18 julio 2010

LAS CLASES SOCIALES - la nueva edad media

LA CLASIFICACION DE LA NUEVA SOCIEDAD- ( parecida a la edad media...perdon ...mucho peor...el audio lo explica)
de acuerdo a muchos ideologos neocon-fascistas.

LA PROGRESIVA DESAPARICION DE LA CLASE MEDIA


"El mundo se divide en tres categorías de personas: 
un pequeñísimo número que hace producir los acontecimientos; 
un grupo un poco más numeroso que vigila su ejecución y asiste a su cumplimiento, y, en fin, 
una vasta mayoría que jamás sabrá lo que en realidad ha acontecido."
Nicholas Murray Butler. Miembro del Council on Foreign Relations.

PORQUE EN LA EDAD MEDIA SE VIVIA MEJOR QUE AHORA .... Y NOS LO HABIAN OCULTADO: 

Escuchemos las interesantes elucubraciones de "Trinitiatierra" en el siguiente audio:

Ademas habla del “El Mago de Oz” , una reflexión sobre la naturaleza del dinero, el sistema financiero mundial, el cartel bancario, la historia del dinero, las experiencias de la historia relacionadas con la emisión de un dinero-no deuda, la actual crisis económica y similitudes con momentos anteriores en la historia.

Antes nos comenta algunos aspectos oscuros del movimiento del 15M.






The Lost Science of Money: The Mythology of Money, The Story of Power


Telaraña de Deuda - La Escandalosa Verdad Acerca de Nuestro Sistema Monetario. from Telaraña de Deuda on Vimeo.


En el excelente, clarificador y muy informado libro del cada dia mejor periodista de investigacion Bruno Cardeñosa (EL GOBIERNO INVISIBLE) nos habla entre otra multitud de temas y nombres, de los THINK TANKS - grupos de poder que actuan en la sombra patrocinados por grandes entes financieros, que se dedican a "planificar" nuestro futuro, manipulando posteriormente grupos politicos y medios de masas para llevar a cabo estos planes .

Entre sus ideas esta la clasificacion de la humanidad en tres clases:


Una elite en la sombra que decide y piensa.
Unos gentiles - Algunos politicos(no importa el partido - aunque algunos partidos los representan con mayor claridad incluso sin saber a quien "sirven") , bufetes de abogados , lobbys ..que ponen en practica las ideas ya preparadas de antemano por la elite.

WebIslam
Los componentes de la elite de vez en cuando "bajan" al mundo de los gentiles ...para posteriormente volver a la sombra de los THINK TANKS.
-Una inmensa masa, que no decide su destino , que no entiende porque ocurre lo que ocurre y que vive para consumir y trabajar. Para evitar que intenten "moverse" se van ampliando poco a poco los controles y la vigilancia que se tienen sobre ellos. Tambien se programa su forma de "divertirse" , de "informarse" ...etc.

ejemplo de THINK TANK: la RAND corportation - dic 2010






El periodista y autor nacido en Cuba Alex Abella obtuvo acceso exclusivo a RAND Corporation para estudiar sus archivos. Lo que descubrió fue una conspiración impulsada por científicos dementes, conductistas y generales con el propósito de iniciar la Tercera Guerra Mundial y al hacerlo desplumar al pueblo de EE.UU. Otrora fue un escéptico con respecto al tema de las teorías de la conspiración y el nuevo orden mundial, pero después de su trabajo con la RAND Corporation ahora está convencido de que este think tank de máximo secreto ha estado controlando entre bastidores al gobierno estadounidense.

“Todos somos hijos bastardos de RAND y no lo sabemos”, señala Abella mientras describe que RAND comenzó como una organización centrada en la construcción de nuevas armas para los militares pero terminó expandiéndose hacia la política, la ciencia, la historia y la economía y se alió estrechamente con las fundaciones Ford, Rockefeller y Carnegie. La decisión de RAND en los años cincuenta de remodelar el globo hacia un nuevo orden mundial lo cambió todo, con el desarrollo de la “teoría de la elección racional”, que convirtió a la gente de ciudadanos a consumidores, mientras derechos y responsabilidades eran reemplazados por elecciones y las vidas de la gente llegaban lentamente a ser dominadas no por la integridad o por lo que ésta representaba, sino por lo que compraba con su dinero.


El objetivo último de RAND era que los tecnócratas dirigieran todos los aspectos de la sociedad en busca de un gobierno mundial administrado por “la fuerza de la razón”, un mundo implacable en el cual la eficiencia fuera rey y los hombres fueran poco más que máquinas, motivo por el cual en RAND estudiaron ciencias sociales, porque no sabían qué hacer para resolver el problema de encarar a la gente y porque los seres humanos no actúan siempre en función de sus propios intereses previsibles. No hay sitio para amor, empatía y generosidad en el nuevo orden mundial que quieren crear RAND y la Fundación Ford, y el patriotismo y el altruismo son enemigos de sus objetivos.


Abella explica que RAND contribuyó positivamente al desarrollo de la estrategia detrás del uso de armas nucleares, y cómo impulsó activamente el uso de armas nucleares contra toda Europa Oriental y China en caso de problemas en Europa Occidental, una política que fácilmente podría haber provocado un catastrófico holocausto nuclear. Los investigadores de RAND creían que bastaría con que 10 millones de estadounidenses sobrevivieran a una guerra nuclear para ganar esa guerra.


Abella señala que RAND veía a las Naciones Unidas como un modelo para un gobierno mundial, pero que una nueva organización controlada por EE.UU. terminaría por sustituir a la ONU para convertirse en el gobierno mundial de facto, por lo cual investigadores de RAND como John Williams propugnaron ataques nucleares preventivos contra la Unión Soviética, para asegurar que EE.UU. fuera el único país con el poder supremo para imponer su voluntad al resto del mundo.


Hablando del tópico de los ataques de bandera falsa, Abella señala que el ataque escenificado del Golfo de Tonkin y la Operación Northwoods planificada, de bandera falsa, se propusieron ambos inicialmente en documentos de RAND, y destaca la inmoralidad total con la que RAND realiza juegos de guerra con sus escenarios, muchos de los cuales son repugnantes desde el punto de vista ético porque impulsan despreocupadamente el genocidio de poblaciones enteras con poca consideración por las consecuencias. Abella explica que RAND es verdaderamente un gobierno fantasma porque sirve de puerta giratoria entre los dos partidos, y cómo RAND es la cuna del complejo militar-industrial y el lugar de nacimiento de la elite tecnocrática contra la cual luchamos actualmente.


© Copyright Paul Joseph Watson, Prison Planet, 2010





LIBRO DE BRUNO CARDEÑOSA : 
EL GOBIERNO INVISIBLE

Nos habla acerca de quiénes están detrás del presente giro en la política mundial. El gobierno invisible ilustra con brillantez y profusión de datos acerca de los agentes de la política del miedo (como ese Comité sobre el Peligro Presente, cuyo nombre muestra sin mucho recato cuál es su Leitmotiv).

Cardeñosa se centra en los llamados think tanks (o laboratorios de ideas), cenáculos de “sabios” que pretenden influir, desde diversas áreas, en las políticas de los gobernantes. En la “Carta de presentación” describe a sus miembros como «hombres de carne y hueso, pero sin sentimientos, que procuran cumplir con una serie de planes».



Los think tanks, de origen anglosajón, son ya una realidad cada vez más visible, pese a su carácter discreto (a veces secreto). Incluso en países como España, ciertamente periférico respecto a los centros de poder mundial, los grupos de ese estilo se están haciendo notar, sobre todo en círculos de la Derechosa. Pero, por razones obvias, no son, no pueden ser en la práctica, sino sucursales de los grandes think tanksplanetarios (sobre todo, estadounidenses).

No estamos ante entidades fácilmente encasillables, ni siquiera en lo ideológico. Puede tratarse de institutos, grupos de debate, centros de investigación, fundaciones, comités especializados, asociaciones culturales, clubes internacionales, agencias de relaciones públicas… o ser directamente círculos conspiradores. Pueden estar más o menos a la sombra del poder, o funcionar como asesores e incluso comolobbies. Sus intereses pueden ser preferentemente políticos, tecnológicos o económicos. Por su finalidad, pueden constituir gruposad hoc o tener objetivos más genéricos y vocación de permanencia. Y según su grado de hermetismo, se parecerán más o menos a las antiguas sociedades secretas (logias masónicas, p. ej.).

Pero lo que caracteriza a la mayoría de los más influyentes think tanksde nuestros días es, según acredita Cardeñosa, su proclividad a impulsar la hegemonía occidental aunque sea al precio de la guerra o incluso de restringir las libertades democráticas (en la línea, por ejemplo, del fallecido filósofo Leo Strauss, el ya célebre gurú de losneocon).

No menos significativo es el hecho de que tienden a constituir una red que acaba estando directamente vinculada a los gobiernos, cuando no pone a éstos bajo su influencia y, no muy raramente, bajo sus dictados. El autor explica que algunas de estas entidades tienen sus sedes junto a la Casa Blanca (circunstancia incluso tradicional en el caso de la Brookings Institution), y en todo caso expone la notable interrelación entre ellas y los más importantes gobiernos.
Nombres como Rockefeller (la dinastía), Hayek, Kissinger, Brzezinski, Pipes (padre e hijo), o Condoleezza Rice se asocian a potentes think tanks, perteneciendo con frecuencia a más de uno. Muchos otros miembros son básicamente desconocidos pero no menos influyentes (es el caso, en el contexto español, de Bardají o Portero, ambos vinculados a la FAES y al GEES, centros de “estudios” de la derecha más dura y agresiva del sistema, que ve con añoranza el periodo aznarista, justifica la guerra de Irak, promueve el ataque a Irán y fomenta descaradamente la islamofobia; todo ello, como puede comprenderse, al servicio del Imperio Global).
Entre los más poderosos laboratorios de ideas, Cardeñosa incluye a la Rand Corporation, la Comisión Trilateral, el Consejo de Relaciones Exteriores, la Freedom House, la Fundación Heritage, el Proyecto Nuevo Siglo Americano o el CIS, aunque sin olvidar al Club Bilderberg (institución a la que, no obstante, parece dejar adrede en un plano muy secundario).

Entre los hechos más notables o llamativos que cabe atribuir, en mayor o menor grado, a la influencia de los think tanks, el autor recoge la exageración del peligro militar soviético durante la guerra fría, el atentado a Juan Pablo II, la llegada de George W. Bush al poder, la creación de la fantasmal Al Qaeda, la desestabilización de la Venezuela “bolivariana”, la implicación de Europa en la guerra contra Irak, el aprovechamiento del tsunami de finales de 2004 para militarizar la zona afectada, la “guerra de las caricaturas” en los primeros meses de 2006, el amago de un segundo 11-S (ya hemos aludido antes a él, en relación con los supuestos planes de atentar contra aviones en Inglaterra en agosto de 2006) e incluso el 11-S propiamente dicho.
No se trata, en la mayoría de los casos, de afirmaciones originales del autor. Lo interesante es que provee datos y argumentos que las hacen (aún más) creíbles.

Se dice de Bruno Cardeñosa, que su descripción de los think tankscomo una red que conforma un auténtico “gobierno invisible” no es un castillo en el aire. Semejante acusación (durísima, a poco que lo meditemos) aparece bien fundamentada, por más que su libro no sea, ni lo pretenda, un tratado o una tesis doctoral sobre el tema, sino periodismo serio que apela al sentido común, la lógica y la intuición del lector. De ahí que Cardeñosa sea capaz de declarar: «Las sospechas sobre quién manda en el terrorismo internacional pueden manifestarse con firmeza» (pág. 100).

No hay “conspiranoia” ni conspiracionismo barato, sino una exposición documentada y convincente a la luz de lo que ya sabíamos (que no era poco, o no debería serlo) y de lo que podíamos deducir o imaginar a partir de ello.
Hay, además, no poca crudeza, aun dentro de la sobriedad que caracteriza al estilo del autor. Por ejemplo, cuando nos recuerda esa máxima oriental que, seguramente, no se les escapa a los “sabios” de los think tanks, y que dice: «Cáusate daño a ti mismo y obtendrás de esa forma un enemigo creíble y creído» (pág. 31, destacado añadido; de nuevo, pues, el factor victimista). O cuando señala que al Poder, de acuerdo con el perverso Strauss, le interesa «trasladar al vulgo una forma de vida en la que sea permanente la guerra o la sensación de estar en guerra» (pág. 17). O cuando afirma, certeramente, que «el término ‘libertad’ ha perdido su significado debido a que unos pocos –con mucho poder, eso sí– se han apoderado del mismo» (pág. 182). También, cuando achaca al “gobierno invisible” la voluntad de «vaciarnos de objetivos cívicos y éticos» para «llenarnos de cosas materiales» (pág. 172).
En libros anteriores, Bruno Cardeñosa mostraba un estilo más aséptico. Se diría que su creciente contacto con la siniestra realidad mundial que investiga le está dejando una huella amarga y profunda (dato que acreditaría en él una condición de intelectual sensible que va más allá de los respetables intereses por el mundo paranormal con los que se dio a conocer).
De la Servidumbre Moderna - Jean Francois Brient from Teotl Nahualli on Vimeo.


parte de entrevista a Bruno Cardeñosa:

----------------

Think Tanks

El concepto del ‘think tank’, oficialmente conocido es como un instituto de política o instituto de investigación que se remonta a por lo menos el año 1831 cuando la Real Institución de Servicios Unidos ( RUSI ) fue fundada en Londres por el Duque de Wellington. Está escrito que la misión original de RUSI es “estudiar la ciencia naval y militar”. En esos años el dominio militar de los mares era esencial para la propagación del colonialismo, la construcción del imperio, la explotación, el robo, el sufrimiento y asesinato. El premio final de la corona fue la transformación de China en una fuente de ingresos a partir para las élites gobernantes británicas procedente del opio.

Después de siglos de psicopatía organizada conspirando tras los muros del castillo para planificar sus ataques contra la gente común, la innovación del concepto ‘think tank’ se convirtió en un avance ingenioso en las relaciones públicas y los medios de control de la mente. Con el advenimiento de la institución investigadora, las elites ahora podían salir de detrás de las paredes del castillo y operar abiertamente, al amparo popular, sin dejar de planificar sus políticas egoístas. Todo bajo el disfraz de unir las mentes más brillantes del mundo académico para resolver los problemas de la sociedad.

La percepción pública común del think tank o instituto de política / investigación es una organización no lucrativa, una institución no gubernamental que reúne a las personas más brillantes de diversas disciplinas académicas y profesionales cuyo objetivo colectivo es encontrar soluciones intentando una mayor mejoría social. Realmente trabajan principalmente con la recopilación de datos e intercambio de información, planificando políticas y aparatos de planificación estratégica para los gobiernos, corporaciones, militares e instituciones financieras y la realeza, para facilitar la transición a un gobierno mundial a través de los programas de políticas de globalización.

Cada importante think tank está envuelto en un tema ideológico político generalmente distinto, pero cuando se levanta el velo es fácil ver que las agendas supuestamente en competición son exactamente las mismas. Para el público, cada instituto político parece ideológicamente distinto; esta es la razón por la que funciona tan bien colectivamente en el sentido de relaciones públicas.

En los Estados Unidos, el primer y más antiguo instituto político o think tank es la Fundación Carnegie para la Paz Internacional fundada en el año 1910. Por la paz internacional se refieren esencialmente a un gobierno mundial. Hoy en día, la alta sacerdotisa de la globalización y la defensora de la agenda Rockefeller, Jessica T. Mathews ha sido presidenta del think thank Carnegie que se encuentra en Washington DC desde 1997 mientras que, al mismo tiempo, es miembro del Comité Directivo Bilderberg. La presidenta de la Fundación Carnegie tiene como trabajo (al ojo público) “intentar un acuerdo de voluntades para lograr una paz mundial duradera” -al tiempo que facilita la transición hacia un nuevo orden mundial totalmente psicópata-.

En 1921, elInstituto Tavistock de Relaciones Humanas se estableció para concentrarse en los aspectos psicológicos y psiquiátricos de controlar a las masas en una escala global. Fuertemente influenciado por las obras de vanguardia de los psicoanalistas Sigmund Freud y Carl Jung, Tavistock se acredita para dar “luz” al Instituto de Investigación Social, Instituto de Investigación de Stanford (SRI), del Instituto Brookings, Wharton School of Economics, RAND, el Club de Roma, y las agencias de inteligencia como la OSS (predecesora de la CIA), y otros. Tavistock es el huevo de la capa psicológica y psiquiátrica que ha eclosionado 10 instituciones, 400 filiales y 3.000 grupos de estudio y grupos de expertos dedicados a la promoción de la comprensión de la conducta humana en beneficio de los que manejan el ganado humano.

Esto no quiere decir que todos los think tanks sean malos o egoístas, pero a lo que el público en general se refiere como un think tank o instituto de políticas suelen ser frentes para alguna agenda egoísta y de naturaleza global, ocultando el hecho de que a menudo son una fachada para la agenda de un gobierno mundial.

En los Estados Unidos hoy en día, los think tanks más publicitados acogen regularmente seminarios televisados ​​ y se presentan como representantes de una determinada ideología política, siempre dentro del ámbito de la corriente principal de pensamiento estadounidense.

Por ejemplo, la Heritage Foundation, fundada en 1973 por Paul Weyrich, con financiamiento de Joseph Coors, que también fundaron y financiaron la Moral Majority y el Consejo de Política Nacional, es tal vez el más grande y más influyente  think tank “conservador” que saltó a la fama en 1981 con el advenimiento de la administración Reagan. Han defendido y promovido temas como desvalorizar a las políticas económicas, políticas sociales conservadoras, aumento de la financiación de la defensa, y las aventuras militares “preventivas” en el extranjero. En general, se presenta como una institución consultiva para lo que se percibe como las políticas del Partido Republicano.

En la “oposición” ideológica a la Fundación Heritage nos encontramos con el Centro para el Progreso Americano (CAP). Este grupo de expertos se precia de estar “dedicado a mejorar las vidas de los estadounidenses a través de ideas y acciones progresistas”. De hecho PAC es ahora un frente para la maquinaria política de Clinton / Obama, que no es más que el brazo izquierdo del aparato financiero mundial Rothschild que rige actualmente los Estados Unidos.

El Instituto Cato fue fundado en 1974 como la Fundación Charles Koch por tres grandes industriales, éste se puede definir como un think tank ‘libertario’ dedicado a difundir y aumentar la comprensión de las políticas públicas basadas en los principios de la libertad individual, un gobierno limitado, mercado libre y la paz. En 1976 se cambió el nombre al Instituto Cato. El Cato Institute se dedica a establecer presidencias del Partido Republicano y legislaturas que promuevan políticas que beneficien directamente a los hermanos Koch, sus industrias y sus ideologías políticas, bajo el pretexto de promover las libertades individuales, el gobierno no-intrusivo, la paz y la prosperidad para todos.

Existen otras famosas organizaciones definidas como fundaciones filantrópicas, diseñadas para poner rostro humano que empatice y oculte la fría maquinaria psicópata. A partir de 1913, el mismo año que esta maquinaria psicópata usurpó la oferta del dinero de Estados Unidos a través de la puesta en práctica de la insidiosa Ley de la Reserva Federal, la Fundación Rockefeller fue creada. Para mantener a las masas confundidas en cuanto a quién es el enemigo de la humanidad es muy empática. Ésta filantrópica institución se define como una organización sin fines de lucro, organización no gubernamental (ONG), dedicados a la salud y la educación de todos. Mediante el control de la educación y la salud.

Bajo el disfraz de la caridad y de buen corazón, la Fundación Rockefeller ha sido fundamental en el control del plan de estudios en las escuelas de todos los niveles con el fin de moldear las mentes de los jóvenes a pensar de una misma manera. La Fundación Rockefeller es un jugador importante detrás de la investigación médica y el desarrollo, en gran medida impulsado por los beneficios y cargado de ingeniería sociobiológica y la psiquiatría.

Así que la próxima vez que vea alguna noticia sobre que un instituto de investigación o fundación tiene todas las respuestas  referente a un tema social o político, tómese algún tiempo para investigar que ‘instituto de investigación es “, antes de dar dinero a una organización benéfica establecida. Tomate el tiempo para investigar donde su dinero va a ir realmente y cuál es su verdadera agenda realmente. El control mental no tiene que ver con hacer que la gente se tire por un acantilado para matarse; desgraciadamente lo más frecuente  del control es que no es tan obvio y está a menudo envuelto en la esperanza, la caridad, la humanidad, la empatía, el progreso, la academia, el descubrimiento y la ilusión de la gran institución benevolente.

Fuente: http://tonyfdez.blogspot.de/2016/03/think-tank.html