxe pata negra o al menos un padefo standard.

Dicho de otra forma:
*el objeto de las preguntas raras de la entrevista suele ser comprobar si el candidato es un padefo pero sin que se de cuenta*. Y es cierto que los candidatos no suelen darse cuenta, especialmente los que buscan primer empleo. Los infelices creen que de verdad a la empresa le importa que haga deporte y macramé los fines de semana y que sea una persona abierta y amante de los perros Chihuahua. Pero la realidad es que cuanto más molona, modelna y psicológica sea la pregunta mayor será la probabilidad de que simplemente pretenda evaluar hasta dónde estaría dispuesto a tragar el candidato. Por tanto, para intentar "triunfar" en una entrevista con un empresaurio puedes aplicar la psicología inversa, o sea ponerte en su lugar. Simplemente tienes que aparentar ser un padefo deluxe y que él no se de cuenta de que has adivinado el objetivo de su pregunta sino que se crea que tú te has creído que le importa cuáles son tus hobbys. Si lo consigues aumentarán de forma exponencial tus posibilidades de ser contratado.
Es cierto que mejorando tu formación también aumentan tus posibilidades de contratación, pero sólo de forma lineal. En Españistán, un título de padefo deluxe vale más que un máster. Por eso te sorprenderás en multitud de ocasiones de que cierta persona esté ocupando cierto puesto. Pues bien, en este artículo se van a citar algunas de las preguntas que son más habituales en las entrevistas de trabajo y *la forma en la que un verdadero padefo deluxe respondería* y seguramente en algunas no sea lo que te esperas. Recuerda que uno de los superpoderes del padefo es que no sabe que lo es.

Es decir que el padefo no buscará responder lo que la empresa quiera oír sino que responderá de forma natural lo que la empresa quiera oír. En el matiz de la diferencia está la victoria. Este artículo no es de humor, aunque te lo pueda parecer, porque una de las características de Españistán es que gracias a su patetismo no se sabe si está más cerca de provocar risa que cualquier otra cosa. [Libro 'Tus Derechos en el Trabajo'.] *¿Cómo te definirías?* Al empresaurio le importa un pimiento cómo seas. Lo único que quiere saber es si eres el tipo de persona que tragará sin quejarse. El padefo está orgulloso de ser un trabajador. Siempre ha tenido claro que lo primero es el trabajo y que en los tiempos actuales hay que estar agradecido no sólo de tener un trabajo sino incluso de tener la oportunidad de una entrevista. *¿Tienes estudios superiores a los requeridos por el puesto?* Esta pregunta tiene dos objetivos. Por un lado descartar a las personas con alta formación que se presenten a un puesto de mozo de almacén, porque la persona formada puede no creerse que las empresas te puedan quitar el paro, ponerte sanciones económicas, que te puedan poner una mancha en el expediente laboral y el resto de gilipolleces habituales que sí que se creen los trabajadores poco formados. Pero por otro lado, en otro tipo de puestos el empresaurio quiere saber si podrá encargarte funciones superiores si fuera necesario. Por tanto, dependiendo del puesto puedes no mencionar la titulación superior o hacerlo. Por ejemplo, si el empleo es de auxiliar administrativo te podría convenir decir que tienes formación o titulación en temas fiscales o contables porque por supuesto el empresaurio no quiere que solo hagas fotocopias y llames a los proveedores, aunque eso sea lo que te diga en la entrevista. También quiere que de paso lleves la contabilidad cobrando lo mismo, pero por supuesto *aún* no te lo va a decir. *¿Por qué escogiste tus estudios?* Al empresaurio le importa una m... porqué estudiaste X. Sólo quiere encontrar al padefo, que escoge su profesión por sus salidas laborales aunque no le guste. Una persona que estudie lo que le guste sin que le importe que una empresa le pueda contratar es el anticristo para todo empresaurio porque es una persona con capacidad de pensamiento propio. Para el empresaurio el objetivo del sistema educativo no es formar ciudadanos sino formar trabajadores productivos. *¿Cuánto cobras de paro y cuánto tiempo te queda?* Al empresaurio le toca los c... que te puedas morir de hambre dentro de 3 meses. Lo que quiere saber es si cobras más paro de lo que te va a pagar él, si es que te paga. Si fuera así te podría interesar dejar de tragar en un momento dado.

Por ejemplo podrías dejar de hacer horas extras gratis y de ejercer funciones superiores que no te paga y si te despidieran podrías reanudar tu paro anterior. Por ello, el empresaurio podría preferir a quien le quede menos paro o lo cobre en poca cantidad. *¿Has trabajado antes?* El empresaurio quiere saber si tienes experiencia, pero más que la experiencia en el puesto le interesa la experiencia en tragar, porque el que ya ha tragado probablemente lo seguirá haciendo. Por tanto un padefo deluxe nunca busca primer empleo porque si no no sería deluxe. El padefo nace, pero el deluxe se hace. Un padefo inteligente (los hay) en busca de su primer empleo diría que trabajó antes pero en negro porque no pudieron (nunca diría que no quisieron) hacerle contrato porque no tenían dinero para las cotizaciones, que son carísimas por culpa del gobierno que no facilita las cosas para crear puestos de trabajo. El empresaurio se lo creería porque probablemente él ya haya tenido empleados sin alta en la SS e incluso él mismo puede haber estado operando sin alta en autónomos ni en el IAE ni en el IVA. *¿Te fuiste o te despidieron?*

Es la pregunta más delicada, la más importante para el empresaurio y la que te hará con mayor probabilidad. Para el empresaurio hispánico, la única forma correcta de que un empleado se vaya es cuando él se lo ordene y sin cobrar. Por tanto, un padefo jamás se marcha voluntariamente de una empresa para mejorar. Eso es un follón y por tanto pasa de él. Ni siquiera por temas familiares ni aún menos de salud. El empresaurio no sólo quiere un padefo sino un padefo for life. El padefo se fue de su empleo anterior sin cobrar indemnización porque la empresa le dijo que ya no le necesitaban y le ofrecieron arreglarle los papeles del paro. Observa que el padefo mezcla en la misma frase lo que realmente es un despido con lo que se supone que fue un favor de la empresa. Con eso demuestra que no se dio cuenta de que realmente era un despido y el empresaurio creerá que cuando quiera le podrá hacer lo mismo.

Obviamente, el padefo firmó lo que le dijeron aunque no sabía lo que era, pero cobró el paro sin problemas gracias a la empresa. *¿Qué tal te fue en tu empleo anterior?* Al padefo siempre le ha gustado su empleo anterior porque le pagaban a fin de mes incluso cuando la empresa no iba bien. Alguna vez se retrasaron varios meses seguidos pero lo entendió porque la empresa pasaba por problemas. Le ofrecieron bajarse el sueldo y lo aceptó y entonces ya no hubo más retrasos. Además aprendió mucho gracias a la empresa. *Describe a tu mejor amigo.*

El empresaurio quire saber si harás grupitos o participarás en ellos. El padefo deluxe no hace amigos en el trabajo por si acaso no le gustara a la empresa. El empresaurio no quiere que sus trabajadores estén unidos. El mejor amigo del padefo es su padre porque fue un buen trabajador desde los 16 años y le enseñó que la mejor forma de progresar en la vida es trabajar duro. El gen padefil es dominante. El mejor amigo del padefo nunca es su pareja y menos aún sus hijos, porque eso podría dar lugar a prioridades sobre el trabajo. *¿Qué has hecho mientras estabas en el paro?* El padefo jamás piensa en hacerse autónomo y/o montar una empresa. Eso sí que es un follón y sólo está al alcance de la mentes privilegiadas de los empresaurios. Por supuesto, el empresaurio no quiere formar a su futura competencia. El padefo se apunta a todas las ETT y a todas las cárnicas y hace cursos de formación. El padefo deluxe además se los paga de su bolsillo porque los de los sindicatos son una mierda para
justificar las subvenciones que cobran los muy cabrones. *¿Qué tipo de persona contratarías para el puesto?* El padefo contrataría a quien pusiera todo de su parte sin añadir más problemas a la empresa y que comprendiera que estos son tiempos de trabajar más y ganar menos. *¿Por qué crees que debo contratarte?* Porque puede haber quien sepa más que un padefo deluxe pero nadie estará más a disposición de la empresa en cualquier tiempo y lugar que un padefo deluxe. *¿Estás casado? ¿Tienes familia?*

Si el padefo tiene hijos, los cuidan las abuelas o se pagan una guardería porque el trabajo es lo primero. El padefo no vive de alquiler porque eso es tirar el dinero como todo el mundo sabe, por lo que siempre tiene hipoteca. Tener hipoteca es un punto a favor importante en una entrevista, porque implica que el trabajador será prisionero del empresaurio. *¿Te cuidas para estar en forma?* El padefo tiene una salud extraordinaria, porque nunca falta al trabajo y jamás pide una baja. El padefo no practica deporte porque no tiene tiempo. Eso le gusta al empresaurio porque disminuye el riesgo de lesión y baja. *¿Cuánto crees que deberías ganar ahora y en el futuro?* El padefo se conforma con el salario mínimo porque comprende que las empresas no están para tirar cohetes y además los precios están bajando. En el futuro la empresa sabrá valorar si es o no conveniente subirle el salario. Por supuesto, de cara a tu salario y resto de derechos laborales no importa en absoluto lo que digas o dejes de decir en la entrevista.

Es decir, que tu salario será el que te corresponda por el convenio obligatorio, al igual que tu jornada, vacaciones, etc. *No importará en absoluto que en la entrevista aceptes unas condiciones inferiores e incluso que las pusieran en el contrato*, porque este tipo de derechos laborales son irrenunciables según el art.3 ET. Eso quiere decir que tú serás muy tonto y muy padefo pero sólo mientras que te haga falta serlo. Dicho de otra forma: puedes grabar la entrevista de trabajo, que demostrará cuál es la actividad real de la empresa, cuáles serán tus funciones y cuál será tu horario. Las grabaciones ocultas son pruebas válidas en juicios laborales . Mientras trabajes allí puedes ir recopilando pruebas de lo mismo. Cuando te apetezca, incluso después de irte o de que te echen, podrás poner la demanda de reclamación de cantidad laboral , en la que podrás pedir las horas extras y sobre todo las diferencias salariales de los últimos 12 meses. Además, si hubieras estado cobrando por debajo del convenio real todo despido objetivo sería improcedente. ¿Sabes aquello de que quien ríe el último siempre ríe mejor? Pues eso.

Tienes a tu disposición el servicio *profesional* de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro /"Tus Derechos en el Trabajo" / (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales y por Whatsapp. *Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales*. Quien sabe no necesita copiar ni imitar. [WhatsApp] [Google+] [Twitter] 10 comentarios:

1. Unknown 23 abril, 2013 Enorme artículo. Gracias porque despues de muchas entrevistas con preguntas (que a mi me parecían) sinsentido, ahora lo entiendes todo. Responder Eliminar 2. Javier 23 abril, 2013 Añado que si hay un deporte que vende bien para decir en las entrevistas es el ajedrez porque: - No te puedes lesionar, por tanto no hay bajas. - La gente piensa que el que juega al ajedrez es mas inteligente, asi que le puedo sacar mas partido. Responder Eliminar 3. Pepu 23 abril, 2013 C U A N T A R A Z Ó N !!! Responder Eliminar 4. Antonio Larrubia Manzanares 23 abril, 2013 Falta la pregunta "¿Dónde te ves dentro de cinco años?". Responder Eliminar 5. A. 23 abril, 2013 ¿Qué cojones es un padefo? Responder Eliminar 6. Paucazorla 24 abril, 2013 Qué grandes sois. Responder Eliminar 7. Alcco 24 abril, 2013 Me parece que sí buscan a alguien contento con su opción de carrera por gusto, digo, para tener un ambiente laboral agradable; y no a los típicos caras largas que irradian tristeza y fracaso. Eso creo yo, aunque nunca me va a bien en tales entrevistas y creo que es por decir que odio mi carrera jajaja. Responder Eliminar 8. Orlander 24 abril, 2013 Al final una entrevista de trabajo se traduce en un protocolo. Sabes lo que preguntarán, ellos saben lo que responderás. Sabes cómo quiere que respondas, y ellos te lo evalúan. Hay preguntas donde se espera que mientas, como el de tus puntos negativos. Otras debes ser relativamente sincero. El caso es saber cómo y cuando seguir el patrón que buscan, que en muchos casos no deja de ser alguien capaz de aparentar ser molón, de sacrificarte en los momentos de crisis (horas extras ;P) y de mentir a la cara siempre que sea necesario a quien sea, todo por la empresa. Por supuesto esta faceta de mentiroso se usa para venderle a clientes del empresaurio "maravillas tecnológicas" que no dejan de ser en realidad una mierda embuelta en papel de regalo. Preciosamente envuelta. El adaptarte a ese patrón no deja de ser una prueba a ojos del empresaurio que eres un padefo dispuesto a darlo todo por la empresa, como ya se ha dicho en éste artículo. Al menos en el sector informático charcutero en el que me he movido (como la carnaza) ha sido así. Luego detrás puede haber una buena empresa o lo contrario. O que parezca buena o parezca mala, y que te quedes o no si es mala ya depende del grado de padeficción que uno esté dispuesto a soportar. En nuestro sector es bueno moverse para mejorar, y para dar lecciones a los empresaurios que que explotan aunque ésto represente peligro de cara a sus propios clientes, ya que un trabajador que domine un area y se vaya, causa una gran pérdida. Por eso cada vez más nuestras herramientas son cada vez más frecuentemente juguetes y nos hacen seguir unas normas de diseño muy específicas.
Si las herramientas son juguetitos que usa cualquiera y el producto que has dejado siguen unos patrones que facilitan que otro pueda retomarlo fácilmente, está claro que están invirtiendo en nuestra "sustitucionalidad" (o como se diga, 'oigan!' xDDDD). Luego está el tema del % de rotación... Vaya, me he extendido bastante... arrevoire! Responder Eliminar 9. Esther Lopez 24 abril, 2013 Habéis perdido un padefo.

Responder Eliminar 10. Laboro 24 abril, 2013 Antonio: es obvio que, a la pregunta de dónde te ves en 5 años, un padefo contestaría que en esta empresa en el mismo puesto, cobrando lo mismo y sin quejarse. En una empresa pequeña un padefo nunca diría que espera mejorar profesionalmente, porque eso implicaría marcharse. El empresaurio quiere que cuando el padefo aprenda y sea más productivo no se vaya sino que se quede. Si se trata de una empresa grande en la que sea posible el ascenso, el padefo diría que dentro de 5 años espera haber mejorado dentro de la empresa aprovechando las oportunidades que la misma le de.