30 enero 2011

El valiente Gilles-Eric Séralini se enfrenta a la industria de trasgenicos y gana.

Científico  renombrado por su investigación acerca de los riesgos de los transgénicos acaba de ganar un proceso contra asociaciones de biotecnología que habían desencadenado una campaña para desacreditarlo.

Gilles-Eric Séralini, docente de biología molecular en la Universidadde Caen, en Francia y presidente del Consejo Científico de Investigación Independiente en Ingeniería Genética (CRIIGEN), es un investigador de primera línea acerca de los riesgos de los transgénicos.



No hay mucha sorpresa que él y su equipo se convirtieran en blanco de una concertada campaña difamatoria en la cual fueron muy activos Monsanto, EFSA (la Autoridad de Seguridad Alimentaria de Europa), y asociaciones científicas representando la biotecnología en Francia, la Asociaciòn Francesa de Empresas de Biotecnología y el Consejo Superior Francés en Biotecnología.


Este ataque fue organizado desde el equipo coordinado por Séralini  que revis' escrupulosamente la información que había puesto Monsanto a disposición publica, con motivo de obtener la autorización comercial en Europa de tres líneas de maíz transgénico, MON 863, MON810 y NK603, permisos sobre las cuales la mencionada EFSA había dado su dictamen favorable.



El equipo en cuestión publicó sus conclusiones estableciendo que “los datos disponibles revelan toxicidad hepatorrenal, posiblemente a causa de los nuevos pesticidas diseñados específicamente para cada maíz transgénico.



Sumado a esto se observan consecuencias metabólicas directa o indirectamente provocadas, para las cuales la modificación genética no puede ser excluida.”

Séralini y sus colegas recibieron un amplio apoyo de científicos y desde la sociedad civil.

Pero Séralini se decidió a demandar por calumnias: estaba convencido de que los investigadores Claude Allegre, Axel Kahn y Marc Fellous, estaban manejando desde las sombras la campaña de insidia e intimidación que se desplegaba en Francia y ése fue el motivo por el cual demandó judicialmente a Fellous, miembro pleno de la Asociación Francesa de Empresas de Biotecnología (AFBV). Séralini argumentó que la campaña había dañado su reputación y con ello habían disminuido sus oportunidades laborales y sus posibilidades de obtener fondos para investigación.

El 18 de enero pasado la corte judicial de París dictó sentencia y lo hizo a favor de Séralini, en medio de una sorpresa generalizada.
Durante el juicio salió a luz que Fellous, que se presentaba a sí mismo como un científico “neutral” sin intereses personales en juego y que acusaba a quienes critican u objetan a los productos transgénicos de ser “ideológicos” y “militantes”, en verdad poseía patentes de productos genéticamente modificados, de su propiedad, a través de una empresa con base legal en Israel.

Esta compañía le vende patentes a corporaciones transnacionales como Aventis.


El abogado de Séralini demostró que varios otros miembros de la AFBV también tienen estrechos vínculos con compañías deagribusiness, con lo cual su pregonada imparcialidad científica y su integridad profesional quedaron muy bajo la lupa.



El juez sentenció a AFBV a una multa de mil euros, a un euro de compensación por reclamo del demandante y a 4000 euros en costas.
Corinne Lepage, presidente de CRIIGEN, estaba entusiasmada con la victoria judicial, sobre todo porque no era muy optimista del resultado luego de la primera sesión que habían tenido el 23 de noviembre [info para argentinos en particular y probablemente latinoamericanos en general: del 2010; n. del trad.].

“La vida te da sorpresas: es la primera vez que un alborotador (soplón) [whistleblower] no está a la defensiva sino a la ofensiva.”



Comentando el triunfo judicial, Pete Riley de la organización UK’s GM Freeze [“Congelar” los transgénicos en el Reino Unido; suspenderlos definitivamente] declaró: “Saludamos calurosamente este juicio y estamos encantados con el profesor Séralini. Esperemos que ahora empecemos a ver el fin de este tipo de campañas sucias y vacías que hemos visto en este caso y en otros en la última década, aproximadamente. La libertad de los científicos independientes para desafiar los hallazgos científicos financiados por una industria que procura vender semillas y agroquímicos constituye un elemento vital para cualquier sociedad. La historia de desastres tecnológicos nos dice que la industria y los reguladores estatales son los últimos que reconocen o admiten que hay un problema. Apoyamos plenamente el derecho de Séralini a proseguir sus investigaciones sobre semillas transgénicas y le deseamos más capacidad de decisión.”



El médico Brian John de FM-Free Cymru dijo: “Éste es un desenlace más que gratificante ante un caso que jamás tendría que haberse planteado si los industriales de la biotecncología hubiesen seguido las tradiciones de larga data de respeto a los investigadores y hubiesen aceptado honestos debates con académicos cuyos puntos de vista y hallazgos en la investigación no coinciden con los propios de la industria.



Hace ya años que la industria de la biotecnología y sus apologistas han tenido la lengua suelta para calumniar e intimidar a quienes han tenido la temeridad de cuestionar la seguridad de los productos genéticamente modificados… algunos señorones académicos trabajando para la industria biotecnológica se han comportado más como thugs[miembros de una secta de la India, a la que se le atribuyen asesinatos por fanatismo] que como científicos. Su filosofìa ha sido siempre: ‘maten al mensajero’. La lista de víctimas es larga: Arpad Pusztai, Ignacio Chapela y David Quist, Irina Ermakova, Judy Carman, Manuela Malatesta, Andrés Carrasco y muchos otros.


”Felicitamos al profesor Séralini por haber tenido el coraje de mantenerse firme ante la campaña y de haber devuelto el golpe. Esperemos que su triunfo haga que las compañías transnacionales de biotecnología y los reguladores públicos le otorguen a los investigadores independientes el respeto que merecen.”
Y lo más importante, que nuestros reguladores presten mucha atención a los hallazgos de Séralini y de aquellos científicos independientes que alrededor del mundo luchan persistentemente contra la introducción subrepticia de alimentos transgénicos en la gente.


MARZO 2011:
¿Habéis visto cómo a la tiparraca esta Garmendia, del lobby transgénico, no la han cambiado de su sillón ministerial de “Ciencia e Innovación”?


Para saber mas sobre la mafiosa MONSANTO: 
http://joanfliz.blogspot.com/2008/11/el-mundo-segun-monsanto-amenaza.html

este audio nos abrira los ojos sobre la enfermedades que aumentan exponencialmente - cancer, diabetes, alergias ...a todas las edades y en todas las especies  :
http://www.4shared.com/audio/PVfXXNsZ/EL_TEBEBROSO_MUNDO_de_la_INDUS.html


LISTA PRODUCTOS CON TRASGENICOS:
http://www.google.com/url?sa=t&source=web&cd=1&ved=0CBgQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.greenpeace.org%2Fraw%2Fcontent%2Fespana%2Freports%2Fgu-a-roja-y-verde.pdf&rct=j&q=trasgenicos%20lista&ei=gtlFTYT1F9KGhQfizfXmAQ&usg=AFQjCNGE81sXYGUZdfLKiVEJ1znx9QUvBw&sig2=9NfVYQBFGXnajNmYgzIexw&cad=rja
Fuente: http://www.i-sis.org.uk/victoryForIndependentScience.php   Mae-Wan Ho     Institute for Science in Society








Documentos filtrados revelan que diplomáticos de EE.UU. en realidad trabajan para Monsanto

El gigante biotecnológico Monsanto que ha modificado genéticamente el suministro mundial de alimentos y posteriormente gestado la devastación ambiental durante años, ahora, se han filtrado unos documentos que revelan que Monsanto  también está profundamente infiltrado en el gobierno de los Estados Unidos. Los  informes filtrados revelan cómo diplomáticos norteamericanos están trabajando en realidad para Monsanto impulsando su programa junto con otros principales funcionarios del gobierno, la profunda comprensión de la política internacional de Monsanto nunca ha estado más clara.



Sorprendentemente, la información revela que la corporación también está intensamente involucrada en la aprobación y regulación que concierne a los mismos ingredientes modificados genéticamente de los que son responsables. De hecho, la información publicada por WikiLeaks revela cuánto poder tiene Monsanto gracias a puestos clave dentro del Gobierno de Estados Unidos y otros lugares. No sólo fue expuesto que Estados Unidos está amenazando a las Naciones que se oponen a Monsanto con sus guerras comerciales de estilo militar, sino que además, muchos diplomáticos estadounidenses realmente trabajan directamente para Monsanto.

Lo que los documentos filtrados revelan–guerras comerciales de estilo militar, corrupción gubernamental

En 2007 se solicitó que naciones específicas dentro de la Unión Europea fueran castigadas por no apoyar la expansión de los cultivos transgénicos de Monsanto. La solicitud de las medidas que debían adoptarse fue realizada por Craig Stapleton, embajador de los Estados Unidos en Francia y socio de George W. Bush. A pesar de la creciente evidencia de la vinculación de maíz transgénico de Monsanto al daño de órganos y la devastación ambiental, el embajador claramente pide “dirigir represalias” contra aquellos que no apoyen los cultivos GM. En los documentos filtrados, Stapleton dice:

“El equipo de la ciudad de París recomienda calibrar una lista de objetivos de represalias que cause algo de dolor en toda la UE ya que esta es una responsabilidad colectiva, además, que también se enfoque en la parte de los mayores infractores. La lista debe ser medida más bien con saña y debe ser sostenible a largo plazo, ya que no debemos esperar una pronta victoria. Pasando a las represalias se deja en claro que la ruta actual tiene costos reales a los intereses de la UE y podría ayudar a fortalecer las voces a la pro-biotecnología.”

El eterno apoyo de personajes clave dentro de los EE.UU. hacia Monsanto innegablemente se pone claramente de manifiesto no sólo en esta liberación, sino en decisiones legislativas adoptadas por organizaciones tales como la FDA y USDA. Las decisiones legislativas como las de permitir que la sintética hormona Posilac (rBGH) de Monsanto sea inyectada en las vacas de EE.UU. a pesar de estar prohibida en 27 países. ¿Cómo hizo Monsanto para llevar esto acabo?

El gigante biotecnológico ha logrado infiltrarse en las posiciones de la FDA responsables de la aprobación de la rBGH, llegando al extremo de instalar la propia empresa Margaret Miller como Subdirector de Seguridad Humana y Servicios de Consultoría. Después de asumir esta posición, Miller revisó su propio informe sobre la seguridad y la eficacia de la rBGH.

Muchos diplomáticos de EE.UU. son peones de la agenda GM de Monsanto

Si bien puede ser chocante para usted si no está familiarizado con la influencia corrupta de Monsanto, los cables también muestran que muchos diplomáticos de EE.UU. están impulsando los cultivos transgénicos como un gobierno estratégico y el imperativo comercial. Curiosamente, EE.UU. ha enfocado sus esfuerzos hacia los asesores del Papa en particular, por el hecho de que muchas figuras católicas han manifestado abiertamente su oposición a los alimentos GM. Con este tipo de influencia política, ¿es de extrañar que muchos alimentos básicos ahora sean predominantemente transgénicos?. Casi el 93% de la soja de EE.UU. es modificada en exceso, con otros muchos cultivos básicos llegando a cifras similares.

Diplomáticos de EE.UU. tienen una oportunidad única para difundir campañas intelectuales y honestas que puedan servir para mejorar la humanidad y acabar con el sufrimiento, sin embargo, en su lugar están difundiendo las raíces de Monsanto cada vez más profundamente en el territorio internacional. Como un sustituto para el mejoramiento de la humanidad, estos diplomáticos paid-off están extendiendo la profanación del medio ambiente y la destrucción de la salud.

Como si no existiera ya información suficiente para revelar la corrupción de Monsanto, el gigante biotecnológico también gasta enormes cantidades de dinero cabildeo del gobierno cada año. Monsanto gastó la astronómica suma de $2 millones del gobierno federal en el 3er trimestre de 2011 solamente, según las fuentes principales. ¿Por qué tanto dinero?. El Gobierno cabildeo se centra en temas como regulaciones para los cultivos transgénicos y las reformas de patentes. Esta ‘legal’ forma de persuasión es la razón por la que agencias gubernamentales como la USDA y la FDA dejan a Monsanto vagar libremente.

Satisfacer el interés financiero de funcionarios de Gobierno es todo lo que importa cuando se trata con corruptas mega-corporaciones como Monsanto. Mientras estos vínculos financieros sigan existiendo, Monsanto seguirá reinando en el suministro de alimentos y seguirá causando estragos al medio ambiente, los ecosistemas y la humanidad.

Un estudio revela la “alarmante” toxicidad en ratas alimentadas con transgénicos
http://rebelion.org/noticia.php?id=156376