16 abril 2014

El Dalai Lama- muy lejos de la santidad

Libro: LA GRAN FALACIA - La politica de los lamas gobernantes

Ya sabiamos que el Dalai Lama es todo lo contrario de lo que se vende en los medios, un dia tras otro. Sabiamos que apoyado por la CIA desde hace muchisimos años, como medio de desestabilizar a China, lleva su papel encantado.

Sabemos tambien lo que son los premios nobel - el mas reciente otra herramienta mas contra China
Pero ademas no quiere que otros tipos de budismos tibetanos se desarrollen:

El Dalái Lama quiere eliminar la práctica de Doryhe Shugden y expulsar de sus comunidades a los practicantes tibetanos de Shugden, así como excluir de la comunidad budista internacional a los occidentales que la realicen.
Desde 1996, el Gobierno tibetano en el exilio se ha esforzado de manera continua para lograr estos objetivos. Tan solo en febrero del 2008, novecientos monjes devotos de Shugden fueron expulsados de sus monasterios, en la India.Sabías que...

* ...el galardonado con el Premio Nobel de la Paz y supuestamente "defensor" de los derechos humanos está muy ocupado trabajando para arrebatar los derechos y libertades religiosas de una gran parte de su propio pueblo tibetano y persiguiendo a todos aquellos que intentan defender estos derechos?* ...y que está utilizando todo su poder político a fin de destruir una tradición religiosa centenaria muy estimada, causando gran confusión y dolor entre miles de Tibetanos?;

* ...y que esta tradición religiosa que intenta destruir es la que le fue transmitida por su propio Guía Espiritual, Su Santidad Kyabyhe Triyhang Rimpoché (1901-1981), el tutor junior del Dalai Lama?

* ...y que en un mundo donde el ideal occidental es la separación de la política y de la religión a fin prevenir tales abusos de poder, el Dalai Lama es la mismísima encarnación de la unión de la política y la religión?

* ...y que sus acciones son ilegales e ilícitas, violando directamente la Declaración de los Derechos Humanos, la Constitución India e incluso la propia constitución del gobierno tibetano en el exilio?.

* ¿No son por ello las acciones del Dalai Lama claramente contradictorias e hipócritas? Si predicas la no violencia y la tolerancia religiosa, desde luego que es hipócrita suprimir la libertad religiosa a fin de llevar a cabo su propia agenda política para mantener el control de los tibetanos


Sus conexiones con la CIA han sido denunciadas a menudo y está demostrado que recibía un sueldo de 180.000 $ anuales (como mínimo) de los servicios secretos estadounidenses. 
Fue utilizado por la CIA durante la guerra fría para sus propósitos e intrigas en contra o a favor del comunismo, con el que tenían alguna relación más allá de las aparentes. las revueltas tibetanas pueden estar instigadas por la CIA para conseguir otros objetivos o para desestabilizar.

El Gobiterno tibetano en el exilio ha cumplido en la India los deseos del Dalái Lama y en los diversos países del mundo los representantes del líder tibetano han seguido con exactitud las órdenes de dicho Gobierno. Estos representantes han organizado grupos de vigilantes en sus respectivas regiones y los han convencido para que difamen, amenacen y, en ocasiones, agredan físicamente a los practicantes de Shugden. De esta manera se han destruido altares de Doryhe Shugden y cerrado muchos de sus templos, se han quemado hogares de practicantes de Shugden, algunos fieles han recibido palizas brutales y los niños han sido expulsados de sus escuelas. A los practicantes tibetanos de Shugden se les acusa repetida e injustamente de ser «enemigos de la nación tibetana» y sus comunidades los condenan al ostracismo.

Aunque este trato inhumano viola directamente los derechos humanos básicos y los principios de la ley democrática, hoy día es el que prevalece en casi todas las comunidades tibetanas, tnato en Oriente como en Occidente.El propósito de este libro es conseguir los cuatro objetivos siguientes:

• Aliviar el sufrimiento de millones de inocentes practicantes de la deidad budista Doryhe Shugden y el de sus familias;
• Restaurar la paz y la armonía entre los seguidores de Shugden y los que no lo son;
• Permitir que los practicantes de Shugden y los que no lo son puedan realizar de nuevo actividades espirituales juntos; y
• Liberar el budismo de contaminación política.


¿Sabías que debido a la campaña política calculada y sin compasión de opresión religiosa, muchos tibetanos en la India son ahora parias en el exilio?;

* ...y que incluso los seguidores occidentales del Dalai Lama están repitiendo ciegamente sus declaraciones de que aquellos que siguen esta tradición son adoradores de espíritus y de un culto sectario, a pesar de la evidencia de lo contrario (para así destruir la reputación de los practicantes occidentales de Doryhe Shugden y evitar que las personas acudan a sus centros de Dharma)?;

* ...y que sin importar las numerosas manifestaciones pacíficas, cartas y peticiones que se le han enviado durante los últimos diez años suplicándole que lo reconsidere, ha ignorado cada una de ellas y rechazado entablar cualquier tipo de diálogo?

comentarios al margen:


http://doryheshugden.wordpress.com/

El Dalai Lama y Obama: encuentro entre dos Premios Nóbel de la mentira

Domenico Losurdo
Atrás ha quedado el tiempo en que Obama hablaba de un G2 (USA-China) para dirigir el mundo. En pocos días, la administración Obama ha multiplicado las provocaciones antichinas: venta de armas a Taiwán, anuncio de una inminente ciberguerra contra Pekín por parte del director nacional de inteligencia y anuncio de una visita del jefe de los separatistas tibetanos a la Casa Blanca. El profesor Domenico Losurdo analiza la intención estadounidense de desmantelar China.

Era inevitable el encuentro entre estas dos almas gemelas. Con 20 años de intervalo (1989 y 2009), los dos obtuvieron el Premio Nóbel de la Paz, y los dos lo obtuvieron ad maiorem Dei gloriam [1], o, para ser más exactos, para la mayor gloria de la «nación elegida» de Dios. 1980 fue el año en que Estados Unidos, después de haber ganado la guerra fría, se preparaba para desmantelar la Unión Soviética, Yugoslavia y –al menos eso creían en Washington– también China.

En tales circunstancias, la corona de campeón de la paz no podía ser otorgada a otro que no fuera aquel monje intrigante que, respaldado y financiado desde hacia ya 30 años por la CIA, podía ayudar a arrebatarle a China la cuarta parte de su territorio (el Gran Tibet). En 2009, la situación había cambiado de forma radical. Los dirigentes de Pekín habían logrado evitar la tragedia que se estaba cocinando para China.

En vez de volver a las terribles décadas de la China oprimida, humillada y condenada en masa a morir de hambre, de la «China crucificada» que mencionan los historiadores, este país –cuya población es la quinta parte de la población mundial– había registrado un prodigioso desarrollo, mientras que se hacían cada vez más evidentes el descrédito y la decadencia de la superpotencia que en 1989 creyó tener el mundo en sus manos. En las condiciones de 2009, el Premio Nóbel de la Paz coronaba a aquel que, gracias a su habilidad oratoria y a su capacidad para presentarse a sí mismo como un hombre nuevo que venía “de abajo”, estaba llamado redorar en algo el imperialismo estadounidense.

En realidad, el verdadero significado está a la vista de todos. No hay una región del mundo que no haya conocido un recrudecimiento del militarismo y de la política belicista estadounidenses. Una flota, equipada para neutralizar la posible respuesta de Irán a los bombardeos indiscriminados que Israel viene preparando frenéticamente gracias al armamento proporcionado con Estados Unidos, ha sido enviada al Golfo Arábigo-Pérsico.

En América Latina, después de promover y apoyar el golpe de Estado en Honduras, Obama está instalando 7 bases militares en Colombia, reactiva la presencia de la 4ª Flota estadounidense, explota la catástrofe humanitaria en Haití (cuya gravedad es además resultado de la dominación neocolonial que Estados Unidos ha venido ejerciendo durante 2 siglos) para implementar una ocupación masiva de ese país, con un despliegue de fuerzas militares que constituye además una evidente advertencia para las demás naciones latinoamericanas.

En África, valiéndose del pretexto de la «lucha contra el terrorismo», Estados Unidos refuerza su dispositivo militar, cuando su verdadero objetivo es en realidad obstaculizar la obtención de los recursos energéticos y de las materias primas que China necesita, para poder estrangularla después en el momento oportuno. En la propia Europa, Obama no ha renunciado en lo absoluto a la expansión de la OTAN hacia el este ni a las maniobras tendientes a debilitar a Rusia. Las concesiones son solamente de carácter formal y no tienen más objetivo que aislar lo más posible a China, el país que pudiera cuestionar la hegemonía planetaria de Washington.

En efecto, es en Asia donde más claramente se manifiesta el carácter agresivo de la nueva presidencia estadounidense. No sólo se trata de la extensión de la guerra de Afganistán al territorio de Pakistán, mediante un uso de los aviones sin piloto (y de los consiguientes «daños colaterales») sensiblemente más acentuado que en la época de la administración de Bush Jr. Lo más significativo es lo que está sucediendo con Taiwán.

La situación había mejorada sensiblemente, los contactos e intercambios entre la China continental y Taiwán se habían restablecido y se estaban desarrollando, también se habían restablecido las relaciones entre el Partido Comunista Chino y el Kuomindang. Con la nueva venta de armas, Obama trata de alcanzar un objetivo bien definido: si no se logra desmantelar el gran país asiático, por lo menos hay que impedir la reunificación pacífica.

Y es en este preciso momento que un viejo conocido de la política del containment y del desmantelamiento de China anuncia su próxima llegada a Washington. Incluso antes de poner un pie en territorio estadounidense, el Dalai Lama bendice por control remoto al mercader de la guerra que actualmente ocupa la Casa Blanca. Pero, ¿no es acaso el Dalai Lama un símbolo universal de la no violencia? Permítanme abordar esa refinada manipulación a través de un capítulo de mi libro La no violencia.

La historia más allá del mito (Laterza, Bari-Roma. NdT.), que saldrá a la venta el 4 de marzo próximo. Me limitaré, por el momento, a anticipar un solo aspecto de la cuestión. Varios libros entre cuyos autores o coautores se encuentran ex funcionarios de la CIA revelan una verdad que nunca podemos perder de vista: la no violencia es una «pantalla» (screen) que inventaron los servicios secretos estadounidenses mayoritariamente inmersos en la «guerra sicológica».

Esa «pantalla» ha permitido fabricado alrededor de Su Santidad una aureola sagrada cuando la realidad es que, desde que huyó de China en 1959, el Dalai Lama nunca ha cesado de promover en el Tibet una revuelta armada, alimentada por los enormes recursos financieros de la poderosa máquina organizativa y multimediática de Estados Unidos y por el gigantesco arsenal de ese mismo país, revuelta que a pesar de todo ha fracasado porque no ha encontrado apoyo entre la población tibetana.

Se trataba de una revuelta armada –señalan también los ex funcionarios de la CIA– que ha permitido a Estados Unidos acumular valiosas experiencias para las guerras en Indochina, o sea –observo yo– para las guerras coloniales, catalogadas como las más bárbaras del siglo 20. Y ahora se anuncia un encuentro entre el Dalai Lama y Obama.

Era de esperar. Este encuentro entre los dos Premios Nóbel de la mentira será probablemente amistoso, como corresponde a un encuentro entre dos personalidades vinculadas entre sí por afinidades electivas. Pero lo cierto es que no augura nada bueno para la causa de la paz.

Domenico Losurdo
Filósofo e historiador comunista, profesor en la universidad de Urbino (Italia). Última obra publicada en francés: "Nietzsche philosophe réactionnaire: Pour une biographie politique".
Los artículos de esta autor en Red Voltaire

----------------------------------

Este monje es el líder espiritual del budismo en el mundo pero resulta que solamente representa la sexagésima parte (1/60) de ese 6 %, dado que en el Tíbet hay cuatro órdenes monásticas separadas. 

El Dalai Lama pertenece a una de ellas, la «gelugpa» (sombreros amarillos). 
Es decir, estamos ante un papa con pocos fieles religiosos pero muchos adeptos políticos.
Cuando el Dalai Lama y la clase de los propietarios estaban en el poder en Tibet, 95% de los pobladores eran siervos feudales, sin ningún derecho humano. Podían ser vendidos como mercancías.

Eran frecuentemente insultados y abatidos o incluso debían enfrentarse a castigos de una violencia excepcional: por ejemplo, se les arrancaba los ojos, se les cortaba la lengua o las orejas, las manos o los pies, se les arrancaba los tendones, a no ser que se les ahogase o que se les empujase al vacío desde la cima de un acantilado. Estaba prohibido salir de su clase social.

El mismo Dalai Lama describe en su autobiografía como, cuando se trasladaba de palacio en palacio, lo hacía sentado en un trono cargado por docenas de esclavos mientras sus tropas lo escoltaban y a golpe de látigo mantenían el ritmo.
dalayresidenciaf
Este tipo que proclama que la felicidad se haya en no poseer y en no desear,en sus últimos registros  figura como elpropietario de 27 fincas, 36 prados, 6170  siervos  y  102 esclavos ademas del palacio de Lhasa ,con mas de 1.000 habitaciones (foto)

Otra de las mentiras del Dalai Lama es decir que no había discriminación contra las mujeres, el lamaísmo tibetano creía que ser mujer era un castigo por un comportamiento pecaminoso en vidas pasadas, la mismísima palabra mujer en tibetano “kimen” significa “nacido inferior”

En el palacio del Dalai Lama se encontró un rosario confeccionado con 108 cráneos y fueron muchísimos los siervos que declararon luego de la liberación que era habitual que los lamas efectuaran sacrificios humanos como por ejemplo enterrar vivos a niños donde se fuera a construir un monasterio.

Sería bueno que se revisara los documentos del Departamento de Estado de USA de 1998 donde queda al descubierto que el Dalai Lama y su organización se embolsaron 1.7 millones de dólares al año de manos de la CIA, y ellos mismos reconocieron que durante la década del 1960 hubo muchos mas millones para enviar escuadrones armados al Tíbet a fin de debilitar la revolución china, el mismísimo Dalai Lama recibía 186.000 dólares lo que lo convertía técnicamente en un agente de la CIA.

.La riqueza de los monasterios beneficiaba a los lamas de rango superior, muchos de los cuales eran vástagos de familias aristocráticas, mientras que la mayoría del clero inferior era tan pobre como la clase campesina de la que provenía.

El sistema de gobierno de los lamas se forjó en medio de ríos de sangre. Se dice que los lamas asesinaron al último rey de Tibet, Lang Darma, en el siglo 10. Después siguieron siglos de guerras civiles con masacres de monasterios enteros. En el siglo 20, el decimotercer Dalai Lama pidió a los imperialistas británicos que modernizaran su ejército; también les ofreció soldados para luchar en la I Guerra Mundial.






afirmó sobre el terrorista asesinado el líder espiritual budista  en una charla ante 3 mil personas en la University of Southern California (USC)

mas informacion:
http://joanfliz.blogspot.com/2008/05/la-cia-utiliza-el-tibet-dalai-lama.html

----------------

Otro caso interesante y relacionado ... otro NOBEL "DE LA PAZ":

en un reciente artículo –
“La selectividad de los neoliberales sobre los Derechos Humanos: el caso de China”
del profesor Vicenç Navarro nos ha ayudado a fijar nuestra atención donde no solemos observar críticamente:


A finales de 2010, comenta el Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra, se anunció que el Premio Nobel de la Paz se otorgaba al disidente chino encarcelado Liu Xiaobo convirtiéndolo inmediatamente “en un icono de los supuestos luchadores por la libertad y por los Derechos Humanos”.

La organización internacional de escritores PEN añadió su voz: fue uno de “los mayores promotores para que se le concediera el Nobel de la Paz”.


El doctor Navarro recuerda lo que, muy oportunamente, Barry Sautman y Yan Hairong escribieron en las páginas de The Guardian del 15 de diciembre de 2010. Liu Xiaobo es un ultraliberal “que tiene una idea muy sesgada del concepto de libertad”.

Ha apoyado todas las intervenciones armadas del gobierno de EEUU guiado en sus intervenciones, según sus singulares creencias, por un admirable amor a la libertad. De ahí, prosigue irónicamente Navarro, “que haya apoyado a todas las dictaduras existentes en Latinoamérica, África o Asia, excepto a las comunistas, para las cuales reserva toda su animosidad” [2].

En cuanto a su concepción económica, Xiaobo está a favor de la privatización de todos los recursos existentes en su país; sin excepciones. Aún más, en su opinión, “lo mejor que le habría podido ocurrir a China hubiera sido continuar siendo una colonia de Gran Bretaña, tal como lo ha sido Hong Kong”. No es una tesis novedosa; muchas voces sostuvieron posiciones similares ante la independencia de países africanos

 --------------------------------------


mas datos del "santo" DALAI LAMA y la dependencia de LA CIA:

----------------------

 Desde su exilio, participa en masivas protestas "contra la ocupacion en el tibet", cuando en realidad querria volver al tibet feudal que su familia creo, a base de mentiras.
Documentos secretos recientemente desclasificados revelan que en los años 60 la CIA financió con más de un millón de dólares anuales las actividades del Dalai Lama en el exilio. También entrenó en Estados Unidos a tibetanos exiliados.

El objetivo era desestabilizar los gobiernos  de la URSS y China.

Lógicamente los feudales no acogieron con los brazos abiertos a los comunistas sino que empezaron a conspirar para intentar perpetuar su sistema de dominación. Hicieron lo posible por enemistar a sus siervos con el EPL: difundieron rumores de que los comunistas usaban sangre de niños tibetanos como combustible para sus camiones, les acusaba de “matar perros” por eliminar los perros rabiosos que aterrorizaban a la gente,… Ciertos monasterios se convirtieron en centros de la actividad secreta contrarrevolucionaria y en almacenes de armas que la CIA norteamericana enviaba desde la India. La CIA estableció un centro de entrenamiento de agentes tibetanos en el campo Hale de Montanas Rocosas en Colorado por su gran altitud. También fueron entrenados mercenarios tibetanos en bases yankis de Guam y Okinawa.

En total los EE.UU. entrenaron militarmente a 1.700 tibetanos en los años 50 y 60.

El EPL tenia ordenes estrictas de respetar a la población, sus cultura y sus creencias incluso sus temores supersticiosos que no podían ser erradicados rápidamente. Los siervos se sorprendieron cuando fueron contratados por un sueldo para construir un camino que conectase Tibet con las provincias centrales. Varios siervos jóvenes fueron animados para educarse en los Institutos para las Minorías Nacionales en las ciudades del este de China y aprender lectura, escritura y contabilidad. Empezaron a llegar mercancías que mejoraron la vida de la población como té y fósforos, se abrieron los primeros teléfonos, telégrafos, emisoras e imprentas y las primeras escuelas. En 1957 6.000 alumnos acudían a 79 escuelas primarias. Los equipos médicos empezaron a tratar y curar a la gente incluidos a los nobles y las mentalidades empezaron a cambiar.

Los terratenientes feudales vieron en peligro su poder y organizaron las primeras rebeliones armadas en 1956. En las zonas en las que no regia el acuerdo de 17 puntos los comunistas animaban a los siervos a dejar de pagar alquiler a los monasterios y a los nobles, lo que exasperaba a estos. En marzo de 1959 se produjo una rebelión en gran escala apoyada por la CIA que envió sus agentes entrenados y lanzó cargamentos de municiones y subametralladoras desde aviones C-130 de la fuerza aérea norteamericana. Los monjes y sus agentes armados atacaron la guarnición del EPL en Lhasa. Los comunistas respondieron no sólo militarmente sino sobre todo políticamente. Mil estudiantes tibetanos volvieron rápidamente de los Institutos para las Minorías Nacionales para participar en una gran campaña de cambios revolucionarios.

derrota y exilio:

El gobierno del Kashag que había apoyado la rebelión fue disuelto. En todas las regiones se crearon órganos de poder llamados “Oficinas para reprimir la revuelta”. El nuevo gobierno se llamo “comité preparatorio para la región autónoma de Tibet”. Se abolió el ulag, el trabajo forzado, y la servidumbre. Los esclavos de los nobles fueron liberados. Los conspiradores principales fueron arrestados. La mujer fue liberada de la poligamia y la poliandria. Los siervos dejaron de pagar alquiler a los monasterios y la mitad de los mismos tuvieron que cerrar. Los nómadas de un aislado campamento llamado Pala se levantaron en armas contra los partidarios del Dalai Lama .

 La periodista británica Sara Flounders escribe que “millones de campesinos pobres se movilizaron a para expulsar a los antiguos terratenientes” .

Los antiguos siervos recibieron 20 mil escrituras de tierras y ganado, decoradas con banderas rojas y el retrato del presidente Mao.
Tras la derrota de la rebelión, el Dalai Lama número 14, llamado Tenzin Gyatso, huyó al exilio acompañado por 13 mil personas integrantes de la nobleza y el alto clero lamaísta y muchos de sus esclavos, guardias armados y caravanas de mulas cargadas de riquezas. La CIA lo convirtió en un símbolo de la guerra contra la revolución socialista y el PC. El Dalai Lama instaló en la ciudad india de Dharamsala un “gobierno en el exilio”. A partir de 1964 figura en la lista de los asalariados de la CIA que le asignó una cantidad anual de 180 mil dólares en el cuadro de un programa para derribar los regímenes comunistas. Su “gobierno” recibió anualmente 1,7 millones de dólares. En los años 90 sigue recibiendo dinero de la CIA.
Desde entonces este reaccionario sigue teniendo un gran apoyo del lobby antichino norteamericano, de la industria de Hollywood que produce películas de propaganda a su favor, de la Fundación Nacional para la Democracia (pantalla de la CIA) que financia el Fondo Tibet, la radio Voz del Tibet y la campaña internacional por el Tibet. En 1987 fue recibido en la comision de “derechos humanos” del senado norteamericano. En agosto de 1999 el Departamento de estado norteamericano organizó su visita a Nueva York.
Los sectores anticomunistas occidentales, como el juez español Garzón, denuncian públicamente a China por el supuesto “genocidio” cometido en Tibet desde 1959. Este “genocidio” aparece en la propaganda antichina pero nadie ha ofrecido la menor prueba. Tales sectores son los que contribuyen a que le sea concedido en 1989 el premio Nóbel “de la paz” que ya poseen conocidos criminales de guerra como Henry Kissinger, Menahem Beguin y Simón Peres.
Aunque el budismo prohíbe matar y toda forma de violencia, el actual Dalai Lama ha apoyado con entusiasmo la guerra de la OTAN contra Yugoslavia de 1999. En ese año se declaró en Santiago de Chile a favor de no perseguir al criminal Augusto Pinochet.
Está perfectamente ubicado en el campo de los explotadores y enemigos del pueblo. Aunque goza de una aureola de santidad y es considerado un dios, no es mas que un instrumento eficaz de la contrarrevolución y el imperialismo.

Para ser aceptado por sus aliados ha reformado algunas de las tradiciones mas horribles y ha adoptado el discurso cínico de los “derechos humanos” que también repiten los asesinos de Israel, los militares fascistas colombianos y otros lacayos de los norteamericanos, pero el sistema político que representa es una dictadura religiosa en la que no existen derechos políticos para las mujeres ni para nadie que cuestione su autoridad.

Por ejemplo, la secta tibetana de los Shugden formada por cien mil personas exiliadas en la India que no reconocen dicha autoridad es sistemáticamente marginada y perseguida. Muchos occidentales angustiados y desestabilizados por la sociedad burguesa se sienten ilusamente atraídos por el misticismo lamaísta, lo que redunda en beneficio de los buenos negocios de los tibetanos.
Las autoridades chinas le ofrecen abrir el diálogo a cambio de que él reconozca la pertenencia de Tibet a la RPC.


-----------------------------

el Tibet y el Dalai Lama hoy:

En 1980 el secretario general del PCC Hu Yaobang visitó Lhasa. En septiembre de 1987 se produjo una insurrección de monjes nacionalistas en Lhasa que asaltaron una comisaría de policía. En 1988 hubo al parecer otros estallidos. En la primavera de 1989, en el contexto de un movimiento contrarrevolucionario en toda China apoyado por el imperialismo, se produjo una nueva rebelión en Lhasa que condujo a arrestos y a la proclamación de la ley marcial.

En 1996 y 1997 estallaron bombas en Lhasa. La tragedia que han conocido los pueblos de la ex URSS a los que la contrarrevolución capitalista ha arrebatado todos sus derechos y que han sufrido devastadoras guerras civiles (recordemos las guerras de Chechenia, Daguestán, Moldavia, Georgia, Tayikistán, Nagorno-Karabaj,….) fue evitada por la actuación decidida del PCC apoyada por las masas populares.
La acusación de que la RPC obliga a la población a restringir su crecimiento demográfico es negada por los dos antropólogos norteamericanos que hemos citado en la nota a pie de página 6 y que realizaron investigaciones en Tibet en 1985 y 1988 bajo los auspicios de la National Geographic Society .

Las mujeres tibetanas no están limitadas a tener un único hijo, como es el caso para la mayoría del pueblo chino.
Tibet es hoy una Región autónoma del Oeste de la RPC que, como toda la parte occidental del país, conoce un menor desarrollo económico y social en comparación con las provincias de la Costa Este. 15 % de la población es pobre pero solo 3 comarcas de la región pertenecen a las 63 mas pobres de la RPC. Un Fondo para el Alivio de la Pobreza en Tibet desarrolla programas anti-pobreza. El gobierno trata de impulsar el progreso económico de dicha Región. En 1967 funcionaban en todo Tibet 67 fábricas; en 1975 250 empresas producían bienes de consumo básicos: ollas a presión, herramientas, pequeñas plantas eléctricas,… .

En 1993 había 41.830 pequeños negocios. En Lhasa funcionan hoy varias fabricas (de cerámica, cemento y cerveza) y numerosos talleres (textiles, de muebles, alfombras…). Se ha construido la vía férrea mas alta del mundo que termina con el tradicional aislamiento tibetano. De 1999 al 2020 se prevé incrementar la producción eléctrica 3 veces y la industrial 14 veces. Internet permite conectar con el mundo a los habitantes de los valles mas apartados ubicado a 4.500 metros de altura. Los militantes comunistas tibetanos son promocionados . .

El 80 % de los cuadros dirigentes son tibetanos. La lengua y cultura tibetana disfruta de protección especial. Se intenta impulsar el turismo como fuente de desarrollo económico.. Los campesinos tibetanos, liberados de la servidumbre feudal, desarrollan en régimen de contrato familiar, las parcelas de terreno donde explotan agricultura y ganadería.
El PCC considera con razón que la religión debe someterse al orden social socialista y no ser un ariete para la contrarrevolución y la guerra civil como ha ocurrido en los antiguos países socialistas de los Balcanes, Polonia, el Caúcaso, Afganistán y el Centro de Asia. Es por eso que la religión lamaísta es autorizada y respetada siempre que no se convierta en un foco organizado de lucha contra el orden socialista que por supuesto está asociado con la pertenencia del Tibet a la RPC.
Las mujeres tibetanas gozan de muchos mas derechos que en la India, en Pakistán, en Nepal y en Afganistán y de muchísimos mas derechos que en el viejo Tibet feudal.
Las masas en su conjunto también gozan de mas derechos: en 1999 había 2.632 médicos, 95 hospitales municipales y 770 clínicas. La mortalidad infantil es en 1998 del 3 %. La esperanza de vida es de 65 años. Hay un trabajador sanitario por cada 200 habitantes. En 1997 se inauguro un hospital moderno en Lhasa. La escolarización de los niños llega al 82 % y se hace en chino y tibetano. Ciudadanos chinos de la nacionalidad mayoritaria se han instalado en las ciudades de Tibet y tibetanos emigran a las zonas mas desarrolladas en búsqueda de un mayor bienestar económico. He visitado una tienda de objetos de arte y decorativos tibetanos en las calles del centro de Changchun, provincia china de Jilin. Pero el Tibet no está “invadido” por 2 millones de colonos han como dice la propaganda antichina. Según el censo de octubre 1995 Tibet tenía 2.389.000 habitantes de los que sólo el 3,3 % era de origen han, menos que en 1990 que era el 3,7 % . En 1949 había un 1 % de han. Según un informe del servicio de investigación del Congreso norteamericano la población han en Tibet era en 1989 del 5 % .
Población tibetana (en millones) en base a los censos realizados por la RPC.
                                         1964  1982 1990   1995
Región Autónoma del Tibet 1.209 1.706 2.096 2.389
Población tibetana total           2.501  3.874   4.593

Serguei Tokarev, Historia de la religión, Editorial Progreso, Moscú, 1990, p.338.
 Animales de montaña que parecen vacas peludas.

 Han Suyin, Lhasa, the Open City-A Journey to Tibet, Putnam, 1977.
 The Making of Modern Tibet, Zed Books, 1987.

 Aun hoy la mitad de la población tibetana no vive en el Tibet sino en las provincias de Ganshu, Sicuani y Qinghai.

 Chicago Tribune, “La guerra secreta de la CIA en el Tibet”, 25 enero 1997, Newsweek,“La guerra secreta en el techo del mundo”, 16 agosto 1999 que describe la intervención de la CIA en apoyo a los feudales tibetanos de 1957 a 1965.
Según documentan los antropólogos de la Universidad de Cleveland expertos en Tibet Melvyn C. Goldstein y Cynthia M. Beall en su libro Nomads of Western Tibet,1990.
“La CIA y el Dalai Lama”, http://www.anti-imperialism.net/lai/
Ya en los años 30 produjo “Horizontes perdidos”. En 1997 Martin Scorses dirigio “Kundun” considerada una burda falsificación. La película “Siete años en el Tibet” se basa en el libro del nazi austriaco convencido Heinrich Harrer, asesor personal del Dalai Lama.
Este premio, lejos de ser neutral, es concedido por una fundación privada apoyada por el gobierno noruego que representa los intereses de ciertas grandes industrias, que obtiene grandes beneficios de la venta de armas y de las inversiones en Bolsa y que expresa los intereses del capitalismo occidental. Léase “La otra cara de los Premios Nóbel”, El País, 21 diciembre 2003.
Dossier elaborado por estos científicos de la revista Asian Survey en 1991.
En 1987 el PCC informó que tenía 40 mil militantes en Tibet.
Véase el informe de Jian Zemin en el XVI Congreso del PCC en el 2003,www.china.org.cn.

 Han:nacionalidad ampliamente mayoritaria en China.
 Beijing Information, 2 septiembre 1996.
Muchos diran su opinion de Tibet con respecto al gobierno chino, pero hay que tener en cuenta que a pesar de sus contras, es indiscutible que la poblacion del tibet mejoró notablemente su calidad de vida en estos ultimos tiempos, gracias al trabajo y la industria, la poblacion tibetana paso de un sistema feudal, y una industrializacion rapida, y desde ese momento, tibet dejo de aislarse del mundo.
Actualmente, el dalai lama y otros tibetanos exiliados hicieron una organizacion llamada "Free Tibet", como repudio a la ocupacion china en el tibet. Grupo apoyado fuertemente por "Fundación Nacional para la Democracia" (NED), grupo fuertemente asociado a Bush y la CIA
Dijo:El NED ha sido decisivo en cada desestabilización de la Revolución de Color apoyada por EEUU desde Serbia a Georgia a Ucrania a Myanmar.

Sus fondos se usan para apoyar a los medios de oposición y campañas de relaciones públicas globales para popularizar los candidatos favoritos de la oposición. Como en las otras Revoluciones de Colores recientes, el Gobierno de EEUU está avivando las llamas de desestabilización contra China mediante la financiación de organizaciones de protesta de la oposición dentro y fuera del Tíbet a través de su brazo, la Fundación Nacional para la Democracia (NED, siglas en inglés) Allen Weinstein, el primer Presidente del NED, comentó al Washington Post que, “mucho de lo que nosotros (el NED) hacemos hoy fue hecho encubiertamente por la CIA hace 25 años.” William Blum, historiador de la inteligencia Americana, declaró, “El NED jugó un papel importante en el asunto Irán-Contra de los años 80, financiando a componentes claves del misterioso “Proyecto Democracia” de Oliver North.

Esta red privatizó a políticas extranjeras de EEUU, hizo guerra, organizó armas y drogas, y participó en otras actividades igualmente encantadoras. La organización de independencia pro-Dalai Lama más destacada de hoy en día es la Campaña Internacional para el Tíbet (ICT, siglas en inglés), fundada en Washington en 1988. Desde 1994, el ICT ha estado recibiendo fondos del NED. En el 2005, el ICT otorgó su premio anual Light of Truth a Carl Gershman, fundador del NED. Otros ganadores del premio de la ICT han incluido a la Fundación Alemana Friedrich Naumann y al líder Checo Vaclav Havel. La junta directiva de la ICT está compuesta por antiguos oficiales del Departamento de Estado de EEUU, incluyendo a Gare Smith y Julia Taft.

 Entre proyectos relacionados, el NED financiado por el gobierno estadounidense también apoya al periódico Tibet Times, el cual sale de la base de exilio del Dalai Lama en Dharamsala, India. El NED también financia el Centro de Multimedia Tíbet para la “difusión de información que aborda la lucha de derechos humanos y democracia en el Tíbet,” también basado en Dharamsala. El NED también financia al Centro Tibetano para los Derechos Humanos y Democracia.

En resumen, las huellas dactilares del Departamento de Estado de EEUU y de la comunidad de inteligencia de EEUU están sobre el recrudecimiento del movimiento Liberar al Tíbet y los ataques chinos anti-Han de marzo.[/quote]
Como conclusion, digo que el Dalai Lama fue el dictador nazi, menos conocido en la historia, ademas de su relacion con bush y la CIA, y a pesar de todo gano un nobel de la paz con solo predicar miseras oraciones de paz sin realizar alguna obra a favor.
---------------------

ALGUNAS COSILLAS SOBRE EL DALAI LAMA

Dalai Lama, la CIA y sus siervos esclavos      Por: Jose Agapito Ramirez
A raíz de que el Dalai Lama recibió del gobierno estadounidense la más alta condecoración (Medalla de Oro del Congreso), el gobierno chino se sintió ofendido y protestó la doble moral del gobierno de Bush, por haberle otorgado a un traidor y agitador, que como refugiado político, se dedica a actividades secesionistas bajo el disfraz de la religión.
Las religiones han tenido una estrecha relación no sólo con la violencia sino también con la explotación económica. Por cierto, es a menudo la explotación económica la que necesita la violencia. Así fue con la teocracia tibetana, hasta 1959, cuando el Dalai Lamapresidió por última vez el gabinete laico del Tibet. Donde la mayor parte de la tierra arable seguía organizada en propiedades señoriales religiosas o laicas, trabajadas por siervos.
Incluso un escritor como Pradyumna Karan, simpatizante del antiguo orden, admite que “una gran parte de los bienes raíces pertenecía a los monasterios, y la mayoría de estos amasó inmensas fortunas… Además, monjes individuales y lamas pudieron acumular grandes riquezas mediante su participación activa en el comercio, los negocios y los préstamos de dinero.”
La riqueza de los monasterios beneficiaba a los lamas de rango superior, muchos de los cuales eran vástagos de familias aristocráticas, mientras que la mayoría del clero inferior era tan pobre como la clase campesina de la que provenía. Esta desigualdad económica, determinada por la clase, dentro del clero tibetano, era muy parecida a la del clero cristiano en Europa medieval. Junto con el clero superior, se beneficiaron los dirigentes laicos. Un ejemplo notable fue el comandante en jefe del ejército tibetano, que poseía 4.000 kilómetros cuadrados de tierra y 3.500 siervos. También era miembro del gabinete laico del Dalai Lama.
El gabinete laico tenía un ejército profesional, aunque pequeño, que servía de gendarmería para que los terratenientes mantuvieran el orden y capturaran a los siervos escapados. A menudo arrebataban a jóvenes muchachos tibetanos a sus familias y los llevaban a los monasterios para que fueran preparados para ser monjes. Una vez que se encontraban allí, quedaban obligados de por vida.
Un monje, Tashí-Tsering, informa que era práctica común en los monasterios que los niños campesinos sufrieran abusos sexuales. Él mismo fue víctima de repetidas violaciones cuando niño al poco tiempo de ser llevado al monasterio a los nueve años. Las propiedades monásticas también reclutaban a niños campesinos para la servidumbre de por vida como empleados domésticos, danzarines y soldados.
Durante todos los años 60 la comunidad tibetana exiliada se embolsó secretamente 1,7 millones de dólares al año de la CIA, según documentos publicados por el Departamento de Estado en 1998. Una vez publicado este hecho, la propia organización del DalaiLama publicó una declaración en la que admitió que hubo millones de dólares de la CIA durante los años 60 para enviar escuadrones armados a Tibet a fin de debilitar la revolución maoísta. La parte anual del Dalai Lama fue 186.000 dólares, convirtiéndolo en un agente a sueldo de la CIA. La inteligencia india también lo financió así como a otros exiliados tibetanos. Se ha negado a decir si él o sus hermanos trabajaron con la CIA. La agencia también declinó todo comentario.
En la actualidad, sobre todo a través de la Fundación Nacional a Favor de la Democracia (NED) y otros conductos que suenan más respetables que la CIA, el Congreso de EEUU sigue destinando más de 2 millones de dólares al año a tibetanos en India, y más millones para “actividades democráticas” dentro de la comunidad exiliada tibetana. El Dalai Lama también recibe dinero del financista George Soros, que ahora maneja la Radio Europa Libre/Radio Libertad, creada por la CIA, y otros institutos.
Un artículo de 1999 en el Washington Post señalaba que el Dalai Lama sigue siendo venerado en Tibet, pero… pocos tibetanos saludarían el retorno de los corruptos clanes aristocráticos que huyeron con él en 1959 y que incluyen al grueso de sus asesores. Muchos agricultores tibetanos, por ejemplo, no tienen interés en devolver a los clanes las tierras que obtuvieron gracias a la reforma agraria china. Los antiguos esclavos de Tibet dicen que ellos tampoco quieren que sus antiguos amos vuelvan al poder.

http://www.aporrea.org/internacionales/a53559.html

--------------------

La CIA, patrocinadora del Dalai Lama

Cuando Patrick French era director de la «Free Tibet Champaign» (Campaña por la independencia del Tíbet) en el Reino Unido, fue el primero que pudo consultar los archivos del gobierno del Dalai Lama en el exilio. Se llevó una sorpresa.
¿Liquidaron los chinos a los tibetanos?
Llegó a la conclusión decepcionante de que las pruebas del genocidio tibetano perpetrado por los chinos se habían falsificado, así que dimitió de inmediato como director de la campaña por la independencia del Tíbet (1).
En los años sesenta, bajo la dirección del hermano del Dalai Lama, Gyalo Thondrup, se habían recogido testimonios entre los tibetanos refugiados en India. French comprobó que las cifras de muertos se habían añadido al margen posteriormente. Otro ejemplo: un mismo choque armado narrado por cinco refugiados distintos se había contabilizado cinco veces. Mientras tanto, la cifra de 1,2 millones de muertos por culpa de los chinos había dado la vuelta al mundo.
French afirma que eso es sencillamente imposible, ya que todas las cantidades correspondían a hombres y entonces sólo había 1,5 millones de tibetanos varones, por lo que hoy en día apenas quedarían unos pocos. Pero la población ha aumentado hasta cerca de 6 millones de habitantes, el doble que en 1954. Una cifra proporcionada tanto por el Dalai Lama como por las autoridades chinas, esta vez asombrosamente de acuerdo.
Los observadores internacionales (el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud) también avalan estas cifras; sin embargo, todavía hoy el Dalai Lama sigue diciendo que los chinos fueron los causantes de la muerte de 1,2 millones de tibetanos.
¿Es el Dalai Lama una especie de papa del budismo mundial?
Conviene poner las cosas en su sitio. El 6 % de la población mundial es budista. Es poco. Además, el Dalai Lama no es el representante del budismo zen (Japón) ni del budismo del sureste asiático (Tailandia) ni del budismo chino. El budismo tibetano representa solamente la sexagésima parte (1/60) de ese 6 %. Por último, en el Tíbet hay cuatro órdenes monásticas separadas. El Dalai Lama pertenece a una de ellas, la «gelugpa» (sombreros amarillos). Es decir, estamos ante un papa con pocos fieles religiosos pero muchos adeptos políticos…
¿Quiénes son los patrocinadores?De 1959 a 1972:
- 180.000 dólares anuales para sus gastos personales, en las hojas de pago de la CIA (documentos desclasificados por el gobierno usamericano; el Dalai Lama lo negó hasta 1980), y
- 1,7 millones de dólares anuales para organizar su red de solidaridad internacional.
Después se pagó la misma cantidad a través de la NED, una organización no gubernamental usamericana cuyo presupuesto depende del Congreso. El Dalai Lama dice que sus hermanos administran «sus negocios». La CIA reclutó a sus dos hermanos, Thubten Norbu (un lama de rango superior) y Gyalo Thondrup en 1951, al primero para recaudar fondos y dirigir la propaganda y al segundo para organizar la resistencia armada.
La bomba atómica india: el Buda sonriente
Desde el principio, es decir, cuando resultó evidente que la revolución china triunfaría en 1949, USA trató de convencer al Dalai Lama para que se exiliara. Pusieron a su disposición el dinero y la logística necesarios. Pero el Dalai Lama y su gobierno querían que USA mandara un ejército al Tíbet como había hecho en Corea, y la propuesta les pareció demasiado blanda (Modern War Studies, Kansas University, USA, 2002). A pesar de todo los usamericanos lograron convencer al Dalai Lama de que se exiliara en 1959, pero aún había que convencer a India para que le concediera asilo. Eisenhower le propuso un «cambalache» a Nehru: India aceptaría al Dalai Lama en su territorio a cambio de una beca a 400 ingenieros indios para que se iniciaran en la «tecnología nuclear» en USA. El trato se cerró (2). En 1974 la primera bomba A india recibió el apodo cínico de… «buda sonriente» (3).
(1) Tibet, Tibet, P. French, Albin Michel, 2005.
(2) El comandante William Corson, responsable de las negociaciones, Press Trust of India, 10/8/1999.
(3) Raj Ramanna, ex director del programa nuclear de India, 10/10/1997, Press Trust of India.


La CIA y una réplica de la “revolución naranja” en el sudeste asiático
Birmania: La “revolución de los monjes” y el “golpe democrático” estadounidense