23 febrero 2011

La religon judia no tiene nada que ver con el Sionismo

Mas claro que el agua (judaismo y sionistas)





DAVID DUKE : TRADUCIDO y leido mediante software:





Como sabréis, Rothschild es el apellido de la dinastía más grande de banqueros del Planeta; delante de ellos, hasta los Rockefeller son pequeños...
Los Rothschild fueron los banqueros del sionismo y por ello, la efigie del fundador de la dinastía Meyer Amsfeld, aparece en el billete de más valor del estado de Israel.

Discurso pronunciado por el rabino Ahron Cohen:


TdE


Discurso pronunciado en Ginebra el 20/04/09 por el rabino Ahron Cohen, miembro del grupo “Neturei Karta”, en el marco de la conferencia “Durban II” contra el racismo. Extractos:
Nuestro mensaje, y sé que el Presidente [Mahmud Ahmadineyad, Presidente de la República Islámica de Irán, que asistió al discurso, ndlr] lo ha entendido, es para todos vosotros, y esta es la razón de nuestra presencia.
Nuestro mensaje es que el judaísmo y el sionismo son dos entidades diametralmente opuestas, dos conceptos diferentes. El judaísmo existe desde hace miles de años, mientras que el sionismo existe desde hace un siglo. Si el judaísmo y el sionismo fueran idénticos, habríamos oído hablar del sionismo desde hace mucho más de un siglo. [...]
El judaísmo se refiere a una forma de vida que tiene miles de años, con una ética, una moral y un espíritu de justicia. El sionismo es una idea nacionalista que existe desde hace cien años, es contraria a las creencias judías. No voy a extenderme demasiado sobre este punto, porque es un mensaje que se dirige a los mismos judíos.[...]
Por definición, el sionismo es una ideología racista, ya que busca apropiarse de tierras – moviendo a las poblaciones que viven allí – para darlas a un grupo en particular. [...] El judaísmo predica la compasión y el respeto a los vecinos, el respeto de sus bienes, el respeto de sus viviendas, y por supuesto de respeto por sus vidas. [...]
Rezo para que el régimen sionista sea sustituido por un sistema de acuerdo con las aspiraciones de los palestinos. Cualquiera que sea la forma de este régimen, corresponderá al pueblo palestino decidirlo. Judíos, árabes, cristianos y musulmanes podrán vivir en paz como lo hicieron durante generaciones.
Los sionistas no representan a los judíos y no tienen derecho a representar a los judíos. El antisionismo no es antisemitismo. [...]


A los que habitualmente llamamos arios-judios, son basicamente askenazis ó Jazaros. 
Desde el momento en que los llamamos judíos, ellos ya tienen la coartada perfecta para echar al borregomatrix encima con el tema del antisemitismo, aunque bien sabemos que ni son semitas(raza), ni son judios(religion). 
Así que yo hago un voto para llamarlos por su verdadero nombre “askenazis”.


comentario Mayo, 2012

(El problema no es el judaísmo en sí…Es el Talmud,que predica el odio hacia los cristianos.
A principios del siglo XX,las ideas del Talmud se secularizan,incluso muchos judios se bautizan,pero en secreto siguen con la doctrina de esclavizar a los Goyim,de hecho muchos de los que dominan las finanzas no son judíos,pero son talmudicos,quieren esclavizar a la raza humana,(gentiles),o directamente ya lo han hecho….Subrayo las palabras del rabino y deseo una feliz convivencia entre judios,musulmanes y cristianos)

"En Israel, la gente vive con un miedo existencial brutal. 
Por eso es facil manipularlos"  
David Grosman

CARTA DE LA RED JUDIA ANTISIONISTA INTERNACIONAL
INTERNATIONAL JEWISH ANTI-ZIONIST
http://www.ijsn.net
Somos una red internacional de judíos incondicionalmente comprometidos con las luchas de emancipación humana, de las cuales la liberación de los habitantes de Palestina y de su tierra es una parte primordial. Nuestro compromiso es el desmantelamiento del apartheid israelí, el retorno de los refugiados palestinos, y el fin de la colonización israelí de la Palestina histórica.
Desde Polonia hasta Iraq, desde Argentina hasta Sudáfrica, desde Brooklyn hasta Mississippi, judíos fueron parte en la búsqueda de justicia, manifestando su deseo por un mundo más justo, participando con otros en luchas colectivas. Judíos participaron prominentemente en la lucha de los trabajadores durante la depresión americana, en el movimiento de los derechos civiles, en la lucha en contra el apartheid sudafricano, en la lucha contra el fascismo en Europa y en muchos otros movimientos por el cambio social y político. La histórica y progresiva limpieza étnica de la población palestina de sus tierras por parte del Estado de Israel contradice y traiciona esta larga historia de participación judía en luchas de liberación colectivas.
El sionismo - la ideología fundadora que se manifiesta actualmente en el Estado de Israel - echó raíces en la era del colonialismo europeo y se diseminó a continuación del genocidio Nazi. El sionismo se nutrió de los más violentos y opresivos hechos del siglo diecinueve, limando los numerosos esfuerzos de una militancia de judíos en las luchas de liberación. Honrando estas luchas y para retomar un lugar en los vibrantes movimientos populares de nuestro tiempo, el sionismo, en todas sus formas, debe ser abandonado.
Esto es crucial, primero que nada, por su impacto en los habitantes de Palestina y el resto de la región. El sionismo también deshonra la persecución y el genocidio de los judíos europeos al usar su memoria para justificar y perpetuar el racismo y colonialismo europeos. El sionismo es responsable por el extenso desplazamiento y alienación de los judíos mizrahi (judíos de ascendencia africana y asiática) de sus diversas historias, idiomas, tradiciones y culturas. Los judíos mizrahi tienen una historia en esta región de más de 2.000 años. Mientras el sionismo se arraigaba, estas historias fueron interrumpidas de su propio devenir en pos de la segregación de los judíos impuesta por el Estado de Israel.
Como tal, el sionismo nos implica en la opresión del pueblo palestino y en la denigración de nuestras propias tradiciones, luchas por la justicia y alianzas con nuestro prójimo. 


NOS COMPROMETEMOS A: 
OPONERNOS AL SIONISMO Y AL ESTADO DE ISRAEL
El sionismo es racista. Demanda poder político, económico y legal para las personas y culturas judías y europeas por encima de los pueblos y las culturas autóctonas. El sionismo no solo es racista sino antisemita. Respalda la imaginería antisemita europea y sexista del "judío diaspórico" afeminado y débil y contrapone a éste un "judío nuevo" violento y militarizado, que es un perpetrador y no una víctima de la violencia racializada.
El sionismo por lo tanto busca convertir a los judíos en blancos, a través de la adopción del racismo blanco en contra del pueblo palestino. A pesar de la necesidad de Israel de integrar a los mizrahi para mantener una mayoría judía, este racismo también se manifiesta en la marginación y la explotación económica de la población mizrahi socialmente pobre. Esta violencia racializada también incluye la explotación de los trabajadores migratorios. Los sionistas diseminan el mito de que Israel es una democracia. En realidad, el Estado de Israel ha establecido e implementado prácticas y políticas internas de discriminación contra los judíos de ascendencia mizrahi y excluye y restringe a los palestinos. Además, el Estado de Israel, en colaboración con los Estados Unidos, socava cualquier movimiento árabe por la liberación y el cambio social.
El sionismo perpetúa el excepcionalismo judío. Para defender sus crímenes, el sionismo cuenta una versión de la historia judía que está desconectada de la historia y las experiencias de otras personas. Promueve la narrativa del holocausto nazi como excepcional en la historia de la humanidad - a pesar de ser uno de muchos holocaustos, desde los aborígenes estadounidenses hasta Armenia y Ruanda. El sionismo separa a los judíos de las víctimas y los sobrevivientes de otros genocidios en lugar de unirnos a ellos.
A través de una islamofobia compartida y un deseo de controlar a Medio Oriente y Asia occidental, el Estado de Israel hace causa común con los cristianos fundamentalistas y otros que llaman a la destrucción de los judíos. Juntos, llaman a la persecución de musulmanes. Esta promoción conjunta de islamofobia sirve para demonizar a la resistencia contra la dominación económica y militar de occidente. Continúa una larga historia de colusión con regímenes represivos y violentos, desde la Alemania nazi hasta el régimen de apartheid de Sudáfrica y las dictaduras reaccionarias a lo largo de Latinoamérica. 
El sionismo sostiene que la seguridad judía depende de un estado judío altamente militarizado. Pero el Estado de Israel no contribuye a que los judíos estén seguros. Su violencia garantiza inestabilidad y miedo para los que están dentro de su esfera de influencia y pone en peligro la seguridad de todas las personas, incluyendo a los judíos, mucho más allá de sus fronteras. El sionismo voluntariamente trabajó para crear las condiciones que llevaron a la violencia en contra de los judíos en los países árabes. El odio que la violencia y dominación militar israelíes generan hacia los judíos que viven en Israel y en otros lugares es usado para justificar más violencia sionista.
NOS COMPROMETEMOS A:
RECHAZAR EL LEGADO COLONIAL Y SU EXPANSIÓN PROGRESIVA
En el momento en que el movimiento sionista decidió construir un Estado judío en Palestina, se convirtió en un movimiento de conquista. Al igual que las conquistas imperiales y las ideologías genocidas de las Américas o de África, el sionismo conlleva la segregación entre las personas, la confiscación de la tierra, la limpieza étnica y la implacable violencia militar.
Los sionistas trabajaron de común acuerdo con la administración colonial británica en contra de los habitantes originarios de la región y sus legítimas esperanzas de libertad y autodeterminación. El imaginario sionista de una Palestina "vacía" y desolada justificó la destrucción de la vida palestina tal como anteriormente ese racismo justificó la exterminación de los autóctonos estadounidenses, el tráfico transatlántico de esclavos y muchas otras atrocidades.
Desde la progresiva expansión de las colonias hasta la construcción del Muro del Apartheid israelí, el compromiso con la dominación colonial del Estado de Israel imprime su marca de destrucción ambiental y del paisaje físico de Palestina. Ante la falla de sus políticas para acabar con la resistencia palestina el Estado de Israel ataca con más y más violencia con políticas que, cuando son llevadas a su máxima expresión, apuntan al genocidio. En Gaza, el estado israelí impide el acceso a la comida, al agua, electricidad, ayuda humanitaria y suministros médicos como un arma dirigida a las bases mismas de la vida humana.
El Estado de Israel, que una vez fue vehículo para el ataque británico y francés contra la unidad y la independencia árabes, actualmente es un socio menor en la estrategia de los Estados Unidos y sus aliados por el control militar, económico y político, de dominación, específicamente de la región estratégica de Medio Oriente / Sudoeste Asiático. El peligro de una guerra nuclear a través de un ataque estadounidense/israelí contra Irán nos recuerda que el estado de Israel es una bomba atómica que debe ser desmantelada urgentemente para salvar las vidas de todas sus víctimas actuales y potenciales.
NOS COMPROMETEMOS A:
DESAFIAR A LAS ORGANIZACIONES SIONISTAS
Más allá de concretar la creación del Estado de Israel, el sionismo determinó su política internacional de antagonismo y dominación militar hacia sus vecinos y estableció una sofisticada red global de organizaciones, grupos de presión política, empresas de relaciones públicas, clubes en universidades y escuelas para perpetuar las ideas sionistas en las comunidades judías y el público en general.
Miles de millones de dólares americanos fluyen anualmente hacia el Estado de Israel para sostener la ocupación y su ejército sofisticado y brutal. La máquina de guerra que financian lidera la industria global de armas, mengua los recursos ansiados por un mundo que desesperadamente necesita agua, comida, asistencia médica, vivienda y educación. Europa, Canadá y las Naciones Unidas, mientras tanto, apoyan la infraestructura de ocupación bajo el disfraz de ayuda humanitaria para la población palestina. Juntos, los EEUU y sus aliados, cooperan para hacer más profunda la dominación de la región y acabar con los movimientos populares.
Una red internacional de instituciones y organizaciones sionistas apoya los asentamientos judíos militares y militantes con fondos directos. Estas organizaciones también proporcionan el apoyo político necesario para legitimar y promover políticas y programas de ayuda. En cada país, estas organizaciones censuran las críticas a Israel y tienen en la mira a personas y organizaciones a través de listas negras, violencia, vandalismo, encarcelamiento, deportación, despidos y otras privaciones económicas.
Estas organizaciones facilitan la difusión de la islamofobia. Tocan los tambores de guerra en el exterior mientras presionan por una legislación represiva en sus países. En Estados Unidos y Canadá, las organizaciones sionistas ayudaron a promover la legislación "anti-terrorista" convirtiendo todo esfuerzo organizado para apoyar al boicot, retiro de inversiones y sanciones contra el Estado de Israel, o para apoyar organizaciones palestinas, iraníes, iraquíes, libanesas y musulmanas, en sujetos a perseguir acusándolos de ayudar al terrorismo y cometer traición. Tanto en Europa como en EEUU, organizaciones supuestamente "judías" son las primeras en ejercer presión para entrar en guerra con Irán. Están apareciendo fisuras en el edificio del sionismo así como en la dominación mundial misma de los Estados Unidos. En la región, la resistencia extraordinaria por parte de Palestina y Sur de Líbano en contra de la agresión y ocupación israelí y estadounidense sigue en pie, a pesar de los recursos limitados y muchas traiciones. El movimiento de solidaridad con el pueblo de Palestina y la confrontación con la política de los Estados Unidos e Israel está cobrando ímpetu en el mundo. En Israel, este ímpetu lo vemos en el disentimiento creciente, que favorece las condiciones para retomar dos legados de los años '60: Matzpen, una organización israelí palestina y antisionista judía y el Partido Mizrahi Panteras Negras. Podemos agregar un creciente rechazo por parte de los jóvenes a participar en la conscripción obligatoria del ejército.
Dentro de los gobiernos y las discusiones públicas en los Estados Unidos y Europa, el costo del apoyo incondicional hacia el estado de Israel está siendo cuestionado cada vez más. Israel y EEUU buscan nuevos aliados en el sur global para que se unan a sus conquistas económicas y militares. La relación creciente entre Israel y la India es un ejemplo sombrío de esto. Al compartir un interés en el control político y la ganancia de capital para unos pocos a expensas de muchos, la elite en India y las de Asia Occidental y Medio Oriente, se hallan en connivencia con la economía y la agenda militar occidental en la región. 


La propaganda de la guerra global occidental contra el terror repercute en la islamofobia y es requerida y promovida por la elite india; Aprovecha esta oportunidad para reprimir severamente la disensión en regímenes de Medio Oriente así como Asia del sur y Asia occidental. No obstante, surgen levantamientos populares basados en las ricas historias de lucha anticolonial desafiando, y en última instancia, derrocando esta alianza.
Junto con nuestros aliados, intentamos contribuir a ampliar esas fisuras, hasta que el muro caiga y el Estado de Israel sea aislado como lo fue Sudáfrica durante el apartheid. Prometemos emprender la batalla en contra de estas organizaciones que pretenden hablar por nosotros y derrotarlas.
NOS COMPROMETEMOS A:
EXTENDER NUESTRA SOLIDARIDAD Y NUESTRO TRABAJO POR LA JUSTICIA COMPROMETEMOS NUESTROS CORAZONES, NUESTRAS MENTES Y NUESTRAS ENERGÍAS POLÍTICAS PARA APOYAR AL MOVIMIENTO VIBRANTE Y DIVERSO DE RESISTENCIA DEL PUEBLO PALESTINO Y A ENFRENTAR LAS INJUSTICIAS DE LAS CUALES LOS PAÍSES DONDE VIVIMOS SON RESPONSABLES.
Apoyamos inequívocamente el derecho de retorno palestino. Llamamos al desmantelamiento de la ley israelí racista del retorno que privilegia los derechos de cualquier persona que el Estado de Israel estima como "judía" para establecerse en Palestina, mientras que excluye a los palestinos y los convierte en refugiados.
Respondemos sin reservas al llamado de Palestina al boicot, retiro de inversiones y sanciones contra el Estado de Israel.
Apoyamos la exigencia de la liberación de los presos políticos palestinos y de acabar con los encarcelamientos de líderes políticos, mujeres, niños y adultos palestinos como método de control y terror.
No es nuestra tarea prescribir el camino que el pueblo palestino debe tomar para definir su futuro. No pretendemos sustituir nuestras voces por las de ellos. Nuestras estrategias y acciones surgirán de nuestras relaciones activas con quienes están involucrados en la gama de luchas de liberación dentro de Palestina y en el resto de la región. Apoyaremos su lucha por sobrevivir, mantenerse firme y avanzar en su movimiento lo mejor que puedan, en sus propios términos.
Somos copartícipes de los vibrantes movimientos populares de resistencia de nuestro tiempo que defienden y enaltecen las vidas de todas las personas y la del planeta mismo. Somos copartícipes de los movimientos que lideran los más afectados por la conquista del imperio, la ocupación, el racismo, el control y la explotación global de personas y recursos. Defendemos la protección del mundo natural. Defendemos los derechos de los pueblos autóctonos a sus tierras y a su soberanía.
Defendemos los derechos de los inmigrantes y refugiados a la libre circulación y seguridad a través de las fronteras. Defendemos los derechos de los trabajadores - incluyendo a los trabajadores inmigrantes introducidos en Israel para reemplazar tanto la mano de obra palestina como la mizrahi - a la justicia económica y a la auto-determinación. Defendemos los derechos a la justicia racial y a la expresión cultural. Defendemos los derechos de las mujeres y los niños y de todos los grupos explotados a ser libres de subyugación. Y defendemos los derechos universales al agua, a la alimentación, la vivienda, la educación, los servicios de salud y a vivir sin violencia - la única base sobre la cual la sociedad humana puede sobrevivir y florecer.
NOS COMPROMETEMOS A: 
APOYAR LA JUSTICIA PARA CURAR LAS HERIDAS OCASIONADAS POR LA IMPOSICIÓN Y EL FUNCIONAMIENTO DE LA DOMINACIÓN COLONIAL EN PALESTINA Y EN EL RESTO DE LA REGIÓN; LOS TRAUMAS DE LA OPRESIÓN EUROPEA DE JUDÍOS QUE EL PROYECTO SIONISTA ESTÁ EXPLOTANDO; LOS MIEDOS Y PRIVACIONES SUFRIDAS A TRAVÉS DE AÑOS DE DERRAMAMIENTO DE SANGRE; LAS MANIPULACIONES DE LA CULTURA Y LOS RECURSOS USADOS PARA EXPLOTAR A LOS JUDÍOS MIZRAHI Y PARA SEPARARLOS DE LOS PALESTINOS; Y LA PROGRESIVA MASACRE, VIOLACIÓN Y DESPOJO DEL PUEBLO PALESTINO. 
La justicia por la que trabajamos debe ser construida por todos a lo largo de Palestina, incluyendo Israel y por los refugiados palestinos, cuya lucha por su autodeterminación puede llevar a la igualdad y la libertad de todos los que viven allí y en las tierras circundantes.
TE LLAMAMOS PARA QUE TE UNAS A NOSOTROS
Estas promesas requieren la construcción de un movimiento judío internacional unido que desafíe al sionismo y su pretensión de hablar en nombre de todos nosotros. Ante un adversario internacional, no es suficiente trabajar localmente, o incluso nacionalmente. Debemos encontrar formas para trabajar juntos a través de fronteras, distancias, sectores e idiomas. Existe la posibilidad para muchas iniciativas y organizaciones, establecidas y nuevas, para trabajar independientemente y conjuntamente, en apoyo y colaboración mutuas.
¿Estás en contra del racismo en todas sus formas?
Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para acabar con el apartheid israelí.
¿Apoyas la soberanía y los derechos a sus tierras de los pueblos autóctonos?
Entonces te llamamos para que te unas a nosotros en la defensa de la soberanía y los derechos de los palestinos a sus tierras.
¿Crees que todas nuestras vidas dependen de la sustentabilidad económica y ambiental? ¿Te enfurece el robo y la destrucción de los recursos del planeta?
Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para detener la destrucción de la agricultura y la tierra palestina, su robo y el del agua y la destrucción de sus aldeas y plantaciones.
¿Buscas terminar con las guerras infinitas por el petróleo y la dominación de los Estados Unidos y sus aliados? ¿Quieres terminar con las culturas militarizadas, la conscripción de nuestros jóvenes y el saqueo de recursos para financiar ejércitos en lugar de las necesidades de la vida?
Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para desmantelar una pieza decisiva de la maquinaria de guerra global.
¿Deseas desvincularte de la limpieza étnica de Palestina por parte del Estado de Israel y de la destrucción de la historia, la cultura y su autogobierno? ¿Crees que no hay paz sin justicia? ¿Te enfurece y te entristece que el holocausto judío esté siendo usado para perpetrar otras atrocidades?
Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para terminar con el colonialismo sionista.
Para que todas las personas del planeta vivan con seguridad, justicia y paz, el proyecto colonial Israelí debe llegar a su fin. Nosotros jubilosamente asumimos esta tarea colectiva de socavar un sistema de conquista y saqueo que ha atormentado a nuestro mundo desde hace demasiado tiempo.

HISTORIA "LIGHT"(aunque no lo parezca) DEL SIONISMO:




notas de lectores:

 Ascendencia Khazar :

Khazars:Un pueblo turco-mongoloide que una vez residió en el sur de Rusia, donde crearon un gran imperio. En el siglo VIII se convirtieron al judaísmo y han estado considerados desde entonces como judíos genuinos. 
Fueron derrotados por los vikingos. Más del 90% de los que hoy se llaman a sí mismos judíos, son descendientes de los khazars, no de los hebreos.

  los llamados “Judios”  que tienen su origen en Europa oriental son, los descendientes históricos de los jázaros , un pagano turco-mongoloide Finn nación antigua en el corazón de Asia, que lucharon a su manera en sangrientas guerras sobre el siglo primero antes de Cristo en el este de Europa, donde establecieron su reino Khazar.

...Se desconoce el verdadero origen de los kazares. Podrían hasta haber sido una tribu goda, ya mezclada con tártaros, en la emigración de la destruida civilización aria del Gobi. Son nómadas. Su terrible sentido de la independencia es el que lleva a sus Reyes y sus Primeros Ministros (tienen un Gobierno dual, una pareja de "Reyes gemelos", por así decir; un signo hiperbóreo) a adoptar el judaísmo. Y lo pensaron mucho antes de decidirse a dejar sus cultos paganos. El mahometanismo les habría hecho depender del Califato de Bagdad y el cristianismo, del Emperador de Bizancio. El judaísmo, por el contrario, carecía de un centro visible de poder. Por esto lo prefirieron

Por alguna razón misteriosa  la historia del reino Khazar brilla por su ausencia en los cursos de historia en las escuelas y colegios a pesar de haber sido un reino gigantesco, (salvo un libro de Milan Kundera).....   http://www.nuevorden.net/r_190.html




Michael A. Hoffman – Judaism  discovered
http://www.4shared.com/document/luP7Yzjz/Michael_A_Hoffman_-_Judaism_Di.html y ahí se apreciará la bondad y la sabiduría de la cultura judía en la que, para empezar a probar bocado, hicieron olvidar al pueblo Kahazar de sus raíces para identificarse con las raíces ajenas del antiguo testamento. 
Hoy en día casi nadie sabe, ni judios ni gentiles, que la mayoria de los judíos son kahazares que se vinculan a una religión que a cambio de obediencia les permite cometer barbaridades contra los gentiles. Tecléese en google “The Thirteenth Tribe”. 

Dejo aquí un link:http://www.missionislam.com/nwo/tribe.htm de una web islámica (para evitar suspicacias).


Hay judíos verdaderos de la torá, y otros que se clonaron como pueblo elegido que son los zionistas del talmud de la kabala, y se inventaron leyes de antisemitismo para que ese clan no pueda ser investigado y son kazares, que nada tienen que ver con el verdadero pueblo judío. el zionismo es un movimiento político de saturno y la bicha Rat-Peintner-Tauber es criatura de ellos.
...declaraciones hechas por W. Jaruzelski y por el mismo Brzesinski, él habría sido el hombre que eligió a Karol Wojtyla como JP II . 

 Nada en la historia del imperio de Ashoka, sin el cual toda la historia de occidente y de Asia no tiene sentido. 

Apenas nada del imperio cátaro en medio de Europa,  Todo está censurado y el que controla el pasado ya sabemos , controla el futuro.





El Imperio Jázaro y los "judíos" sumerios. Otra cruel mentira de la historia oficial

El Sionismo es un movimiento creado por los Rothschilds para fundamentar la falsa reclamación de la tierra que conocemos ahora como Israely que pertenece por derecho histórico a los palestinos.
Mucha gente cree que ‘sionismo’ es sinónimo de ‘judío’ pero es en realidad un movimiento político, diseñado, financiado y promocionado por la Casa de Rothschild con el fin de la creación del estado de Israel. La reclamación de una “madre patria” de los judíos en la antigua Palestina fue desde el principio una estrategia de Los Rothschilds, con ayuda de su red secreta establecida a nivel global.
Un nieto de los Rothschilds apuntó que “los Rothschilds habían creado el estado de Israel como su juguete personal para hacerles más ricos y poderosos”.  Son hechos probados que los Rochschilds, siempre a través de sus agentes, financiaron a los primeros pobladores del nuevo estado de Israel, manipularon los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y el ascenso nazi en Alemania (a través de Warburg y la IG Farben, leer post en este blog sobre el tema) y más tarde emplearon el argumento de la persecución y holocausto de los judíos por parte de la Alemania Nazi, para conseguir su objetivo final, que  no era otro que crear su propio “feudo” en Palestina donde la gente pudiera ser controlada y abusada desde su creación: Israel.  
El plan se denominó “Sionismo” y la planificación ya había comenzado en el siglo XIX, cuando se comenzó a reclamar, por medio de políticos a sueldo de los Rochshilds,  la necesidad de crear un estado en Palestina para que los judíos “volvieran” a su ´madre patria´.  
Para aclarar definitivamente lo que es el sionismo veamos lo que dice en una carta a la ejecutiva sionista en Diciembre de 1938 David Ben Gurion, el primer ministro de Israel: 
Salvar vidas humanas de judíos de las manos de Hitler aquí está considerado como una amenaza potencial para el Sionismo, a menos que éstos sean traídos a Palestina. Si el Sionismo tiene que elegir entre los judíos y el Estado Judío, preferirá siempre,  y sin dudarlo, lo último.
Queda claro entonces que el sionismo no es otra cosa que una forma particular de fascismo.
Tras la Segunda Guerra Mundial, los movimientos sionistas apoyaron de forma continuada a los grupos de extrema derecha e ignorando siempre los cargos criminales contra estos.
El escritor canadiense Grez Felton escribió: 
“Israel no sería posible hoy si el Congreso Sionista Mundial,  y otras agencias sionistas, no hubieran hecho frente común junto a los exterminadores de Hitler para librar a Europa de los judíos. A cambio de sabotear la resistencia judía, ayudar a exterminar a los judíos no-sionistas y traicionar la confianza de los judíos, los sionistas se aseguraron el pasaje a Palestina” 
La población árabe que vivía en Palestina fue expulsada o eliminada, para lo cual el propio estado sionista apoyaba a grupos terroristas que realizaban dicha labor. Algunos de los líderes de aquellos grupos terroristas fueron Nenachem Begin, Yitzzhak Shamir y Ariel Sharon, todos ellos llegarían a ser posteriormente primeros ministros de Israel que profusamente condenaron el terrorismo árabe (precisamente ellos, que habían liderado grupos terroristas sionistas durante años en Israel).
Israel, hoy por hoy, es lo que sus creadores soñaron: un estado absolutamente militarizado, basado en castas, jerárquico, fascista, racista, donde, por ejemplo,  está prohibido hablar árabe en la escuela y para proporcionar una vivienda el Estado aplica un sistema de selección discriminativa basado en la genética y la nacionalidad de origen (primero los ashkenazi de Europa, después ashkenazi de Estados Unidos, después judíos sefarditas y por último musulmanes, cristianos y otros.) 
Sin embargo, tal vez a alguno le sorprenda saber que no existe tal cosa como la raza judía. Ser judío significa profesar una fe, pero no existe la raza judía , como tampoco existe la raza aria. Hay judíos chinos, americanos o españoles.  
Raphael Patai en la Encyclopaedia Británica escribe: 
“Los hallazgos de antropología física, al contrario de la creencia generalizada, muestran que no existe la raza judía. Las medidas antropométricas de grupos judíos en muchas partes del mundo indican que difieren enormemente unos de otros con respecto a las características físicas más importantes; altura, color de la piel, masa encefálica, índice facial, grupos sanguíneos, etc.” 
Harry Shapiro emitió un informe para la UNESCO en los mismos términos indicando el enorme polimorfismo de los judíos en el mundo. 
Sin embargo, cuando se habla de ´judío´, a muchos les viene a la mente un individuo con nariz aguileña y determinados rasgos faciales muy característicos; otros asocian a los judíos con individuos extremadamente bien dotados intelectualmente que destacan en el mundo intelectual y están generalmente considerados como hábiles para las finanzas, las matemáticas y otras materias que requieren un alto grado de abstracción. Veamos sin embargo qué  son lo que nosotros habitualmente llamamos “judíos” (aunque ni siquiera sepamos la religión que profesan algunas personas a las que a priori clasificamos como “judíos”). 
Benjamín Freedman, un negociante judío en New York, que había criticado abiertamente el Sionismo tras la Segunda guerra Mundial y que estaba relacionado personalmente con figuras políticas destacadas tales como Woodrow Wilson o Joseph Kennedy dijo:
 “¿Cuáles son los hechos acerca de los Judíos? (yo les llamo judíos ahora, porque así se les conoce, pero yo mismo no les llamo judíos, yo me refiero a ellos como “los así llamados judíos” porque sé perfectamente lo que son…No hay ni uno solo de ellos cuyos ancestros haya pisado jamás la Tierra Prometida.  ¡Ni uno solo de ellos!. Y sin embargo, van a los cristianos y les piden ayuda para formar una insurrección armada contra los palestinos. “¿Quieres ayudar a repatriar a los Hijos Elegidos de Dios a la Tierra Prometida, ¿verdad? Es tu deber cristiano”, pero es tan ridículo llamarles “hijos de la Tierra Sagrada” como sería llamar ‘árabes’ a los 54 millones de chinos musulmanes”.
 ¿A qué se refiere Freedman aquí? ¿Es que acaso los judíos no provienen de Oriente Medio como nos han hecho creer durante años?
 Escritores judíos muy valientes como Arthur Koestler han confirmado que los judíos no tienen una reclamación histórica de la tierra de Israel porque ellos no se consideran los judíos bíblicos y ciertamente no son semitas (los pueblos semitas son los que están localizados en el norte de Africa, incluyendo Sudán y Etiopia y Oriente Medio desde Siria e Irak hacia el Sur incluyendo Yemen y Oman).  Los verdaderos orígenes de la gran mayoría de los “judíos” se remontan a los ‘jázaros’, sumerios que llegaron a ser conocidos bajo ese nombre en las regiones del Sur de Rusia y montañas del Cáucaso.  
Los historiadores creen que los jázaros provienen de los Hunos, http://es.wikipedia.org/wiki/Hunos, tribus turcas que invadieron Europa llegando desde Asia Central, Siberia, China y Norte de la India. Los jázaros vivieron como mercaderes, llegaron a controlar un vasto imperio y su influencia se extendió hacia lo que hoy es Polonia, Austria, Rumania, Hungría, etc. Eran adoradores del falo y realizaban ritos de sacrificio humano.
Sobre el 740 DC el Rey de Khazaria (Jazaria), el Rey Bulán, adopto el judaísmo por razones políticas, para no desaparecer siendo absorbido por los reinos cristianos al oeste y los musulmanes al oeste. De manera que el 90% de lo que hoy llamamos “judíos” descienden de estos jázaros que poblaban la región central de Rusia y Europa del Este. Estas tierras ahora están ocupadas por el Estado de Georgia, en la región del Caúcaso, y el rasgo físico distintivo de las gentes que allí habitan aun hoy es la nariz aguileña que muchos aun asocian con la nariz típicamente judía. 
khazar2.jpg
Koestler, que había nacido en Budapest en una familia judía, escribió:
 “Sus ancestros por lo tanto no provenían del Jordan, sino del Volga, no de la tierra de Canaan sino del Caúcaso, que aun se asocia con el origen de la raza “aria”, y genéticamente están emparentados con los hunos, los uigur y las tribus magiar y no con las semillas de Abraham, Isaac o Jacob. Esto significaría que el propio término “antisemitismo” carece por completo de sentido para referirse al anti-judío puesto que está basado en la confusión del término por parte de la victima y de sus verdugos. La historia del Imperio Khazar (Jázaro) comienza a ver la luz y se presenta como el engaño más cruel que se haya perpetrado jamás en la historia”
jazaro.gif
 Koestler apunta a muchos rasgos ditintivos (“La Decimotercera Tribu”) comunes como la yarmulka (el gorro de los judíos común a uzbecos, y otros pueblos de la Ex Unión Soviética) y que también es usado por musulmanes y la jerarquía católica romana (cuyo verdadero origen se remonta a la antigua Babilonia).
Los descendientes jázaros llegaron a ser conocidos como “judíos” y su auténtico origen se perdió para la historia, aunque no para las familias de la elite y la Iglesia Romana que prefirieron mantener la falsa versión de la historia para el resto del mundo. Lo que fueron los Jázaros hoy se les conoce como ´ashkenazi´ (judíos provenientes de Europa del Este), y las cifras y estudios indican que entre el 90 y 95 por ciento de los que se llaman a sí mismos “judíos” son ashkenazi, es decir antiguos jázaros. Los demás judíos son conocidos como “sefarditas” y éstos sí tienen conexiones con Oriente Medio, aunque por supuesto esto no significa que la idea de una raza elegida por Dios tenga alguna razón de existir o que su reclamación de las tierras pobladas por palestinos sea legítima en lo más mínimo.
Tampoco es cierto que los judíos hayan necesitado o perseguido la reclamación de volver a su “madre patria” como hemos dicho, más bien al contrario, a lo largo de la historia, y España es un ejemplo, los judíos han coexistido pacíficamente con los cristianos y musulmanes en muchos países y estados.  
Los Ashkenazi son el grupo étnico que mantiene el poder en Israel desde 1948. Durante siglos los judíos Ashkenazi no hablaban el idioma semítico hebreo, lo que no sorprende ya que no eran hebreos. Ellos desarrollaron su propio idioma conocido como Yiddish que comenzó a hablarse en Alemania y se extendió por Europa Central y del Este. Más tarde el yiddish evolucionó para incluir elementos del eslavo, arameo, hebreo y otras influencias. Así que lo que conocemos como ´Ashkenazi´es un cocktail genético de sumerio, turco, lejano oriente, Europa norte y Europa occidental.   
Koestler dice en su libro “La Decimotercera Tribu”  
“Para añadir algo más, los judíos de hoy en día no tienen una tradición cultural común, simplemente ciertos hábitos y comportamiento derivado de su herencia social de la experiencia traumática del guetto, y de una religión, que la mayoría no practica y en la que no cree, pero sin embargo, confiere algún tipo de estatus seudo-nacional. La influencia del mensaje racial e histórico, aunque basado en una ilusión, actúa como un resorte emocional importante que apela a la lealtad a la tribu” . 
Dicho sea de paso, el símbolo del hexagrama que hoy está presente en la bandera del Estado de Israel y es el símbolo mundialmente más conocido de los judíos, era el símbolo del escudo de la Casa de los Rothschilds, tambien conocido como la Estrella de David o Sello de Salomón. No estaba considerado un símbolo judío hasta que se adoptara por parte de los Rothschilds y puede encontrarse en muchos lugares de otras culturas religiones; lo usaban por ejemplo los magos árabes, los druidas y los satanistas. Una estrella de David se encontró en el suelo de una mezquita del año 1200 en Tel Aviv.
De nuevo volvemos a encontrarnos con una verdad histórica que se ha ocultado a la mayoría con el único fin de la manipulación de las masas, judíos (practicantes o no) y no judíos para la creación de un estado-juguete, Israel, con un enorme coste en vidas humanas de palestinos y sufrimiento indecible de millones de personas, por parte de la Casa de los Rothschilds y sus agentes. Por supuesto, el papel silenciador y cómplice de la Iglesia Católica, cuya Biblioteca Vaticana contiene libros y documentos que pondrían de manifiesto éste como otros muchos engaños perpetrados a lo largo de la historia, ha sido y es absolutamente fundamental. 
De hecho, La Casa de los Rothschilds posee el título de “Guardianes de los Tesoros del Vaticano” y se asegura de que el patrimonio, finanzas y los secretos de la Iglesia de Roma permanezca oculto.
El autor Tupper Saussy escribió: 
“Consciente de que los Rothschilds son una familia judía importante, les busqué en la Enciclopedia Judaica y descubrí que poseen el título de “Guardianes del Tesoro del Vaticano” . El nombramiento de los Rothschild le proporcionó al Papa Negro (el máximo pontífice de la jerarquía jesuita) una privacidad financiera absoluta. ¿Quién buscaría jamás la llave de la riqueza del Vaticano en la Casa de unos judíos ortodoxos?” 
Y Hill Hughes escribe en Los terroristas secretos y el enemigo desenmascarado”: 
“Los Rothschilds son jesuitas que emplean su pasado judío como fachada para encubrir sus siniestras actividades. Los Jesuitas, trabajando a través de los Rothschilds y el financiero Nicholas Biddle,  persiguieron siempre el control del sistema bancario de los Estados Unidos”. 
--------------------------

El mito fundamental del sionismo es el regreso del pueblo judío a "su" tierra. [Según dicho mito,] 

El pueblo soberano fue conquistado y exiliado a lo largo y ancho [del orbe] pero se mantuvo marginal y unido, inspirado por la memoria de su antigua soberanía. A finales del siglo XIX, el pueblo [judío] inició su retorno, que culminó en la dramática creación del Estado de Israel en 1948, dando cumplimiento al anhelo de dos milenios. El historiador de la Universidad de Tel Aviv Shlomo Sand, en su notable libro La invención del pueblo judío, explora el trabajo académico pasado y presente para refutar la historiografía sionista subrayando su carácter mitológico, y nos cuenta en cambio la historia de una minoría religiosa y de su credo oscilante entre el proselitismo y la conversión, sujeta a las mismas fuerzas sociales que afectan a cualquier otra minoría religiosa.
Inspirado por el mito sionista, judíos de Israel

    "[Los judíos] Saben a ciencia cierta que una nación judía ha existido desde que Moisés recibió las tablas de la ley en el monte Sinaí, y que son sus descendientes directos y exclusivos (con excepción de las diez tribus, que todavía no se han encontrado). Están convencidos de que esta nación "salió" de Egipto, conquistó la "Tierra de Israel" (...) También están convencidos de que esta nación fue exiliada, no una vez sino dos, después de su periodo de gloria —tras la caída del primer templo en el siglo VI a.C., y de nuevo tras la caída del Segundo Templo, en el año 70 d.C. (…) "Creen que ese pueblo —su "nación", que debe ser la más antigua— vagó en el exilio durante casi dos mil años y, sin embargo, a pesar de esta prolongada estancia entre los gentiles logró evitar la integración o asimilación en el seno de éstos (...)
    "Entonces —sostienen—, a finales del siglo XIX una circunstancias excepcionales se combinaron para despertar al viejo pueblo de su largo letargo y prepararlo para el rejuvenecimiento y para el retorno a su antigua patria. Y, de ese modo, la nación comenzó a regresar con alborozo (…)
    "(...) Cierto, algunas personas a las que nadie había invitado se habían instalado en esta tierra, pero dado que "durante toda su Diáspora el pueblo se mantuvo fiel a ella" por espacio de dos milenios, la tierra [de Israel] pertenecía sólo al pueblo judío y no a ese puñado de gentes sin historia que simplemente se habían tropezado con ella. Por lo tanto, las guerras libradas por la nación errante para conquistar el país estaban justificadas, la violenta resistencia de la población local fue criminal, y solo merced a la (muy bíblica) misericordia de los judíos les fue permitido a esos extranjeros permanecer y vivir en el seno y al lado de la nación que había regresado a su idioma bíblico y a su tierra maravillosa".
Sand subraya la finalidad reaccionaria a la que sirve el mito.
    "Dominado por el particular concepto de nacionalidad propio del sionismo, sesenta años después de su creación el Estado de Israel todavía se niega a verse a sí mismo como una República al servicio de sus ciudadanos (...) La excusa para esta grave violación de uno de los principios de la democracia moderna, y para la preservación de una etnocracia desbocada manifiestamente discriminatoria contra algunos de sus ciudadanos, se basa en el mito activo de una nación eterna que en última instancia debe congregarse en su tierra ancestral".
La ausencia de pruebas de expulsión, y la preeminencia —socavadora del mito— de la conversión y el proselitismo [en la historia de la comunidad judía], demuestran que los judíos y el judaísmo eran iguales a cualquier otra minoría religiosa y a su credo. Los babilonios, efectivamente, deportaron a la élite [judía] cuando conquistaron el reino de Judá en el siglo VI a.C., pero ni babilonios ni asirios deportaron a poblaciones enteras. El templo fue reconstruido y Jerusalén devastada por los romanos cuando éstos aplastaron la revuelta zelote en el año 70 d.C., pero "en ningún lugar de la abundante documentación romana se halla mención alguna sobre ninguna deportación de [la población de] Judea". Tampoco la revuelta de Bar Kochba terminó en expulsión. "Es probable que se llevaran a los combatientes cautivos, y otros seguramente huyeron (...) pero las masas de Judea no fueron exiliadas en el año 135 d.C."

Los historiadores nacionalistas (Heinrich Graetz a mediados del siglo XIX, Simon Dubnow a finales del XIX y principios del XX, Salo Baron a mediados del siglo XX) no vincularon [los conceptos de] exilio y destrucción. Graetz y Dubnow se hicieron eco del dramático relato de Flavio Josefo sobre la destrucción [de Jerusalén]; Baron fue más académico, pero buscó sobre todo "evitar una conexión entre el fin de Judea como entidad política y la desaparición de la ‘nación étnica’ judía, que ‘nunca encajaba completamente en los patrones generales de las divisiones nacionales’. Así pues, los judíos son un pueblo con un pasado extraordinario diferente de cualquier otro pueblo". Los historiadores sionistas (Yitzhak Baer y Ben-Zion Dinur, de la Universidad Hebrea, mediados del siglo XX) no abonaron la tesis de la expulsión en el año 70, pero la trasladaron a una fecha posterior a la conquista árabe del siglo VII d.C., tal como veremos más adelante.

El rápido crecimiento de la población judía en todo el Mediterráneo oriental antes del año 70 d.C. plantea otro problema para los historiadores nacionalistas. [Para explicar ese crecimiento,] La perspectiva sionista establece una lista [de posibles causas] que, en orden decreciente de importancia, comprende las deportaciones, las emigraciones para huir de la penuria, la emigración voluntaria, y, por último, un movimiento de proselitismo y de conversión que culminó en el siglo I d.C. Sand afirma que el último factor fue con mucho el más importante, a pesar de la visión convencional según la cual el judaísmo sería una religión no proselitista y aislante. 

En una disertación heterodoxa impartida en la Universidad Hebrea en 1965, Uriel Rapaport afirmó categóricamente: "Habida cuenta de su gran escala, la expansión del judaísmo en el mundo antiguo no puede explicarse por el crecimiento natural [de la población judía], por la migración [de judíos] desde su patria, o por ninguna otra explicación que no incluya la adhesión de extranjeros [al seno de la comunidad religiosa judía]". “Rapaport se unió a una tradición historiográfica (no judía) que incluía a los grandes eruditos de la historia antigua", los cuales “afirmaban, para usar las palabras fuertes de Theodor Mommsen, que ‘el judaísmo antiguo no era en absoluto exclusivo; al contrario, era tan proclive a propagarse como el cristianismo y el Islam lo serían en el futuro’”. La tesis "fue bien recibida en la Universidad Hebrea" en 1965, "antes de la guerra de 1967, antes del endurecimiento del etnocentrismo en Israel, y más tarde en las comunidades judías del mundo occidental".

La expansión mediante la conversión fue la práctica principal de la dinastía de los Asmoneos, fundada en 165 a.C. La historiografía sionista "presentó al judaísmo como opuesto al helenismo y describió la helenización de las élites urbanas como una traición". Sin embargo, "lo que los Macabeos expulsaron de Judea no fue el helenismo sino el politeísmo. Los asmoneos y sus estructuras de poder eran irreductiblemente monoteístas y típicamente helenísticas". "El helenismo inyectó al judaísmo el elemento vital del universalismo antitribal, que a su vez reforzó el apetito de los gobernantes por propagar su religión (...) Los asmoneos no se proclamaban descendientes de la Casa de David y no veían ninguna razón para emular la historia de Josué, el mitológico conquistador de Canaán”. Los asmoneos conquistaron Palestina central y meridional, convirtieron a sus habitantes por la fuerza y más tarde hicieron lo mismo en Galilea. 

A principios del siglo III a.C. se inició en Alejandría una traducción griega de la Biblia: el judaísmo se estaba "convirtiendo en una religión multilingüe”. "No es exagerado afirmar que, de no haberse producido la simbiosis entre judaísmo y helenismo, que fue lo que más que ningún otro factor transformó al judaísmo en una religión dinámica y de propagación durante más de trescientos años, el número de judíos en el mundo de hoy sería aproximadamente el mismo que el número de samaritanos." "La Mishna, el Talmud y numerosos comentarios rebosan de declaraciones y debates destinados a convencer al público judío de que acepte a los prosélitos y los trate como a iguales.” Parte de la competencia del cristianismo con el judaísmo en el siglo I d.C. surgió de la "mitología sobre la idea de que los judíos habían sido exiliados como castigo por haber rechazado y crucificado a Jesús", que data de los escritos de Justino el Mártir en el siglo II y que reprodujeron otros escritores cristianos.

Cuando el cristianismo se convirtió en la religión del Estado bizantino bajo Constantino I, "el estatuto jurídico de los judíos no se alteró drásticamente”, pero los edictos represivos contribuyeron al declive del judaísmo. Además, "los creyentes judíos comenzaron a adoptar la noción de exilio como castigo divino". "El concepto de exilio llegó a moldear las definiciones del judaísmo rabínico con respecto al creciente poder del cristianismo." El “futuro que habría de abolir [el exilio] era totalmente mesiánico y quedaba por completo fuera del poder de los judíos humillados”. La población judía comenzó a disminuir cuando las ganancias por proselitismo se convirtieron en pérdidas por conversión al cristianismo.

Para los historiadores sionistas, todavía "era necesario disponer de un exilio forzado, de lo contrario sería imposible comprender la historia ‘orgánica’ del pueblo judío ‘errante’ (...) El comienzo del ‘exilio-sin-expulsión’ (...) comenzó sólo con la conquista árabe”. Esto ayudó "a reducir al mínimo el tiempo de exilio para maximizar la reclamación nacional de propiedad sobre el país”. "Según Dinur, el país cambió de manos debido exclusivamente a ‘la incesante penetración en el país de gentes del desierto, a su fusión con sus exóticos elementos (sirio-arameos), a la adopción de la agricultura por parte de los nuevos conquistadores y a su apropiación de tierras judías’”. Sin embargo, “Dinur exhibe una “embarazosa falta de fuentes documentales en su empeño por fundamentar su tesis” acerca de una expulsión de los judíos a instancias de los musulmanes. La drástica disminución de la población judía "tras la conquista musulmana del siglo VII (...) no se debió a que los judíos fueran expulsados del país, un hecho sobre el que no existe la más mínima evidencia en las fuentes históricas".

La confiscación de tierras fue mínima debido a que el ejército conquistador era relativamente pequeño y tras su victoria partió rumbo a nuevas campañas. Además, los conquistadores tenían una "actitud bastante liberal hacia las religiones de los pueblos derrotados, siempre que fueran monoteístas, por supuesto". A cristianos y judíos solo les exigían el pago de un impuesto de capitación. A falta de otras pruebas, "es razonable suponer que en Palestina / Tierra de Israel se inició un lento y moderado proceso de conversión [al Islam] que supuso la desaparición de la mayoría judía en el país".

Sobrepasado por los flancos en el Mediterráneo, el judaísmo se expandió en los márgenes del cristianismo. La poderosa tribu y reino de Himyar, que de hecho gobernaba Yemen, se convirtió al judaísmo en el año 378, y una dinastía judía gobernó hasta el primer cuarto del siglo VI d.C. Es probable que los himyaritas fueran el origen de la tribu de los judíos falasas etíopes. En 525 el reino Himyar fue conquistado por el reino cristiano de Aksum, situado al otro lado del Mar Rojo, en la Etiopía moderna. En 570 la zona fue conquistada por los persas, que paralizaron su cristianización, pero el país no se convirtió al zoroastrismo. Cuando los ejércitos islámicos llegaron en el año 629 se encontraron con una población cristiana y judía, y "el profeta les advirtió en una carta que no obligaran a la población local a convertirse al Islam".

Los judíos Himyaritas fueron la base histórica de los judíos yemeníes. Baron escribió "varias páginas acerca de ‘los antepasados de la judería del Yemen’, y trató de varias maneras de justificar el duro trato que [aquellos judíos yemeníes] dispensaron a los cristianos", por ejemplo en el caso del rey Dhu Nuwas, que masacró a 20.000 personas por rechazar la conversión. Esta masacre fue objeto de debate en un programa de la BBC sobre los himyaritas y provocó las protestas de la Junta de Delegados de la judería británica, cuyo portavoz descalificó a Dhu Nuwas tachándolo de "renegado converso". "De todos es sabido que el judaísmo no es una religión proselitista" [sostuvo el portavoz de la Junta de Delegados]. La BBC recibió el apoyo de historiadores israelíes, uno de los cuales afirmó: "Él [el rey Dhu Nuwas] masacró efectivamente a muchos cristianos. 

El volumen de conocimientos sobre ese asunto es cada vez mayor. La tribu se convirtió a finales del siglo IV, y en aquellos días el judaísmo se consideraba misionero. Es un asunto sensible desde un punto judío [¡sionista!]”. Los himyaritas desaparecieron de la historiografía sionista.
    "La monumental compilación de Dinur titulada Israel en el exilio se abre en el siglo VII d.C. con 'el pueblo judío camino al destierro’, de manera que el anterior reino judío al sur de Arabia desaparece. Algunos académicos israelíes cuestionaron el carácter judío de los himyaritas, que probablemente no eran enteramente rabínicos, mientras que otros [estudiosos] simplemente pasaron por alto este problemático capítulo de la historia. Los libros de texto publicados [en Israel] tras la década de 1950 no mencionaban el reino meridional proselitizado".
Haim Zeev Hirschberg, académico israelí especializado en los judíos árabes, afirmó que 'los judíos que llegaron de la Tierra de Israel (...) eran el alma viva de la comunidad judía del Yemen (...) decidían sobre todos los asuntos". Sand sostiene que "Hirschberg no tenía la menor prueba sobre el número, caso de haber alguno, de “judíos de nacimiento" existentes en las diferentes clases de la sociedad Himyarita, ni sobre el origen de los que abrazaron la fe judía. Pero [en Hirschberg] el imperativo etnocéntrico era más fuerte que su formación histórica, y le exigía concluir su trabajo con la 'llamada de la sangre’". Los historiadores yemeníes, en cambio, “insisten en que los judíos del Yemen son ‘una parte inseparable del pueblo yemenita. Estas gentes se convirtieron y adoptaron la religión judía en su patria, que por aquel entonces practicaba la tolerancia religiosa’".

El norte de África constituyó otro exitoso capítulo de proselitismo judío, probablemente a partir de los sobrevivientes fenicios del saqueo romano de Cartago. Existen pruebas arqueológicas y epigráficas sustanciales que dan fe de la existencia de vida religiosa judía. Los años 115-17 fueron testigo de una "revuelta mesiánica anti-pagana a gran escala" dirigida por un rey judeo-helenístico. Los emperadores romanos Severos de los siglos II y III eran oriundos del norte de África y practicaban una política filo-semita. Los escritores cristianos norteafricanos Tertuliano y Agustín reconocieron la fuerza del judaísmo.

Una reina bereber judía llamada Dihya al-Kahina agrupó a las tribus del este de Argelia y derrotó al general omeya Hassan ibn al-Numan en 689. Cinco años más tarde, las tropas de éste la mataron en el campo de batalla y sus hijos se convirtieron al Islam, uniéndose a los conquistadores. En el siglo XIV Ibn Khaldun escribió sobre el reinado de Dihya al-Kahina y describió a las tribus bereberes judías que habitaban el territorio comprendido entre la moderna Trípoli y Fez, en Marruecos. 
    "[E]stas áreas tribales coinciden aproximadamente con los lugares donde las comunidades judías persistieron hasta los tiempos modernos". En el relato de Sand, Hirschberg excluyó esta historia, y con ella a la reina bereber, así como las pruebas de la ascendencia bereber judía. "Su esfuerzo constante por demostrar que los judíos eran una nación étnica arrancada de su antigua patria (...) satisfacía el imperativo de la historiografía sionista dominante (...) [que] constituía la "fuente científica" de los "libros de texto estándar de historia del sistema educativo israelí".
Descartada esa historia, aún queda un "gran enigma en los textos de historia de Israel (...) la existencia en Hispania de una comunidad judía tan numerosa". La evidencia lingüística sugiere que 'los judíos sefarditas son mayoritariamente descendientes de árabes, bereberes y europeos convertidos al judaísmo". Además, "el hebreo y el arameo hicieron su aparición en los textos judíos [europeos] sólo en el siglo X d.C. y no fueron producto de una evolución lingüística autóctona previa. Eso significa que los exiliados o emigrados de Judea no se establecieron en Hispania en el siglo I ni introdujeron su lengua original”. Los judíos ibéricos dieron la bienvenida a sus conquistadores [musulmanes] por lo que suponían de respiro respecto al cristianismo visigodo, y la afluencia bereber, junto con un mayor proselitismo, incrementó la población judía hasta que la conversión al Islam se impuso. Ésta se vio contrarrestada sustancialmente por la inmigración "de judíos procedentes de todo el sur de Europa y en mayor número aún del norte de África", motivada por la "admirable simbiosis entre [judaísmo] y arabismo tolerante en el reino de Al-Andalus y en los principados que lo sucedieron".

Los prosélitos Himyaritas y bereberes palidecen ante los jázaros, que gobernaron desde el siglo IV a lo largo del Volga y al este de Ucrania en la península de Crimea y en la Georgia moderna. La Ruta de la Seda y el Don y el Volga dieron al reino un comercio rico y floreciente, así como los medios para mantener un poderoso ejército. Aunque el “lenguaje jázaro consistía en dialectos huno-búlgáricos más otros dialectos de la familia turca", “[n]o hay duda (...) de que la lengua sagrada de los jázaros y su lengua de comunicación escrita era el hebreo”. Los jázaros se convirtieron gradualmente [al judaísmo] entre mediados del siglo VIII y mediados del siglo IX, y [lo hicieron] por la misma razón "que explica la conversión de Himyar (...) [a saber, e]l deseo de seguir siendo independientes frente a poderosos imperios expansivos (...) Si los jázaros hubieran abrazado el Islam (...) se habrían convertido en súbditos del califa. Si hubieran permanecido paganos, los musulmanes los habrían marcado para la aniquilación (...) El cristianismo, por supuesto, los habría convertido en tributarios del Imperio Oriental”. La conversión [al judaísmo] se inició con la élite, y con el tiempo abarcó a la mayor parte de la población. El judaísmo jázaro era sustancialmente rabínico, aunque también es posible que floreciera el judaísmo Kairate, una secta similar al protestantismo que considera a la Biblia hebrea como la única autoridad.

A semejanza de Al-Andalus, "el poder jázaro protegió a judíos, musulmanes, cristianos y paganos". A finales del siglo X y principios del XI, Kiev, hasta entonces territorio vasallo [del poder] jázaro, se alió con Bizancio y derrotó el reino jázaro. El judaísmo pervivió en las ciudades, las estepas y las montañas para ser barrido por la conquista mongol del siglo XIII, exceptuando algunos vestigios que pervivieron en las montañas. El imperio jázaro estaba demasiado bien atestiguado “por fuentes árabes, persas, bizantinas, rusas, armenias, hebreas, e incluso por fuentes chinas" como para ser ignorado, pero Graetz, Dubnow, Baron y Dinur lo rechazaron por considerarlo un fenómeno pasajero, un rompecabezas, o el resultado de una migración masiva de la "Tierra de Israel". El único estudio israelí de los jázaros, realizado por Abraham Polak y publicado por última vez en 1951, aseguraba a sus lectores que 'una gran comunidad judía creció allí, de la cual los jázaros prosélitos eran sólo una parte’". Sand sugiere que en los años 1950 y 1960 "los mercaderes israelíes de memoria" temían "por la legitimidad del proyecto sionista en caso de que se llegara a saber de forma amplia que las masas judías de colonos [que se estaban asentando en Palestina] no eran descendientes directos de los ‘Hijos de Israel’". "La conquista de la ‘Ciudad de David’ en 1967 debía ser obra de los descendientes directos de la Casa de David y no, Dios nos libre, de descendientes de los curtidos jinetes de las estepas del Volga y del Don, de los desiertos del sur de Arabia o de la costa del norte de África."

Sand también tiene en cuenta el argumento popularizado por Arthur Koestler en La treceava tribu según el cual la migración de los jázaros habría sido el origen de los judíos de Europa oriental, en contra de la opinión sionista estándar según la cual esos judíos emigraron de Alemania occidental (vía Roma y la "Tierra de Israel"). "Jazaria se derrumbó poco antes de la llegada de los judíos a Europa del Este, y es difícil no relacionar ambos [sucesos]". Desde principios del siglo XIX los jázaros fueron estudiados a fondo por acreditados estudiosos rusos, polacos y soviéticos, tanto judíos como gentiles, y fueron comúnmente considerados como el origen de los judíos de Europa del Este. Polak, y después de él Baron y Dinur reconocieron a los jázaros como el origen de los judíos orientales, aunque todos ellos fustigaron los orígenes proselitizados de los jázaros.

Quizás la fuente más persuasiva citada por Sand sobre los orígenes proselitizados de los judíos ashkenazis sea el lingüista de la Universidad de Tel Aviv Paul Wexler, autor de Los judíos ashkenazis: un pueblo eslavo-turco en busca de una identidad judía (y autor asimismo de Los orígenes no judíos de la judíos sefarditas). Wexler afirma que "el lenguaje conocido como yiddish (...) se desarrolló en el siglo IX en tierras bilingües germano-eslavas como una forma judaizada del sorabo". El sorabo es un idioma eslavo hablado hoy por unas 50.000 personas en Brandenburgo, al sureste [de Alemania]. "El yiddish no es una ‘forma de alemán’”. Las "pequeñas comunidades judías en los territorios monolingües del oeste de Alemania" no pueden haber sido el origen de los millones de judíos de la Europea oriental. "El judeo-sorabo sufrió una 'relexification" (...) a partir de los siglos IX y X y, como más tarde, a principios del siglo XIII". "El resultado fue (...) el injerto de vocabulario del alto alemán [oriental] (...) a la sintaxis, fonología, fonotaxis y, en cierta medida, morfología del judeo-sorabo. Así, a pesar de su ‘aire alemán’, el yiddish sigue siendo un idioma eslavo occidental". El hebreo moderno es también una lengua eslava, no un "renacimiento" del antiguo hebreo semita, algo "imposible (...) porque no existen [hablantes] nativos que puedan proporcionar una norma nativa". "El hebreo moderno simplemente incorpora la sintaxis y el sistema fonético de la lengua yiddish oriental hablada por los primeros planificadores modernos del idioma hebreo en la Palestina Otomana, mientras que su léxico (...) fue sistemáticamente sustituido por vocabulario hebreo tomado de la Biblia y de la Mishná".

Wexler argumenta a partir de la evidencias lingüísticas y de otro tipo "que los judíos ashkenazis han debido de consistir en una mezcla de griegos, romaníes balcánicos, eslavos balcánicos, germano-eslavos y turcos (jázaros, avares) convertidos al judaísmo y sus descendientes, junto con una exigua minoría de judíos étnicos, éstos últimos con toda probabilidad oriundos de otras partes de Europa más que de la propia Palestina”. Por razones lingüísticas, Wexler rechaza la hipótesis de la migración masiva de jázaros, argumentando que hubo más conversión sobre el terreno que migración. "Por lo tanto, el judaísmo contemporáneo se define mejor no como la continuación del judaísmo que sirvió como antecedente del cristianismo y del Islam, sino como una nueva variante judaizada del paganismo europeo (principalmente eslavo) y del cristianismo (...) la mayoría de las características del antiguo judaísmo palestino y del hebreo semita que se hallan en el ‘judaísmo’ ashkenazi y en el ‘hebreo’ ashkenazi medieval/israelí moderno fueron préstamos posteriores y no herencia original [subrayado en el original]". Esta tesis ha sido oscurecida por el chovinismo filo-alemán y anti-eslávico de estudiosos de ascendencia ashkenazi, tanto judíos como gentiles, debido a sus anteojeras disciplinarias y también a la inercia.

Sand estudia también el racismo sionista, desde el proto-sionista Moses Hess, que "necesitaba una buena dosis de teoría racial para elaborar su ensoñación del pueblo judío", hasta las ideas del padrino de los kibutz Arthur Ruppin "sobre la lucha darwinista de la ‘raza judía’”, incluyendo consultas con "expertos" de la Alemania nazi, hasta el discreto intento de los genetistas israelíes tras 1948 "para descubrir una homogeneidad biológica entre los judíos del mundo" mientras investigaban enfermedades de judíos reveladas por portadores de Tay-Sachs oriundos de Europa del Este, pero también por portadores de favismo yemenitas e irakíes. "El control israelí desde 1967 sobre una población no judía cada vez mayor", y la consiguiente necesidad de "encontrar una frontera etnobiológica" que subraye “las similitudes genéticas básicas (...) y la pequeña proporción de genes ‘extranjeros’ en el paquete genético de los judíos" condujo a "nuevos hallazgos" que "corroboraron la literatura acerca de la dispersión y el vagabundeo de los judíos desde la antigüedad hasta el presente. Por fin, la biología confirmó la historia" en la actual pseudo-ciencia de la "genética judía”.

Israel “se convirtió en líder mundial en la ‘investigación de los orígenes de las poblaciones’”, aunque "los investigadores israelíes (...) mezclaban regularmente mitologías históricas con presunciones sociológicas y con dudosos y escasos hallazgos genéticos". Entre estos se cuentan el ADN mitocondrial que supuestamente demostraría que "el 40% de todos los ashkenazis del mundo descienden de cuatro matriarcas (como en la Biblia)”, y un haplotipo presente en el 50% ciento de los varones llamados Cohen, que "demostraba" que "la casta sacerdotal judía fue realmente fundada por un antepasado común hace treinta y tres siglos”. 

Esta basura apareció impresa en publicaciones como Nature y el American Journal of Human Genetics, y fue respetuosamente reproducida en Haaretz y en otras publicaciones, pero pocas veces [se publicaron] opiniones escépticas o hallazgos sensu contrario. "Sin embargo, hasta ahora, ninguna investigación ha encontrado características únicas y unificadoras de herencia judía basadas en un muestreo aleatorio de material genético cuyo origen étnico no sea conocido de antemano (...) a pesar de todos los costosos esfuerzos ‘científicos’ realizados, un individuo judío no puede ser definido de ninguna manera por criterios biológicos”.

El relato del judaísmo que realiza Sand desde la exclusiva genealogía israelita hasta el proselitismo helénico pasando por el proselitismo y la conversión en los márgenes de la Cristianidad, en Arabia, Norte de África, Hispania y entre los jázaros y eslavos, junto con la introversión defensiva posterior al triunfo final del cristianismo, constituye la interesante y convincente historia de una minoría religiosa sometida a fuerzas históricas comunes.

El relato contrario, que nos habla de un pueblo judío unitario expulsado de su patria y errante en el aislamiento de su exilio durante dos mil años hasta que comienza a regresar a finales del siglo XIX d.C., es un mito reaccionario que el sionismo ha desplegado para conquistar Palestina y recabar apoyo para esa conquista. Hoy en día el mito pervive incuestionado tanto en Israel como en el resto del mundo. Nada "ha desafiado a los conceptos fundamentales que se elaboraron a finales del siglo XIX y principios del XX". Los avances en el estudio de las naciones y del nacionalismo no "afectaron a los departamentos de ‘Historia del Pueblo de Israel’ (también conocido como de historia judía) de las universidades israelíes. Ni, sorprendentemente, han dejado huella alguna en la amplia producción de los departamentos de estudios judaicos de las universidades americanas o europeas”. El mito sionista expresa una conciencia judía virulentamente racista. Desde el punto de vista canónico liberal, "cualquier persona que argumentara que todos los judíos pertenecen a una nación de origen extranjero habría sido catalogado automáticamente como antisemita. Hoy en día, quienquiera que se atreva a sugerir que la gente conocida en el mundo como judíos (a diferencia de los actuales israelíes judíos) nunca han sido, y siguen sin serlo, un pueblo o una nación, es denunciado inmediatamente como alguien que odia a los judíos".
En su conclusión, Sand afirma "el estado de ánimo al final de este libro. (…) es más pesimista que optimista”. En su párrafo final pregunta:
    "A fin de cuentas, si fue posible cambiar el imaginario histórico de forma tan profunda, ¿por qué no realizar un esfuerzo de imaginación igualmente potente para construir un mañana distinto? Si la historia de la nación [judía] fue básicamente un sueño, ¿por qué no soñar de nuevo, antes de que se convierta en una pesadilla?".
Es posible contactar con Harry Clark en: andalus01@gmail.com.
Fuente: http://www.counterpunch.org/clark02042010.html



El diario de Ana Frank es tambien falso:
Es  una de las obras sobre las que se sostiene el victimismo judío, y de obligada lectura en muchisimas  escuelas europeas.
Asi como tambien es costumbre arraigada  para muchos estudiantes Europeos ir de viaje semiobligatorio a Auschwitz, y en otras escuelas se pueden  hacer trabajos de clase ...identificándose con un niño judío de la Segunda Guerra Mundial. ....

Todo lo que nos cuentan de la segunda guerra mundial es propaganda, y falso en lo referente a sus verdaderas motivaciones y protagonistas detras del telon.

Por eso hay hoy, miles de documentos clasificados que no pueden ser revisados por los historiadores sobre esa epoca.

(….) ¿QUIEN FUE EL AUTOR DEL “DIARIO”?
Se dice que “inicialmente, la publicación del Diario fue rechazada por numerosos editores” (7). Desde 1952, en que fue editado por vez primera en París -la primera edición holandesa apareció en el verano de 1947 (8)-, se han hecho más de cincuenta ediciones en todos los idiomas importantes, contabilizando hasta la fecha más de 25 millones de ejemplares vendidos (9), muchos de ellos a la fuerza (10), amén de una hollywoodense película de gran éxito, obras de teatro y numerosas adaptaciones transmitidas por radio y televisión. Pretende ser el verdadero diario íntimo de una niña judía de Amsterdam, de 12 años de edad, escrito durante la ocupación alemana, mientras permanecía escondida con su familia en los fondos de una casa; posteriormente fueron arrestados (4 de Agosto de 1944) y trasladados a campos de concentración, donde Anne Frank falleció a los 14 años de edad, en Marzo de 1945, víctima de una epidemia de tifus que se extendió en la zona (11).

Señalemos aquí que la detención de los Frank la llevó a cabo la policía holandesa (Policía Verde) y que Anne fue trasladada primeramente al campo de tránsito para deportados judíos de Westerbork (Holanda), posteriormente, el 2 de Septiembre de 1944, al campo de trabajo de Auschwitz-Birkenau y en Diciembre del mismo año a Bergen-Belsen (12), donde el fin de la guerra y el caos inherente producido por los bombardeos aliados sobre ciudades y los medios de comunicación y avituallamiento llevarían al hambre y el tifus. Es decir que fue paseada por toda Europa. Uno se pregunta si no suponía todo esto un esfuerzo por perder la guerra, puesto que en un momento de máxima necesidad, los alemanes se dedicaban a trasladar a los presos de naciones enemigas de campo en campo, con el consiguiente consumo del escaso combustible que hacía falta en el frente y utilización de numerosos trenes útiles en otros menesteres. Y si la intención de los alemanes era “exterminar” a la población judía, tampoco se comprende que Anne pasara tres meses en Auschwitz sin ser “gaseada” para ser trasladada a Bergen-Belsen, que en ningún caso era un campo de exterminio (según el Institut für Zeitgeschichte de Munich, instituición paraoficial del gobierno alemán, ni en Bergen-Belsen ni en todo el antiguo territorio del Reich existieron cámaras de gas para el exterminio de seres humanos) (13). Añadamos que el padre, Otto Frank, fue hospitalizado en Auschwitz para ser curado de sus dolencias (14). Resulta en cualquier caso sorprendente este interés de los alemanes para que los teóricamente destinados a la cámara de gas entraran en ella gozando de salud.

Según Otto Frank, el “Diario” fue encontrado por casualidad, por él mismo, escondido en una cavidad que, casualmente, se hallaba entre la viga y el techo del lugar donde habían estado recluídos, antes de caer en poder de los alemanes. Ese encuentro fortuito ocurrió, según Otto Frank, bastante después de finalizada la guerra, en 1952 (15), si bien esta fecha no coincide con la de publicación de las primeras ediciones (1947) (16). Para Wolfgang Benz (44) el diario fue hallado por Miep Gies, una vecina de los Frank en las Prinsengracht 263 de Amsterdam, el mismo 4. 8. 44, día de la detención. Se dice que Anne Frank escribió su diario a escondidas. Así lo afirma en su prólogo George Stevens, quien afirma no sólo que el diario era pequeño, sino también “que del pequeño diario sólo Anne tenía conocimiento” (17).


Aquí surge un problema, ¿cómo es que un libro que, según las ediciones, tiene unas 230, 240 ó 290 páginas, puede ser incluído en un diario pequeño que podía ser escondido detrás de unas libretas de apuntes del colegio? A pesar de hallarse en un desván relativamente pequeño, ninguno de los acompañantes la vió escribir (18), lo cual no deja de ser difícil, teniendo en cuenta que se trataba de un escrito voluminoso. Otros autores no coinciden sobre este punto (19). Según el historiador catalán J. Bochaca, que una niña de doce años escriba, en la segunda página de su diario, un ensayo filosófico sobre las razones ontológicas que la impulsan a hacerlo; así como que una niña de tan corta edad sea capaz de redactar una historia de la familia Frank, sin notas a la vista; que confinada en una buhardilla esté al corriente de la legislación y las medidas antisemitas de los “nazis”, incluyendo fechas, números de decretos y nombres propios; supone un caso impar en la historia de la literatura universal (20).

El mismo autor hace notar que las ediciones inglesa y alemana del “Diario” difieren tan fundamentalmente, que las diferencias no pueden ser atribuídas, racionalmente, a criterios de traductor. La verdad sobre el diario de Anne Frank fue revelada, inicialmente, por la publicación sueca “Fria Ord”, en 1959, en una serie de artículos diarios aparecidos en marzo. En Abril de aquel mismo año, la revista americana “Economic Council Letter” (15 de Abril de 1959) resumió los artículos de su colega sueco, con la siguiente gacetilla: “La historia nos proporciona muchos ejemplos de mitos que tienen una vida más rica y más larga que la verdad, y que, sin duda, pueden llegar a ser más efectivos que la verdad” (21).

Nuestras dudas aumentan cuando leemos en el “New York Times” del 2 de Octubre de 1955, que en el diario de Anne Frank “sólo figuraban aproximadamente 150 inscripciones” donde se consignaban “cronológicamente las sensaciones e impresiones de una adolescente” (”mamita me trata a veces como un bebé, lo que no puedo soportar”) y “adicionalmente muy pocas que no podrían considerarse como pertenecientes a esa categoría” (”temo mucho que nos descubran y que seamos fusilados”) (22). No obstante ello, continúa Richard Harwood, el “Diario” publicado consta de 293 páginas y su texto no concuerda con la relación, que acabamos de citar, entre numerosas inscripciones propias de una adolescente y “muy pocas” de mayor o menor referencia política. De hecho, no sólo las observaciones de carácter político del diario, sino su contenido general y su estilo, presuponen un conocimiento de interrelaciones históricas, juicio y arte de la expresión poco comunes incluso entre adultos. La edición “original” del Diario nunca fue publicada, puesto que el padre, Otto Frank, decidió expurgar el mismo de fragmentos escabrosos de una adolescente o de críticas a la madre de Anne. Más tarde este debió admitir que además de la escritora judía Anneliese Schütz e Isa Cauven “para colmar algunas lagunas en el diario debió requerir los servicios del periodista holandés Albert Cauven” (23). Incluso el poco sospechoso semanario “Der Spiegel”, instrumento principal en la “reeducación” del pueblo alemán, debía admitir que “el ‘Diario’ en su conjunto no es auténtico”. Para el Spiegel queda claro que “aquello que ha hecho emocionar al mundo, no proviene enteramente de la mano de Anne Frank. En la edición el ‘Diario’ ha sido transformado por numerosas manipulaciones…” (24). La investigación oficial llevada a cabo por la Dra. Hübner deduce que el “Diario” publicado está compuesto de 177 capítulos (cartas), que proceden de cuatro diferentes fuentes: 4 del Diario, 5 de un libro de relatos, 69 de dos diarios, que la Dra. Hübner define como primera elaboración del Diario, 99 procedentes de hojas sueltas, que la investigadora define como segunda elaboración del Diario.

JUICIO ESCLARECEDOR
Mayores sospechas nos asaltan, lógicamente, al estudiar el pleito en que se enzarzaron el conocido escritor judío norteamericano Meyer Levin y el padre de Anne Frank. El juicio transcurrió entre 1956 y 1958 ante el County Court House de la ciudad de Nueva York, obteniendo el demandante Meyer Levin un fallo a su favor que condenaba a Otto Frank a abonarle una indemnización de 50.000 dólares de la época por “fraude, violación de contrato y uso ilícito de ideas”; el pleito, que se arregló privadamente después de la sentencia por obvio mútuo interés, versaba sobre la “dramatización escenográfica” y venta del “Diario”. El juez, así mismo judío, era Samuel L. Coleman, quien dictó sentencia en el sentido de que Otto Frank debía pagar a Meyer Levin “por su trabajo en el diario de Anne Frank” (25).
Para cualquier interesado, todo lo referente al caso Levin-Frank está archivado en la Oficina del Condado de Nueva York (N. Y. Country Clerk’s Office) con el número 2241-1956 y también en el New York Supplement II, Serie 170, y 5 II Serie 181 (26). Así pues, la sentencia del juez -y juez judío- en el sentido de que el autor del Diario es Meyer Levin y no la niña, existe (27).

Lo que interesa hacer notar es que de la lectura de la numerosa correspondencia privada de Otto Frank y de Meyer Levin que fue aportada al juicio como prueba de las partes, surge la grave presunción “juris tantum” de que el “Diario” “es substancialmente una falsificación” (28), y que el autor material de esa falsificación fue el igualmente judío Meyer Levin. Levin, en legítima defensa de sus derechos de autor, además de demandar al Sr. Frank por cuatro o cinco millones de dólares por su labor de parafrasear el manuscrito “para el fin que tenía que cumplir…”, pleiteó igualmente contra el productor de cine Kiermit Bloombarden, pues en la película -del mismo título que la obra- aparecen también escenas escritas por él y que no estaban contenidas en el Diario original (29).

Meyer Levin había sido corresponsal en España durante la guerra civil de 1936 a 1939 y más tarde enviado de la Agencia Telegráfica Judía durante los enfrentamientos con los palestinos entre 1945 y 1946. La Enciclopaedia Judaica le reconoce como “el primer escritor en poner en escena el Diario de Anne Frank (1952)” (Vol. 11, pág. 109) (30).
El milagro inexplicado de los cambios de letra de Anna Frank
en dos documentos fechados el mismo año: el famoso
“diario” (arriba) y una carta dirigida a una amiga (abajo).


UN BOLIGRAFO PREMATURO
Pero no acaba aquí todo, y nuestra duda se convierte en decepción cuando descubrimos, como lo ha hecho el historiador británico David Irving tras su investigación (31), que en el “Diario” de Anne Frank había tinta de bolígrafo. Así lo determinaron unos expertos que acudieron expresamente a Suiza para comprobar el manuscrito original en posesión de Otto Frank. Según estos, parte de los diarios habían sido escritos con bolígrafo -inventado en 1949 y cuya aparición en el mercado data como temprano de 1951- algo imposible al haber fallecido Anne Frank de tifus (32) en 1945. Dos ciudadanos alemanes, Edgar Geiss y Ernst Roemer, pusieron públicamente en duda, una vez más, la autenticidad del famoso “Diario”. Ante ello el Tribunal del Distrito de Hamburgo encargó a la Oficina Federal Criminal Alemana (BKA) un examen de los textos para determinar científicamente si la escritura de éstos se había llevado a cabo durante los años 1941 a 1944, basándose en los análisis del papel y la escritura del manuscrito original. Este análisis químico-técnico fué llevado a cabo en abril de 1981, bajo la dirección del Doctor Werner (33).
A pesar de su publicación, la ley del silencio de los “mass-media” intentó dar la menor publicidad posible a los resultados de los análisis. Sí lo hizo el “New York Post” del 9 de Octubre de 1980 mencionando el hecho.

Según este análisis, las correcciones, comentarios y añadidos en las hojas de parte del manuscrito fueron hechas en tinta azul, negra, roja, a lápiz y en BOLIGRAFO de tinta negra, verde y azul. Como comentarios y texto principal son de una misma mano, recordémoslo, el libro fue escrito por alguien después de la guerra o cuando menos lo finalizó pasada la contienda. El original consta de tres libretas encuadernadas y 324 páginas sueltas (34)


Reproducción del artículo del “New York Post” del 9.10.1980 donde
se confirma que Anne Frank no pudo haber escrito con tinta de boligrafo
su Diario, porque todavía ¡no había sido inventado el bolígrafo!
DIFERENCIAS EN LA ESCRITURA
Un calígrafo pudo comprobar, además, que todo había sido escrito por la misma mano y que, por tanto, no podía ser la de Anne Frank. Se trata de Minna Becker, perito calígrafo judía, quien afirmó ante el juez, repetidamente, que toda la escritura del diario pertenece a una misma mano (35). Para dilapidar este tema sólo ha hecho falta acceder a las cartas auténticas que Anne Frank escribió de niña a unas amigas, publicadas en los Estados Unidos; la letra de estas cartas sí tiene el aspecto normal de una niña de 10 ó 12 años, lo que no es el caso del “manuscrito original”, que nos revelan a un autor de mayor edad. Las cartas fueron adquiridas por el “Instituto Simon Wiesenthal” y, siempre según David Irving, sí son auténticas, no así el diario (36). Bochaca confirma asímismo, como han hecho posteriormente otros autores, refiriéndose a Paul Rassinier, que la escritura que se afirma es la de Anne Frank, reproducida en el libro “Spur eines Kindes”, de Ernst Schnabel, difiere totalmente de la escritura de Anne Frank en el manuscrito original.

El Profesor Faurisson, de la Universidad de Lyon, cuya especialidad es la crítica de textos y documentos, y que mantuvo varias conversaciones personales con el padre de Anne Frank, insiste en este tema otorgándole el peso suficiente para llevar al escepticismo sobre el “Diario” de Anne Frank. Su primer trabajo sobre el caso fue publicado en francés en 1980. Una traducción del mismo apareció en el verano de 1982 en el volúmen del “The Journal of Historical Review” con el título “Is the Diary of Anne Frank Genuine?” (págs. 147 – 209). Entonces señalaba dos ejemplos de la letra manuscrita atribuida a Anne Frank, ambos escritos cuando esta contaba aproximadamente 13 años, pero extrañamente la primera (datada el 12 de Junio de 1942) parece mucho más madura y similar a la de un adulto que la supuestamente escrita sólo cuatro meses más tarde (10. 10. 42). Respondiendo a dicho escepticismo sobre la autenticidad del “Diario”, el State Institute for War Documentation de Amsterdam (Rijksinstituut voor Orloogsdocumentatie – RIOD), publicaba un libro en 1986 que incluía el facsímil de una carta supuestamente escrita por Anne el 30 de Julio de 1941.

El descubrimiento en los EE.UU. de otros varios ejemplos de la letra manuscrita fue anunciado en 1988. El mismo incluía dos cartas fechadas el 27 y el 29 de Abril de 1940 y una postal, escritas a alguien en Danville (Iowa). Estas últimas, como las del 12. 6. 1942 y 10. 10. 1942, creaban un nuevo problema al Instituto de Documentación de Guerra de Amsterdam, dado que la letra manuscrita que aparece en ellas es completamente diferente que la escritura de adulto de la carta del 30 de Julio de 1941, así como la mayor parte del manuscrito en cuestión. Estos descubrimientos confirman la creencia del Prof. Robert Faurisson de que la letra manuscrita de “adulto” atribuída a Anne es, en realidad, muy parecida a la letra manuscrita de una de las personas que oficialmente “ayudaron” a Otto Frank a preparar el “Diario” para su publicación después de la guerra.
Para María Paz López y su artículo en “La Vanguardia”, estas diferencias de escritura son normales (!) en un adolescente. Igualmente soslaya, al tratar el tema del informe pericial encargado por el RIOD, el tema de la escritura a bolígrafo, mencionando exclusivamente las anotaciones a lápiz del padre. Podemos concluir pues, que no se trata de un “Diario”, sino de una novela, basada en un manuscrito escrito después de la guerra por Otto Frank o sus colaboradores, y redactado por Meyer Levín, con algunos añadidos posteriores del holandés Albert Cauven (38). El historiador alemán Udo Walendy es definitivo: “El Diario de Anne Frank -durante años lectura recomendada tabú para escuelas y público- es una falsificación” (39).

ANNE FRANK A LA FUERZA
Conviene advertir aquí que para evitar dudas y desbancar las crecientes sospechas sobre la autenticidad del libro, fue impuesto por las autoridades alemanas actuales como “lectura obligatoria” en las escuelas (¡increíble negocio para los propietarios de derechos -Fondo Anne Frank- y editores!) y se llegó al extremo de adoptar medidas disciplinarias (retiro de la “venia docendi”) contra maestros y profesores que osaran manifestar sus dudas al respecto (40). El Profesor Stielau, de Hamburgo, fue expulsado de su cátedra, en 1957, por el mero hecho de haber osado poner en duda la autenticidad del Diario. ¡Increíble!.


Todavía en 1976, el padre de Anne, Otto Frank, lleva a cabo acciones y denuncias contra Heinz Roth, de Odenhausen, en un juicio tendiente a prohibir publicaciones que sostengan que el diario, tal como se publicó, no puede haber sido escrito por una niña de 12 años. Ejemplos éstos que demuestran cuán estrecho es el margen de la libertad de pensamiento cuando se rozan ciertos temas tabú (41).

UN TIMO MORAL
Richard Verrall (que publica bajo el nombre literario de Harwood) advierte que la falsedad del mito de Anne Frank va mucho más allá, es muchísimo más profunda que la eventual falsificación del texto. Reside en la “unilateralidad” y en la “recurrencia infinita” del tema: una perfecta aplicación política de la propaganda actual del viejo tema de la niña inocente atrapada por la maldad exclusiva de los otros, pero que triunfa incluso después de muerta. El mito de Anne Frank, por la fuerza de su impacto sobre la sensibilidad colectiva, se convierte no sólo en símbolo de la “inocente” nación judía perseguida, sino más aún y contra todas las reglas de la lógica, en “prueba indiscutible” de la maldad intrínseca, inmedible, de los perseguidores.

Reconozcámoslo pronto, en efecto, no importa desde un punto de vista humano que el “Diario” de Anne Frank sea una falsificación o no. Esta niña falleció, víctima del tifus -y no en una “cámaras de gas” inexistente en Bergen o convertida en “pastillas de jabón” que se han revelado una falacia, todo hay que decirlo-; y el padecimiento y muerte de cualquier niño es siempre lamentable. Pero es importante constatar que los posibles sufrimientos de una niña judía de 14 años, en tiempo de guerra, no son más significativos por el “hecho” de que hubiese escrito un diario, que los sufrimientos tanto o más terribles de otros posibles niños judíos; o que las desgracias infinitamente más numerosas de otros niños alemanes, italianos, japoneses, polacos, rusos o de otras nacionalidades que han sufrido horriblemente por muchos otros motivos en esa misma guerra: despedazados, quemados vivos a millones, mutilados o inválidos para toda la vida a causa de los bombardeos masivos de población civil efectuados por los aliados contra ciudades abiertas alemanas; abandonados en medio del caos ante la muerte o desaparición de sus padres; violados, corrompidos por la barbarie de buena parte de las tropas enemigas. Sólo en el Holocausto alemán de Würzburg, durante los últimos días de la guerra, fueron quemadas 5.000 personas, de entre las cuales más de 100 niñas y mujeres se llamaban Anna, convertidas en cenizas durante la noche del 16 de Marzo de 1945 (44).

¿Pero quién se acuerda de tal suma de horrores sufridos por los no judíos? ¿Quién llora por el niño alemán que, en Dresde, junto a otros 250.000 civiles, mujeres y niños principalmente, corre aullando envuelto en el fuego inextinguible del fósforo líquido? ¿Quién por la niña alemana violada varias veces hasta la muerte por una sucesión de bestias animadas a ello por el judío soviético Ilya Ehrenburg? ¿Quién escribe novelas lacrimógenas por los no menos reales e inocentes niños japoneses de Hiroshima y Nagasaki? ¿Quién por los niños de la misma edad de Anne Frank, masacrados en Paracuellos del Jarama, que en su propio país tampoco cuentan con una calle?. Nadie.

No hay “best sellers” para ellos, no hay “dramatizaciones”, ni 50 ediciones, ni cine, ni teatro, ni bombardeo televisivo, ni campañas en su nombre, ni recogidas de firmas, ni movilizaciones entre los partidos políticos del sistema y sus parlamentarios, ni manifestaciones públicas cincuenta años después, ni nadie que quiera recordarles cambiando el nombre de una calle, por pequeña que esta fuera. ¿Por qué? ¿Tal vez porque no cuentan con un lobby que haga del dolor un negocio sin precedentes? ¿Porque les falta la conveniente orquestación de los “mass-media”, que hacen del sufrimiento ajeno un arma política, con la intención de desarmar moralmente a quienes denuncian semejante hipocresía? ¿O deberíamos ser más atrevidos y decir que, simplemente, porque no son judíos?. Entonces habría que denunciar y perseguir igualmente a aquellos que por dinero o por oscuros intereses políticos y personales hacen, con los niños que han padecido en el pasado, discriminaciones en razón de su raza, religión o ideas políticas de los padres y sólo se acuerdan de unos niños muy concretos y minoritarios, soslayando a los demás. Se trata, sin duda, de un agravio comparativo.

Por Pedro Varela
NOTAS(1) y (2) WEBER, Mark: Anne Frank. Publicado en “The Journal of Historical Review” de Mayo/Junio de 1995, pág. 31.(3) “Daily Telegraph” 24.3.1933 y “Daily Express” de misma fecha.(4) IRVING, David: Pruebas contra el Holocausto. Conferencia en el Hotel Majestic de Barcelona, el 17 de Noviembre de 1989.(5) FELDERER, Ditlieb: Il Diario di Anna Frank: una Frode. Edizioni La Sfinge, Via Marchesi, 30, Parma (Italia), 1990, pág. 6.(6) HARWOOD, Richard (Richard Verrall): ¿Murieron realmente seis millones?. Historical Review Press, Inglaterra, 1977.(7) Enciclopaedia Judaica, citada en FELDERER, opus. cit. Pág. 14.(8) BENZ, Wolfgang: “Legenden, Lügen, Vorurteile: Ein Wörterbuch zur Zeitgeschichte”. DTV Deutscher Taschenbuch Verlag. 2ª Edición, 1992 y FELDERER, pág. 13:Enciclopedia Brockhaus, Vol (6-450).(9) PAZ LOPEZ, María: La niña que contó lo inexplicable. “La Vanguardia” de Barcelona, el Miércoles día 15.3.95, pág. 2 de “Revista”. Según BENZ opus. cit., esta cifra en 1992 era de 16 millones.(10) BOCHACA, J.: El mito de Anne Frank. Revista Cedade Nº 170 de Marzo de 1989. Págs. 18 a 20.(11) Anne Frank “Diary” a fake. Publicado en el periódico “Holocaust News” Nº 1, pág. 3, del Centre for Historical Review. P.O. Box 446, London SE23 2LS. Así mismo Enci. Judaica pág. 53 y Felderer op. cit.(12) Enciclopaedia Judaica, pág. 53. Jerusalén, Israel, 1971-1972.(13) ROTH, Heinz: Anne Frank’s Tagebuch, ein Schwindel., 1979.(14) Enciclopaedia Britanica. Citado por Felderer.(15) BOCHACA, opus cit.(16) y (17) FELDERER, opus. cit. pág. 13 y pág. 22.(18) BOCHACA, opus cit.(19) PAZ LOPEZ, opus. cit.(20) BOCHACA, J.: El mito de Anne Frank. Revista Cedade p.18-20.(21) BOCHACA, J.: El mito de los seis millones. Ed. Bausp, Barcelona, 1978; pág. 100.(22) HARWOOD, opus. cit.(23) BOCHACA, opus. cit. y también FELDERER, opus. cit. p. 14.(24) Citado por “Kommentare zum Zeitgeschehen”. Folge 269. September 1993, p. 65.(25), (26), (27) y (28) BOCHACA, J.: El mito de Anne Frank. Revista Cedade. Págs. 18 a 20.(29) GIL MUGARZA, Bernardo: Requiem por Anne Frank.. “Arriba” 9.5.59.(30) FELDERER, opus. cit. Pág. 15.(31) IRVING, David: Pruebas contra el Holocausto. Hotel Majestic, Barcelona, 17.11.89.(32) PAZ LOPEZ, opus cit.(33) BOCHACA, opus. cit. (34) “New York Post” del 9 de Octubre de 1980.(35) BOCHACA opus cit.(36) IRVING, opus. cit.(37) Ver FAURISSON, Prof. Robert: Anne Frank’s Handwriting. Publicado en el “The Journal of Historical Review”, Volume Nine, Numer One, Spring 1989. Pag. 97 a 101. IHR, California 92627. Pruebas caligráficas.Y Vol. 3, Nº 2, summer 1982: “Is the Diary of Anne Frank Genuine?” así como “Le Journal d’Anne Frank est-il authentique?” en “Vérité Historique ou Vérité Politique?”(38) BOCHACA, opus, cit.(39) ROTH, Heinz: Anne Frank’s Tagebuch, ein Schwindel. Odenhausen, Julio de 1979.(40) BOCHACA, opus cit.(41) HARWOOD, opus. cit.(42) GIL MUGARZA, opus cit
---------- -

El Sionismo de Hitler



Panfleto de propaganda antisionista en la época nacionalsocialista.

El siguiente artículo escrito por el director del Institute for Historical review, Mark Weber, y traducido y comentado por la red de noticias Revelion ha tenido gran difusión en internet en los últimos años, éste y otros artículos con valiosa información pueden ser encontrados dentro de los 21 volúmenes del Journal for historical reviewdonde quedan plasmados más de 20 años de artículos producto de la reflexión e investigaciones de diversos historiadores revisionistas alrededor del mundo.

Cuando los antisemitas, o más propiamente, los enemigos de los judíos, notaron, después de lanzar contra ellos a lo largo de la historia diversas persecuciones, incluso las más sangrientas, que no habría forma de deshacerse de sus odiados, intentaron entonces una novedosa estrategia: el sionismo.
El nacionalismo había surgido en Europa como una forma de emancipación colectiva de los pueblos y ofreció un “interesante” método de segregación. Los judíos serían identificados como un pueblo distinto, “el pueblo judío”, y como tal quedaría discriminado. No formaría parte de las naciones que estaban naciendo.
Muchos judíos protestaron y denunciaron este plan. Querían integrarse a las naciones nacientes, se identificaban con las ideas libertadoras que soplaban en el viento de la época. Pero sus voces fueron siendo tragadas gradualmente porque la destructiva alianza del antisemitismo con el sionismo ya había sido sellada. Era el arma última que sería usada contra ellos; la más mortífera, porque funcionaría como una bomba de tiempo progresiva que iría atacándolos desde dentro.
Se cuenta que el sionismo político nació en el siglo XIX de una reflexión de Teodoro Hertzl (1860-1904) acerca del “caso Dreyfus”, un militar francés judío que fue injustamente inculpado de traición, aparentemente por motivaciones antisemitas. Hertzl razonó que los antisemitas tenían de alguna forma razón, y que los judíos eran un pueblo distinto que no pertenecía a la nación en la cual vivían. Aun si ya vivían en el seno de la misma desde muchas generaciones atrás, algún fenómeno especial marcaba al judío como diferente. No era la religión (Hertzl mismo no era para nada religioso), tampoco la cultura, pues muchos judíos perseguidos compartían y se identificaban con la misma cultura de las naciones donde vivían. En realidad, al proponer el sionismo político, Hertzl estaba aceptando la tesis de sus supuestos enemigos, los antisemitas. Estaba aceptando un prejuicio discriminatorio como una realidad. Adoptaba, por así decirlo, el viejo dicho de “si no puedes con tus enemigos, únete a ellos”.
Por eso mismo, no es una sorpresa constatar que el mismísimo Hitler, que desconfiaba profundamente de los judíos y fundó el nazismo, una ideología de supremacía racial segregacionista de fuerte sesgo antisemita, haya apoyado decisivamente al sionismo y a la construcción del Estado de Israel en sus comienzos como gobernante de Alemania. Sí: Hitler, considerado tal vez el peor enemigo de los judíos por la mayoría de los historiadores, incluso negoció directamente con los sionistas, intercambió cartas y colaboró activamente con ellos, como lo demuestra el artículo del historiado Mark Weber, trascripto abajo. Se sabe que la decisión de la Organización de las Naciones de apoyar decisivamente la partición de Palestina en 1947 y la creación de un Estado judío estuvo directamente influenciada por el ” Holocausto” nazi. Con esto, Hitler se convirtió en el mayor colaborador del sionismo de la historia, pues dejó enmudecidos a los mayores detractores del sionismo que había en la época, que no eran pocos, incluso dentro del judaísmo. El “Holocausto” nazi contribuyó a la conversión masiva al sionismo, tanto de judíos como de personas de otras ascendencias.
El sionismo, en mi opinión, es decididamente una forma de antisemitismo. La peor, porque destruye al judío desde adentro. Lo corrompe, lo aleja de su esencia humana, porque, como ideología, es un conjunto de falacias diseñadas para confundir y reemplazar al ser, a la condición del hombre natural, por una condición ficticia: la de miembro de una secta, la secta sionista. El sionista es aquel que sucumbe a la teoría antisemita, que no está basada en nada más que la ignorancia, y que se asume como un perseguido que justifica, como lo hacía Herzl, esa persecución porque se cree diferente.
Es por eso que hoy la lucha desde dentro del judaísmo para desenmascarar y desarticular al sionismo y a su criatura, el Estado de Israel, es una lucha esencial por la libertad del ser.
Los dejo con el artículo del historiador Mark Weber.
El Sionismo y el Tercer Reich
Traducido del original publicado en Inglés en The Journal of Historical Review, Julio-Agosto de 1993 (Vol. 13, No. 4), pp. 29–37
A principios de 1935, un navío de pasajeros con rumbo al puerto de Haifa, en Palestina, dejaba el puerto alemán de Bremerhaven. En su popa llevaba escrito su nombre en letras hebreas, “Tel Aviv”, mientras una bandera con la esvástica flameaba en el mástil. Y aunque la nave era propiedad de los sionistas, su capitán era un miembro del Partido Nacional Socialista Alemán. Muchos años después, un viajero a bordo la nave, revocó esta simbólica combinación como un “absurdo metafísico”. Absurdo o no, ésta es sólo una ilustración de un capítulo poco conocido de la historia: La colaboración en un amplio rango entre el sionismo y el Tercer Reich de Hitler.
Propósitos Comunes
Durante años, pueblos de diferentes países se han enfrentado con la “cuestión judía”: es decir, ¿Cuál es el papel apropiado de los judíos en la sociedad no-judía? Durante los años treinta, los sionistas judíos y los alemanes nacionalsocialistas compartieron una visión similar de cómo tratar con este confuso problema. Ellos estaban de acuerdo que los judíos y los alemanes eran de nacionalidades claramente diferentes y que los judíos no pertenecían a Alemania. Los judíos que viven por consiguiente en el Reich no debían ser considerados como “alemanes de fe judía”, sino como miembros de una comunidad nacional separada. El sionismo (nacionalismo judío) también implicaba una obligación de los judíos sionistas de reasentarse en Palestina, “la patria judía”.
Difícilmente podrían considerarse como sinceros sionistas y simultáneamente exigir iguales derechos en Alemania o en cualquier otro país “extranjero.”
Theodor Herlz (1860-1904), el fundador del sionismo moderno, sostuvo que el antisemitismo no es una aberración, sino una natural y completamente entendible respuesta del no-judío a la conducta y actitud extranjera judía. La única solución, él defendía, es que los judíos debían reconocer la realidad y vivir en un estado separado de su propiedad. “La Cuestión Judía existe en dondequiera que los judíos vivan en números notables”, escribió él en su trabajo más influyente, “El Estado Judío”.
“Donde no exista, es fundada por la llegada de judíos… creo que entiendo el antisemitismo, el cual es un fenómeno muy complejo. Considero este desarrollo como un judío, sin odio o miedo”. La Cuestión Judía, sostuvo él, no es social o religiosa. “Es una cuestión nacional. Para resolverla debemos, sobre todo, hacerla un problema político internacional… “Independientemente de su ciudadanía, insistió Herzl, los judíos no constituyen meramente una comunidad religiosa, sino una nacionalidad, un pueblo, un Volk. El sionismo, escribió Herzl, ofreció al mundo una bienvenida “solución final a la Cuestión Judía”.
Seis meses después de que Hitler llegara al poder, la Federación sionista de Alemania (por lejos el grupo sionista más grande de aquel país) emitió un detallado memorándum al nuevo gobierno que revisaba las relaciones judío-alemanas y formalmente ofrecía el apoyo sionista para “resolver” la molesta cuestión Judía”. El primer paso sugerido, debía ser un franco reconocimiento de las fundamentales diferencias de nacionalidad.
“El sionismo no tiene ilusiones sobre la dificultad de la condición judía, la cual consiste, sobre todo, en un modelo ocupacional anormal y en la falla de una actitud intelectual y moral no arraigada en una propia tradición. El sionismo ha reconocido hace décadas que como resultado de las tendencias a la asimilación, síntomas de deterioro debían comenzar a aparecer….
El sionismo cree que el renacimiento de la vida nacional de un pueblo, el cual está ocurriendo ahora en Alemania a través del énfasis de su carácter cristiano y nacional, también debe suceder en el grupo nacional judío. Para las personas judías, también, el origen nacional, la religión, el destino común y un sentido de ser únicos, deben ser de decisiva importancia en la configuración de su existencia. Esto significa que el individualismo egoísta de la era liberal debe superarse y debe reemplazarse con un sentido de comunidad y de responsabilidad colectiva….
Creemos que precisamente es la nueva Alemania [Nacional Socialista] que puede, a través de una determinación audaz en el manejo de la cuestión judía, dar un paso decisivo hacia la superación del problema, el cual, en verdad, tendrá que ser tratado por la mayoría de los pueblos europeos…
Nuestro reconocimiento de la nacionalidad judía mantiene una relación clara y sincera con el pueblo alemán y sus realidades nacional y racial. Precisamente porque no deseamos falsificar estos principios, porque nosotros también estamos contra el matrimonio mixto y estamos a favor de mantener la pureza del grupo judío y rechazamos cualquier trasgresión en el dominio cultural, nosotros – habiendo sido educados en el idioma y la cultura alemanes – podemos mostrar un interés en los trabajos y valores de la cultura alemana con admiración y simpatía interna…
Por sus prácticos objetivos, el sionismo espera ser capaz de ganar la colaboración incluso de un gobierno fundamentalmente hostil a los judíos, porque al tratar con la cuestión judía no están envueltos los sentimentalismos sino un problema real cuya solución interesa a todas las personas y, en el actual momento, sobre todo a los alemanes…
La propaganda del Boicot- tal como se está llevando a cabo, actualmente, de muchas maneras contra Alemania – es en esencia no-sionista, porque el sionismo no quiere dar batalla sino convencer y construir…
No somos ciegos al hecho de que la Cuestión Judía existe y continuará existiendo. De la situación anormal de los judíos, resultan desventajas severas para ellos, pero también condiciones escasamente tolerables para otras personas.”
El diario de la Federación, el Jüdische Rundschau (“Jewish Review”), proclamó el mismo mensaje: “El sionismo reconoce la existencia de un problema judío y desea una solución constructiva y de largo alcance. Para este propósito, el sionismo desea obtener la ayuda de todos los pueblos, sea ésta en pro o anti-judía, porque en su opinión, estamos tratando aquí, más con un problema concreto que uno sentimental, la solución en la cual todos los pueblos están interesados”. Un joven Rabino de Berlín, Joachim Prinz, que más tarde se estableció en los Estados Unidos y se puso a la cabeza del Congreso Judío Norteamericano, escribió en su libro de 1934, Wir Juden (”Nosotros los judíos”), que la revolución Nacional Socialista en Alemania significó “Judaísmo para los judíos”. Él explicó: “Ningún subterfugio puede salvarnos ahora. En lugar de asimilación deseamos un nuevo concepto: el reconocimiento de la nación judía y de la raza judía.
Colaboración activa
Sobre esta base de ideologías similares sobre etnicidad y nacionalismo, los nacional socialistas y sionistas trabajaron juntos para lo que cada grupo creía correspondía a su propio interés nacional. Como resultado, el gobierno de Hitler apoyó vigorosamente al sionismo y la emigración judía a Palestina desde 1933 hasta 1940-41, cuando el inicio de la Segunda Guerra Mundial impidió una colaboración más extensa.
Así como el Tercer Reich se volvió más fuerte, muchos judíos alemanes, probablemente una mayoría, continuaron considerándose, a menudo con un considerable orgullo, primero como alemanes. Pocos eran los entusiastas de alzar sus raíces para comenzar una nueva vida en la lejana Palestina. No obstante, más y más judíos alemanes se convirtieron al sionismo durante este período. Hasta finales de 1938, el movimiento sionista floreció en Alemania bajo Hitler. La circulación del quincenal “Jüdische Rundschau” de la Federación Sionista creció enormemente. Se publicaron numerosos libros sionistas. “El trabajo sionista funcionaba perfecto” en Alemania durante esos años, hace notar la “Enciclopedia Judaica”. Una convención sionista llevada a cabo en Berlín en 1936 refleja “en su composición, la vigorosa vida partidaria de los sionistas alemanes.”
Las SS fueron particularmente entusiastas en su apoyo al sionismo. Un informe interno de junio de 1936 de las SS insta al apoyo activo y de amplio rango al sionismo tanto por el gobierno y el Partido como la mejor manera de alentar la emigración de los judíos de Alemania a Palestina. Esto requeriría aumentar la auto estima judía. Escuelas judías, ligas de deportes judías, organizaciones culturales judías – resumiendo, todo aquello que alentara esta nueva conciencia y conocimiento de sí mismo – debe ser promovida, recomienda el informe. El funcionario de la SS, Leopold von Mildenstein y el funcionario de la Federación Sionista, Kurt Tuchler, recorrieron juntos Palestina durante seis meses para evaluar allí el desarrollo sionista. Basado en sus observaciones de primera mano, von Mildenstein escribió una serie de doce artículos ilustrados para el importante diario de Berlín, “Der Angriff ” que apareció a finales de 1934 bajo el encabezado “Un Viaje Nazi a Palestina”. La serie expresaba gran admiración por el espíritu pionero y los logros de los colonos judíos.
“El auto-desarrollo sionista,” escribió von Mildenstein, “ha producido un nuevo tipo de judío.”  Él alabó al sionismo como un gran beneficio para el pueblo judío y para el mundo entero. “Una patria judía en Palestina”, escribió en su artículo final, “apunta a la forma de curar una herida de largos siglos en el cuerpo del mundo: la cuestión judía”. “Der Angriff” emitió una medalla especial, con una esvástica en un lado y una Estrella de David en el otro, para conmemorar la visita conjunta SS-Sionista.
Unos meses después de que los artículos aparecieron, von Mildenstein fue promovido para dirigir el Departamento de Asuntos Judíos del Servicio de Seguridad de las SS con el objeto de apoyar la emigración sionista y desarrollarla más eficazmente.
El periódico oficial de la SS, “Das Schwarze Korps”, proclamó su apoyo al sionismo en la editorial de la primera página en mayo 1935: “Puede no ser lejano el tiempo en que Palestina podrá de nuevo recibir a sus hijos que han estado alejados de ella por más de mil años. Nuestros mejores deseos, junto con la buena voluntad oficial, van con ellos”.  Cuatro meses después, un artículo similar aparecía en el periódico de la SS:
“El reconocimiento del Judaísmo como una comunidad racial basada en la sangre y no en la religión llevó al gobierno alemán a garantizar sin reservas la separación racial de su comunidad. El gobierno en sí mismo se encuentra en completo acuerdo con el gran movimiento espiritual dentro del Judaísmo, el llamado sionismo, con su reconocimiento de la solidaridad del Judaísmo alrededor del mundo y su rechazo a todas las nociones de asimilación. Sobre esta base, Alemania emprende medidas que jugarán ciertamente un papel significante en el futuro, en el manejo del problema judío alrededor del mundo.”
La principal línea naviera alemana comenzó el servicio directo de navíos de pasajeros desde Hamburgo a Haifa, Palestina, en octubre 1933, entregaba comida “estrictamente judía” (Kosher) en sus naves, bajo la vigilancia del rabinato de Hamburgo”.
Con el apoyo oficial, los sionistas trabajaron sin descanso para “reeducar” a los judíos de Alemania. Tal como el historiador norteamericano, Francis Nicosia, lo puso en su estudio en 1985, ‘El Tercer Reich y la Cuestión Palestina’: “Los sionistas fueron alentados a llevar su mensaje a la comunidad judía, colectar dinero, mostrar películas sobre Palestina y, en general, educar a los judíos alemanes sobre Palestina. Hubo una considerable presión para enseñar a los judíos en Alemania a dejar de identificarse como alemanes para despertar en ellos una nueva identidad nacional judía.”
En una entrevista después de la guerra, el ex dirigente máximo de la Federación Sionista de Alemania, Dr. Hans Friedenthal, resumió la situación: “La Gestapo hizo de todo en aquellos días para promover la emigración, particularmente a Palestina. Recibimos a menudo su ayuda cuando requeríamos algo de otras autoridades con respecto a la preparación para la emigración.
En el Congreso de septiembre de 1935 del Partido Nacional Socialista, el Reichstag adoptó las llamadas “leyes de Nuremberg” que prohibieron los matrimonios y las relaciones sexuales entre judíos y alemanes y, en efecto, proclamó a los judíos como una nacionalidad minoritaria extranjera. Después de unos días el sionista “Jüdische Rundschau”, en su editorial, dio la bienvenida a las nuevas medidas:  “Alemania… está de acuerdo en las demandas del Congreso Sionista Mundial cuando ha declarado a los judíos que viven ahora en Alemania como una minoría nacional. Una vez que los judíos han sido caratulados como una minoría nacional, es nuevamente posible establecer relaciones normales entre la nación alemana y el Judaísmo. Las nuevas leyes dan a la minoría judía en Alemania su propia vida cultural, su propia vida nacional. En el futuro podrá formar sus propias escuelas, su propio teatro y sus propias asociaciones deportivas. Resumiendo, podrá crear su propio futuro en todos los aspectos de vida nacional…
Alemania le ha dado a la minoría judía la oportunidad de vivir por sí misma y está ofreciendo la protección estatal para esta vida separada de la minoría judía: El proceso de crecimiento de la judería hacia una nación será por ello alentado y se hará una contribución al establecimiento de relaciones más tolerables entre las dos naciones.
Georg Kareski, jefe máximo, tanto de la Organización “Revisionista” del Estado sionista y de la Liga Cultural judía, y ex jefe máximo de la Comunidad Judía de Berlín, declaró en una entrevista con el diario “Der Angriff” de Berlín a finales de 1935:
“Durante muchos años he considerado una completa separación de los asuntos culturales de los dos pueblos [judíos y alemanes] como pre-condición para vivir juntos sin conflictos… he apoyado tal separación por mucho tiempo, con tal de que sea basada en el respeto de las nacionalidades extranjeras. Las Leyes de Nuremberg… me parecen, aparte de sus provisiones legales, conformar completamente este deseo para una vida separada basada en el respeto mutuo… Esta interrupción del proceso de disolución en muchas comunidades judías, que se había promovido a través de los matrimonios mixtos, es por consiguiente, del punto de vista judío, completamente bienvenida.”
Líderes sionistas en otros países, se hicieron eco de estas visiones. Stephen S. Wise, presidente del Congreso Judío Norteamericano y del Congreso Judío Mundial, dijo en una reunión en Nueva York en junio de 1938: “Yo no soy un ciudadano norteamericano de la fe judía, soy un judío… Hitler tenía razón en una cosa. Él llamó a las personas judías una raza y nosotros somos una raza.”  El especialista en asuntos judíos del Ministerio del Interior, Dr. Bernhard Lösener, expresó el apoyo al sionismo en un artículo que apareció en noviembre de1935 emitido por el oficialista “Reichsverwaltungsblatt”:
“Si los judíos ya tuvieran su propio estado en que la mayoría de ellos pudiese asentarse, entonces la cuestión judía podría considerarse completamente resuelta hoy en día, también para los judíos mismos. La menor cantidad de oposición a las ideas que sustentan las Leyes de Nuremberg ha sido dada a conocer por los sionistas, porque ellos comprenden de una vez que estas leyes representan, también, la única solución correcta para las personas judías. Porque cada nación debe tener su propio Estado como expresión exterior de su particular nacionalidad”.
En cooperación con las autoridades alemanas, los grupos sionistas organizaron una red de unos cuarenta campamentos y centros agrícolas a lo largo de Alemania en donde los posibles colonos serían entrenados para su nueva vida en Palestina. Aunque las Leyes de Nuremberg prohíbían a los judíos desplegar la bandera alemana, se garantizó específicamente a los judíos el derecho para desplegar el emblema judío azul y blanco. La bandera que sería, algún día, adoptada por Israel flameó en los campamentos y Centros sionistas en la Alemania de Hitler.
El servicio de seguridad de Himmler cooperó con el Haganah, la organización militar sionista clandestina en Palestina. La agencia de la SS le pagó a Feivel Polkes, oficial de Haganah, por información sobre la situación en Palestina y por la ayuda dirigiendo la emigración judía a ese país. Entretanto, el Haganah se mantuvo bien informado sobre los planes alemanes por un espía que logró incluso implantar en la oficina principal de la SS en Berlín. La colaboración de Haganah-SS incluyó entregas secretas de armamento alemán a los colonos judíos para usarlas en choques con los Árabes Palestinos.
Como consecuencia del “Kristallnacht”, estallidos de violencia y destrucción de noviembre 1938, la SS ayudó rápidamente a la organización sionista a levantarse y continuar su trabajo en Alemania, aunque, ahora, bajo una vigilancia más restringida.
Reservas oficiales
El apoyo alemán al sionismo no fue ilimitado. El gobierno y funcionarios del Partido estaban muy atentos a la continua campaña de las poderosas comunidades judías en los Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países para movilizar a “sus” gobiernos y ciudadanos judíos contra Alemania.
Mientras que la Judería mundial permaneciera implacablemente hostil hacia la Alemania Nacional Socialista, y mientras que la gran mayoría de judíos alrededor del mundo mostrara pocos deseos para asentarse en la “tierra prometida” sionista, un estado judío soberano en Palestina no resolvería realmente la cuestión judía internacional. En cambio, razonaron los funcionarios alemanes, fortalecería inmensamente esta peligrosa campaña anti-alemana. Por consiguiente, el apoyo alemán hacia el sionismo se limitó al apoyo a una patria judía en Palestina bajo control británico, no un estado judío soberano . Un estado judío en Palestina, informaba el Ministro de relaciones exteriores a los diplomáticos en junio de 1937, no estaría en el interés de Alemania porque no podría absorber a todos los judíos alrededor del mundo y sólo serviría como una base de poder adicional para la Judería internacional, de la misma manera como Moscú sirvió como base para el comunismo.
Reflejando algo de cambio en la política oficial, la prensa alemana expresó una mayor simpatía en 1937 con la resistencia Árabe Palestina a las ambiciones sionistas, en un momento en que las tensiones y los choques entre judíos y árabes en Palestina aumentaban progresivamente.
En una circular del boletín de la Oficina de Extranjería del 22 de junio de 1937, advirtió que a pesar del apoyo al reasentamiento de los judíos en Palestina, “sería, no obstante, un error asumir que Alemania apoye la formación de una estructura estatal en Palestina bajo alguna forma de control judío. En vista de la agitación anti-alemana de la Judería Internacional, Alemania no puede estar de acuerdo con que la formación de un estado Palestino judío ayudaría al desarrollo pacífico de las naciones del mundo”. “La proclamación de un estado judío o una Palestina administrada por los judíos”, advirtió un memorándum interno de la sección de asuntos judíos de la SS, “crearía para Alemania un nuevo enemigo, uno que tendría una profunda influencia en los desarrollos del cercano Oriente”. Otra agencia de la SS predijo que un estado judío “trabajaría para otorgar protección especial como minoría a los judíos en cada país, dando por consiguiente protección legal a la actividad de explotación de la Judería mundial”. En enero de 1939, el nuevo ministro del exterior de Hitler, Joachim von Ribbentrop, igualmente advirtió en otro boletín que “Alemania debe considerar como peligrosa la formación de un estado judío” porque “traería consigo un crecimiento internacional de poder a la Judería mundial”.
El propio Hitler analizó totalmente este problema en forma personal a principios de 1938 y, a pesar de su duradero escepticismo por las ambiciones sionistas y presentimientos que sus políticas podrían contribuir a la formación de un estado judío, decidió apoyar aún más vigorosamente la migración judía a Palestina. La perspectiva de librar a Alemania de sus judíos, concluyó, pesaría más que los posibles peligros.
Entretanto, el gobierno británico impuso incluso más drásticas restricciones a la inmigración judía en Palestina en 1937, 1938 y 1939.
En respuesta, el servicio de seguridad de la SS concluyó una alianza secreta con la agencia clandestina sionista, Mossad le-Aliya. Acordaron pasar ilegalmente de contrabando a los judíos a Palestina. Como resultado de esta intensiva colaboración, varios convoyes de naves tuvieron éxito en alcanzar Palestina, burlando las lanchas británicas. La migración judía, legal e ilegal, desde Alemania (incluso de Austria) a Palestina aumentó dramáticamente en 1938 y 1939. En octubre de 1939 estaba fijada la salida de otros 10,000 judíos, pero la erupción de la guerra en septiembre llevó a fin este esfuerzo. De todas maneras, las autoridades alemanas continuaron promoviendo indirectamente la emigración judía a Palestina durante 1940 y 1941. Inclusive, hasta marzo de 1942, por lo menos un “kibbutz” sionista, campo de entrenamiento para emigrantes potenciales, continuó operando oficialmente autorizado en la Alemania de Hitler.
El Acuerdo de Traslado (“Transfer”)
La pieza central de la cooperación alemana-sionista durante la era de Hitler fue el Acuerdo de Traslado, un pacto que permitió a decenas de miles de judíos alemanes emigrar a Palestina con su riqueza. El Acuerdo, también conocido como el Ha’avara (palabra hebrea para “traslado”), se llevó a cabo en agosto de 1933, como consecuencia de las conversaciones entre los funcionarios alemanes y Chaim Arlosoroff, Secretario Político de la agencia judía, el Centro Palestino de la Organización Sionista Mundial.
A través de este raro acuerdo, cada judío comprometido a viajar a Palestina depositaba dinero en una cuenta especial en Alemania. El dinero era usado para comprar herramientas agrícolas, materiales de construcción, bombas de agua, fertilizantes, etc., de fabricación alemana, los cuales eran exportados a Palestina y vendidos allí por la compañía de propiedad judía Ha’avara en Tel-Aviv. El dinero de las ventas se le entregaba al emigrante judío a su llegada a Palestina en la misma cantidad correspondiente a su dinero depositado en Alemania. Los bienes alemanes entraron a raudales en Palestina a través del Ha’avara que fue complementado un corto tiempo después con un acuerdo de trueque por el cual se intercambiaron naranjas de Palestina por madera alemana, automóviles, maquinaria agrícola y otros bienes. El acuerdo, entonces, sirvió al objetivo sionista de traer colonos judíos y capital de desarrollo a Palestina, mientras, simultáneamente, servía a la meta alemana de librar el país de un grupo extranjero no deseado.
Delegados al Congreso Sionista de Praga en 1933 debatieron vigorosamente los méritos del acuerdo. Algunos temieron que el pacto minara el boicot económico judío internacional contra Alemania. Pero los funcionarios sionistas tranquilizaron al Congreso. Sam Cohen, una figura importante detrás del acuerdo de Ha’avara, enfatizó que el Acuerdo no era económicamente ventajoso para Alemania. Arthur Ruppin, un especialista en emigración de la Organización Sionista que había ayudado a negociar el pacto, apuntó a que “el Acuerdo de Traslado de ninguna forma interfería con el movimiento del boicot, ya que ningún dinero fresco fluiría hacia Alemania como resultado del acuerdo… “. El Congreso Sionista que se llevó a cabo en Suiza en 1935, aprobó el pacto abrumadoramente. En 1936, la Agencia judía (“gobierno sombra” sionista en Palestina) tomó el control directo del Ha’avara, el cual funcionó en efecto, hasta que la Segunda Guerra Mundial forzó su abandono.
Algunos funcionarios alemanes se opusieron al acuerdo. El Cónsul General de Alemania en Jerusalén, Hans Döhle, por ejemplo, criticó en gran forma y en varias ocasiones el Acuerdo durante 1937. Él señaló el costo que significaría para el comercio exterior de Alemania si los productos exportados a Palestina a través del acuerdo serían vendidos en otra parte. El monopolio de Ha’avara en la venta de los bienes alemanes a Palestina a través de una agencia judía encolerizó naturalmente a los hombres de negocios tanto alemanes como árabes. El apoyo oficial alemán al sionismo podría llevar a una pérdida de mercados alemanes a lo largo del mundo árabe. El gobierno británico también notó el acuerdo.  Un boletín interno de la Oficina Exterior alemana de junio de 1937 se refirió a los “sacrificios del intercambio exterior” que resultaban de la Ha’avara.
Un memorándum interno de diciembre 1937 emitido por el Ministerio del Interior alemán revisó el impacto del Acuerdo de Traslado: “No hay ninguna duda de que el arreglo de Ha’avara ha contribuido muy significativamente al rápido desarrollo de Palestina desde 1933. El Acuerdo no sólo proporcionó grandes sumas de dinero (¡desde Alemania!), sino también el grupo más inteligente de inmigrantes, y finalmente llevó allí las máquinas y los productos industriales esenciales para su desarrollo.” La ventaja principal del pacto, informaba el memorándum, era la emigración de grandes números de judíos a Palestina, el territorio-objetivo más deseable de acuerdo a los intereses de Alemania de aquel momento. Pero el documento también hacía notar las importantes desventajas señaladas por el Cónsul Döhle y otros funcionarios. De acuerdo a lo que indicaba, el Ministerio del Interior había llegado a la conclusión de que las desventajas del acuerdo pesaban ahora más que las ventajas y que, por consiguiente, debía darse por terminado.
Sólo un hombre podría resolver la controversia. Hitler analizó la política personalmente en julio y septiembre de 1937 y nuevamente en enero de 1938 y cada vez decidió mantener el acuerdo de la Ha’avara. La meta de sacar a los judíos de Alemania, concluyó él, justificaba las desventajas.
El Ministerio de Economía del Reich ayudó a organizar otra empresa para el traslado, la Agencia de Comercio Internacional e Inversión, o INTRIA (International Trade and Investment Agency), a través de la cual los judíos en países extranjeros podrían ayudar a los judíos alemanes a emigrar a Palestina. Se canalizaron eventualmente casi 900,000 dólares  a través del Intria a los judíos alemanes en Palestina. Otros países europeos, deseosos de alentar la emigración judía, concluyeron acuerdos con los sionistas siguiendo el modelo de Ha’avara. En 1937, Polonia autorizó la fundación de la Empresa de Transferencia Halifin (palabra hebrea para “intercambio”). A finales del verano de 1939, Checoslovaquia, Rumania, Hungría e Italia habían firmado acuerdos similares. La erupción de guerra en septiembre de 1939, sin embargo, previno la aplicación en gran escala de estos acuerdos.
Los logros de Ha’avara
Entre 1933 y 1941, unos 60.000 judíos alemanes emigraron a Palestina a través de Ha’avara y otros acuerdos alemán-sionistas, o aproximadamente el diez por ciento de la población judía de Alemania en 1933. (Estos judíos alemanes constituyeron aproximadamente el 15 por ciento de la población judía de Palestina en 1939.) Algunos emigrantes de Ha’avara transfirieron su considerable riqueza personal de Alemania a Palestina. Como el historiador judío Edwin Black lo ha notado: “Muchas de estas personas, sobre todo a fines de los años 30, recibieron el permiso para transferir verdaderas réplicas de sus casas y fábricas – de hecho, aproximadas réplicas de su existencia misma”.  La cantidad total transferida desde Alemania a Palestina a través del Ha’avara entre agosto de 1933 y a fines de 1939 fue de 8.1 millones de libras o 139.57 millones de marcos alemanes (entonces equivalente a más de 40 millones de dólares). Esta cantidad incluyó 33.9 millones de marcos alemanas (13.8 millón de dólares) entregados por el Reichsbank en conexión con el acuerdo.
El historiador Black ha estimado que un adicional de 70 millones de dólares pueden haber fluido a Palestina a través del corolario de acuerdos comerciales alemanes y las transacciones bancarias internacionales especiales. Los fondos alemanes tuvieron un gran impacto en un territorio tan subdesarrollado como Palestina lo estaba en los años treinta, señaló él.
Varias de las mayores empresas industriales fueron construidas con capitales de Alemania, incluyendo la empresa de aguas Mekoroth y la empresa textil Lodzia. “La afluencia de los bienes y capital de Ha’avara, concluye Black, produjo una explosión económica en la Palestina judía” y fue “un factor indispensable en la creación del Estado de Israel”. El acuerdo de Ha’avara contribuyó grandemente al desarrollo judío en Palestina y así, indirectamente, a la fundación del Estado israelita. Una circular del boletín de enero de 1939 del Ministerio del Exterior alemán informó, con algún presentimiento que “el traslado de la propiedad judía fuera de Alemania [a través del acuerdo de Ha’avara] contribuyó en no poca magnitud a la construcción de un Estado judío en Palestina”.  Ex funcionarios de la compañía Ha’avara en Palestina confirmaron esta visión en un estudio detallado del Acuerdo de Traslado publicado en 1972: “La actividad económica resultante de la entrada de capitales alemanes y las transferencias de Ha’avara a los sectores privados y públicos fueron importantísimas para el desarrollo del país. Muchas industrias y empresas comerciales nuevas establecidas en la Palestina judía y numerosas compañías que son enormemente importantes incluso hoy en la economía del Estado de Israel deben su existencia al Ha’avara”.
El Dr. Ludwig Pinner, funcionario de la Compañía Ha’avara en Tel Aviv durante los años treinta, comentó después que la excepcional competencia de los inmigrantes de Ha’avara contribuyeron” “decididamente al desarrollo económico, social, cultural y educativo de la comunidad judía de Palestina.”
El Acuerdo del Traslado es el ejemplo más elocuente de la cooperación entre la Alemania de Hitler y el sionismo internacional. A través de este pacto, el Tercer Reich de Hitler hizo más que cualquier otro gobierno durante los años treinta para apoyar el desarrollo judío en Palestina.
Sionistas ofrecen una alianza militar a Hitler
A principios de Enero de 1941, una pequeña pero importante organización sionista entregó una propuesta formal a los diplomáticos alemanes en Beirut para una alianza político-militar con la Alemania en guerra. La oferta fue hecha por organización radical secreta “Luchadores para la Liberación de Israel”, más conocida como el clan Lehi o Stern. Su líder, Avraham Stern, había roto recientemente con los radicales nacionalistas “Organización Nacional Militar” (irgun Zvai Leumi, NMO por sus siglas en inglés) por la actitud del grupo hacia Gran Bretaña, la cual había prohibido eficazmente el asentamiento de judíos en Palestina. Stern consideraba a Bretaña como el enemigo principal del sionismo.
Vale la pena citar en cierta medida esta notable propuesta sionista “para la solución de la cuestión judía en Europa y la participación activa del NMO [Lehi o Stern] en la guerra como aliado de Alemania”:
“En sus discursos y declaraciones, los principales estadistas de la Alemania Nacional Socialista han enfatizado a menudo que un Nuevo Orden en Europa requiere como requisito previo, una solución radical de la cuestión judía mediante la evacuación. (”Europa libre de Judíos”)
La evacuación masiva de judíos de Europa es una condición previa para resolver la cuestión judía. Sin embargo, la única manera que esto puede ser totalmente logrado es a través del asentamiento de estas masas en la patria del pueblo Judío, Palestina, y por el establecimiento de un estado judío en sus límites históricos.
La meta de la actividad política y los años de lucha del Movimiento de liberación de Palestina, la Organización Militar Nacional en Palestina (Irgun Zvai Leumi), busca resolver el problema judío de esta manera y así liberar completamente al pueblo judío para siempre.
El NMO, que está muy familiarizado con los buenos deseos del gobierno del Reich alemán y sus oficiales hacia las actividades sionistas dentro de Alemania y el programa de la emigración sionista, deja ver que:
1. Intereses comunes pueden existir entre un Nuevo Orden europeo basado en el concepto alemán y las verdaderas aspiraciones nacionales del pueblo judío tal como las encarna el NMO.
2. La cooperación es posible entre la Nueva Alemania y una renovada Judería nacionalista.
3. El establecimiento del Estado judío histórico sobre una base nacionalista y totalitaria y unida por tratados con el Reich alemán, estaría en el interés de mantener y fortalecer la futura posición alemana de poder en el Medio Oriente.
En base a estas consideraciones y en la condición de que el gobierno del Reich alemán reconoce las aspiraciones nacionales del Movimiento de Liberación de Israel arriba
expresado, el NMO en Palestina ofrece tomar parte activa en la guerra como aliado de Alemania.
Esta oferta del NMO incluiría actividades militares, políticas y de inteligencia dentro de Palestina y, después de ciertas medidas organizacionales, también fuera de Palestina. Junto con esto, los judíos de Europa serían militarmente entrenados y organizados en unidades militares bajo la dirección y orden de NMO. Ellos tomarían parte en operaciones de combate con el propósito de conquistar Palestina, si se formarse un frente como el propuesto.
La participación indirecta del Movimiento de Liberación de Israel en el Nuevo Orden de Europa, ya en la fase preparatoria, combinada con una solución radical-positiva de la cuestión judía europea en base a las aspiraciones nacionales del pueblo judío arriba expresadas, fortalecería en gran forma la fundación moral del Nuevo Orden a los ojos de toda la humanidad.
La cooperación del Movimiento de Liberación de Israel también sería consistente con un discurso reciente del Canciller del Reich alemán en que Hitler enfatizó que él utilizaría cualquier combinación y coalición con el fin de aislar y derrotar a Inglaterra.”
No hay ningún registro de respuesta alemana alguna a esta propuesta. La aceptación fue sin embargo muy improbable porque, por aquel tiempo, la política alemana era decididamente en pro de los árabes. Notablemente, el grupo Stern buscó un pacto con el Tercer Reich en un momento en que las historias de que Hitler estaba decidido a exterminar a los judíos ya estaban en amplia circulación. Stern aparentemente o no creyó las historias o ellos estaban deseosos de colaborar con el mortal enemigo de su pueblo para ayudar a provocar la formación de un estado judío.  Un miembro importante del Lehi en el momento en que el grupo hizo esta oferta fue Yitzhak Shamir, quien más tarde sirvió como Ministro de Asuntos exteriores y luego, durante muchos de los años ochenta y hasta junio de 1992, como Primer Ministro del Estado de Israel. Como Jefe de Operaciones de Lehi, después de la muerte de Stern en 1942, Shamir organizó numerosos actos terroristas, incluyendo el asesinato del Ministro de Asuntos del Medio Oriente, en Noviembre de 1944, el británico Lord Moyne y la matanza del mediador de Naciones Unidas, el sueco Count Bernadotte.
Años después, cuando a Shamir se le preguntó por la oferta de 1941, él confirmó que estaba en conocimiento de la propuesta de alianza de su organización con Alemania en tiempos de guerra.
Conclusión
A pesar de la básica hostilidad entre el régimen de Hitler y la Judería internacional, durante varios años los intereses del sionismo judío y de la Alemania Nacional Socialista coincidieron. Colaborando con los sionistas para una solución mutuamente deseable y humana a un complejo problema, el Tercer Reich estaba deseoso de hacer sacrificios en su comercio exterior, dañar las relaciones con Bretaña y encolerizar a los árabes. De hecho, durante los años treinta, ninguna nación hizo más para apoyar sustantivamente los objetivos judío-sionistas que la Alemania de Hitler.

---------------------------
La historia oculta de la increíblemente maligna 
Mafia Jázara
Publicado por Preston James, Ph.D el 08 de marzo 2015
Artículo original en inglés.


La cortina se está levantando ahora para exponer completamente la mafia jázara y su maligno plan para infiltrarse, tiranizar a todo el mundo y erradicar todas las religiones abrahámicas y permitir sólo su Talmudismo Babilónico, también conocido como Luciferismo, Satanismo o antiguo culto a Baal.

Por Preston James y Mike Harris
Nota: la historia de los jázaros, específicamente de la mafia jázara, el mayor sindicato de crimen organizado del mundo en el que se convirtió la oligarquía jázara a través del uso del dinero mágico babilónico, ha sido casi completamente extirpada de los libros de historia.


La actual mafia jázara sabe que no puede operar o existir sin un infame secreto y por lo tanto ha gastado una gran cantidad de dinero para extirpar su pasado de los libros de historia con el fin de impedir que los ciudadanos del mundo conozcan su «mal más allá de toda imaginación» que da poder al grupo secreto criminal organizado más grande del mundo. Los autores de este artículo han hecho todo lo posible para resucitar esta perdida y secreta historia de los jázaros y su gran sindicato del crimen organizado internacional, mejor conocidos como la mafia jázara, y hacer que se encuentre a disposición del mundo a través de Internet, la nueva imprenta de Gutenberg.
Ha sido muy difícil reconstruir esta historia oculta de la mafia jázara, así que disculpen cualquier inexactitud o errores menores que no son intencionales, y que se deben a la dificultad que implica desenterrar la verdadera historia de Jazaria y la mafia jázara. Al reconstruirla hemos hecho lo mejor que hemos podido.
Fue Mike Harris quien conectó los puntos e hizo el verdadero descubrimiento de la existencia de esta historia secreta de juramentos de sangre de la mafia jázara para vengarse completamente de Rusia y de los rusos por haber ayudado a los estadounidenses a ganar su guerra de independencia y la guerra de Secesión, y su juramento de sangre para vengarse de Norteamérica y los norteamericanos por haber ganado estas guerras.
En la Conferencia Siria sobre la Lucha contra el Terrorismo y el Extremismo Religioso del 1º de diciembre de 2014, en su discurso principal, el editor y director principal de Veterans Today Gordon Duff dio a conocer al público por primera vez en la historia que el terrorismo mundial se debe en realidad a un gran sindicato del crimen organizado internacional asociado con Israel. Esta divulgación conmocionó a la conferencia y prácticamente al instante a todo el mundo, ya que casi todos los líderes mundiales recibieron informes de la histórica divulgación de Gordon Duff ese mismo día en pocos minutos. Y la conmoción de su histórico discurso en Damasco sigue resonando por todo el mundo incluso hasta hoy en día.
Ahora sabemos que la mafia jázara está librando una guerra secreta contra Norteamérica y los norteamericanos utilizando el terrorismo de falsa bandera al estilo Gladio1, el ilegal e inconstitucional Sistema de Reserva Federal, el Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS), el FBI, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), la Seguridad Nacional (Homeland Security) y la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA). Ahora sabemos con certeza que la mafia jázara fue la responsable de la implementación de una operación interna, al estilo Gladio, en el ataque de falsa bandera en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, así como el atentado de Oklahoma City anterior del 19 de abril de 1995.
La historia oculta de la increíblemente maligna Mafia Jázara
100-600 d.C.: Una sociedad increíblemente maligna emerge en Jazaria:
Los jázaros se convirtieron en una nación gobernada por un rey extraordinariamente perverso, con una oligarquía secreta de practicantes de la magia negra de la Antigua Babilonia que servían como su corte. Durante este tiempo Jazaria era conocida por los países vecinos como tierra de ladrones, asesinos, asaltantes de caminos, y por apropiarse de las identidades de aquellos viajeros a los que asesinaban, una práctica ocupacional normal y un estilo de vida.
600 d.C.: Rusia y otras naciones vecinas dan el ultimátum:
Los líderes de las naciones vecinas, especialmente Rusia, habían recibido tantas quejas por parte de sus ciudadanos durante tantos años que, como grupo, decidieron enviar un ultimátum al rey jázaro2. Le comunicaron que debía elegir una de las tres religiones abrahámicas para su pueblo y que ésta se convirtiera en la religión oficial del Estado. Además exigieron que todos los ciudadanos jázaros la practicaran y que se socializara a todos los niños jázaros para que practicaran esta fe.
Al rey jázaro se le dio la opción entre el Islam, el Cristianismo y el Judaísmo. Eligió el judaísmo y se comprometió a obedecer las exigencias estipuladas por la confederación de naciones vecinas liderada por el Zar de Rusia. A pesar del acuerdo y de su promesa, el rey jázaro y su círculo íntimo de oligarcas mantuvieron la práctica de la magia negra de la antigua Babilonia, también conocida como satanismo secreto. Este satanismo secreto incluía ceremonias ocultas de magia negra en las que se sacrificaban niños después de que los desangraban, bebían su sangre y comían sus corazones.
El hondo y oscuro secreto de todas estas ceremonias ocultas y clandestinas era que estaban todas basadas en la antigua adoración al dios Baal, conocida también como el culto del Búho3. Con el fin de engañar a la confederación de naciones lideradas por Rusia que estaba vigilando a Jazaria, el rey fusionó estas prácticas luciferinas de magia negra con el judaísmo y creó una religión secreta híbrido satánica conocida como Talmudismo Babilónico. Esta fue la religión nacional de Jazaria e inculcó el mismo mal por el que Jazaria había sido conocida anteriormente.
Lamentablemente los jázaros continuaron por el mal camino, robando y asesinando a la gente de los países vecinos que viajaban a través de Jazaria. Luego de asesinar a estos visitantes, a menudo los ladrones jázaros trataban de apropiarse de sus identidades, y se convirtieron en maestros del camuflaje y de las falsas identidades, una práctica que ha continuado hasta hoy en día, junto con sus ceremonias ocultas de sacrificio de niños que son en realidad la antigua adoración a Baal.
1000 d.C.: Rusia y las naciones vecinas se cansaron y tomaron medidas:
Alrededor del 1000 d.C., Rusia lideró un grupo de naciones vecinas a Jazaria y la invadió con el fin de detener los increíbles crímenes jázaros contra su pueblo, que incluían el secuestro de sus pequeños y bebés para llevar a cabo sus ceremonias de sacrificio de niños a Baal. El rey jázaro y su círculo íntimo de criminales y asesinos llegaron a ser conocidos por los países vecinos como la mafia jázara4.
El rey jázaro y su corte (también conocidos como la mafia jázara) tramaron una venganza eterna contra los rusos y las naciones vecinas que invadieron Jazaria y los sacaron del poder.
Los líderes jázaros contaban con una red de espionaje muy perfeccionada gracias a la cual lograron informarse previamente del ataque y se escaparon de Jazaria hacia las naciones del este europeo, llevando consigo su inmensa fortuna en oro y plata. Se mantuvieron desapercibidos y se reagruparon asumiendo nuevas identidades. En secreto continuaron sus rituales de sacrificio y derramamiento de sangre de niños y confiaron en Baal para que les entregara el mundo entero y todas sus riquezas, ya que alegaban que él se los había prometido, siempre y cuando mantuvieran el desangrado y sacrificio de niños y bebés en ofrenda a él.
Luego de haber sido expulsada por cientos de años, la mafia jázara invade Inglaterra:
Para lograr esto contrataron a Oliver Cromwell para que asesinara al rey Carlos I y lograra que Inglaterra fuera segura nuevamente para la banca. Esto originó las guerras civiles inglesas que se extendieron durante casi una década, y que resultaron en el regicidio de la familia real y de cientos de miembros de la genuina nobleza inglesa. Esta fue la forma en que la city de Londres5 se estableció como la capital de la banca de Europa y fue el comienzo del Imperio británico.
La mafia jázara decidió infiltrarse y secuestrar toda la banca mundial utilizando la magia negra babilónica, también conocida como la magia babilónica del dinero, o el arte secreto de hacer dinero de la nada, utilizando también el poder de la dañina usura para acumular interés:
La mafia jázara utilizó su inmensa fortuna para poner en funcionamiento un nuevo sistema bancario basado en la magia negra y el dinero mágico de Babilonia que decía haber aprendido de los espíritus maléficos de Baal, a cambio de los muchos sacrificios de niños en honor a él6.
Este dinero-mágico babilónico implicaba la emisión de certificados de crédito de papel por los depósitos de oro y plata, y que permitían a los viajeros andar con su dinero de forma tal que ofrecía un fácil sustituto en caso de que perdieran o les robaran estos certificados.
Es interesante notar cómo el problema que fue creado por los jázaros también tenía una solución que ellos mismo ofrecieron. Finalmente, el rey de Jazaria y la pequeña corte que lo rodeaba se infiltraron en Alemania a través de un grupo que eligió el nombre de «los Bauer» de ese lugar, para que los represente y continúe con su sistema del mal alimentado por Baal. Los Bauer del Escudo Rojo, que simbolizaba sus ocultos sacrificios de niños a base de sangre, cambiaron su nombre por Rothschild (también conocidos como «hijos de la Roca, Satán»).
Los Rothschild, como los testaferros de la mafia jázara, se infiltran y se apropian de la banca británica y luego de toda la nación inglesa:
El padre de la dinastía Bauer/Rothschild7 tuvo cinco hijos que se infiltraron y se apoderaron de la banca europea y del sistema bancario central de la city de Londres, a través de diversas y muy arteras operaciones encubiertas, incluyendo un reporte falso de que Napoleón había vencido a los británicos cuando en realidad había sido derrotado8. Esto permitió a los Rothschild utilizar el fraude y el engaño para saquear la gran riqueza de la nobleza inglesa y de la burguesía terrateniente que había realizado inversiones comerciales en las instituciones bancarias de la city de Londres.
Los Rothschild crearon un sistema bancario fiduciario privado que se especializó en la fabricación de dinero falso de la nada, cobrando al pueblo británico una gravosa usura por utilizar lo que debería haber sido su propio dinero.
Esta era la magia negra del dinero mágico de Babilonia. Ellos alegaron ante insiders9 que dicha tecnología y poder oculto del dinero les fue entregada por Baal gracias a sus frecuentes desangrados y sacrificios rituales de niños para este dios.
Una vez que se infiltraron y se apropiaron del sistema bancario británico, se entrecruzaron con la realeza británica y se adueñaron completamente de toda Inglaterra y de sus principales instituciones. Algunos expertos creen que los Rothschild exterminaron a los miembros de la familia real orquestando en secreto la reproducción ilícita y adúltera con sus propios hombres jázaros, con el fin de sustituir a los miembros de la realeza por sus propios pretendientes al trono.
La mafia jázara libra una lucha internacional para erradicar reyes que gobiernan por el derecho divino del Dios Todopoderoso:
Esto es debido a que la mafia jázara afirma tener una relación personal con Baal (también conocido como el Diablo, Lucifer, Satanás), a causa del desangrado y sacrificio de niños para él. Ellos detestan cualquier rey que gobierne bajo la autoridad del Dios Todopoderoso10, porque la mayoría de estos gobernantes se siente responsable de asegurar que su propio pueblo está protegido contra infiltrados y traidores, «el enemigo dentro de la propia casa».
En el siglo XVII la mafia jázara asesinó a los miembros de la realeza británica y la sustituyó por sus propios impostores. En el siglo XVIII asesinaron a la realeza francesa. Justo antes de la Primera Guerra Mundial asesinaron al archiduque austríaco Fernando para iniciarla. En 1917 la mafia jázara formó su propio ejército, los bolcheviques, para infiltrarse y apoderarse de Rusia. Asesinaron al zar y su familia a sangre fría, atravesando el pecho de su hija más querida con una bayoneta, y robaron todo el oro, plata y tesoros artísticos de Rusia. Justo antes de la Segunda Guerra Mundial asesinaron a la realeza de Austria y de Alemania. Luego se deshicieron de la realeza china y debilitaron el poder del emperador japonés.
El intenso odio de la mafia jázara hacia cualquier persona que profesa la fe en otro Dios que no sea Baal (también conocido como Lucifer, Satanás) les ha llevado a asesinar reyes y miembros de la realeza y asegurarse de que éstos nunca podrán reinar. Han hecho lo mismo con los presidentes estadounidenses, llevando a cabo sofisticadas operaciones encubiertas para debilitarlos.
Si eso no funciona, la mafia jázara los asesina, como lo hicieron con los presidentes Abraham Lincoln, William McKinley y John F. Kennedy. La mafia jázara quiere eliminar cualquier gobernante fuerte o funcionario electo que se atreva a resistir o rebelarse contra el poder del dinero mágico babilónico o su poder encubierto obtenido gracias a la organización de su red humana de pedófilos satánicos en situación comprometida.
Los Rothschild crearon el tráfico internacional de narcóticos a beneficio de la mafia jázara:
En el siglo XIX los Rothschild controlaban secretamente el Imperio británico y urdieron un plan muy perverso para recuperar las grandes cantidades de oro y plata que los británicos habían estado pagando a China por sus especias y seda de alta calidad, productos que no podían encontrarse en ningún otro lugar.
A través de su red de espionaje internacional los Rothschild escucharon hablar del opio turco y de sus increíbles propiedades adictivas. Organizaron una operación encubierta para comprar opio turco y venderlo en China, infectando a millones con la adicción a esta sustancia, lo que transfirió oro y plata a las arcas de los Rothschild, pero no al pueblo británico.
La adicción al opio introducida por los Rothschild en China a través de las ventas de este narcótico, dañó tanto a este país, que los chinos entraron en guerra en dos ocasiones para detenerlo. Estas guerras fueron conocidas como las guerras del opio y el levantamiento de los bóxers11.
El dinero que los Rothschild obtuvieron por la venta de opio fue tanto, que éstos se hicieron más adictos todavía a la riqueza fácil que los adictos a los opiáceos lo eran al opio.
El dinero de los Rothschild fue el que financió la fundación de las colonias norteamericanas mediante la adquisición de la Hudson Bay Company (Compañía de la Bahía de Hudson) y otras empresas comerciales que explotaban el Nuevo Mundo. Fueron los Rothschild quienes ordenaron el genocidio y exterminio en masa de los pueblos indígenas de América del Norte para permitir la explotación de sus grandes recursos naturales.
Los Rothschild aplicaron también el mismo estilo comercial en el Caribe y en el sub-continente indio, lo que resultó en el asesinato de millones de personas inocentes.
Los Rothschild iniciaron el comercio internacional de esclavos, un emprendimiento increíblemente malvado que consideraba a los seres humanos esclavizados como meros animales, una perspectiva que los jázaros querían imponer a todos los pueblos del mundo que no formaran parte de su círculo maléfico, llamado por algunos «La Vieja Nobleza Negra»:
El próximo gran proyecto de los Rothschild fue iniciar el tráfico mundial de esclavos comprándolos a algunos jefes tribales africanos corruptos que trabajaban para ellos secuestrando personas de tribus enemigas para venderlas como esclavas.
Los traficantes de esclavos babilónicos Rothschild transportaron luego estos esclavos en barcos, en celdas hacinadas, hacia América y el Caribe donde eran vendidos. Muchos morían en el mar debido a las malas condiciones12.
Los banqueros Rothschild aprendieron desde el principio que la guerra era una gran herramienta para multiplicar su dinero en poco tiempo, prestándolo a los dos bandos de un conflicto. Pero a fin de que se les atribuyera la potestad de recaudar impuestos, tenían que obtener la aprobación de leyes tributarias que les permitieran obtener coactivamente el pago de impuestos.
La mafia jázara también conocida como la falsa banca-gánster13 privada y fiduciaria, (la mafia jázara), juró eterna venganza contra los colonos norteamericanos y contra Rusia por haber ayudado a los colonos y haberles hecho perder la guerra de independencia de los Estados Unidos:
Cuando los Rothschild perdieron la guerra de independencia norteamericana culparon al Zar de Rusia y los rusos por ayudar a los colonos en el bloqueo de los buques británicos14.
Ellos juraron venganza eterna contra los colonos norteamericanos como lo habían hecho cuando los rusos y sus aliados aplastaron Jazaria hacia el 1000 d.C.
Los Rothschild y la oligarquía inglesa que los rodeaba tramaron planes para reconquistar Norteamérica y esta se convirtió en su principal obsesión.
Su plan favorito era la creación de un banco central estadounidense que incluía la creación de dinero mágico-babilónico y su oculta falsedad.
Los Rothschild intentan recapturar Norteamérica en 1812 en beneficio de la mafia jázara, pero fallan, una vez más debido a la intervención de Rusia:
Esto enfureció a los Rothschild (también conocidos como la mafia jázara), quienes una vez más maquinaron una venganza eterna contra los rusos y los colonos norteamericanos y tramaron infiltrarse y adueñarse de ambas naciones y vaciar, tiranizar y luego cometer asesinatos en masa de sus pueblos.
Los intentos de la mafia jázara por establecer un banco central privado en Estados Unidos fueron bloqueados por el presidente Andrew Jackson, quien los llamó satánicos y prometió erradicarlos por la gracia y el poder del Dios Todopoderoso.
Los banqueros- gánsters Rothschild se reagruparon y continuaron con sus intentos encubiertos para instalar su propio sistema bancario de dinero mágico babilónico dentro de los Estados Unidos.
Finalmente en 1913, la mafia jázara Rothschild tiene éxito en establecer un punto de desembarco clave dentro de Estados Unidos, y un perverso enemigo de todos los norteamericanos ingresa a Estados Unidos.
Finalmente en 1913, la mafia jázara Rothschild logró establecer un punto de desembarco en Estados Unidos, sobornando a miembros del Congreso corruptos y traidores para aprobar la ilegal e inconstitucional ley de la Reserva Federal ese año, en la víspera de Navidad, sin el quórum requerido y luego refrendada por un vendido y corrupto presidente, quien fue un traidor a los Estados Unidos15, tanto como los miembros del Congreso que la votaron.
La mafia jázara Rothschild luego creó un sistema ilegal de impuestos en Estados Unidos:
La mafia jázara instauró un sistema tributario inconstitucional e ilegal con el fin de asegurarse de que los estadounidenses pagaran el elevado nivel de gasto público del gobierno de los Estados Unidos, aprobado por un vendido, deshonesto y corrupto presidente y su Congreso, títeres colocados en el poder por quienes financiaban sus campañas electorales16.
Fue fácil para la mafia jázara conseguir el dinero suficiente para elegir a las personas que ellos quisieran, porque cuando se controla un banco que es el mayor y oculto falsificador, se tiene todo el dinero que se desea. Casi al mismo tiempo que ellos habían pergeñado su inconstitucional e ilegal sistema tributario en Estados Unidos, también sobornaron a los miembros del Congreso para crear el Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS), su agencia de recaudación privada incorporada en Puerto Rico.
Poco después crearon la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para proteger a sus banqueros- gánsters, para facilitar su necesidad de encubrimiento y evitar que fueran juzgados por sus rituales de sacrificio de niños, redes de pedofilia, y también para utilizarla a su favor como una red encubierta de inteligencia.
Adviértase que, de acuerdo con la biblioteca del Congreso, el FBI no cuenta con ningún estatuto oficial y no tiene derecho a existir ni a emitir cheques.
La mafia jázara Rothschild orquestó la Revolución Bolchevique en Rusia para cobrarse una terriblemente salvaje y sangrienta venganza contra rusos inocentes, lo que había tramado durante muchos años desde que Jazaria fue destruida:
La mafia jázara Rothschild preparó el escenario y manipuló la Revolución Rusa utilizando sus bancos centrales para financiar la infiltración bolchevique de Rusia y su Revolución a favor suyo.
Los bolcheviques fueron verdaderamente creados y organizados por la mafia jázara como parte esencial de una venganza planeada desde hacía tiempo contra el Zar de Rusia y el inocente pueblo ruso por haber eliminado Jazaria aproximadamente en el 1000 AD, a causa de los robos reiterados, los asesinatos y la apropiación de identidades de los viajeros procedentes de países circundantes. Este hecho poco conocido explica la extrema violencia ejecutada en Rusia como una venganza de larga data urdida por la mafia jázara controlada por los Rothschild.
En un bien planeado, increíblemente salvaje e inhumano baño de sangre que asombró al mundo, los bolcheviques desataron toda su furia en beneficio de la mafia jázara para obtener su gran venganza contra los rusos, cuya planificación se remontaba a la destrucción de Jazaria.
Los bolcheviques, bajo el control de la mafia jázara Rothschild, violaron, torturaron y asesinaron en masa a aproximadamente cien millones de rusos, incluyendo mujeres niños y bebés. Algunas de las torturas y orgías de sangre fueron tan extremas, que no vamos a mencionarlas en este artículo.
Pero los lectores interesados en conocer más sobre este punto pueden hacer alguna investigación en profundidad en internet en el «Terror rojo», la «Checa bolchevique»17, o ver la clásica película «El Chequista» que está disponible en:

https://www.youtube.com/watch?v=oui8KjzgQVY.

La mafia jázara Rothschild decidió una vez más lavar su imagen y se infiltró y apoderó de todo el judaísmo:
La mafia jázara Rothschild diseñó un plan maestro para controlar todo el judaísmo y manipular la mente de los judíos. Esta mafia había dominado el judaísmo, lo había moldeado a imagen y semejanza del Talmudismo Babilónico (Luciferismo o Satanismo), y había logrado controlar la banca, Wall Street, las profesiones en general, el Congreso de los Estados Unidos, los principales medios de comunicación y había obtenido mucha riqueza y éxito.
Así, la mafia jázara Rothschild podría repartir riqueza y éxito a aquellos judíos que mordieran el anzuelo, y utilizarlos como fusibles, recursos descartables y Sayanims18. De esta manera los Rothschild coparon del judaísmo.
La financiación de la Knéset israelí19 y de la construcción de su palacio utilizando secreta arquitectura masónica, muestra su compromiso con el ocultismo y el Talmudismo Babilónico y todo el mal que lo rodea, incluyendo el sacrificio de niños en tributo a su oculto dios Baal. Establecieron un sistema de nuevo orden mundial llamado sionismo mundial, que enseñó e inculcó en la mente de judíos influenciables el delirio paranoico colectivo de su superioridad racial, que supone que todo los goyim20 tienen la intención de asesinar en masa a todos los judíos.
Llamaron a esta paranoica ilusión racial-colectiva-judaica de conquista mundial «sionismo mundial», que era en realidad una forma encubierta de Talmudismo Babilónico o Luciferismo, ignorado por los judíos comunes. Este sistema fue diseñado no sólo para utilizar a estos judíos como una tapadera, sino también para investirlos del poder del dinero babilónico usándolos como objetos descartables que luego serían sacrificados a Lucifer en dos etapas.
La primera etapa sería la planificada Segunda Guerra Mundial en los campos de trabajo nazis despojados de suministros que resultaron en la muerte por inanición y enfermedad de prisioneros, unos 200.000 judíos y unos 90.000 no judíos muertos por las mismas causas, según cifras oficiales de la respetada Cruz Roja21. Este número es el 5% de lo que afirma la mafia jázara, que es el conocido reclamo del sionismo mundial.
El segundo gran sacrificio sería el último, cuando su rey luciferino del nuevo orden mundial fuera entronizado al tiempo que se erradicaran las tres religiones abrahámicas, especialmente el judaísmo, que sería culpado de todas las guerras y destrucción del mundo.
Para entonces los Rothschild habrían mutado nuevamente hacia una identidad completamente nueva desvinculada totalmente del judaísmo, incluso desligada del sionismo mundial.
Es importante darse cuenta de que la mafia jázara Rothschild redujo a Alemania a cenizas después de la Primera Guerra Mundial, creando un vacío para el fascismo, y luego la reconstruyó, creando el nazismo e instalando a Hitler como una fuerza para contrarrestar al bolchevismo ruso.
Hitler se convirtió en un problema para la mafia jázara cuando se desató y comenzó a actuar en interés del pueblo alemán y de la gente libre del mundo y creó su propio sistema bancario independizado de los Rothschild.
Hitler instituyó un sistema financiero libre de usura que benefició a la clase obrera, lo cual dio luz verde a la destrucción total de Alemania y del pueblo alemán. Los Rothschild y los jázaros nunca podrían permitir un sistema económico que no dependiera de la usura para poder existir.
Hoy vemos lo mismo con la guerra jázara contra el Islam, porque esta religión prohíbe la usura. Es por eso que Israel es tan vehemente y agresivo sobre la destrucción de los pueblos islámicos del mundo.
La mafia jázara albergaba las expectativas de que la Segunda Guerra Mundial fuera prolongada, y cuando apoyaron a ambas partes del conflicto, la situación podía ser aprovechada para industrializar todo el mundo y maximizar el dinero-poder de los banqueros- gánsters.
Luego la mafia jázara Rothschild sobornó e indujo a los miembros del Congreso de los Estados Unidos a enviar soldados estadounidenses a su pre-escenficada y fabricada Primera Guerra Mundial:
Como una continuación de su modelo bien probado de financiación de ambos bandos en una guerra para maximizar ganancias, la acumulación de más dinero de los impuestos federales y el incremento de su poder internacional, los Rothschild jázaros una vez más sobornaron, chantajearon e indujeron a miembros del Congreso de Estados Unidos a declarar la guerra a Alemania en 1917.
Por supuesto, esto fue en reacción al ataque de bandera falsa del hundimiento del Lusitania orquestado por la mafia jázara22.
Desde entonces la mafia jázara Rothschild ha empleado habitualmente como patrón el lanzamiento encubierto de ataques de falsa bandera como procedimiento operativo secreto y estándar para inducir a Estados Unidos a participar en guerras en beneficio de aquella.
Después de que la Segunda Guerra Mundial hubo terminado, la mafia jázara Rothschild orquestó la Guerra Fría y la utilizó como excusa para reclutar hacia Estados Unidos a científicos nazis y expertos en control de la mente bajo la operación paperclip23.
Esto les permitió establecer un sistema de espionaje mundial que superó con creces cualquiera de sus esfuerzos anteriores.
Bajo este nuevo sistema continuaron infiltrándose y se apoderaron de todas las instituciones estadounidenses, incluyendo varias iglesias norteamericanas, la masonería (especialmente el rito escocés y el rito York), los militares, los servicios de inteligencia, la mayor parte de los contratistas privados de defensa, el Poder Judicial, la mayoría de las agencias del gobierno de Estados Unidos, incluyendo gran parte de los gobiernos estatales, así como también ambos partidos políticos.
La mafia jázara Rothschild crea los campos de trabajo nazis como pretexto para manipular después a los aliados para que les concedan su propia colonia privada en Palestina, utilizando tierras robadas a los palestinos:
La mafia jázara Rothschild fue capaz de utilizar su llamado y mal caracterizado «holocausto» como mecanismo disparador de manipulación mental que bloqueara y se opusiera a cualquier crítica a sus métodos sionistas.
Lo cierto es que la mafia jázara Rothschild creó los campos de trabajo nazis para obtener grandes beneficios para sus empresas, las cuales controlaban sus campos de trabajo y proveían de suministros a su maquinaria de guerra nazi.
Una vez que la mafia jázara Rothschild obtuvo su propia tierra privada en Israel en 1947 a través de sus manipulaciones políticas encubiertas, comenzaron a considerar en secreto a toda Palestina como su nueva Jazaria, y empezaron a tramar cómo exterminar a todos los palestinos y robarles su tierra, alimentando su fantasía de construir un «gran Israel» que dominara todo Medio Oriente. Con ese propósito manipularon al tonto norteamericano goyim para que luchara y muriera en su beneficio, usurpando todas estas tierras árabes para Israel y la mafia jázara, vaciándoles todas sus riquezas y recursos naturales, especialmente su petróleo.
Una reciente investigación genética en la Universidad John Hopkins revisada por expertos y llevada a cabo por un respetado médico judío muestra que el 97,5% de judíos que viven en Israel no tienen en absoluto nada de sangre hebrea antigua, por lo tanto no son semitas y no tienen en absoluto lazos de sangre ancestrales con la tierra de Palestina, mientras que el 80% de palestinos si son portadores de la antigua sangre hebrea, y por lo tanto son verdaderos semitas y tienen antiguos lazos de sangre con la tierra de Palestina24. Esto significa que los auténticos antisemitas son los israelíes, quienes están robando tierras palestinas para construir asentamientos israelíes y están tiranizando y asesinando en masa a palestinos inocentes.
La mafia jázara Rothschild decide metamorfosearse de nuevo y expandir sus filas:
Mientras tanto, la mafia jázara Rothschild se dio cuenta de que no podía permanecer oculta del público por mucho más tiempo, a menos que se metamorfoseara de nuevo y expandiera su liderazgo secreto.
Así que trabajó duro para infiltrarse y adueñarse de la masonería y de sus ramas secretas, e indujo a sus miembros más prominentes a participar en sus redes de pedofilia y en el sacrificio ritual de niños.
También los miembros clave del Congreso de Estados Unidos fueron reclutados a su red satánica secreta, dándoles un poder especial, altos cargos en el gobierno de Estados Unidos, fuerzas militares y agencias de inteligencia, acompañado todo por grandes recompensas monetarias y un elevado estatus. Redes masivas de espionaje de la mafia jázara, que utilizaban individuos con doble ciudadanía israelí-estadounidense («la israelí primero») como elementos descartables, se establecieron en Estados Unidos para canalizar el dinero falso de los banqueros- gánsters jázaros hacia los políticos para sus campañas electorales, con el fin de apoderarse de ellos y controlarlos una vez que fueran elegidos.
La mafia jázara Rothschild decide manipular mentalmente a las masas norteamericanas para que sea mucho más fácil controlarlas en la aprobación de sus guerras ilegales, inconstitucionales, no provocadas, no declaradas, imposibles de ganar y permanentes, necesarias para obtener grandes beneficios y acumular más poder mundial:
La mafia jázara Rothschild decidió hacerse con el control total de la educación pública mediante la creación del Departamento de Educación y la instauración de planes de estudio globalistas y socialistas sobre la base de la corrección política, la diversidad y el principio de que «la perversión es lo normal». Se agregó flúor a la red pública de agua y a la pasta de dientes, y los dentistas son manipulados mentalmente para que crean que el fluoruro previene las caries y no es perjudicial para el funcionamiento cerebral o de la tiroides, pero sí lo es.
El agregado de flúor al suministro público de agua y la pasta de dientes están destinados a idiotizar a los norteamericanos, disminuyendo el promedio de su coeficiente intelectual operativo y haciendo a la gente mucho más dócil de lo que sería normalmente. Se iniciaron programas para desarrollar y llevar a cabo vacunaciones para idiotizar a los niños y crear un gran número de futuras enfermedades crónicas.
Los médicos han sido mentalmente manipulados y engañados por investigaciones sesgadas que recogen datos de modo selectivo, haciendo caso omiso de todos los estudios negativos que incluían la mayor parte de ellos. Todas las líneas celulares resultaron contaminadas con SV-40, un conocido virus de acción lenta que produce cáncer.
La mafia jázara utilizó el poder del dinero para controlar todas las universidades de medicina alopática y para crear y controlar la Asociación Médica Americana y otras sociedades médicas con el fin de asegurarse de que su plan de mentiras y engaños continuara.
Parte de este plan masivo para idiotizar y controlar la mente de las masas norteamericanas fue la compra por la mafia jázara de todos los medios de comunicación norteamericanos y su fusión en seis grandes medios de comunicación dominados y controlados a su beneficio por sus hombres de paja. Éstos medios funcionan esencialmente como un cartel ilegal de noticias que debe ser disuelto en virtud de las leyes antimonopolio y por practicar espionaje y difundir noticias como propaganda ilegal y como un arma de guerra contra el pueblo estadounidense.
Los caciques de la mafia jázara Rothschild deciden que es el momento de utilizar Estados Unidos para completar la destrucción final y ocupación del mundo entero mediante la creación de un importante ataque de falsa bandera dentro de los Estados Unidos para culpar a los islamistas, a quienes los jázaros quieren que Estados Unidos ataquen equivocadamente en su beneficio:
Por lo tanto los caciques de la mafia jázara utilizan a sus principales dobles ciudadanos israelí-norteamericanos «israelíes primero» que viven en Estados Unidos (conocidos también como los PNACers y fusibles NeoCon25) para planear un ataque nuclear importante en Norteamérica el 11 de septiembre de 2001.
Bibi Netanyahu, el jefe operativo de la mafia jázara, desplegó al Mossad y a estos individuos con doble ciudadanía para crear e iniciar este ataque contra Estados Unidos por el que los grandes medios de comunicación masiva que ellos controlan iban a inculpar a alguien.
Informaron a sus principales rabinos y «amigos del sionismo mundial» que no volaran ese día y permanecieran fuera de Nueva York, como hizo Larry Silverfish26, uno de los principales hombres involucrados en la operación.
Utilizaron su principal elemento descartable en el Departamento de Defensa para atraer a los investigadores de Able Danger27 a la sala de reuniones de la inteligencia naval del Pentágono donde serían asesinados por un misil de crucero Tomahawk lanzado desde un submarino diesel israelí clase Dolphin que había sido comprado a Alemania.
Treinta y cinco de los investigadores de la operación Able Danger que estaban investigando y siguiendo la pista del encubierto robo israelí de trescientos cincuenta núcleos de ojivas nucleares W-54 Davy Crockett desmanteladas, desparecidas de la planta de Pantex en Texas, fueron asesinados por el impacto de este Tomahawk que fue programado con la detonación de bombas preinstaladas en el ala de inteligencia naval que había sido recientemente reforzada en vano.
La empresa fachada del Mossad israelí Urban Moving Systems (Sistemas de Mudanzas Urbanas) fue utilizada para transportar las mini bombas nucleares creadas a partir del robo de los núcleos de ojivas nucleares W-54 Davy Crockett de Pantex (fabricadas en la planta de procesamiento de Hanford), que fueron almacenadas en el consulado de Israel en Nueva York y luego en las Torres Gemelas para ser detonadas el 11 de septiembre de 2001.
La mafia jázara Rothschild plantó 25 bombas nucleares en las principales ciudades de Estados Unidos y otras ciudades importantes de Europa con el fin de chantajear a sus gobiernos. Esto se conoce como su Opción Samson y fue descubierta y descrita por primera vez por Seymour Hersh28:
La mafia jázara Rothschild obtuvo también algunas ojivas nucleares S-19 y S-20 de un miembro corrupto del Congreso, a quien asignó la misión de comprar MIRVs29 ucranianos en nombre del gobierno de Estados Unidos con el fin de desmantelarlos. En lugar de eso, los vendió a los israelíes y repartió el dinero con otros congresistas clave que también estaban involucrados.
Por supuesto, esto es traición y es un delito muy grave castigado con ejecución. Justo después de su ataque contra Estados Unidos, la mafia jázara Rothschild dijo al gobierno norteamericano que iba a detonar armas nucleares capaces de destruir ciudades enteras en algunas ciudades de Estados Unidos, incluyendo Washington DC, si éste se negaba a permitir a Israel crear una fuerza de ocupación, su propio gran Estado policíaco, en las entrañas de Estados Unidos, basado en la consolidación de todas las agencias y organizaciones estadounidenses que se encargan de hacer cumplir la ley, bajo control central israelí.
Esta nueva fuerza de ocupación israelí se llama Seguridad Nacional (Homeland Security, DHS). Inicialmente fue dirigida por dobles ciudadanos y pervertidos. El ex director del DHS fue Janet Napolitano, quien ahora está siendo demandado por acoso sexual a hombres que trabajan en el DHS y que recibieron la orden de trasladar sus oficinas al baño masculino.
El traidor y doble ciudadano Michael Chertoff (traducido del ruso como «hijo del diablo») fue la mente criminal que estableció el DHS junto con el ex jefe de la Stasi de Alemania Oriental30, Marcus Wolfe, quien fue contratado como asesor especial y que murió misteriosamente ni bien se completó su misión.
La mafia jázara Rothschild jamás pensó que sería expuesta por su ataque nuclear contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, pero cometió uno de los mayores errores tácticos de la historia y se confió mucho por culpa de un exceso de arrogancia basada en los demasiado fáciles éxitos que había logrado en el pasado gracias al gran poder de su dinero.
Pronto Norteamérica sabrá que Bibi Netanyahu y su Partido Likud organizaron el ataque contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001 a favor de la mafia jázara Rothschild:
Ellos pensaban que controlaban totalmente los medios de comunicación y que podrían impedir que la investigación secreta de los laboratorios AEC Sandia31 saliera algún día a la opinión pública estadounidense.
Cometieron un grave error táctico, porque ahora la verdad acerca de su papel en el ataque del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos está siendo publicada a lo largo y ancho de todo el mundo en Internet, la nueva prensa Gutenberg mundial. Lo que la mafia jázara Rothschild no comprendió fue el poder de Internet y cómo pequeñas semillas de verdad publicadas y difundidas en la red resonaron entre la gente del planeta y se esparcieron como reguero de pólvora, difundiéndose entre las masas por todas partes a la velocidad de la luz.
Este increíble error táctico cometido por la mafia jázara es tan grande que en realidad la va a condenar a su exposición completa y la eventual total destrucción que se merece. La orden de Bibi Netanyahu para proceder y efectuar el ataque nuclear en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001 pasará a la historia como el mayor error de la mafia jázara y por el que va a ser culpado debido a su completa exposición. Será destruida totalmente por el mundo, un mundo que está ahora uniéndose contra ella.
Los rusos ya tienen en su poder la información filtrada de los Laboratorios Sandia AEC y los archivos de Able Danger que les fueron entregados por Edward Snowden. Pronto todos estos archivos se ofrecerán a todos los estadounidenses y al mundo a través de Internet y esto no se puede detener.
Algunos rusos en el Alto Mando Militar de Rusia y de los más altos puestos de liderazgo en su gobierno se han dado cuenta ahora de que se trata de la misma camarilla trasnacional quien fue la que organizó a los jázaros convertidos en bolcheviques para cometer el asesinato masivo de cien millones de rusos inocentes, y estos hombres están ansiosos por cobrarse una gran represalia.
Es por eso que se están asegurando de que los banqueros- gánsters Rothschild sean sacados fuera del negocio, lo que privará a la mafia jázara de su interminable y elástica oferta de dinero falso. Esta es la razón por la cual fue creado el Banco de Desarrollo BRICS, para reemplazar al petrodólar estadounidense por una nueva moneda de reserva mundial, que, a diferencia del petrodólar estadounidense, está respaldada por oro, plata y productos reales, y no por dinero falso.
Los principales medios masivos controlados ahora están fracasando y la mayoría de los estadounidenses ya no creen ninguna de sus historias nacionales publicadas en los horarios de máxima audiencia, en especial los menores de treinta, grupo que no cree ninguna de sus basuras, y en lugar de eso escogen selectivamente la información de los hechos a través de Internet para así formarse sus propias ideas.
Son tantos los usuarios de Internet que ahora rechazan la versión de los principales medios masivos controlados que la verdad sobre el ataque israelí a Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001 está siendo cada día más fácil de creer. Pronto toda la sociedad estadounidense sabrá que Bibi Netanyahu, su Mossad, y ciudadanos dobles perpetraron el ataque del 11 de septiembre en Estados Unidos.
El Alto Mando Militar estadounidense ahora sabe que Bibi Netanyahu ordenó a su Mossad y a los dobles ciudadanos estadounidenses atacar a Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001 utilizando armas nucleares, todo en beneficio de la mafia jázara Rothschild:
Diversas operaciones profundamente encubiertas se están desplegando ahora en todo el mundo para exponer y privar a la mafia jázara Rothschild de su interminable y elástica oferta monetaria.
Sus días de poder antihumano ahora están contados. Un equipo estadounidense secreto e increíblemente bien entrenado llamado los «devoradores de serpiente nucleares» ya está trabajando duro para rastrear todas las valijas diplomáticas israelíes entrantes y los envíos que pasan por y vuelan sobre sinagogas, embajadas de Israel y casas seguras del Mossad con rayos gamma de alta tecnología y detectores de neutrones de helio 3, y utilizando ultra alta tecnología personalizada y satélites especializados para buscar cualquier núcleo de ojiva nuclear que esté almacenado, además de trabajar duro para recuperar todos los núcleos de ojivas nucleares robados por los israelíes en cualquier parte del mundo fuera de Israel.
Este equipo de súper elite fue alertado por la llamada de Michael Shrimpton al MI-6, notificándole que una bomba israelí con capacidad para destruir una ciudad había sido plantada cerca del estadio olímpico. Esta llamada, que lo llevó erradamente a prisión, fue recuperada por los «devoradores de serpiente nucleares» que entraron en Inglaterra y recuperaron y desarmaron la bomba. Lamentablemente, el MI-6 quería que esta arma nuclear fuera detonada con el fin de obtener más poder para la mafia jázara en Inglaterra, con su base de operaciones en el interior del distrito financiero de la city de Londres, ya que ha estado perdiendo rápidamente el poder.
Un nombre secreto para estos caudillos de la mafia jázara que controlan la mayor parte del mundo desde la ciudad de Londres es Gog y Magog, a pesar de que muchos historiadores creen que es el secreto nombre de Rusia, cuando no lo es. Es el de los estratos superiores de la mafia jázara y al parecer representa de donde provienen originalmente.
Este equipo secreto de súper elite «los devoradores de serpiente nucleares» está listo para ser enviado a Israel en cualquier momento si esta nación colapsa en caso de que la mayoría de las corporaciones europeas se deshagan de ella y los EE.UU. le corten toda la ayuda con el fin de cumplir con la ley estadounidense que establece que es ilegal ayudar a una nación que posee armas nucleares y que no haya firmado el acuerdo de no proliferación nuclear. Israel tiene armas nucleares detectables por los sensores espaciales de helio 3 y no lo ha admitido nunca ni ha firmado el acuerdo de no proliferación nuclear. Todos debemos exigir que el Congreso y el gobierno de los Estados Unidos obedezcan la ley e inmediatamente corten toda ayuda a monetaria y militar Israel debido a esto, y que detengan a todos los directores, testaferros del espionaje israelí, del AIPAC, JINSA, la Junta de Política de Defensa (Deffense Policy Board), la «Junta» en Nueva York, la ADL, etc.32.
Se desconoce, pero se sospecha que un número importante de estas armas nucleares robadas ya han sido recuperadas. También ha sido reportado por insiders33 que se comunicó una seria advertencia a Bibi Netanyahu y sus Likudniks, así como a todos los miembros principales de cualquier frente de espionaje israelí en Estados Unidos, como el AIPAC, JINSA, la Junta de Política de Defensa, la ADL y similares.
¿Qué decía esta seria advertencia? Si los informes de los insiders son exactos, se les dijo a estas personas que si hay otro ataque más de bandera falsa con intervención israelí, los que lo ordenen o participen en él serán perseguidos por la Seguridad Nacional estadounidense y eliminados, y las estructuras de defensa israelíes vinculadas con ellos serán reducidas a cenizas.
Probablemente será Usted quien determine el resto de la historia de la mafia jázara:
El resto de la historia de la mafia jázara Rothschild probablemente será determinada por los lectores de Veterans Today y por el pueblo que aprenda de su historia secreta y prohibida, extirpada de los libros de historia y de las bibliotecas de esta mafia, para ocultar su perverso historial que nadie aceptaría si se conociera.
Así que comparta esta historia con su familia, amigos y vínculos y haga que se haga viral. Sea claro respecto a este punto: a menos que la mafia jázara sea capaz de seguir operando en la clandestinidad más absoluta, podrá ser atacada desde todos los flancos y destruida para siempre. Así que exponga su secreto al revelar su historia oculta para que todos los estadounidenses la conozcan y comprendan34.
Es por eso que ellos han trabajado tan duro para comprar y controlar los principales medios masivos de comunicación y la educación pública masiva, incluyendo colegios y universidades, para asegurarse de que la gente de este planeta nunca descubra su oscuro secreto, tan inhumano y tan asesino que todo el mundo se unirá contra ellos y los atacará por todos los flancos y en todos los niveles que existan.
La gran pregunta sigue siendo: ¿Cuál es la verdadera causa de la increíble maldad y la ferocidad de los líderes de la mafia jázara hacia la raza humana? ¿Es un efecto colateral, es la naturaleza o es aprendizaje? Algunos creen que este parasitismo burdo, el instinto de asesinato masivo, el involucramiento en la pedofilia, el sangrado y sacrificio de niños se deben a una cultura muy tóxica mejor descrita como tribalismo maléfico, personificado por un grupo paranoico con delirio de superioridad racial. Otros piensan que los líderes de la mafia jázara pertenecen al linaje de Caín, es decir, son los «hijos de Caín» que es la misma simiente del Diablo, y no tienen alma o conciencia humana sino que son puros depredadores como una bestia salvaje, mientras que a la par son increíblemente falsos, capaces de mostrar al exterior un buen simulacro, una cara agradable. Y tal vez podrían ser ambos factores. Sin embargo, en cualquier caso, ahora es el momento de exponer plenamente este gran mal, el mal más grande que el mundo haya experimentado, y para que todo el mundo trabaje unido para erradicar este problema ahora y para siempre, por cualquier medio que sea necesario.
Mike Harris es el editor financiero de Veterans Today, locutor de radio, ex presidente de Finanzas del Partido Republicano, candidato a gobernador de Arizona y Vicepresidente Senior de Adamus Defense Group, Suiza. Mike es experto en las artes marciales mixtas full-contact. Su larga experiencia en ellas le ha forjado mucho respeto y el apodo de «Iron Mike» (Mike de Hierro). Mike fue parte del grupo de Veterans Today que asistió a la Conferencia de Damasco sobre la Lucha contra el Terrorismo y el Extremismo Religioso. Mike concedió veinticinco entrevistas televisadas que fueron difundidas a millones de espectadores en Siria, Irak, Líbano e Irán. En estas entrevistas Mike destacó y apoyó la declaración histórica hecha por el conferenciante principal, editor principal y presidente de Veterans Today, Gordon Duff, de que el problema real tras el terrorismo mundial es un gran sindicato del crimen organizado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, poner un video de David Duke en una misma web con una frase del Ernesto Guevara en el encabezado, resulta poco serio.

Anónimo dijo...

interesante informacion, muy aclaradora e imparcial ya que todo lo que leo en todas partes sobre los judios se nota la manipulacion en el contenido y al mismo tiempo se presiente una intervencion judia en todo esto, cuya mano ya desde antiguo como verdaderos enfermos mentales manejan planes viejos como virus cancerigenos para el planeta